Ignác Semmelweis, antes de Louis Pasteur

Semmelweis señaló  los medios profilácticos que deben adoptarse contra
la infección puerperal, con una precisión tal que la moderna antisepsia
nada tuvo que añadir a las reglas que él había prescrito
”.
Louis-Ferdinand Cèline (1894-1961), médico y escritor francés

ignaz_semmelweis_1857

Hay figuras que quedan olvidadas y sus méritos no son realmente reconocidos. Otros con poco logran más fama, a veces inmerecida. El Dr. Semmelweis Ignác Fülöp es uno de los olvidados y su contribución tiene mucho que ver con la vida de las personas, sobre todo de las mujeres en proceso de parto.

El destacado galeno nació el 1 de julio de 1818 en la parte de Buda de la capital húngara, Budapest, en el seno de una familia de comerciantes ricos de origen germano-judío, la que tuvo diez hijos, e Ignác fue el cuarto de ellos.

Semmelweis se inició estudiando leyes en la Universidad de Viena, pero poco tiempo después cambió para estudiar medicina, carrera que concluyó en 1844. Como médico sintió vocación por la obstetricia, a lo cual se dedicó en el Hospital de Maternidad de Viena (Allgemeines Krankenhaus).

Las estadísticas indican que en el pasado, hasta mediados del siglo XIX,  morían alrededor de 10-30% de las mujeres durante el parto en Viena, pero con la diferencia que en una sala perecían más mujeres que en otra del Hospital donde trabajaba Semmelweis. Esa diferencia fue la que promovió la investigación del galeno. En una sala morían más mujeres que otras debido a la fiebre puerperal.

Primero debemos decir que es la llamada fiebre puerperal. Se trata de un mal provocado por infecciones polimicrobianas, que se localizan en el periné, la vagina y el cuello uterino. Entre los agentes causales se encuentran bacterias aeróbicas (Escherichia coli, Pseudomonas y otras), así como anaeróbicas como Clostridium, Peptococos y otras. La enfermedad suele provocar temperaturas superiores a  38ºC en el período de postparto.

La ciencia de aquel entonces no conocía nada sobre el asunto de los gérmenes. La teoría de Pasteur aún no había llegado, el francés entonces era aún un estudiante universitario, pero la ignorancia y el aferramiento a ideas erróneas prevalecían bastante en la comunidad médica centroeuropea.

Semmelweis descubrió que los portadores de los microbios eran los mismos estudiantes de medicina, los que hacían prácticas primero con cadáveres y luego iban a asistir en los partos en la sala con mayor incidencia de la enfermedad. Los estudiantes se lavaban las manos con agua y jabón, lo cual era insuficiente para que se lograra una buena limpieza. Por lo general, los estudiantes llegaban a los partos con un olor fétido en las manos. Semmelweis observó que los recién nacidos morían al igual que sus progenitoras después del parto con síntomas similares. Eso le hizo suponer con certeza que los entes o microbios infecciosos de los cadáveres pasaban por contacto a las madres en proceso de parto, y luego a los bebés.  El carácter contagioso del proceso era una suposición con fundamento.

Para reducir la incidencia de la enfermedad, Semmelweis obligó a los estudiantes a tratar sus manos con una solución de hipoclorito de calcio hasta que el olor fétido desapareciera. Semejante tratamiento resultó eficaz, pero muy a su pesar, sus colegas y el resto de la comunidad científico-médica no aceptó sus conclusiones/recomendaciones, y eso que la incidencia de la enfermedad se redujo de un promedio de 10% a 1-2%.

De hecho los hallazgos de Semmelweis echaban por tierra las teorías de las causas de la enfermedad, las que sostenían que se propagaban por condiciones desfavorables atmosférico-cósmico-terrestres o por aire malsano. El final de Semmelweis fue trágico, despedido del lugar donde trabajaba, regresó a su natal Budapest, allí continuó con dificultades sus trabajos médicos a la vez que escribía sus hallazgos, todos rechazados en aquel entonces. El libro escrito por el galeno húngaro no fue aceptado y eso provocó que él escribiera misivas a distintos médicos, en las que los denunciaba como asesinos. Para Semmelweis, no estaba errado, la falta de higiene era la causante de esa enfermendad, sobre todo el transporte de microbios cadavéricos al parto de las mujeres.

Lamentablemente su familia no le entendió, ni lo apoyó. En 1861 Semmelweis cayó en profunda depresión, su memoria en ocasiones fallaba, y al final sus más cercanos  lo dieron por demente y en 1865 lo recluyeron en un asilo de enfermos mentales, donde murió de septicemia el 13 de agosto de ese año en Lazarettgasse. Austria. Se sospecha que la enfermedad que le provocó la muerte fue a causa de los castigos corporales a que era sometido el galeno en sus ataques de locura.

Dos décadas después llegó la teoría de de los gérmenes como causantes de las infecciones desarrollada por Louis Pasteur, la cual daba la razón a la teoría de Semmelweis, a quien desde entonces se le consideró el pionero de los procedimientos antisépticos.

La experiencia de Semmelweis es muchas veces impartida en los cursos universitarios para demostrar la validez del empirismo e indicar los conocimientos científicos que se pueden adquirir por esta vía.

En el 2015, o sea 150 años después de su muerte, la UNESCO le nombró como uno de los personajes ilustres del año.

Fuentes

Horton Richard. 2017. El loco de Pest. Revista de Libros. http://www.revistadelibros.com/articulos/biografia-de-ignac-semmelweis

De Benito Emilio. 2015. Semmelweis, el mártir del lavado de manos. El País, 24 abr. https://elpais.com/elpais/2015/04/24/ciencia/1429895154_431101.html

 

Escrito por Ricardo Labrada, 18 setiembre de 2017

Anuncios

Una ojeada a la evolución de las especies

No es la más fuerte de las especies la que sobrevive
y tampoco la más inteligente. Sobrevive aquella
que más se adapta al cambio
”.
Charles Darwin

Después de visto el gran número de lectores que acceden a diario al artículo en este blog sobre la clasificación de los seres vivos y el aporte de Carlos Linneo https://deportescineyotros.wordpress.com/2015/12/31/las-clasificaciones-de-los-seres-vivos-y-el-aporte-de-carlos-linneo/, por interés propio he querido adentrarme algo en ese tema de la Evolución, como proceso biológico, que fuera descrito por Charles Darwin en 1859 en “El origen de las especies”, obra que sistematizaba varias ideas propuestas previas.

Sobre Darwin también se ha publicado un artículo en este blog, que relata parte de la vida de este científico y sus aportes en materia de la evolución de especies https://deportescineyotros.wordpress.com/2016/04/23/el-aporte-cientifico-de-charles-darwin/, por lo que la presente exposición trata de profundizar en sus ideas y describir detalles de este proceso.

Los primeros organismos surgidos fueron unicelulares, en este caso arqueas y cianobacterias, ambas, procariotas, es decir, organismos compuestos por una única célula carente de núcleo  durante la etapa arcaica, unos 4500-2500 millones de años (ver tabla 1), mientras que los pluricelulares surgen a la par de la atmósfera durante la etapa proterozoica (hace 2500-570 millones de años). Un papel primordial en esta etapa jugó la aparición de las eucariotas u organismos compuestos por una o por numerosas células siempre dotadas de núcleo.

Los primeros animales surgieron en el período paleozoico (hace 570-225 millones años), el cual consta de cinco etapas y que nos demuestra que la aparición de una diversidad de seres vivos aumentaba de etapa en etapa. En el Ordovícico (500-440 millones años) surgen los primeros peces y hongos, mientras que en el Silúrico (440-400 millones años) lo hacen los, tiburones espinosos, peces cartilaginosos y las primeras plantas terrestres. En el Devónico (400-350 millones años), aparecen los primeros anfibios (Ichtyostega), y se van formando los primeros grandes bosques, proceso que aumenta en el Carbonífero (350-270 millones años).

Tiburón espinoso

Tiburón espinoso

Ejemplos de peces cartilaginosos

Ejemplos de peces cartilaginosos

Tabla 1. Aparición y evolución de las especies en los distintos períodos y etapas

Tabla 1. Aparición y evolución de las especies en los distintos períodos y etapas

Tabla 1. Aparición y evolución de las especies en los distintos períodos y etapas, cont...

Tabla 1. Aparición y evolución de las especies en los distintos períodos y etapas, cont…

Las dos primeras etapas del período Mesozoico (225-64 millones años), o sea Triásico (225-190 millones años) y  Jurásico (190-135 millones años) contemplaron como la Tierra se poblaba de dinosaurios, reptiles voladores, la aparición de los primeros mamíferos, y las plantas cicadales, así como la formación de dos continentes (Laurasia y Gondwana) en lugar de uno, se desarrollan grandes dinosaurios, aparecen las primeras aves, se desarrollan las palmeras, pinos y grandes helechos. Si bien en el Cretácico (135-65 millones de años) se extinguieron los dinosaurios, en oposición aparecieron los reptiles acuáticos y voladores, y plantas como cipreses, pinos, abetos y secuoyas.

La extinción de numerosas especies durante el Cretácico tuvo sus causas en la caída de un gran meteorito, cuyos rastros fueron encontrados en Yucatán, México. El impacto debió haber sido extremadamente fuerte, ya que arrasó el litoral de todos los continentes, lo que produjo una nube densa de polvo y gases sulfurosos, por lo que la Tierra se oscureció y la fotosíntesis de las plantas quedó suspendida. Muchos animales y plantas desaparecieron. Se estima que entre 50 y 75% de las especies terrestres existentes se extinguieron. Sin embargo, este fenómeno propició la expansión de numerosas plantas y animales que anteriormente no habían podido desarrollarse.

El período Cenozoico (65-1.8 millones años) fue testigo del aumento de los animales mamíferos, mientras que el período actual, el cuaternario, ha sido como una continuación del anterior, aunque algunas especies de animales comienzan a extinguirse debido a la obra irracional del hombre.

Visto de forma comprensiva cuando aparecieron las distintas especies es menester ir un poco al detalle de cómo fue este complejo proceso.

A principios del Devónico (390 millones de años aproximadamente) aparecieron los primeros peces de aletas carnosas, llamados sarcopterigios. Eran siete especies y hoy día queda una sola, el celacanto. También mucho antes de este período, unos 10 millones de años antes, estaban los peces de aletas radiadas (actinopterigios), el cual está constituido por 21000 especies, que lo distingue como el  grupo de vertebrados de mayor variedad.

Los peces que dieron origen a los anfibios fueron los del género Eusthenopteron, que data de los finales del Devónico, encontrado en Europa y Canadá.

Eusthenopteron

Eusthenopteron

Luego Panderichthys, un pez tetrápodo que medía hasta 130 cm de longitud y su existencia data del período Devónico superior (Frasniano) hace 380 millones de años.

Panderichthys

Panderichthys

El otro pez es el Tiktaalik, un pez sarcopterigio (aletas lobuladas) del periodo Devónico tardío, que realmente se parece mucho a los tetrápodos que surgieron después.

Tiktaalik

Tiktaalik

En la actualidad los peces se clasifican en tres grandes grupos o clases:

  • los ciclostomata, o peces sin mandíbula que abarcan: los petromizontidos con cuerpo anguiliforme, boca inmóvil e increíblemente voraces depredadores; y los mixinoideos o mixinos, que también se les conoce como peces bruja o anguilas babosas), que poseen cuerpo largo y cilíndrico, y viven a grandes profundidades del mar.
  • los condrictios o peces cartilaginosos, y
  • los osteictios o peces óseos, los que se caracterizan por alta producción de huevos y alta fecundidad.

Para que una especie nueva surja y se desarrolle en un nuevo hábitat es menester que en el anterior hábitat haya existido competencia por los alimentos y medios de vida entre los organismos presentes o que las condiciones se hayan vuelto adversas, algo que obliga a los organismos a modificar sus hábitos. Esto es una especulación propia y puede explicar la razón de la aparición de anfibios en tierra firme.

La adaptación de organismos con características de peces a la de otros hábiles para vivir fuera del agua conllevó a la queratinización de la piel o tegumento. En los peces el  tegumento está formado por células que permiten el intercambio osmótico, lo que sería un desastre para éstos animales fuera del agua, ya que la deshidratación no se impide. Los anfibios, a tales efectos, presentaron la queratinización parcial, que les impermeabilizaba la piel. Es ahí que reside la adaptación inicial de los vertebrados al medio terrestre. Esa ventaja en los anfibios también representó un impedimento para ellos colonizar el mar, pues se deshidratarían rápidamente debido al intercambio de sales.

El otro inconveniente que tuvieron los primeros anfibios para adaptarse al medio terrestre fue el de la liberación de amoniaco derivado de su metabolismo. Los vertebrados acuáticos lo eliminan bien por la solubilidad del amoniaco en el agua. Los anfibios, por su parte, lo transforman en urea que resulta menos tóxica y con una liberación que demanda un menor consumo de agua.

Ichthyostega

Ichthyostega

fue el primer anfibio que caminó fuera del agua, descendiente de los crosopterigios, peces con pulmones funcionales y dos pares de aletas musculares con deposiciones óseas similares a los huesos (tetrápodos) que podían utilizar para mover su cuerpo y aguantar su propio peso sin depender de la flotabilidad del agua. Su aparición tuvo lugar durante el Devónico, hace unos 300 millones de años.

Sin embargo, es necesario aclarar que los primeros animales terrestres no fueron los anfibios sino los artrópodos, los que poseían la protección necesaria para protegerse de los rayos solares. Concretamente los miriápodos aparecen sobre tierra firme durante el Silúrico hace 470 millones de años, lo que coincide con la aparición de vegetación alrededor de charcos de agua muy turbia. Los artrópodos depredadores, sedimentívoros y detritívoros aparecen conjuntamente con los primeros anfibios, lo cual provocó la  competencia por alimentos junto con los peces de agua dulce.

Los anfibios son vertebrados anamniotas, o sea su embrión se desarrolla sin membrana que lo envuelva, y recibe el nombre de amnios.  Los anfibios se caracterizan por sufrir metamorfosis, la que transcurre en dos fases: una larvaria en la que su respiración es branquial y otra pulmonar al llegar a la edad adulta ya que pierden entonces las branquias. En su primer ciclo vital permanecen en el agua y de adultos se convierten en organismos semiterrestres. Como sus antecesores, los anfibios se reproducen de forma ovípara.

Los anfibios de la era actual tienen tres órdenes:

  • orden Caudata, donde aparecen los urodelos, (salamandras y tritones),
  • orden Gymnophiona, que son anfibios adaptados a la vida subterránea, de cuerpo alargado y anillado sin ojos ni extremidades (ápodos, célidos o cecilias),
  • orden Anura, los anuros (ranas y sapos).

En el Carbonífero superior, hace unos 325 millones de años, un grupo de pequeños anfibios, los Antracosaurios, ya extintos, dieron origen a los reptiles, que fueron los pequeños y ligeros Captorrinomorfos. Concretamente Ichtyostega se considera como el primer tetrápodo, como ya se dijo, el que se describe como un pez con patas capaz de caminar sobre la superficie sólida o un anfibio con la cabeza y cola de un pez. El hallazgo de su fósil en Groenlandia negaba que otro tetrápodo, Acanthostega, fuera la especie que diera origen a los reptiles.

Acanthostega

Acanthostega

La aparición de los reptiles era de hecho la real colonización del medio terrestre, ya que mostraban numerosas adaptaciones para evitar la deshidratación, donde la queratinización no era ya parcial como en los anfibios.

Los reptiles igualmente aparecieron con algunos cambios corporales. Poseían escamas en la piel para reducir la transpiración corporal, presentan independencia de los conductos excretor y reproductor, y forman un huevo protegido por una cáscara, que es una membrana calcificada seguida de otras capas que protegen al embrión. Este es el huevo amniota. La complejidad que presenta este huevo es una evidencia que la evolución de anfibios a reptiles es monofilética (descienden de un mismo antepasado común incluido en el grupo) y sucedió en varios momentos. El huevo independizó a los reptiles del medio acuático. La cavidad amniótica, rellena de líquido, semeja el ambiente acuático que necesitaba el embrión para desarrollarse.

La aparición de los reptiles es coincidente con la de las plantas con flores, lo cual abrió la  oportunidad de evolucionar aprovechando los recursos con flores como el néctar y el polen, que fuera así utilizados por los insectos.

La evolución de los reptiles puede diferenciarse en dos grandes fases.  La aparición de los terápsidos durante el Palezoico, y al final del Triásico la de los saurópsidos. En ese entonces estaban los Dinosaurios, los Pterosaurios (reptiles voladores) y los reptiles acuáticos (plesiosaurios e ictiosaurios). Los reptiles se diversificaron rápidamente y presentaron una elevada expansión a partir del Pérmico (289-246 millones de años).

Uno de los dinosaurios que vivían en África justo antes de su extinción, hace 66 millones de años, ha sido descubierto en una mina de fosfato en el norte de Marruecos y analizado. El análisis del fósil sugiere que, tras la división del supercontinente Gondwana a mediados del periodo Cretácico, en África se desarrolló una fauna de dinosaurios distinta. Apenas se sabe nada de los dinosaurios que vivían en África a finales del período Cretácico, hace 66 millones de años, justo antes de que fueran exterminados por el impacto de un asteroide gigante. En ese momento, los niveles del mar estaban altos, así que la mayoría de los fósiles proceden de rocas que en su día fueron marinas. Entre ellas se hallan las presentes en los yacimientos de fosfato de Marruecos, los restos de un antiguo lecho marino. La especie recién descubierta, Chenanisaurus barbaricus, fue una de las últimas de dinosaurio y estuvo entre las que se extinguieron como consecuencia del impacto del asteroide. Fue un contemporáneo africano más pequeño del T. rex norteamericano.

Chenanisaurus barbaricus

Chenanisaurus barbaricus

Los sauros (una rama de los reptiles o saurópsidos) se clasifican en:

Ictiosaurios: reptiles marinos extintos (de aparencia externa parecido a un delfín), que existieron desde el Triásico Inferior hasta el Cretácico Superior..
Sauropterigios: reptiles marinos extintos (de apariencia similar a lagartijas o ballenas de cuello largo), vivieron desde el Perménico Superior hasta el Cretácico Superior.- Lepidosauros: lagartos, tuataras, serpientes y anfisbénicos, surgidos durante el Mesozoico (hace 251-65.5 millones de años).
Arcosauros: cocodrilos, dinosaurios, pterosaurios, aves.

Son precisamente los Arcosauros primitivos los antecesores directos de los dinosaurios e igualmente de los cocodrilos, pterosaurios y aves, por lo que la importancia de este grupo es considerable.

Se supone que las primeras aves presentaban escamas aplanadas, mientras que sus miembros anteriores desarrollaron fuertes músculos para así poder batallar con el viento.

En 1861, en Alemania, se encontraron huesos fósiles de un pequeño dinosaurio del Jurasico superior, del tamaño de una gallina y con similitudes con esta ave. El paleontólogo Hermann Von Meyer examinó esos fósiles y los llamó

Archaeopteryx

Archaeopteryx

(del griego “ala antigua”), el cual posee un rostro prolongado, a modo de pico, aunque no parece haya sido corneo como sucede con las aves en el presente. Llevaba dientes que aparecían en  alvéolos, cabeza plana, alas provistas con tres dedos con sus metacarpianos. Existen algunas teorías sobre su forma de vuelo, unos afirman que hacía planeos con sus alas, otros que el animal saltaba para poder ejecutar la caza de otros animales. Sus patas traseras hacen pensar que se movía con facilidad y rapidez sobre el suelo.

Las aves actualmente se clasifican en:

  • Paseriformes: pájaros (canarios, gorriones y otros)
  • Psitaciformes:psitácidas, comprende aquellos ejemplares con pico en forma de curva
  • Galiformes:generalmente utilizadas en la producción animal, no son especies voladoras
  • Anseriformes:patos y gansos, que alternan su vida en el suelo y cerca de lugares con agua.
  • Falconiformes:especies rapaces (águilas, halcones o azores).
  • Strigiformes: rapaces y nocturnas (búhos y lechuzas)
  • Struthioniformes: donde se ubica el avestruz, especie no voladora.
  • Columbiformes: palomas y tórtolas, que son buenas voladoras.
  • Piciformes: aves arborícolas, donde aparecen los tucanes y los pájaros carpinteros.

Los reptiles cinodontes, los cuales eran carnívoros y vivieron a finales del Palezoico, dieron lugar al primer mamífero, el Morganucodon, un pequeño organismo insectívoro que vivió en el Triásico.

Morganucodon

Morganucodon

Los mamíferos (clase Mammalia) son vertebrados amniotas homeotermos (de sangre caliente), que disponen de glándulas mamarias productoras de leche con las que alimentan a las crías, poseen labios y dientes, respiran por pulmones, su circulación sanguínea es doble y completa. La mayoría de estos organismos son vivíparos, con la excepción de los monotremas: ornitorrinco y equidnas.

Un paréntesis sobre los monotremas, mamíferos ovopositores. El Ornithorhynchus anatinus es un mamífero semiacuático que habita en el este de Australia y en la Isla Tasmania.  Esta especie venenosa, uno de los pocos mamíferos con estas propiedades posee un hocico similar al del pato, pone huevos y es una especie protegida por la posibilidad de extinción.  Los equidnas o  taquiglósidos igualmente habitan en Australia, Tasmania e igualmente en Nueva Guinea, cuyos cuerpos están cubiertos de espinas y son insectívoros. Se diferencian los equidnas de hocico largo, de hocico corto y los zaglosos.

Ornithorhynchus anatinus

Ornithorhynchus anatinus

Según un artículo de Madridejo (2013), el ancestro más antiguo de los mamíferos placentariostodos, salvo los marsupiales, los ornitorrincos y los equidnas- fue una diminuta criatura con la cola peluda y dieta insectívora que vivió poco después del gran impacto cósmico que hace unos 66 millones de años acabó con los dinosaurios sin alas. A partir de esta hipotética criatura, los mamíferos evolucionaron y se diversificaron con éxito cubriendo los nichos ecológicos dejados por las grandes criaturas del Jurásico y el Cretáceo. La información añade que “ni los roedores ni ningún otro mamífero compartieron la tierra con los dinosaurios no aviares”, algo que también afirma Maureen O’Leary, investigadora asociada del Museo de Historia Natural de Estados Unidos.

Los mamíferos se agrupan en tres órdenes:

  • Los monotremas o prototerios ya vistos anteriormente.
  • Los marsupiales o metaterios, donde se ubican los conocidos canguros y koalas. Una característica de estos animales es la de tener períodos cortos de gestación, por lo que sus primeros cuatro meses de vida transcurren dentro la bolsa marsupial de la madre, luego alternan entre de la bolsa y el entorno hasta los nueve meses cuando ya se liberan completamente.
  • Placentarios o euterios se caracterizan por el blastocisto, que es la fase del desarrollo del embrión de los mamíferos, formada por una masa celular interna de la que se origina el embrión y de una capa periférica de células que formará la placenta.

Los murciélagos (orden Chiroptera) son los únicos mamíferos capaces de volar. Sus alas están formadas por una delgada membrana tegumentaria que abarca sus dedos y miembros posteriores.

Murciélago

Murciélago

Las ballenas (orden Cetácea) son mamíferos acuáticos, que no poseen miembros posteriores y tienen forma de pez. Los cetáceos tienen dos grupos: las ballenas dentadas u odontocetos (delfines, cachalotes, oreas) que se alimentan de calamares y peces, y las ballenas con barbas o misticetos (ballenas pigmea, gris, azul, francas, rorcual y jubarta) que se alimentan de organismos del plancton. Los cetáceos primitivos, ya extintos, se agrupan como archaeocetos, entre los cuales están los paquicetidos, que eran cuadrúpedos terrestres; los ambulocetidos y remingtonocetidos, cuadrúpedos semiacuáticos; y los protocetidos y basilosauridos, que eran completamente acuáticos.

Ballena

Ballena

Durante el Cenozoico terciario es que se inicia la era de los mamíferos. Los primeros primates datan del Eoóeno (55 millones de años) dentro de la era ya indicada, mientras que los primeros antropoides aparecieron en el Oligoceno (34-35 millones de años). Los hominoides, superfamilia que incluye al hombre y otros primates sin cola, hicieron su aparición en el Mioceno (24 millones de años). Pero el Homo sapiens y sus antecesores, los llamados  homínidos, aquellos que adoptaron posición bípeda, aparecieron por primera vez durante el Plioceno (5.33-2.59 millones de  años).  Dentro de los antecesores del H. sapiens están Australopitecus, Homo habilis, Homo erectus y Homo sapiens Neanderthalensis.

Evolución de Homo spp.

Evolución de Homo spp.

En próximas contribuciones se describirán nuevos detalles de la evolución de los mamíferos.

Fuentes consultadas

Anon. Origen y evolución de los reptiles y dinosaurios. Asturnatura. https://www.asturnatura.com/articulos/fosiles/reptiles.php

Anon. Etapas de la Tierra – Slideshare. https://es.slideshare.net/manuelsastrevelasco/etapas-de-la-tierra

Anon. Breve origen de los artrópodos. Cienciaybiologia.com. https://cienciaybiologia.com/breve-origen-de-los-artropodos/

Anon. Los pasos del hombre. http://pasosdelhombre.blogspot.com.es/2010/01/hominoideos-hominidos.html

Anon. Pleistoceno. http://www.quimicaweb.net/Web-alumnos/HISTORIA%20DE%20LA%20TIERRA/PAGINAS/pleistoceno.htm

Anon. 2011. Clasificación general de los peces. http://www.si-educa.net/basico/ficha118.html

Anon. 2011. Ichthyostega, el primer pez de cuatro patas. Vista al Mar. https://www.vistaalmar.es/ciencia-tecnologia/fosiles-marinos/612-ichthyostega-el-primer-pez-de-cuatro-patas.html

Anon. 2015. Clasificación de las aves. Paradais Sphynx. https://aves.paradais-sphynx.com/temas/clasificacion-de-las-aves.htm

Anon. 2017. Descubren a uno de los últimos dinosaurios de África. Noticiasdelaciencia.com. http://noticiasdelaciencia.com/not/24141/descubren-a-uno-de-los-ultimos-dinosaurios-de-africa/

Garnica García I. Origen y evolución de las aves. Monografías.com. http://www.monografias.com/trabajos65/origen-evolucion-aves/origen-evolucion-aves.shtml

Madridejos A. 2013. El primer mamífero. El periódico. http://www.elperiodico.com/es/noticias/ciencia/primer-mamifero-2312996

Plinio El insurrecto. Los anfibios: primeros vertebrados terrestres. http://www.nodo50.org/arevolucionaria/masarticulos/abril2004/anfibios.htm

Escrito por Ricardo Labrada, 5 junio de 2017

Louis Pasteur, genial fundador de la medicina preventiva

No existe eso que llaman ciencia pura y aplicada;
hay solo ciencia y aplicación de la misma
”.
Louis Pasteur

Louis Pasteur

En el mundo de la microbiología y la química hay un nombre que acapara toda la gloria por el trabajo desarrollado, sus ideas y aportes importantes a la ciencia y a la tecnología. Ese hombre responde al nombre de Louis Pasteur, nacido el 27 de diciembre de 1822 en Dôle, Borgoña, Francia, hijo de Jean-Joseph Pasteur, que era curtidor y sargento mayor de la legión de honor durante las guerras napoleónicas. Se supone que el elevado patriotismo de Pasteur se deba precisamente a la historia anterior de su padre militando en las filas del ejército francés.

Louis Pasteur en la escuela se mostró muy aficionado a la pintura. Sin embargo, su padre le obligó a estudiar y fue así que logró terminar el título de bachiller en letras en 1840 y en ciencias en 1842 en el Liceo Real de Besançon. Luego estudió en la Escuela Superior de París, donde terminó el doctorado en física y química en 1847. A continuación, en 1848, pero poco después aceptó el puesto de profesor de química en la Universidad de Estrasburgo. Fue entonces, en ese período que se casó con Marie Laurent, la hija del rector de la Universidad, con la cual tuvo un total de cinco hijos, aunque solo dos pudieron rebasar la niñez.

El primer trabajo de envergadura científico de Pasteur fue sobre el ácido racémico, y a continuación sobre el paratartárico. Pasteur había observado que los tartratos y para-tartratos se comportan de forma distinta a la luz polarizada. Los primeros rotaban, mientras que los segundos no hacían nada de eso. Lo interesante es que las propiedades químicas de estos compuestos eran idénticas. Sin embargo, de su observación emergió que los cristales de los tartratos exhibían formas asimétricas, mientras que los de los para-tartratos eran de configuración a la derecha. Estos cristales separados manualmente exhibieron asimetría derecha e izquierda, o sea el balance de la mezcla de los cristales a derecha e izquierda eran ópticamente inactivos. Con estas observaciones, Pasteur estaban descubriendo la existencia de la asimetría molecular, base de la estéreo-simetría, revelada por la actividad óptica, rama de la química que describe la estructura tridimensional de las moléculas. En el curso de los siguientes 10 años el gran científico investigó la habilidad de las sustancias orgánicas de rotar en presencia de luz polarizada, y concluyó que la asimetría era una de las características fundamentales de la materia viva. Las investigaciones posteriores indicaron que sus conclusiones eran erróneas, aunque fue el inicio de investigaciones en este campo.

El gran científico cambió de posición en 1854 cuando obtuvo el puesto de profesor de química y decano de la facultad de ciencias en la Universidad de Lille, donde se le solicitó investigara como resolver los problemas de la producción de alcohol. De sus estudios resultó que las levaduras eran las encargadas de la producción de alcohol en la fermentación, pero de este proceso se derivaban  ciertos ácidos y otras sustancias que hacían al vino o la cerveza agrios. Pasteur encontró la solución para eliminar o reducir la presencia de estas últimas sustancias, todas ellas derivadas de la acción de algunas bacterias. Elevó la temperatura a las sustancias iniciales azucaradas y así se evitó que las bebidas se acidificaran.

En estas investigaciones también estudió la fermentación de la leche producido por el ácido láctico, e igualmente estudió la fermentación del ácido butírico. Todo este caudal de investigaciones resultó ser el germen de la teoría de la fermentación.

La continuación de estos estudios dio lugar al descubrimiento de lo que hoy se conoce como efecto Pasteur, que es la detención del proceso de fermentación al pasar aire u oxígeno a través de fluido en fermentación. La clasificación de organismos aeróbicos y anaeróbicos se derivó de estas investigaciones, además de concluir que el proceso de putrefacción de la materia ocurría en presencia de organismos anaeróbicos.  Tales hallazgos echaban por tierra la teoría de la generación espontánea o arqueobiosis, la que sustentaba que de una masa en putrefacción surgían espontáneamente ciertas formas de vida como larvas de mosca, gusanos y otros. Los estudios de Pasteur demostraron que  todo ser vivo procede de otro ser vivo.

Louis Pasteur2

La continuación de los estudios alrededor de la fermentación dio otro resultado importante en el mundo de la conservación de alimentos. Pasteur estudió la contaminación del vino y llegó a la conclusión que el mismo era derivado del efecto de ciertos microorganismos. Para prevenir este efecto, el científico francés calentó el vino a temperaturas de 50–60 °C, que es lo que hoy conocemos universalmente como pasteurización. Cosas de la vida, ya en vino el procedimiento no se aplica, ya que el añejamiento eliminar a tales microbios, pero si es muy usado para la leche, y otras bebidas y alimentos. Igualmente ideó un método para conservar la cerveza por largos períodos de tiempo, sobre todo cuando se transportaba.

Pasteur fue electo miembro de la Academia de Ciencias en 1862. Al año siguiente fue nombrado profesor de geología, física y química de la Escuela de Bellas Artes. Fue a partir de 1865 que la atención de esta eminencia se dirigió al asunto de una grave enfermedad en los gusanos de seda conocida como pebrina, cuya epidemia estaba diezmando la producción de seda en Francia.  Nuevamente Pasteur descubrió, más bien corroboró lo hallado por el italiano Cornaglia, unos microorganismos que afectaban Pasteur la puesta de las hembras enfermas. El problema se podía resolver mediante la selección y cría de huevos libres de la plaga, lo cual se comenzó a aplicar dos años después de su descubrimiento en gran parte de Europa.

Todos estos trabajos de fermentación y de enfermedades causadas por microorganismos, lo llevó a formular la teoría microbiana o germinal de las enfermedades, la que afirmaba que muchas patologías se deben a la introducción en un organismo sano de microorganismos patógenos.

En 1867 Pasteur decidió dejar su trabajo administrativo en la Escuela Normal Superior, ya que había sido nombrado profesor de química en la Universidad Sorbona de París. Un año después sufrió una hemiplejía en la parte izquierda de su cuerpo que lo mantuvo paralizado.

En 1873 Pasteur fue electo miembro asociado de la Academia de Medicina. Eso a pesar que su teoría sobre las enfermedades no era aceptada en los círculos médicos. Un poco de celo por ser realmente un químico quien hubiese llegado a esas conclusiones. No obstante, su teoría ayudó a desarrollar el principio general de vacunación, con lo cual se daban los pasos iniciales en lo que hoy se denomina inmunología.

Los primeros estudios de Pasteur en materia de vacunas se desarrollaron en 1879 y estaban relacionados con el cólera aviar. El género de la bacteria causante de esta enfermedad fue justamente llamado Pasteurella. Para el desarrollo de la vacuna, Pasteur sometió a observación cultivos del agente causal, los que perdían su patogenicidad a lo largo de varias generaciones. Pollos en prueba fueron vacunados con estas formas atenuadas del agente causal, los que posteriormente resultaron resistentes a la enfermedad.

Louis Pasteur4

La otra enfermedad estudiada por Pasteur fue el carbunco, que afecta mortalmente al ganado vacuno. Lo primero que hizo fue corroborar la identificación del agente causal, el cual era  un bacilo, previamente identificado por el físico Robert Koch, y vacunar a los animales con formas atenuadas de esos bacilos. El experimento desarrollado fue vacunar  25 ovejas con la forma debilitada, otras 25 con la forma natural y potente del bacilo, además de 10 ovejas no tratadas. Al final el segundo grupo de 25 ovejas inoculadas con la forma potente murió en su totalidad.

El éxito en los desarrollos previos animó a Pasteur a desarrollar otra vacuna importante, esta vez contra la rabia. Estos estudios fueron todo un desafío para Pasteur, ya que el agente causal era un virus, algo que el microscopio que disponía no era capaz de visualizar. Por esa razón Pasteur se las ingenió para trasmitir el agente causal de un animal a otro, en este caso trabajó con conejos, a través de inoculaciones intracerebrales hasta la obtención de una preparación estable. Las formas atenuadas del agente invisible las logró mediante la desecación de médulas espinales de los conejos infectados hasta obtener una preparación no virulenta. Pasteur luego se dio cuenta que había creado formas muertas del agente causal, con lo cual estaba creando una segunda clase de vacunas, que posteriormente serían llamadas vacunas inactivadas. La demostración de su éxito la hizo sobre un niño de nueve años mordido por un perro rabioso en julio de 1885. El éxito de su vacuna fue todo un logro, gloria y fama para quien lo desarrolló.

Desde entonces se comenzó a recoger fondos a fin de construir el Instituto Pasteur en París, el cual fue inaugurado el 14 de noviembre de 1888.

Fue en ese instituto que se desarrolló el trabajo de control de la difteria, para lo cual Pasteur contó con la asistencia de Emile Roux y Alexandre Yersin. El desarrollo de una vacuna al efecto ha ayudado a salvar muchas vidas de niños a través de la inmunización.

El aporte de Pasteur a la ciencia y a la solución de serios problemas de salud humana y animal es extraordinario, además de sus contribuciones para la preservación de bebidas y alimentos.  Muchos centros científicos y y laboratorios en el mundo le honran llevando su nombre.

En ocasión del 70 aniversario del gran científico, se organizó una celebración en la Sorbona, que tuvo la asistencia de eminencias en diferentes campos del saber. No obstante, su salud seguía deteriorándose, su parálisis se agravó, y finalmente  falleció el 28 de septiembre de 1895 en Villenueve-L’Etang, Saint-Cloud. Inicialmente fue sepultado en la catedral de Notre-Dame de Paris, pero luego sus restos fueron trasladados a la cripta Neo-Bizantina del Instituto Pasteur en 1896.

Fuentes consultadas

Anon. Louis Pasteur. Biografías y vida. http://www.biografiasyvidas.com/biografia/p/pasteur.htm

Anon. Louis Pasteur. Busca Biografías. http://www.buscabiografias.com/biografia/verDetalle/4899/Louis%20Pasteur

Anon. Pasteur, Louis. (2015). Encyclopædia Britannica. Encyclopædia Britannica Ultimate Reference Suite.  Chicago: Encyclopædia Britannica.

Escrito por Ricardo Labrada, 7 abril de 2017

Los descubrimientos de Gregorio Mendel en la Genética

La ciencia, con sus experimentos y su lógica,
trata de entender el orden o la estructura del universo
”.
Charles H. Townes (físico experimental, científico
e investigador estadounidense 1915-2015)

En mis años de estudiante en la desaparecida URSS la figura de Gregorio Mendel era un ente casi prohibido en la escuela soviética de los años 60. Lo prohibido motiva curiosidad y lo decía el mismo Federico Engels, estudioso que nadie puede tildar de conservador.

Gregorio Mendel, cuyo nombre original es Johann Gregor, era nacido en Hyncice, actual República Checa, en 1822, hijo de familia humilde, su padre era veterano de las guerras napoleónicas y su madre era gente de pueblo, ya que su padre (el abuelo de Mendel) era un simple jardinero. Se sabe que la niñez transcurrió entre la pobreza y muchas necesidades en el ámbito doméstico. Cuando tenía 21 años ingresó en un monasterio agustino de Königskloter, lugar muy cercano a la ciudad de Brno en la República Checa, donde logró ser ordenado como sacerdote en 1847.

gregor-mendel

Gregor Mendel

Siempre alrededor de Brno, comenzó a residir en la abadía de Santo Tomás, y como quería estudiar y ser docente, fue enviado a Viena, donde se doctoró en matemáticas y ciencias en 1851. Tres años después fue nombrado profesor suplente de la Real Escuela de Brno y desde 1856 comenzó a realizar algunos experimentos de cruzamiento de guisantes en el mismo monasterio donde radicaba. Fue en el desarrollo de esos estudios que Mendel describió los mecanismos de la herencia, los que posteriormente serían profundizados por el biólogo norteamericano Thomas Hunt Morgan, de hecho el fundador de la genética experimental moderna.

Previo a los trabajos experimentales de Mendel se habían desarrollado otros estudios sobre la herencia, entre ellos aquellos relacionados con la hibridación vegetal por parte de Kölreuter, W. Herbert, C. C. Sprengel y A. Knight en el siglo XVIII, mientras que en el XIX están los de Gärtner y Sageret (1825), a los que le siguieron los del botánico francés de Charles-Victor Naudin, quien radicado en Antibes sostuvo la teoría de la inestabilidad de los híbridos.

Las leyes mendelianas de la herencia establecen la forma en que se transmiten ciertos caracteres de los seres orgánicos de una generación a otra. Mendel formuló estas leyes a partir de una serie de experimentos realizados entre 1856 y 1865 que consistieron en cruzar dos variedades de guisantes y estudiar determinados rasgos: el color y la ubicación de las flores en la planta, la forma y el color de las vainas de guisantes, la forma y el color de las semillas y la longitud de los tallos de las plantas.

Mendel, en sus estudios, transfirió polen (células sexuales masculinas) del estambre (órgano reproductor masculino) de una planta de guisantes al pistilo (órgano reproductor femenino) de una segunda planta de guisantes. El objetivo de Mendel era saber de qué color serían las flores de la descendencia de estas dos plantas.

experimentos-de-mendel

Experimentos de Mendel

En una segunda serie de experimentos, Mendel estudió los cambios que se producían en la segunda generación. Cruzaba los dos descendientes del primer cruzamiento rojo/blanco para ver qué color tendrían las flores de las plantas de la segunda generación.

A partir de estas observaciones en sus experimentos formuló tres leyes generales, a saber:

  1. Los descendientes del cruce de dos variedades puras de una misma especie son todos iguales. Esta primera ley se le llama también la ley de los caracteres dominantes o de la uniformidad de los híbridos de la primera generación filial;
leyes-de-mendel-primera-ley

Primera ley de Mendel

2. Los descendientes del cruce de los híbridos entre si de la segunda generación se dividen    en cuatro partes, tres de ellas heredan el carácter dominante y una el recesivo. A esta ley se le llama ley de la segregación;

leyes-de-mendel-segunda-ley

Segunda ley de Mendel

3. Si las dos variedades originales difieren entre sí en dos o más caracteres, cada uno de ellos se transmite con independencia de los demás. A esta ley se le llama de la transmisión independiente o de la independencia de los caracteres.

leyes-de-mendel-tercera-ley2

Tercera ley de Mendel

Mendel llamó carácter dominante a aquel que prevalece. Los resultados de estos experimentos y observaciones permitían concluir que mediante el cruce de razas que difieran en dos caracteres, se podían crear nuevas razas estables, o sea lo que hoy conocemos como combinaciones homocigóticas.

Como para poder validar sus resultados y conclusiones, Mendel envió los mismos a W. von Nageli, considerado entonces la máxima  autoridad en biología, pero como en este mundo hay envidiosos y gente inoperante, incapaces de hacer algo útil pero si de criticarlo todo, los resultados de Mendel quedaron sumidos en el olvido hasta que un grupo de científicos liderados por Hugo de Vries, E. Tschernak von Seysenegg y Carl E. Correns vinieron a descubrir lo mismo que Mendel en materia de leyes de la herencia 30 años después. Fue entonces que los resultados de los estudios de Mendel fueron desempolvados y se aceptó la paternidad de sus hallazgos.

En 1865 Mendel había presentado su trabajo sobre la herencia ante la Natural History Society de Brünn (Brno). Como ya se dijo, a los mismos se le prestó poca importancia. Hay quienes afirman que Darwin no conoció de estos estudios, otros que fue uno de los que menospreció este trabajo, algo lastimoso, pues de haber aceptado las formulaciones de Mendel, habría podido profundizar la teoría de la evolución. Me inclino a pensar que sucedió lo primero.

Aquella actitud de la comunidad científica y el nombramiento de Mendel como abad en 1868 le obligaron a interrumpir sus estudios. No obstante, antes de morir en 1884, había dejado un escrito donde afirmaba que en algún momento sus hallazgos serían avalados debidamente, como así mismo ocurrió más tarde.

Volviendo al caso de los experimentos realizados, veamos la lógica de Mendel en los mismos. El primer acierto fue utilizar una especie autógama, así no tenía dificultad de asegurarse que las variedades provenían de líneas puras con individuos idénticos. Fue muy razonable su elección de los caracteres cualitativos, sobre todo el color de la flores. Se fijó en un solo carácter, lo que facilitaba proporciones numéricas identificables. Siempre contó con el mismo número de individuos de cada tipo en  las sucesivas generaciones. Adicionalmente realizó experimentos de control y cruces adicionales para poder demostrar sus hipótesis y analizó los caracteres independientes y así demostrar el principio de combinación independiente.

En la época de Mendel no se conocía la biología molecular; lo que en la actualidad se denomina gen es lo que Mendel llamó factor hereditario, o sea la unidad biológica responsable de la transmisión de rasgos genéticos. Mendel supuso que los caracteres alternativos están determinados por estos “factores hereditarios”, que se transmiten a través de los gametos, y que cada factor puede existir en dos formas alternativas o alelos (liso/rugoso, rojo/blanco…). Igualmente supuso asimismo que cada individuo posee dos genes para cada carácter. A tales efectos se llama homocigoto al individuo que tiene dos alelos idénticos para un determinado carácter, y heterocigoto al que los posee distintos. A partir de la reaparición de los caracteres de los progenitores en la segunda generación, Mendel formuló la ley de la segregación, que establece que los dos factores o genes para cada carácter no se mezclan ni se fusionan, sino que se segregan al momento de la formación de los gametos.

Mendel dejó así sus primeros descubrimientos al mundo y con ello la genética tuvo una base para su ulterior desarrollo.

Bibliografía consultada

Anon. Gregor Mendel. Biografías y vidas. http://www.biografiasyvidas.com/biografia/m/mendel.htm

Anon. Los experimentos de Mendel. http://pendientedemigracion.ucm.es/info/genetica/grupod/Mendel/mendel.htm

Escrito por Ricardo Labrada, 2 octubre de 2016

Justus von Liebig y la Ley del Mínimo

Cada palabra de su instrucción, la entonación
de su voz respecto a nuestro trabajo y su aprobación
era todo un honor, como de cualquier otro acto
de su persona, lo cual es un enorme orgullo
haberlo tenido como nuestro maestro
”.
A.W. Hoffman, estudiante bajo la guía de Liebig

En las carreras de agricultura usualmente un tema que se aborda inicialmente es el de la Ley del Mínimo que fuera formulada por el agroquímico Justus Freiherr von Liebig, hombre nacido el 12 de mayo de 1803 en Darmstadt, Hesse-Darmstadt, Alemania.

Veamos primero cómo se desenvolvió el desarrollo de este científico. El padre de Liebig era un fabricante de productos químicos, entre ellos colorantes y poseía un pequeño laboratorio, en el cual el pequeño Liebig se ejercitaba con frecuencia. A su vez, interesado en la química, tomaba libros de la biblioteca Real de Darmstadt, los que le servían de guía para sus experimentos y curiosidades. Con ese desarrollo desde niño decidió cuando cumplió los 16 años estudiar farmacia en Heppenheim, pero luego cambió por voluntad propia para estudiar química, estudios que realizó a partir de 1820 en La Universidad Prusiana de Bonn y bajo la guía del profesor Karl Kastner. Liebig continuó sus estudios de química en la Universidad de Erlangen, Bavaria, donde se doctoró en 1822. En sus años de estudiante fue muy destacado al extremo que el gobierno prusiano le otorgó una beca de post doctorado para realizar estudios en París bajo la guía del físico-químico Joseph-Louis Gay-Lussac.

Justus von Liebig

Justus von Liebig

Durante la estancia en París, Liebig, conjuntamente con el químico Friedrich Wöhler, estudió las propiedades de la sal del ácido fulmínico, o sea el explosivo fulminante e igualmente estableció las diferencias existentes entre los ácidos ciánico y fulmínico, lo cual sirvió de base para la formulación del concepto de isomería desarrollado después por el químico sueco Jöns Jacob Berzelius.

Recordemos que la isomería es la propiedad de compuestos químicos, que poseen igual fórmula molecular, pero que presentan estructuras química diferentes y de ahí que las propiedades también difieran.

Liebig luego trabajó en la Universidad de Giessen en 1824, donde pudo conocer al ilustre científico Alexander von Humboldt. Su estancia en esta pequeña institución no duró mucho, los recursos existentes no eran abundantes, por lo que decidió tomar otro rumbo.

Sus estudios en química continuaron e institucionalizó la química como asignatura en las universidades de su país. Uno de los experimentos desarrollados por Liebig fue el quemar un compuesto orgánico con oxido de cobre e identificar los productos derivados de la oxidación, en este caso vapor de agua y dióxido de carbono, pesar los mismos directamente después de la absorción en un tubo de cloruro de calcio y en un aparato especial de cinco bulbos conteniendo potasa caustica, procedimiento que más tarde se perfeccionó.

Conjuntamente con Wöhler, trabajó en el radical benzoilo, en la degradación de los productos de la urea , el descubrimiento del tricloroetanol, más conocido como cloral, la identificación del radical etilo, la preparación del acetaldehído, la teoría del hidrógeno en los ácidos orgánicos entre otros.

Sin embargo, Liebig se hizo famoso al formular la famosa ley de los Mínimos en 1840, la cual afirma que el crecimiento no se controla por los recursos disponibles, sino por el recurso limitado o más escaso. Para el científico alemán, el aumento de la cantidad de nutrientes en general no se traduce en aumento de crecimiento y de productividad de la planta. Por el contrario, el aumento tenía lugar siempre que se adecuara la cantidad del nutriente limitante.

Para mejor ilustrar su ley, Liebig utilizó la imagen de un barril, donde la capacidad de un barril con tablas convexas de distinta longitud está limitada por la más corta, o sea que el crecimiento de la planta se limitaría por el nutriente más escaso. Este desarrollo sirvió para entender la utilidad de los micronutrientes en la planta. No toda producción se puede lograr a base de agua y dióxido de carbono, le sirven otros nutrientes en cantidades adecuadas dependiendo del tipo de planta.

Barril de Liebig para explicar la Ley del Mínimo

Barril de Liebig para explicar la Ley del Mínimo

La Ley del Mínimo de Liebig tuvo una gran aceptación y fue reformulada por Bartholomew en 1958, que la aplicó al problema de la distribución de las especies. La distribución de una especie estará controlada por el factor ambiental para el que el organismo tiene un rango de adaptabilidad o control más estrecho. Mucho o poco de cualquier factor abiótico limita o previene el crecimiento de una especie, eso aún con el resto de los factores cerca del óptimo. La ley de Liebig en el mundo de la ecología desde entonces se denominó Ley de los Factores Limitantes.

Esta ley nos explica claramente porque determinadas especies que llegan a un nuevo hábitat no suelen adaptarse, y eso es debido a la limitante de algún factor abiótico dentro del nuevo ambiente.

Más adelante Shelford formuló la Ley de la Tolerancia, donde todo ser vivo presenta límites ante los diferentes factores ambientales en los que puede vivir. La ley es aplicable a seres superiores como inferiores. La ausencia o reducción poblacional de un organismo o especie se podrá deber al exceso cualitativo o cuantitativo de los niveles de los factores vitales requeridos por la especie.

Ley de Tolerancia de Shelford

Ley de Tolerancia de Shelford

Para medir los índices de abundancia o de las especies se aplica el índice de diversidad de Simpson, que valora la opulencia de las especies y la igualdad con la que los organismos se diseminan entre las especies. Aquí el concepto de diversidad tiene mucho que ver con la ley del mínimo y del máximo (Shelford) que nos habla de los nutrientes que necesita un organismo para reproducirse y desarrollarse, los cuales se pueden encontrar en cantidad mayor o menor afectando la abundancia y variedad de los individuos.

Liebig realizó muchos otros estudios y como todo científico tuvo aciertos y errores. Por ejemplo, él se equivocó al considerar que el agua de lluvia era la principal fuente de nitrógeno para las plantas, incluso más importante que el nitrógeno derivado del humus en el suelo. No obstante, sus aportes siempre sobrepasaron sus errores.

Hoy existen monumentos a su memoria en Darmstadt, Giessen, y en Munich, mientras que sus laboratorios en Giessen permanecen como Museo. El gran científico murió el 18 de abril de 1873 en Munich.

Monumento a Justus von Liebig en Darmstadt

Monumento a Justus von Liebig en Darmstadt

Bibliografía consultada

Anon. 2015. Liebig, Justus, Freiherr von. Chicago: Encyclopædia Britannica.

Anon. 2014. Ley del mínimo de Liebig. Decrecimiento, 17 julio. http://www.decrecimiento.info/2014/07/ley-del-minimo-de-liebig.html

Anon. Leyes de la ecología ( ley del mínimo y ley de la tolerancia). Tu mundo.http://http-ecologiatuplaneta.webnode.es/leyes-de-la-ecologia-ley-del-minimo-y-ley-de-la-tolerancia-/

Marcano J.E. Anon. Elementos de ecología. Educación ambiental. http://www.jmarcano.com/nociones/minimo3.html

Escrito por Ricardo Labrada, 28 agosto 2016

 

El inventor del teléfono fue Meucci y no Bell

La duda es la madre de la invención”.
Galileo Galilei

Al llegar a Roma hace unas décadas y viviendo en una calle que atravesaba a la avenida Marconi, me veía con frecuencia obligado a conducir alrededor de la plaza Meucci, nombre que no me decía nada, señal de la ignorancia que tenía al respecto.

Un buen día quise saber quién era el homenajeado con la plaza mencionada, y  me asombró que Antonio Santi Giuseppe Meucci, hombre nacido en la bella Florencia en 1808, era realmente el inventor del teléfono, cuyos trabajos iniciales había realizado en la Habana.

Tarja en el lugar de nacimiento de Meucci en Florencia, Italia

Tarja en el lugar de nacimiento de Meucci en Florencia, Italia

Desde niño me habían enseñado que el inventor del teléfono era el norteamericano Alexander Graham Bell, y no se asombren que hoy día aún la prestigiosa enciclopedia Britannica sigue afirmando esta falsedad. El asunto no para ahí, el nombre de Antonio Meucci en esta enciclopedia no aparece por ningún lugar.

Meucci cursó estudios de ingeniería química e ingeniería industrial en la Academia de Bellas Artes de Florencia. Era un hombre rebelde y amante de la unificación de Italia, al parecer participó en algunas demostraciones y fue encarcelado por espacio de tres meses. Liberado,  decidió marcharse de Italia junto a su esposa, Ester Mochi, en 1835. Probablemente no sabían ellos que nunca más volverían a la tierra que los vio nacer.

Se trasladaron a la Habana colonial, entonces todavía bajo el yugo de la corona española. Allí trabajó en el famoso teatro de Tacón, actual Gran Teatro ubicado en el municipio Centro Habana y que fuera inaugurado en 1838, donde el florentino trabajaba en el asunto de las tramoyas del teatro y en su tiempo libre trataba de curar enfermos de reuma con pequeñas descargas eléctricas y así aliviar el dolor. Fue en esos tratamientos de reuma que Meucci descubrió que la transformación de las vibraciones sonoras en impulsos eléctricos  se traducía en voz a distancia utilizando un cable para ello.

Antonio Meucci

Antonio Meucci

En 1850 Meucci se trasladó a State Island, Nueva York, donde vivió el resto de sus años, y allí diseñó los primeros prototipos telefónicos. El primer modelo salió a la luz en 1855, mientras que en 1871 lo perfeccionó a la vez que solicitó la demanda patente de este aparato, al cual llamó teletrófono.

Meucci debía pagar 10 dólares anuales para la renovación de la demanda de patente, pero la situación económica del italiano era sumamente precaria y sólo pudo pagar los dos primeros años.

Cabe señalar que ya en 1860 Meucci había hecho una demostración pública de su teletrófono,  lo hizo con la voz de un cantante reproducida a una considerable distancia. El invento fue destacado por la comunidad italiana en Nueva York, y hasta un italiano de apellido Bendelari se llevó un prototipo para Italia, pero luego no pasó nada, ni una señal desde su tierra natal.

Volviendo al tema de la patente, Meucci le ofreció el invento a la Western Union, la que no aceptó la oferta. Necesitaba 250 dólares para completar el pago de la patente, pero la famosa compañía de telégrafos rechazó la oferta.

En 1876 el físico Alexander Graham Bell se apareció con un aparato similar, el cual patentó y le llamó teléfono. Meucci, enterado de esta novedad,  reclamó sus derechos de autor en los tribunales pero al final éstos no fueron reconocidos.

Durante ese proceso judicial el Secretario de Estado de EE.UU. llegó a afirmar que existían muchas evidencias de la autoría del teléfono por Meucci, e incluso el gobierno norteamericano inició acciones legales contra la patente de Bell. Este proceso se extendió más de lo debido y en 1889, cuando ya Meucci no existía, fue cerrado. El inventor italiano había muerto el 18 de octubre del año 1889 en Staten Island, Estados Unidos, a los 81 años de edad.

Durante décadas nos enseñaron que Graham Bell era el inventor del teléfono, pero la verdad al final se impone y el 11 de junio de 2002, el Boletín Oficial de la Cámara de Representantes de los EE. UU. publicó la Resolución Nº269 mediante la cual se reconoce el trabajo de Meucci como inventor de este aparato tan útil. En la resolución  l inventor italoestadounidense. En la misma se reconoce que Meucci demostró y publicó su invento en 1860.

La actividad de Meucci no se limitó sólo al teléfono. En Nueva York tenía una modesta fábrica de velas y fue él quien introdujo el uso de la parafina en la fabricación de velas. Igualmente diseñó un sistema para depurar el agua.

Bibliografía consultada

Anon. Antonio Meucci. Biografías y vidas. http://www.biografiasyvidas.com/biografia/m/meucci.htm

Anon. 2015. Bell, Alexander Graham. Encyclopædia Britannica Ultimate Reference Suite, Chicago.

Anon. 2012. Antonio Meucci, the true inventor of the telephone? Life in Italy, 6 de enero. http://www.lifeinitaly.com/heroes-villains/antonio-meucci.asp

Anon. 2009. Antonio Santi Giuseppe Meucci (Inventor del teléfono). Conlamenteabierta. https://conlamenteabierta.wordpress.com/2009/10/14/antonio-santi-giuseppe-meucci-inventor-del-telefono/

Anon. 2013. Antonio Meucci, el verdadero inventor del teléfono. Blogthinkbig.com 13 de abril. http://blogthinkbig.com/antonio-meucci-verdadero-inventor-telefono/

Anon. Biografía de Antonio Meucci – Quién fue. Quien.net. http://www.quien.net/antonio-meucci.php

Escrito por Ricardo Labrada, 20 agosto de 2016

 

La evolución de las especies vista por Jean-Baptiste Lamarck

En este mundo que habitamos, todo está

sujeto a cambios continuos e inevitables

Jean-Baptiste Lamarck

Uno de los científicos más dedicados al estudio de la evolución de las especies fue el naturalista francés Jean –Baptiste de Lamarck, cuyos estudios realmente antecedieron a los hallazgos de Darwin.

Su nombre completo es Jean Baptiste Pierre Antoine de Monet, caballero de Lamarck, quien nació el 1 de agosto de 1744 en Bazentin-le-Petit, Francia y cursó carrera eclesiástica hasta los 17 años, estudios que abandonó una vez su padre murió para enrolarse en la infantería de su país, donde sirvió por espacio de siete años (1761-1768). Su salud no era la mejor, por lo que se salió de las filas militares. Fue a partir de entonces que comenzó sus estudios de medicina y botánica. Bajo la dirección de Bernard de Jussieu logró publicar la Flora Francesa en 1778. En esa obra aparecía la clasificación sistemática de las plantas mediante una clave dicotómica.

Jean-Baptiste Lamarck

Jean-Baptiste Lamarck

Posteriormente Lamarck trabajó como botánico en el jardín real hasta que éste pasó a ser Museo Nacional de Historia Natural. Fue allí que este naturalista realizó una clasificación de los invertebrados, la cual apareció en su obra Historia natural de los invertebrados, la que realizó a lo largo de siete años (1815-1822).

La labor de Lamarck incluyó otras obras como fueron “Investigaciones sobre las causas de los principales fenómenos físicos (1794)” e “Investigaciones sobre la organización de los seres vivos e Hidrología (1802)”.

Su quehacer en el mundo de la biología le incentivó a realizar otros estudios y observaciones. Lamarck observó las similitudes de muchos animales y concluyó que la vida no era algo fijo o permanente. Según sus conclusiones cuando el ambiente cambia, los organismos cambian su comportamiento. El uso de un órgano continuamente permitirá su ulterior desarrollo. Un ejemplo utilizado era el de la jirafa, cuyo cuello se alargaba debido a los fluidos nerviosos, y se alargaría más con el tiempo y su uso en  alcanzar las ramas para su alimentación. El alargamiento tendría lugar por herencia en las siguientes generaciones. Otros organismos no usados disminuirían en tamaño.

Lamarckianismo

De nuevo los conceptos de Lamarck chocaban con las ideas y las leyendas religiosas sobre el origen del hombre. La vida toma su curso por procesos naturales y no por intervenciones milagrosas. Lamarck no creía en que la naturaleza fuera creada por diseño de una fuerza sobrenatural.

Las dos leyes elaboradas por Lamarck se resumen así:

Primera ley: en cada animal que no haya pasado el límite de su desarrollo, un más frecuente y continuo uso de cualquiera de sus órganos gradualmente se fortalece, se desarrolla y se engrandece, lo cual da un poder proporcional al largo del tiempo que ese órgano haya sido utilizado, mientras que el desuso imperceptiblemente debilita y deteriora el órgano, el que progresivamente disminuye su funcionalidad hasta que finalmente desaparece.

Segunda ley: Todas las adquisiciones o pérdidas provocadas por la naturaleza sobre los individuos a través de la influencia del ambiente, en la cual ha sido situada, y por tanto a través de la influencia del uso predominante o desuso permanente de cualquier órgano; todos estos son preservados por la reproducción de nuevos individuos, a condición que las modificaciones adquiridas son comunes a ambos sexos o por lo menos a aquellos individuos que producen los nuevos.

Lamarck veía que la evolución se debía primero a la fuerza de la vida, en donde los factores naturales y los movimientos de los fluidos conllevaría a una construcción más compleja sea con el uso o desuso del órgano. A su vez, la influencia de las circunstancias o la fuerza adaptiva, en las que el uso o desuso de los caracteres conlleva a que los organismos se adapten mejor al ambiente, donde de nuevo, los organismos son llevados de formas simples a complejas con especialización con el ambiente.

La teoría de la evolución de Lamarck tuvo nuevas versiones, una de ellas fue la del naturalista francés Geoffroy St. Hilaire, quien igualmente formuló una nueva teoría sobre este tema en los años 20 del siglo XIX. Más tarde Robert Chambers escribió un argumento en su libro “Vestigios de una creación natural” en  1844, hasta que en 1859 Charles Darwin publicara el “Origen de las Especies”. Todas estas ideas discrepaban de alguna forma de lo formulado por Lamarck.

La más aceptada hasta hoy día es la de Darwin, quien sin dejar de apoyarse en algunas ideas de la evolución de Lamarck, sobre todo en lo referido a las estructuras que han perdido su función y a la selección artificial mediante la selección, formuló otra teoría. La idea de lo simple a lo complejo no fue aceptada por Darwin, quien veía la complejidad evolucionando como resultado de la adaptación de la vida a las condiciones locales de una generación a la otra. No obstante, Darwin si le dio crédito al asunto de la herencia por uso o desuso. Con la aparición de la genética Mendeliana la teoría de Lamarck sobre la herencia de los caracteres adquiridos quedó suplantada por el desarrollo de la síntesis evolucionaria moderna. No obstante, el abandono o suplantación no ha sido completo, ya que los estudios en el campo de la epigenética ha subrayado la posible herencia de los caracteres de comportamiento adquiridos de una generación anterior.

Lamarck tiene el mérito de haber sido el primero en utilizar el término biología, aunque por esas cosas de la vida, no se le reconoce como padre de esta ciencia.  Lamarck apoyó la Revolución francesa desde sus inicios. Sobre este hecho escribió lo siguiente a su pueblo: Al pueblo francés. Acepta pueblo magnánimo, que has recuperado los derechos sagrados e imprescindibles que has recibido de la naturaleza, y por el deseo que tengo de compartir tu gloria contribuyendo al menos, según mis débiles facultades, a ser útil a mis semejantes, mis hermanos, mis iguales.

Lamarck se empeñó en pedir ayuda para convertir el jardín del rey en una institución moderna, la que como ya se indicó, se transformó en el  el Museo Nacional de Historia Natural de Francia, en la que se crearon doce cátedras.

Un aspecto negativo de su persona era su incapacidad de reconocer sus errores incluso científicos. Era amigo de dar discursos con mucha rimbombancia, los que aburrían y no gustaban. A ello se suma la aversión que provocaba entre los biólogos anti-evolución, como fue el caso de Georges Cuvier, quien se convirtió en su enemigo.

La revolución francesa se fue a bolina, llegó Napoleón al poder y Lamarck cayó en desgracia. Los últimos años de su vida los pasó ciego y en la más absoluta pobreza. Así y todo, su hija copió todo lo que su padre le dictó para la escritura de su obra “Historia natural de los animales invertebrados”. Murió en su casa del Museo el 18 de diciembre de 1829, tenía 85 años, y fue enterrado en una fosa común, cuyos fueron exhumados cinco años después y nadie sabe adonde fueron a parar.

Bibliografía consultada

Anon. Jean-Baptiste de Lamarck. Biografías y vida. http://www.biografiasyvidas.com/biografia/l/lamarck.htm

Anon. Teoría de Lamarck. Escuelapedia.com. http://www.escuelapedia.com/teoria-de-lamarck/

Anon. Lamarck and Darwin: Summary of theories. ScienceNetLinks. http://sciencenetlinks.com/student-teacher-sheets/lamarck-and-darwing-summary-theories/

Anon. Theories of evolution. Bitesize. http://www.bbc.co.uk/schools/gcsebitesize/science/ocr_gateway_pre_2011/environment/4_survival_of_fittest6.shtml

Anon. Understanding evolution. http://evolution.berkeley.edu/evolibrary/article/history_09

Anon. ¿Quién fue Jean-Baptiste Lamarck? Taringa. http://www.taringa.net/posts/info/1875215/Quien-fue-Jean-Baptiste-de-Lamarck.html

De la Cruz Marcial. Jean-Baptiste Lamarck (1744-1829). Educarm-fosil. http://servicios.educarm.es/paleontologia/lamarck.htm

Escrito por Ricardo Labrada (9 mayo de 2016)

El aporte científico de Charles Darwin

Si se pudiera demostrar que existió

un órgano complejo que no pudo

haber sido formado por modificaciones

pequeñas, numerosas y sucesivas,

mi teoría se destruiría por completo.

Charles Darwin

 

Si algo revolucionó al mundo de la ciencia y de la teología fue la moderna teoría de la evolución de Charles Darwin. Cuanta gente de este mundo se resiste nada más que pensar que somos descendientes de simios, cuanta gente se asombra que haya surgido una teoría que haya puesto en tela de juicio la obra del Todopoderoso, son muchos. Darwin logró casi el mismo efecto que cuando la perrita Laika y el cosmonauta Yuri Gagarin volaron al cosmos. La teología tuvo que reelaborarse, llegar allá arriba era lo mismo que hablar de la evolución de las especies.

Charles Robert Darwin nació en Sherewsbury, Gran Bretaña, el 12 de febrero de 1809, era el segundo hijo varón de Robert W. Darwin, médico experimentado del lugar de nacimiento de Charles, y de Susannah Wedgwood, hija de un ceramista del Staffordshire. Su abuelo paterno, Erasmus Darwin, había sido un naturalista y médico destacado, así que la ciencia le venía de cerca al niño Charles. El abuelo del célebre científico elaboró una teoría de la herencia de los caracteres adquiridos que años más tarde su nieto  las pondría en duda.

A temprana edad la madre de Charles murió y su educación tuvo lugar en una escuela, donde al parecer el niño sufrió bastante debido al método de enseñanza practicado. Al niño Darwin le gustaba coleccionar de todo un poco, sellos, monedas, y esa afición parece haberle ayudado a llegar a ser el naturalista que fue.

A la Universidad de Edimburgo llegó en octubre de 1825, su padre le aconsejó estudiar medicina. No obstante, una cosa es el deseo y otra la vocación. Darwin no estaba preparado para realizar intervenciones quirúrgicas ni nada parecido. Por su inteligencia natural, resultaba difícil que los profesores pudieran enamorarle para que siguiera estudiando medicina.

El joven Charles Darwin, retrato de George Richmond (1840)

El joven Charles Darwin, retrato de George Richmond (1840)

Vaya solución y nada menos que con Darwin, su padre luego le aconsejó hacerse cura. Nuevamente el joven aceptó la sugerencia e ingresó en el Christ’s College de Cambridge en 1828. No obstante, no había remedio, estos estudios los descuidó bastante, se iba con frecuencia a cazar, otras veces asistía a cenas con amistades, se distraía con la pintura y la música, eso a pesar de no saber dibujar ni entender mucho de música.

En Cambridge logró establecer relación con el botánico y entomólogo, el reverendo John Henslow, algo que resultó muy provechoso en su vida posterior, quien cuando Darwin concluyó sus estudios le aconsejó que se dedicara a la geología. A su vez, el reverendo  le presentó a Adam Sedgwick, fundador del sistema cambriano, quien  estudió los estratos geológicos del Devónico (cuarto período de la Era Paleozoica) y del Cámbrico (el primero de los seis periodos o series de la Era Paleozoica, llamada también Era Primaria). A su vez Henslow ayudó a Darwin a hacer travesía con el capitán Robert Fitzroy a bordo del Beagle alrededor del mundo, viaje al cual su padre se opuso inicialmente, pero su tío Josiah Wedgwood, posteriormente también su suegro, fue partidario que Darwin fuera parte de esta expedición.

Ese viaje se inició el 27 de diciembre de 1831 saliendo de Davenport. La nave tuvo desperfectos y tuvo que esperar dos meses en reparación en Plymouth. Tampoco el capitán de la nave, Fitzroy, acogió de buen gusto a Darwin en su empresa al no verle capacidad como naturalista.

El proyecto era estudiar topográficamente a la Patagonia, la Tierra del Fuego, las costas sudamericanas del Pacífico, de ahí a las Galapagos, Tahití, Nueva Zelanda, Australia, islas Mauricio y Sudáfrica, para lo cual se requerían unos cinco años de travesía. En ese viaje Darwin pudo comprobar la certeza de los principios de geología enunciados por Charles Lyell respecto a las llamadas causas actuales al visitar las áreas geológicas de la Isla de Santiago en Cabo Verde, donde las rocas blancas existentes eran producto de la lava de erupciones volcánicas.

Darwin mantuvo correspondencia con el reverendo Henslow y le fue revelando cada uno de sus hallazgos en este viaje. El reverendo, por su parte, se convencía cada vez más de su acertada previsión, que Darwin convertiría en un verdadero científico.

Sus observaciones fueron anotadas sobre las variaciones hereditarias en sus “Cuadernos sobre la transmutación de las especies”. En 1836, después de su regreso a Inglaterra, encontró alguna explicación a la teoría de evolución de las especies cuando leyó el libro “Ensayo sobre el principio de población”  del economista británico Thomas Robert Malthus, cuyo texto explicaba cómo se mantenía el equilibrio en las poblaciones humanas. Malthus era del criterio que ningún aumento de la disponibilidad de alimentos para los humanos podía compensar el ritmo de crecimiento de la población, teoría que hoy día ha quedado demostrada como inconsistente. No obstante, Darwin aplicó el criterio maltusiano en los animales y las plantas, y logró una orientación de la teoría de la evolución a través de la selección natural.

Charles Darwin

Charles Darwin

Su regreso a Inglaterra tuvo lugar a inicios de octubre de 1836, y hasta principios de 1839 trabajó en la escritura de su diario y la preparación de otros textos con distintas observaciones. Fungió como secretario honorario de la Sociedad Geológica y estableció nuevos contactos con Charles Lyell.

En 1839 Darwin se casó con su prima Emma Wedgwood, inicialmente vivieron en Londres, pero luego se movieron para Down, Condado de Kent, ya que él padecía de enfermedades con regularidad. En 1839 nació el primogénito de la pareja, luego vendrían nueve hijos más, cinco varones y cuatro mujeres, tres de los cuales fallecieron. Precisamente la pérdida de una de sus hijas le hizo ver la vida de otra forma y perder casi definitivamente su fe religiosa.

La primera teoría elaborada por Darwin apareció en 1842 sobre la formación de los arrecifes de coral que se desarrollaban por el crecimiento de estos organismos en los bordes y cimas de las islas, las que paulatinamente se iban hundiendo. Observó la similitud de la fauna y flora de las islas Galápagos con las de América del Sur, e igualmente las diferencias existentes entre un mismo organismo recogido en dos hábitats diferentes.

Darwin, en su viaje, se había dado cuenta de los cambios que sufren algunas especies por el manejo del hombre, constató las similitudes entre varias especies de animales, y concluyó que la selección era esencial para la mejora de razas de animales y variedades de plantas. Tampoco pasó inadvertido que esa misma selección podía tener lugar naturalmente bajo el efecto de factores diversos en el ambiente. Ya estaba a las puertas de su teoría, pero sospechaba que la misma no sería aceptada, sobre todo por los prejuicios existentes. Inicialmente escribió unas tres decenas de páginas, las que posteriormente fue ampliando en el curso de 1844.

Igualmente escribió sobre sus experiencias en materia de geología y luego continuó en la preparación de algunas monografías, una de ellas sobre los cirrípodos, infraclase de crustáceos maxilópodos denominados comúnmente percebes, que incluye la bellota de mar y la anatifa. Es uno de los grupos de crustáceos más modificado, su peculiar morfología hizo que hace dos siglos se confundieran con moluscos, cuyo trabajo fue muy loado y premiado por la Real Sociedad en 1853.

A partir de 1856, por consejos de Charles Lyell,  Darwin comenzó a trabajar seriamente en sus ideas sobre la evolución de las especies. En sus conclusiones la transformación  de las especies se produce a la par de la adaptación de éstas a las condiciones adversas del ambiente para no extinguirse. A tales efectos, las especies se transforman lentamente durante mucho tiempo. Son aquellos individuos de las especies que logran transformarse y sobreviven, los que vencen el proceso de evolución. El proceso evolutivo era continuo, gradual y lineal. Por ende, los seres humanos igualmente evolucionaban de una especie del pasado, su antecesor era un animal similar a los monos antropoides. La validez de su teoría quedó demostrada cuando se descubrieron fósiles de homínidos.

Cuando el científico estaba más entusiasmado en su obra maestra recibió un texto enviado por Alfred Russel Wallace, quien trabajaba en las Molucas y quien desarrolló observaciones que lo llevaron a escribir sobre la aparición de nuevas especies. Las teorías de Wallace coincidían con muchas de las que Darwin tenía en su mente, lucha por la existencia y otras. Por un problema de ética, Darwin le comunicó a Lyell sobre este trabajo de Wallace, que en realidad desarrollaba sus ideas a plenitud. Darwin era del criterio de destruir todo lo que había escrito, pues de nada serviría.

La solución al problema se hizo de la forma más inteligente que se hubiera podido hacer. En 1858 Lyell y el botánico Joseph Dalton Hooker, que luego fuera director del Kew Gardens, conocedor también de las ideas de Darwin sobre la evolución, aconsejaron a su amigo presentar un manuscrito con ante la Linnean Society acompañado del trabajo de Wallace y un esbozo de una carta que Darwin había enviado al botánico norteamericano Asa Gray en 1857, donde aparece un esbozo de su teoría.

Wallace reconoció lo correcto del procedimiento seguido e incluso dijo que Darwin era merecedor del logro por su persistencia y amor a lo que realizaba. Darwin y Wallace mantuvieron una buena relación profesional por el resto de sus vidas. Wallace reconoció a Darwin como primer descubridor del mecanismo de la Selección Natural.

Solucionado este problema, Darwin preparó su obra en un poco más de un año, la que tituló “Sobre el origen de las especies por medio de la selección natural, o la preservación de las razas favorecidas en la lucha por la vida”, que usualmente todos conocemos como “El origen de las especies” y que fue publicado en noviembre de 1859, cuyo primera tirada de más de mil ejemplares fue vendida el mismo día que apareció en mercado.

La reacción a la obra no se hizo esperar, sobre todo de parte del clero. En 1860 el obispo Samuel Wilberforce, en sesión de la Asociación Británica de Avances de la Ciencia, trató de ridiculizar la teoría darwinista, pero halló respuesta sólida del zoólogo Thomas Henry Huxley. Wilberforce continuó con sus manifestaciones, ninguna basada en la ciencia, realmente no sé qué hacía ese cura en una sesión de ciencias. Uno de sus planteamientos fue dirigido a Huxley diciendo que si él no había pensado que su abuelo podría haber sido un mono. Huxley le respondió que su señoría también estaba en esa posición. Richard Owen, famoso paleontólogo, fue otro de los que se opuso a las teorías darwinistas, mientras que el propio Darwin se apartó de toda discusión y continuó con sus estudios.

En 1868 había formulado una teoría sobre el origen de la vida en general, la pangénesis, que no tuvo la aceptación de su primera. En 1871 publicó una nueva obra, “El origen del hombre y la selección en relación al sexo”, este material echaba abajo la leyenda Adán y Eva. El hombre había surgido por vías naturales. Al año siguiente fue obra fue “La expresión de las emociones en el hombre y en los animales”, la que sentaba bases para el estudio del comportamiento. Después de eso se dedicó principalmente a trabajos en el campo de la botánica.

Otras de sus obras fueron:

  • Estructura y distribución de los arrecífes de coral, en 1848
  • Observaciones geológicas en América del sur, en 1851
  • Fertilización de las orquídeas, en 1868
  • Variación de animales y plantas bajo domesticación, en 1871
  • El origen del hombre, en 1872
  • Las plantas insectívoras, y Sobre los movimientos y costumbres de las plantas trepadoras, en 1876
  • Los efectos de la autofertilización y de la fertilización cruzada en el reino vegetal, en 1877
  • Las diferentes formas de las flores, en 1879
  • Vida de Erasmus Darwin, en 1880
  • El poder del movimiento de las plantas
  • La formación del mantillo vegetal por la acción de las lombrices, en 1881

A finales de 1881, tras ser diagnosticado de angina de pecho, comenzó a padecer graves problemas cardíacos,. Darwin falleció en Down el 19 de abril de 1882. Sus restos fueron sepultados en la abadía de Westminster, cerca de los restos de  Isaac Newton. Su funeral tuvo lugar el 26 de abril, adonde asistieron centenares de personas.

 Las obras de Darwin sirvieron de base para el desarrollo ulterior de las ciencias biológicas, aunque es cierto que algunas de sus teorías no eran acertadas. Cuando Darwin desarrolló su trabajo, la genética y la biología molecular no existían. Darwin afirmó que el cruce de animales era el que daba un descendiente con una mezcla de características de sus progenitores. La teoría luego elaborada por Mendel demostró que las características de una especie están estrechamente vinculadas a distintos factores e su árbol genético.

Fue así que surgieron las ideas neodarwinistas o de síntesis evolutiva moderna, donde las  teorías de la evolución de Darwin se conjugaron con los nuevos descubrimientos en el campo de la genética. La síntesis evolutiva indica que la evolución de las especies se fundamenta en los mecanismos genéticos existentes. Las mutaciones son causa del origen de la diversidad genética y de los cambios evolutivos. Tales cambios, como dijera Darwin, son siempre graduales dentro de una población. De hecho, la selección natural es el propulsor del cambio entre las especies. Un pequeño cambio pero continuo da lugar a variaciones importantes a largo plazo.

Bibliografía consultada

Anon. Charles Darwin. Sobrehistoria.com. http://sobrehistoria.com/charles-darwin/

Anon. Charles Darwin. Busca Biografías. http://www.buscabiografias.com/biografia/verDetalle/6517/Charles%20Darwin

Anon. Charles Darwin. Biografías y vidas. http://www.biografiasyvidas.com/monografia/darwin/

Anon. Charles Darwin biography. Bio. http//www.biography.com/people/charles-darwin-9266433.

Anon. La biografía del navegante del Beagle. El Mundo. http//www.elmundo.es/especiales/2009/02/ciencia/darwin/seccion1/

Martinez Sanz, JL; González Martín, Ana María. 2005. Charles Darwin (biografía). Edimat Libros, 192 p. ISB 9788497645829.

Van Wyhe John. Darwin online. http://darwin-online.org.uk/

Escrito por Ricardo Labrada (21 abril de 2016)

El mérito de Carlos J. Finlay y sus grandes descubrimientos

Finlay genial, sabio, clarividente, fue creador de una doctrina,
de un verdadero sistema que tenía que culminar en un
resonante triunfo, porque su edificación estaba sólidamente
cimentada en los fundamentos de la observación y de la experiencia”.
Beldarraín E. y López José A., científicos cubanos

En el discurso del mes de marzo de 2016 del presidente Obama en la Habana mencionó a la figura del brillante científico Carlos J. Finlay y también añadió el nombre de Walter Reed en el empeño de sanear la zona del Canal de Panamá para su construcción. El presente artículo relata la historia de los hallazgos del científico cubano, lo cual hoy día cobra importancia para el control del mosquito, transmisor de la enfermedad Zika, la que tiene al mundo en alerta. El camagüeyano Carlos J. Finlay fue pionero en el descubrimiento del mosquito como vector de enfermedades de alta nocividad, entre ellas la fiebre amarilla.

Con sorna, muchos de aquellos que le envidiaban llamaban al cubano “el hombre de los mosquitos”, pero si bien Thomas Alva Edison hizo invenciones muy ingeniosas, gran parte de la humanidad le debe mucho a este médico y destacado científico, a quien los que realmente saben le rinden eterno homenaje.

Carlos J. Finlay y Barrés nació en la ciudad de Camagüey el 3 de diciembre de 1833, su padre fue el doctor Edward Finlay, natural de Escocia, médico graduado de las Universidades de La Habana y Lima, y su madre, Elizabeth de Barrés, nacida en Puerto España, Trinidad Tobago. Finlay cursó estudios secundarios en Rouen, Francia y se graduó de Doctor en Medicina en 1855 en el Jefferson Medical College de Filadelfia e incorporó su título a la Universidad de La Habana en 1857.

Carlos J. Finlay

Carlos J. Finlay

El primero en desarrollar la teoría de la transmisión de enfermedades de un individuo enfermo a otro sano por la vía de vectores biológicos fue Finlay, quien descubrió que el mosquito Aedes aegypti era el único agente capaz de transmitir la fiebre amarilla. Para poder comprobar su hipótesis, Finlay desarrolló un método experimental de producir formas atenuadas de la fiebre amarilla en los seres humanos, lo cual permitió comprobar la veracidad de sus ideas e igualmente iniciar estudios sobre los mecanismos inmunológicos de las enfermedades infecto- contagiosas.

Su descubrimiento permitió elaborar el programa de control del mosquito a través de lo que se conoce como lucha antivectorial. Entre otras investigaciones que él desarrolló, están aquellas sobre la la lepra, las enfermedades de la visión, la malaria o paludismo, el beriberi, la corea, la tuberculosis y el absceso hepático. En Cuba descubrió la existencia de otras enfermedades, como el bocio exoftálmico, la filariosis y la triquinosis. Fue el primero en afirmar el origen hídrico del cólera, a la vez que realizó importantes observaciones sobre el tétano infantil, lo cual posibilitó su reducción en los niños del país.

Volviendo al asunto de la fiebre amarilla, lo interesante del trabajo de Finlay fue la cantidad de detractores que tuvo en Cuba y EEUU. Finlay era modesto y siempre hablaba con cautela de sus hallazgos. Inicialmente entendía que había un vector, pero ¿cuál? Luego empezó a sospechar del mosquito, para lo cual realizó muchos estudios y llegó a descubrir que era la hembra, ya fecundada de esa especie, la que transmitía la enfermedad.

Durante 1881 había realizado experimentos con voluntarios sanos, los que se dejaban picar por la hembra del mosquito. Todos enfermaron, ninguno murió al saber las etapas menos peligrosas. Esos experimentos le permitieron saber que un individuo picado una vez por un mosquito infectado, quedaba inmunizado contra futuros ataques. En ese mismo año presentó sus hallazgos en la Academia de Ciencias Médicas de La Habana, donde presentaba con cautela su hipótesis sobre el mosquito como vector de la fiebre amarilla, que realmente no fue aceptada.

Los americanos, después del fracaso de los franceses, estaban enfrascados en la construcción del Canal de Panamá, una zona realmente inhóspita, y plagada de insectos y enfermedades. Existía el antecedente de la construcción del ferrocarril de Colón hasta Ciudad Panamá entre 1850 y 1855, eran 78 quilómetros de vías, donde se estima que murieron más de 6 000 personas, la mayoría afectada por cólera y malaria. La construcción del Canal tenía un gran obstáculo y era la existencia de enfermedades como la malaria y la fiebre amarilla. Los americanos estaban muy al tanto de lo que hacía Finlay, pero no es que creyeran mucho en sus resultados.

La Comisión de Fiebre Amarilla de EEUU liderada por el comandante Dr. Walter Reed e integrada por los Dres. Jesse W. Lazear, Lewis Carroll, ambos militares, y el cubano Arístides Agramonte (oriundo también de Camagüey), visitó Cuba. En 1900 Finlay entregó a esa comisión los resultados de 104 experimentos por él realizados. El cubano les dijo cómo había realizado sus estudios, pero la comisión no es que le haya prestado mucha atención. Por otro parte, el segundo gobernador norteamericano en Cuba, el general Leonard Wood, pidió a la comisión militar no abandonar Cuba sin probar la “teoría de Finlay”.

No obstante, algunos miembros de la comisión como Reed y Carroll se dejaron picar por el mosquitom enfermaron con síntomas de fiebre amarilla y lograron sobrevivir. El Dr. Lazear, por su parte, uno de los más incrédulos de la comisión, aplicaba mosquitos a voluntarios, y uno de los insectos infectado se escapó y lo picó. Lazear murió poco después afectado por la enfermedad. Había que tener un muerto para creer que Finlay tenía razón, pero cosas de la vida, el ilustre Reed confirmaba la teoría de Finlay y pretendió, que poca ética profesional, adjudicarse el hallazgo. Por suerte, científicos de México, Brasil, España, Italia, Gran Bretaña, Alemania y Francia, sabían que era Finlay el verdadero descubridor, por lo que ellos afirmaron que el Dr. Reed solo había comprobado la teoría desarrollada por el Dr. Finlay. Así que el norteamericano pasó a la historia como un simple conductor y comprobador de una teoría ya elaborada por el cubano.

Un reconocimiento a Finlay en los EEUU

Un reconocimiento a Finlay en los EEUU

Tampoco faltaron los ilustres detractores de la Academia cubana de Ciencias Médicas para hablar del honor y la gloria de Finlay en sus estudios. Todo eso después de 20 años de desprecio a los resultados obtenidos. El mérito de Finlay y Barres estaba ahí, ya nadie podría quitárselo.

El Dr. William Crawford Gorgas era un médico militar que había llevado a cabo una labor de saneamiento en Santiago de Cuba, donde la fiebre amarilla continuaba incidiendo. A partir de diciembre de 1898 fue nombrado Jefe Superior de Sanidad en La Habana, o sea prácticamente al momento que entran los norteamericanos a gobernar Cuba. Gorgas era otro de los agnósticos respecto a los hallazgos de Finlay, pero más objetivo, ya que le pidió al cubano crear una comisión con especialistas conocedores de la fiebre amarilla para su erradicación. Finlay accedió y de acuerdo a su plan en siete meses la enfermedad fue erradicada en Cuba.

Ahora el Dr. Gorgas era de los firmes a favor del programa implementado por la comisión cubana bajo la guía de Finlay, por lo que al ser nombrado responsable del saneamiento del Istmo de Panamá, aplicó las mismas formulas del cubano en este empeño, con las cuales logró eliminar los vectores de la fiebre amarilla en 1906 y reducir la incidencia de la enfermedad y de la malaria considerablemente.

En 1902, al proclamarse la república de Cuba, el notable científico cubano fue nombrado jefe nacional de sanidad, responsabilidad que cubrió hasta 1909, año de su retiro.

El Dr. Finlay falleció en La Habana el 20 de agosto de 1915, a la edad de 82 años. Después de su muerte, el gobierno cubano creó el Instituto de investigaciones en Medicina Tropical que lleva su nombre, y el día 3 de diciembre, aniversario de su cumpleaños, se celebra en toda América el “Día de la medicina americana”.

Bibliografía consultada

Anon. Carlos Juan Finlay. Biografías y vida. http://www.biografiasyvidas.com/biografia/f/finlay.htm

Beldarraín Enrique y López José A. 2004. Dr. Carlos J. Finlay. EMO, Ediciones médicas.com.ar. 3 de diciembre. http://www.edicionesmedicas.com.ar/Miscelaneas/Biografias_de_medicos/Dr._Carlos_J._Finlay

Durán Aleyda. Carlos J. Finlay salvó millones de vidas. Contacto magazine. http://www.contactomagazine.com/finlay.htm

Escrito por Ricardo Labrada (12 marzo de 2016)

Thomas Alva Edison y sus invenciones

Sean valientes como sus padres
fueron antes de que Uds. llegaran.
Tengan fe y vayan adelante”.
Thomas Alva Edison

Hoy en día disfrutamos de muchas cosas, el cine, la radio, la electricidad, y en el desarrollo de casi todas ellas hubo la intervención inicial de un verdadero genio, cuyo nombre responde al de Thomas Alva Edison, hombre que naciera el 11 de febrero de 1847 en Milan, Ohio dentro del seno de una familia de clase media. El niño Tommy era hijo de padre descendiente de holandeses, mientras que su madre era canadiense descendiente de escoceses. Esta familia tuvo un total de siete hijos, de los cuales tres murieron, mientras Tommy fue el séptimo en llegar. Le llamaron Alva en honor al llamado capitán Alva Bradle, famoso hombre de negocios y ejecutivo de béisbol del equipo Indios de Cleveland.

Tommy tuvo problemas de audición de nacimiento y asistió a la escuela primaria correspondiente al lugar donde residía. Allí enseguida comenzó a cuestionar cosas que su maestro no podía explicar. El enseñante se mostró varias veces desesperado, se daba cuenta que el muchacho tenía una inteligencia sobrenatural, pero lejos de incentivar el conocimiento o conducirlo por el debido cauce, se dedicó a reprimirlo, le llamaba alumno estéril e improductivo, al extremo que un día Tommy, a la edad de siete años, regresó a casa negado rotundamente a asistir a la escuela nuevamente. Su madre ya había notado las aptitudes de su hijo, por lo que decidió ella seguir educándolo y no mandarlo más a escuela.

Edison con su nueva lámpara incandescente

Edison con su nueva lámpara incandescente

Una de las cosas que su madre le enseñó a su hijo fue cómo escoger los libros en una biblioteca. De esa manera él podía leer y saciar todo ese interés de conocimiento que poseía. Fue así que Edison aprendió de muchas cosas autodidácticamente. Así leyendo, Edison quedó fascinado con las tres leyes de Newton.

A la edad de doce años, Tommy se sintió ya hombre y le pidió a sus padres le dejaran ganarse la vida. Así comenzó a vender diarios en un tren que iba de Port Huron a Detroit. Igualmente vendió verduras y otros alimentos. Como el tren paraba en Detroit por seis horas, Edison aprovechaba para ir al salón de lectura de la Asociación de Jóvenes, donde comenzaba leyendo los libros de los anaqueles inferiores y por ese orden hasta terminar toda la hilera. A la vez se hizo de una pequeña prensa de mano y de algunos tipos que le regaló una amistad del periódico Detroit Free Press, que dispuso en un vagón, con lo que empezó a tirar su propio semanario, el Grand Trunk Herald, con unos cuatrocientos ejemplares, los que vendía en el mismo tren. Edison llegó a hacer hasta diez dólares diarios, una verdadera fortuna en aquella época.

Un día el tren en el que usualmente viajaba, dio tumbos en una superficie desnivelada, lo que provocó que rodara fósforo por el piso y el vagón se incendiara, el que llegó al furgón de equipajes. Con mucha razón el conductor se enojó pero le propinó un severo golpe en la cabeza a Edison, quien tenía problemas auditivos, los que se agravaron con este golpe. Igualmente le autorizaron la venta ambulante de su periódico en los locales con estaciones de ferrocarril a lo largo del trayecto.

Edison tuvo miedo de operarse para restaurar su audición, por lo que quedó sordo de su oído izquierdo y al 80% del derecho.

Otro día el hijo de un jefe de estación estaba vagando por las pistas de Port Huron cuando de repente apareció un furgón. Edison estaba presente y sin pensarlo dos veces se lanzó sobre el niño para apartarlo de los rieles. No hubo lesión y el padre del niño, en agradecimiento, le enseñó a Edison como manejar el telégrafo y el código de Morse. Por lo que a los quince años, Edison ya era telegrafista y pudo ocupar puestos como tal debido a que la guerra de secesión ya había comenzado.

Siendo telegrafista Edison logró su primera invención que le llamó el repetidor automático, que consistía en el envío de mensajes a las estaciones sin telegrafista, lo que permitía a que alguien después las leyera traduciendo el código en su propia velocidad y a conveniencia. Este invento no fue patentado por Edison en aquel momento.

Llegado a un punto Edison hizo un análisis de su situación económica que no era la mejor y por eso se decidió trasladar a Boston para trabajar como telegrafista en la famosa Western Union, donde trabajaba doce horas diarias y seis días a la semana. En esta compañía Edison ya había trabajado en Cincinnati anteriormente. Al mismo tiempo siguió con sus invenciones, una de ellas fue la máquina de recoger los votos de las elecciones, la que poseía dos botones, uno para el sí y otro por el no de cada voto. Lo interesante es que los políticos no estaban muy contentos de tener una máquina así, preferían el conteo manual. Ellos alegaban uno de sus principales intereses era evitar fraudes en las votaciones, y su aparato no haría otra cosa que favorecerlos.

Edison y el fonógrafo

Edison y el fonógrafo

Edison se trasladó a Nueva York, donde no tenía empleo, pero que al llegar al centro financiero de la ciudad, vio que el jefe de una casa de corredores de Bolsa se quejaba que su teletipo bursátil estaba roto, el cual daba los precios del oro. Edison se acercó y pidió que le dejaran repararlo, lo cual hizo y se ganó la felicitación de los allí presentes. El éxito le sirvió para que el dueño le ofertara un empleo por un salario mensual de 300 dólares. Fue este el momento del despegue de Edison.

Trabajó para la Western Union en Nueva York, luego se independizó para establecerse en Menlo Park, Nueva Jersey en 1876. Allí creó su propio talle con un grupo de mecánicos y asistentes, donde trabajó en la invención de varias cosas, entre ellas el fonógrafo, antecedente del tocadisco, la invención de una nueva modalidad de lámpara incandescente conseguida con un filmento a base de bambú carbonatado, lo que permitió el primer sistema de alumbrado urbano que se conozca al establecerlo en todo Menlo Park en la víspera del año nuevo de 1880. En ese mismo año Edison se asoció con J. P. Morgan para fundar la Edison Electric, pero Morgan le quitaría sus acciones posteriormente para crear la General Electric. Esta situación obligó a Edison a continuar su trabajo como independiente.

Edison y sus colaboradores establecieron los fundamentos de la válvula de la radio y de la electrónica. En 1887 contaba ya con más de cuatrocientos patentes. Edison hizo aportes considerables para el desarrollo del cine. Ya en 1889 comercializó la película en formato de 35 mm, aunque su invento ya había sido logrado y patentado por George Eastman previamente.

Otro invento importante fue el quinetoscopio o kinetoscopio o cinetoscopio, que viene a ser el precursor del moderno proyector de películas. Aunque la idea fue de Edison, quien buscaba algo parecido al fonógrafo pero en imágenes, la patente le correspondió a su colaborador William Kennedy Laurie Dickson, a quien encargó desarrollar el nuevo diseño de máquina. El proyecto estuvo ralentizado algo pero de nuevo se reactivó con la visita de Edison al médico y fotógrafo francés Etienne-Jules Marey, quien ya había desarrollado el llamado cronofotógrafo, aparato que usaba una tira de película más larga que el diámetro de cualquier cilindro. El desarrollo de la película de celuloide flexible por parte de John Carbutt ayudó al desarrollo a su vez del quinestocopio de Dickson-Edison, los que llegaron a Europa en 1894. Dos años después presentó el vitascopio, equipo más próximo al cinematógrafo de los hermanos Lumière.

Edison y el quinestocopio

Edison y el quinestocopio

Al final del siglo Edison ya había inventado el dictáfono, el mimeógrafo y la batería de carga. A su vez lanzó su primer film silente en 1904, el cual tenía una duración de 10 minutos que tituló “El gran robo del tren”.

Incansable hasta en su retiro, Edison logró un total de 1093 patentes y muchas de ellas han servido para el bienestar de toda la humanidad. Hoy disfrutamos de todas estas cosas y no sabemos ni quién las inventó. El nombre de Edison debe perdurar en la memoria de las generaciones actuales y futuras.

El gran inventor murió el 18 de octubre de 1931 en West Orange, Nueva Jersey. Aquellos interesados en conocer algo de este genio pueden ver el ameno filme “Edison, el hombre (1940)” del director Clarence Brown, donde el actor Spencer Tracy interpreta el papel de Edison acertadamente.

Bibliografía consultada

Anon. Vida y obra de Thomas Edison- breve biografía y sus inventos. Grandes Biografías. http://historiaybiografias.com/tomas_edison/

Anon. Thomas Edison. Biografías y vidas. http://www.biografiasyvidas.com/monografia/edison/

Anon. Thomas Alva Edison. Busca biografías. http://www.buscabiografias.com/biografia/verDetalle/1820/Thomas%20Alva%20Edison

Beals Gerard. 1999. The biography of Thomas Edison. Thomas Edison.com. http://www.thomasedison.com/biography.html

Escrito por Ricardo Labrada (5 marzo de 2016)

Conozca a Artur Fischer, un inventor genial

No se inventa lo que no se tiene,
sino aquello con lo cual uno ha jugado”.
Artur Fischer

Usualmente vemos muchas cosas útiles que aparecen en el Mercado y nos facilita la vida.   Sin saber de dónde salen esas cosas, terminamos diciendo: “como inventan los cristianos”, pero sin caer en el detalle de quién las inventó y cómo las llegó a hacer.

Uno de estos inventores fue Artur Fischer, quien nació el 31 de diciembre de 1919 en Tumlingen, ahora parte de Waldachtal, Alemania. El padre de Artur era sastre y su madre tintorera, se dedicaba más que todo a planchar. Ellos reconocieron desde niño las habilidades de Artur para hacer muchas cosas y no dejaron de estimularlo a que siguiera por ese camino.

En su niñez asistía a una escuela vocacional, la que abandonó a los 13 años, pues deseaba aprender cerrajería con un maestro de este oficio en Stuttgart. Poco después se unió a la juventud hitleriana y se alistó en el ejército de su país. Quería ser piloto y su vista no le ayudaba, no era alto y carecía de graduación escolar. Finalmente se adiestró como mecánico de la aviación alemana y fue asignado a la región del Palatinado. Allí se destacó y fue considerado el mejor mecánico de su base, además de diseñar y realizar un modelo de avión que quería regalar a su madre. Tan bueno era el modelo que su jefe le pidió lo regalara a Hitler, quien se apareció por allí en las navidades de 1939.

Fischer se vio obligado ir a la Guerra, nada más y nada menos que para participar en la batalla de Stanligrado, de donde salió huyendo después que los nazis sufrieran una catastrófica derrota. De Rusia fue a parar a Italia, donde las tropas aliadas le detuvieron y llevado a Inglaterra como prisionero de guerra. En 1946 fue liberado y regresó a su vida laboral.

Usando chatarra militar, Fischer logró hacer encendedores e interruptores de telares. En 1948 se decidió a crear su propia empresa, el grupo Fischer. Empezó con poca cosa, pero hoy día tiene 42 subsidiarias internacionales con venta de 14 000 productos y con más de 4000 empleados en el mundo. El ingenio de Fischer dio muchas cositas que hoy vemos y no sabemos que fue él quien las creó.

Su primera invención, probablemente la más famosa fue la del flash sincronizado para aparatos fotográficos, que fuera comprado por la Agfa. Luego vino la invención de los tornillos en 1958. Motivado por el problema de cómo insertar bien un tornillo sea en yeso o en una pared, él diseñó un enchufe de plástico con una punta partida de manera de poderla insertar bien en el agujero. Mientras el tornillo se torcía, el enchufe prevenía la dislocación en el yeso. El tornillo avanza hacia la punta y el enchufe se ancha, con los que se prensaba ajustadamente en el agujero. Dos aletas anti-rotatorias en el enchufe se calzaban en el yeso y el anclaje resultaba seguro.

Fischer junto a su dispositivo de flash

Artur Fischer junto a su dispositivo de flash para fotos

Tornillos y anclaje plástico ideados por Artur Fischer

Tornillos y anclaje plástico ideados por Artur Fischer

Otras de las invenciones de Fischer fueron los sets de modelos llamados Fischertechnik, los sostenedores de tazas con tapas retractables, boquillas de ventilación, y material de juguete para niños hecho a partir de almidón de papa, por lo que se puede comer. Fischer declaró hace unos años a la revista alemana Technology Review, que lo que le interesaba era dar solución a cualquier problema que se presentase.

Sets de Fischertechnik

Sets de Fischertechnik

Hace muchos años estaba él en un hotel, donde el dueño se quejaba que los huéspedes siempre tenían dificultades para cortar el huevo duro que se les ofrecía en el desayuno. Fischer se dio a la tarea de crear un artefacto que permitiera cortar el huevo de cualquier tamaño. Igualmente creó portabotellas, porta CD y guanteras para autos.

Las invenciones de Fischer fueron muchas, al extremo que logró 1 100 patentes, todo un record que supera las 1093 logradas por Tomás Alba Edison. Cuando ya había cumplido los 94 años, Fischer declaró: “Mi trabajo como inventor está lejos de haber concluido”. No dejaba diariamente de visitar su oficina, donde abundaban los modelos que él mismo diseñaba desde sus años como mecánico de aviación. El Parlamento Europeo galardonó a Fischer en 2014 por su ingenio y la obra realizada en su vida.

El pasado 27 de enero de 2016, Fischer murió en su casa de Waldachtal, en el suroeste alemán, en paz y rodeado de su familia. Su compañía informó del fallecimiento de su creador y en su comunicado dijo: “Siempre se dedicó a su pasión de inventor y desarrolló muchos productos para la empresa”. Fischer fue enterrado en su ciudad natal, su funeral fue discreto, al cual asistieron sus familiares más allegados.

Bibliografía consultada

Anon. 2015. El genial inventor Artur Fischer. Deutschland.De, 19 de enero https://www.deutschland.de/es/topic/economia/innovacion-tecnica/el-genial-inventor-artur-fischer

Grimes William. 2016. Artur Fischer, Inventor With More Patents Than Edison, Dies at 96. NY Times, 8 febrero. http://www.nytimes.com/2016/02/09/business/international/artur-fischer-inventor-with-more-patents-than-edison-dies-at-96.html?hp&action=click&pgtype=Homepage&clickSource=story-heading&module=second-column-region&region=top-news&WT.nav=top-news&_r=0

Muñoz Ana. 2016. Fallece Artur Fischer, el inventor con más éxito del mundo. Ticbeat, 1 de febrero. http://www.ticbeat.com/cyborgcultura/fallece-artur-fischer-el-inventor-con-mas-exito-del-mundo/

Escrito por Ricardo Labrada (13 febrero de 2016)

Lisa Meitner y la fisión nuclear

La ciencia hace a la gente tratar de luchar
desinteresadamente para llegar a la verdad y la objetividad,
enseña a la gente a aceptar la realidad,
con asombro y admiración, por no mencionar
el asombro y alegría que el orden natural
de las cosas produce en el verdadero científico”.
Lisa Meitner

Antes de pasar al tema, es útil dar unas explicaciones o hacer recordar algunos conocimientos que adquirimos cuando estudiábamos química. Lo hacemos para que el contenido del texto sea más comprensible.

Los átomos se componen de:

• NEUTRÓN, Partícula elemental del núcleo del átomo que no tiene carga eléctrica. “el neutrón tiene masa casi igual que la del protón y 2 000 veces mayor que la del electrón; aunque el número de protones para los átomos de un mismo elemento es invariable, puede cambiar el número de neutrones”.

• PROTÓN, Partícula elemental del núcleo del átomo y que tiene carga eléctrica positiva.

• ELECTRÓN, partícula con carga negativa del átomo.

Ahora hablemos de ese elemento que se llama Uranio, químico metálico de color gris plateado, el cual tiene 92 protones y 92 electrones, o sea posición número 92 en la tabla periódica y dentro del grupo de los actínidos, su masa atómica es de 238.02891, pero eso no es absoluto, ya que el uranio natural está formado por tres tipos de isótopos: uranio-238 (238U), uranio-235 (235U) y uranio-234 (234U). De cada gramo de uranio natural el 99,284 % de la masa es uranio-238, el 0,711% uranio-235, y 0,0085% uranio-234.

Un isótopo es un átomo de un mismo elemento, cuyos núcleos tienen una cantidad diferente de neutrones, por lo que su masa atómica es variable. El uranio tiene eso, tres isótopos, uno con masa atómica de 238, otro con 235 y un último con 234. El primero tiene muy poca probabilidad de fisionarse, que es romperse o dividirse su átomo por fisión, o la ruptura o división de su núcleo atómico en dos o más fragmentos de tamaño aproximadamente igual, acompañados de algunos neutrones y de gran cantidad de energía. La fisión siempre desprende energía. El isótopo 235 es el más vulnerable a la fisión, la que se puede provocar bombardeando con neutrones térmicos en un reactor nuclear y así provocar la reacción responsable de la liberación de energía.

El otro elemento de importancia, Plutonio, el que le sigue en la tabla periódica al Uranio, cuyo número atómico es 93, masa atómica 242, metal radiactivo e igualmente de color plateado, muy tóxico debido a su alta radiactividad, que se encuentra en cantidades muy pequeñas en el mineral de uranio extraído, pero que se obtiene artificialmente de la desintegración de neptunio. Plutonio fue descubierto primeramente por los norteamericanos.

Hace unas cuantas décadas había caído en mis manos un libro de un corresponsal americano para asuntos nucleares de la Casa Blanca. El apellido era Lourenz o Laurenz, algo así. El libro, traducido al ruso, relataba cómo se había llegado a crear la bomba atómica y cómo los alemanes, sin ellos proponérselo, habían dado información científica suficiente para que los americanos llegarán al clavo del asunto. Me resultó fascinante, aprendí qué cosa era el Uranio, el agua pesada y otras tantas cosas más formuladas por grandes de la ciencia comenzando por Einstein. En todo ese asunto, un papel importante, también sin proponérselo, lo tuvo la científica Lisa Meitner.

Crear la bomba se dice fácil, pero lograrlo llevó años y trabajo de muchos científicos, y es aquí que el mérito se lo lleva la notable científica austriaca-judía, ya anteriormente mencionada. Ella fue quien en realidad logró interpretar plenamente la llamada fisión nuclear, lo cual originó posteriormente otros desarrollos hasta llegar a comprender como obtener energía a partir del átomo.

Lisa Meitner nació en Viena, Austria, el 7 de noviembre de 1878. Su familia era judía de origen, pero convertida al cristianismo posteriormente. A finales del siglo XIX las mujeres en Austria estaban excluidas legalmente de estudiar en las universidades. Por suerte, había necesidad de poder dar atención médica a la población de Bosnia y Herzogovina, lo que provocó que en 1897 el Gobierno austríaco aprobara que las mujeres cursaran licenciatura de ciencias y letras.

Lisa inició estudios universitarios en 1901 y las clases impartidas por el físico Ludwig Boltzmann le fascinaron. El científico en cuestión se dio a la tarea de fundar una comunidad científica en su centro y al ver el interés de Lisa no dudó en incluirla. La joven estudiante se destacó tempranamente en la universidad. En 1906 logró doctorarse, pero futuro no tenía ninguno en Viena, por lo que se trasladó a Berlín. Ya desde ese entonces deseaba realizar estudios sobre radioactividad.

Lisa Meitner

Lisa Meitner

En Berlin solició poder asistir a las clases de Max Planck, quien viendo el talento de Lisa, no dudó en concederle el permiso. En ese período conoció al físico Otto Hahn (Hahn significa gallo en alemán y a veces así se le llamaba cariñosamente) y se dispuso a trabajar con él en laboratorio, pero las mujeres no podían allí trabajar, por lo que se le cedió un local en el sótano del instituto para poder trabajar. Ella no podía subir al primer piso donde trabajaba el gallo. Los primeros trabajos de ellos dos fueron sobre el actinio. Hanh tenía más conocimientos de química y Lisa era muy sabia en física. En 1909 publicaron sus tres primeros trabajos, luego tres más y así sucesivamente, buena productividad científica, de cuya investigación se derivó el descubrimiento del protactinio, elemento radiactivo, en 1918.

Hanh y Lisa trabajaron juntos en laboratorio del Instituto de Química Káiser Wilhelm. A la vez fungía como profesora en este centro científico-docente. Toda esta fructífera colaboración quedó detenida cuando Adolf Hitler llegó al poder en 1933. Lisa inicialmente no fue despedida de inmediato, era judía, pero tenía un tremendo prestigio como científica, además no era alemana, sino austríaca. Ella continuó su trabajo como siempre y dedicó atención a los experimentos que el italiano Enrico Fermi realizaba sobre el bombardeo con neutrones de diversos elementos. Chadwick había descubierto el neutrón, lo cual ayudó enormemente a comprender mejor las partículas que se hallaban en el núcleo. Lisa no se quedaba atrás, por primera vez ella detectaba la presencia del positrón, que viene a ser la antipartícula del electrón, que posee la misma masa pero con carga opuesta, y explicó más sobre el espectro beta y gamma y las partículas alfa.

La persecución nazi sobre los judíos llegó a niveles ya intolerables en 1938. Lisa perdió su nacionalidad austríaca, le privaron de su pasaporte, y Mentzel, nuevo jefe del consejo de investigación, exigió al director del Instituto, Hahn en este caso, la expulsión de Lisa del centro, algo que el gallo no pudo evitar. Al principio, cuando esto sucede, uno puede sentirse desorientado. Para suerte de Lisa, sus amistades como Paul Scherrer y el famoso Niels Bohr buscaron formas para que saliera del país. Lisa abandonó Alemania secretamente en 1938, inicialmente viajó a Holanda, luego se trasladó a Estocolmo, Suecia, con la idea de continuar investigaciones en el Instituto de Manne Siegbahn de la Universidad de Estocolmo. Allí laboraba su sobrino, Otto Frisch. El ambiente nuevo laboral en Suecia no fue el mejor, nuevamente se encontró con prohibiciones de género, y los recursos dados para investigar no eran abundantes.

Otto Hahn

Otto Hahn

La comunicación de Hahn con Lisa continuaba, el alemán sabía que Lisa era capaz de interpretar mejor los resultados que él, por lo que no dejaron de escribirse continuamente por vías secretas. Con Hahn laboraba otro físico, Fritz Strassmann. De esta forma y mediante esta colaboración se logró el primer ejemplo de la fisión nuclear. La explicación del fenómeno corrió de la mano de Lisa. Hahn publicó sus resultados en 1939, en la revista Nature. Lisa no fue siquiera mencionada en dicho trabajo, todo eso a pesar que fue Lisa, quien explicó todo el fenómeno e introdujo por primera vez el término de fisión nuclear. De hecho al realizarse la fisión nuclear se liberaba una cantidad de energía enorme, según relataba el mismo Hahn. Por su parte Lisa alababa los logros de Hahn y Strassman: “”Otto Hahn y Fritz Strassmann fueron capaces de descubrir la fisión nuclear usando una química excepcional, una química fantásticamente buena, que estaba muy por delante de lo que nadie más era capaz en ese momento. Los estadounidenses aprendieron a hacerlo más tarde. Pero en ese momento, en 1938, Otto Hahn y Strassmann eran en realidad los únicos que podían hacerlo. Nadie realmente pensaba sobre la fisión antes de su descubrimiento.” Toda esta declaración, a pesar de la molestia de ser excluida como autora de la publicación. Ella mantuvo su relación científica con Hahn, y le aclaraba dudas que pudiera tener.

La fisión nuclear del uranio 235 provoca la llamada reacción en cadena y libera a su vez una elevada cantidad de energía, la que puede usarse con fines pacíficos, por ejemplo: suministro de energía en ciudades e industrias, o para componer la llamada bomba atómica. Los expertos nazis trataron de elaborar un explosivo haciendo uso de la susodicha fisión, pero como ya dijimos, no todo isótopo de uranio responde igual al bombardeo con neutrones. Había que enriquecer el uranio, en este caso lograr que el isótopo 235 predominara en un 90%.

Esquema de control de los neutrones liberados en la fisión en cadena

Esquema de control de los neutrones liberados en la fisión en cadena

Para poder producir la fisión se puede usar el isótopo Plutonio 239, el cual es raro y se produce en reactores nucleares a partir del Uranio 238, para lo cual se captura un neutrón que se convierte en Neptunio 239 y este a su vez rápidamente se convierte en Plutonio 239. La fisión termina en dos núcleos que producen entre 2 y 3 neutrones. Los alemanes habían llegado a descubrir el Plutonio, pero más tarde que sus enemigos norteamericanos, de ahí que la tecnología norteamericana haya llegado primero a realizar la bomba atómica. Al parecer los alemanes tampoco dominaban el uso de agua pesada, que es agua con el hidrógeno reemplazado por deuterio (2H). La fisión del Uranio 235 es factible con neutrones de baja velocidad. Usualmente estos neutrones en la fisión muestran una alta velocidad, y eso previene que otros núcleos de Uranio235 sean capturados y fisionados. El agua pesada es el remedio para reducir la velocidad de los neutrones, ya que parte de la energía de estos quedan atrapadas por las moléculas del agua pesada.

Los norteamericanos, convencidos que la bomba atómica estaba a la mano, habían insistido en disponer de la experiencia de Lisa para tal empeño. La invitaron a viajar de Suecia a EEUU para trabajar en el denominado proyecto Manhattan, pero la destacada científica claramente les respondió que no quería saber de bombas.

Con todo bombo y platillo, Hahn recibió el premio Nobel de química en 1944 y la que en realidad había descubierto el fenómeno de la fisión nuclear ni siquiera fue mencionada. Detrás de esa decisión estaba la presencia de Siegbahn, director del laboratorio sueco, donde Lisa trabajara y que le hiciera la vida difícil a la gran científica.

En 1945 los aliados tomaron Berlín y detuvieron a todo el personal que trabajaba en el proyecto Urano. Fueron llevados a Inglaterra y allí sometidos a interrogatorio permanente, pues los locales tenían micrófonos por doquier. Allí todo el mundo echó las culpas del experimento de la fisión nuclear a Hahn, quien realmente reconocía lo realizado, pero que creía que no se había dado antes porque Lisa entorpecía esta investigación, algo realmente dudoso. Para colmo, cuando Hahn fue a recoger su Nobel en 1947, él no fue capaz ni en un instante de hablar de la importancia decisiva de la colaboración con Lisa Meitner. La científica, muy dolida por lo sucedido, decidió nunca más cruzar palabra escrita u oral con Hahn.

No obstante a todas estas miserias que sabemos existe en el mundo de la ciencia, la envidia y hasta el complejo de inferioridad, Lisa visitó EEUU y fue declarada la mujer del año en 1946. Luego recibió otros premios como el de la ciudad de Viena a la ciencia en 1947, la medalla Max Planck en 1949, el premio Otto Hanh en 1955, la medalla Wilhelm Exner en 1960, la medalla Dorothea Schlözer de Göttingen en 1962 y muchos galardones más. En 1966 Hahn, Lisa y Strassman recibieron el premio Enrico Fermi. Hahn intentó que a Lisa no se le concediera dicho premio, por suerte Strassman fue de un parecer contrario.

Lisa falleció el 27 de octubre de 1968 en Cambridge, Inglaterra, tenía entonces 90 años. Ella como Marie Curie han pasado a la historia como ejemplos de personas dedicadas a la ciencia y ejemplos de mujeres que con su actitud demuestran que el género no impide el desarrollo intelectual.

Bibliografía consultada

Alpoma. 2005.Silencio sobre Lisa Meitner.. Tecnología obsoleta. http://www.alpoma.net/tecob/?p=262

Anon. Propiedades químicas del Uranio – Efectos del Uranio sobre la salud – Efectos ambientales del Uranio. Lentech. http://www.lenntech.es/periodica/elementos/u.htm

Anon. Biografía Otto Hahn. Wikipedia, https://es.wikipedia.org/wiki/Otto_Hahn

Anon. Lise Meitner: una física que nunca perdió su humanidad. Los mundos de Brana. https://losmundosdebrana.wordpress.com/2015/04/13/lise-meitner-una-fisica-que-nunca-perdio-su-humanidad/

García Maia. 2012. Lise Meitner, la científica que descubrió la fisión nuclear. Pikara, 22 mayo. http://www.pikaramagazine.com/2012/05/lise-meitner-la-cientifica-que-descubrio-la-fision-nuclear-eva-y-la-manzana-de-newton/

Rowlatt Justin. 2014. El uranio: el elemento más polémico. BBC 2 noviembre 2014 http://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/11/141031_finde_uranio_quimico_polemico_finde_ac

Villatoro Manuel P. 2015. El misterio de la bomba atómica que quisieron fabricar los científicos nazis. ABC ciencia, 2 de marzo. http://www.abc.es/ciencia/20150302/abci-bomba-atomica-nazi-hitler-201502241728.html

Escrito por Ricardo Labrada (12 febrero de 2016)

Las clasificaciones de los seres vivos y el aporte de Carlos Linneo

Si ignoras el nombre de las cosas,
desaparece también lo que sabes de ellas”.
Carlos Linneo

Este ha sido un tema muy debatido durante siglos, ¿cómo clasificar al sinnúmero de especies existentes en la Tierra?

Que se conozca, fue el famoso Aristóteles (384-322 a.C.) el primero en dar una clasificación, que para su época era algo avanzada. Al gran sabio griego le llegaron a llamar “El padre de las clasificaciones”, quien conjuntamente con Teofrasto (371-287 a.C.), clasificó las plantas como árboles, arbustos y hierbas. Luego a los animales en aquellos que poseían sangre y los que la carecían. El concepto dialéctico de desarrollo fue formulado por Aristóteles. La naturaleza progresa de lo más sencillo a lo más complejo, de lo inanimado a lo animado. El sabio griego fue el primero en introducir el concepto de especie. El desarrollo de la teoría del esencialismo parte de sus criterios que cada especie viene a ser como un producto de variaciones debido a influencias externas.

Para Aristóteles las cosas naturales son aquellas que se mueven constantemente hacia un objetivo determinado, en virtud de un principio inherente en ellas mismas; y el desarrollo final que resulta de cualquiera de esos principios no es idéntico para dos especies cualquiera.

Aristóteles

Aristóteles

Volviendo al tema de la clasificación de seres vivos, Dioscórides (40-90 d. C) clasificó los animales en terrestres y acuáticos, y a las plantas en alimentarias, medicinales y venenosas. Los sabios a través de la historia de la humanidad han descubierto nuevos seres vivos, y los han ido clasificando de distintas maneras. Fue así que unos organismos se clasificaban como útiles, otros venenosos o peligrosos, a los animales en domésticos y salvajes, y así sucesivamente.

Dioscórides

Dioscórides

Sin embargo, no fue hasta el siglo XVIII que se establecen las bases de la taxonomía de los distintos organismos y ese progreso se lo debemos al insigne científico sueco, Carlos von Linné (Linnaeus o Linneo, 1707-1778), hombre con conocimientos muy avanzados para aquella época en materia de botánica, zoología y medicina.

Linneo estudió en la Universidad de Uppsala, luego estuvo un tiempo en Holanda, regresó a su país, donde ejerció como profesor en medicina y botánica. Luego comenzó a colectar plantas y clasificar las mismas y en 1751 publicó “Philosophia Botanica”, donde apareció una encuesta completa del sistema taxonómico que él proponía. La nomenclatura botánica aparece detallada en un segundo trabajo, Species Plantarum, que se publicó en 1753, el que apareció en dos volúmenes, y contenía la descripción de 7300 especies. Todo este trabajo realmente partió de un panfleto original que Lineo llamó “Systema Naturae”, el cual luego se convirtió en un trabajo de varios volúmenes.

Carlos Linneo

Carlos Linneo

Para Linneo, en su clasificación, las especies de los organismos eran entidades que se debían agrupar en una categoría superior, la que llamó género. Realmente ya Aristóteles en su época había hablado del género para agrupar organismos similares. El problema estribaba en cómo definir un género, pero además Linneo creó nuevas agrupaciones. Los géneros los agrupó en un taxón superior, ordenes, luego estos en clases y las clases en reinos. De esta forma, aparecían reinos muy definidos, el animal y el vegetal. De aquel entonces a la fecha, la clasificación ha variado debido a nuevos conocimientos. Es así que en 1969 los organismos vivos fueron clasificados en cinco reinos: Monera, que incluye a los microorganismos procariotas, formados por las bacterias y las algas verde azuladas, Protista, Fungi (Hongos), Plantae (Vegetal) y Animalia (Animal). A su vez, la categoría Reino es considerada como un subgrupo de un nivel superior llamado Dominio. La razón se debe a estudios realizados por el microbiólogo Carl Woese en 1990, quien observó diferencias sustanciales a nivel molecular entre los microorganismos procariotas Archaea y Bacteria. Woese propuso incluir en dominios separados a las arqueas y a las bacterias, de esa manera habría un nuevo dominio llamado Eukarya, que incluye a los reinos Protista, Fungi, Plantae y Animalia. No obstante, algunos especialistas no aceptan la necesidad de una una categoría superior y prefieren al reino como categoría superior.

Finalmente, hoy día El Reino Vegetal presenta dos Divisiones:

– Las Briófitas, plantas inferiores sin vasos conductores y con rizoides en lugar de raíces,
– Las Cormófitas, plantas con raíces, tallos y hojas.

La clasificación incluye las siguientes categorías:

Clase, que agrupa los órdenes con características comunes.

Orden, que agrupa al conjunto de familias con características comunes.

Familia, muy útil para agrupar los géneros con similitudes. La familia es una categoría inferior al Orden.

Género, categoría de especies emparentadas. Aunque puede darse el caso de una especie sola para un género.

Especie que viene a ser la unidad básica de la clasificación de seres vivos. Puede darse el caso de subespecie, que viene a ser la misma especie con algunas variaciones morfológicas. En el actual género Phelipanche de plantas holoparásitas, se dan con frecuencia la presencia de subespecies.

El otro adelanto fue la simplicidad con que Linneo definía a cada especie, al introducir su sistema binomial, o sea primero el nombre del género y luego el de la especie, con lo cual se evitaban nombres larguísimos en latín que luego cualquiera venía y cambiaba a conveniencia.

El desarrollo actual de la biología molecular y las nuevas técnicas analíticas existentes en la biología y la química, han dado nuevos hallazgos, lo cual ayuda a perfeccionar el sistema de clasificación de organismos vivos.

Los científicos estiman que existen unos 10 millones de especies diferentes sobre la Tierra. Por lo que el trabajo de clasificación ayuda en extremo a realizar una mejor identificación de las especies.

Lo que sí es indudable el aporte científico a este complejo tema por parte de Carlos Linneo, así como el número de plantas identificadas por él en su época, cuyos nombres en muchos casos han sobrevivido incluso todo el desarrollo existente en el mundo de la biología.

Bibliografía consultada

Anon. Clasificación de los seres vivos. Ciencias Biológicas y educación para la salud. http://hnncbiol.blogspot.com.es/2008/01/clasificacion-de-los-seres-vivos.html

Anon. Carl Linnaeus (1707-1778). http://www.ucmp.berkeley.edu/history/linnaeus.html

Anon. Diversidad. Clasificación y Nomenclatura de los Seres Vivos. Universidad Politécnica Valencia. http://www.euita.upv.es/varios/biologia/Temas/tema_18.htm

Müller-Wille Staffan. Carolus Linnaeus. Enciclopaedia Britannica.
http://www.britannica.com/biography/Carolus-Linnaeus

Escrito por Ricardo Labrada (31 dic. 2015)

El aporte científico de Álvaro Reynoso en Cuba

Hay en la juventud de hoy la misma energía que conquistó
lauros imperecederos a la juventud de que era digno,
en la ciencia y en la justa fama europea,
el ilustre químico, el cubano Álvaro Reynoso“.
José Martí

Ricardo Labrada

Siempre tuve por agrónomo al gran científico cubano Álvaro Francisco Carlos Reynoso y Valdés, cuán equivocado he estado, pues fue médico, fisiólogo, bioquímico y químico también.

Cuando estudiaba en la Unión Soviética, la primera clase de cualquier asignatura era para hacer historia del desarrollo de la disciplina de turno. Los profesores siempre llegaban a un punto en que mencionaban la figura de Lomonosov. No le quito mérito a ese gran científico ruso, era un genio realmente, pero en ese afán de patriotismo, se exageraba tanto que Lomonosov era el inventor de todo en este mundo.

Digo esto para no caer en ese mismo chovinismo y realmente darle a nuestro gran Álvaro Reynoso su debido lugar en la ciencia cubana. Descontado están sus aportes a la industria azucarera cubana. Realmente Cuba necesitaría ahora de un clon de Reynoso para restaurar la industria nacional, sobre la cual la economía del país siempre descansó.

Reynoso nació el 4 de noviembre de 1829 en el poblado de Alquízar, que conozco bastante bien por haber trabajado en ese municipio y que actualmente es parte de la provincia de Artemisa. Era el cuarto hijo de Antonio y María de Jesús.

Cuando Álvaro tuvo edad para cursar la primaria se encontró con el problema que en Alquízar no había escuelas. En esa época Alquízar como Artemisa (a una distancia de 16 km entre una y otra) eran poblados prósperos donde se cultivaba caña de azúcar y café entre otros cultivos.

Finalmente los padres y familia de Álvaro se trasladaron a la Habana y allí cursó escuela en el colegio de San Cristóbal, donde impartían clases hombres como Felipe Poey, José Fornaris, José Silverio Jorrín entre otros. De ellos fue el profesor José Luis Casaseca quien tutoreó a Álvaro en materia de química. Como bachiller se graduó en 1846 y ya en ese año hizo una traducción al español de un tratado de física.

La Universidad de la Habana no tenía en ese entonces facultad de ciencias, por lo que matriculó medicina, pero al año siguiente de su graduación como bachiller fue enviado a Francia. No fue el único caso. Varios patriotas cubanos, de aquellos que iniciaron la lucha independentista en 1868, cursaron estudios en Francia y allí bebieron de las aguas de libertad e igualdad, llegando a renegar de todo el feudalismo español que se mantenía intacto en la Cuba de mediados del siglo XIX.

En Francia matriculó en la facultad de ciencias de la Sorbona y poco después en la medicina también para estudiar ambas carreras. En 1856 concluyó la Universidad de París, tenía 26 años de edad, con un tremendo aval científico y numerosas publicaciones en Francia. Se graduó como Doctor en Ciencias Químicas y Físicas, y fue escogido como miembro de la Real Academia de Ciencias de Madrid, de la prestigiosa Sociedad Económica de Amigos del País y del Círculo de Hacendados de la Isla de Cuba.

ALVARO REINOSO. SABIO CUBANO(ALVARO) Noso.jpg   3-2

ÁLVARO REYNOSO

Siendo estudiante, en 1849, Álvaro desarrolló un nuevo procedimiento para el reconocimiento del Iodo y del Bromo. A la par publicó un trabajo titulado: “Observaciones sobre la dosificación de la cal”. Al año siguiente, publicó dos folletos:

– “Notas sobre las diversas combinaciones nuevas del amoníaco con los cianoferruros y en particular con los cianoferruros de níquel”,
– “La acción de las bases sobre las sales y en particular sobre los arsenitos”.

En 1851, publicó: “Nota sobre la preparación de los ácidos metálicos”. En el mundo de la fisiología médica, publicó en 1851 en Francia, “Nota sobre la presencia del azúcar en las orinas”. Al año siguiente, “La presencia del azúcar en las orinas de los histéricos y epilépticos”. Un año después, “Nota sobre la presencia de azúcar en la orina de los epilépticos” y el folleto “Memoria sobre la presencia de azúcar en las orinas y la relación de este fenómeno con la respiración”. Todo ello por su interés en la enfermedad conocida como diabetes mellitus. Para su época fue uno de los científicos que más atención prestó al problema de la diabetes, de hecho fue el primer cubano que abordara este tema.

Entre otros trabajos que este hombre de ciencias desarrolló, están:

– “Memoria sobre la presencia de sangre en la orina de las personas sometidas a la inhalación de medicamentos anestésicos”, que presentara en 1854 y mereciera premio de 500 francos en el concurso de Medicina y Cirugía de la Academia de Ciencias de Paris
– ” Experiencias de interés para la historia sobre el envenenamiento por el Curare”, cuyos resultados fueron aprobados por una comisión científica que lo evaluó.
– En 1855, publicó un folleto “Investigaciones naturales, químicas y fisiológicas sobre el Curare, sustancia con que los salvajes americanos emponzoñaban sus flechas”.

En 1856 Reynoso presentó su tesis “Investigaciones sobre la formación del éter” optando por el título de Doctor en Ciencias. La defensa de su tesis fue un éxito al igual que los exámenes a los que tuvo que someterse. Su tesis entonces fue de ampla acogida en Francia y España.

1857 fue un año de éxitos para Reynoso. Entonces publicó en Francia un trabajo titulado: “Noticias sobre el embalsamamiento practicado por los indios americanos”, así como otro: “Apuntes sobre las sustancias alimenticias”, que tuvo que ver con los hábitos alimenticos de las personas y su consecuencia en la salud y su desarrollo. Igualmente mostró interés por la acuicultura, o sea la producción de peces en agua dulce.

En setiembre de 1857 fue designado catedrático de Química Orgánica en la Facultad de Ciencias de la Universidad Central de Madrid, eximido de presentarse a oposición en reconocimiento a su valiosa labor científica. Igualmente recibió el honor de ser nombrado miembro correspondiente de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de Madrid, en mérito a sus valiosos aportes científicos e igual nombramiento le otorgó la Real Academia de Historia de España.

Sin embargo, Reynoso no pretendía asentarse en España como científico, su objetivo iba más lejos y era el de ayudar al desarrollo de la ciencia en Cuba. En 1858 asumió la Cátedra Especial de Química Aplicada a la Agricultura y a la Botánica, de la Escuela General Preparatoria de La Habana. Reynoso trajo a su tierra natal sus conocimientos e igualmente equipamiento de laboratorio necesario para el desarrollo del trabajo de esa institución. Su biblioteca particular fue también traída a Cuba, la que donó a la Real Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana.

Estando en Cuba, Reynoso logró embalsamar a un muerto utilizando los procedimientos por el propuesto y cuyos resultados fueron posteriormente publicados. Al mismo tiempo comenzó a impartir clases, solicitó la Cátedra de Química aplicada a la agricultura y la botánica, en la Escuela General Preparatoria de la Habana e inició sus estudios sobre el cultivo de la caña de azúcar. Todo esto sin dejar la medicina a un lado, de lo cual da fe su interés por el origen de la sífilis y desmentir datos falsos publicados un siglo antes.
Por Real Orden, en 1859, Reynoso fue nombrado director del Instituto de Investigaciones Químicas de La Habana, en sustitución del difunto profesor Casaseca, el mismo que fuera su tutor cuando Reynoso era aún estudiante.

La ciencia aplicada a la agricultura cañera ocupó un sitio significativo en la actividad científica de Reynoso, que debido a su dedicación en este cultivo publicó el famoso Ensayo sobre el cultivo de la caña de azúcar (1862). En ese tratado Reynoso abordó aspectos importantes sobre la producción de caña de azúcar y de la propia industria azucarera. La mala práctica de plantar caña en áreas deforestadas para aprovechar la fertilidad que dejaba el bosque talado, fue una de las críticas que hizo al sistema predominante entonces. Se oponía con razón a la práctica de la agricultura itinerante, hoy día aún practicada en muchos países subdesarrollados. Reynoso conocía de la ley de mínimos de Liebig, y entendía de la necesidad de crear un equilibrio en la nutrición de las plantas mediante el uso de fertilizantes minerales. La producción azucarera no podía ser extensiva, ya que esa práctica realmente no promovía altos rendimientos del cultivo. La obra de Reynoso fue un claro consejo de lo que se debía hacer para modernizar esta producción. Sin embargo, no estoy de acuerdo con aquellos que plantean, rememorando a Reynoso, que los rendimientos cayeran años tras años. Los hacendados cubanos sabían el manejo que dar a sus áreas de caña y mucha tierra se dejaba en barbecho para la recuperación de la fertilidad del suelo. Los rendimientos en época de la colonia de 55 mil arrobas de caña por caballería eran excepcionalmente buenos para ese entonces. Reynoso planteaba su modernización, su mejora, pero no su eliminación o producción por debajo de la cifra de rendimiento ya indicada. Igualmente fue partidario, con mucha lógica, de la diversificación de cultivos, pues solo así se puede reducir el fenómeno de extensión del cultivo. La presencia de otros cultivos obligaba a intensificar la producción de la caña y, por ende, de elevar sus rendimientos por unidad de área cultivada.

El otro aspecto, no menos importante, fue la oposición al uso de esclavos para las labores de campo y corte en la caña de azúcar. Reynoso, como los ilustres Francisco de Frías y José Antonio Saco, sostenía que la participación autónoma de los cubanos era indispensable para fomentar la agricultura cañera en el país. La reforma de la política estatal de la colonia era una demanda legítima. Por eso, el análisis de Reynoso incluyó la forma de propiedad agraria, donde se oponía a las prácticas retrogradas de la metrópoli colonial. Reynoso consideraba justo la necesidad de fomentar una agricultura cañera con pequeños campesinos criollos e inmigrantes, donde el incentivo en la propiedad, a diferencia del sistema esclavista, era un componente básico para impulsar la modernización de la economía agraria. Así y todo, Fernández Prieto (2004) afirma que la esclavitud formaba parte de los elementos negativos componentes de la agricultura trashumante practicada por los hacendados en Cuba, pero ello no significaba que fuese el factor más perjudicial ni el principal impedimento en la aplicación de los principios científicos en la agricultura cañera.

Reynoso igualmente se preocupó por el procesamiento industrial de la caña. Recibió el apoyo de hacendados cubanos para la obtención de azúcar en frío mediante congelación del jugo de la planta, algo que realmente fue un fracaso. Durante esa investigación Reynoso residía en Francia e igualmente realizó estudios sobre la conservación de carnes con aire comprimido, preparación de licores y otro sobre el desarrollo de una máquina para extracción del jugo de caña.

A su regreso a Cuba en 1883, se trajo el equipamiento para un laboratorio de química, adecuó un área de su casa, en el Cerro, Habana, para disponer de un campo experimental y así poder investigar en caña, café, algodón, tabaco y otros. Igualmente el Conde de Fernandina le facilitó áreas agrícolas en Pinar del Río para investigar.

Sus resultados no eran secretos, ya que fue un escritor regular del Diario de la Marina, donde escribía en la sección científica de este diario. Igualmente publicó en los Anales y Memorias de la Junta de Fomento y de la Sociedad de Amigos del País.

Como hemos visto se trata de un hombre siempre interesado por saber más, por desarrollar avances que sirvieran a la industria de su país, a la medicina, a los procesos de conservación de alimentos, en fin, un hombre de los que no abundan en el mundo de antes y de ahora.

Reynoso murió en la Habana el 11 de agosto de 1888 y sus enseñanzas perduran hasta hoy día, todo está en ver si las mismas se utilizan realmente y sirven para el necesario desarrollo de la agricultura cubana.

Bibliografía consultada

Castellanos D. La actualidad de las ideas. DDC. http://www.diariodecuba.com/cultura/1376175806_4589.html

Fernández Prieto Leida. 2004. Ciencia y reforma en la agricultura cañera en Cuba a finales del siglo XIX. Revista de Indias, 2004, vol. LXIV, 231: 529-548, ISSN: 0034-8341.

Misas Jiménez R. Álvaro Reynoso, fundador de la ciencia agrícola y de la Academia de Ciencias de La Habana. Perfiles de la cultura cubana. http://www.perfiles.cult.cu/article_p.php?numero=7&article_id=241

Rosabal Aguilar José Ángel. Álvaro Reynoso y Valdés (1829-1888): sus investigaciones en el campo de la medicina, la fisiología y la bioquímica. http://www.monografias.com/trabajos71/alvaro-reynoso-aportes-medicina-fisiologia/alvaro-reynoso-aportes-medicina-fisiologia.shtml

Albert Einstein, el genio del siglo XX

Para castigarme por mi desprecio de la autoridad,
el destino me convirtió a mí mismo en una autoridad”.
Albert Einstein

Ricardo Labrada

25 de noviembre de 1915, Einstein una vez más ponía en manos de la humanidad una teoría que serviría de mucho en las décadas sucesivas de nuestro desarrollo tecnológico. Es por eso que en un día como hoy, a cien años de su aporte y a 110 de que publicara la reconocida teoría de la relatividad, quiero rendir tributo a este genio del siglo pasado y cuyas enseñanzas servirán eternamente al conocimiento científico y al desarrollo tecnológico.

Albert Einstein nació en Ulm, Alemania, el 14 de marzo de 1879, en el seno de una familia judía, donde además de madre y padre, tenía una hermana, Maja. La casa donde nació Einstein no existe en la actualidad, las bombas de la II Guerra Mundial la destruyeron completamente. La infancia de Albert transcurrió en Munich, Baviera, adonde su familia se había trasladado al año de él nacido.

Einstein en su niñez

Einstein en su niñez

Un año antes de haber nacido Albert, la bombilla eléctrica aparecía en escena, y es por eso que los hermanos Jakob y Hermann (padre de Albert) decidieron iniciar un negocio de fabricación de materiales eléctricos en Munich.

Imagen de Munich

Imagen de la ciudad de Munich, Baviera, donde transcurriera la niñez de Einstein

Albert a la par que estudiaba en escuela, aprendía de su madre el arte de tocar el violín. Su afición por la música, aún después de no seguir tocando instrumento, permaneció por el resto de su vida. Igualmente y aconsejado por su padre, era amante de la buena lectura.

Einstein y su afición por la música

Einstein siempre sintió afición por la música

Lo interesante fue que siendo judío, asistió a escuela católica, algo que no era de mucha preocupación en su familia. No obstante, su hermana aseveraba que Albert era seguro y perseverante, nada rápido en la aritmética, no era persona que lograra memorizar datos y fechas, su maestro de griego le dijo que él nunca llegaría a nada. Sin embargo, el griego no es que le fuera a resolver gran cosas a una persona que era aventajada en la física, física y la filosofía.

A Einstein no le gustaba el método de enseñanza por el que pasó, decía que los maestros de la elemental eran sargentos y los del instituto, tenientes. Pero las cosas son como son y Einstein no era bien visto por su poca retentiva, pero además por hacer preguntas que ponían en dificultad a los maestros. El asunto llegó al extremo que en Munich, un profesor le pidió que abandonara el centro de estudios, pues la mera presencia de Einstein en clase hacía que el alumnado no le respetara. Einstein se trasladó entonces con su familia a Italia y renunció a su nacionalidad alemana, lo que conllevó a que viviera cinco años como apátrida. Luego se presentó a estudios en la Escuela Técnica de Zurich en Suiza, para lo cual necesitaba tener el certificado de liceo o high school que aún no poseía. Se sometió entonces a exámenes de ingreso. El resultado en asignaturas para memorizar ya se lo pueden imaginar, zoología, botánica y lenguas, pero en matemáticas fue el mejor. Esto le obligó a matricular en otra escuela de nivel medio, la cantonal de Aarau a 32 km de Zurich. Ya allí por primera vez Einstein se plantearía cómo vería una onda de luz un observador que se moviera a la velocidad de la luz. Fue en ese momento que surgía en su mente la Teoría de la Relatividad.

Einstein se dio cuenta que su interés era más que todo por la física y llegado a la Escuela Técnica de Zurich, pasaba mucho tiempo en el laboratorio de esta disciplina. Por un lado esperaba en un momento dado obtener la ciudadanía suiza, lo que alcanzó en 1901. Por otro había entrado en relaciones con una estudiante serbia, Mileva Maric, con la que se casaría más tarde.

Imagen de Munich

Zurich, ciudad en la que Einstein cursó estudios universitarios

Terminados los estudios, Einstein pensó obtener trabajo en la Escuela, pero no fue así. Sus relaciones con el profesor de física eran de las peores y esto probablemente influyó en su contra. El futuro gran científico de la física no le resultó fácil encontrar empleo. Se dirigió a varios centros, sobre todo en Alemania y la negativa fue siempre la respuesta. Inicialmente organizó un curso privado de física y química para estudiantes y finalmente encontró empleo como técnico de tercera categoría en la oficina de patentes de Berna, capital de Suiza.

Einstein_1912

Einstein en 1912

Escribiendo estas notas me doy cuenta que a los grandes le sucede siempre igual. Nadie los entiende, a veces se les menosprecia, algo parecido le sucedió al gran Thomas Alba Edison. En otra oportunidad hablaremos de este otro grande de la ciencia.

Llegado el año 1905 es cuando Einstein le da forma a su famosa teoría de la relatividad, que resumida lleva a la conocida ecuación E=mc2, la conversión de materia en energía y viceversa. En ese año, Einstein publicó varios trabajos científicos, uno de ellos era la aplicación de la teoría cuántica al efecto fotoeléctrico, otro relacionado con las dimensiones de las moléculas, otro sobre la electrodinámica de los cuerpos en movimiento. Einstein no llegó a doctorarse hasta que presentó su trabajo de las dimensiones de las moléculas.

La teoría de la relatividad nace a partir de un cuestionamiento que él se hizo muchas veces, ¿cómo veré un rayo de luz si lo persigo a la velocidad de la luz? Esa pregunta halló respuesta diez años después de habérsela formulado y aparece formulado en su publicación sobre la electrodinámica de los cuerpos en movimiento. El término de relatividad no aparece en esa publicación. Su teoría echaba por tierra la llamada simultaneidad absoluta, la cual es relativa. Para hablar de tiempo de un hecho es necesario especificar el sistema de referencia.

Para explicarnos mejor, tomemos un ejemplo dado por el profesor Álvarez Gaumes sobre el tema:

– Imaginemos un tren y a dos individuos, uno de ellos está montado en el mismo y otro lo ve pasar a toda velocidad desde el borde de la vía. El tren se mueve a 200 kilómetros por hora.
– Para la persona que va sentada dentro el tren no se mueve, está quieto. Sólo se mueve para la persona que está al borde de la vía. Es algo, efectivamente, relativo.
– Einstein luego imaginó que alguien tira una pelota a 20 kilómetros por hora hacia delante dentro del tren. Para la persona que está dentro la pelota se mueve a esa velocidad pero para la persona que está abajo esa pelota se mueve, sin embargo, a 220 (200+20) kilómetros por hora.

Ahí es cuando toca recordar que la velocidad de la luz es constante, y es cuando empezamos a entender que algo no encaja del todo con el concepto de que el tiempo también lo sea. Puesto que la velocidad de la luz siempre es la misma, al volver al ejemplo del tren y la persona que está dentro si en lugar de lanzar una pelota enciende una linterna proyectando un haz de luz hacia delante, la persona que está abajo no ve ese haz propagarse a la velocidad de la luz+200 km/h, la ve propagarse a la velocidad de la luz, sin más, independientemente de lo rápido o lo lento que vaya el tren porque, simplemente, es una constante.

Otro ejemplo, una persona de 15 años viaja a la velocidad de la luz y otra de igual edad permanece en la Tierra, El tiempo para ambos pasa de forma diferente. La persona en el en el espacio se va por unos 10 años, pero al regresar verá que han pasado 20 años y el mundo ha cambiado obviamente y la otra persona tiene ahora 30, ha envejecido pero la del viajante no, lo que se explica en que el tiempo del que quedó en Tierra no fue igual para el que se fue a viajar al espacio.

Einstein se basó a su vez en dos hipótesis:

1. Las leyes de la física son las mismas mientras el sistema de referencia sea el mismo e inercial. Esto es, ambos se mueven a una velocidad constante. Si una ley se cumple en un sistema, también se debe cumplir en el otro.
2. La velocidad de la luz es una constante universal, que se define como c. Michelson y Morley ya habían demostrado con anterioridad este aspecto de la luz.

Albert Einstein

Albert Einstein

La teoría de la relatividad especial, formulada por Albert Einstein en 1905, constituye uno de los avances científicos más importantes de la historia. Alteró nuestra manera de concebir el espacio, la energía, el tiempo y tuvo incluso repercusiones filosóficas, eliminando la posibilidad de un espacio/tiempo absoluto en el universo.

La relatividad

Esta teoría se complementó con la teoría de la relatividad general, publicada el 25 de noviembre de 1915, algo más compleja y que pretende aunar la dinámica newtoniana con parte de las consecuencias de la primera teoría especial.

La teoría de la relatividad especial o relatividad particular o restringida, es una teoría descriptiva del movimiento de los cuerpos, pero a velocidades constantes, y en un espacio plano, de tres dimensiones espaciales y una temporal.

En el universo la gravedad es una fuerza universal que acelera a todos los cuerpos, y los pone en movimiento. El reposo como tal de la materia no existe, eso es algo muy comprensible. El universo está en constante movimiento y aceleración.

Newton explicaba en su teoría de la gravedad que los objetos se atraen con fuerza proporcional al producto de las masas, e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia que los separa. O sea la fuerza tenía que intervenir de inmediato si uno de los dos cuerpos era alterado. Einstein, en su teoría de la relatividad especial, pone límite a la velocidad en que los cuerpos debían moverse, con el valor de c: la velocidad de la luz. Él supuso que una persona en una caja en el espacio, la caja flotaría a velocidad constante y fuera de la fuerza gravitacional implicaba que esa persona se apoyaría en el punto de aplicación de la fuerza de contacto, que se convertiría en el suelo o el piso para el hombre, por la ley de acción y reacción. A partir de esa idea, Einstein propuso la siguiente ecuación:

Gmv = -kTmv
Gmv: Tensor de curvatura de Riemann
Tmv: Tensor de energía, que tiene que ver también con la masa en el universo
k : Es una constante de gravitación, y k = 8PIK/c2
K = 6,7×10 -8

La ecuación indica que los objetos masivos se deforman en el espacio y que una vez deformados se dirigen a los objetos, marcando el camino o trayectoria que deben recorrer. La fuerza de gravedad según la teoría de la relatividad general, afecta a la cuarta dimensión: el tiempo.

La teoría de la relatividad general fue comprobada en 1919 por Sir Arthur Eddington, astrónomo inglés, que observó un eclipse solar y cómo la ecuación de Einstein predijo con gran exactitud cómo se curvan los rayos luminosos al pasar por el sol, debido a su influencia gravitacional. Se comprobaba que un gran objeto era capaz de deformar el espacio-tiempo y que incluso la luz debía desviarse para seguir la nueva geometría. El espacio le dice a la materia cómo moverse y la materia le dice al espacio cómo curvarse.

El creador de las teorías relativistas se convirtió para siempre en el verdadero genio del siglo XX.

En el orden personal de este gran científico y sabio, vale la pena indicar que en 1932 abandonó Alemania y Europa, era la llegada de los nazis al poder. Einstein se estableció en EEUU, cuya ciudadanía obtendría en 1940. Era hombre de paz, no amigo de las guerras, y abogaba por la libertad individual de expresión y la libertad de expresión y pensamiento en general.

En 1952, después de la muerte del primer presidente de Israel, su primer ministro, David Ben-Gurion, envió una carta a Albert Einstein a través de la Embajada de Israel en Washington. En la misma le ofrecía ocupar la presidencia de Israel. En la misiva de respuesta, después de mostrarse muy agradecido, Einstein exponía las razones de su negativa, ya que no se veía capacitado para poder llevar tal cargo. Textualmente escribió:

Estoy profundamente conmovido por la oferta de nuestro Estado de Israel, y al mismo tiempo apesadumbrado y avergonzado de no poder aceptarla. Toda mi vida he tratado con asuntos objetivos; por consiguiente, carezco tanto de aptitud natural como de experiencia para tratar propiamente con personas y para desempeñar funciones oficiales. Sólo por estas razones me sentiría incapacitado para cumplir los deberes de ese alto puesto, incluso si una edad avanzada no estuviese debilitando considerablemente mis fuerzas. Me siento todavía más apesadumbrado en estas circunstancias porque, desde que fui completamente consciente de nuestra precaria situación entre las naciones del mundo, mi relación con el pueblo judío se ha convertido en mi lazo humano más fuerte”.

Einstein había sido partidario de la creación de un estado común entre árabes y judíos. El 17 de abril de 1938 en un discurso en Nueva York del Comité de Trabajo para Palestina dijo: “Quiero agregar unas pocas palabras, a título personal, acerca de la cuestión de las fronteras. Desearía que se llegase a un acuerdo razonable con los árabes sobre la base de una vida pacífica en común; me parece que esto sería preferible a la creación de un Estado judío. Más allá de las consideraciones prácticas, mi idea acerca de la naturaleza esencial del judaísmo se resiste a forjar la imagen de un Estado judío con fronteras, un ejército y cierta cantidad de poder temporal, por mínima que sea. Me aterrorizan los riesgos internos que se derivarían de tal situación para el judaísmo; en especial los que surjan del desarrollo de un nacionalismo estrecho dentro de nuestras propias filas, contra el que ya hemos debido pelear con energía, aun sin la existencia de un Estado judío”.

Einstein murió el 18 de abril de 1955 en Princeton, EEUU. Fue proclamado como el personaje del siglo XX y el más preeminente científico por la revista Time.

Bibliografía consultada

Anon. 2010. Albert Einstein, presidente de Israel. Curistoria. 16 febrero http://www.curistoria.com/2010/02/albert-einstein-presidente-de-israel.html

Arenas Gómez Albino. 2005. Grandes Biografías-Albert Einstein. Edimat Libros S.A. 190 p.

Núñez Otto. Explicación de la teoría de la relatividad general de Einstein. Batanga. http://www.batanga.com/curiosidades/4422/explicacion-de-la-teoria-de-la-relatividad-general-de-einstein

Rebato C. 2015. La teoría de la relatividad especial, explicada de manera sencilla. Gizmodo. http://es.gizmodo.com/la-teoria-de-la-relatividad-especial-explicada-de-mane-1691315854

Sánchez Ron José Manuel. 2002. Einstein, Israel y Palestina. El País, 2 mayo. http://elpais.com/diario/2002/05/02/opinion/1020290408_850215.html

Julián Acuña Galé, ejemplo de científico de un país en desarrollo

Equipado con sus cinco sentidos, el Hombre explora el Universo
que lo rodea y a sus aventuras las llama Ciencia.”
Edwin Powell Hubble

Por Ricardo Labrada

En 1969 me iniciaba profesionalmente y meses después de haber participado en las masivas aplicaciones de herbicidas en caña de azúcar en las antiguas provincias de Camagüey y Oriente, me habían trasladado a la Habana para trabajar en el grupo de pruebas de herbicidas, que a su vez realizaba alguna que otra investigación en ese entonces.

Uno de los problemas que vi desde un inicio era la carencia de conocimientos de las malezas con las que teníamos que trabajar. Existía literatura nacional, estaba la Flora de Cuba, los libros del Profesor Juan Tomás Roig, y a su vez otros escritos por otro profesor, Julián Acuña. Los autores de la flora fue el cura Sauget y colaboradores que ya no existían, Roig había muerto, así que sin remedio había que apelar al Profesor Acuña.

Conocíamos muchas plantas por sus nombres vulgares y Juan Tomás Roig había publicado dos magníficos tomos sobre sinonimia de nombres de plantas. Había un problema, a una planta le llaman de una manera en la Habana y la misma tiene otros nombres en otras provincias. La solución era buscar los nombres científicos de esas plantas para realmente identificarlas como era debido.

A este asunto realmente no se le dio mucho calor hasta 1972 cuando se designó a un maestro agrícola (técnico medio) para realizar un herbario en vivo de las malezas más comunes. La Universidad Central de las Villas tenía un excelente profesor entonces, pero la distancia era un problema. No había más remedio que acudir a Acuña, quien aún estaba activo como consultor en la Estación Experimental de Santiago de las Vegas.

Junto con el colega designado nos fuimos a ver al Profesor, llevábamos consigo alrededor de 12 plantas para identificar. Esperamos un ratito y una secretaria nos dijo que el Profesor ya llegaba. Realmente caminaba con dificultad y su visión no era nada buena en ese momento. La primera planta que le di, sabíamos su nombre sin problemas, pero queríamos saber su opinión sobre ella y por qué era un problema severo en nuestros campos. Me refiero a la sancaraña, que en gran parte de América Latina le llaman La caminadora, Rottboellia cochinchinensis (Lour.) Clayton, cuando aquello aún se llamaba Rottboellia exaltata L.f. Acuña la manoseó y acto seguido nos dijo Manisuris exaltata, nombre anterior de la planta. El profesor agregó que esa planta no era oriunda del país y que él creía que fue introducida en granos de arroz durante las dos primeras décadas del siglo XX, ¿de dónde?, no estaba seguro si venía de EEUU o de algún país asiático. Nosotros le informamos de la problemática actual con esa planta en los cañaverales, él nos respondió que así sucede con plantas exóticas, pero que su importancia habría comenzado ahora, pues antes no era problema realmente. Cuando aquello no dominábamos el asunto del poder invasivo de las plantas exóticas y el tiempo que requieren para establecerse y comenzar su ascenso poblacional.

Julián Baldomero Acuña Galé

Julián Acuña Galé

El profesor tomó tres plantas más, dio sus nombres, siempre con una información adicional sobre las mismas y donde se pueden encontrar con más frecuencia. Ya estaba viejo y no se veía bien físicamente, pero su mente estaba clarísima.

Mi compañero continuó visitándole semanalmente para identificar otras plantas, y un día, después de algunas de sus visitas, me dio una información sobre la vida de esta persona, con la que pudo conversar largamente. Los datos de este científico que damos a continuación vienen de parte de este colega de trabajo, de lo que hemos leído sobre su vida y relatos también de su difunto sobrino Dr. Jorge Ovies, con quien trabajamos durante años.

Julián Acuña Gales nació en Camagüey el 27 de febrero de 1900, hijo de un pequeño agricultor, dueño de algo más de seis hectáreas de terreno, quien entrenó a sus hijos a trabajar en el campo desde temprana edad. De los esbozos biográficos que he leído, todo es color de rosa, pero Acuña le confesó a mi compañero que no sabía leer a los 17 años. Dicen que su madre era la educadora de la familia. Habría que ver qué tiempo tenían él y sus hermanos para estudiar después de una jornada dura en el campo.

No obstante, en su juventud aprendió a escribir y leer, lo que unido a sus conocimientos de la flora y fauna, y de la agricultura del lugar, le posibilitó que a los 18 años comenzara a estudiar en la Granja Escuela Agrícola de Camagüey, donde además de cursar sus estudios para maestro agrícola, comenzó a preparar una colección de insectos económicos. Por el interés que Acuña mostraba en sus estudios, fue recomendado para continuar trabajando en la Granja en actividades de investigación y docencia.

El profesor Acuña pasó a trabajar en Comisión a la Estación Experimental Agronómica de Santiago de las Vegas, donde mismo le conocimos. Allí permaneció hasta su retiro en 1970, aunque continuó dando consultorías hasta el final de su estancia en su tierra natal. En 1921 se ganó la selección para ocupar una plaza de Alumno Ayudante en la Estación, donde trabajó con el experimentado Dr. Stephen C. Bruner, un hombre que hizo aportes importantes en Cuba sobre todo en entomología. Dos años más tarde Acuña comenzó a estudiar la carrera de ingeniería agronómica en la Escuela de Ingeniería Agronómica y Azucarera, de la Universidad de la Habana, estudios que terminó en 1930, eso sin dejar de realizar tareas de investigación.

En 1932 Acuña viajó a EEUU, donde tuvo una pasantía en el New York Botanical Garden, y a su regreso a Cuba fue nombrado jefe del Departamento de Botánica de la Estación Experimental de Santiago de las Vegas, donde ocupó también el cargo de Director en el período de 1934-36, aunque igualmente lo fue provisionalmente varias veces. A la vez brindó asesorías al BANFAIC (Banco de Fomento Agrícola e Industrial de Cuba), y de varias comisiones nacionales.

Acuña fue un maestro de la taxonomía y realizó varios estudios botánicos en diferentes cultivos. Su herbario llegó a contar con más de 19 mil plantas. Otro aporte fue el Catálogo Descriptivo de Orquídeas cubanas. Desarrolló un trabajo en arroz tendiente al conocimiento de la raya blanca en el cultivo e igualmente introdujo plantas forrajeras para el mejoramiento de la ganadería.

Catálogo descriptivo de las orquídeas cubanas

Portada del catálogo descriptivo de las orquídeas cubanas

Entre sus publicaciones más notables, entre otras, están:

• Plantas indeseables en los cultivos cubanos, Imprenta Academia de Ciencias, BANFAIC, La Habana, 1972.
• 1938. Catálogo descriptivo de las orquídeas cubanas
• 1970. Plantas Melíferas de Cuba. Serie Agrícola No. 14. Academia de Ciencias de Cuba, 67 pp.

Su labor taxonómica igualmente tocó aspectos de la fauna cubana, donde identificó 71 nuevas especies de insectos, una de moluscos y una de lagartijas, aparte de haber identificado 47 especies de plantas, algunas ellas nombradas con su apellido, como el cactus Melocactus acunai y Malpighia acunana.

Bajo la dirección del Prof. Acuña se inició el estudio de la biología y el cultivo del kenaf, a través del desarrollo anatómico y la morfología del tallo, la composición química de las plantas, los elementos fibrosos y no fibrosos de las paredes celulares, el comportamiento fotoperiódico y la obtención de nuevas variedades, su comportamiento frente a los nemátodos y frente a la antracnosis -principal enfermedad de ese cultivo.

Durante su vida laboral tuvo una estrecha colaboración con el eminente Profesor de botánica Juan Tomás Roig, famoso autor del libro de Plantas medicinales y aromáticas de Cuba.

Acuña estaba solo en 1973, su hija, la Ing. Hera Elena Acuña Ovies se hallaba en El Salvador, y él con el dolor en su alma, se decidió viajar para unirse a su hija y familia. Lamentablemente su salud no le daba para estar viajando y el 24 de julio de 1973 falleció en Ciudad México. A imitar de Acuña su constancia en el trabajo, su interés por lo nuevo y lo beneficioso. El mundo necesita gente como Acuña, hombres de ciencia y de paz.

Bibliografía consultada

El Ilustre Aurelio A. Baldor

La permanencia, perseverancia y persistencia
a pesar de todos los obstáculos, desalientos e imposibilidades:
es eso lo que distingue las almas fuertes de las débiles.
Thomas Carlyle.

Esteban Hernández

Hace unos años visité el tecnológico de Monterrey, México, y al pasar por una librería, observé la venta de los libros de matemáticas de Baldor. Se lo comenté al colega mexicano que me acompañaba y él me preguntó que si era acaso mi compatriota. Mi respuesta fue un claro bastante orgulloso. En aquel momento no le presté mucha importancia al incidente, pero años después una señora colombiana me hizo la misma pregunta. Esta vez di una aclaración más amplia.

Resulta que los libros de Aurelio Ángel Baldor de la Vega han sido usados en gran parte de América Latina como medio de enseñanza de aritmética y algebra, y hay quien piensa que por las ilustraciones de los libros, el autor era árabe. Baldor era cubano nacido el 22 de octubre de 1906 en La Habana. No era matemático como muchos piensan, sino abogado, profesor y escritor, hombre que sintió una gran afinidad por las matemáticas y logró publicar su libro de Algebra en 1941, que fuera después re-editado por varias editoriales. Otro libro famoso de su autoría fue el de Aritmética.

Aurelio Baldor

Aurelio Ángel Baldor de la Vega

Baldor creó una de las escuelas más prestigiosas de Cuba y de América Latina en su época. Dicha escuela radicaba en la calle 23 y 4, en el Vedado, La Habana, era una escuela privada no al alcance de todos los cubanos, sobre todo los pobres, pero aún así llegó a tener hasta 3 500 alumnos. Actualmente allí radica el Colegio Español, donde sólo acceden estudiantes de la Unión Europea.

El que suscribe es de extracción pobre y fue de los que no podía acceder a estudiar en dicha escuela, pero si tuvo la suerte de disponer de los libros ya mencionados para el aprendizaje y superación en Aritmética y Algebra. Aquellos libros eran interesantes, pues además de llevar al lector a las soluciones de los problemas, adquiría un conocimiento adicional con la historia de muchas cosas desconocidas o que no se impartían en la escuela que uno estudiaba.

En el libro de Algebra, la portada tradicional tiene una imagen del matemático persa Al Juarismi. Es por eso que mucha gente ha pensado que Baldor era árabe. En el mismo encontraremos unos Preliminares seguidos de 39 capítulos más un apéndice. Los capítulos, van en orden desde la suma hasta logaritmos e Interés compuesto-Amortizaciones-Imposiciones, abarcando las diferentes ecuaciones, teoría de los exponentes, radicales, en fin todo lo que el estudiante requiere saber para poder avanzar en este importante conocimiento de las matemáticas.

Portada libro Álgebra Baldor

Portada libro Álgebra de Baldor

Cada capítulo se inicia con un encabezado ilustrado. Los preliminares están encabezados por una figura alusiva a la prehistoria y a las civilizaciones precolombinas que denota el origen del concepto del número. El Capítulo 1 está encabezado por una ilustración que hace referencia a las matemáticas en el antiguo Egipto.

En el apéndice se encuentran tablas para el cálculo del Interés compuesto, de interés compuesto decreciente, un cuadro de las formas básicas de la descomposición factorial y una tabla de potencias y raíces. Para finalizar aparecen las respuestas a los más de mil quinientos ejercicios que aparecen en el libro de texto.

El libro de Algebra sigue siendo utilizado como texto de enseñanza secundaria y preparatoria en toda Hispanoamérica. Hay quien asevera que es el “más consultado en los colegios y escuelas, desde Tijuana hasta la Patagonia.

Cabe aclarar que los útiles libros de Geometría plana y Trigonometría, también muy consultados y utilizados en toda América Latina, fueron obras del primo de Aurelio, en este José Antonio Baldor. Se puede decir que el autor de estas obras siguió muy de cerca la simplicidad didáctica utilizada por su primo Aurelio en sus libros anteriores.

Baldor y su familia partieron definitivamente al exterior en 1960. El relato que da Daniel, hijo del gran matemático, fue que en una calurosa tarde de septiembre llegó un grupo de revolucionarios hasta la casa del profesor con la orden de detenerlo. Sólo una contraorden de Camilo Cienfuegos, quien defendía con devoción de alumno el trabajo de Aurelio Baldor, lo salvó de ir a prisión. Pero apenas un mes después la familia Baldor se quedó sin protección, pues Camilo, en un vuelo entre Camagüey y La Habana, desapareció. En julio de 1960 Baldor reunió a toda su familia y les planteó: “Nos vamos de vacaciones para México”. A continuación les explicó a todos lo que se haría. Baldor no era un hombre que dejaba traslucir sus emociones, era analítico, de semblante estricto, recio, pero ese día algo misterioso en su mirada decía que las cosas no andaban bien y que el viaje no era de recreo. Este fue el alegato de Daniel.

Los derechos de la obra Algebra se habían vendido a la editorial Publicaciones Cultural de México doce años antes que Baldor se fuera de Cuba. Realmente no era mucho el dinero que llevaba consigo rumbo a México, donde estuvieron poco tiempo para después trasladarse a Nuevo Orleans, EEUU, lugar donde tuvieron que enfrentarse a la segregación racial existente.

Los Baldor eran o son blancos, pero Magdalena, la nana de la familia, era mulata y no podía subirse en un bus acompañando a la familia, algo que el mismo Baldor no soportó, por lo que decidió trasladarse con toda la familia a Nueva York. En la Gran Manzana se instalaron en Brooklyn, donde se alojaron en el segundo piso de la propiedad de un italiano en Brooklyn.

Para su suerte, Baldor continuó su faena como educador al encontrar trabajo en el Saint Peters College de Nueva Jersey. La familia logró encaminarse en los estudios como su padre, y finalmente uno terminó como profesor de literatura, dos se hicieron ingenieros, uno inversionista, dos administradores y una secretaria. Ninguno de ellos siguió el camino de las matemáticas, aunque todos si se ejercitaron con los juegos mentales que su padre les hacía resolver.

Con el decursar del tiempo, Baldor logró superar la pobreza que tuvo cuando llegó a EEUU. Siguió escribiendo ejercicios matemáticos y teoremas hasta su retiro del magisterio, Baldor decidió trasladarse con su familia a Miami, donde murió el 2 de abril de 1978 a causa enfisema pulmonar.

No obstante y como aseveró su hijo Daniel: “El exilio le supo a jugo de piña verde. Mi padre se murió con la esperanza de volver a su tierra natal”.

Su primo José Antonio Baldor, autor de los materiales en Geometría y Trigonometría. se trasladó definitivamente a Venezuela, donde vivió hasta el final de sus días.

Bibliografía consultada

Alden S. Crafts, el padre de la ciencia de las malezas

“El conocimiento no es una vasija que se llena, sino un fuego que se enciende”
Plutarco

Por Ricardo Labrada

Allá por el año 1968 comenzaba mi tesis de diploma para el título de Ingeniero y me inserté en ese mundo desconocido entonces del control químico de las malezas. Los herbicidas comenzaban a tener importancia en la agricultura de los países desarrollados y también en cultivos de grandes extensiones de otros países.

No se trataba de matar hierbas con químicos totales, se buscaba la selectividad de compuestos que no afectaran a los cultivos a la par que eliminaban buena parte de la flora indeseable en los campos. Era como magia entonces, y para un estudiante que comienza a dar sus primeros pasos en ese mundo, todo un misterio, la selectividad.

Mi profesor, ya fallecido, me decía que no le preguntara cosas sencillas, que podíamos hallar en los libros. Entonces le pregunté a cuál libro se refería y me dijo que aquel escrito por Crafts. En realidad el libro no era propiamente de Crafts, sino de Robbins, Crafts y Raynor, pero que de siempre lo identificábamos como autoría principal de Crafts.

Para mi suerte, el libro estaba traducido al ruso, así que podía consultarlo y después volver a la carga sobre el profesor. A decir verdad, era tanto el trabajo de campo que tenía, que no había tiempo para otra cosa que comer y dormir. Sin embargo, iba a la cama con el libro de Crafts y aprendía aspectos interesantes de la selectividad de los herbicidas, tanto fisiológica como posicional.

¿Quién era este científico? Una eminencia dedicada a la fisiología vegetal, todo un entusiasta y un profesor muy motivado. Crafts era oriundo de Fort Collins, Colorado, nacido en 1898, pero su crianza transcurrió en California y su educación se desarrolló al otro lado de la bahía de San Francisco, o sea en Oakland, donde se mostró interesado por la agricultura. Era tanto su interés, que dejó sus estudios iníciales de agronomía en Berkeley para trabajar directamente en el campo. Ocho años después y a sugerencia de un profesor de Botánica, Crafts volvió a la Universidad para continuar sus estudios y profundizar los mismos en el campo de la fisiología vegetal. Terminó su maestría, se doctoró y luego hizo el período post doctoral en la Universidad de Cornell.

Las cualidades de Crafts no pasaron inadvertidas para algunos profesores, fue el caso del botánico William Wilfred Robbins, el que fundó una nueva división de Botánica en Davis e invitó a Crafts a trabajar a tiempo completo en el campo del manejo de malezas. De hecho el especialista en cuestión se convirtió en el primer investigador de Universidad alguna que a tiempo completo se dedicaba al control de malezas.

Alden S. Crafts, padre de la ciencia de las malezas

Alden S. Crafts, padre de la ciencia de las malezas

Crafts sabía mucho por el hecho de haber estado durante años trabajando en campo, conocía los problemas de los cultivos, las malezas y le era más fácil que a otros orientar su trabajo. Igualmente tenía la ventaja de haber estudiado bastante la fisiología vegetal, por lo que el aspecto mencionado de la selectividad de los herbicidas, podría investigarlo con más visión.

De hecho, Crafts se convirtió en el padre de la ciencia de las malezas, siendo pionero en la transformación de la tecnología del control de malezas en una ciencia.

En 1942 logró junto con Robbins y R.N. Raynor publicar el primer libro de texto sobre control de malezas que se haya publicado en el mundo. La segunda edición de ese material fue lo que cayó en mis manos que leía a veces con sueño, a veces con cansancio, pero siempre con interés de poder entender la razón por la que linuron no afectaba al maíz y la soja intercalada, que tenía sembrada en un extenso experimento campo en la estación experimental de la entonces Academia Agrícola de Ucrania, situada en Mitnitsa, a 75 km de Kiev.

Crafts profundizó en el estudio de la fisiología de los herbicidas y para ese fin utilizó los radioisótopos, más que todo para conocer la absorción y translocación de los herbicidas en las plantas. Su grupo de trabajo logró desarrollar la metodología de congelar plantas secas tratadas con indicadores (tracers) radioactivos, lo que permitió desarrollar las autoradiografías sin los artefactos asociados con el movimiento de los indicadores durante el procedimiento normal de secado. Esta técnica apareció luego publicada en un manual de 1964, “La autoradiografía de los Materiales Vegetales”, y se comenzó a utilizar en muchos laboratorios del mundo.

Entre sus grandes hallazgos está la teoría del flujo de masa de los solutos en el floema, que explicaba el mecanismo de movimiento de los solutos orgánicos translocados a través del floema.

Dentro de sus numerosas publicaciones se halla otra de gran valor, que realizara conjuntamente con Floyd M. Ashton, titulada “Modo de acción de los herbicidas”, material que ofrece una introducción de la fisiología y la bioquímica de los herbicidas y resume la información sobre las propiedades, formulaciones comerciales y uso en campo de unos 150 herbicidas. Al mismo tiempo, el libro cubre aspectos de la absorción, translocación y destino molecular de los herbicidas.

Crafts por su excelencia obtuvo muchos premios, entre ellos el de Lector Investigador y Profesor Emérito de la Universidad de California, Davis, dos becas Guggenheim, una beca Fullbright, fue jefe del Departamento de Botánica de Davis, y Miembro Honorario y Presidente de la Sociedad Americana de Fisiología Vegetal y Presidente de la Sociedad de Malezas de América. En 1964 desplegó una intensa actividad docente con 70 ponencias en varias universidades y estaciones experimentales de 15 países.

Entre sus publicaciones más notables, además de las ya mencionadas, aparecen:

• Crafts, Alden S. (Alden Springer), 1897-1990: Control of aquatic and ditchbank weeds / (Berkeley, Calif. : College of Agriculture, University of California, 1949)
• Crafts, Alden S. (Alden Springer), 1897-1990: General-contact weed killers / (Berkeley, Calif. : College of Agriculture, University of California, 1947)
• Crafts, Alden S. (Alden Springer), 1897-1990: General-contact weed killers / (Berkeley, Calif. : College of Agriculture, University of California, 1949)
• Crafts, Alden S. (Alden Springer), 1897-1990: General-contact weed killers : water soluble chemicals, oils & fortified oils, emulsions / ([Berkeley, Calif.] : Division of Agricultural Sciences, University of California, 1955)
• Crafts, Alden S. (Alden Springer), 1897-1990: Herbicidal properties of arsenic trioxide / (Berkeley, Cal. : California Agricultural Experiment Station, 1954), también por Charles C. Buck
• Crafts, Alden S. (Alden Springer), 1897-1990: Herbicidal use of carbon disulfide / (Berkeley, Cal. : Agricultural Experiment Station, 1945), también por by H. A. Hannesson and Richard N. Raynor
• Crafts, Alden S. (Alden Springer), 1897-1990: Oil sprays for weeding carrots and related crops / (Berkeley, Calif. : The College of Agriculture, University of California, 1947)
• Crafts, Alden S. (Alden Springer), 1897-1990: Plot tests with chemical soil sterilants in California / (Berkeley, Cal. : Agricultural Experiment Station, 1941), también por Richard N. Raynor and H. D. Bruce
• Crafts, Alden S. (Alden Springer), 1897-1990: Selective weed killers / (Berkeley, Calif. : College of Agriculture, University of California, 1949), también por W. A. Harvey
• Crafts, Alden S. (Alden Springer), 1897-1990: Weed control by soil sterilization / ([Berkeley, Calif.] : Division of Agricultural Sciences, University of California, 1955), también por W. A. Harvey

Alden S. Crafts murió el 9 de febrero de 1990 a la edad de 92 años. Como dijera uno de sus estudiantes, fue un faro de luz que sus estudiantes usarán como fuente por el resto de sus vidas.

Bibliografía consultada

Ashton F.M. y Crafts A.S. 1981. Mode of Action of Herbicides. John Wiley & Sons Inc; 2nd Revised edition, 536 p.

Gifford E.M., McHenry J. y Stocking R. Alden S. Crafts, Botany: Davis. Calisphere. http://texts.cdlib.org/view?docId=hb5f59n9gs&doc.view=frames&chunk.id=div00008&toc.depth=1&toc.id=

Robbins W.W., Crafts A.S. y Raynor R.N. 1952. Weed control : a textbook and manual. McGraw-Hill, New York. 503 p. (este material con el título de Destrucción de Malezas fue publicado en México por la editorial UTEHA).

La sabiduría de Dimitri Ivanovich Mendeléyev

Químico genial, físico de primera clase, investigador productivo, en las ramas de la hidrodinámica, meteorología, geología, en distintas áreas de la tecnología química, así como otras disciplinas relacionadas con la química y la física, sabio profundo de la industria química….Liev Alexandrovich Chugaev

Ricardo Labrada

En 1963 por primera vez choqué con la química, asignatura que no había dado en mis años de estudio de bachillerato en Cuba. Ocurrió en la facultad preparatoria de la Universidad Estatal de Bielorrusia en Minsk. Tenía un profesor que sin ser muy bueno, pedagógicamente hablando, pudo darnos algunas ideas de cómo era el asunto de los elementos químicos y la famosa tabla periódica. Posteriormente la química en todas sus formas pasó a ser parte de mi carrera y realmente me maravillaba el trabajo altamente científico del químico ruso Dimitri Ivanovich Mendeléyev, sobre el cual versará el presente artículo.

El ilustre científico nació el 27 de enero de 1834 (según calendario, realmente fue el 8 de febrero del nuevo calendario) en Tobolsk, capital histórica de la Siberia, actualmente pertenenciente a la provincia Tiumen en Rusia. Dimitri Ivanovich fue el décimo séptimo hijo de la familia que crearon Ivan Pavlovich Mendeléyev, director de un liceo en Tobolsk, y su esposa María Dimitrievna, mujer de inteligencia y energía. Cuando el joven Dimitri Ivanovich tenía 13 años, su padre perdió la visión y luego murió. Fue entonces que María tuvo que arreglárselas sola con toda la familia. Para suerte de todos ellos, María poseía una pequeña fábrica de cristales, cuyos dividendos más la pensión del fallecido Ivan Pavlovich alcanzaba para mantener la economía familiar. María tampoco descuidó la educación de sus hijos y pudo descubrir algo de la inteligencia poco común de su pequeño Dima.

Sin embargo, se sabe que Dima no estudiaba lo suficiente en el liceo. No es el primer caso de genios que no han sido muy aficionados a los estudios. Dimitri Mendeléyev nunca escondió su rechazo a la escuela clásica. El liceo lo logró terminar en 1849.

La fábrica de cristales se incendió un buen día y eso obligó a toda la familia emigrar a Moscú. Tres años después de la muerte de Ivan Pavlovich, María falleció también, luego una de sus hermanas. Dimitri Ivanovich quiso matricularse en la Universidad de Moscú, pero debido a ciertas regulaciones no lo pudo hacer. Al final logró matricularse en el Instituto Principal de Peterburgo, siempre con el apoyo brindado por las familias Skerletov y Protopopov, parientes de los Mendeleyev. En esa institución docente el joven estudiante se halló a sus anchas, donde tuvo magníficos profesores que le inculcaron el amor por la ciencia. El centro en cuestión era interno y tenía una matrícula muy limitada, lo cual creaba un vínculo muy estrecho entre los profesores y los estudiantes.

Desde su inclusión en el Instituto, Mendeléyev estudiaba la química analítica como medio de su estudio de algunos minerales máficos, como son ortita y piroxeno. A la edad de tan solo 20 años, Mendeleyev presentó un estudio sobre la composición de estos minerales, y en 1855 concluyó sus estudios universitarios con diploma de oro.

Dimitri Ivanovich Mendeléyev

Dimitri Ivanovich Mendeléyev

Debido la debilidad de su salud y el clima tan adverso de Peterburgo, los medícos le aconsejaron a Mendeléyev trasladarse a vivir a un ambiente más cálido. Inicialmente se estableció en Simferópol y más tarde se trasladó a Odessa, donde trabajó en un centro docente de esta ciudad portuaria. En 1859 defendió satisfactoriamente su tesis para maestría, el tema de la tesis fue “Sobre Volumenes Específicos”.

Después de la defensa de esta tesis, Mendeléyev viajó a Heidelberg, Alemania, para ampliar estudios y entrar en contacto con destacados especialistas de la química. En esta estancia de 2 años, Mendeleyev estableció la existencia de la temperatura absoluta de ebullición (temperatura crítica), mediante la cual, en condiciones concretas, los líquidos lentamente se convierten en vapor. Igualmente trabajó más como investigador de física y no de química. Así estableció la medida real para la adhesión de los líquidos y encontrar su dependencia en función del peso de las partículas.

A su regreso a Rusia, en 1964, logró un puesto de profesor en el Instituto Tecnológico de San Petersburgo. En 1865 defendió su tesis de doctorado, “Sobre los compuestos del alcohol con el agua”, cuya tesis estableció el grado óptimo de alcohol en el vodka ruso.

En 1866 compartió sus obligaciones docentes en la Universidad de Peterburgo, donde daba las asignaturas de química inorgánica, química orgánica y química técnica.

Entre sus trabajos destacan los estudios acerca de la expansión térmica de los líquidos, el descubrimiento del punto crítico, el estudio de las desviaciones de los gases reales respecto de lo enunciado en la ley de Boyle-Mariotte y una formulación más exacta de la ecuación de estado. En el campo práctico destacan sus grandes contribuciones a las industrias de la sosa y el petróleo de Rusia. Pero su principal logro investigador fue el establecimiento del llamado sistema periódico de los elementos químicos, o tabla periódica, gracias al cual culminó una clasificación definitiva de los citados elementos (1869) y abrió el paso a los grandes avances experimentados por la Química en el siglo XX.

La tabla periódica de Mendeléyev no surgió de la nada, previamente el alemán Johann Dobereiner (1780-1849) ordenó los elementos químicos en una tabla periódica en 1817. Para ello creó las triadas basado en la proximidad de los pesos atómicos, p. ejemplo: la del litio, potasio y sodio, o la del calcio, estroncio y bario, o la del azufre, selenio, y teluro, o también la del cloro, bromo y yodo.

En 1864 el geólogo francés Alexandre-Émile Béguyer de Chancourtois y el químico inglés John Alexander Reina Newlands anunciaron la ley de las octavas, que se fundamentaba en que las propiedades de los elementos se repiten cada ocho de ellos, pero la misma fallaba al solo poderse aplicar hasta el calcio.

En 1869 el químico alemán Julius Lothar Meyer afirmó que los elementos similares tienen un volumen atómico similar en relación con otros elementos. El peso atómico asciende en correspondencia con un incremento en sus propiedades físicas.

En el mismo año 1869 Mendeléyev presentó una primera versión de su tabla periódica. La misma era la primera presentación coherente de las semejanzas de los elementos. Mendeleyev observó que la clasificación de los elementos según sus masas atómicas se daba una periodicidad relaiva determinadas propiedades de los elementos. Esta primera tabla contenía 63 elementos. Para poder aplicar su ley, agrupó los elementos de igual familia horizontalmente y dejó algunos espacios descubiertos, p. ejemplo entre el calcio y el titanio, pues estaba seguro que en algún momento los mismos serían ocupados por elementos aún por descubrir, aquellos que correspondían a masas atómicas de 45, 68, 70 y 180.

La segunda versión de la tabla fue presentada por Mendeléyev en 1871, la que coincidió con la elaborada independientemente por Meyer en el mismo año. El sistema propuesto era de ocho columnas que se obtenían dividiendo los períodos largos en un periodo de siete elementos, con un octavo grupo conteniendo los tres elementos centrales (Fe, Co y Ni) y un segundo período de siete elementos. Pauling afirmó que la segunda variante del sistema periódico de Mendeleyev fue muy popular y se mantuvo por largo tiempo hasta que se descubrió el grupo cero que abarca a los gases inertes desconocidos hasta 1894.

Tabla periódica de Mendeléyev

Tabla periódica de Mendeléyev

La base científica de la ley de Mendeléyev quedó demostrada cuando entre 1875 y 1886, se descubrieron el galio (69), el escandio (45) y el germanio (72,6), los que poseían propiedades predichas por el científico ruso.

Para llegar a la primera versión de la tabla Mendeléyev tuvo que escribir en distintas tarjetas los elementos con sus masas atómicas y propiedades, luego se dedicó a conformar las más variadas combinaciones y lugares en la tabla. El trabajo se complicaba por el hecho que muchos elementos aún estaban por descubrirse y los pesos atómicos de algunos ya descubiertos eran inexactos. No obstante, para el científico ruso lo importante era descubrir la regularidad de la ley. En ese momento Mendeleyev escribió sobre su trabajo y sus pensamientos: “Sospechaba sobre la existencia de relación entre los elementos desde mis años de estudiante, no me cansaba de pensar en este problema desde todos los ángulos posibles, recogí material, comparé y luego cotejé las cifras. Al final el asunto maduró y entonces apareció una decisión en mi cabeza. Como siempre me ha ocurrido, el saber que me hallaba cerca de de una solución al problema, me creó un estado de excitación. Durante varias semanas dormí soñando encontrar un principio mágico, el cual me llevaría de un golpe al orden de los datos acumulados en los últimos 15 años Y así en una maravillosa semana, después de una noche sin dormir y desesperado por encontrar una solución, me quedé dormido en mi buró, y durante ese sueño se me apareció la tabla claramente. Me desperté y lancé sobre una hoja la tabla que había visto”.

Es cierto que la tabla de Mendeléyev contenía errores. Al hidrógeno no le fijó lugar, y consideró una sola valencia para cada elemento, lo cual se ha demostrado erróneo. No obstante, la tabla de Mendeléyev fue la base para la actual tabla periódica, la que en el presente contiene 18 grupos, los cuales se corresponden directamente a una serie química y arroja un esquema de coherencia, ya que los elementos de un mismo grupo poseen la misma configuración electrónica en su capa más externa. Como el comportamiento químico está principalmente dictado por las interacciones de estos electrones de la última capa, de aquí el hecho de que los elementos de un mismo grupo tengan similares propiedades físicas y químicas.

Tabla moderna

Tabla moderna

Cuando Mendeléyev hizo su gran hallazgo no existía aún la espectroscopia de rayos X, de la cual se valió el gran físico y químico inglés Henry Moseley para determinar la estructura electrónica de los materiales que estudió. Por lo tanto, el mérito del científico ruso queda ahí como base del conocimiento actual que se posee en la química.

Bibliografía consultada

Anon. Dimitri Mendeleyev. http://recursostic.educacion.es/secundaria/edad/4esofisicaquimica/biografias4/mendeleiev.htm

Chugaev L. A. 2009. Dimitri Ivanovich Mendeleyev. Ecología y vida (en ruso) No. 1. http://elementy.ru/lib/430731

Lenntech BV. Historia de la tabla periódica. http://www.lenntech.es/periodica/historia/historia-de-la-tabla-periodica.htm

Pauling L. 1969. Química general, Instituto del libro, la Habana. Pp 101-102.