José Raúl Capablanca, gran campeón mundial de ajedrez

“El ajedrez, como todas las demás cosas,
puede aprenderse hasta un punto y no más allá.
Todo lo demás depende de la naturaleza de la persona”
.
José Raúl Capablanca

Capablanca

Tener un deportista en modalidades de fuerza y velocidad es posible en cualquier país del mundo, pero no lo es así en el llamado deporte ciencia, el que conocemos como ajedrez. Muy orgullosamente Cuba tuvo un campeón mundial en toda regla, un hombre que sabía jugar y sacar ventaja de la debilidad de sus adversarios. Ese orgullo responde al nombre de José Raúl Capablanca, hombre nacido el 19 de noviembre de 1888 en La Habana y segundo hijo de un oficial del ejército español. El niño Capablanca aprendió a jugar ajedrez en su casa viendo como su padre lo hacía. Cuando tenía tan solo cuatro años, corrigió a su padre en una jugada.

El padre de Capablanca se dio cuenta del genio y talento de su hijo, por lo que no tardó en llevarlo al Club Central de Ajedrez de Cuba en la Habana. Allí el pequeño comenzó a jugar como cualquier adulto. Fue tanto lo que aprendió, que el niño con 11 años derrotó al campeón cubano Juan Corzo para convertirse en campeón de su país.

Lo de Capablanca era intuición en el juego, ya que nunca estudió el ajedrez, ni se dignó a tomar un libro en sus manos para estudiar jugadas y aperturas. Era un jugador natural.

En 1905 se fue a estudiar a la prestigiosa Universidad de Columbia en EE.UU., donde sin mucha dificultad derrotó al campeón de ajedrez de esta institución. Allí por primera vez Capablanca enfrentaría al gran campeón mundial Emmanuel Lasker en una simultánea, donde el monarca sería únicamente derrotado por el cubano. Realmente este autor desconoce si Lasker habría adivinado lo que le vendría en sucesivas partidas con Capablanca.

Más adelante, en 1908, el cubano recorrió los Estados Unidos y jugó decenas de partidos. En esa gira logró ganar 168, perdió 12 y empató 19 veces. Al año siguiente su víctima fue el campeón de EE.UU., Frank Marshall, al que venció con 8 ganados, uno solo perdido y 14 tablas. Era un adelanto, ya su nombre comenzaba a sonar y fue por ello invitado al torneo de San Sebastián, donde no faltó un Aron Nimzovich que se quejó por la invitación a un “inexperto” como el cubano. Este jugador judío-danés debió haberse guardado sus poco felices palabras en algún lugar profundo de su cuerpo, ya que el cubano lo derrotó como era debido y ganó el torneo

Los recorridos de Capablanca fueron posibles a partir del momento que comenzó a trabajar en la Oficina Cubana del Exterior, lo que le proporcionó los medios económicos. El cubano pudo así recorrer buena parte de Europa y enfrentarse a la crema y nata del ajedrez mundial. En los torneos que participó se enfrentó a ajedrecistas del calibre de Ossip Bernstein, Fiodor Bogartichuk, Grigori Levenfish, Yéfim Bogoljubov, el temible Alexander Alekhine y otros más.

Desde noviembre de 1911, el cubano comenzó a desafiar al campeón mundial, Lasker para un match por el título, pero el campeón sabía mucho y puso varias condiciones para ese enfrentamiento. Eran 17 condiciones en total. Una de esas fue que el campeón sería aquel que primero llegase a 6 juegos ganados en un máximo de 30 partidas. Si llegaban empatados a los 30 juegos, entonces el campeón retenía el título. La fecha era puesta por Lasker con 4 semanas de antelación. En fin, eran tantas cosas que el cubano rehusó enfrentarse a Lasker.

Capablanca continuó su ritmo victorioso, basta señalar que en torneos internacionales perdió solo una partida contra Richard Reti en el período entre  1916 a 1924. Esa partida fue toda una curiosidad que los expertos muchas veces han consultado.

Pasaron los años y Lasker seguía como monarca del orbe. No fue hasta 1920 que Capablanca volvió a retar a Lasker por el título Mundial. Lasker no deseaba jugar y por su voluntad cedía el título al cubano, pero toda la afición mundial pidió el enfretamiento, el que tuvo lugar en 1921, concretamente en la Habana, programado a 30 partidas como propuso desde un inicio Lasker. No obstante, la salud del campeón no le acompañó y después de 14 partidas, renunció al título y  Capablanca se hizo con la corona del orbe.

Capablanca enfrenta a Lasker

Capablanca enfrenta a Lasker

Existe una anécdota interesante del Gran Torneo de Moscú de 1925, donde el cubano en una simultánea, tuvo solo un empate, era un niño de 12 años, cuyo nombre era Mikhail Botvinnik. Capablanca le felicitó por el resultado y le pronosticó que llegaría a ser campeón mundial en el futuro. Todos sabemos que Botvinnik fue un as del ajedrez y reinó por buen tiempo como monarca mundial.

El título mundial del cubano se llevó a un enfrentamiento contra Alexander Alekhine en 1927, el cual ganó el ruso con resultado de 6-4 y 25 empates. Alekhine vivía entonces en Francia, a la llegada de los bolcheviques al poder había emigrado, y era conocido por ser un estudioso del ajedrez, todo lo contrario del cubano, quien no era de leer textos sobre el juego ciencia. Lo peor de todo fue que Alekhine jamás le dio la oportunidad al cubano de revancha. Uno no sabe si por miedo, si por ser él ruso y el otro cubano, vaya Ud. a saber. La realidad fue que aceptó primero a Bogoljubov como retador en 1929 y 1934, los que Alekhine ganó, y más tarde con el holandés Max Euwe, que ganó en 1935 y más tarde fuera derrotado por Alekhine.

En su carrera como ajedrecista, Capablanca solamente perdió 36 partidas de un total de 567 que disputó. Se encontraba en el Club de Ajedrez de Manhattan el 7 de marzo de 1942, donde analizaba una partida de ajedrez, donde sufrió una embolia cerebral, la que resultó fatal, ya que el gran campeón moría al día siguiente a la edad de 53 años en el hospital Monte Sinaí, donde mismo muriera su rival, el gran campeón Emanuel Lasker un año antes. Sus restos fueron trasladados a la Habana y fue sepultado con todos los honores.

Fuentes consultadas

 

Escrito por Ricardo Labrada, 24 mayo de 2017

Los Trotamundos de Harlem y Wilt Chamberlain

Un hombre puede ser un ingrediente crucial en un equipo,
pero un hombre no puede hacer un equipo
”.
Kareem Abdul-Jabbar (1947, jugador de baloncesto de la NBA)

Globy

En mi niñez tuve la oportunidad de ver algún que otro documental de los famosos Trotamundos de Harlem por la TV, equipo que ha sido siempre como una leyenda en mi mente. Este conjunto surgió en 1926 como una idea de Abe Saperstein, quien quiso ofrecer un espectáculo diferente a los aficionados del baloncesto. Hasta que punto esto sea cierto, uno no lo sabe, pues los llamados Trotters eran un equipo serio e invencible en sus inicios, no tenían realmente rival.

En su primer año de vida ganó 102 desafíos y solo perdió 6, en 1928 ganó 145 y perdió 13, y en 1929 ganó 151 y volvió a perder 13.  Los Trotamundos hacían malabares con las pelotas y tiraban desde varias distancias al aro. Fueron entonces lo supremo del baloncesto. Viajaron por el mundo, como hasta ahora lo han hecho, y su espectáculo es sensación de buenas jugadas y risa a la vez.

En sus filas militaron ases de este deporte, como fueron Wilt Chamberlain, Medowlark Lemon, “Curly” Neal, Hubert “Geese” Ausbie, Marques Haynes y “Goose” Tatum, todos ellos afroamericanos.

Trotters

Ha pasado el tiempo y, sin perder la maestría de sus jugadores, los Trotamundos son más espectáculo cómico que juego como tal, pero aún así entretiene muchísimo y no deja de gustar al público.

El pasado 15 de mayo este autor, ya mucho más viejo que aquel niño que se deleitaba viendo a ese equipo por la TV, tuvo la oportunidad de presenciar un juego del equipo actual de los Trotamundos en Alicante. Allí jugaron con un supuesto equipo de estrellas del mundo. Los de Harlem vistieron su uniforme tradicional, camiseta azul con incrustaciones en tonos anaranjados, pantalones a rayas blancos y rojos, y el balón tricolor, azul, blanco y rojo, asemejando al balón de la desaparecida ABA (American Basketball Association). La animación del espectáculo corrió a cargo del más alto del equipo, el llamado Hi-Lite, aunque para hacernos reír también está Too Tall (Demasiado Alto), que es el más pequeño de todos, y el danzarín Cheese (Queso). En esa diversión participan todos, incluido los del supuesto equipo contrario y el mismo árbitro. Los malabares se suceden, Too Tall se enfrenta usualmente a un gigante del equipo adversario, llamado Cager (término usado para los jugadores de baloncesto), y para poder encestar sus pelotas se vale del salto sobre los hombros de algunos de sus compañeros. Too Tall y sus compañeros son capaces de realizar remates (dunks) con pases y saltos increíbles.

Trotamundos a jugar

Leyendo un poco de historia de este equipo, descubro que Lemon y “Curly” Neal se hicieron famosos por ser los primeros en aventarles a los árbitros un balde de agua, mientras que “Goose” Tatum se destacó por sus malabares y ganchos al aro. Haynes fue el gran dribleador, capaz de esconder el balón. Sin embargo, paréntesis especial merece Wilton Norman “Wilt” Chamberlain, quien solo jugó un año con los Trotamundos y en 1959-60 saltó al baloncesto de la NBA con el equipo de Filadelfia, temporada en la que fue seleccionado como novato del año.

Too Tall y Cager

Too Tall y Cager. Foto del autor

Trotamundo encestado

Trotamundo encestado. Foto del autor

Chamberlain había precisamente nacido el 21 de agosto de 1936 en Filadelfia y por su juego fue considerado como el mejor hasta que un buen día Michael Jordan comenzara a destacarse como el gran baloncestista que fue. El Big Dipper (La Montaña Rusa), como le apodaban, fue miembro del todos estrellas de la NBA en siete temporadas y en cuatro de ellas se llevó el MVP.

Wilt Chamberlain

Wilt Chamberlain

Lo de Chamberlain fue siempre fenomenal, único en anotar 100 puntos en un partido (8 de diciembre de 1961) y promediar entre 40-50 puntos por juego en una temporada. Fue también líder en rebotes 11 veces, líder en tiros de campo en 9 temporadas, único que logró 30 puntos y 20 rebotes por juego en una temporada. Imagínense una especie de híbrido Michael Jordan y Dennis Rodman, puntos por un lado y rebotes por el otro.

A su retiro Chamberlain había anotado 31 419 puntos en 1045 partidos, récord en la NBA al momento de su retiro en 1973, el cual fuera posteriormente roto por varias estrellas del baloncesto, entre ellas Kareem Abdul-Jabbar, Karl Malone, Michael Jordan y Kobe Bryant. Chamberlain anotó 50 o más puntos en 118 juegos, 45 de ellos en la temporada de 1961-62. Ostenta record de 23 924 rebotes en su carrera.

Su juego fue tal que obligó a la NBA a adoptar algunas medidas dentro del juego, como fueron los tres segundos en la zona, la imposibilidad de jugar por encima del aro para así impedir los dunks de Chamberlain, y el lanzamiento del tiro libre contra el tablero.

En 1978 fue electo al Salón de la Fama de la NBA, y el número 13 que siempre llevó Chamberlain en sus uniformes fue retirado de tres equipos de la NBA, donde jugó, en este caso Golden State Warriors, Los Ángeles Lakers y los Filadelfia 76ers.

Chamberlain también tuvo tiempo de dedicarle al cine. Actuó en el filme de aventura “Conan, el destructor (1984)” del director Richard Fleischer y protagonizado por Arnold Schwarzenegger, y luego fue actor no acreditado en el drama deportivo “Un domingo cualquiera (1999)” de Oliver Stone. Igualmente escribió dos guiones y fue productor de una película.

El gran campeón murió el 12 de octubre de 1999 en Los Ángeles.

Fuentes consultadas

 

Escrito por Ricardo Labrada, 23 mayo de 2017

Grandes ajedrecistas judíos

ajedrez

Cuando veas una buena jugada, trata de encontrar otra mejor.”
Emmanuel Lasker

El tema es recurrente, pero en realidad llama la atención que el equipo soviético a los grandes eventos mundiales de este deporte intelectual, estaba formado en un 80% como mínimo por ajedrecistas judíos. Luego si uno detallaba los jugadores de otros equipos, el caso de Estados Unidos y de Argentina, nuevamente se veía que varios judíos integraban esos conjuntos.

Al parecer existe alguna conexión entre este deporte y el judaísmo. Según algunas fuentes, el investigador Víctor Keats, coincidiendo con el máximo exégeta, Rashi (siglo XI), afirma que la mención talmúdica del nardeshir (Ketuvot 61b) se refiere al ajedrez. No obstante, esto no parece cierto, pues el Talmud se cerró en el siglo V, y el padre de la bibliografía judía, Moritz Stenschneider, es de la opinión que el primero en proponer este juego fue el hijo del rabino Saúl de Taberistán en el siglo IX. Si es evidente que ya en el siglo XII Abraham Ibn Ezra redacta el reglamento de ajedrez existente más antiguo que se conoce, bajo el título de Haruzim.

samuel-herman-reshevsky

Samuel Herman Reshevski, oriundo de Polonia, miembro de varios equipos estadounidenses de ajedrez

Sea como sea, tal parece que los judíos en el mundo han aprendido o aprenden a jugar ajedrez desde temprana edad, lo cual les permite llegar a planos estelares en plena juventud.

El primer campeón del mundo en ajedrez fue Wilhelm Steinitz, quien naciera en Praga el 14 de mayo de 1836, y que se coronó monarca en este deporte en 1886, trono que mantuvo hasta 1894. Stenitiz emigró a EE.UU. en 1883 y allí se convirtió en comentarista de ajedrez para el New York Tribune.

wilhelm-steinitz

Wilhelm Steinitz

Otro destacado fue Emanuel Lasker, hijo de Hazán (hombre que guía los cantos en la sinagoga) y nieto de rabino, nació en Berlinchen (provincia prusiana de Brandenburgo), Alemania el 24 de diciembre de 1868. Fue hombre de estudios, que combinó el ajedrez con la filosofía y las matemáticas. Su juego tuvo un rápido desarrollo y en 1894 le arrebató la corona mundial a Steinitz. Lasker reinó durante 27 años. En 1907 defendió su título contra Marshall, sin perder un partido, en 1908 derrotó a su odiado rival Tarrasch.  En 1910 Schlechter fue derrotado por escaso margen e igual suerte corrió para Janawski. Fue entonces que el cubano José Raúl Capablanca lo retó, pero Lasker puso muchas condiciones que el cubano no aceptó. No fue hasta 1921 que se sentó frente a frente al cubano y fue entonces que terminó su reinado. No obstante, hay que reconocer que fue uno de los grandes ajedrecistas de todos los tiempos.

emmanuel-lasker

Emmanuel Lasker

Otro dotado fue Mikhail Moiséyevich Botvinnik, hombre nacido en Leningrado el 17 de agosto de 1911, el cual ya en 1925 logró ganarle a Capablanca en una simultánea del cubano contra varios jugadores.  Botvinnik logró ganar seis campeonatos de la Unión Soviética y se coronó campeón por primera vez en La Haya (1948), título que defendió exitosamente en 1951 y 1954. En 1957 fue derrotado por su compatriota judío-moscovita Vasili Smyslov, pero Botvinnik volvió a recuperar el título. En 1960 fue derrotado por el judío-letón Mikhail Tahl, e igualmente recuperó el título. En 1964 fue derrotado por el armenio Tigrán Petrosián, y fue hasta ahí que duró el reinado de Botvinnik. Posteriormente se dedicó a enseñar en este deporte y entre sus discípulos tuvo grandes ajedrecistas como Anatoly Karpov, Garry Kasparov y Vladimir Kramnik.

mikhail-moiseyevich-botvinnik

Mikhail Moiséyevich Botvinnik

Vasili Vasílievich Smyslov, nacido en Moscú el 24 de marzo de 1921, fue, como ya se dijo, campeón mundial. A pesar de ser posteriormente derrotado por su eterno rival, Botvinnik, según él mismo lo definiera, se mantuvo por largo tiempo en este deporte, al extremo que en 1984 le disputó el título al joven Garry Kasparov, donde cayó derrotado.

vasili-vasilievich-smyslov

Vasili Vasilievich Smyslov

Mikhail Nejémievich Tahl, nacido el 9 de noviembre de 1936 en Riga, Letonia, fue otro grande del deporte ciencia. En 1954 logró el segundo puesto de ajedrez en Letonia y a la vez lograba el título de Maestro de la URSS. Luego tuvo otros triunfos en la arena internacional hasta que se enfrentó a Botvinnik en 1960, duelo en el que salió victorioso y se convirtió en el campeón mundial de ajedrez más joven de todos los tiempos. El mago de Riga perdió el título con el mismo Botvinnik en 1961, nunca más llegó a coronarse campeón, pero si mantuvo rachas impresionantes de victorias, llegó a vencer 83 veces consecutivamente en el período de 1972-1973.

mikhail-nejemievich-tahl

Mikhail Nejémievich Tahl

Borís Vasílievich Spasski, nacido el 30 de enero de 1937 en Leningrado, logró el título de campeón mundial en 1969 al derrotar a su compatriota Tigrán Petrosián. Ganarle al armenio fue toda una hazaña, ya que era un jugador muy dotado y rival nada fácil. El problema de Spasski fue el de tener que defender su título ante el superdotado Robert James Fischer, hombre que se había preparado para este duelo y que realizó jugadas realmente impresionantes que dejaron a Spasski fuera de sí. El norteamericano ganó con resultado de 12.5 a 8.5. Spasski más tarde se fue a residir a Francia, se hizo ciudadano de este país en 1984. Previamente, en 1974, había sido eliminado por el futuro campeón del mundo, Anatoli Karpov, y en 1978 caía igualmente vencido por Víctor Korchnoi. En 1992 volvió a enfrentarse a Fischer en Montenegro, donde nuevamente fue derrotado.

boris-vasilievich-spasski

Borís Vasílievich Spasski

Otro jugador de origen judío y uno de los mejores de todos los tiempos fue el ya mencionado Bobby Fischer, nacido el 9 de marzo de 1943 en Chicago, hombre que renegaba de todo lo que pareciera judío. En su familia, su padre era alemán y su madre judía, pero a ésta última él la llamaba zorra. Para demostrar que no era judío, decía que no le habían hecho la circuncisión. Tan complicado era este ajedrecista en su vida personal, que tuvo arranques deplorables, como casi alegrarse de la muerte de sus compatriotas en el ataque miserable del 11 de setiembre de 2001 en Nueva York. En materia de ajedrez,  Fischer comenzó a ganar campeonatos nacionales en su país a partir de los 14 años de edad, en total ganó ocho campeonatos nacionales, y a la edad de 15 años ya era Gran Maestro y el más joven retador del campeón mundial.  En 1972 logró vencer a todos los adversarios para retar a Boris Spasski y, como ya se indicó, logró la corona de manera convincente. Luego comenzó a discrepar con la Federación Internacional, y en 1975 no defendió el título, por lo cual tuvo que retirarse y dejar la corona vacante. En 1992 volvió a jugar contra Spasski, donde estaba en juego una bolsa de 5 millones de dólares. Al final hubo una orden de detención dictada desde su país, Fischer renunció a su ciudadanía, al final adoptó la ciudadanía islandesa.

 robert-james-fischerRobert James Fischer

Otro genio fue Garry Kasparov, quien nació el 13 de abril de 1963 en Baku, Azerbaiyán. Su nombre real es Garri Kímovich Veinshtéin, hijo de madre armenia Clara Shaguénovna Kasparián y padre ruso-judío Kimo Moiséyevich Veinshtéin. El niño Kasparov comenzó a practicar ajedrez a la edad de 7 años. En 1976 logró el título juvenil de la URSS en campeonato efectuado en Tbilisi, capital de Georgia, título que repitió al año siguiente.  Su carrera iba en rápido ascenso y en 1981 se convirtió en campeón mundial juvenil en Dortmund, Alemania. En 1982 logró el título de Gran Maestro e integró el equipo de la URSS, como suplente, al campeonato mundial en Malta. En 1984 se enfrentó al campeón mundial, Anatoly Karpov, en un prolongado enfrentamiento, que terminó 5-3 a favor de Karpov. A decir verdad, fue el presidente de la FIDE el que decidió dar por terminado ese duelo. En 1985 se volvió a efectuar un nuevo encuentro de ambos jugadores en Moscú, 24 partidas, el primero que llegara a 12.5 sería el campeón. Esta vez Kasparov se llevó la victoria 13-11. Kasparov así se convertía en el campeón mundial más joven de todos los tiempos, 22 años de edad. Al año siguiente vino la revancha y volvió a salir vencedor.  Sin llegar a ser un Fischer, Kasparov tenía su forma de pensar y en 1993 rompió con la FIDE y creó su propia federación. Eso le despojó de su título, pero la mayoría consideraba que como él no había otro igual, pero en 2000 se enfrentó a Vladímir Borísovich Krámnik, con quien perdió el título.

garry-kimovich-kasparov

Garry Kimovich Kasparov

Ha habido otros grandes ajedrecistas de origen judío, entre los más destacados están:

Akiba Kiwelowicz Rubinstein, nacido el 1 de diciembre de 1880 en Stawiski, Polonia, fue un hombre que inicialmente pensó en convertirse en rabino, pero sus dotes en el ajedrez le hicieron cambiar de rumbo. Entre 1907 y 1912 ganó varios eventos internacionales, aunque en ellos no participaron ajedrecistas como Lasker o Capablanca. Realmente sus registros en esa época superaban bien a los del campeón mundial, Emmanuel Lasker.

Savielly Grigorievich Tartakower nació el 21 de febrero de 1887 en Rostov entonces Polonia y bajo el dominio zarista. Sus padres eran judíos y él no hablaba polaco sino ruso y yidish, así y todo, fue bautizado como católico. En su adolescencia se trasladó a Suiza y en 1904 a Viena, donde inició estudios de leyes. Fue en la capital austriaca donde se inició en el ajedrez y alcanzó alto nivel en distintos torneos. Tartakower concluyó estudios, traducía poemas del ruso al alemán y escribía guiones para películas.

Gyula Breyer, nacido el 3 de abril de 1893 en Budapest, hombre que fuera campeón en su país por espacio de 18 años. Igualmente ganó otros eventos internacionales. Se destacó de sobremanera en simultáneas. Murió a los 27 años debido a un ataque cardiaco.

Mojsze Mendel Najdorf, más conocido mundialmente como Miguel Najdorf, era nacido el 15 de abril de 1910 en Varsovia, jugaba ajedrez desde que tenía 14 años y a los 20 lograba el título de Maestro Internacional. En 1936 integró el equipo polaco a las Olimpiadas del deporte ciencia en Munich, membresía que repitió en 1939 a igual evento en Argentina. El estallido de la II Guerra Mundial y su condición de judío le aconsejaron permanecer en Argentina, pero dejaba toda su familia atrás, la que finalmente pereció en los campos de concentración. Najdorf perdió a su esposa, su hija de 3 años y a sus padres. Su carrera como ajedrecista la desarrolló a la par de sus operaciones en pólizas de seguro. Fue un ajedrecista muy destacado en simultáneas y fue quien desarrolló la llamada defensa siciliana.

savielly-grigorievich-tartakower-akiba-kiwelowicz-rubinstein-gyula-breyer-y-mojsze-mendel-najdorf

Savielly Grigorievich Tartakower, Akiba Kiwelowicz Rubinstein, Gyula Breyer y Mojsze Mendel Najdorf

Samuel Herman Reshevsky, era nacido el 26 de noviembre de 1911 en Polonia. Luego su familia emigró a EE.UU., donde se convirtió en uno de los grandes maestros norteamericanos. Fue parte varias veces del equipo norteamericano a eventos internacionales de ajedrez, y siete veces fue campeón de su país.

Isaac Yefremovich Boleslavsky, nacido el 9 de junio de 1919 en Zolotonosha, Ucrania, quien fuera un ajedrecista sobresaliente y escritor de libros sobre este deporte. En 1936 fue campeón juvenil en la URSS y en 1938 se coronó campeón de Ucrania, reinado que mantuvo por tres ocasiones. Boleslavski se graduó de filólogo y fue parte de equipos soviéticos a eventos internacionales.

Julio Bolbochán, nacido el 20 de marzo de 1920 en Buenos Aires, fue un destacado maestro internacional de ajedrez. Su hermano menor, Jacobo, fue también Maestro Internacional de este deporte.

isaac-yefremovich-boleslavsky-julio-bolbochan-david-ionovich-bronstein-y-leonid-zakharovich-stein

Isaac Yefremovich Boleslavsky, Julio Bolbochán, David Iónovich Bronstein y Leonid Zakharovich Stein

David Iónovich Bronstein, nacido el 19 de febrero de 1924 en Bila Tserkva, Ucrania, fue un notable Gran Maestro, que ganó los Campeonatos de la URSS de 1948  y 1949, igualmente triunfó en seis campeonatos de Moscú, fue miembro del equipo de la URSS a las Olimpiadas de Ajedrez de 1952, 1954, 1956 y 1958, donde obtuvo medallas. En 1951 fue derrotado por Botvinnik en opción al campeonato del mundo.

Leonid Zakharovich Stein, nacido el 12 de noviembre de 1934 en Kamenets-Podolsky, Ucrania, destacado como ajedrecista en el ejército de su país, donde logró los campeonatos en 1955 y 1956, luego compitió en el campeonato de la URSS en 1959 y se convirtió en campeón de Ucrania en 1962 y un año después se coronó campeón de la URSS. En 1965 y 1966 repitió el título en la URSS. A la vez ganó y se destacó en varios eventos internacionales de este deporte.

julio-argentino-kaplan-pera-y-victor-lvovich-korchnoi

Julio Argentino Kaplán Pera y Víctor Lvóvich Korchnói

Julio Argentino Kaplan Pera es un ajedrecista nacido el 25 de julio de 1950 en Argentina, luego asentado en Puerto Rico, país al cual llegó en 1964. Kaplan llegó a ser campeón mundial juvenil en Jerusalén (1967), y luego se dedicó a elaborar programas de ajedrez computarizados.

Víctor Lvóvich Korchnói, nacido el 23 de marzo de 1931 en Leningrado e hijo de madre judía pianista y padre polaco católico e ingeniero, ha sido un jugador fuera de serie, pero nunca pudo ganar el título mundial  Llegó a ser campeón juvenil en la URSS en 1947 y obtuvo el título de Gran Maestro en 1950. En 1976 abandonó la URSS estando en Holanda y se nacionalizó en Suiza en 1994, donde ahora funge como escritor. Korchnoi llegó a enfrentarse tres veces con Anatoli Karpov. En 1974 perdió, y nuevamente se vieron las caras en 1978 y 1981, donde Karpov resultó triunfador. Korchnoi fue candidato al título supremo en 10 ocasiones desde 1962 a 1991. Previamente en la URSS, fue campeón nacional cuatro veces e integró el equipo soviético cinco veces.

Dentro de las damas judías, los aplausos son para Judit Polgar, nacida el 23 de julio de 1976 en Hungría, Gran Maestra en 1991, vencedora en los Campeonatos de Hungría (1991), Hastings (1992-1993), Torneo Mundial de Madrid (1994), en Stornowsky (1995) y Medalla de Oro en la Olimpiada de Novi Sad, Yugoslavia). Judit se retiró de este deporte en 2014.

judit-polgar

Judit Polgar

Hay otros dos jugadores, cuyos apellidos sugieren ser de descendencia judía. Uno fue el destacadísimo Aaron Nimzowitch, quien nació el 6 de Noviembre de 1886 en Riga, Letonia. Se dice que su padre era un mercader, pero nada de sus raíces judías. Aaron comenzó a despuntar como ajedrecista cuando tenía 17 años y participó en eventos donde jugaba la crema y nata del ajedrez mundial. Durante varias décadas en el siglo XX se ubicó entre los primeros lugares de distintos eventos internacionales de ajedrez.

El otro es Alexander Valeryevich Khalifman, nacido el 18 de enero de 1966 en Leningrado, y de quién se afirma tiene igualmente raíces judías. Realmente su apellido lo sugiere fuertemente. Khalifman fue campéon juvenile en la URSS en 1982, luego ganó el sub-20 europeo de Groningen en 1985, los campeonatos nacionales en Moscú en 1985 y 1987, luego alcanzó el título de Gran Maestro en 1990, y ganó otros torneos  más hasta el año 2000, aunque previamente se convertía en campeón mundial en 1999, título que mantuvo hasta el siguiente año.  Actualmente Khalifman es el entrenador del equipo de ajedrez de Azerbaiyán y posee su propia escuela para enseñar el deporte ciencia.

aaron-nimzowitch-y-alexander-valeryevich-khalifman

Aaron Nimzowitch y Alexander Valeryevich Khalifman

Pueden haber más ajedrecistas destacados judíos, no lo dudo, si Ud. conoce alguno, nos lo puede hacer saber con su útil comentario.

Fuentes consultadas

Anon. 10 mejores ajedrecistas de la historia. Listas top 10-topdiex. http://topdiex.blogspot.com.es/2009/09/10-mejores-ajedrecistas-de-la-historia.html

Maass Gustavo. 2012. Biografías de campeones mundiales. Maassajedrez.com, 10 de octubre. http://maassajedrez.blogspot.com.es/2012/10/biografias-de-campeones-mundiales.html

Moskovicz Julio. 2015. El ajedrez y los judíos. Monografías.com. http://www.monografias.coampm/trabajos107/ajedrez-y-judios/ajedrez-y-judios.shtml

Nullvalle. 1992. Un desquite a los 20 años. El Tiempo, 23 agosto. http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-185087

Perednik Gustavo. 2010. Los judíos y el ajedrez. Tarbut Sefarad. http://www.tarbutsefarad.com/tribuna/3589-los-judios-y-el-ajedrez.html

 

Escrito por Ricardo Labrada, 18 diciembre de 2016

 

Recuerdos de Olimpiadas anteriores, mis grandes héroes

“Ganar limpiamente, como es debido
y siguiendo las reglas, pero ganar”.
Vince Lombardi (1913-1970)
Entrenador estadounidense de fútbol americano

Viendo las actuales olimpiadas de 2016 en Brasil, uno rememora muchas hazañas vistas  en eventos anteriores e igualmente a los héroes de las mismas. No es mi intención hablar de todos los campeones, eso es imposible, aparte que no se pueden seguir todos los deportes ni tampoco todos son de mi predilección. La natación, al atletismo, boxeo y levantamiento de pesas serán los deportes de los que hablaré. Algunos campeones no fueron vistos en olimpiadas pero si en filmes, sobre todo aquellos que se convirtieron en protagonistas de filmes de aventuras o acción, pero de tanta su fama, no se puede abstener de escribir.

Por lo anteriormente expuesto, el primer héroe que recuerdo y es por sus películas, es  Johnny “Tarzan” Weissmuller, quien ganó medalla de oro en 100 m estilo libre en las Olimpiadas de París en 1924. También logró medalla de oro en los 400 metros estilo libre y en relevos 4×200 m estilo libre, y se hizo de la medalla de bronce con el equipo de polo acuático de EE.UU. En los juegos olímpicos de Ámsterdam (1928), volvió a ganar dos medallas de oro. De hecho Tarzan nunca perdió una competencia de natación en su carrera. En las películas que protagonizó se podía ver su estilo de natación y la fuerza con que lo hacía.

Décadas después apareció Mark “El Tiburón” Spitz, nadador que logró siete medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Múnich 1972, y en cada una de sus especialidades rompió record.  Previamente en los Olímpicos de México (1968) había logrado 2 medallas de oro, 1 de plata y 1 de bronce.  Los récords en Munich fueron en  100 m estilo libre: 51.22, 200 m estilo libre: 1:52.78, 100 m estilo mariposa: 54.27, 200 m estilo mariposa: 2:00.70 (1972, y los relevos: 4×100 m estilo libre: 3:26.43, 4×200 m estilo libre: 7:35.78, y 4×100 m medley: 3:48.16. Spitz fue noticia en esas olimpiadas, todo el mundo tenía que hacer con el gran campeón.

Cuatro astros de la natación olímpica y norteamericana, Johnny Weissmuller, Mark Spitz, Matt Biondi y Michael Phelps

Cuatro astros de la natación olímpica y norteamericana, Johnny Weissmuller, Mark Spitz, Matt Biondi y Michael Phelps

 Matt Biondi, especialista en 50 y 100 m libres y mariposa, ganó 11 medallas, 8 de oro en las olimpiadas de Los Ángeles (1984), Seul (1988) y Barcelona (1992). Debutó en Los Ángeles con sólo 19 años. En Seúl rompió los récords mundiales de 50 m libres, y de los tres relevos, 4×100 libres, 4×200 libres y 4×100 estilos. Biondi fue un émulo de Spitz, le conocí más por noticias que leía cuando viajaba fuera de Cuba, ya que el país no participó ni en Los Ángeles ni en Seul.

El australiano Ian Thorpe ganó cinco medallas de oro en natación en los juegos de Sydney (2000), pero a decir verdad nunca tuvo la cobertura de popularidad de Spitz y Biondi.

Ian Thorpe

Ian Thorpe

De siempre se ha hablado de Jesse Owens, todo un destacado corredor afroamericano, el cual tuvo el mérito de ganar medallas de oro en 100, 200, salto largo y el relevo 4 x 100 m en las olimpiadas de Berlín (1936). Owens ganó esas medallas en las mismas narices de toda la jauría nazi y homofóbica que gobernaba Alemania en ese momento. Ya existe una película que le rinde debido homenaje al gran corredor.

Carl Lewis, siguiendo el ejemplo de Owens, ganó cuatro de oro en las Olimpiadas de Los Ángeles (1984). En las Olimpiadas de Seul (1988) repitió su medalla de oro en salto largo, primer atleta en conseguirlo, ganó en 100 m después de la descalificación del canadiense Ben Johnson por dopaje, se llevó la plata en 200 m y la posta de 4 x100 fue descalificada por mal pase del batón. En Barcelona (1992) logró otra medalla de oro en salto largo, y logró oro también en el relevo de 4 x 100 m. Lewis continuó su carrera y compitió en Atlanta (1996), donde por cuarta vez consecutiva lograba el oro en el salto largo. Esta vez por razones que nadie comprende Lewis no fue parte del relevo ni compitió en la velocidad.

Jesse Owens y Carl Lewis

Jesse Owens y Carl Lewis

Realmente los registros del jamaicano Usain Bolt son ya historia y van dejando atrás a los muchos alcanzados por varios atletas norteamericanos. El Olimpiadas, Bolt se estrenó en Pekin (2008), donde se llevó 3 de oro en 100 m (9:69), 200 m (19:30), y relevo 4 x 100 m (37:10).  El carismatico corredor volvió a repetir la historia en Londres (2012), ganó los 100 con 9:63, luego los 200 m y finalmente el 4 x 100 m, donde estableció un nuevo récord mundial con registro de 36,84. Bolt es recordista de 100 m con registro de 9:58 impuesto el 16 de agosto de 2009 en Berlín. Personalmente espero que repita sus hazañas en la Olimpiadas de Brasil.

Usain Bolt, el gran campeón

Usain Bolt, el gran campeón

Como cubano estoy obligado a recordar y con mucho afecto las carreras de nuestros buenos velocistas, los que ahora ya parecen desaparecidos. Recuerdo que en Roma (1960) el joven Enrique Figarola había logrado un cuarto lugar en los 100 m. Posteriormente el oriental se preparó cuanto pudo y se presentó en Tokio (1964), todos esperábamos su victoria, pero no fue así. El gigante afroestadounidense Bob Hayes se llevó la de oro con un 10 flash que dejó a todos atónitos. El Figaro llegó segundo 10:02 y superando en la meta final al canadiense Harry Jerome. Pensamos que en México (1968) podía producirse la sorpresa, Cuba llevaba tres buenos corredores, Figarola, Pablo Montes y Hermes Ramírez, pero nuevamente otro afroestadounidense, Jim Hines, se llevaba el oro con un impresionante 9:95. Pablo Montes había quedado cuarto en esa final. La satisfacción llegó cuando el relevo cubano 4 x 100 m (Hermes Ramírez, Juan Morales, Pablo Montes y Figarola)  clasificó e implantó record para esa especialidad, pero en la final el récord fue roto por los estadounidenses y los cubanos tendrían que conformarse con la plata.

Relevo 4 x 100 m de Cuba en México 1968, Enrique Figarola, Pablo Montes, Juan Morales y Hermes Ramírez

Relevo 4 x 100 m de Cuba en México 1968, Enrique Figarola, Pablo Montes, Juan Morales y Hermes Ramírez

Para Munich (1972) Pablo Montes era la esperanza, pero no sucedió nada halagador. Vino Montreal (1976) y ya entonces un joven cienfueguero, Silvio Leonard se pintaba para entrar en medallas en 100 m. No pudo ser de nuevo, Leonard salío seriamente lesionado en un pie por una bronca de dos otros atletas cubanos en la Villa Olímpica. El propio Pablo Montes me contó cómo lloraba Leonard al no poder competir. Siempre pensando que será la próxima vez, llegó Moscú (1980), Leonard se pintaba para el oro, cosas de la vida, el británico Alan Wells derrotaba al cubano en la final. Se pensó en la posibilidad de los 200 m en este evento, pero surgió un inmenso Pietro Mennea, el que estableció récord mundial con registro de 19.72 y echaba por tierra el impuesto en México (1968) por Tommie Smith. El récord del italiano duró 16 años y fue roto por Michael Johnson en las Olimpiadas de Atlanta (1996). Volviendo a la carrera de los 200 m en Moscú (1980), Leonard no pudo lograr en esta modalidad.

Silvio Leonard

Silvio Leonard

Emil Zatopek fue un corredor de fondo muy destacado, sonaba mucho en su época. El atleta checo obtuvo la medalla de oro en 10 000 m y la de plata en 5 000 en los Juegos Olímpicos de Londres (1948). Cuatro años después en Helsinki (1952) logró tres medallas de oro en el plazo de una semana, en las distancias de  5000 m, 10000 m y en el maratón. También participó en la carrera de maratón en los juegos de Melbourne (1956), donde quedó como sexto.

Emil Zatopek

Emil Zatopek

En atletismo hay que destacar ante todo al etíopes Abebe Bikila, hombre que ganó la carrera de maratón en Roma (1960), lo hizo descalzo entonces, y volvió a repetir en la de Tokio, y eso que seis semanas antes había sido operado de apendicitis.

Abebe Bikila triunfa en Tokio (1964)

Abebe Bikila triunfa en Tokio (1964)

El afroamericano Tommie Smith es más recordado por su saludo con el puño alzado y con un guante negro en la ceremonia de premiación de los ganadores de la carrera de los 200 m en las Olimpiadas de México (1968). Sin embargo, fue el primer corredor en bajar la marca de los 20 segundos en esa distancia en Olimpiadas.  Lo interesante es que Avery Brundage quiso sancionar a Smith y a su compañero, John Carlos, por el saludo que habían hecho en la premiación, pero Brundage no dijo nada cuando el saludo nazi durante las olimpiadas en Berlín (1936), incluso permitió que a dos judíos norteamericanos se les prohibiera correr en el relevo de 4 x 100.

Tommie Smith y John Carlos en la premiación de los 200 m en M

Tommie Smith y John Carlos en la premiación de los 200 m en México (1968)

El cubano Alberto Juantorena logró medallas de oro en 800 m y luego en la final de los 400 de las olimpiadas de Montreal (1976), convirtiéndose en el primer corredor que lograba ganar en una distancia de velocidad y otra de semifondo en juegos olímpicos. En la carrera de 800 m Juantorena estableció récord mundial para ese entonces.  Verdaderamente aquella fue una carrera que conmovió a toda Cuba, ni que hablar cuando venció a los ases norteamericanos en los 400 m.

Alberto Juantorena campeón olímpico (Montreal 1976) en 400 y 800 m

Alberto Juantorena campeón olímpico (Montreal 1976) en 400 y 800 m

En esas olimpiadas el cubano Alejandro Casañas logró la medalla de plata en la difícil prueba de los 110 m con vallas. Nunca iba como favorito y en Montreal cedió por 3 centésimas al vencedor francés, Guy Drut. Para las de Moscú por el contrario, Casañas iba como favorito y en la final cedió por solo una centésima ante el alemán Thomas Munkelt. Vi varias veces esas finales y realmente el cubano tenía una técnica muy depurada. Me asombró ver su omisión en los 100 mejores atletas cubanos del siglo XX, las razones de la exclusión no eran deportivas.

Alejandro Casañas subcampeón olímpico Montreal 1976

Alejandro Casañas subcampeón olímpico en Montreal 1976 y Moscú 1980

Casañas realmente estableció una tradición que se mantiene hasta nuestros días en la inclusión de medallistas cubanos en esta especialidad. En Sidney (2000) Anier García se hizo del oro al parar los relojes en 13:00, mientras que el guantanamero Dayron Robles se llevaba el oro en la cita de Beijing (2008) con registro de 12:93. El equipo de atletismo de España compite con un vallista cubano, Orlando Ortega, y que podría ganar medalla en esta especialidad.

Campeones olímpicos cubanos en 100 m c vallas, Anier García y Dayron Robles

Campeones olímpicos cubanos en 100 m c/vallas, Anier García y Dayron Robles

Cuando era estudiante pude conocer personalmente a la gran gimnasta Laritsa Latynina, mujer muy alta, persona modesta, era todo un honor poderle estrechar su mano, ocurrió en 1964.  Laritsa es nacida en Jersón, Ucrania, en 1934, y ha sido la mujer con más medallas en la  historia olímpica, con nueve de oro, cinco de plata y cuatro de bronce en gimnasia artística. Laritsa es sólo superada por el actual nadador norteamericano Michael Phelps en cuanto a títulos olímpicos se refiere. Laritsa era la perfección en cada uno de las modalidades en que compitió. Tuve la suerte de ver muchos videos de sus competencias y realmente era una atleta impresionante.

Las grandes gimnastas, Laritzza Latynina y Nadia Comaneci

Las grandes gimnastas, Laritza Latynina y Nadia Comaneci

La rumana Nadia Comaneci ha sido la campeona siempre recordada de la gimnasia. Con sólo 14 años, el 18 de julio de 1976, en los Juegos Olímpicos de Montreal, la rumana Nadia Comăneci, a la edad de 14 años, consiguió la calificación de 10, que nadie antes había obtenido. Nadia era una virtuosa de las barras. En esas competencias logró tres de oro, una de planta y otra de bronce, además de alcanzar siete veces la puntuación de diez en las modalidades que compitió.  Fue igualmente la primera mujer en lograr el doble mortal en las asimétricas. En Moscú (1980) se llevó una de oro y otra de plata por equipo, ya no era la niña de Montreal y tuvo que competir con dolores en la ciática en esos juegos. No obstante, en Montreal (1976) ella fue la reina de la perfección y del deporte.

Yuri Vlasov puede haber pasado a la historia de la halterofilia como el atleta más destacado de todos los tiempos. Vlasov era nacido en Makiivka, Ucrania, en 1935, ya llevaba una década ganando títulos mundiales y regionales cuando en las olimpiadas de Roma sorprendió venciendo a los favoritos norteamericanos.  En Tokio (1964) Vlasov perdió su título a manos de su coterráneo, también ucraniano, Leonid Zhabotinsky, hombre que también conocí de cerca y que era una persona muy excéntrica en todo, pero que tenía muchos simpatizantes siempre a su alrededor. El Zhabo falló en su segundo intento del peso que le correspondía, el que ya Vlasov había alzado. Zhabo fue a congratular a su compañero de equipo, quien no lo pensó dos veces y atacó el récord del mundo (217,5 kg), todo eso pensando que Zhabo no podría con la marca anterior que no había levantado. El resultado fue nefasto para Vlasov, ya que Zhabo llegó a alzar el peso de 217.5 kg y se coronó campeón en esa modalidad. Vlasov en sus memorias ha contado todo cómo sucedió y lo ha hecho con sentimiento y frustración.

Dos grandes de la halterofilia, Yuri Vlasov y Leonid Zhabotinsky

Dos grandes de la halterofilia, Yuri Vlasov y Leonid Zhabotinsky

Tenía compañeros húngaros de estudio, los que se pasaban la vida hablando del gran Papp Laszlo, hombre que había ganado medallas de oro en tres olimpiadas consecutivamente, Londres (1948), Helsinki (1952) y Melbourne (1956). Yo les decía que ya llegaríamos a tener hombres con iguales méritos que Papp, buenos boxeadores cubanos han siempre existido. Teófilo Stevenson no me hizo quedar mal, a fuerza de puños logró tres títulos en Munich (1972), Montreal (1976) y Moscú (1980). De haber competido Cuba en Los Ángeles (1984) no dudo que se habría podido llevar la medalla de oro. Años después el guantanamero Félix Savón se llevaría también 3 de oro en olimpiadas, Barcelona (1992), Atlanta (1996) y Sydney (2000). Así que no fue uno sino dos los que complacieron mis deseos.

Tricampeones olímpicos de boxeo, Papp Laszlo, Teófilo Stevenson y Félix Savón

Tricampeones olímpicos de boxeo, Papp Laszlo, Teófilo Stevenson y Félix Savón

Sin embargo, tengo que admitir que el boxeador que más me ha impresionado en olimpiadas fue el norteamericano Ray “Sugar” Leonard, el que le puso un saco de guantes en el rostro a mi coterráneo Andrés Aldama en las olimpiadas de Montreal (1976). Leonard dominó ese combate como quiso y fue dueño absoluto de la situación durante toda la pelea. Aldama fue un boxeador muy técnico pero muy inferior a la velocidad de manos de Leonard.

Ray Sugar Leonard

Ray “Sugar” Leonard

El mejor equipo de baloncesto que se haya visto en olimpiadas es sin dudas el llamado Dream Team norteamericano, que participó en las Olimpiadas de Barcelona (1992). A partir de entonces EE.UU. ha podido asistir con escuadras potentes que han podido vencer en olimpiadas posteriores, a excepción de Atenas (2004) cuando Argentina venció a Italia en la final de ese evento. No obstante, mi recuerdo es para el gigante lituano Arvydas Sabonis, un hombre que integró varias selecciones soviéticas, y que una de ellas se alzó sin objección con el oro en Seul (1988). Sabonis era la fuerza en la cancha, capaz de poner la bola en la cesta desde la distancia e imponente en la defensa. Si Sabonis hubiera jugado a temprana edad en la NBA no dudo que habría sido considerado una de las estrellas de todos los tiempos, pero su llegada fue tardía. Así y todo, Sabonis supo llevar al equipo de su país, Lituania, al podio olímpico en dos olimpiadas consecutivamente, Barcelona (1992) y Atlanta (1993), donde consiguieron las medallas de bronce.

US dream team en baloncesto, Barcelona 1992

El dream team de EE.UU. en baloncesto, Barcelona (1992)

Arvydas Sabonis

Arvydas Sabonis

Así que siempre que haya olimpiadas, a ellos les recordaré, aunque creo justo incluir en esa lista al gran Michael Phelps en natación, el hombre que más títulos olímpicos ha conquistado en el orbe.

Escrito por Esteban Romero, 11 agosto de 2016

 

 

 

La lucha libre en Cuba, el Chiclayano y la Amenaza Roja

“Para ser hombre, Ud. tiene que vencer a otro hombre”

Ric Flair, luchador

En Cuba la lucha libre cogió impulso con la llegada de la televisión a inicios de la década de los 50. Todos los viernes, en la noche, la TV cubana de entonces trasmitía carteleras de este deporte-entretenimiento. Fue así que algunas figuras se convirtieron en héroes y antihéroes de niños y grandes. Si bien es cierto que en 1950 no eran muy abundantes los aparatos de TV, sobre todo en el interior del país, ya en la capital había unos cuantos miles y muchos de los propietarios de estos compartían con vecinos, amigos y parientes, algunos programas que se hicieron rápidamente populares. Ese fue el caso de la lucha libre, que deleitaba a los cubanos, aunque la mayoría sabía que esos combates eran pala.

Pala o no, la lucha era uno de los programas que más gustaba, y su héroe primero fue un peruano de nombre Gustavo Seclen Menchola, pero que en el mundo y Cuba se hizo famoso como el Chiclayano, ya que Gustavo había nacido en 1920 en Chiclayo, Perú. Este fue nuestro héroe y de gran parte de la afición a este deporte, que viniera a Cuba gracias a un amigo luchador, El Zorro Italiano, quien le consiguió un contrato. El Chiclayano se hizo popular entre el sector femenino por su forma de combate y su figura atlética. Pensar que este hombre se inició en este deporte por casualidad, cuando sustituyó a un peleador lesionado en su ciudad natal. Según él mismo confiesa, no sabía nada de lucha, solo el interés por este deporte de fintas y malabares, algunos muy peligrosos. Así subió a un ring por primera vez y triunfó. Su primer problema era adquirir un poco más de peso corporal, tenía solo 64 kilos cuando los oponentes eran mastodontes de 100 o más. El Chiclayano se mantuvo peleando en Cuba hasta 1952, o sea unos tres años, luego emigró a Caracas, donde se estableció definitivamente y logró igual popularidad como en Cuba.     

El Chiclayano

El Chiclayano

El adversario principal del Chiclayano era un personaje enmascarado llamado “La Amenaza Roja”, nombre que tenía su connotación política y que se deslizaba sutilmente en los escenarios. Por más que he buscado, no he encontrado foto de la persona que encarnaba a este “malvado”. Algo si pude saber, eran dos y no uno los que interpretaban a la Amenaza Roja, uno de ellos era el cubano Pedro Godoy, el  otro era un luchador canadiense de nombre Tony LeChance. La Amenaza Roja se convirtió en el malvado que el Chiclayano no podía derrotar o que no podía quitarle la máscara para descubrir quién era. Le hubieran quitado la máscara y nada habría sucedido, ya que Godoy y LeChance eran personas sin fama y desconocidas en Cuba.

The Red Menace

La Amenaza Roja (Imágen de la Hulton-Deutsch Collection/CORBIS)

En más de un combate vimos como el Chiclayano tumbaba a la Amenaza Roja con sus patadas voladoras o lo agarraba con sus tijeretas de piernas. El show estaba garantizado y el entretenimiento también. No obstante, según el Chiclayano declarara ya después de retirado, afirmó que su rival más difícil en Cuba siempre fue un luchador cubano llamado Red Diablo. Según el Chiclayano, Red Diablo era muy bueno y con él sostuvo  unas batallas increíbles. Realmente no me recuerdo de ningún luchador de ese nombre, ya que aparte de la Amenaza Roja estaba otro enmascarado que le llamaban la Sombra.

El Chiclayano murió el 6 de mayo de 2011 en Caracas de 91 años. Su hijo Roberto igualmente ha sido luchador y le llamaban Chiclayano Jr. De la Amenaza Roja, Godoy en este caso, vi una referencia, que hablaba de este luchador impartiendo clases de este quehacer en Puerto Rico.

El Chiclayano en sus últimos años

El Chiclayano en sus últimos años

Sammy Berg

Sammy Berg o Mr. Canada

Allá por 1958 la lucha libre recobró algo de su popularidad cuando en Cuba luchaba un hombre muy atlético, apodado como Mr. Canadá, cuyo primer nombre vagamente recuerdo, Steve, el cual igualmente logró una popularidad casi similar a la del Chiclayano, sobre todo en el mundo femenino por su figura atlética. De Mr. Canadá tenemos poca información, su nombre parece ser Sammy Berg Jr., así que si alguien puede aportar algo se lo agradeceremos.

Ese tipo de entretenimiento desapareció en 1960 en Cuba. No obstante, ha habido un desarrollo en lucha olímpica en sus distintas vertientes y Cuba ha obtenido resultados muy buenos para un país en desarrollo.

Bibliografía consultada

El domador de lo fantástico. 2011. En las arenas de los cielos lucha hoy el Chiclayano. Muldercomics, 6 de mayo. https://muldercomics.wordpress.com/category/lucha-libre/

Zuare Ángel. 2009. El Chiclayano, una gloria de la lucha libre en Sudamérica.  Superluchas, 12 abril. http://superluchas.com/2009/04/12/el-chiclayano-una-gloria-de-la-lucha-libre-en-sudamerica/

Escrito por Esteban Romero,  25 abril de 2016

Un tributo al rey del fútbol: Edson Arantes do Nascimento o PELÉ

Cuanto más difícil es la victoria,

mayor es la felicidad de ganar”.

Pelé

Mira que se ha hablado en los últimos tiempos de quién ha sido el mejor futbolista de todos los tiempos. Los nombres llueven, a veces promovidos por los mismos jugadores que se consideran “héroes” de todos los tiempos, pero no perdamos de vista una cosa, el fútbol se hizo para anotar goles o para ayudar a anotarlos, y los goles significan victorias. Los mejores triunfos son aquellos que se obtienen en Copas Mundiales y que gana el equipo del país que mejor juega.

Tomando esa premisa de victoria, me pregunto a la española ¿cuántos tíos han sido capaces de vestir la franela de un equipo ganador de tres copas mundiales?  La respuesta no se hace esperar, sólo hay uno y ese se llama Pelé. Duélale a algunos que han querido demeritar al gran jugador brasileño, a un hombre que fue ejemplo dentro y fuera del terreno, hombre de extracción humilde y de conducta a imitar, hombre que lo dio todo por la victoria de su país en cuanta competencia regional o internacional haya participado, Pelé, a mi entender, fue el mejor.

Pelé y solo Pelé, los demás pueden tener un mérito efímero, algo fugaz, en una copa o torneo internacional,  pero Pelé fue consistencia y eficacia en el terreno durante más de doce años.

El gran futbolista nació el 23 de octubre de 1940 en Tres Corazones, Minas Gerais, Brasil. Antes de llegar a ser esa maravilla que fue al campo, trabajó como limpiabotas. Hizo el intento de jugar con algunos equipos que lo rechazaron en su adolescencia, su complexión no le ayudaba, era flacucho. Su padre jugaba este deporte, pero no pasó de ser uno más en el mismo. No obstante, hay cosas que se aprenden de los padres y probablemente Pelé asimiló el amor por el fútbol o balompié que tenía su padre. A los quince años le llegó su primer contrato para jugar con el tradicional Santos de São Paulo, equipo con el que supo deleitar a la afición de su país. Desde que llegó al equipo convenció a todos que era una estrella naciente.

Pelé en acción

Pelé en acción

En 1958 integró la selección nacional a la Copa Mundial en Estocolmo, no sin haber pasado algunas dificultades. Pelé reemplazaba al estelar Luizinho que estaba lesionado, y en juego de preparación contra el Corynthian, Pelé sufrió lesión que pudo haberle invalidado asistir al mundial de no haber sido por la atención que se le prestó.  Tenía sólo 17 años y tuve la suerte de verlo en partes filmadas del partido final contra el equipo sueco. Los locales arrancaron en punta anotando el primer gol y acto seguido sin haber llegado a la primera mitad del juego, se declararon campeones por todos los hilos telegráficos. No sabían que el muchachito del jogo bonito le pondría samba al equipo vikingo. Junto con Pelé estaba otro joven, Garrincha, y la samba tomó fuerza. Ya Pelé era conocido, Brasil había apabullado a Francia 5-2, con 3 goles del hombre del jogo bonito. La historia se repitió contra Suecia, un 5-2 aplastante y nuevamente 2 goles de Pelé.

En Suecia Pelé era un jugador de cambio, pero jugó tan bien que no se le pudo sentar. Esa selección brasileña sólo empató un partido contra Inglaterra, mientras vapuleaba 3-0 a Austria, le ganaba a la URSS 2-0, donde Pelé abrió por primera vez con su equipo, derrotaron a Gales 1-0 con gol marcado por Pelé, además de la victoria ya mencionada sobre Francia. Era la primera vez que Brasil ganaba una copa mundial.

En 1962 la copa se efectuó en Chile, donde Brasil ganó su primer juego contra México 2-0, Pelé anotó un gol en este partido. Luego empataron con Checoslovaquia 0-0. Realmente Pelé se lesionó en el transcurso de este campeonato, pero su equipo pudo salir delante de manera aplastante con el juego agresivo de Garrincha, Amarildo y Vavá.

En 1966 Pelé vino a Moscú para un amistoso contra la URSS, juego preparatorio para la copa de Inglaterra de ese año. Era increíble cómo Pelé podía llevar el balón y enfrentarse a tres defensas a la vez. Aunque marcó 2 de los 3 goles de su equipo ese día, me maravillaba los pases certeros que hacía a sus compañeros. No era egoísta en su juego, algo que si he observado de algunas estrellas de la actualidad. Pelé jugaba con el equipo y tenía sentido de victoria, y no de satisfacer su ego personal.

Lamentablemente Brasil poco pudo hacer en esa copa de 1966, cayó 3-1 contra Portugal, le ganó a Bulgaria 2-1 y cayó nuevamente 3-1 contra Hungría. Una vez más Pelé se lesionó. Ya los defensas impotentes optaban por darle sus pataditas para inutilizarlo. Con esa derrota se expiraba la posibilidad de llevarse la copa Jules Rimet a casa por parte de los cariocas. Podrían no llevársela, pues Uruguay e Italia tenían también dos campeonatos ganados, así que cualquiera podría hacer la hazaña en la próxima copa.

La de 1970 se efectuó en México, allí estaban las selecciones de Italia, Uruguay, además de la fuerte Alemania, con su ídolo Franz Beckenbauer. En el debut de Brasil, nuevamente se enfrentaron a Checoslovaquia con victoria de 3-1 y gol de Pelé. El siguiente partido fue con los inventores de este deporte, Inglaterra, la que sufrió derrota de 1-0 por gol de Jairzinho. Luego Brasil se las vio difícil con Rumania, victoria final de 3-2, dos goles de Pelé y uno de Jairzinho. En la siguiente fase Perú fue vencido por Brasil 4-2, no hubo gol de Pelé aquí, pero sí de Jairzinho. Los cariocas le ganaron a Uruguay 3-1, Jairzinho volvió a marcar. Vino entonces la final contra Italia, el que ganara se llevaba la copa a casa. Los cariocas salieron agresivos y marcaron el primer gol por medio de Pelé, mientras que Gerson, Jairzinho y Carlos Alberto ponían 3 más para victoria de 4-1 del Brasil y la copa se fue con ellos, la misma que luego se robaron en ese país sudamericano.

Pelé y la copa Jules Rimet

Pelé y la copa Jules Rimet

Además de ese destacado juego en copas mundiales, Pelé ganó con su club diez Campeonatos Paulistas, donde resultó el máximo anotador en once torneos de este tipo, fue integrante de equipos vencedores cinco veces en Torneos Río-São Paulo, dos veces en Copa Libertadores y otras dos en Copa Intercontinental en los mismos años (1962 y 1963), y, en 1962, en el primer Campeonato Mundial de clubes.

Pelé jugó hasta 1974 en Brasil y luego decidió fichar con el naciente fútbol americano, concretamente con el Cosmos de Nueva York. El Rey, como también le llamaban, jugó hasta 1977. En su carrera, según las estadísticas, marcó 1 284 goles en 1 363 partidos.

Obtuvo el Premio Internacional de la Paz (1978) y el de Atleta del Siglo (1980).  Elegido el mejor jugador del siglo en una votación hecha por los ganadores del Balón de Oro. La IFFHS lo nombró el mejor jugador del mundo y el Comité Olímpico Internacional le otorgó el título del mejor deportista del siglo XX. Fue nombrado Caballero de Honor del Imperio británico, Ciudadano del Mundo por la ONU, Embajador de Educación, Ciencia, Cultura y Buenos Deseos de la Unesco, Embajador para la Ecología y el Medio Ambiente por la ONU (1992), Embajador del Deporte en el Foro Económico Mundial de Davos (2006). En 2004 la FIFA le encargó la elaboración de la lista de los 125 mejores futbolistas vivos, en el marco de la celebración del centenario de esta institución. En su país fue Ministro extraordinario de Deportes por el gobierno de Brasil (1994-1998). Pelé ha estado siempre activo promoviendo la actividad deportiva y futbolística en todo el orbe.

Bibliografía consultada

Anon. Edson Arantes do Nascimento “Pelé”. http://www.fmf.com.mx/edson_arantes_do_nascimento_pele.htm

Anon, Pelé. Busca biografías. http://www.buscabiografias.com/biografia/verDetalle/7977/Pele

Anon. Pelé. Biografías y vidas. http://www.biografiasyvidas.com/biografia/p/pele.htm

Escrito por Esteban Romero (4 abril de 2016)

Stephen Curry, la nueva maravilla del baloncesto de la NBA

Establece tus altas metas,
y no pares hasta que no llegues allí”.
Bo Jackson.

Cada deporte tiene un objetivo, en fútbol es anotar goles, en béisbol las carreras son las que cuentan y en baloncesto las canastas, que pueden ser de 1, 2 y de 3 puntos. Para alcanzar una canasta de 3 hay que tirar a una distancia mínima de 6.75 metros según la regulación establecida en la NBA del 10 de octubre de 2010.

Siempre he recordado los tiros de 3 puntos del baloncestista ya retirado Steve Kerr, quien jugaba para los Bulls de Chicago y normalmente el entrenador Phil Jackson lo incluía en la segunda mitad del juego. Kerr tiraba a distancia, anotaba y eso movía algo al equipo contrario a la defensa, lo que permitía que los rápidos Michael Jordan y Scottie Pipen lograran encestar a mediana y cercana distancia. No he podido entender la crítica actual a los jugadores que hacen tiros a distancia. Realmente es algo que revoluciona el baloncesto y obliga a que la defensa se fortalezca.

La crítica viene por ese as que se llama Stephen Curry, un hombre que no se limita a hacer tiros de tres sino que lo hace todo bien. Le critican pues dice que le está trasmitiendo a las nuevas generaciones esa sed por anotar canastas de tres y que el baloncesto no es solo eso. Si las nuevas generaciones logran encestar como Curry, no le veo nada malo a esa práctica. Un tiro de tres puede en el acto cambiar la decoración del juego. La crítica no es justa, Curry lo hace todo bien, se divierte jugando, jamás se le ve enojado y es amigo de sus compañeros.

Steve Kerr (der.) junto a Stephen Curry en un descanso de un juego

Steve Kerr (der.) junto a Stephen Curry en un descanso de un juego

No hace mucho un ex–jugador como Magic Johnson pronosticaba que Curry, de seguir como estaba jugando, se convertiría en el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos, y no es de dudar. Esa afirmación viene de un hombre que fue siempre estrella en la NBA.

Johnson no se equivocaba, Curry tiene muchas cualidades, una de ellas es su dribleo que vuelve loco al contrario. Posee una habilidad realmente única, la que combina con su velocidad y flexibilidad, por lo que le podemos ver llegar al aro en posiciones incómodas y desde ellas anotar la canasta. Sabe como tirar la pelota y deshacerse de ella para lograr su objetivo. Otra característica es saber pasar a sus compañeros de juego. Curry no se aferra a anotar él siempre, intuye las posiciones de los rivales y en correspondencia hace los pases requeridos.

Stephen Curry

Stephen Curry dribleando

Pero su marca registrada es tirar desde fuera y anotar canastas de tres, las que tira desde cualquier ángulo y cuando incluso el adversario no se lo imagina. Curry es una verdadera sorpresa durante los 48 minutos de juego.

Este jugador nació el 14 de marzo de 1988 en Akron, estado de Ohio, mide 191 cm, o sea no es un gigante de 2 metros. Es hijo de un ex -jugador de la NBA, Dell Curry y de una jugadora de voli, Sonya Curry. Su hermano menor, Seth, es también jugador de baloncesto, y su hermana, Sydel, sigue los pasos de su madre en el volibol.

Stephen jugó durante tres temporadas para los Wildcats del Davidson College de la NCAA del 2007 al 2009. En 2007 fue líder en anotaciones de la Southern Conference con 21.5 puntos por partido, en la siguiente temporada repitió con 25.9 y en la tercera de nuevo, 28.6. Como se ve el ascenso ha sido progresivo.

En 2009 los Golden State Warriors lo contrataron mediante sorteo, electo en la séptima posición. Desde 2013 comenzó a hablarse más de Stephen, en juego del 27 de febrero de 2013 logró anotar 54 puntos incluyendo 11 triples. El 17 de abril de 2013 logró record de 272 canastas de tres durante 78 partidos, con lo cual rompía el record anterior de Ray Allen que era de tres canastas menos que las alcanzadas por Stephen en la temporada de 2005-06.

Curry lanzando un triple

Curry lanzando un triple

En febrero de 2015 ganó la competencia de triples del juego de las estrellas de la NBA, 13 canastas de tres logradas consecutivamente. El 10 Abril de 2015 rompió su record de triples al elevar el mismo a 286. En esa temporada Stephen fue escogido como el MVP de la NBA y poco después ganaba con su equipo el título de esta liga al vencer en la final a los Cavaliers de Cleveland. Precisamente en esa final pudo mostrarse ante el público de su estado natal, Ohio, y estableció una especie de emulación con el ídolo local, LeBron James.

Cosas de la vida, el actual entrenador de los Golden State Warriors es Steve Kerr, el mismo que se hizo famoso como jugador de cambio y con sus canastas de tres en el elenco de los Bulls.

En la actual temporada (2015-16) Stephen ha establecido nuevas marcas, como juegos consecutivos marcando triples, volvió a romper el record de triples para una temporada, que ahora es de 303, e igualó su mayor cantidad de triples en un juego que es de 12, que aún puede mejorar, pues la temporada no ha terminado.

En su carrera cuenta también con una medalla de oro obtenida como miembro del equipo de su país, campeón mundial de baloncesto en Turquía 2010. Ya ha jugado en tres juegos de estrellas de la NBA (2014, 2015 y 2016).

Bibliografía consultada

Anon. 2013. La memorable actuación de Stephen Curry. Mundo deportivo. http://www.mundodeportivo.com/20130228/baloncesto/nba/la-memorable-actuacion-de-stephen-curry_54367844342.html

Anon. 2015. Curry rompe marca de triples. ESPN-AP. Apr. 10. http://www.espn.com.mx/news/nota/_/id/2342724/curry-rompe-marca-de-triples

Anon. Stephen Curry. Basketball-reference.com. http://www.basketball-reference.com/players/c/curryst01.html

Anon. 2015 Stephen Curry gana su primer Concurso de Triples. NBAhablacastellano.com. 15 febrero. http://www.nbahablacastellano.com/2015/02/stephen-curry-gana-su-primer-concurso.html

Favale Dan. 2015. Stephen Curry Is the Best Cheat Code Ever. Bleacher report, Jan. 20. http://bleacherreport.com/articles/2336627-wildest-stats-from-first-half-of-2014-15-nba-season/page/8

Escrito por Esteban Romero (12 marzo de 2016)