Viajando por España: Salou

El verano es siempre mejor de lo que podría ser.”
Charles Bowden (1945-2014, periodista y ensayista estadounidense)

DSC04758

En la Costa Dorada hay un municipio playero muy atractivo, se llama Salou, que se halla a pocos quilómetros de distancia de la ciudad de Tarragona. Según cuentan, este pequeño asentamiento costero fue fundado por los griegos en el siglo VI, al que llamaron Salanrio que significa ciudad saneada. Años después se le rebautizó con el nombre de Salauris.

Salou se convirtió en un importante puerto en la zona Mediterránea y del Reino de Aragón. Ya en el siglo pasado, pasó a ser centro turístico.

Realmente lo más llamativo de Salou es la arquitectura moderna de sus edificios, la mayoría con amplios balcones, que le da mucho colorido al lugar. El paseo de la playa, llamado Jaime I, es grande y agradable para pasear. De frente a la playa aparecen restoranes, cafeterías y tiendas, donde se puede comprar todo aquello que necesite para bañarse en la playa, la cual es larga y de arena, además de poseer algunas atracciones para adultos y menores.

Salou es una ciudad chic que merece la pena ser visitada por todos aquellos que quieran disfrutar de un ambiente agradable.

DSC04762

Escrito por Ricardo Labrada, 26 octubre de 2019

Mi Habana: las salas de cine

Nadie escapa a la influencia del cine, ni siquiera
aquellos que nuncan van a ver una película
”.
Glauber Rocha (1939-81, director, actor y guionista brasileño)

Las estadísticas informan que en 1959, la Habana tenía 134 salas de cine, y se ubicaba entre las primeras ciudades del mundo en este aspecto cultural. El cine ha sido de siempre uno de los entretenimientos preferidos de los cubanos.

Se cree que la primera sala de cine fue creada en enero de 1897 por un empresario francés, Gabriel Veyre, hombre asociado a la Casa Lumiére,  quien alquiló un salón del Teatro Tacón, que contaba con unas 24 sillas, donde se proyectaron los cortos “La Partida del Tren” y “Los Bañistas”. Fue precisamente en la esquina de ese lugar, que se cuenta que se filmó otro corto, “Simulacro de Incendio”.

Este artículo no pretende hacer historia, ya que existen varios en internet que se refieren al tema (ver las fuentes consultadas). No obstante, es conveniente indicar que los dueños del circo Santos y Artigas inauguraron uno de las primeras salas de cine en la Habana, el teatro Campoamor el 20 octubre de 1921, el cual se halla en Industria y San José, a un costado del Capitolio, y donde se estrenara la peli sonora “The Jazz Singer” el 15 de febrero de 1928. En mi niñez tuve la oportunidad de asistir a este cine, el cual guardaba algo de “antiguo” en mi modesta opinión, me parecía un teatro europeo. La realidad es, que ya en 1959, el Campoamor estaba en mal estado y hasta la fecha no se ha hecho nada para repararlo. El boleto de entrada en esta sala oscilaba en 40 centavos en la década de los 50.

Cine Campoamor

Lo que quedaba de la sala cine-teatro Campoamor

Otro más majestuoso era el teatro Payret, propiedad del empresario catalán Joaquín Payret, el cual fuera inaugurado el 21 de enero de 1877. Inicialmente se le conoció como  Teatro de la Paz y Coliseo Rojo. En la década de los 50, se convirtió en uno de los cines de películas de estreno. Mi madre solía llevar a mi hermano y a mí todos los 6 de enero, ya que era día de estreno de alguna película nueva de Walt Disney. La entrada entonces costaba un peso (un dólar), algo caro para el bolsillo de una familia pobre como la mía, pero era una vez al año. El Payret está frente al Capitolio y a un lado del Parque Central.

Cine Payret

Cine Payret

Hablaré ahora de las salas de cine que más visitaba y sus características. Como habitante de la Habana Vieja, el cine más próximo a casa era el Ideal, que se hallaba en una esquina de Compostela y Acosta, aledaña al arco de Belén. No era muy grande, pero sí suficiente para la gente del barrio. La entrada costaba 15 centavos, excepto los sábados y domingos, que con su matiné proyectaba tres películas, cartones animados, una revista y algún capítulo de serial de aventura, todo eso por 20 centavos. Los fiñes entrabamos a la 1:30 p.m. y salíamos casi a las 8 de la noche. La programación era apta para menores, muchos oestes, filmes de acción y aventuras. El Ideal es hoy día parte del pasado, ya no existe y no sé si hay idea de restaurarlo.

Arco de Belén

En esa esquina por la parte izquierda, calle Compostela, no visible, se hallaba el cine Ideal. De frente se ve el arco de Belén.

El otro cine más frecuente era el Universal, situado al final de la calle Egido, el que costaba unos centavos más que el Ideal. A este cine iba con mis padres o mi madre. Recuerdo que allí vi de niño la peli de Rasputín protagonizada por los hermanos Barrymore, así como otros filmes con John Wayne como héroe. Lo que nunca olvidaré es la fachada del cine de arquitectura mozárabe. Al frente del Universal estaba el cine Bélgica, al cual nunca fui. Mis padres me lo tenían prohibido. Un amigo de trabajo me contaba que ´la gente que iba allí era a hacer otras cosas menos ver películas. En 1959, ya el Bélgica estaba todo destartalado y nadie iba a restaurarlo, pero el Universal si valía la pena y corrió igual suerte.

Cine Universal

Cine Universal en su época

Dentro de la Habana Vieja había otros cines de barrio. Uno de ellos era el Cervantes ubicado en Compostela y Lamparilla. Allí iba alguna que otra vez, su cartelera me atraía, muchos filmes épicos y algunos con historia bíblica. Le pasé hace unos años por el lado, ya era un lugar apto para ser demolido. El otro era el cine Habana en la calle Mercaderes, al cual fui contadas veces y siempre acompañado por mis padres. En el parque Habana, donde se encontraba el cine abundaban pandillas, las que hay que reconocer que desaparecieron por completo en 1959. Ahora allí hay otras cosas nuevas dentro de la remodelación de la Habana Vieja y el cine pasó a mejor vida. El Cervantes tenía medidas similares al Ideal, el Habana era más grande, mientras que el Universal tenía dos plantas.

Cine Cervantes

Cine Cervantes

Por la misma calle de Montserrate, continuación de Egido, está el cine Actualidades, aún activo. Lo recuerdo como un buen cine, cómodo, con buen aire acondicionado y cartelera atractiva. Allí vi por primera vez “Algunos prefieren quemarse” con la Monroe, Tony Curtis y Jack Lemmon en el reparto de la peli.

Cine Actualidades

Cine Actualidades

A veces mis padres me llevaban a otros cines, sucedía los domingos en la tarde. Podrían ser como opciones el Verdún o su vecino el Majestic, ambos ubicados en la calle Consulado. Un día descubrí que el Majestic tenía techo corredizo, por lo que si no llovía, uno estaba viendo pelis bajo las estrellas. Otra opción por allí mismo era el cine Alkazar, que se hallaba en Consulado 302. Pasar por esa calle y no ver nada de eso, no es que le resulte a uno muy agradable.

Cine Verdún y al lado el Majestic

Cine Verdún y al lado el Majestic

Tampoco me faltó visitar cines como el Cinecito, el Duplex y Rex Cinema, todos ubicados en San Rafael y Consulado. El Cinecito era cine para ver cartones animados y seriales de acción. Allí vi a George Reeves, no confundir con Christopher Reeve, interpretando el papel de Superman. Estas salas de cine se llenaban de niños en los fines de semana. En esa parte de San Rafael hay ahora un boulevard pero de los cines no queda rastro.

Cinecito

En mi adolescencia y juventud pude visitar otros cines, como fueron el Acapulco en la calle 26, que recuerdo como el cine más cómodo existente en la Habana; el Cuatro Caminos, ubicado en la calle Belascoaín y al frente del mercado del mismo nombre; el Infanta, el Astral y el América en Centro Habana, la Rampa y el Riviera en el Vedado, el Mónaco en Santos Suárez, el Alameda en Santa Catalina y Juan Delgado en 10 de Octubre. Cuatro Caminos e Infanta ya no existen, aunque todos ellos eran modernos, con buenas butacas y aire acondicionado en la década de los 60 y 70.

Cine Acapulco

Cine Acapulco

Mención especial merece el Radiocentro, ahora llamado Yara, donde tuve la oportunidad de asistir, con mi escuela, a dos estrenos de cine en formato panorámico, más conocido como Cinerama. La entrada en el Radiocentro en 1959 era de 2 pesos, pero en días especiales se rebajaba a un peso, oportunidad que muchas escuelas no perdían para asistir con sus alumnos a ver películas como “Las Siete Maravillas del Mundo”, “Esto es Cinerama” y otras. Ese sistema resultó fantástico para mis sentidos.

Cine Yara, antes Radiocentro

Cine Yara, antes Radiocentro

Por último, la Habana poseía tres autocines, el de Tarará, el autocine Mediodía en la Avenidad 51 en Arroyo Arenas y el de Vento en la carretera homónima. Los dos primeros tenían cabida para 500 autos y en el de Vento, 866. Mi familia no tenía carro, pero en mi niñez una familia vecina me llevó a uno de estos, realmente no recuerdo cuál fue. Una vez y nunca más, eso a pesar de tener auto en décadas posteriores.

Muchas de las salas mencionadas han sido convertidas en teatro. Existen otras que después de 1959 se convirtieron en teatros, como fue el caso del cine Rodi, actualmente Mella, en Línea y A en el Vedado.

Hay que mencionar también a la sala de teatro El Blanquita, en Miramar, construida en 1950, la que dispone de 5 500 butcas, y que fuera el auditorio más grande del mundo en épocas pasadas.  Este teatro cambió de nombre por el Charles Chaplin después de 1959 y en 1975 fue rebautizado con el nombre de Karl Marx. En este lugar tuve la oportunidad de ver cantar a Moncho y a los Cinco Latinos.

Cine CarlosMarx antes Blanquita de 1950 con 5500 asientos

Cine Carlos Marx antes Blanquita

 Fuentes

Anon. Cines de la Habana. https://www.iberojet.es/blog/cines-de-la-habana

Anon. 2010. Cines que había en la Habana el 31 de diciembre de 1958. http://cubamason.forosactivos.net/t952-cines-que-habian-en-la-habana-el-31-de-diciembre-de-1958

Forte Pepe. 2012. Los cines de la Habana- fantasmas del pasado. Nov. 29 http://www.ifriedegg.com/CinesDeLaHabana.htm

Sarmiento Lázaro. 2009. La Habana: Aquellos viejos cines. http://lazarosarmiento.blogspot.com/2009/12/la-habana-aquellos-viejos-cines.html

 

Escrito por Ricardo Labrada, 10 mayo de 2019

Mi Habana: sus paseos

Ciudad es ante todo plaza, ágora, discusión, elocuencia.”
José Ortega Gasset (1883-1955, filósofo español)

Alameda de Paula 4

Vista de la Alameda de Paula. Foto del autor

A pocas cuadras de donde me crié, está el Paseo de la Alameda de Paula en La Habana, construido en 1777, obra del arquitecto Antonio Fernández de Trebejos, donde antes estuvo el basurero del Rincón. El paseo se realizó por orden del Capitán General Felipe de Fondesviela, Marqués de la Torre. Era la época del reinado de Carlos III, por lo que este lugar tuvo su influencia francesa. El paseo se ubica en lo que era el casco viejo de la ciudad.

Me bastaba con ir por la calle Merced, hasta el Puerto de la Habana, para llegar a este lugar. Le llamaron de Paula por la cercanía de la Iglesia del mismo nombre, de la cual ya se habló en un artículo anterior. Existe una calle Paula, paralela a la calle Merced, que fuera donde naciera José Martí el 28 de enero de 1853. Esta calle actualmente se llama Leonor Pérez, nombre de la madre de Martí, pero como siempre pasa, todo el mundo llama y conoce a esta calle como Paula.

20170205_215732

Nuevo Muelle aledaño a la Alameda. Foto del autor

Que nadie se piense que era algo del otro mundo cuando se construyó. Inicialmente era un terraplén con dos hileras de álamos y bancos. A mediados del siglo XIX se instaló una columna de mármol blanco, traída de Italia, la que posee cuatro caras, cada una es la cabeza de un león, por las que descienden chorros de agua.

Allí también aparece una Columna en honor al General Leopoldo O’Donnell, que fuera terminada en 1847 por sus servicios en Cuba como gobernador a mediados de los 1800, aunque se hizo más famoso por sus represalias contra los esclavos en 1844, año que se llamara  el de los latigazos. Posteriormente llegó a ser Primer Ministro de España.

Columna O'Donnell en Alameda de Paula

Columna O’Donnell en Alameda de Paula. Foto del autor

Sin embargo, el Paseo de la Alameda no es más viejo que el del Paseo del Prado, el que, por el contrario, no se construyó dentro del viejo casco de la ciudad, por lo que se le llamó “Alameda de Extramuros o de Isabel II”. Su construcción es de 1772, también durante el gobierno del Marqués de la Torre. Lo atractivo del Paseo del Prado es que va desde el Parque Central hasta el Malecón. En sus inicios no llegaba al Malecón, fue durante el gobierno de Miguel Tacón (1834-38) que se amplió hasta este bello lugar del litoral de la Habana.

Paseo del Prado 3

Paseo del Prado. Foto del autor

El Paseo del Prado fue rediseñado a inicios del siglo XX, cuando se colocaron ocho estatuas con figuras de leones, se plantaron árboles y se instalaron bancos mármol. Siempre se le ha llamado del Prado, aunque actualmente su nombre es Paseo José Martí. En realidad, el Paseo tiene parecido con el existente en Madrid. El autor encuentra el habanero más atractivo., puede ser por el clima cálido que invita al paseo más que la construcción en sí de uno u otro.

León del Paseo del Prado

Uno de los leones en el Paseo del Prado. Foto del autor

 

Escrito por Ricardo Labrada, 9 marzo de 2019, con información consultada online.

 

 

La Basílica y la Plaza San Pedro en el Vaticano

Vista de San Pedro desde orilla del Tevere

La palabra Vaticano proviene de Vaticinium del latín, sinónimo de predicción o profecía, se encuentra en una colina romana, donde existía inicialmente un oráculo etrusco. El Vaticano es el estado más pequeño del mundo, y posee una superficie de 44 ha, se halla enclavado dentro de la ciudad de Roma, la que dominó por mucho tiempo hasta la unificación de Italia en 1861. Aquí radica el único estado representativo de una religión, la católica. Su existencia oficial data desde 1929 con la firma de los acuerdos de Letrán entre el Vaticano y el Reino de Italia.

Vista de la Plaza San Pedro desde la cúpula de la Basílica San Pedro3

Vista de la Plaza San Pedro desde la cúpula de la Basílica San Pedro. Foto del autor

Una sola fila de columna San Pedro

Parte frontal de la Basílica

Parte frontal de la Basílica. Foto del autor

Guardia Suiza en la entrada izquierda de San Pedro en el Vaticano 2

Guardia Suiza en la entrada izquierda de San Pedro en el Vaticano. Foto del autor

Lo principal del Vaticano o Santa Sede son la Basílica y la Plaza San Pedro, que ocupan un 20% de su territorio, además de sus museos, pero esta vez sólo se hará referencia a la Basílica y su Plaza.

Parte Principal de la Basílica

Parte Principal de la Basílica. Foto del autor

La Piedad de Miguel Ángel Buonarroti

La Piedad de Miguel Ángel Buonarroti. Foto del autor

La Basílica era, antes de 1452, un templo bastante deteriorado, por lo que el Papa Nicolás V ordenó su reconstrucción, las que de hecho se comenzaron en los primeros años del siglo XVI y concluyeron en 1626. En su larga reconstrucción participaron destacados artistas como Michelangelo y Gian Lorenzo Bernini. Actualmente ocupa 2.3 ha de espacio, siendo la mayor iglesia cristiana en el mundo, donde además yacen los restos de San Pedro, uno de los apóstoles de Cristo, además de la mayoría de los Papas, pero no nos confundamos, la Basílica de referencia no es la Catedral de Roma, título que le pertenece a la archibasílica de San Juan de Letrán (San Giovanni di Laterano).

Jesús, San Pablo, San Pedro y un Papa

Jesús, San Pablo, San Pedro y un Papa. Foto del autor

Baldaquín en la Parte Principal de la Basílica

Baldaquín en la Parte Principal de la Basílica. Foto del autor

Estatua de San Pedro

Estatua de San Pedro. Foto del autor

Este templo tiene seis campanas: Campanone, Campanoncino, Rota, Predica, Ave María y Campanella, además de cinco puertas de acceso: Puerta de la Muerte, Puerta del Bien y del Mal, Puerta de Filarete, Puerta de los Sacramentos y la Puerta Santa, que está siempre cerrada y tapada con cemento por su parte interior. Sólo el Papa de turno la abre y cierra en los Años Santos. En ese año permanece los 365 días abierta.

Listado de Papas en San Pedro

Listado de Papas en la Basílica. Foto del autor

Sepulcro de Juan Pablo II

Sepulcro de Juan Pablo II. Foto del autor

Uno puede acceder a la cúpula de la Basílica, si se decide, tome aire suficiente, es peor que escalar una montaña de 500 metros de altura, el trayecto es empinado y torcido por momentos, aunque en realidad la altura es de unos 136 metros. Al llegar a lo alto podrá admirar Roma y los alrededores del Vaticano.

Cúpula San Pedro 2

Cúpula San Pedro. Foto del autor

Interior de la cúpula de San Pedro

Fila de los once apóstoles en San Pedro

Fila de los once apóstoles en lo alto de la Basílica. Foto del autor

En las navidades siempre hay un pesebre y un árbol de navidad, este último donado por algún país.

Pesebre externo San Pedro 2018-19

Pesebre externo San Pedro 2018-19. Foto del autor

Árbol navidad 2018 en Piazza San Pietro

Árbol navidad 2018-19 en Plaza San Pedro. Foto del autor

En 1984, la UNESCO declaró al Vaticano como Patrimonio de la Humanidad.

 

Escrito por Ricardo Labrada, con información consultada en línea, el 22 mayo de 2019

Viajando por España: Cáceres

Toma un cántaro de vino, siéntate a la luz de la Luna y bebe
pensando en que mañana quizá la Luna te busque inútilmente
.”
Omar Khayyan (1048-1131, matemático, astrónomo y poeta persa)

Luna llena y Cáceres

Luna llena y Plaza Mayor de Cáceres. Foto del autor

Cáceres es una ciudad con pasado romano, godo, árabe y cristiano. El origen de su nombre no ha sido aclarado. Los romanos estaban ya asentados en el siglo I a.C., cuyos campamentos llamaban Castra Cecilia y Castra Servilia. Hacia el siglo V llegaron los visigodos, los que acostumbraban a arrasar y destruir. En el siglo XII, llegaron los árabes y refundaron la ciudad. Un siglo después vino la reconquista cristiana.

Lo importante en esta ciudad de la comunidad autónoma de Extremadura es la llamada ciudad vieja, donde prácticamente se encuentra todo lo histórico, y se destacan la Plaza Mayor, la Torre de Bujaco, Arco de la Estrella, Palacio de los Golfines de Abajo y de Arriba, La Santa Iglesia Concatedral de Santa María Plaza San Jorge, Plaza San Pablo, entre otros.

Plaza Mayor, Cáceres

Plaza Mayor, Cáceres. Foto del autor

Lo primero que uno distingue tan pronto llega la Plaza Mayor, es la Torre de Bujaco, nombre derivado del Califa Abú-Ya’qub Al Mansur, cuyas tropas conquistaron la ciudad el 10 de marzo de 1173, después de seis meses de asedio.  Igualmente se le llamó Torre del Reloj, la misma tiene 25 metros de altura, construida a finales del siglo XII sobre sillares romanos y reforzada después con lienzos de mampostería.

Torre de Bujaco

Torre Bujaco. Foto del autor

Subiendo por una escalinata, aparece el Arco de la Estrella, principal puerta de entrada al área amurallada desde el siglo XV. El arco de hecho identifica a la ciudad de la época Medieval.

Arco de la Estrella, Cáceres 2

Arco de la Estrella, Foto del autor

Luego se puede pasar a la plaza Santa María, donde se halla el Palacio Episcopal reedificado en el siglo XVI.

Plaza Santa María, Cáceres

Plaza Santa María, Foto del autor

Palacio Episcopal, Cáceres 2

Palacio Episcopal, Foto del autor

La Santa Iglesia Concatedral de Santa María es la iglesia más importante de Cáceres, construida entre los siglos XV y XVI.  Allí se localiza la estatua a  San Pedro Alcántara, destacado fraile franciscano español.

Santa Iglesia Concatedral Santa María, Cáceres

Santa Iglesia Concatedral Santa María, Foto del autor

San Pedro de Alcantara 2

San Pedro de Alcántara. Foto del autor

El Palacio de los Golfines de Abajo construido en 1510-11. Su nombre obedece al apellido Golfín, persona favorecida por los reyes católicos en su época.

La esposa del autor con el Palacio de los Golfines Abajo

La esposa del autor con el Palacio de los Golfines Abajo en la parte de atrás. Foto del autor

San Jorge es el patrón local de la ciudad y es lógico que tenga una plaza y monumento, que le honren.

Plaza San Jorge, Cáceres 2

Plaza San Jorge. Foto del autor

Estatua de San Jorge

Estatua de San Jorge. Foto del autor

A continuación la iglesia de San Francisco Javier, conocida también como iglesia de la Preciosa Sangre, construida entre 1698 y 1755.

Iglesia de San Francisco Javier2. jpg

Iglesia de San Francisco Javier. Foto del autor

El Museo provincial de Cáceres se ubica en la Plaza de las Veletas. Está también el Convento San Pablo construido en el siglo XV, que se localiza en la plaza homónima, el cual acoge a hermanas de clausura de la Orden de Santa Clara.

Museo en Plaza de las Veletas, Cáceres 4

Museo provincial en Plaza de las Veletas. Foto del autor

Convento de San Pablo en la plaza homónima

Convento de San Pablo en la plaza homónima. Foto del autor

Es importante destacar que Cáceres es el municipio más grande de España, cuya  superficie asciende a 1750,33 km². La ciudad vieja fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1896.

 

Escrito por Ricardo Labrada, 2 mayo de 2019, con información consultada en línea y en Cáceres.

Viajando por España: Mérida

Los que saben mucho se admiran de pocas cosas,
y los que no saben nada se admiran de todo“.
Séneca (4 a.C.-65 d.C., filósofo, político,
orador y escritor romano)

 

Monumento a Octavio Augusto, Mérida 2

Monumento a Octavio Augusto en la rotonda homónima. Foto del autor

Para empezar, aclaremos que hay tres ciudades llamadas Mérida. Una está en Venezuela, la otra es la capital del Estado de Yucatán en México, mientras que la tercera y más antigua es la de España, que fuera fundada en el año 25 a. C. por orden del emperador Octavio Augusto para servir de retiro a los soldados veteranos, conocidos como eméritos, de las legiones V Alaudae y X Gemina, de ahí que se le llamara Augusta Emerita, cuyo nombre más tarde derivó en Mérida. Emerita en latín significa jubilado o veterano. Mérida fue capital de la provincia romana de Lusitania.

Monumento a la loba romana en Mérida

Monumento a la loba romana en Mérida. Foto del autor

Esta ciudad se convirtió en parte del reino de la Hispania romana; del 298 al 409 fue capital de La Diocesis Hispaniarum, fundada por el emperador romano Diocleciano, hasta que en 409 fue ocupada por los godos. De esa manera, a inicios del siglo V, pasó a ser capital del reino de los alanos y del 440 a 467 de los suevos, ambos pueblos de origen germánico. Del 531 al 554 fue sede del reino visigodo de Hispania. Actualmente Mérida es capital de la comunidad autónoma de Extremadura.

Puente Romano sobre el río Guadiana, Mérida

Puente Romano sobre el río Guadiana. Foto del autor

Si bien los romanos dejaron sus huellas con mucha evidencia, allí encontramos un anfiteatro y teatro romano, un puente muy sólido sobre el río Guadiana, los árabes no se quedaron atrás, quienes tomaron la ciudad en el 713 d.C. y la hicieron capital de la Cora (demarcación territorial de Al Andalus) de Mérida. Allí hubo rebeliones de los mozárabes contra las autoridades locales en el siglo IX, fue por eso que se construyó la famosa Alcazaba (recinto fortificado en español) en el 835 d.C., obra realizada durante el mandato de Abderramán II. La Alcazaba sirvió como bastión de control de la ciudad, a la que se accedía desde el puente romano a través de otro pequeño recinto fortificado que se le conocía como “Alcazarejo”.

Alcazaba, Mérida (2)

Alcazaba, Mérida. Foto del autor

Alcazaba, Mérida

Entrada de Alcazaba. Foto del autor

Torres de 3 plantas con aljibe para colectar agua en Alcazaba, Mérida 2

Alijibe en sótano de Torre de tres plantas, que los árabes utilizaban para almacenar agua. Foto del autor

Explicación del aljibe en el Alcazaba, Mérida

Explicación sobre el alijibe. Foto del autor

Mérida fue recuperada por los cristianos en 1230 por tropas guiadas por Alfonso IX de León.

Lo interesante de esta ciudad es que el teatro romano, que fuera fundado por Marco Vipsanio Agripa, patronus coloniae, se hallaba cubierto de tierra, y solo se veía el hormigón de la summa cavea, o la llamada “Las siete sillas”, a inicios del siglo XX. Se hizo todo un trabajo de recuperación, que afortunadamente nos muestra la obra de aquella época con bastante aproximación.

Yo en anfiteatro romano, Mérida

El autor en el anfiteatro romano. Foto del autor

Teatro romano, Mérida 6

Teatro romano. Foto del autor

Frente del Teatro Romano con la Diosa Ceres en el medio, Mérida

Frente del Teatro Romano con la Diosa Ceres en el centro. Foto del autor

Explicación arena de anfiteatro romano en Mérida

Explicación sobre la arena del anfiteatro romano. Foto del autor

La Diosa Ceres en Teatro Romano, Mérida

La Diosa Ceres en Teatro Romano. Foto del autor

En Mérida uno puede disfrutar también viendo o caminando sobre El Puente Lusitania, el cual cruza el río Guadiana, construido en el período de 1988-92 y diseñado por Santiago Calatrava.

Puente Lusitania, Mérida

Puente Lusitania. Foto del autor

La ciudad es pequeña, recogida y amable en su presencia, y comprende un conjunto arqueológico importante, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1993.

 

Escrito por Ricardo Labrada, 2 mayo de 2019, con información consultada en línea y en los lugares visitados de Mérida.

 

Una visita al Templo Nataraja en Chidambaram o del Dios danzante en la India

Aquél que se aparte de las alegrías y de las tristezas de la vida, en vez
de tratar con ellas, es un tonto, pues está huyendo de la verdad
.
Parte de la declaración al mundo del Dios Shiva

Templo Chidambaram

Templo Chidambaram

Hace más de una década me tocó visitar por razones de trabajo la Universidad de Annamalai en el Estado de Tamil Nadu, India. Era la segunda visita a este Estado meridional, cuya capital es Chennai, antes conocido como Madras.

El profesor organizador del taller regional allí a efectuar, se le ocurrió la genial idea de llevar a los participantes a un templo Hindú de reconocida historia, se trata del Nataraja en Chidambaram, también conocido como Templo Chidambaram Nataraja o Templo Thillai Nataraja, el que se encuentra a 200 km de distancia de Chennai y 60 km del aeropuerto de la ciudad Puducherry. Chidambaram significa “atmosfera de sabiduría”.

El templo rinde culto a Shiva (antes Rudra) (el Benéfico), el Dios supremo de la Trinidad (Trimurti) hinduista, el dios de la naturaleza, quien domina y controla los elementos y como ellos, puede ser benéfico o maléfico, quien establece una coordinación realista entre los seres sutiles y los seres vivos. Shiva es un dios protector de los seres vivos, especialmente los animales a quienes domina y doma a su antojo, lleva un tridente (trishul), un tambor en la mano superior derecha, ya que tiene cuatro manos, en la inferior derecha hace una señal para bendecir. En el Shivaísmo, Brahma y Visnu, los otros dioses en el hinduismo, son considerados dioses menores.

La visita se efectuó en la tarde, una vez terminadas las sesiones de trabajo, por lo que no pude realmente apreciar en toda su magnitud la arquitectura original del templo debido a la oscuridad.

Al llegar allí, para entrar en el templo, hay que quitarse los zapatos. Me quité también los calcetines y así anduvimos descalzos. No obstante, mi atención fue toda para la   música del lugar, acompañada de percusión, muy similar a las congas cubanas. El ritmo se le conoce como Anandha thandavam, que significa baile de éxtasis, realmente lo es, vi mucha gente entusiasmada y bailando el Anandha, donde el instrumento principal es el damaru, tambor icónico de madera, en forma de reloj de arena y con dos parches de piel. A su vez hay una campana que da una vibración única.

Este templo es considerado como el más sutil de los dedicados a Shiva en el hinduismo. Aquí se desarrolla el festival anual de baile de Natyanjali en ocasión de Maha Shivaratri, también conocido como “la gran noche de Shiva”.

 

Escrito por Ricardo Labrada, el 20 de febrero de 2019, consultada información en línea

Un paseo por Roma: La Piazza del Popolo

Roma es como un libro de fábulas, en cada
página te encuentras con un prodigio
.”
Hans Christian Andersen (1805-75,
escritor y poeta danés)

Monograma

Piazza Popolo

Visitar la Piazza del Popolo es un paseo agradable, donde mucha juventud concurre a esperar el año nuevo, lugar atractivo como el resto de las plazas romanas. El nombre de esta, al parecer, realmente no es literalmente plaza del pueblo. Sucede que en el lugar abundan los llamados chopos, planta que en latín responde al nombre de Populus, y en italiano se les llaman pioppo. Por lo que se piensa que el nombre viene por la planta predominante en el lugar y no por el pueblo como tal. En el lugar que ocupa la plaza ya existía de antes de 1099, el convento de Santa María del Popolo. Así que planta y convento dieron lugar al nombre de la plaza.

No es buena idea trasladarse a la Piazza del Popolo (Plaza del Pueblo) en auto, ya que encontrar un puesto de parqueo no es nada fácil. Mejor es usar los medios públicos, para visitar esta plaza como otros lugares del casco histórico de la ciudad eterna. Uno puede primero visitar Piazza Spagna, adonde se puede llegar en Metro, y de ahí ir a pie por la llamada calle del Babuino hasta Piazza del Popolo. Otra opción es ir en metro hasta la estación de Flaminio.

Cuando uno viene caminando por vía Babuino en dirección a la plaza mencionada, ya desde allí se pueden ver las Murallas aurelianas y la Puerta Flaminia, también llamada del Popolo, por la cual uno accede a la vía Flaminia, la que en la antigüedad era la principal para viajar al norte del país. Allí también convergen las vías que forman el tridente, o sea las vías del Corso, de Ripetta, además de la mencionada Babuino.

Vista del Obelisco egipcio dedicado a Ramses desde vía del Babuino 2

Vista del Obelisco Flaminio desde vía del Babuino. Foto del autor

El arquitecto y arqueólogo italiano Giuseppe Valadier, uno de los grandes exponentes del neoclasicismo en la ciudad de Roma, fue quien diseñó la actual estructura de la plaza, la que adoptó una forma oval en el siglo XIX.

Igualmente desde la vía del Babuino uno ve un obelisco, de 23 m de altura, traído de Egipto y dedicado en su lugar de origen al faraón Ramses II. Los romanos siempre sintieron atracción por los obeliscos y este no fue el único que se llevaron de esos lares. El obelisco estaba antes de 1589 en el Circo Massimo, de donde fue trasladado para este lugar por sugerencia del Papa Sixto VI. La parte baja del obelisco está rodeada por cuatro leones, los que representan la Fuente del León, añadidas por el mismo Valadier en 1815-16.

La fuente del León en Piazza Popolo

La fuente del León en Piazza Popolo. Foto del autor

Llegamos a la plaza, a mano izquierda se alza la colina Pincio y en su parte baja está la fuente de la Diosa Roma, que presenta figuras alegóricas representativas de los ríos Tíber (Tevere) y Aniene, además de los creadores de la ciudad, Rómulo y Remo. Otra fuente es la de Neptuno, donde este Dios mitológico aparece junto a dos Tritones y delfines.

Fuente de la Diosa Roma en los bajos de la Colina Pincio

Fuente de la Diosa Roma en los bajos de la Colina Pincio. Foto del autor

Colina Pincio

Colina Pincio. Foto del autor

Fuente de Neptuno, Piazza Popolo

Fuente de Neptuno. Foto del autor

A la derecha de la plaza están las iglesias gemelas, construidas en 1658, son ellas Santa Maria dei Miracoli y Santa Maria in Montesanto. La otra iglesia es la ya mencionada Santa María del Popolo, que está casi al final de la plaza por su parte derecha. En esa iglesia actualmente se encuentra el Museo Leonardo Da Vinci, donde se pueden apreciar bellos vitriales y pinturas de Caravaggio, además de muchos de los inventos del genial Da Vinci.

Iglesias genelas Santa María

Museo Leonardo Da Vinci y a la izq la Basilica de Santa María del Popolo

Museo Leonardo Da Vinci e Iglesia Santa María del Popolo. Foto del autor

Fuentes

Anon. Plaza del Popolo. 101viajes.com. https://www.101viajes.com/roma/plaza-popolo

Anon. Plaza del Popolo. Civitatis Roma. https://www.disfrutaroma.com/plaza-popolo

 

Escrito por Ricardo Labrada, 3 abril de 2019

Una visita a Hawái

E Hoomau Maua Kealoha – (Que nuestro amor dure por siempre)”
Proverbio hawaiano sobre el amor

Honolulu

Jamás pensé que visitaría Hawái, primeramente, por su lejanía, y en segundo lugar, por lo caro que cuesta un boleto de Europa a ese archipiélago. Sucedió como único podría haber sucedido, de visita por razones de trabajo. La vida te da sorpresa y un buen día recibí una invitación para participar en el Congreso Internacional de Protección de Plantas de 2010, evento en el que había participado en sedes anteriores, como Moscú 1975, Washington DC 1979, Londres 1983 y Jerusalén 1998.

Honolulu 3

Honolulu 7

Como era de esperar, llegó un apoyo para dicho viaje. Había que viajar de Roma a Hawái, para lo cual se escogió la ruta Roma-Londres-Los Ángeles. En el último punto hay que chequear pasaporte, visa, y horas después volar a Honolulu, 3976 km, un poco más de cuatro horas y media. Al llegar al destino final, el aeropuerto internacional Daniel K, Inouye, me parecía que había viajado a la Luna. Hay diez horas de diferencia con Europa, casi nada, a lo que hay que sumar el cansancio de un viaje de más de 16 horas.

Yo en Honolulu 2

El autor en Honolulu

Hawái es un archipiélago con ocho islas: Kauai, Oahu, Maui, Molokai, Lanai, Kahoolawe y Big Island (Isla Grande o Hawái). Honolulu es la capital y se encuentra en la isla Oahu, cuya superficie es de 177 km2.

Yo en Heaven Trail, isla Oahu 3

El autor en Heaven Trail, isla Oahu

El evento y hotel donde me albergué estaba en los alrededores del barrio Waikiki, donde hay muchos hoteles y restoranes. Algunas edificaciones del lugar me recordaron mucho a la del Focsa en la Habana. Realmente me agradaba y un colega me preguntó que me gustaba de todo eso, le respondí que él no lo iba a entender. Cuando uno visita un lugar y ve algo que le recuerda el terruño, ya comienza a ver el lugar con un punto de afecto.

Tuve oportunidad de darme un chapuzón en playa, nada del otro mundo realmente. No dudo que hubiera mejores balnearios, pero mi tiempo era limitado y no podía hacer otra cosa que mojarme en aquella playita.

En la Popa del Submarino Bowfin

Junto al Prof. Baruch Rubin en la popa del Submarino Bowfin, Pearl Harbor

Concluido el evento pude visitar dos lugares interesantes de Oahu, una fue la altura de Heaven Trail (Sendero al Cielo), que se halla a 11.8 km de Honolulu, y que se alza a 756 m sobre el mar, sumamente empinado y que este autor pensaba no poder llegar a la cima. Varias veces tuve que parar y tomar respiración. Ya en la cima uno puede apreciar parte del litoral y del Valle Moanalua.

USS Arizona Memorial

USS Arizona Memorial. Foto Hawaii Magazine

Terminada la visita ahí, nos trasladamos al museo existente en Pearl Harbor, lugar que fuera atacado por sorpresa por los japoneses, en la mañana del domingo 7 de diciembre de 1941. El lugar se halla cerca de Honolulu, 11,5 km, unos 15 minutos en auto. Ya estando en el lugar me hacía idea de lo que deben haber sufrido las tropas allí estacionadas con un ataque aéreo inesperado, rápido y sin ninguna piedad.

El museo posee tres áreas: USS Arizona Memorial, el Memorial de La Batalla Missouri y el museo de la Aviación de Pearl Harbor. También está el Museo y Parque USS Bowfin Submarine. El USS Arizona Memorial está construido sobre los restos de la nave hundida, USS Arizona, donde finalmente perecieron 1 177 tripulantes de la misma el día del ataque a Pearl Harbor.

La otra visita fue más tarde a la Isla Grande (Big Island), para lo cual volamos alrededor de una hora de Oahu a este lugar. En mi vida me había sentido tan dentro de un volcán, ni siquiera cuando visité áreas parecidas en Nicaragua. Toda esa isla es volcánica y sus lugares sólidos fueron lavas en el pasado. El nombre oficial de la isla es Hawái, donde hay playas con arena de variados colores y hay dos volcanes muy activos: Kilauea y Mauna.

En zona volcánica de la Isla Grande

En zona volcánica de la Isla Grande

La isla tiene unos 10 mil km2 de superficie. Las carreteras en algunas partes son vías sencillas, en otras autopistas. Por momentos, me daba la impresión de estar en Costa Rica por la vegetación exuberante y la existencia de pequeñas tiendas, muy distantes unas de otras, a lo largo de los caminos que tomamos con el auto.

Una planta llamó la atención del autor, la cual es endémica del lugar. En lengua local se llama Ohelo, es una baya y su nombre científico es Vaccinium reticulatum, pero igualmente se observaron plantas de lejanos lugares, lógicamente allí introducidas, como es el caso del Árbol del Tulipán Africano (Spathodea campanulata) originario del sudeste africano.

Ohelo

Spathodea campanulata en Big Island Hawai

Spathodea campanulata en Big Island.

Pasamos la noche en una mansión de un propietario de un campo de golf, el que estaba aún en construcción. El dueño del lugar tuvo la gentileza de brindarnos sus aposentos y allí descansamos cómodamente.

Al siguiente día continuamos la travesía a través de bosques y áreas, donde se veía lava recién solidificada. En fechas recientes vi por la TV el Kilauea en erupción, algo asombroso y que asusta a todos los mortales. Probablemente lo que más llama la atención al visitante es precisamente estos fenómenos, los que Hawái posee de forma natural.

Sustrato a partir de lava

Sustrato a partir de lava en Big Island

Para el regreso a Honolulu escogí un hotel menos caro en una zona algo más próxima al aeropuerto. Estando ahí me daba cuenta que Honolulu tenía sus diferencias con otras ciudades grandes de EE.UU. Por momentos se me parecía a lares similares de América tropical.

Escrito por Ricardo Labrada, 28 marzo de 2019. Todas las fotos del autor, excepto la del USS Arizona Memorial.

 

Mi Habana: sus iglesias

La Iglesia es santa, pero, sin duda, sus miembros son muy pecadores.”
Matilde Asensi (1962, escritora española)

Cuba fue un país colonizado por España, proceso en el cual intervino muy activamente la iglesia católica. Por esa tradición religiosa, el país cuenta con más de 600 templos, y lógicamente, la capital, por número de habitantes y amplitud, es la ciudad que posee más iglesias.

Este artículo se refiere solo a las iglesias católicas, o sea la de otras religiones aquí no se hablará.  Trataremos de reseñar por orden de antigüedad.

La Iglesia San Francisco de Asís o San Francisco Nuevo está en la calle Cuba esq. a Amargura, Habana Vieja, templo que es propiedad de los franciscanos. Su construcción se desarrolló en el período de 1608 al 1663.

Iglesia y Plaza de San Francisco de Asis

Iglesia y Plaza de San Francisco de Asis. Cortesía Juan Carlos González Villaveirán

La Iglesia del Santo Ángel Custodio, la que se halla en la calle Compostela e/ Cuarteles y Chacón, Habana Vieja, frente a la Loma del Ángel y al fondo el antiguo Palacio Presidencial. Inicialmente era una ermita de los franciscanos, cuya creación data de 1604. Luego, en 1689, el obidpo Diego Evelino de Compostela, retocó la edificación y la convirtió en la Parroquial Auxiliar, consagrada al Santo Ángel Custodio. Sus reformas continuaron, en 1704 se edificó su torre y en 1720 el obispo Gerónimo Valdés colocó un sistema de piedra al espacio del techo mayor del altar, que aparece al fondo de la iglesia. Este templo se presenta hoy como las mejores obras en estilo gótico en la capital cubana.

santo Ángel custodio en la habana

Iglesia del Santo Ángel Custodio en La Habana. Cortesía de Juan Carlos González Villaveirán

Hay quien dice que la iglesia más antigua de la capital es la del Espíritu Santo, ubicada en la esquina de Acosta y Cuba en la Habana Vieja, pero ésta fue construida en 1638. Estaba dedicada a los negros libres. El obispo Jerónimo Valdés la convirtió en iglesia parroquial de la ciudad. Este templo tuvo el derecho a dar asilo a los perseguidos por la justicia desde 1722. El autor recuerda que la misma estuvo ocupada por el gobierno en los años posteriores a 1960. La misma se sometió a una restauración, y sus servicios religiosos se dan desde hace algunas décadas.

iglesia del espíritu santo

Iglesia del Espíritu Santo en la Habana. Cortesía de Juan Carlos González Villaveirán

La Iglesia del Santo Cristo del Buen Viaje se halla en la calle Villegas entre Lamparilla y Teniente Rey, en la Habana Vieja, construida en 1604, e inicialmente era una modesta ermita conocida como la Ermita del Humilladero, la que pertenecía a los congregantes de la Orden Tercera Franciscana. En este lugar radicaba  la meta del Vía Crucis, desde donde partía una ceremonia homónima que iba del Convento de San Francisco y atravesaba de este a oeste la ciudad por la calle de Amargura. Ya de este lugar solo queda el recinto y una cubierta de alfarjes de la nave central. A su lado, en 1640, se construyó la Plaza del Cristo, que igualmente se le identificaba como Pla Nueva, mientras que la ermita se convirtió en Nuestra Señora del Buen Viaje. A finales del siglo XVII hubo una nueva reconstrucción, conducida por el obispo de Compostela, con la cual la Iglesia Parroquial Mayor, elevada a  parroquia en 1703, la segunda de la ciudad, después de la del Espíritu Santo. Una nueva reconstrucción tuvo lugar en 1755 y su estructura posee dos campanarios. La población de la Habana llama a este Iglesia sencillamente como la del Cristo.

iglesia santo cristo del buen viaje

Iglesia Santo Cristo del Buen Viaje. Cortesía Juan Carlos González Villaveirán

Pensaba que la más vieja de la Habana era la Iglesia de Nuestra Señora de la Merced, la que está ubicada en la esquina de la calle Cuba y Merced, y donde el que suscribe recibió la primera comunión. Bella iglesia, y no es porque sea de mi barrio de crianza. Realmente no es la más vieja, aunque en 1630 ya había una modestia iglesia, pero la que actualmente existe fue inaugurada en 1867.

Iglesia la Merced

Iglesia la Merced. Cortesía Jandro Hernández Labrada

 

Iglesia la Merced

Frente de la Iglesia la Merced. Cortesía Jandro Hernández Labrada

La Iglesia de San Francisco de Paula aparece al final de la Alameda de Paula o Avenida del Puerto en la Habana Vieja. En sus inicios, desde 1664,  era un hospital para mujeres y una ermita. En 1730 un ciclón las destruyó, y su reconstrucción en estilo barroco se llevó a cabo a partir de 1745. Desde ese entonces fue Real Hospital de la Habana e Iglesia de San Francisco. En 1937 se pretendió demoler la iglesia, pero la protesta popular, encabezada por Fernando Ortiz y Emilio Roig, evitó esta acción. Esta iglesia en 1951 se convirtió en Instituto de Investigaciones Folclóricas. Luego, de 1988 a 1996 fue sede del Centro de la Música. Actualmente es parte de las iglesias que componen el casco histórico de la ciudad.

La Iglesia de San Francisco de Paula

La Iglesia de San Francisco de Paula en un día lluvioso en la Habana. Foto del autor

Todo el que va a la Habana quiere ver su famosa catedral, la que se construyó en 1749 por la Orden de los Jesuitas. Su nombre exacto es la Catedral de la Arquidiócesis de San Cristóbal de La Habana, ubicada en la calle Empedrado entre San Ignacio y Tacón, frente a la plaza conocida como la Plaza de la Catedral, con muchas mansiones coloniales a su alrededor.

Catedral Habana JC

Catedral de la Habana. Cortesía Juan Carlos González Villaveirán.

La actual Iglesia María Auxiliadora fue construida durante la gestión del Obispo Diego Evelino de Compostela en  1702. El templo se halla en la calle Compostela, nombre dado a la misma en honor al obispo mencionado, esquina a Teniente Rey, frente por frente a la antigua droguería Sarrá. El propósito del lugar era alojar monjas Carmelitas Descalzas, recién llegadas a Cuba desde Cartagena de Indias, Colombia. Fue por eso que inicialmente se le llamó Capilla de las Carmelitas Descalzas. A mediados del siglo pasado, la iglesia estuvo en manos de los salesianos, y en la Habana Vieja, muchos la identificaban como la iglesia de San Juan Bosco. El autor en una ocasión, en la década de los 90, quiso visitar a esta iglesia, la que mejor llegó a conocer en su adolescencia, lamentablemente entonces estaba casi en estado para demolición. Años después se restauró, aunque no la he visto por dentro.

Iglesia Compostela y Tte Rey

Actual Iglesia María Auxiliadora, antes Capilla de las Carmelitas Descalzas o Iglesia de Santa Teresa, y luego de San Juan Bosco. Cortesía Juan Carlos González Villaveirán.

La parroquia del Sagrado Corazón de Jesús y San Ignacio de Loyola, se halla en la calle Reina # 463, Centro Habana. Su construcción fue iniciada en 1914 e inaugurada el 3 de mayo de 1923 por el obispo, Monseñor Pedro González Estrada. Esta es una iglesia, aunque moderna, tiene una bella arquitectura, que llama la atención de los turistas. Su construcción fue gracias al dinero de familias acaudaladas de la capital.

Iglesia de Reina

Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús y San Ignacio de Loyola.

La iglesia San Juan Bosco, en la Víbora, posee una elevada torre, que sobrepasa al resto de las construcciones vecinas. Su construcción se inició en 1944 y se concluyó en 1947.  El templo está muy cerca del paradero de buses de la avenida de 10 Octubre. Mucha gente pasa por ahí y en el ajetreo de lograr un transporte para poderse trasladar, poca atención presta a esta elegante iglesia.

Iglesia San Juan Bosco

Iglesia San Juan Bosco. Cortesía Jandro Hernández Labrada.

Santuario Nacional de San Lázaro, es una famosa pequeña iglesia cubana dedicada al venerado santo católico, en la localidad de El Rincón, cuatro kilómetros al oeste de Santiago de las Vegas, municipio de Boyeros en La Habana. En 1781, se construyó el Real Hospital de San Lázaro, en la Caleta de Juan Guillén, que es hoy la calzada que llamamos San Lázaro en la Habana. Ese edificio tenía dos plantas, con una iglesia en su parte anterior, templo que solía ser visitado por leprosos y devotos de San Lázaro o Babalú Ayé. Posteriormente este templo se movió temporalmente hacia al Mariel y por último a su actual ubicación en El Rincón, donde existe una pequeña ermita y un  hospital que trata enfermedades de la piel. Miles de personas, nacionales y turistas visitan este lugar, convertido en Santuario Nacional. El día de mayores visitas es el del 17 de diciembre, consagrado a San Lázaro nacionalmente.

Santuario de San Lázaro en el Rincón

Santuario de San Lázaro en el Rincón

El Santuario de Nuestra Señora de Regla, la Patrona de la Bahía de La Habana y también de Yemayá, edificación realizada entre 1811 y 1818, lugar sencillo, sin ostentación. Se trata de una virgen negra, convertida en símbolo e ídolo del pueblo de Regla. Cada siete de septiembre miles de cubanos van a la a celebrar el día de la Virgen, muy venerada a nivel nacional, jurada en 1708 como Patrona de la Bahía y a cuyos pies se depositó la llave de San Cristóbal de la Habana.

La Virgen de Regla en el poblado homónimo, la habana. Cortesía Mairim Labrada

Iglesia de Nuestra Señora de Regla en el poblado homónimo, La Habana. Cortesía Mairim Labrada

 

Escrito por Ricardo Labrada, el 14 de setiembre de 2018, con información consultada en EcuRed, Wikipedia.com, Tripadvisor, onlinetours.es y otras.

Viajando por España: Benidorm

“¿Dónde va Vicente? A Benidorm cuando hay puente
Refrán popular español

Benidorm combinado

Hace más de 20 años, cuando por primera vez conducía por la costa Mediterránea española, me llamó la atención una ciudad llena de grandes edificios. Íbamos desde Barcelona rumbo a Granada, la autopista estaba, como siempre, en buen estado, ambiente seco, pero por el camino no se veía mucho de importante, excepto esta ciudad que sí nos llamó poderosamente la atención.

Una década después, ya visitando la comunidad valenciana en verano, pudimos visitar Benidorm, ciudad repleta de turistas de toda Europa, tiendas vendiendo todo lo que haga falta para ir a la playa, para pasarla bien fuera del agua, además de bebidas y alimentos, bares y restoranes. Un ambiente realmente frenético, acompañado de una extensa playa de arena, donde encontrar un sitio donde sentarse, resulta harto difícil.

Bañistas a la hora del crepúsculo Benidorm 2

Viviendo cerca de esta ciudad balneario, no es ningún problema trasladarse cuando a uno se le antoje, aunque existe una limitante y es el pago de casi 30 euros por peaje de autopista. Es cierto que uno puede viajar a Benidorm por una carretera secundaria, pero el viaje le duraría de cuatro a cinco horas, mientras que por la AP7 en menos de hora y media se llega.

Benidorm desde las alturas 4

Benidorm es un nombre árabe. Beni viene del árabe ني Bani, que siginifica “hijos de…”, mientras que Dorm ha quedado en dudas. Hay quien supone que venga de Torm, que en catalán es sinónimo de “Piedra muy gruesa desprendida del risco”. La ciudad se encuentra muy cerca de Alicante  e igualmente de otros lugares turísticos como Albir, Altea, Calpe, Xabea y Denia. Benidorm es la urbe con más rascacielos de España, y la segunda con más rascacielos por metro cuadrado en el mundo, solo superada por Nueva York.

Hotel Sunset Drive y detrás Edif In Tempo, Benidorm

Hotel Sunset Drive y detrás el Edificio In Tempo, el más alto de Benidorm (192 m de h). Foto del autor

Hotel Don Pancho, Benidorm

Hotel Don Pancho, Benidorm. Foto del autor

Construcción en Benidorm

En Benidorm no se detienen las construcciones. Foto del autor

El turismo comenzó a crecer a partir del último cuarto del siglo XIX, ya que antes su importancia era por la pesca, actividad que se redujo enormemente desde inicios de la década de los 50 en el siglo XX. Benidorm goza de un microclima, que hace que las temperaturas durante el invierno sean agradables. El litoral se divide en dos partes por la punta rocosa de un antiguo castillo, por sus alrededores están cadenas de elevaciones que evitan la llegada de vientos fríos del Norte.

Playa Benidorm

Playa del Poniente, Benidorm. Foto del autor

Hoy en día, hay muchísimos hoteles, edificios de apartamentos, por lo que la población ha aumentado, sobre todo de residentes extranjeros. El censo de 2017 da una población de 66 831 habitantes, lo que arroja 1792 hab/km². Realmente visitar Benidorm es agradable en invierno, ya que en verano es sofocante, no por las temperaturas sino por la cantidad de turistas que uno encuentra en calles, bares y restoranes.

 

Escrito por Ricardo Labrada, con información consultada online. Todas las fotos del autor

 

La antigua ciudad Colonia, Alemania

La historia es la suma total de todas aquellas
cosas que hubieran podido evitarse.”
Konrad Adenauer (primer canciller de post-II guerra
en la República Federal Alemania).

Centro Colonia2

Una ciudad que he tenido la oportunidad de visitar varias veces y que siempre he admirado por su belleza e historia, es Colonia, en alemán: Köln, la cual se sitúa como la cuarta ciudad alemana, superada en importancia por Berlín, Hamburgo y Múnich, aunque en superficie es la tercera de Alemania. Colonia es parte del Estado federado de Renania del Norte-Westfalia, y por esas cosas de la vida, no es su capital, ya que Düsseldorf ocupa ese puesto.

La ciudad está ubicada a orillas del río Rin, poco distante de la ciudad de Leverkusen, donde se encuentra el complejo industrial de la famosa Bayer.

Colonia es una antigua ciudad germánica, fundada en el 38 a.C., que inicialmente se le llamó Oppidum Ubiorum, o sea ciudad de los Ubios, tribu germánica, que habitaba en la  orilla derecha del Rin, la que entró en alianzas con Julio César a fin de protegerse de los Catos, otra tribu germánica. Cuando los romanos se hicieron cargo de la ciudad, su nombre cambió por el de Colonia Claudia Ara Agrippinensium, en honor a la emperatriz Agripina, cónyuge del emperador Claudio y madre de Nerón. Al paso del tiempo, ya en la edad media, en el siglo XII, Colonia pasó a ser una de las ciudades santas del momento, por lo que recibió el nombre de Sancta Colonia Dei Gratia Romanae Ecclesiae Fidelis Filia.

St Apposteln, Colonia 4

Basilica de los Santos Apostoles, Colonia. Foto del autor

Esta ciudad tiene fama por varias razones. En el pasado tuvo el acueducto de Eifel, uno de los más grandes del Imperio romano. Famosos son sus carnavales, considerados como los mejores del mundo, algo que este autor duda, de compararlos con los brasileños. El famoso primer canciller de la República Federal Alemana de la post guerra, Konrad Adenauer, fue alcalde de la ciudad desde 1917, en cuyo mandato se construyó la mayor escuela de música de Alemania en 1925 y cuatro años, después, las fábricas de la Ford, que resultó en un aumento del empleo en este lugar.

No obstante, lo más impresionante de esta urbe es su catedral (en alemán, Kölner Dom), edificación en estilo gótico, que se comenzó a construir en 1248, pero se finalizó en 1880. Duró tanto tiempo por falta de recursos. La mayor interrupción ocurrió en el siglo XVI. La catedral tiene una altura impresionante, 157 metros, que fue superado por el Monumento a Washington (170 metros) en 1884. Allí radica la sede del del arzobispo de Colonia y de la administración de la arquidiócesis de Colonia.

El origen de la catedral de Colonia está ligado a la leyenda de los tres reyes magos. Cuentan que ellos al volver de Belén a sus países, murieron y fueron enterrados en la lejana y fabulosa ciudad de Saba, territorio del actual Yemen. Pasados unos siglos, sus restos fueron desenterrados por una dama y acreditada descubridora de reliquias, santa Elena, madre del emperador Constantino, la que con el apoyo imperial se los llevó a Constantinopla. De allí logró rescatarlos Eustorgio, obispo de Milán, y los llevó en un sarcófago a su diócesis. Siglos después, Milán fue saqueada por el emperador alemán Federico Barbarroja, allá por 1164, y el arzobispo de Colonia, Reinaldo de Dassel, no perdió la oportunidad para hacerse de los restos de los reyes magos, que los trasladó a Colonia y dio lugar en el siglo XII a la construcción de la famosa catedral.

El famoso templo como toda Colonia sufrió de los ataques aéreos aliados desde finales de mayo de 1942. En la mañana pasaban los aviones de la Real Fuerza Aérea Británica y por la noche eran los aviones norteamericanos, operación conocida como Millenium. Colonia quedó destruida casi toda, imagínense ataques diarios frecuentes desde 1942 hasta marzo de 1945. No fueron solo las pérdidas materiales, sino que se redujo la población en más de un 86%, unos muertos, otros huidos, otros escondidos, esas son las consecuencias de una guerra, las que no aprecian aquellos que las promueven y las inician.

 

Fuentes

La Catedral de Colonia (Alemania) – “Kölner Dom”. En el tren de la vida, blog. http://majocobe.blogspot.com/2008/10/la-catedral-de-colonia-alemania-klner.html

García Gual Carlos. 2019. El origen de la leyenda de los Reyes Magos. El País semanal, 8 enero. https://elpais.com/elpais/2018/12/27/eps/1545932850_762596.html?fbclid=IwAR2gJa90CR9BVyQ1PO8tRd6TOQCGCU17_t3ctq_aaxAEafjU_Ryatfn7jSk

 

Escrito por Ricardo Labrada, 18 febrero de 2919. Todas las fotos del autor.

Un paseo por Roma: la Plaza Rotonda y el Panteón de Agripa

El más bello recuerdo de la antigüedad romana es sin lugar
a dudas el Panteón. Este templo ha sufrido poco, que aparenta
estar igual que en la la época de los romanos
.”
Stendhal (1783-1842, escritor francés)

laplazarotondayelpantec3b3n

La Plaza Rotonda y el Panteón. Foto del autor

Si uno visita la plaza Navona, no es nada difícil trasladarse en pocos minutos hasta la plaza Rotonda y de paso visitar el Panteón.

Comencemos por la plaza, que debe su nombre del apodo dado por los romanos al Panteón: la Rotonna. Su construcción es del siglo XVI, para lo cual se eliminaron muchas casas viejas del entorno. La plaza se dedicó al mercado del pescado hasta 1847, eso a pesar de la prohibición papal de comercio en el lugar.

fuenteenelcentrodelaplazarotonda

Fuente en el centro de la Plaza. Foto del autor

En 1575, se diseñó la fuente que aparece en el centro de la Plaza, obra de Giacomo della Porta. Más adelante, el Papa Clemente XI ordenó colocar un obelisco de granito rojo encima de la fuente, el cual era pareja de otro tomados del Templo de Ra (Dios del Sol entre los egipcios) en Heliópolis, ciudad del antiguo Egipto. Inicialmente se le llevó al templo de Isis cerca de la iglesia Santa María sopra Minerva, que está a poca distancia de la Plaza Rotonda y el Panteón.

Alrededor de la Plaza Rotonda hay cafeterías, restoranes y pequeñas tiendas, todo habilitado para los curiosos turistas.

Vayamos al Panteón de Agripa o Panteón de Roma (Il Pantheon), templo circular que fuera erigido en los años 118-125 d.C. por Marco Vipsanio Agripa, amigo, general y yerno del emperador Augusto, sobre los terrenos propiedad del mismo Agripa, fuera de las Murallas de Roma. El sitio elegido, según la leyenda, es debido a que en este lugar se supone haya desaparecido Rómulo, uno de los fundadores de Roma. Esta construcción tuvo lugar durante el mandato del emperador Adriano (117-138 d.C.). El nombre que posee se deriva de la palabra griega pan-theos, que significa “dedicado a todos los dioses.” Sin embargo, los romanos le llamaban la Rotonna, como ya se mencionó.

Esta formidable obra arquitectónica consta de una cúpula, que fuera hasta años después de iniciado el siglo XX, la más grande del mundo. La misma mide 43.3 metros de diámetro, con un peso de 4535 toneladas, toda de hormigón y sin armadura de acero interiormente. Esa cúpula posee un agujero u óculo de 9 metros de diámetro, que es la que proyecta luz al interior del templo.

rotondayc393culodelpantec3b3n

Rotonda y Óculo del Panteón. Foto del autor

Durante años se depositaron restos óseos de mártires cristianos anónimos y las tumbas de los primeros reyes de la Italia unificada, entre ellos los de los reyes Vittorio Emmanuelle II, primer rey de Italia, y Umberto I, además de algunas figuras destacadas, como el arquitecto Jacopo Barozzi di Vignola, y el famoso arquitecto y pintor, Rafael (Raffaello Sanzio de Urbino, Italia).

unavistainteriordelpantec3b3n

Una vista interior del Panteón. Foto del autor

El Panteón fue dedicado a la Virgen Sancta María ad Martyres en el 608. Fue un obsequio  del emperador del Imperio romano de Oriente, Flavio Nicéforo Focas Augusto, más conocido como Focas, al Papa Bonifacio IV. Es por esa razón que cuando uno llega al Panteón ve un pequeño cartel con el nombre de la Virgen identificando al lugar.

tumbadeumbertoi2csegundoreydeitaliaunificada

Tumba de Umberto I, segundo rey de Italia unificada. Foto del autor

El Panteón funciona también como una iglesia, donde se celebran misas y bodas. Como parte del centro histórico de Roma, es igualmente Patrimonio de la Humanidad, declarado por la UNESCO, desde 1980.

 

Escrito por Ricardo Labrada, 31 enero de 2019, con fuentes consultadas online.

 

Un paseo por Roma: la Plaza Navona

El arte puede dar a las cosas una belleza
que no se encuentra en la naturaleza
.”
Gian Lorenzo Bernini (1598-1667, Nápoles,
arquitecto, pintor, escenógrafo y escritor)

plaza navona (2)

Plaza Navona. Foto del autor

Si un lugar es siempre placentero visitar, cuando se vive o se visita a Roma, es la Plaza Navona, lugar que ocupara el Estadio Domiciano en el pasado antiguo. Es agradable por lo espacioso del lugar, las cafeterías y restoranes a su alrededor, así como pintores en el lugar, los cuales en mi reciente visita no vi en plaza. A poca distancia de esta plaza se halla otra maravilla, como es el Panteón.

En época navideña, la plaza se llena de quioscos que venden dulces variados y juguetes. En realidad es un lugar, donde se hace el mayor festejo los 6 de enero, el día de la Befana o Epifanía, la que visita a los niños en la noche anterior a la fecha indicada, y deja golosinas a los niños que se comportan bien, y carbón a aquellos que hacen lo contrario. La Befana es una continuación de la leyenda de los reyes magos, algo que se podrá abordar en otro momento.

Carrusel y ventas en Plaza Navona

Carrusel y ventas en Plaza Navona, en navidades y nuevo año. Fotos del autor

Lo extraño de nuestra última visita al lugar (enero 2019) es ver tan pocos quioscos en la plaza en época aún de fiestas navideñas y de año nuevo.

El Estadio Domiciano, donde está ahora la plaza, se le llamaba Circus Agonalis, el cual posee 276 metros de longitud por 106 de ancho. En la actual plaza lo más destacado es la presencia de tres bellas fuentes, primero, la más céntrica, la de los Cuatro Ríos, o sea el Nilo, Ganges, Danubio y Río La Plata, que se corona con el obelisco de Domiciano, el que sobrepasa los 17 metros. Esta obra, del siglo XVII, es otra de las tantas bellas que inició Gian Lorenzo Bernini.

Fuente de los Cuatro Ríos X.JPG

Fuente de los Cuatro Ríos. Foto del autor

En la parte norte de la Plaza aparece la Fuente de Neptuno, proyecto de Giacomo della Porta del siglo XVI, pero con las estatuas de Neptuno y las nereidas del siglo XIX, mientras que en la parte sur aparece la Fuente del Moro, igualmente obra de della Porta, a la que se le añadió el Moro y el Delfín por el mismo Bernini.

Fuente Neptuno y fuente del Moro

Fuente Neptuno y fuente del Moro. Fotos del autor

Iglesia Sant´Agnese in Agone

Iglesia Sant´Agnese in Agone. Foto del autor

La plaza tiene una iglesia, algo muy común en una ciudad como Roma, donde hay más de 300 templos, pero esta, construida definitivamente en el siglo X,  tiene la característica de ser la de Santa Inés en Agonía (chiesa Sant’Agnese in Agone), la que fuera forzada a desnudarse en público e igualmente renunciar a su fe cristiana, siendo cubierta, según la leyenda, por sus cabellos crecidos repentinamente.

Se cree que precisamente a la plaza se le llamó inicialmente In agone luego Navone y más tarde Navona. La plaza se completa con el Palacio Pamphili, donde actualmente radica la embajada de Brasil en Italia.

 

Escrito por Ricardo Labrada, 28 enero de 2019, información extraída online

Mi Habana: El Parque Central y el Monumento a José Martí

Hoy como ayer, yo te sigo queriendo…
De la canción “Hoy como Ayer” de Pedro Vega

Parque Central Habana.jpg

Tantas veces pasé por el Parque Central, entonces ignorando la historia de este lugar. Diariamente tenía que ir al Instituto Habana, el cual quedaba a pocos pasos del Parque, que solía visitarlo los 28 de enero, día del natalicio de José Martí. En otras ocasiones veía a la gente formar grupo para burlarse del Caballero de París cuando pasaba por el lugar. No olvido que allí era zona franca para los homosexuales a partir de medianoche, algo que se mantuvo hasta poco después de 1962. Actualmente hay una peña de béisbol, todos son “sabios” de este deporte, allí discutir no es fácil. No obstante, realmente desconocía la historia del parque, cuándo y cómo se construyó, incluido el monumento a José Martí.

El Parque Central habanero está limitado por las calles de Neptuno, Zulueta, San José, San Rafael (ahora bulevar) y el Prado. Allí, hasta inicios de la década de los 60 del siglo XIX, se  encontraban las Murallas de la Habana, que una vez derribadas dejaron un vacío de terreno, el cual fue objeto de proyecto por parte del arquitecto Juan Bautista Orduña, cuyo propósito era de unir las tres plazoletas existentes en una y así conformar el parque en cuestión. La realidad es que su construcción dio lugar a otras obras importantes, como lo fue el Teatro Tacón, el Hotel Telégrafo, y la acera del Louvre, antecedente del actual hotel Inglaterra. Más tarde se construyó el Teatro Albisu, sede de la zarzuela, y que en la actualidad está allí ubicado el Centro Asturiano. El famoso teatro y luego cine Payret (ahora lo quieren hacer hotel) se inauguró en 1877, al que le siguieron otras construcciones, entre ellas las oficinas del “Diario de la Marina” y el conocido “Hotel Plaza”. En ese lugar, en época colonial, estaba un monumento a la reina Isabel II de España, el cual fue retirado en 1899.

Fue entonces que surgió la idea de erigir un monumento a la figura más relevante de la independencia de Cuba, para lo cual el semanario “El Fígaro” realizó una encuesta popular, donde José Martí resultó vencedor. La escultura del héroe cubano fue realizada por  el escultor fue José Villalta de Saavedra, quien entonces radicaba en Italia. El presupuesto para la obra era de unos 4 500 pesos, la que se hizo a base de mármol de Carrara. La primera piedra fue colocada el 6 de noviembre de 1904 por el general Máximo Gomez. A este acto también asistió Fermín Valdés Domínguez y el hijo de Martí, José Marti y Zayas Bazán, entre otras personalidades. El monumento fue terminado y colocado en el lugar actual en 1905.

Alrededor del Parque hay unas 28 palmas reales, cifra coincidente con el día del natalicio de Martí, además de ocho canteros en forma de ataúd, que representan a los ocho estudiantes de medicina fusilados injustamente el 27 de noviembre de 1871.

Fuente principal

Padrón Ygret. 2017. La historia del parque central de la Habana. Cubacute.com. http://cubacute.com/la-historia-del-parque-central-de-la-habana/

 

Escrito por Ricardo Labrada, el 26 diciembre de 2018.

Viajando por España: Burgos y Lerma

Corona condal de España, floronada de castillos, empenachada de torres,
hachas de encaje finísimo: ciudad labrada con piedras, cuyo alto valor artístico
en cada muro te ofrece de diamantes un cintillo.

Sobre Burgos, de la leyenda del Cid de José Zorrilla (1881)

Plaza Mayor 2

Plaza Mayor. Foto del autor

A mediados de agosto de 2018, mi esposa y yo salimos de Madrid hacia al norte, el propósito era visitar Burgos y ver su famosa catedral. Casi tres horas de viaje, llegar a Burgos es como estar a medio camino entre Madrid y Cantabria. Agosto es verano, no en Burgos. Al llegar allí, había frialdad, al extremo que tuvimos ir a tienda para comprar algunos abrigos ligeros. Dicen los locales que Burgos y Teruel se parecen en su clima, pues cuando toda la península sufre de calor, en esos lares hay temperatura fresca.

Monumento a Carlos III

Monumento a Carlos III. Foto del autor

Burgos es ciudad y municipio, parte de la comunidad de Castilla y León, con una escasa población, la que no llega a los 180 mil habitantes. Ciudad tranquila, recogida y agradable, solo que en invierno debe ser bastante fría, llanura situada en la parte baja de montaña, donde se halla la zona de confluencia del río Arlanzón, afluente del río Arlanza, ubicado en la Cuenca del Duero.

Arco de Santa María

Arco de Santa María. Foto del autor

En el pasado, en 1038, durante el reinado de Fernando I como monarca de León, parte del reino de Castilla, Burgos se convirtió en su capital. Pasaron siglos para que Burgos, en 1939, fuera temporalmente sede de la Junta de Defensa Nacional, donde Francisco Franco asumió los cargos de jefe de Estado. Más tarde este gobierno se trasladó a Madrid.

Catedral de Burgos en Plaza Santa María 3

Catedral de Burgos en Plaza Santa María. Foto del autor

 

Catedral de Burgos 3

Catedral de Burgos. Foto del autor

No sabíamos que el Cid, Don Rodrigo, había nacido por esta parte de España, concretamente en Vivar. Como se sabe, el Cid fue el primero en conquistar, pero no definitivamente, Valencia de manos de los árabes, lo que se logró gracias a acuerdos con una parte de los moros. Se dice que el Cid salió de Burgos rumbo a Valencia por la llamada Puerta o Arco de Santa María, allí entonces se encontraba la iglesia Santa María, la que fue reemplazada por la Catedral homónima, edificación gótica, cuya construcción se inició en julio de 1221, cuando Fernando III era el monarca de turno.

 

DSC03665

Sepulcro de los condestables Pedro Fernández de Velasco y Mencía de Mendoza en la Catedral. Foto del autor

Escalera dorada, Catedral Burgos

Escalera dorada en la Catedral. Foto del autor

Relieves de la girola en la Catedral

Relieves de la girola en la Catedral. Foto del autor

Interior de la Catedral 5

Interior de la Catedral. Foto del autor

La Catedral de Burgos tiene muchos elementos interesantes, entre ellos: las puertas góticas del Sarmental y la Coronería, y las agujas de Juan de Colonia, la Escalera Dorada, obra de Diego de Siloé en el siglo XV), la Capilla de los Condestables o su cimborrio, obra del siglo XV, donde yacen los restos del Cid y su esposa Doña Jimena. La catedral fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2014.

Iglesia San Nicolás de Bari

Iglesia San Nicolás de Bari. Foto del autor

iglesia-de-nuestra-sec3b1ora-de-la-merced.jpg

Iglesia de Nuestra Señora de la Merced. Foto del autor

Iglesia de San Cosme y Damián

Iglesia de San Cosme y Damián. Foto del autor

Otros lugares a ver en Burgos son el palacio de los Condestables de Castilla o Casa del Cordón, palacio construido en el siglo XV que está dentro del mismo centro de la ciudad, donde convergen las actuales plazas de La Libertad y Santo Domingo de Guzmán. Poco distante de ahí está la Iglesia de San Cosme y San Damián de Burgos,  construida en el período de finales del siglo XV e inicios del XVI sobre una iglesia anterior. La iglesia de San Nicolás de Bari, construida en el siglo XV, la iglesia de la Merced, construida en el período de los siglos XV y XVI, y la iglesia de San Esteban, de estilo gótico, construida sobre un antiguo templo romano a finales del siglo XIII.

Casa del Cordón vista principal

Vista Principal de la Casa del Cordón. Foto del autor

Casa del Cordón

Otra vista de la Casa del Cordón. Foto del autor

Casa del Cordón tarja

Tarja en Casa del Cordón. Foto del autor

Fuera de la ciudad, quienes tengan tiempo, deben visitar Monasterio de Santa María la Real de Las Huelgas, fundado en 1189 por el rey Alfonso VIII de Castilla; la Cartuja de Santa María de Miraflores, fundado en 1441 por el rey Juan II de Castilla.

Cuando íbamos de camino a Burgos, nos llamó la atención una pequeña ciudad, muy chic, por llamarla de alguna forma, situada sobre un altezano. Su nombre responde a Lerma, o también conocida como Villa Ducal de Lerma, villa medieval que es parte de la provincia de Burgos y comarca de Arlanza. La visitamos brevemente de regreso a Valencia. Allí pudimos ver el Palacio Ducal, un mirador turístico, la plaza Mayor, el Convento de San Blas, construido en 1627, actualmente en uso por las monjas dominicas, la Colegiata de San Pedro, construida a principios del siglo XVII, y el monasterio de la Ascensión del Señor, de 1610, primer convento en Lerma de uso actual por las  monjas franciscanas.

Otra vista de Lerma

Vista de Lerma. Foto del autor

Palacio Ducal y Convento San Blas. Foto del autor

El autor en Plaza Mayor y en el Mirador de Lerma.

 

Escrito por Ricardo Labrada, 22 octubre de 2018, con información histórica extraída de distintas fuentes online.

Un recorrido por los Países Bajos (Nederland): La Haya

Mejor haber soplado con fuerza, que tener la boca quemada.”
Viejo refrán neerlandés

La cigüeña

Algunas personas, incluido el que suscribe, pueden haber pensado que La Haya sea la capital de los Países Bajos. Esta idea se fundamenta en que las estructuras gubernamentales neerlandesas radican en La Haya y no en Ámsterdam, pero no es así.

La Haya o Den Haag en neerlandés es la tercera ciudad de los Países Bajos, que se encuentra poco distante de Róterdam y donde radican los órganos de gobierno de esta nación, pero no es la capital. En esta urbe se pueden visitar sitios interesantes como el Palacio Real o Palacio Noordeinde, que es uno de los tres palacios oficiales de la monarquía neerlandesa, lugar de trabajo del monarca. Esta mansión, que no es un castillo como tal, pertenece a la familia real desde 1609, cuando el Estado se lo entregó a la viuda de Guillermo de Orange, el mismo que iniciara la guerra contra la dominación española en los Países Bajos.

Palacio Real 2

Palacio Real. Foto del autor

Estatua a Guillermo de Orange

Estatua a Guillermo de Orange, que se halla frente al Palacio Real. Foto del autor

En esta tranquila ciudad se encuentra el Parlamento neerlandés, que es lo que se conoce como el complejo de edificios Binnenhof (tribunal interior en neerlandés), corazón real de La Haya, además de la Corte Suprema de los Países Bajos, el Consejo de Estado, las embajadas y la Corte Internacional de Justicia que radica en el llamado Palacio de la Paz (Het Vredespaleis en neerlandés), cuya construcción terminó en 1913.

Entrada al Binnenhof

Entrada al Binnenhof o área del Parlamento. Foto del autor

Área del Parlamento

Área del Parlamento. Foto del autor

La Ridderzaal o Sala de los caballeros

La Ridderzaal o Sala de los caballeros. Foto del autor

Palacio de la Paz, donde radica la Corte Internacional de Justicia 2

Palacio de la Paz, donde radica la Corte Internacional de Justicia. Foto del autor

La llama mundial de la paz 2

La llama mundial de la paz, muy próxima al Palacio de la Paz. Foto del autor

Un museo importante es el Maurithuis o Casa de Mauricio, construido por Jacob van Campen para el príncipe Mauricio de Nassau, hijo del líder neerlandés, Guillermo de Orange. En el museo se muestran obras de Rembrandt.

El Maurithuis o Casa de Mauricio

El Maurithuis o Casa de Mauricio. Foto del autor

Interesante hace notar que la cigüeña es el símbolo de esta ciudad (ver al inicio de este artículo). La Haya fue creada en 1230 y su población sobrepasa escasamente el medio millón de habitantes.

Estatua a Guillermo de Orange, otra

Otra estatua a la memoria de Guillermo de Orange. Foto del autor

Para aquellos que gustan de las compras, existe el pasaje Haagsche, ubicado en el  centro comercial cubierto más antiguo de los Países Bajos, pero no se olvide de llevar bastante dinero, ya que lo que se llama barato allí no parece existir.

El autor en el pasaje Haagsche

El autor en el pasaje Haagsche. Foto del autor

La Haya X

La Haya Y

 

Escrito por Ricardo Labrada, 13 octubre de 2018

Un recorrido por los Países Bajos (Nederland): Róterdam

La paz más desventajosa es mejor que la guerra más justa”.
Erasmo de Róterdam

DSC03842

La siguiente urbe a visitar en los Países Bajos es Róterdam, situada en la parte meridional neerlandesa, donde se observa un ambiente más moderno, ya que no son tantos los canales, ni las residencias estilo neerlandés, abundan más edificios modernos, algunos con una arquitectura muy original y se ven bicicletas, pero no en la abundancia que se observa en Ámsterdam.

La verdadera razón de esa diferencia la dio la II Guerra Mundial, cuando los nazis atacaron sin piedad a toda la ciudad, importante a tomar para luego seguir rumbo a Francia. Róterdam posee el tercer puerto en tamaño del mundo, superado actualmente por Singapur y Shanghai, y es el primero de Europa. El puerto descansa sobre el río Mosa, y donde también confluye el río Rin, todo lo cual viabiliza la transportación de mercancias de otras partes del mundo hacia Europa mediante vias fluviales, terrestres, ferrovías y marítimas.

En una breve visita al lugar, lo importante a ver es la iglesia medieval Grote de San Lorenzo (Sint Laurenskerk), única iglesia gótica en la ciudad, cuya construcción comenzó en 1449, pero quedó terminada décadas después, en 1525. Se trataba de una construcción de madera de escasa calidad. La iglesia era inicialmente católica, pero después, con la liberación del dominio español, se convirtió al protestantismo. En 1940 la misma quedó casi completamente destruida, por lo que algunos pensaron en demolerla y otros en reconstruirla, venciendo éstos últimos. Su restauración concluyó en 1968.

Iglesia San Lorenzo

Iglesia San Lorenzo. Foto del autor

Interior de la Iglesia San Lorenzo

Parte del interior de la Iglesia San Lorenzo. Foto del autor

Muy cerca de esa iglesia se halla un monumento a Erasmo, cuyo nombre bautizó al programa de intercambio de estudiantes en la Unión Europa. Erasmo fue un famoso filósofo, filólogo y teólogo, quien escribió obras en latín, y a quien se considera también como el padre del protestantismo. Erasmo rechazaba todas aquellas medidas que impedían que el hombre pensara libremente. Fue esta persona quien hizo famosas algunas frases, como esa de “En el país de los ciegos, el tuerto es rey”, “Más vale prevenir que curar”, “Llorar lágrimas de cocodrilo” y otras más.

Erasmo de Rotterdam en Rotterdam

Erasmo de Róterdam. Foto del autor

No muy distante de la iglesia, uno encuentra el Markthal, el primer mercado cubierto de Holanda, inaugurado en 2014, el cual posee una arquitectura muy propia que asemeja a un estadio de fútbol. Dentro, en su planta baja, uno encuentra todo lo que desee para comer, mientras que en los pisos superiores existen apartamentos de vivienda.

Markthal o Mercado de Rotterdam

Markthal o Mercado de Róterdam. Foto del autor

DSC03860

Techo interno del Markthal. Foto del autor

Pescado en mercado de Rotterdam

Venta de pescado en el Markthal, Rotterdam. Foto del autor

En los alrededores del Markthal uno encuentra edificios muy distintos a los que uno no está acostumbrado a ver. Se trata de casas cubo, arquitectura ahora típica en partes de Róterdam.

Edificio en el centro de Rotterdam

Edificio en el centro de Róterdam. Foto del autor

Andando por la ciudad uno puede identificar el edificio Witte Huis (Casa Blanca), el que se halla en la zona de Oude Haven, construido en 1898 en estilo Art Nouveau, del que se dice fue el primer edificio alto en Europa.

Wittehaus o Casa Blanca en Rotterdam

Wittehaus o Casa Blanca en Róterdam. Foto del autor

También se verá la torre Euromast, diseñada por Hugh Maaskant y construida en el período de 1958-60 para la exposición universal de jardinería, Floriade, en 1960. La torre tenía 101 metros de altura, pero en 1970, se le agregó una antena y aumentó notablemente.

Torre Euromast

Torre Euromast en Róterdam. Foto del autor

Vista de Rotterdam y el puente Erasmo 2

Una vista de Róterdam y el puente Erasmo. Foto del autor

DSC03839

Escultura “La ciudad destruida” de Ossip Zadkine. Foto del autor

“La ciudad destruída” es una escultura de seis metros de altura, que se encuentra en la Plaza del Museo Marítimo, realizada por el artista ruso Ossip Zadkine.  La escultura representa como a un hombre desesperado bajo las bombas, con partes de su cuerpo desgarrado.

 

Escrito por Ricardo Labrada, 12 octubre de 2018, con información histórica tomada de varias fuentes online

Un recorrido por los Países Bajos (Nederland): Ámsterdam

Ámsterdam no es una ciudad de pecado: es una ciudad de libertad.”
John Green (1977, escritor estadounidense)

Molino al viento, Ámsterdam.JPG

Una extensa parte del mundo llama Holanda a los Países Bajos, cuando en realidad Holanda es una parte del país. Su verdadero nombre responde al hecho que una tercera parte de su territorio se encuentra por debajo del nivel del mar.

Plaza Dam

Plaza Dam y el Palacio Real. Foto del autor

DSC03803

Obelisco, en Plaza Dam, de 22 metros de altura en honor a los soldados holandeses caídos durante la II Guerra Mundial. Foto del autor

Nieuwe Kerk o Iglesia Nueva. Foto del autor

Nieuwe Kerk o Iglesia Nueva. Foto del autor

Los Países Bajos fueron parte importante del Sacro Imperio Romano Germánico, los que gozaron de la buena voluntad del emperador Carlos V. Su desgracia vino cuando el heredero del trono, Felipe II, español de nacimiento y crianza, y católico, no vio con buenos ojos la conversión de la población nord-neerlandesa al protestantismo, promovido entonces por el calvinismo y las ideas luteranas. Ese desacuerdo provocó la guerra entre los Países Bajos y España en 1568, la que duró hasta 1648 cuando finalmente se firmó la paz. Los Países Bajos se constituyeron en República[i] independiente, mientras que la otra parte meridional del país, lo que es hoy Bélgica, permaneció católica y parte de los dominios españoles.

Entrada principal del museo nacional

Entrada principal del museo nacional. Foto del autor

DSC03715

Otra entrada al Museo Nacional. Foto del autor

Filas de turistas en canal aledaño a la Estación Central de Ámsterdam. Foto del autor

Filas de turistas en canal aledaño a la Estación Central de Ámsterdam. Foto del autor

Los Países Bajos es un pequeño país, donde uno puede maravillarse de muchas cosas, entre ellas, el arte de robar tierra al mar y convertirla en polders, útiles para la producción ganadera y agrícola. Famosos son sus quesos, sus plantas ornamentales, sobre todo los tulipanes y otras producciones del agro.

Zona Roja 2

Una vista de la zona roja o de la tolerancia. Foto del autor

La capital del país es Ámsterdam, situada en la llamada Holanda Septentrional, donde los múltiples canales dan la impresión de otra Venecia. Esta ciudad no llega al millón de habitantes, y uno puede moverse fundamentalmente en tranvías, botes o lanchas, y buses o autos en menor grado, aunque el medio de transporte preferido de los locales es la bicicleta. Se estima que en este país hay más bicicletas que población. Debido a la cantidad de canales existentes, hay muchos puentes levadizos que permiten igualmente el transito de las embarcaciones.

DSC03707

Salida de lanchas de paseo. Foto del autor

Puente levadizo en Ámsterdam

Puente levadizo en Ámsterdam. Foto del autor

En Ámsterdam no radica el gobierno del país, y lo más llamativo de esta urbe es el orden existente, eso a pesar de tener un movimiento grande, sobre todo de turistas de todo el mundo.

Mercado de flores

Mercado de flores. Foto del autor

Las partes más interesantes a visitar en Ámsterdam son: el barrio Joordan, donde se ubica la casa-museo de Anna Frank, y el canal Brouwergacht; los museos Van Gogh y el Rijksmuseum o Museo Nacional de Ámsterdam, el Museo Madame Tussaud, igualmente aquí presente; el Bloemenmarkt (mercado de flores), mercado flotante de flores, la Plaza Dam, muy céntrica en Ámsterdam, donde se encuentran el Palacio Real, la Nieuwe Kerk o Iglesia Nueva, y donde comienza la calle comercial más famosa de la ciudad, la Kalverstraat; además del barrio rojo o barrio de la tolerancia, donde la prostitución y la marihuana está permitida legalmente.

DSC03751

La cervecería de la famosa Heineken no puede faltar. Foto del autor

Museo Mme Tussaud en Plaza Dam 2

Museo de cera “Mme Tussaud” en Plaza Dam. Foto del autor

Anna Frank

En Ámsterdam fue también donde progresó la elaboración y mercado del diamante, algo que hasta el siglo XVI se había desarrollado en Portugal de manos de sefarditas, los que una vez expulsados de la península ibérica por decreto del tribunal de inquisición de la iglesia católica, se trasladaron inicialmente a Amberes y luego a Ámsterdam, donde continuaron en esta labor.

Museo del diamante 2

Museo del diamante. Foto del autor

Otras vistas de Ámsterdam

Otras vistas de Ámsterdam. Fotos del autor

Fuentes

Anon. Historia de Ámsterdam. https://www.disfrutaamsterdam.com/historia

Moskovic Julio. Historia de la industria del diamante. Monografías.com. https://www.monografias.com/trabajos-pdf5/historia-industria-del-diamante/historia-industria-del-diamante.shtml

[i] Los Países Bajos se convirtieron en Monarquía a partir de 1810 con el reinado de Napoleón I

 

Escrito por Ricardo Labrada, 5 octubre de 2018

 

Mi Habana: El Castillo del Morro y la Fortaleza de la Cabaña

“Tres cosas tiene La Habana que no las tiene Madrid…
son el Morro, la Cabaña, y ver los barcos venir…”
Refrán popular durante la época colonial en la Habana

El Morro y la Cabaña.png

Todos los cubanos saben dónde está el castillo del Morro. Muy fácil, tan pronto llegas al Malecón lo ves desde casi cualquier punto, pero no todos los cubanos saben que su nombre real es el de Castillo de los Tres Reyes Magos, obra trazada por el ingeniero militar italiano Giovanni Battista Antonelli.

Giovanni Battista Antonelli

Giovanni Battista Antonelli

El Morro tiene una posición estratégica, situado sobre un lugar rocoso, escarpado, aislado y a la orilla del mar, cuya finalidad era la de rechazar los ataques enemigos. Se afirma que la idea de su construcción data de 1538, pero por razones de carácter económico, siempre se postergó. El ataque a la Habana del corsario francés Jacques de Sores en 1555 obligó a finalmente iniciar la construcción de este castillo. El proyecto se terminó en 1585, cosas de la vida, el corsario inglés Francis Drake atacó la Habana al año siguiente, lo que nuevamente incentivó la terminación de la obra, que se inauguró en 1589, aunque se continuaron otras obras complementarias durante inicios del siglo XVII, entre ellas la colocación de 12 cañones, almacenes de municiones y albergues para las tropas, todo lo cual concluyó en 1610.

Malecón y Morro 2

Vista del Castillo del Morro y parte del Malecón habanero desde el Castillo de la Fuerza Real. Foto del autor

Cuando los ingleses tomaron la Habana, el Morro se dañó enormemente, por lo que una reconstrucción tuvo lugar en 1763. Un año después se comenzó a utilizar su torre como faro. La torre inicial fue demolida y reemplazada por otra nueva en 1844, la que finalmente fue electrificada en 1945.

La Fortaleza de San Carlos de la Cabaña es un complejo militar situado en la entrada de la Bahía de La Habana, que de hecho reemplazó al Castillo del Morro en sus funciones de defensa.  Su construcción coincide en la colina que fuera tomada por los ingleses en 1762. El rey Carlos III dio órdenes de construir esta fortaleza sin demoras y así evitar otro ataque enemigo. En 1763 se comenzó la construcción de la fortaleza, la que se inauguró en 1764 y cubre una superficie de diez hectáreas.

El Malecón

Vista de la fortaleza de la Cabaña y parte del Malecón desde el Castillo de la Fuerza Real en la Habana. Foto del autor

El costo de la fortaleza fue alto y allí se albergaron tropas españolas que combatieron contra los mambises cubanos. Es precisamente allí donde se dispara el famoso cañonazo de las nueve de la noche, el cual es una tradición que se inició en el siglo XVIII, cuando se disparaba el cañonazo para avisar del cierre de la bahía de la Habana.

Actualmente estos lugares tienen museos y restoranes, que los turistas suelen frecuentar. La fortaleza de la Cabaña y el Castillo del Morro forman lo que hoy se llama el parque histórico-militar.

El autor tuvo la suerte de entrar en la Habana, dos veces en barco, y les puede asegurar que la misma impresiona, sobre todo cuando se ve de frente al Morro y a la Cabaña. La vista de la Habana del lado Este de la misma es algo que a cualquier persona le da una idea de la grandeza de la capital cubana.

 

 

Escrito por Ricardo Labrada, 1 octubre de 2018, con información extraída de http://www.paseosporlahabana.com, www.visitarcuba.org y Ecured.cu

Viajando por España: Peñíscola, una joya en el Mediterráneo

“Orgulloso peñasco adentrado en el mar que antaño  fue un
islote desprendido de las ultimas estribaciones del Maestrazgo.”

Peñíscola2

Foto del autor

Peñíscola es una ciudad, bella por la conformación de su larga playa con un viejo castillo construido antes de la época de las cruzadas, la que se ubica dentro de la comunidad valenciana y de la provincia de Castellón, muy próximo al límite de la comunidad con Cataluña. Su nombre, dicen los especialistas, que se deriva de paene (casi) más insula (isla).

Vista de la playa Peñíscola

Vista de la playa Peñíscola. Foto del autor

El lugar resulta agradable en general y a uno lo invita a visitarlo una y otra vez. Este tiene un modesto puerto y cuando sube al castillo ya mencionado, puede ver la playa por un lado y el puerto por el otro. Peñíscola es un lugar muy visitado por europeos de zonas nórdicas. En el verano la playa se halla llena, así como sus restoranes y cafetería.

Playa de Peñíscola 3

Otra vista de la playa. Foto del autor

La ciudad era dominio de los árabes desde el siglo VIII  hasta el XIII, cuando Jaime el Conquistador, en 1233, logró derrocar a los musulmanes. El castillo de referencia existía en forma de alcazaba, el cual fue modificado a finales de ese siglo y convertido en sede de la orden del Temple. En 1319, con la disolución de los templarios, el castillo pasó a manos de la Orden de Montesa, que ampliaron el mismo.  El castillo es uno de los mejores conservados que uno pueda visitar.

Faro de Peñíscola sobre el castillo

Faro de Peñíscola sobre el castillo. Foto del autor

En el castillo de los Templarios

El autor en el castillo de los Templarios

La actual Peñíscola es un atractivo para cualquier persona amante del mar y de sus paisajes, donde se mezcla lo moderno con lo medieval, la historia con el esparcimiento.

Vista del Castillo desde la playa

Vista del Castillo desde la playa. Foto del autor

 

Escrito por Ricardo Labrada, 17 setiembre de 2018

Mi Habana: el Instituto Pre-Universitario

La Habana es una de las grandes ciudades del mundo, subliminalmente cursi, obstinadamente graciosa, como un cromo deslustrado, una ciudad, que como dijera Winston Churchill en su juventud, cualquier cosa puede pasar.”
Jonathan Miles (1971, periodista y novelista estadounidense)

Instituto de la Habana

Instituto de la Habana. Foto del autor

Uno de los lugares que este autor siempre recuerda es el Instituto de la Habana, el IH, en el cual se educaran figuras importantes de la historia cubana, entre ellas, nuestro héroe nacional José Martí, los famosos escritores Alejo Carpentier y José Lezama Lima, el activo estudiante antimachadista Rubén Martínez Villena, el Dr. Mario Muñoz Monroy, médico que muriera en el ataque al cuartel Moncada en 1953, y muchas otras figuras más.

El autor conoce este centro y parte de su historia, al haber tenido la suerte de poder estudiar en el mismo a lo largo de tres años por el anterior programa de bachillerato, que duró hasta 1963.

El Instituto se fundó por decreto el 15 de julio de 1863. La inauguración tuvo lugar, vaya coincidencia, el 10 de octubre de 1863, a la 1:30 p.m., a cuya ceremonia asistieron el Gobernador y Capitán General entre otras personalidades. Su primera ubicación fue en una porción del convento de San Juan y Letrán, o sea en la esquina de las calles Obispo y San Ignacio. La organización del centro corrió a cargo de su primer director, Antonio Bachiller y Morales, quien a su vez impartía las asignaturas de Economía Política y Legislación Mercantil. El Instituto constó de una biblioteca, y su Aula Magna se creó en el curso de 1866-67. Su mobiliario era enteramente traído de España.

La fundación del Instituto respondía a un programa de apertura de estos centros pre-universitarios en todas las capitales de Departamentos del país. Le tocó a la Habana, como capital, ser la primera, luego se crearon otros en Santiago de Cuba, Camagüey y Matanzas. Los mismos otorgarían los grados de bachiller, que hasta entonces era tarea de la Real y Pontificia Universidad de La Habana, concretamente de cuatro facultades: Teología, Cánones, Leyes y Medicina, las que otorgaban ese título además de los de Licenciado y Doctor.

Para aspirar al Grado de Bachiller en Artes, el estudiante tenía que aprobar Gramática Latina y Castellana, nociones de Geografía, Historia, Aritmética y Algebra, entre muchas otras, y al mismo tiempo, un curso de lengua Francesa e Inglesa que se podía estudiar en cualquiera de los cursos.

Para ingresar en el Instituto, la edad mínima necesaria era de trece años, además existían cuatro tipos de matrícula: la oficial, la privada, la libre y la doméstica. La primera provenía de las escuelas públicas nacionales o de escuelas privadas de la clase media y representaba el 50% de la inscripción total del centro; la privada venía de las clases más adineradas, o sea los alumnos podían estudiar en otros centros privados o anexos al Instituto, y debían hacer exámenes oficiales en este. La matrícula libre era como un comodín, lo mismo valía para pobres como ricos. Martí se matriculó así.

El antiguo Instituto de La Habana también tuvo los museos Antonio Modesto del Valle de Zoología y el Museo Gundlach, este último fundado con colecciones del eminente científico Juan Cristóbal Gundlach. En 1892, el gobierno colonial español adquirió las piezas por 8000 pesos oro para el Instituto. La condición era que la misma no abandonara nunca el país, aparte de ser obligatoriamente museo de carácter público. El mismo Gundlach inauguró el museo homónimo el 17 de julio de 1895. También contó con un Museo de Historia y un Jardín Botánico. En el de Historia se recuerda bastante a los ocho estudiantes de medicina que fueran fusilados injustamente el 27 de noviembre de 1871. Ellos todos habían estudiado en el Instituto. El Botánico se fundó en 1901, en un área de cuatro hectáreas de la famosa Quinta de los Molinos.

Una nueva construcción, de tres plantas, se inauguró en 1924, ubicada en una manzana que abarca las calles Zulueta, Teniente Rey, Monserrate y San José, 4000 metros cuadrados de superficie, que sirvió de sede para el nuevo Instituto de la Habana. El diseño y obra fue del arquitecto e ingeniero cubano Mario Lens.

No se trataba de una construcción cualquiera, el mismo es de una belleza única, en estilo clásico moderno, con una escalera monumental de mármol.  La decoración del salón de actos es también impresionante. Como ya se afirmara, se  trata de un ejemplo típico de la arquitectura de la Escuela de Bellas Artes de París. El aula magna, de quinientos metros cuadrados de área, presenta techo ornamentado de láminas de oro, con los escudos de la República y de la Habana.

Para suerte de Cuba, ya en 1935, se proclamaba el Decreto Ley No. 179, el cual orientaba la fundación de 24 centros de segunda enseñanza, o sea cuatro veces más de los seis institutos hasta el momento existentes.

El IH fue un centro muy activo de rebelión contra las dictaduras de Machado y Batista. En el orden docente, se podía ingresar a partir de 12 años de edad, el aspirante a estudiar, estaba en la obligación de pasar una serie de exámenes de ingreso, el primero era el de ortografía, quien no lo aprobara, no podía hacer el resto de los exámenes. Estaban exentos de examen, aquellos que hubieran concluido el octavo grado de primaria, mientras que los que solo habían pasado el sexto o séptimo grado, obligados estaban a examinarse para ingreso en el IH.

Además de la ortografía, los exámenes incluían matemáticas, español, inglés hablado y escrito, geografía, historia y biología. Eran cinco cursos de bachillerato, en los que se estudiaban muchas de las asignaturas mencionadas, además de educación física. A partir del cuarto año de bachillerato se estudiaba francés igualmente. Con este formato se llegó hasta 1962 cuando se comenzó a cambiar todo el sistema en secundaria y pre-universitario. La ortografía quedó en el pasado y de ahí que haya profesionales con una ortografía de parvulitos.

Los exteriores del instituto eran regularmente pulidos, pero nunca pintados, hasta que un buen día, en los años 90, el que suscribe vio que los habían pintado, algo realmente horroroso. Afortunadamente, ya el Instituto, ahora llamado Pre-Universitario José Martí, recobró su color natural.

Fuentes

Anon. Instituto Pre-Universitario de la Habana. Ecured. https://www.ecured.cu/Instituto_Preuniversitario_Jos%C3%A9_Mart%C3%AD_(La_Habana)

Jacomé Derubin. 2015. Instituto de la Habana. Cuba en la memoria, Facebook 18 oct. https://www.facebook.com/CubaEnLaMemoria/posts/instituto-de-la-habanapublicado-por-d-j%C3%A1comeen-la-publicaci%C3%B3n-anterior-les-comen/1141469515865084/

 

Escrito por Ricardo Labrada, 4 setiembre de 2018

Mi Habana: la universidad

Los estudiantes tienden a pensar que hay un corte entre la universidad
y lo que viene después. Pero no es así; hay una continuidad entre
la universidad y la vida. Yo todavía me siento un estudiante
.”
Norman Foster (1935, Arquitecto y diseñador inglés)

Universidad de la Habana

En una ciudad tan importante como lo fue la Habana durante el período colonial, no podía faltar una universidad, la que se inauguró el 5 de enero de 1728 por parte de frailes Dominicos, pertenecientes a la Orden de Predicadores del convento de San Juan de Letrán. Este centro universitario está entre los primeros fundados en  América Latina, y en sus inicios se le llamó Real y Pontificia Universidad de San Gerónimo de la Habana. Los adjetivos clericales vienen porque en aquella época todo debía ser santificado por la corona española y el Vaticano, en este caso el rey Felipe V y el Papa Inocencio XIII.

El primer rector fue el fray Tomás Linares del Castillo, quien a su vez dirigió las facultades de Artes y Filosofía, Teología, Cánones, Leyes y Medicina. Según los estatutos de este centro, aprobados el 2 de enero de 1733 y puestos en vigor en agosto de 1735, el gobierno de la universidad estaba constituido por Rector, Vice-Rector, cuatro consejeros o conciliarios, maestro de ceremonias y un secretario. Anualmente se realizaban elecciones para tales cargos.

Pasó buen tiempo, hasta 1850, cuando la universidad se convirtió en centro laico, donde la iglesia ya no regía la vida de ese centro. Fue entonces que su nombre cambió a Real y Literaria Universidad de la Habana. En esa época se fundó un  museo de historia natural y el jardín botánico nacional, como partes integrantes de la institución, además de existir las facultades de Jurisprudencia, Medicina, Cirugía y Farmacia.

Radicada la universidad, hasta el inicio de la República, en el convento de San Juan de Letrán, ubicado en la Habana Vieja, el cual ya no existe, la universidad comenzó a trasladarse a la colina Aróstegui, en el Vedado, el 1 de mayo de 1902. Dicha colina desde hace tiempo se le conoce como Colina universitaria o también como la loma de la pirotecnia.

En los interiores del Aula Magna de la Universidad, yacen los restos del gran pensador Félix Varela. En aquella época, las facultades principales eran las de Medicina, Ciencia,  Arte, Pensamiento, Artes liberales, Literatura y Derecho. En 1936 se inauguró la biblioteca principal Rubén Martínez Villena.

La universidad presenta 88 niveles y 4 pasos de descanso en su escalinata, inaugurada el 17 de Enero de 1928, para llegar a la entrada principal. Allí entre el rectorado y la escalinata se alza una estatua en bronce, la que todos conocemos como Alma Máter, la que tal parece le da la bienvenida a los estudiantes. Esa escultura fue obra de un artista checo, Mario Korbel, el que tomó el rostro de la joven Feliciana Villalón y Wilson para darle forma a la cara de la escultura. Esa muchacha era hija de un profesor de matemática analítica, José Ramón Villalón Sánchez. Korbel tomó el cuerpo de otra mujer, ya adulta y mestiza en este caso, para dar forma al cuerpo.

Universidad-de-La-Habana Alma Máter

Por la Ley de 11 de agosto de 1919, firmada por el Presidente de la República D. Mario García Menocal (1913-1921), la Universidad de la Habana quedó autorizada para otorgar grados académicos honoríficos, los llamados Doctor Honoris Causa.

En el período republicano, en 1922, se fundó la Federación Estudiantil Universitaria, organización autónoma, que agrupaba a todos los estudiantes y defendía sus derechos. La FEU fue reconocida legalmente por el gobierno del Presidente Alfredo Zayas, quien también autorizó la creación de la Asamblea Universitaria. En octubre de 1923 tuvo lugar el primer congreso nacional de estudiantes, el que exigió la derogación de la Enmienda Platt en la constitución cubana. Durante la dictadura de Gerardo Machado, la Asamblea Universitaria fue disuelta y la FEU fue ilegalizada. Igualmente, en marzo de 1927 se creó el Directorio Estudiantil Universitario, el cual se oponía con firmeza a la dictadura en cuestión, donde militaron jóvenes como Rafael Trejo y Pablo de la Torriente Brau.

Con la caída de la dictadura y durante el mandato provisional de Ramón Grau San Martín, profesor de medicina en dicho centro, se emitió un decreto ley que otorgaba autonomía a la universidad, pero en 1935 el centro fue tomado militarmente y la autonomía fue derogada, la que restableció el presidente Federico Laredo Bru en 1939. Una nueva derogación de la autonomía, la que iba a la par con la derogación de la democrática constitución de 1940, ocurrió poco después del golpe de Estado de Batista en 1952.

La FEU tuvo dos grandes héroes al frente de esta organización, como lo fueron José Antonio Echeverría y posteriormente Fructuoso Rodríguez, ambos asesinados por el régimen batistiano. Echeverría fue quien guió el famoso ataque al Palacio Presidencial el 13 de marzo de 1957. Por la rebeldía demostrada de los estudiantes durante la dictadura batistiana es que la universidad permaneció cerrada de 1956 hasta junio de 1959. Actualmente esta organización recibe orientaciones directas del gobierno y partido en Cuba.

Actualmente la universidad cuenta con 21 facultades y 18 centros de investigación en diferentes campos como economía, ciencias naturales, ciencias sociales y humanidades. Las ingenierías y las especialidades de medicina pasaron a ser carreras de otros institutos especializados y excluidas de la Universidad.

En ese centro han aportado sus conocimientos, hombres como Tomás Romay y Enrique José Varona entre otras tantas personalidades docentes. Igualmente han estudiado otros célebres como el padre Félix Varela, el padre de la patria Carlos Manuel de Céspedes, el gran patriota camagüeyano Ignacio Agramonte, el político y hacendado cubano Francisco de Arango y Parreño, la escritora Dulce María Loynaz Muñoz, el historiador Manuel Moreno Fraginals, el naturalista cubano (no es español ni de nacimiento) Felipe Poey Aloy, el ilustre médico Carlos J. Finlay, el historiador Emeterio Santiago Santovenia Echaide, el economista-historiador Ramiro Guerra Sánchez, así como figuras políticas de relieve de las más diversas vertientes, como lo fueron Julio Antonio Mella, Rubén Martínez Villena, los ya mencionados Rafael Trejo, Pablo de la Torriente Brau, José Antonio Echeverría y Fructuoso Rodríguez, así como el líder del partido ortodoxo Eduardo Chibás.

La Universidad de la Habana ocupa el puesto 2 053 en el Ranking de Webometrics de Universidades Mundiales, muy distante del puesto 72, que ocupa la Universidad de Sao Paolo, la mejor ubicada de América Latina en este ranking.

Fuentes

Anon. Universidad de la Habana. ECURED. https://www.ecured.cu/Universidad_de_La_Habana

Anon. La Universidad de La Habana, en el número 2.053 en el Ranking Web de Universidades del mundo. CiberCuba. https://www.cibercuba.com/noticias/2018-07-14-u1-e43231-s27061-universidad-habana-numero-2053-ranking-mundial-2018

Anon. Algunos datos históricos sobre la historia de la Universidad de La Habana. http://www.relaq.mx/RLQ/cuba/hisuh.htm

Anon. Universidad de la Habana. Wikiwand. http://www.wikiwand.com/es/Universidad_de_La_Habana

Castellanos Dimas. 2012. Reforma universitaria sin autonomía. DDC, 16 ener. http://www.diariodecuba.com/cuba/1326733558_1329.html

Hernández Sandoica Elena. La universidad de la Habana, 1728-1898 (implantación cultural, estatus científico y nacionalismo bajo el dominio colonial español). https://gredos.usal.es/jspui/bitstream/10366/136419/1/La_Universidad_de_La_Habana_%281728-1898%29_.pdf

 

Escrito por Ricardo Labrada, 1 setiembre de 2018

Mi Habana: El Capitolio

La arquitectura despierta sentimientos en el hombre.”
Adolf Loos (1870-1933, arquitecto austriaco)

El Capitolio en restauración, 2018

El Capitolio en restauración, 2018. Foto del autor

Son unos pocos países los que tienen Capitolio, usualmente sede física del poder legislativo. El más famoso de los capitolios es obviamente el ubicado en Washington D.C. Hay otros en Toulouse, Francia, que sirve de sede a la alcaldía de esa ciudad; otro visto por el autor está en Denver, Colorado, igualmente en Williamsbug Virginia; Puerto Rico tiene uno, en Venezuela está otro que aparece como Palacio Federal, sede de la Asamblea Nacional. Colombia posee edificación para iguales propósitos.

La palabra Capitolio viene del latín capitolium, edificación ubicada en las Siete Colinas de Roma, que actualmente se le conoce como Campidoglio, donde radica la alcaldía de la capital italiana.

Cuba tiene también Capitolio desde el 20 de mayo de 1929, el cual costó al pueblo cubano un total de 17 millones de pesos, equivalentes a igual cantidad entonces en dólares. El arquitecto encargado de la obra fue Eugenio Raynieri Piedra, quien proyectó la edificación inspirado en el clásico capitolio romano, con 12 columnas en estilo neoclásico y una cúpula que llega a los 91,73 metros, o sea más de 3 metros más de altura que el Capitolio de Washington D.C. El interior del Capitolio fue obra de la empresa Waring & Gilow Ltd. de Londres, la que se dedicó a la decoración y ornamentación tanto en interiores como exteriores.

escalinatas-del-capitolio.jpg

Escalinatas del Capitolio. Foto del autor

parte-derecha-del-capitolio.jpg

Parte derecha del Capitolio. Foto del autor

El Capitolio habanero abarca un área  de 43 mil 418 metros cuadrados, entre las calles Prado, Dragones, Industria y San José. El quilómetro cero del país, punto inicial de la Carretera Central, está en el lugar donde se ubicó un diamante de 25 quilates bajo la cúpula en el llamado Salón de los Pasos Perdidos y donde igualmente aparece la estatua de la República. Esta joya fue incrustada en ágata y platino, luego introducida en un bloque de andesita, recubierto por otro, de concreto. Se dice que el diamante era propiedad del zar Nicolás II, adquirida por un joyero en París, algo que este autor no cree. La familia del zar murió con todas sus joyas encima, las que incluso retardaron su ejecución al rebotar las balas en esos metales duros, entonces ¿quién se llevó esa joya? ¿Cuándo Nicolás II la vendió? Sea como sea, la joya desapareció el 25 de marzo de 1946, con Ramón Grau San Martín de presidente de la república, y recuperado el 2 de junio del año siguiente, apareció en el mismo despacho del presidente, ¡que casualidad! Hasta ahora nadie sabe quién y por qué se lo robó. Con un gobierno nada exento de corrupción, cualquier cosa es posible. Se afirma que la joya está guardada en bóveda del Banco Nacional, y en el Capitolio hay una imitación, que debe ser una bisutería más. Esta edificación presentaba originalmente los hemiciclos de la Cámara y el Senado, situados en los extremos opuestos del edificio.

Salon de los Pasos Perdidos, Capitolio, Habana

Salon de los Pasos Perdidos

Sobre la estatua de la República, la misma aparece sobre un pedestal de 2.5 metros de altura y fue realizada por el escultor italiano Angelo Zanelli, escultura considerada la tercera de mayor altura en el mundo, ya que su cima alcanza 14 metros. La misma fue transportada desde Italia en tres partes y se instaló tres días antes de la inauguración del Capitolio.

La estatua de la república 2

La estatua de la república

Antes de edificarse el Capitolio, ese lugar era algo pantanoso, dragado a inicios del siglo 19, donde se instaló un jardín botánico, obra promovida por la Sociedad Económica de Amigos del País. Años después, en 1834, el jardín se trasladó para la Quinta de los Molinos y se decidió construir allí una estación de ferrocarril para enlazar a la Habana con Güines, llamada Estación de Villanueva, cuyo nombre se le dio en honor al Conde de Villanueva, Intendente General de Haciendas y primer presidente del Consejo Directivo del Ferrocarril.

En 1910 se pensó en construir una nueva estación ferroviaria en el lugar, así como construir el Palacio Presidencial, ya que las oficinas del primer mandatario estaban en el Palacio de los Capitanes Generales en la Plaza de Armas.

Después de 1959 el Capitolio cambió de funciones. A partir de 1962, se ubicó la Academia de Ciencias del país, más tarde Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, que ya no radica allí. En fechas más recientes, desde 2010, el Capitolio se ha sometido a un proceso de restauración, la que aún, al momento de redactar estas líneas, continúa. Las goteras y filtraciones de agua desde el exterior obligaron a tomar medidas para evitar otro derrumbe. Se afirma que la conclusión de esta restauración estará en manos de Rusia, la que consiste en reparar la cúpula.

Fuentes

Quiroga Pedro. 1998. El Capitolio: Un emporio en La Habana. https://web.archive.org/web/20100407092056/http://www.nnc.cubaweb.cu/historia/historia26.htm

Trevor Burrell Mark. 2015. La restauración del Capitolio de la Habana. El Nuevo Herald, 18 octubre. https://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article39781206.html

Valenzuela Lídice. 2004. Capitolio de La Habana: uno de los seis palacios relevantes del mundo. Radio Musical Nacional.  http://www.cmbfjazz.cu/cmbf/ciudad/articulos/capitolio.htm

 

Escrito por Ricardo Labrada, 22 agosto de 2018

Mi Habana: El Palacio Presidencial

Todo está dicho ya, pero las cosas cada
vez que son sinceras son nuevas
.”
José Martí

Palacio Presidencial

Uno de los edificios más majestuosos de la ciudad de la Habana es el Palacio Presidencial, actualmente Museo de la Revolución, el cual se ubica en la llamada Avenida de Bélgica, que los cubanos llaman Montserrate, y muy próximo al Malecón habanero.

Este palacio fue una idea del general Ernesto Asbert, gobernador de la Habana en 1909, el cual decidió construir esta edificación como gobierno provincial. El proyecto fue realizado por los arquitectos, el cubano Rodolfo Maruri y el belga Paul Belau. Su construcción corrió a cargo de la General Contracting Company. La decoración interior fue obra de la neoyorquina Tiffany Studios. Los pisos y escaleras del Palacio fueron revestidos con mármol de Carrara. La construcción costó más de un millón y medio de pesos de la época.

Llegó un día la primera dama, la Sra. Mariana Serva, esposa del presidente de turno, Mario García Menocal, la que se enamoró del palacio- no era para menos- y le sugirió a su cónyuge ocuparlo como palacio presidencial, algo nada difícil para una persona como el personaje mencionado.

En 1918, todo estaba casi listo en la edificación, y la toma de posesión por el presidente y familia tuvo lugar el 31 de enero de 1920. Algunos retoques adicionales se realizaron entonces, los que concluyeron el 12 de marzo de ese año.

El Palacio tiene cuatro plantas y una cúpula. En la primera se ubican las entradas, algunas oficinas, además del enorme vestíbulo de honor, punto de partida de la escalera principal, la que aparece revestida con mármol blanco de Carrara en sus balaustres, zócalos y pasamanos.

En la segunda planta, estaba el despacho del presidente de la República, además del Salón del Consejo de Ministros y el Salón de los Espejos, el cual se le denomina así por poseer lunas viseladas de gran tamaño, con mobiliario al estilo Luis XV, todo diseñado de forma similar a una capilla existente  en el Palacio de Versalles. Los frescos en el techo de este salón son obra de los pintores cubanos Armando Menocal y Antonio Rodriguez Morey.

Salón de espejos

Salón de espejos

La tercera planta era para uso privado del presidente y su familia, mientras que la cuarta albergaba a la guarnición responsable de la custodia del edificio y de la seguridad del presidente. El tope del palacio posee una cúpula de estructura de acero revestida interiormente con hormigón de cemento y exteriormente con piezas de cerámica vidriada.

Este palacio pasó a ser museo en 1974 y posteriormente, en 2010, declarado Monumento Nacional. Como ya se reseñó en este blog, el 13 de marzo de 1957, un grupo de valientes estudiantes atacaron el Palacio con el propósito de derrocar la imperante dictadura batistiana.

Curioso hacer notar, que el mismo Batista tenía previsto la construcción de otro palacio presidencial, pero del lado Este de la Habana, entre el Morro y la fortaleza de la Cabaña. La construcción igualmente incluiría varios ministerios, grandes plazas, un parque marítimo, un acuario, un museo de oceanografía e inmensos jardines. Lo pagaría el pueblo, el dictador pondría un presupuesto muy superior a lo que costaría la obra, luego la tangente no se haría esperar y los bolsillos del dictador continuarían engordando.

Fuentes

Anon. 2018. Así debió ser el colosal Palacio Presidencial que nunca llegó a construirse en La Habana. CubanoSomos, 3 marzo. https://www.cubanosomos.com/curiosidades/asi-debio-colosal-palacio-presidencial-nunca-llego-construirse-la-habana/

Anon. Palacio Presidencial. Museo de la Revolución. Dcubanos. https://www.dcubanos.com/rinconcuba/palacio-presidencial-museo-de-la-revolucion/

Labrada R. 2016. Sobre el valiente ataque al Palacio Presidencial, el 13 de marzo de 1957. https://wordpress.com/post/deportescineyotros.wordpress.com/5122.

 

Escrito por Ricardo Labrada, 20 julio de 2018

Mi Habana: los edificios más altos de la ciudad

Los edificios, también, son hijos de la tierra y el sol.”
Frank Lloyd Wright (arquitecto estadounidense, 1867-1959)

Desde la niñez, el que suscribe oía la discusión de cuál edificio era el más alto de la Habana. Unos decían que el FOCSA, otros afirmaban que era el Havana Hilton, luego rebautizado como Habana Libre. Veamos que nos dicen los datos existentes y un poco de historia de la construcción de los mismos.

Es necesario antes de hablar de altas edificaciones, mencionar la realizada en 1947, por parte de Martín Domínguez Esteban, en la céntrica calle 23 entre L y M, en el Vedado, que fuera en realidad el primer edificio multifuncional en Cuba y que fuera conocido como Radiocentro CMQ.  Esta obra se prestó para una sala de cine, con capacidad para mil 700 espectadores, diez plantas dedicadas a la radio, y cuya planta baja dispone de establecimientos comerciales, un banco, un restaurante y una cafetería. No era tan alta como las que vendrán a continuación, pero fue una obra muy bien concebida.

Radiocentro CMQ

Radiocentro CMQ

El rascacielos construido por la compañía Fomento de Obras y Construcciones, Sociedad Anónima (FOCSA) se ubica en las calles 17, 19, M y N del Vedado. El edificio tiene 36 pisos y un total de 373 apartamentos, y fue obra de los arquitectos cubanos Ernesto Gómez Sampera y Bartolomé Bestard, además del español Martín Domínguez Esteban, comenzada en 1954 y concluida en junio de 1956. El edificio es como una ciudadela independiente, ya que posee restoranes, cafeterías, tiendas, supermercado, escuela y garajes. Cada piso tiene 13 habitaciones. EL FOCSA tiene forma de Y y ocupa un área de 10.000 m². La cisterna tiene una capacidad de 300 mil galones de agua.

focsa-la-habana-cuba1

El FOCSA

La idea vino de parte de la Radio-Televisión de la CMQ, la que compró el terreno en 1952. La construcción estaba destinada a los trabajadores y empresarios de esta compañía. Un 80% del financiamiento de las viviendas vino de parte de Fomento de Hipotecas Aseguradas (FHA), mientras el Banco Continental Cubano pagó por el 60% de los locales comerciales, y la CMQ puso 700 mil pesos.

Lo interesante de esta obra es que la estructura es de hormigón, algo que ni en los EE.UU se veía como una opción económica en edificios que sobrepasaran los 18 pisos. La práctica demostró que eso no era cierto y su aplicación produjo un ahorro de un 5% de los gastos previstos.  La otra novedad es que no se utilizaron grúas para levantar esta edificación.

En el año 1956, el FOCSA era la segunda edificación más alta de América Latina, solo superada por el edificio Marinelli, Sao Paulo, Brasil, que poseía 144 metros de altura. El FOCSA, al nivel de la calle, posee 121 metros. El autor visitó Honolulu en 2010 y recuerda haber visto varios edificios altos muy similares al FOCSA en esa ciudad.

El Hotel Tryp Habana Libre, anteriormente Habana Libre y mucho antes Havana Hilton, está ubicado también en el Vedado, el cual fue diseñado por el arquitecto estadounidense Welton Becket, el mismo que había realizado un trabajo similar para el Beverly Hilton en California. En Cuba, Becket tuvo la colaboración de los arquitectos cubanos Nicolás Arroyo, entonces Ministro de Construcciones del gobierno de Batista, y Gabriela Menéndez.

hotel-habana-libre

Hotel Habana Libre

El hotel posee 27 plantas, con 572 habitaciones en los primeros 25 pisos, de ellas 532 de doble estándar, 36 suit, dos sénior suit estándar y una presidencial, además de un casino, restoranes, bares-cafeterías y piscinas. Su apertura tuvo lugar el 22 de marzo de 1958. El mismo Conrad Hilton asistió a la inauguración del hotel, entonces el más alto y grande de toda América Latina. En realidad la construcción era propiedad de las cajas de retiro del Sindicato Cubano de Trabajadores de la Gastronomía, con cuyos fondos se llevó a cabo esta obra. El grupo American Hilton Hotels operaba la gestión del hotel. La altura de la edificación es de 126 metros sobre el nivel del terreno, o sea 5 más que el FOCSA y 18 metros por debajo del edificio Marinelli en Sao Paolo. Por lo que en 1959, Cuba tenía la segunda y tercera edificación en altura de América Latina.

En 1996, la gestión de este hotel pasó a manos de la cadena española Sol Meliá. Tal y como se tuvo que hacer con el FOCSA, el Habana Libre fue renovado entre 1996 y 1997. En el hotel ahora se muestra el enorme mural original de la artista Amelia Peláez.

Otras obras de altura han sido el del MINFAR[1], que consta de 24 pisos y 94 metros de altura, construcción concluida paralelamente con la Plaza Cívica y el Monumento a José Martí, así  como el Hospital Hermanos Ameijeiras, terminado en la década de los años 80, con una torre principal de 112 metros.

Hospital Ameijeiras

Hospital Hermanos Ameijeiras

Tampoco es prudente dejar de mencionar al hotel Riviera, un producto de la mafia guiada por Mayer Lansky, el cual comenzó a construirse a fines de los años 50 del pasado siglo. Fue entonces que se creó la compañía Riviera de Cuba S.A. El hotel, ubicado en Paseo y Malecón, fue inaugurado el 10 de diciembre de 1957, obra de un grupo de arquitectos e ingenieros, entre ellos Charlie Bacón, Arthur Fedelman y Bartolomé Bastard, con decoración de Albert Carvin y del arquitecto Igor Polevitsky de ‘Polevitsky and Johnson’. El hotel tiene una altura de 71 metros sobre el nivel del mar.

Hotel Riviera

Hotel Riviera

Como ya se dijo en un artículo anterior, la elevación suprema en la Habana es el Monumento a José Martí en la Plaza de la Revolución, con una altura de 141,95 metros hasta sus faros y banderas.

Fuentes

Bianchi Ross Ciro. 2010. Alturas de La Habana.JR 9 oct. http://www.juventudrebelde.cu/columnas/lecturas/2010-10-09/alturas-de-la-habana

Consuegra Liana. 2017. Las edificaciones más altas de La Habana. Cubanos Guru. https://www.cubanos.guru/las-edificaciones-mas-altas-de-la-habana/

Paz León Raquel. 14 edificaciones que levantan el orgullo cubano. CiberCuba. https://www.cibercuba.com/lecturas/2018-03-06-u196555-e196506-s27315-14-edificaciones-levantan-orgullo-cubano

Martel José. Mi Habana y sus edificaciones. Cuba nuestra: historia. https://cubabuestra7eu.wordpress.com/2013/08/13/mi-habana-y-sus-edificaciones/

 

Escrito por Ricardo Labrada, 16 julio de 2018

[1] El que suscribe recuerda que el edificio del MINFAR fue Instituto de Reforma Agraria hasta 1965.

Mi Habana: La plaza de la Revolución y el Monumento a José Martí

El hombre puede ser destruido, pero no derrotado
El pescador Santiago en “El viejo y el mar” de
Ernest Hemighway

Pràctica

La plaza de referencia es una de las más grandes del mundo. Basta solo decir que la famosa Plaza Roja de Moscú mide 23 100 metros cuadrados, mientras que la habanera tiene 72 mil metros cuadrados, que duplican y más fácilmente a la primera mencionada.

Monumento a JM en la Plaza de la Revolución

La idea original de la plaza y su entorno fue aprobada en enero de 1938, cuyo plan era crear un espacio grande, un monumento a José Martí, así como otras edificaciones, entre ellas la biblioteca nacional. No obstante, las obras comenzaron después del golpe de estado de Batista en 1952. La intersección de la calle Paseo con la avenida de Rancho Boyeros fue el lugar escogido para estas construcciones.

BIBLIOTECA-NACIONAL Habana

Biblioteca Nacional

El monumento mide casi 113 metros de altura hasta la torre y casi 142 metros hasta los faros y las banderas, punto más alto de toda la ciudad. El monumento  tiene 52 bloques de mármol rodeado de seis pilares, los que representan las provincias cubanas originales. En esa área se halla una escultura a Martí y su memorial, donde se pueden leer 79 pensamientos del gran héroe cubano. La escultura fue realizada por Juan José Sicre, la misma mide 18 metros de altura y es de mármol blanco.

Teatro Nacional Habana

Teatro Nacional

Esta obra se construyó mediante impuestos, bastante “saladitos” durante la dictadura batistiana. El padre del que suscribe sufrió de ese impuesto y no poco en su época. Los edificios aledaños son los de varios Ministerios, incluido el de la biblioteca nacional, así como los del Gobierno central. El Teatro Nacional de Cuba es un nuevo edificio en la Plaza de la Revolución, La Habana, Cuba, el que abrió sus puertas el 3 de septiembre de 1979.

 

Escrito por Ricardo Labrada, 9 julio de 2018

Mi Habana: la ciudad deportiva

Corresponde al Estado defender y promover el bien común
de la sociedad civil, de los ciudadanos y de las instituciones intermedias
.”
Anon.

Coliseo Ciudad Deportiva en 1957

Coliseo de la Ciudad Deportiva en 1957

Otra obra impresionante de la capital cubana es la llamada Ciudad Deportiva, la que abarca unas 26 hectáreas en un área que la bordean la vía Blanca, la avenida Rancho Boyeros, y las Calles Santa Catalina y Primelles. En ese complejo deportivo aparece un Coliseo, majestuoso, además de instalaciones para la práctica de los más diversos deportes.

El Coliseo de la ciudad deportiva comenzó a construirse en noviembre de 1952 y se concluyó en 1957, aunque su inauguración oficial fue 26 de febrero de 1958. Para tal fecha, se organizó una pelea de boxeo entre Joe Brown, campeón de los pesos ligeros, contra el cubano Orlando Echeverría. El coliseo abarca unos 20 mil metros cuadrados de hormigón, con 103.2 metros de diámetro. Posee una cúpula de 95 metros con tejas translúcidas, capaces de permitir el paso de la luz solar. La capacidad del coliseo es de unos 15 mil aficionados y posee rampas lisas que facilitan el acceso y evacuación de ser necesaria.

La disponibilidad del Coliseo y sus áreas deportivas adyacentes ha permitido la celebración de importantes eventos mundiales deportivos, entre los que sobresalen:

  • Olimpiada Mundial de Ajedrez (1966)
  • Campeonato Mundial de Gimnasia Rítmica Moderna (1971)
  • Campeonato Mundial de Levantamiento de Pesas (1973)
  • Campeonato Mundial de Boxeo (1974)
  • Juegos Centroamericanos y del Caribe (1982)
  • Copas y Ligas Mundiales de Voleibol

Coliseo Ciudad Deportiva

En marzo de 2016, la famosa banda de los Rolling Stones brindó un concierto a Coliseo abarrotado de público.

Sin embargo, el estado de las instalaciones no siempre es el mejor. Un ejemplo de ello es el caso de las piscinas existentes, las que han sufrido de falta de mantenimiento. El bombeo y circulación  lleva más de 15 años sin funcionar, lo que obliga a clorar la piscina manualmente, algo engorroso y costoso, pues cuando llueve la cantidad de cloro se debe duplicar.

Dicho lo anterior, es menester darle mantenimiento a este patrimonio de la capital, de manera que permita la práctica deportiva de los interesados, así como continuar organizando eventos nacionales, regionales o internacionales en los distintos deportes de interés nacional.

 

Fuente consultada: Anon. 2017. La Habana moderna: Coliseo de la Ciudad Deportiva. https://onlinetours.es/blog/post/1082/la-habana-moderna-coliseo-de-la-ciudad-deportiva

Escrito por Ricardo Labrada, 7 julio de 2018

Mi Habana: los túneles en la ciudad

Cada edificio debe contribuir a hacer nueva la ciudad.”
César Pelli (1926, arquitecto argentino)

La capital cubana tiene algo que no muchas ciudades del mundo poseen. Se trata de tres túneles subacuáticos que se construyeron en la década de los años 50.

El primer túnel fue el de Línea, iniciado en 1951 y concluido en 1953, con una capacidad de 2500 autos por hora y por senda, la cual actualmente está reducida. Habría que ver cómo funcionan ahora los ventiladores extractores que se ubicaron desde el inicio y cuya función estaba controlada automáticamente, incluso con un medidor de monóxido de carbono en el aire del túnel. Su construcción permitió aliviar el elevado tráfico que se registraba sobre el puente del río Almendares.

Túnel de Línea

Túnel de Línea

El siguiente puente fue el de la bahía, una señora obra maestra, que vino a sustituir la idea de un puente que uniera la Habana con su parte Este, algo que habría resultado engorroso y más costoso debido al relieve llano de toda esa zona. Eso permitía evitar tráfico en la carretera Central. Ya en aquel entonces se construía la vía Blanca, que uniría a la Habana con Matanzas sin tener que transitar por la carretera Central.

En definitiva, la obra del túnel de la Habana fue adjudicada a la Compañía de Fomento del Túnel de La Habana, S.A., mientras que la compañía contratista fue la Societé des Grands Travaux de Marseille, y la inspección quedó en manos de la Frederick Snare Corporation, todo eso mediante la Ley-Decreto No 1550, de 4 de mayo de 1954.

Este túnel fue obra conjunta de franceses, estadounidenses y cubanos, el mismo se construyó a lo largo de 3 años y se inauguró 5 años después del túnel de Línea. La obra realizada incluyó además la Vía Monumental y se dieron los primeros pasos para la construcción de la Habana del Este. El túnel tiene cuatro pistas de tráfico de 3.35 m de ancho cada una, con 733 m de largo.

Túnel de la Habana

Túnel de la Habana

Faltando tres meses para inaugurar el túnel de la Habana, se inició la construcción del túnel de Calzada, el cual une al Vedado con Miramar (Quinta Avenida), lo que conllevó a la demolición del puente Pote, el cual retrasaba el tráfico en la zona. Cada vez que pasaba una embarcación, había que abrir el puente para posibilitar su paso. Este túnel, de la mano de la compañía francesa, encargada del túnel de la Habana, inició y concluyó esta obra en 16 meses. Según los expertos, este túnel supera al de Línea en dimensiones,  seguridad y cementaciones.

Tunel de Calzada (Quinta avenida)

Tunel de Calzada (Quinta avenida)

Como habanero, me enorgullecen estas obras y ruego que quienes gobiernen, le den el merecido mantenimiento a estas importantes vías de la capital cubana.

Fuente consultada: Batista Silva, J.L. 2003. Los túneles subacuáticos de La Habana. http://repositorio.geotech.cu/jspui/handle/1234/214.

 

Escrito por Ricardo Labrada, 30 junio 2018

 

El Giraldillo y la Giraldilla

Las ciudades tienen la capacidad de proporcionar
algo para todo el mundo, sólo porque, y sólo
cuando, se crean para todo el mundo
”.
Jane Jacobs (periodista y urbanista
autodidacta (1906-2006)

Los cubanos estamos muy acostumbrados a oír hablar de la Giraldilla, que es todo un símbolo en la capital cubana. Sin darnos cuenta llamamos de igual manera al original que está en Sevilla, cuando éste en realidad se llama Giraldillo.

Los giraldillos o giraldillas existen o han estado presentes en otras ciudades de España y del mundo. Por ejemplo, en Badajoz existe una especie de réplica, mientras que Kansas City y Nueva York tienen o han tenido otras versiones. La de la Gran Manzana estuvo presente hasta 1925.

Veamos primero como surgió el Giraldillo, que igualmente se le conoce como Santa Juana o la escultura del Triunfo de la Fe Victoriosa.

España había vencido a los últimos bastiones de los moros en Andalucía y en el transcurso del siglo XVI se decidió, por orientaciones del Cabildo de la catedral de Sevilla, transformar el gran alminar árabe adosado a la catedral, que era en realidad el último vestigio de la Mezquita Mayor.

Giraldillo de Sevilla

Giraldillo de Sevilla

La transformación consistió en añadir cinco cuerpos de altura, colocando sobre el último una gran estatua, de cuatro metros de altura, con funciones de veleta, que representaba el ya mencionado Triunfo de la Fe Victoriosa. Fue así que surgió el Giraldillo en 1568, cuya figura de bronce y 3.47 metros de altura, consta de un gran escudo que hace veleta en la mano derecha y una palma en la izquierda, además de una lanza y una cruz cristiana en lo alto. La Giralda lleva un casco por corona. El diseño original de esta obra fue de Luis Vargas y en su construcción participó el arquitecto Hernán Ruíz.

En el Castillo de la Fuerza Real en la Habana existe una reproducción del Giraldillo, que se llama Giraldilla, de bronce igualmente, construida en 1632 y realizada por Gerónimo Martín Pinzón, cubano de origen canario. Esa estatuilla representa a doña Isabel de Bobadilla, primera gobernadora de Cuba y esposa de Hernando de Soto,  explorador en la Florida.

Se dice que la obra se realizó en honor a la gobernadora que murió de amor poco después de conocer de la muerte de su conyuge, De Soto, quien recorrió buena parte del actual territorio de los  Estados Unidos y finalmente murió, a los 43 años de edad, en áreas aledañas al río Mississippi debido a una persistente fiebre.

La Giraldilla en la Habana

La Giraldilla en la parte alta del Castillo de la Fuerza Real en la Habana. Foto del autor

La Giraldilla fue construida entre 1630 y 1634, o sea durante el mandato del gobernador Juan Bitrián Viamonte, quien precisamente bautizó a esta escultura por el nombre que se le conoce.

El original de la Giraldilla, de 110 centímetros de altura, se encuentra a la entrada del Castillo ya indicado. Una réplica de la misma también aparece en lo más alto del castillo.

Fuentes

Anon. Giraldillo (Sevilla). Sevillapedia. https://sevillapedia.wikanda.es/wiki/Giraldillo_(Sevilla)

Anon. La Giraldilla: una historia de amor convertida en símbolo de La Habana. Cibercuba. https://www.cibercuba.com/lecturas/la-giraldilla-una-historia-de-amor-convertida-en-simbolo-de-la-habana

 

Escrito por Ricardo Labrada, 14 junio de 2018