Luke Easter- otro bateador de poder

Si la pelota cayó, ese no fue mi jonrón más largo
Luke Easter

Luke Easter en 1949

Luke Easter en 1949

Como aficionado al béisbol guardo muchos recuerdos de grandes jugadas y de peloteros, que al menos me impresionaron. Uno de esos que recuerdo era del gigante Luscious Easter, más conocido como Luke, el que medía 193 cm, una estatura válida para el baloncesto también, se paraba a la zurda y lanzaba a la derecha. Le conocí ya viejo, e igual de efectivo. Jugaba en 1956 con los Bisontes de Buffalo, era su cuarto bate, resguardado por un quinto bate igualmente eficiente, el antesalista californiano Lou Ortiz. Un one-two que le metía miedo al más pinto de los lanzadores. Al menos, el maltrecho pitcheo de los Cubans en esa temporada, bastante que sufría de los descomunales batazos de estos peloteros, donde Easter era el líder en llevar la bola lejos y empujar carrera.

La otra característica de Easter era su elegancia defensiva en la inicial. Cuando se estiraba, lograba outs que podían ser quietos de otra manera. No era de esos inicialistas que recibiera sin cuidado el tiro del lanzador para aguantar al corredor embasado en primera. Hacía gestos para ver si podía engañar al corredor y enfriarlo en la primera.

A mitad de la década de los 90, adquirí una enciclopedia Britannica en CD, la que le daba a uno la oportunidad de solicitar artículos por separado sin costo adicional y fue entonces que solicité uno con abundante información sobre este pelotero.

Veamos, Luscious Easter nació el 4 de agosto de 1915 en Jonestown, Mississippi, eso es según el certificado de nacimiento existente. Sin embargo, Easter daba fechas distintas, casi siempre cambiando el año. Un día era 1913, otro 1914 y así sucesivamente. En 1963, estando en Rochester, le preguntaron la edad real, a lo que respondió que 42 en el béisbol y 52 en su vida. El presidente de las Alas Rojas de Rochester le ofreció pagarle diez dólares por cada año vivido realmente, fue entonces que surgió el año 1911. Da risa realmente, al final le pagaron por eso 520 dólares, ya que tenía 52 años, lo que no cuadraba con el certificado de nacimiento. Easter era parte de una familia de 10 hermanos, donde el padre era agricultor, oficio que cambió en 1919, se fue a palear arena en una fábrica de vidrios de St Louis. La madre de Easter murió cuando tenía siete años. El niño Luke asistió hasta la escuela media, junto a él estudiaba otro grande, el futuro receptor Quincy Trouppe, tres años más viejo que Luke.

Luke no estaba para estudios y los abandonó para jugar pelota. Él y uno de sus hermanos acostumbraban a jugar al taco, modalidad que no solo se juega en Cuba. Ellos usaban palos de escobas a manera de bates. Así las cosas, su debut en la pelota organizada fue en 1937 con el conjunto de los Gigantes Titanium de St Louis, equipo patrocinado por la American Titanium Company. Entonces lo mismo jugaba los jardines que la inicial, pero en los jardines había varios experimentados para cubrir esas posiciones, entre ellos el conocido Sam Jethroe. Por otro lado, Easter no se destacaba ni en las prácticas, ni en los juegos contra los Monarcas de KC. Así y todo, estuvo en el equipo, y en 1941, para su desgracia, el bus que llevaba al equipo, tuvo un accidente, en el cual Easter se fracturó el tobillo.

Luke Easter con los Indios

La guerra había comenzado y Easter, como el resto de sus compañeros, fueron llamados a filas del ejército, donde permaneció 13 meses. Fue liberado precisamente por su fractura en el tobillo, la que, al parecer, no fue bien cuidada. En 1945, se trasladó a Chicago para trabajar en una planta productora de químicos y allí hizo contactos para jugar con los Gigantes Americanos de Chicago de la Liga Negro, pero las orientaciones fueron de ir a jugar con el nuevo Cincinnati Crescents, conjunto que no fue admitido en la Liga Negro y se vio forzado a realizar juegos como equipo itinerante. Fue en 1947 cuando la suerte le sonrió al ser contratado por los Grises de Homestead de la Liga Nacional Negro. En su primera temporada con este conjunto, Easter bateó para .311 y conectó 10 cuadrangulares, y defendió uno de los jardines, ya que la inicial era propiedad de un señor de nombre Buck Leonard, casi nada. Al año siguiente, elevó su ofensiva, .363 y 13 jonrones, además de lograr 8 triples, lo que le valió ser escogido en el Todos Estrellas del Este de esta liga. En esa temporada, disparó un enorme jonrón que cayó en lo más alto del jardín central del desaparecido Polo Grounds en Nueva York. El tablazo se lo conectó a lanzador del equipo New York Cubans.

Easter no se dedicó tan solo a jugar pelota en EE.UU., también lo hizo en varios países, sobre todo en Puerto Rico, donde en tres temporadas acumuló 48 jonrones, 145 impulsadas y .330 de promedio ofensivo. Integró el equipo campeón boricua a la I Serie del Caribe, escenificada en la Habana, en 1949. De hecho, fue entonces que se dio a conocer a la afición cubana, y todavía al que suscribe le faltaban algunos añitos para  tener uso de razón.

La temporada de 1949, con 34 años cumplidos, le dio la bienvenida a Easter en los Indios de Cleveland. Entonces jugó 23 partidos, ya que la mayor parte del tiempo estuvo con el San Diego de la Liga de la Costa del Pacífico. Se puede decir que él como Miñoso tuvieron un inicio similar, con la diferencia que Easter jugó 14 partidos más que el cubano en esa temporada, en las Mayores, y eso a pesar que se había fracturado la rodilla, algo que le mantuvo alejado de juego por un tiempo. No obstante, con el San Diego se destacó disparando enormes jonrones, que los aficionados del Pacífico, a falta de equipos de Grandes Ligas en esa zona, iban con entusiasmo a ver. Además, conectó el primer batazo que se llevaba la pizarra auxiliar del estadio municipal de Cleveland. La pelota recorrió 477 pies, hazaña igualada posteriormente por Mickey Mantle. Mejor aún le fue en la temporada de 1950, cuando jugó regular la inicial, bateó para .280 con 28 jonrones. Entonces jugó junto con Larry Doby, el segundo pelotero afro-estadounidense en llegar a las Mayores. Así y todo, los Indios quedaron cuarto al final de la temporada.

Como jugador de Grandes Ligas, se mantuvo por espacio de 6 temporadas, en las que conectó 93 jonrones, empujó 340 carreras y bateó .274. Easter sufrió del manejo  del manager cubano-americano Al López, el mismo que sufrió Miñoso hasta 1951 cuando fue canjeado a los Medias Blancas. Póngale Ud. el nombre a eso. López, sin contemplaciones, mandó a Easter a los Indios de Indianápolis en 1952, pero el pelotero le hizo ver que se había equivocado, al batear para .340 con 6 jonrones en solo 50 veces al bate, lo que obligó a subirlo. Una vez de vuelta, él respondió con 20 cuadrangulares en la segunda mitad de la temporada, en la que fue escogido por el Sporting News como el pelotero más destacado de la Liga Americana. Hasta el manager general del equipo, el ex slugger Hank Greenberg se maravilló del regreso de Luke a las Mayores.  En 1953 todo fue desgracia, pelotazo que le fracturó un hueso en su pierna izquierda, por lo que quedó fuera de juego. Al momento de ese negativo incidente, bateaba para .303 en 63 partidos. Al final de la temporada fue liberado, luego invitado al entrenamiento primaveral de 1954, pero por una infección en un dedo, nuevamente jugó poco y quedó fuera. Los Indios ganaron el campeonato de la Liga Americana y su puesto fue ocupado por Vic Wertz, el mismo que conectara el batazo enorme, sobre el cual Willie Mays se luciera en la Serie Mundial, la que concluyó en pollona de los Gigantes sobre los Indios.

En lo sucesivo, en 1954, deambuló por las sucursales de los Indios en AAA, igualmente jugó con el Hermosillo de la Liga del Pacífico Mexicano, donde lideró la temporada en jonrones (20). En las temporadas de 1955 al 57, jugó con el Caguas de Puerto Rico, igualmente llevándose los lideratos de cuadrangulares.

La llegada a Buffalo, como ya se dijo, fue en 1956. No ha habido pelotero con más gloria en este equipo que el afro-estadounidense, cuyos batazos en todos los parques hacían levantar el grito de las graderías. En tres temporadas conectó 113 jonrones y empujó 343 carreras. Tuve la suerte o la desgracia de ver algunos de esos jonrones, su presencia al bate era de puro terror. Se podía ponchar, pero alguna que otra vez la enganchaba y como decía Salamanca: “Adiós, Lolita de mi vida”. En 1957 fue el MVP de la Liga Internacional. Para los Bisontes, la presencia de Easter significó gradas llenas en Buffalo, algo que en la actualidad no entienden los ejecutivos de muchos equipos mediocres de Grandes Ligas, muy amigos de hablar de fantasías como el llamado rebuilding.

Placa a Luke Easter en Salón de la Fama de los Bisontes de Buffalo

Placa a la memoria de Luke Easter en el Salón de la Fama de los Bisontes de Buffalo

Lo otro que le hizo grande fue precisamente que los batazos más enormes que se hayan dado en algunos parques, hayan sido obra suya. Uno de ellos fue el que conectó el 14 de junio de 1957, en el mismo parque Offermann de Buffalo, el cual se fue por encima de la pizarra del jardín central, primero logrado por ahí de todos los tiempos. Los entendidos estiman que la bola recorrió 550 pies.

Cosas de la vida, no le bastaba a los magnates de Buffalo lo que había hecho Easter, para enviarlo al vecino Rochester por la ridícula suma de 100 dólares. Bueno, a Camilo Pascual, el Marianao lo cambió por unos bates, así que no hay por qué asombrarse. El béisbol es deporte y negocio a la vez.  La operación de venta del gran Luke fue en 1959, justamente en la temporada cuando los Cubans se alzaron con el título de la Liga Internacional y luego de la Pequeña Serie Mundial. Fue en esa misma temporada que Easter disparara enorme jonrón que se fue a la calle volando las gradas del sol del Estadio del Cerro. Hubo otro jonrón de leyenda en esa temporada, concretamente el 23 de abril de 1959, con la presencia de la máxima dirección de Cuba. Los Alas Rojas y los Cubans llegaron abrazados a 3 al noveno inning, pero en el décimo se paró el “Terror” Easter y el resto ya se lo pueden imaginar, jonrón que decidió el juego a favor de los visitantes, 4-3. En parque que jugara Easter, se podía esperar un tablazo de dimensiones estratosféricas, único en su clase.

Jugó con las Alas Rojas de 1959 a 1964, con los que conectó 66 jonrones, y supo también ganarse la simpatía de su afición. Naturalmente, su producción ofensiva ya descendía. En su última temporada, solo jugó como bateador emergente, 10 veces al bate, dos sencillos y una empujada.

Luke Easter con Rochester

Luke Easter con las Alas Rojas de Rochester

A su retiro, Easter regresó a Cleveland, donde abrió una cafetería. Luego se dedicó a limpiar aviones para la Aircraft Workers Alliance, lugar donde se ganó el puesto de supervisor general.

El 29 de marzo de 1979, Easter transportaba la suma de 35 mil dólares para pagar a sus trabajadores. Estando fuera del banco de la calle 260 y la Avenida Euclid, un par de matones, con armas en mano, se le acercaron y le pidieron el dinero. Easter se negó y fue entonces que lo balearon sin misericordia. Triste que una persona de tanto bien y fama haya caído a manos de un par de maleantes, los que de seguro pensaron que Easter era un negro más y que eliminarlo no costaba nada. La policía los persiguió hasta los que detuvo, pero la vida de Easter ya se había ido al otro mundo.

Leyendo aquellas páginas, pensé en lo doloroso que debe haber sido, para sus familiares y compañeros en Cleveland, conocer de este final trágico. El que suscribe conoció este hecho en detalle años después y sintió el mismo dolor. Siempre tendré a Easter como el hombre de poder extraordinario, del cual no se habla mucho en esta época, quizás por ignorancia o desconocimiento.

program from Luke Easter's memorial service

Programa del funeral de Luke Easter, el 3 de abril de 1979

Fuentes consultadas

Anon. Luke Easter. Baseball-reference.com. https://www.baseball-reference.com/register/player.fcgi?id=easter001lus

Anon. Luke Easter. RedWingsBaseball.com. http://www.redwingsbaseball.com/history/easterhof.html

Anon. Class of 1997, Luke Easter. Buffalo Sports Hall of Fame. http://www.buffalosportshallfame.com/1997/luke_easter.html

Anon. Big Luke’s Rochester legacy. The Negro Leagues Close Up. https://homeplatedontmove.wordpress.com/2016/08/30/big-lukes-rochester-legacy/ 

Anon. 2010. Luke Easter’s Career and Murder in 1979.  Misc. Baseball, 16 dic. https://miscbaseball.wordpress.com/2010/12/16/luke-easters-career-and-murder-in-1979/

Murphy J. Luke Easter. Society for American Baseball Research. https://sabr.org/bioproj/person/f29a4070

 

Escrito por Esteban Romero, 8 julio de 2018.

Anuncios

Jud Wilson, una leyenda de la ofensiva en el béisbol

La diferencia entre lo imposible y lo posible
depende de la voluntad de un hombre
.”
Tom Lasorda

Jud Wilson

Cuando el que suscribe redactaba las líneas del artículo de Alejandro Oms en la pelota cubana, había un nombre que saltaba continuamente cada vez que revisaba la base de datos. Se trataba de Ernest Judson “Jud” Wilson, al que los cubanos bautizaron como Jorocón en su época. La excelencia de Jud Wilson en la profesional cubana era tal, que llegó a liderar varios departamentos ofensivos en las temporadas que jugó en el país.

Este pelotero afro-estadounidense, de poca estatura, unos 173 cm, y un poco más de 88 kilógramos, fuerte como un roble, se le llamó boojum en las Ligas Negro, vocablo que se identifica con el sonido que provoca la pelota estrellada contra las vallas de las cercas de los jardines. Para muchos este bateador zurdo fue el hombre que más duro golpeara la pelota en las Ligas Negro. Tan bueno era, que el lanzador derecho Satchel Paige lo catalogó como uno de los más temibles bateadores en su carrera. Jud, sin llegar a ser un  Cool Papa Bell, también sabía correr las bases.

Jud Wilson, además, fue el perfecto pendenciero. Los peloteros adversarios lo evitaban, mientras los árbitros deseaban no vérsela tampoco con él. Wilson todo lo protestaba, prácticamente odiaba a los árbitros y en ocasiones los atacaba directamente en campo. En el terreno, Jud era una persona irascible totalmente, enérgico y joseador, toda una fiera al campo.  A pesar de su agresividad, sobre todo con los árbitros, era una persona bondadosa fuera del terreno, muy dada a ayudar a sus compañeros.

Este pelotero nació el 28 de febrero en Remington, Virginia, pero de año por aclarar. Unos dicen que fue en 1899. Su viuda aseguró que él era de 1894, pero el censo realizado, antes de finalizar el siglo XIX, lo daba como nacido en  1897.

Durante la primera Guerra mundial, sirvió en el ejército de su país a partir de junio de 1918. Una vez finalizada la guerra, Wilson decidió asentarse en la capital norteamericana, Washington, D.C., donde comenzó a jugar pelota semipro. En 1922, Scrappy Brown, torpedero de un equipo independiente, los llamados Medias Negras de Baltimore, descubrió a Wilson y lo animó a jugar en su equipo. Pasó la prueba, comenzó a jugar, pero dos semanas después abandonó al equipo. Luego volvieron a hablar con él para que regresara, lo que así ocurrió. Su equipo ganó 49 y perdíó 12, y Wilson bateó para .467.

En sus comienzos jugó la antesala, no era ningún defensor de maravillas. Debido a su fortaleza, era capaz de detener muchos batazos veloces con su propio pecho. Es por esa razón que jugó muchas veces lesionado, pero no se quejaba. El juego para él era lo primordial.

En el período de 1922 a 1926, Wilson jugó con los Medias Negras. Su primera incursión en Cuba fue en la temporada de 1925-26, vistiendo el uniforme del Habana. El estelar pelotero rompió la liga, quedó como campeón de bateo, con extraordinario promedio de .430. Fue igualmente líder en hits (64), jonrones (3) y bases robadas (10).

Además de todos esos lideratos, disparó enorme cuadrangular por encima de la pared del jardín derecho del desaparecido Almendares Park, un batazo que recorrió facilmente más de 400 pies y por el que los cubanos le bautizaron como Jorocón. Con anterioridad esa hazaña la habían realizado hombres, como Cristobal Torriente, Oscar Charleston, Alejandro Oms y Esteban “Mayari” Montalvo.

Jud Wilson con el Habana

Jud Wilson con el Habana

Wilson regresó para jugar en Cuba en la temporada de 1926-27. Entonces vio su juego limitado a 54 desafíos. Así y todo, logró promediar .333, a la vez que conectaba 4 dobles, 1 triple y dos jonrones.

En 1927-28, volvió a mostrar su excelencia al bate. Nuevamente líder de los bateadores (.424), líder en anotadas (36) y en triples (7). Wilson era merecedor del MVP de este torneo, pero Martín Dihigo bateó para .415 y ganó 4 juegos de los 5 que completó, y se llevó ese premio.

En 1928, nuevamente con los Medias Negras, Wilson bateó para .399 en 42 desafíos, mientras que en Cuba bateaba para .397, solo por detrás del gran Alejandro Oms, a la vez que quedaba de segundo en carreras anotadas (31) y jonrones (4), superado por su coterráneo Cool Papa Bell.

En 1929 hubo algunos cambios en la llamada Liga Americana Negro, la que integraron cinco equipos de la anterior Liga Negro del Este, éstos fueron los Gigantes  Bacharach, las Estrellas Cubanas, los Gigantes Hilldale, los Gigantes Lincoln y los Medias Negras, además del potente conjunto de los Grises Homestead y una nueva versión de los Gigantes de Harrisburg. Fue entonces que los Medias Negras presentaron un cuadro de otra galaxia, al que llamaron el cuadro del millón ($$), consistente en Jorocón Wilson en primera, Frank Warfield en segunda, Dick Lundy en el campo corto y Oliver Marcelle en la antesala. Wilson no desperdició la oportunidad y bateó para .344, a la vez que se especulaba de su posible canje a los Grises de Homestead a cambio de Dihigo y de John Beckwith, cambio que al final no tuvo lugar.

Nuevamente Jorocón se hizo presente en la temporada de 1929-30 en Cuba. Entonces bateó para .363, solo segundo del gran Alejandro Oms en promedio ofensivo, a la vez que conectaba 10 dobles, 4 triples y 5 jonrones.

Los Medias Negras volvieron a ser equipo independiente en 1930. Wilson entonces bateó para .372. En octubre de ese año, este equipo se enfrentó, en doble juego, a los Yankees de Nueva York, ocasión en la que Wilson le sonó 3 incogibles al lanzador Roy Sherid. Luego a Big Jim Beaver le conectó de 2-1 y robó 2 bases.

Wilson pasó a jugar, en 1931, con los Grises de Homestead, conjunto entonces independiente también, en el que jugaban figuras como Oscar Charleston, Josh Gibson, Smokey Joe Williams, Vic Harris, Double Duty Radcliff y Ted Page.

Su estreno como manager tuvo lugar en 1932 con los Grises, pero al final los abandonó y pasó a jugar con los Crawfords de Pittsburgh. Luego jugó para las Estrellas de Filadelfia, donde bateó para promedio de .372. Por su excelencia en el bateo, Wilson fue escogido como antesalista del todos estrellas de la escuadra del Este para el primer juego de este tipo contra las estrellas del Oeste, que se efectuó en el Comiskey de Chicago el 10 de setiembre de 1933. En ese partido, Wilson se anotó el primer incogible y luego trajo dos para home con otro imparable.

Jud Wilson con las Estrellas de Filadelfia

Jud Wilson con las Estrellas de Filadelfia

En la serie final del campeonato de la Liga Nacional Negro, en 1933, entre las Estrellas de Filadelfia y los Gigantes Americanos de Chicago, Wilson tuvo un serio altercado con el árbitro Burt Gholston, al que amenazó con vérsela con él después del juego. Por esa razón, fue inicialmente suspendido, pero el dinero en juego era mucho y fue así que Jorocón jugó el séptimo desafío, el que quedó empatado a cuatro, pero las Estrellas de Filadelfia se llevaron el decisivo con anotación de 2-0.

Su juego con las Estrellas de Filadelfia continuó. En 1937 se hizo cargo de la dirección del equipo  como manager-jugador, aunque su juego se vio mermado debido a la fractura de una costilla. En esa posición se mantuvo hasta mediados de 1939. A Cuba regresó, para jugar en la temporada de 1935-36, en la que promedió .263, realmente su campaña más pobre en la pelota invernal cubana.

De 1940 a 1945 Wilson jugó la inicial y la antesala para los Grises de Homestead. En cuatro de esas temporadas jugó en la serie mundial de la llamada Liga Negro II. En 22 temporadas en estas ligas, Wilson participó en 892 juegos, con 3001 veces al bate, 585 anotadas, 1043 hits, entre ellos 184 dobles, 47 triples y 70 jonrones, con 679 empujadas, 70 bases robadas. Su promedio fue de .348, OBP .428 y slugging .510.

La tabla 1 muestra las estadísticas de Wilson en la invernal cubana, donde promedió para elevado .372 en seis temporadas.

Tabla de Jud Wilson

De la fortaleza de este pelotero ya se habló. En dos ocasiones recibió pelotazos fortísimos, uno de ellos le fracturó el codo. Sin embargo, de tantos pelotazos, además de un accidente de tránsito, Wilson comenzó a padecer de ataques epilépticos. Su memoria con el tiempo se deterioró, al extremo de no recordar a muchos de sus compañeros de equipo más allegados.

El famoso receptor Josh Gibson decía que Wilson fue el mejor bateador, que él haya visto, mientras que Ted Radcliffe afirmaba que Wilson era mejor bateador que el mismo Gibson. Por su juego estelar, este gran pelotero fue elevado, conjuntamente con otros 16 compañeros de las Ligas Negro, al Salón de la Fama de Cooperstown el 30 de julio de 2006.

Jud “Jorocón” Wilson falleció el 27 de junio de 1963 en Washington D.C. a causa de un infarto. Sus restos yacen en el cementerio de Arlington, Virginia.

Fuentes

Anon. Jud Wilson. Negro Leagues-Seamheads.com http://www.seamheads.com/NegroLgs/player.php?playerID=wilso01jud

Riley, James A., The Biographical Encyclopedia of the Negro Baseball Leagues (New York: Carroll & Graf Publishers, 1994).

Gerard Joseph. Jud Wilson. Society for American Baseball Research. https://sabr.org/bioproj/person

 

Escrito por Esteban Romero, 15 junio de 2018

El elevado de sacrificio, historia y líderes

La sabermetría no mide el instinto”.
Tim Kurkjian

Esta vez el tema será el llamado fly o elevado de sacrificio, batazo que tiene su historia algo irregular en las Grandes Ligas. Se trata de una estadística reconocida en esos circuitos entre 1908 y 1931, luego fue discontinuada y re-establecida varias veces, hasta que finalmente se restableció definitivamente en 1954. El fly de sacrificio  se anota solo cuando un corredor anota carrera, lo cual ocurre con pisa y corre desde tercera base, aunque se ha dado muchos casos de corredores anotando desde segunda. Lo que sí está claro es que el adelanto de pisa y corre con fly a los jardines no se anota como fly de sacrificio caso de no haber carrera impulsada con el batazo. El pelotero que conecta el fly de sacrificio no se le anota vez al bate y se le carga una impulsada.

El fly de sacrificio no siempre implica out, el jardinero puede posicionarse bien debajo de la bola y dejarla caer, por lo que el hombre en tercera anotará, no habrá out en la jugada por el error del fildeador, pero sí carrera impulsada y fly de sacrificio para el bateador. Para que esto se produzca, o sea la anotación del fly de sacrificio debe haber menos de dos outs en la entrada. Ante esta situación puede ocurrir que haya tres fly de sacrificio en una entrada, lo cual si ha ocurrido en cuatro oportunidades en las Mayores, veamos.

La primera vez que se registraron tres fly de sacrificio en una entrada fue el 1 de julio de 1962 cuando los Medias Blancas, en la quinta entrada, realizaron la hazaña contra los Indios de Cleveland. El lanzador boricua Juan Pizarro se anotó el primer fly de sacrificio, mientras que el segundo fue obra del estelar segunda base Nellie Fox, sobre el cual el jardinero derecho Gene Green cometió error. Finalmente el cuarto bate y antesalista Al Smith produjo el tercer fly de sacrificio. En esa entrada los Medias Blancas anotaron 6 carreras y ganaron el partido con anotación de 7-6.

La segunda vez ocurrió en juego del 29 de junio de 2000, cuando los Yankees le anotaron 8 carreras a los Tigres de Detroit. Los fly de sacrificio fueron obra del inicialista Tino Martínez, del segunda base dominicano José Vizcaino (con error del jardinero izquierdo Bobby Higginson) y del boricua Bernie Williams. El juego concluyó 8-0 con juego completo y lechada a la cuenta del zurdo Andy Pettite.

La tercera vez involucró a los Yankees nuevamente enfrentados a los Angelinos de Anaheim el 19 de agosto del mismo año 2000. En la tercera entrada, el receptor boricua Jorge Posada logró el primer sacri-fly, le siguió el antesalista Scott Brosius y luego del jardinero central Clay Bellinger, padre del pelotero Cody Bellinger de los Dodgers. Lo interesante es que fue un sacri-fly tras otro, ya que Posada, Brosius y Bellinger aparecieron como séptimo, octavo y noveno en el orden al bate. El juego concluyó 9-1 a favor de los Yankees. Nuevamente, vaya curiosidad, Andy Pettite completó este desafío.

El siguiente y último por ahora igualmente involucró a los Yankees, esta vez contra sus vecinos del Queens, los Mets, aunque no fueron los mulos en esta ocasión los realizadores de la hazaña. Ocurrió en la segunda entrada del juego del 24 de junio de 2005, cuando los Mets anotaron exactamente 3 carreras. El primer sacri-fly fue del receptor boricua Ramón Castro, seguido de otro por el torpedero dominicano José Reyes, con error del jardinero central Bernie Williams, y el tercero logrado por el jardinero derecho Mike Cameron. De nuevo, noveno, primero y segundo en el orden al bate. El juego concluyó 6-4 a favor de los Mets, con pitcheo de 8 entradas de Pedro Martínez y cierre del derecho Braden Looper.

Existe un record muy difícil de romper – teóricamente se puede romper, visto lo anterior- y es batear dos fly de sacrificio por un mismo bateador en una misma entrada. En ninguna pelota del mundo esto se ha logrado, excepto en juego de series nacionales en Cuba. Ocurrió en la XII serie (1972-73), en juego de 1973, entre Mineros y Henequeneros cuando el antesalista  José “Chivo” García Hidalgo de los Mineros conectara par de fly de sacrificio en un mismo inning.

Varias veces se ha anotado carrera desde segunda base con fly de sacrificio. Veamos algunas de las ocurridas desde 1998, no son todas, que conste:

  • 6 de abril de, 1998 – juego de Medias Blancas contra los Vigilantes. Albert Belle empuja con fly an central a Mike Cameron.
  • 5 junio de 1998 – juego entre los Mets y los Medias Rojas. El venezolano Edgardo Alfonzo impulsa al inicialista John Olerud con fly al derecho.
  • 24 de Julio de 1998 – juego entre Marlins y Filies. El antesalista Scott Rolen conectó fly que trajo a Kirt Ojala a la goma.
  • 17 de agosto de 1998 – juego entre Mellizos y Orioles- Rafael Palmeiro bateó fly al izquierdo, con el que anota el jardinero Brady Anderson home safely.
  • 27 de julio 1999 – juego entre Rojos de Cincinnati y Dodgers. Todd Hollandsworth trae a Gary Sheffield desde segunda con fly al derecho.
  • 26 de agosto de 1998 – juego entre Cachorros y Rojos de Cinci) – fly al derecho de Gary Gaetti con el que anotó Mark Grace desde la intermedia.
  • 31 de agosto de 1998 – juego entre Mets y Dodgers, fly a lo corto del izquierdo de Mark Grudzielanek fue suficiente para que Bobby Bonilla anotara desde segunda.
  • 26 de julio de 1999 – juego entre Cerveceros y Bravos. Fly al central de Chipper Jones, y Bret Boone anotó.
  • 6 de abril de 2000 – juego entre Filis y Cascabeles, fly al central de Lenny Harris, con el que Steve Finley anotó.
  • 28 de mayo de 2000 – juego entre Cerveceros y Cascabeles. Fly de Charlie Hayes, mientras Marquis Grissom anotó. .
  • 19 de agosto 2000 – juego entre Angelinos y Yankees, en el cual los Yankees anotaron 3 sacri-fly en una entrada. Entonces Clay Bellinger conectó un fly, con el que Jorge Posada anotó.
  • 3 de abril de 2001 – juego entre Filis y Marlins. Doug Glanville conectó fly al central y Brian Hunter anotó.
  • 8 de mayo de 2001 – Rojos de Cinci contra los Cascabeles. Alex Ochoa disparó fly y empujó dos carreras cuando Jason LaRue anotó desde tercera y Donnie Sadler lo hizo desde segunda en la undécima entrada de este juego.
  • 29 de mayo de 2002 – juego entre Tigres e Indios. Fly de Jacob Cruz al central y anotación de Damian Jackson.
  • 20 de junio de 2002 – juego entre Azulejos y Dodgers. Fly al derecho de Tom Wilson y anotación del dominicano Raúl Mondesi.
  • 21 de junio de 2002 – juego entre Indios y Expos. Fly de Wil Cordero y Brad Wilkerson anotó.
  • 30 de julio de 2003 – juego entre Tigres y Marineros. Fly de Craig Monroe al derecho que impulsó a Bobby Higginson.
  • 2 de junio de 2004 – juego entre Cardenales y Piratas. Fly de Daryle Ward y anotación de Jason Kendall.
  • 27 de agosto de 2004 – juego entre Mellizos y Angelinos. Largo fly al izquierdo de David Eckstein empujador del segunda base Adam Kennedy.
  • 20 de setiembre de 2005 – juego entre Medias Rojas y Mantarrayas. Jorge Cantú conectó fly que trajo a Carl Crawford desde segunda.
  • 2014, juego de los Mantarrayas, fly de Matt Joyce y anotación de Desmond Jennings
  • 13 de agosto de 2015- juego entre los Cerveceros y los Filis. Jean Segura anotó con fly conectado por el receptor Jonathan Lucroy.

En la serie mundial de 1912 se produjo un fly de sacrificio que decidió esta serie. Fue batazo de Larry Gardner de los Medias Rojas contra los envíos del estelar Christy Mathewson de los Gigantes de Nueva York. La anotación correspondió a Steve Yerkes,  que decidió la serie y la victoria en el octavo juego de la misma.

El 17 de agosto de 2013, en juego entre los Cardenales y los Cachorros, los de St Louis llenaron las bases, Matt Carpenter produjo un fly dentro del cuadro declarado infield fly por los árbitros, el torpedero dominicano Starlin Castro fildeó la bola y no prestó debida atención a las bases, mientras el cubano-americano Jon Jay sorprendía anotando desde tercera con un elevado de sacrificio dentro del cuadro.

Diez peloteros han conectado tres fly de sacrificios en un juego desde 1954. El último en realizarlo fue José López en 2008. Los otros son Ernie Banks (1961), un conocido de la afición cubana, el receptor Russ Nixon (1965), quien jugó para el Almendares en la década de los 50, Don Mattingly (1986), Vince Coleman (1986), Candy Maldonado (1987), George Bell (1990), Chad Kreuter (1994), Juan González (1999) y Edgar Martínez (2002).

Elevados sacrificio en una temporada.png

Por dos temporadas consecutivas, un pelotero ha logrado liderar el departamento de sacri-fly en las Mayores. El receptor boricua Bengie Molina, hermano de Yadier, fue líder en 2008 y 2009, en ambas temporadas con 11 sacri-fly. En 1991, Howard Johnson de los Mets logró record de 15 elevados de sacrificio como bateador emergente, de hecho fue líder de este departamento en la liga nacional en esa temporada.

El líder máximo en sacri-fly en una temporada es el inicialista Gil Hodges de los Dodgers, con 19 en 1954. Hodges es escoltado por Roy White (17) en la temporada de 1971 con los Yankees, y Bobby Bonilla (17) en la temporada de 1996 con los Orioles. En 2001 Juan González logró 16 jugando para los Indios. Don Mattingly logró 15 con los Yankees en 1985 y J.T. Snow conectó 14 con los Gigantes en 2000. Los records para novatos son de Gary Gaetti (13) con los Mellizos en 1982 y Willie Montanez (13) con los Filis en 1971. Los máximos para bateadores ambidextros pertenecen al ya mencionado Howard Johnson (15) en la Liga Nacional y a Bonilla (17) en la Liga Americana.

Elevados sacrificio uno.png

Los líderes máximos en sacri-fly en su carrera son. Eddie Murray (128), Carl Ripken Jr. (127), Robin Yount (123), Hank Aaron (121), Frank Thomas (121), George Brett (120), Rubén Sierra (120), Rafael Palmeiro (119), Daniel Staub (119), Andre Dawson (118) y Don Baylor (115).

Elevados sacrificio 2.png

Nolan Ryan es el lanzador que más batazos de este tipo ha permitido en su carrera, con un total de 146, mientras que en una temporada el record es de 17 en posesión de Larry Gura (1983) y Jaime Navarro (1993).

En series nacionales en Cuba, el máximo de fly de sacrificio logrado en una temporada pertenece al gran Don Miguel Cuevas (11), con Granjeros, en la séptima serie nacional (1967-1968). En un juego, el liderato es de Lourdes Gurriel con 3 en la XVII temporada (1987-88). Un total de 13 bateadores han logrado dos sacri-fly en un juego, incluido el ya mencionado de José “Chivo” García. El primero de todos en lograrlo fue Tomás Soto en la II serie nacional (1962-1963).

Miguel Cuevas 2

Miguel Cuevas

Lourdes Gurriel

Lourdes Gurriel

Los máximos líderes en este departamento, de por vida, aparecen en la tabla abajo, donde se observa que los tres primeros lugares pertenecen a peloteros como Orestes Kindelán, Antonio Scull y Antonio Pacheco por este orden.

Peloteros cubanos con más elevados de sacrificios

líderes sacri-fly cuba.png

Fuentes

Baseball-almanac.com

Baseball-reference.com

Guías cubanas de béisbol

Kurkjian Tim. 2016. I’m Fascinated by Sacrifice Flies: Inside the Game We All Love. St Martin Press, Nueva York.

 

Escrito por Esteban Romero, 9 junio de 2018

El truco de la bola escondida en el béisbol

Tú aprenderás relatividad relativamente más
rápido de lo que yo aprendería beisbol
.”
Albert Einstein

La siguiente aseveración que este autor toma prestada, es muy cierta: “el beisbol es un deporte que requiere mucho ingenio, concentración y estrategia. Es un deporte sin límite de tiempo en el cuál un parpadeo te puede costar muy caro, y en el cuál nada está seguro hasta que no cae el último out.” Si alguien lo duda, basta con que se adentre en este deporte para que lo descubra y luego lo disfrute.

Una jugada que demuestra en parte la anterior afirmación es la existencia del truco de la bola escondida, que se sabe se practica desde hace tiempo. El antesalista, Bill Coughlin, quien jugó con los Senadores de Washington (1899-1904) y los Tigres de Detroit (1904- 08), es considerado el pelotero que más veces escondió la pelota con éxito. Se dice que lo hizo siete veces.

Willie Kamm, antesalista entonces de los Medias Blancas de Chicago y considerado un maestro de este truco, el 30 de abril de 1929, en juego, donde los Indios de Cleveland tenían a Charlie Jamieson en primera y Johnny Hodapp en segunda, con Carl Lind conectando batazo por el campo corto. Hodapp intentó anotar, pero quedó atrapado en un round down entre el antesalista y el receptor. Jamieson avanzó a tercera. Kamm recuperó la pelota y tocó a los dos corredores, con lo cual el árbitro declaró out a Hodapp. Kamm luego escondió la pelota bajo su brazo y esperó a que Jamieson saliera de la base. Cuando lo hizo, Kamm lo tocó para completar el triple play.

Entre los más avezados en este tipo de jugada se encuentra el inicialista Dave Bergman, hombre que cuando recibía el viraje del lanzador, simulaba su devolución cuando en realidad la pelota estaba en su mascotín, por lo que bastaba que el corredor se moviera un pasito para que lo sacara out. Ese tipo de jugada este autor le vio realizar en una ocasión al inicialista Luke Easter con los Bisontes de Buffalo de la Liga Internacional en juego contra los Cubans en el estadio del Cerro.

Bola escondida.png

El defensor de la segunda base Marty Barrett de los Medias Rojas, fue otro de los que sabía hacer bien el truco. Recibía el tiro de los jardines, con hombre sobre la segunda almohadilla, e igualmente simulaba su transferencia al lanzador. La pelota estaba escondida en su guante, por lo que un pasito del corredor y el out se cantaba para suerte de su equipo.

Dos otros antesalistas han sido buenos en el manejo de este truco, uno fue Matt Williams, que jugara buena parte de su carrera con los Gigantes y luego con el Arizona. Williams en dos ocasiones le pidió al corredor en tercera se bajara de la base para limpiar la almohadilla, mientras la pelota estaba escondida en su guante. El resto de lo sucedido no es difícil de imaginar. El otro fue el boricua, hijo de cubanos, Mike Lowell, quien recibía la pelota de los jardines, se hacía el desentendido y diez segundos después sorprendía al corredor fuera de la tercera almohadilla. Lowell también realizó el truco dos veces.

En Cuba el maestro de la bola escondida fue el gran Félix Isasi Mestre, defensor de la segunda base en equipos matanceros y durante años del equipo Cuba. Isasi tenía la maña de esconder bien la bola, que ningún jugador la veía. Isasi afirmó que su primera víctima fue uno de los hermanos Sánchez, Felipe. La jugada consistía en coger la pelota y con la misma dirigirse a la lomita, simulaba que se la entregaba al pitcher y entonces la escondía en el guante. Luego regresaba a solo metros de segunda y el lanzador flotaba la pez rubia, y entonces cuando el corredor se movía Isasi corría para tocarlo y ponerlo out.

Félix Isasi

Félix Isasi

El matancero realizó esta jugada varias veces y en dos ocasiones en eventos internacionales. La primera vez fue en la novena entrada del juego decisivo entre los equipos Cuba y EE.UU. en los juegos panamericanos de Winnipeg (1967). Lanzaba Manuel Alarcón por Cuba, el que solo había permitido un indiscutible a la artillería estadounidense. El juego iba empatado a 1. Ray Blosse recibió base, vino una lluvia que retrasó el juego durante 15 minutos. Reanudado el desafío, Mark Marquess se sacrificó y avanzó a Blosse, el jardinero Jack Kraus fue pasado intencionalmente para forzar el doble play, pero el segunda base Mike Lisetski disparó sencillo y las bases se llenaron. Isasi fue entonces que se acercó a Alarcón y tomó disimuladamente la pelota. En cuanto Blosse avanzó, Isasi vino y lo tocó, pero el árbitro norteño en segunda base no cantó el out y la protesta, con razón, no se hizo esperar, la que no prosperó. Supongo que el árbitro haya dicho que había tiempo o que Alarcón no estaba en posición correcta. En fin, que aquella adversidad le costó el juego y el título al Cuba, ya que el jardinero George Greer disparó sencillo al derecho para sentenciar la victoria estadounidense de 2-1 sobre el equipo Cuba.

Alarcón no se pudo desquitar de esta derrota, pero Isasi sí lo hizo en ocasión del campeonato mundial disputado en Barranquilla-Cartagena, Colombia, en 1970. Manuel Hurtado había relevado al abridor Changa Mederos en la tercera entrada después que los estadounidenses le anotaran dos carreras para poner el juego 4-2. A Hurtado le anotaron una carrera en el quinto por doblete impulsor del jardinero izquierdo Sam Ewing. Fue entonces que entró Isasi y volvió a tomar la pelota. El matancero a su regreso a Cuba, declaró en la TV, que una vez tomada la bola, le dijo a su manera al árbitro cubano Iván Davis, el que estaba sirviendo en el jardín derecho, que tenía la bola. El lanzador cubano se movió con desdén y alejado de la caja de pitcheo, Ewing adelantó y esta vez fue fatal, Isasi llegó y lo tocó, mientras Davis cantaba el out aproximándose a la posición. El árbitro de segunda no cantó nada. El alto mando del equipo de EE.UU. protestó la jugada y el juego, lo cual se decidió a favor de Cuba una vez concluido el partido. La jugada era legal en toda regla como también lo había sido en Winnipeg 1967. Davis declaró que en esa reunión posterior a la finalización del juego, tuvo que discutir fuerte con algún que otro árbitro sobre la legalidad del truco de Isasi.

Para que la jugada tenga éxito, sobre todo cuando algún infielder tiene la bola después de alguna conferencia en el montículo, el lanzador no podrá montarse en la caja de pitcheo, ya que de hacerlo y no estar en posesión de la bola, se cantaría balk de acuerdo a la regla 8.05 (i). Igualmente no puede haber tiempo pedido, la situación tiene que ser de play ball.

Fuentes

Anon. 1971. Béisbol-1970, Guía Oficial Cubana. Ediciones deportivas, La Habana.

Anon. 2007. Boston Red Sox – Lowell isn’t hiding his feelings on trick play. The Boston Globe, June 13.

Baseball-reference.com

Martínez Marino. 2015. El legendario pelotero cubano Félix Isasi, el hombre de la bola escondida. El Nuevo Herald, 17 mayo. http://www.elnuevoherald.com/deportes/article21250626.html

Munzel Edgar. 1956. Kamm-ouflage!. Baseball Digest, November, Vol. 15, No. 10.

 

Escrito por Esteban Romero, 7 junio de 2018

El misterio de la durabilidad de los lanzadores japoneses en la MLB

Cada día es una nueva oportunidad. Puedes construir sobre el éxito de ayer
o poner tus fracasos en el pasado y empezar de nuevo. Así es la vida, con un
nuevo juego cada día y así es el béisbol
.”
Bob Feller

Es cierto que la mayoría de los lanzadores y otros peloteros japoneses llegan a las ligas Mayores de EE.UU. ya hechos y con años experiencia. Sin embargo, hay algo que llama la atención y es lo poco que duran muchos de estos lanzadores, los que vienen acompañados de éxitos en las ligas de su país.

En Cuba se ha oído bastante hablar de cómo los lanzadores japoneses entrenan. Los peloteros cubanos que han jugado o juegan allí, saben las formas de entrenamiento incluido el pitcheo. Recordemos a Omar Linares hablar de las 200 pelotas tiradas diariamente por los serpentineros japoneses, algo que uno puede tener sus dudas de su eficiencia en el orden físico y hasta psicológico. No obstante, son sus prácticas y sus mañas. No es lo mismo el béisbol japonés que el de las Mayores, hay sus diferencias y no pocas.

Veamos, con sus excepciones, generalmente los lanzadores japoneses lanzan a menos velocidad que los estelares norteamericanos u otros de la MLB.  El problema de la velocidad usualmente tratan de resolverlo con una pausa distinta en la liberación de la pelota al home, igualmente tienen un repertorio variado a base de lanzamientos de rompimiento. Hideo Nomo lanzaba así y desesperaba a todos, bateadores, directores y árbitros en la MLB. En las Mayores no se lanza tenedor, en Japón aún se usa, de nuevo Nomo fue un ejemplo en el uso de este lanzamiento. La split finger es también parte de esos lanzamientos y era parte del repertorio de Nomo,  además del llamado Eephus (nada en hebreo), el que consiste en un lanzamiento a poca velocidad que saca de paso a muchos bateadores.  En Japón, la zona de strike es algo más amplia que en la MLB, lo cual crea algún problema cuando el lanzador nipón llega a la MLB.

Hideo Nomo

Hideo Nomo

Hay también otras diferencias que vienen desde el béisbol escolar en Japón. Por ejemplo, los llamados maratones de pitcheo en las escuelas superiores. Leía hace unos días, que el derecho Daitsuke Matsuzaka, igualmente conocido como Dice-K, llegó a lanzar 250 pelotas en un juego de 17 innings en 1988, pero que un día antes había tirado la barbaridad de 148 lanzamientos. Eso era cuando tenía 18 años. Masahiro Tanaka lanzó también 180 entradas a la edad de 18 años en las competencias escolares de su país. Otro ejemplo más reciente fue el de Tomohiro Anruku lanzando 772 pelotas en la final de play off de 2014 en iguales torneos. Anruku tenía entonces 16 años.

Daitsuke Matsuzaka

Daitsuke Matsuzaka

Por lo relatado, no parece que en Japón le presten mucha atención al asunto del número de lanzamientos, ni de poner límites a esas prácticas. Tampoco es difícil adivinar que un lanzador de 25 o 26 años llega del Japón a las Mayores con una carga que a la larga limita su efectividad y longevidad en la MLB. En Japón se usa la rotación de seis abridores, algo que con la excepción de Dave Roberts, manager de los Dodgers e hijo de madre japonesa, no se practica en la MLB, incluso se resisten a esa idea la mayoría de los timoneles. La realidad es que el número de lanzadores que deben someterse a la cirugía Tommy John es reducido en Japón, por lo que el día extra de descanso para el lanzador ayuda a preservar su brazo. Los directores en la MLB se resisten a esta rotación por las nóminas limitadas a 25 peloteros.

El que suscribe no cree que el asunto esté en la rotación, quien haya visto pelota de las Mayores en la década de los 50, sabe que muchos estelares entonces, que lo serían hoy nuevamente, se cansaban menos y eran pocos los que tenían que abandonar la carrera de pitcheo por dolores en el brazo. Ni siquiera Tommy John había entonces nacido. Lanzaban cada cuatro días y rendían enormemente. En otro momento será menester retomar el tema más ampliamente. Por ahora hablemos de los nipones.

El primer lanzador nipón en jugar en las Mayores fue el zurdo Masanori Murakami con los Gigantes, el que solo lanzó en dos temporadas, con registro de 5 victorias, 1 derrota y 9 salvados, PCL de 3.43. Después de él han jugado otros 50 serpentineros japoneses. El que más ha durado ha sido el estelar Hideo Nomo, el cual lidera varios departamentos entre los lanzadores de su país en Grandes Ligas (tabla 1). Nomo llegó a la Liga Nacional cuando tenía 26 años, lanzó a lo largo de 12 temporadas en el período de 1995-2005 y con regreso breve en el 2008. Fue novato del año en la Liga Nacional en 1995, lanzó en ambas ligas, fue líder en ponches propinados en dos temporadas, 1995 (236) en la Liga Nacional y 2001 (220) en la Americana. Su WAR es realmente impresionante y fue sin dudas un lanzador sobresaliente en las Mayores.

Tabla 1 lanzadores japoneses

No obstante, existe otra realidad y no es precisamente de éxito entre los lanzadores del país del sol naciente. Varios de ellos han tenido que someterse a intervenciones Tommy John, entre ellos Daisuke Matsuzaka, Tsuyoshi Wada, Kyuji Fujikawa y Yu Darvish. Además Masahiro Tanaka y Koji Uehara no han sido intervenidos quirúrgicamente, pero han sido dados de baja por largos períodos de tiempo debido a distintas dolencias. Tanaka fue dado de baja en su año como novato debido a ruptura de ligamento, lo cual no requiere cirugía.

Relevistas japoneses en MLB

Daisuke Matsuzaka, en su quinto año en las Mayores tuvo que someterse a la Tommy John, pero si bien muchos lanzadores regresan bien y sin mayores problemas, a Dice-K no le fue así y al final tuvo que regresar a jugar con el Softbank Hawks en Japón. Yu Darvish no parece haber recuperado la efectividad inicialmente mostrada en sus años con los Vigilantes. Uehara regresó igualmente a la Liga Central de Japón y lanza en el Yomiuri. Kyuji Fujikawa tuvo un paso breve por las mayores y ahora lanza para su equipo en Japón, los Tigres Hanshin en la misma Liga Central. El zurdo Wada fue un ave de paso en los Cachorros, hasta el pasado año 2017 lanzó para el Softbank.

Kasuhiro Sasaki

Kasuhiro Sasaki

El agotamiento del brazo y los problemas de salud del mismo son una cosa, pero otra es la pérdida de eficiencia, y eso es lo que se está viendo en estos momentos con el derecho Kenta Maeda de los Dodgers. Raro es el juego en el que no es bateado con fuerza, de aquellos buenos juegos de la temporada de 2016 queda solo el recuerdo.

Shohei Ohtani ha debutado en 2018, veremos que rinde a lo largo de la temporada como lanzador. Tiene la ventaja de ser un excelente bateador, por lo que si no triunfa en el montículo, lo podrá hacer en la caja de bateo.

 

Escrito por Esteban Romero, 6 mayo de 2018, con información estadística extraída de baseball-reference.com

 

La labor del “Caballero” Alejandro Oms en las Ligas Negro y otras del Caribe

La diferencia entre lo posible y lo imposible
está en la determinación de la persona
.”
Tom Lasorda

Alejandro Oms con el Habana.png

El estreno de Alejandro Oms en la pelota de más nivel no fue en la profesional cubana sino en el equipo itinerante Cuban Stars, propiedad del cubano-americano Alex Pompez, en 1917. Según se sabe, el equipo entonces jugó 18 partidos durante el período del 13 de mayo al 9 de setiembre. En ese conjunto Oms patrulló el jardín izquierdo y alineaba como quinto o sexto al bate. Al termino de esa estancia en el área de la ciudad de Nueva York, donde jugó el equipo, Oms regresó a Cuba para jugar en torneos independientes. Como ya se dijo, su debut en la profesional cubana fue en 1922.

El regreso del Caballero a los EE.UU. fue en 1921, nuevamente en conjunto itinerante de Pompez como propietario y manager del conjunto. Si bien en 1917 bateó para pobre promedio de .242, esta vez si promedió .486 y con elevadísimo slugging de .919. En 37 veces al bate conectó siete extrabases (2 dobles, 1 triple y 4 jonrones), además de impulsar 15 carreras. En 1922 el llamado Cuban Stars continuó con su rumbo itinerante, mientras que Oms bateó para .391. en 11 juegos.

En 1923 fue cuando el Cuban Stars fue aceptado como equipo de la Liga Oriental de Color. Junto a Oms jugaron otras estrellas cubanas como Pablo “Champion” Mesa y Bernardo Baró. Las Estrellas ganaron 23 juegos y perdieron 17 para quedar en segundo lugar. El campéon fue entonces el Hilldale de Ed Bolden. Los Cuban Stars jugaron 20 desafíos en los que Oms promedió .367 con 11 extrabases.

En 1924 la suerte no les acompañó a los Cuban Stars, al quedar en el sótano de la liga, 17 victorias y 31 derrotas, así y todo, el Caballero bateó para .325 y conectó 11 extrabases. Al siguiente año el equipo mejoró algo, pero siguió siendo de segunda división. Oms se mantuvo una vez más sobre los .300. En 1926 las Estrellas quedaron en cuarto lugar, donde hay discrepancias sobre el promedio final de Oms, unas fuentes dan .301 en 103 veces al bate y otras .342 en 73 veces al bate. Ese es y sera siempre un problema, o sea las estadísticas de las Ligas Negro. No hay porque dudar que muchos juegos se hayan escenificado sin anotador oficial. Muchos de esos peloteros jugaban como fuera con tal de comer, así que llegado el caso, el asunto era jugar y ganar algo, si había o no anotador no era de prioridad para ellos. Esto es de recalcar para aquellos que pretenden utilizar sabermetría en ausencia de estadísticas fiables en esa pelota del pasado.

Una nueva mejor tuvieron los Cuban Stars en 1927 al lograr el tercer puesto de la liga. Oms bateó para .318 en 170 veces al bate, otra fuente informa que bateó .348 en 132 veces al bate, lo que corrobora lo dicho anteriormente.

En 1928 la liga Oriental desapareció y los Cuban Stars se marcharon temprano de la contienda con record de 4 ganados y 3 perdidos. No obstante, el equipo recuperó su condición anterior de itinerante y lograron jugar un buen número de partidos posteriormente. Se sabe que Oms bateó ampliamente sobre los .300 en estos juegos.

Los Cuban Stars jugaron en varias ligas negro entre 1929 y 1932. En 1929 cuando todo parecía indicar que Oms jugaría nuevamente con este conjunto, él y otros peloteros cubanos, además del dominicano Tetelo Vargas, no llegaron a tiempo al entrenamiento primaveral de abril en Florida, lo que se tradujo en la suspensión del equipo en la Liga Negro Americana, todo un descalabro económico para Alex Pompez.  Finalmente Oms se fue a jugar con el Escogido de República Dominicana, donde le pagaron mil pesos al mes.

En 1930 Oms volvió con los Cuban Stars ahora en manos de Nat Strong. El equipo jugó como itinerante en el Nordeste de EE.UU., Oms entonces bateó sobre los .340 de promedio ofensivo.

Entre 1931 y 1933 Oms volvió a jugar con las Estrellas de Nat Strong, que lograron insertarse en la Liga Negro Americana, entonces con cuatro equipos. Fue en 1931 cuando el Caballero sorpresivamente bateó para pobre .179. Los que le conocieron en aquella época, afirman que el villareño estaba lesionado. No obstante, el rumbo de los Cuban Stars continuó incierto, un día en una liga, otro día en otra, pocos juegos. Lo que sí está claro es que Oms volvió a ser el bateador eficiente de siempre y que lo sucedido en 1931 fue un percance momentáneo.

Alejandro Oms y los NY Cubans

Su última temporada en circuitos de Ligas Negro fue en 1935, esta vez integrando el nuevo equipo de los New York Cubans. Nat Strong había muerto, y Alex Pompez volvió para crear este nuevo conjunto, que fue integrado a la Liga Nacional Negro. El equipo terminó tercero al final de la contienda, Oms bateó .361 y participó en el juego de Todos Estrellas Este-Oeste, en el que bateó de 4-2 con una anotada.  Hasta aquí llegó la actividad del villareño en las Ligas Negro, donde fue, sin lugar a dudas, uno de los mejores bateadores de todos los tiempos. Las investigaciones sobre sus numeritos en estas ligas indican que su promedio fue de .337 producto de 428 incogibles en 1271 veces al bate en un total de 304 juegos. No obstante, esa es una fuente, y la tabla adjunta da otras estadísticas, pero siempre positivas para el cubano.

Ya entrado en la década de los 30, Oms jugó en la pelota venezolana. Su primera cita en la pelota de este país sudamericano fue cuando su equipo, el Almendares, jugara una serie en 1934, donde participaron los conjuntos locales Concordia y Santa Marta, y estrellas de Puerto Rico. El Concordia era un equipo fuerte, en el militaban el receptor Josh Gibson, el dominicano Tetelo Vargas y el cubano Martín Dihigo. El Almendares vino con su trabuco usual: José María Fernández, Cando López, Lázaro Salazar, como para volver loco al mejor de los lanzadores. Oms aquí bateó para .538. Al finalizar esta serie el villareño integró las estrellas de Puerto Rico para una bilateral con el Concordia, y al final se quedó jugando para este equipo venezolano.

Stats Alejandro Oms en Ligas Negro

En la Federación Venezolana de Béisbol, Oms jugó para los equipos de Concordia (1934), Concordia/Santa Marta (1935), Santa Marta 1936), Senadores/Centauros (1937), Vargas (1939), Estrellas de Chacón (1942) y Magallanes (1944). En esas temporadas sus principales logros fueron batear sobre los .400 en las temporadas de 1934 y 1935, en 1936 se llevó el liderato de bateo con .436 de promedio ofensivo, en la de 1937 bateó respetable .368 y en 1939 volvió a llevarse el liderato de bateo con .474 de promedio. Para rematar, con el Magallanes en 1944, en el ocaso de su carrera y con pérdida de visión de un ojo, Oms bateó para .306.

En el período de 1938-39 Oms fue invitado a jugar en la nueva liga invernal de Puerto Rico con el equipo de Guayamas, donde estableció record de 6 hits en un juego, el mismo que él dejó establecido en la profesional cubana. En esa temporada disparó 28 incogibles en 58 veces al bate para promediar astronómico .465. Su equipo, en el cual jugaban Tetelo Vargas y Perucho Cepeda Sr., se llevó el triunfo al lograr 27 victorias con 12 derrotas.

La salud de Alejandro Oms en la década de los 40 fue languideciendo, mucho jugó y deleitó a los aficionados, pero eso no evitó su pobreza. Cuando en 1945, vistiendo la franela del Cienfuegos dirigido por su amigo, Adolfo Luque, se enfrentó a dos estrellas del montículo, “Natilla” Jiménez y Agapito Mayor, al primero le trabajó una base, pero el segundo lo ponchó, quizá el ponche de menos mérito del sagüero, ya que su coterráneo pilongo ya no veía de un ojo, su físico era completamente famélico. El 5 de noviembre de 1946 (algunas fuentes erróneamente afirman que Oms murió el 9 de noviembre) fallecía esta estrella del béisbol en el sanatorio de la Esperanza en la Habana, padecía de tuberculosis y había regresado del extranjero completamente débil. Sus restos fueron luego sepultados en el cementerio de Santa Clara.

En 1944 Oms fue electo al salón de la fama del béisbol cubano. Lástima que su nombre no aparezca exaltado en el salón de la fama de Venezuela, el que fuera inaugurado el 18 de abril de 2002. En Santa Clara hay una calle de poca importancia que lleva su nombre. Hubo también un intento de darle su nombre al entonces estadio de Santa Clara en la década de los 50, pero nada de esto llegó a prosperar. Se construyó un nuevo estadio en 1964 en Santa Clara, que bien podría haber llevado su nombre, pero se le bautizó como Augusto César Sandino, quien tiene sus méritos y glorias en su país, pero nada que ver con el mundo de la pelota. Es cierto que en la casa donde naciera Oms, San Cristóbal # 86, ahora ocupada por un sindicato, se instaló una tarja a la memoria del gran pelotero y más tarde fue electo entre los 100 atletas cubanos del siglo XX.

Tarja de Alejandro Oms

Tarja en memoria a Alejandro Oms en Santa Clara

En mayo de 2000, el diario “La Prensa” en Nueva York publicó la encuesta realizada a petición del cronista venezolano Juan Vené, donde Oms aparece como uno de los grandes peloteros cubanos de Todos los Tiempos y de Latinoamérica, además de los más completos en el ámbito beisbolero.

Hace más de una década el que suscribe leía un artículo de un especialista estadounidense de béisbol, cuyo nombre no recuerda, que proponía realizar una nueva exaltación de peloteros de las Ligas Negro, tal y como se realizó en el 2006, que llevó a figuras como Cristóbal Torriente y José de la Caridad Méndez al sitial de Cooperstown. En la nueva lista de peloteros propuesta aparecía el nombre de Alejandro Oms.

Esperemos que estos reconocimientos le lleguen algún día a Oms. Como dijera José Martí: “A puerta sorda hay que dar martillazo mayor, y en el mundo hay aún puertas sordas.”

Fuentes

 

Escrito por Esteban Romero, 11 mayo de 2018

El “Caballero” Alejandro Oms y su desempeño en la liga profesional cubana

Mi oficio es jugar a la pelota, y mi deber es batear
(…) si la pasan por encima de home, yo la bateo
”.
Alejandro Oms

Alejandro Oms

Hablar sobre Alejandro Oms es obligado en el tema del béisbol. No le vi jugar, pero tuve la suerte de tener parientes y vecinos que si le vieron. Costumbre africana, no hay escritos de muchas cosas, no existía ni alfabeto, pero lo sucedido se trasmite de generación en generación. Y aquí ese es el caso. Como me lo trasmitieron, es deber trasmitirlo a otros aficionados al béisbol.

Quien más me habló de Oms fue un vecino que me hizo conocer los nombres de Oscar Charleston, Henry Lloyd o de Papa Cool Bell. Era un cubano, que en los años 20 trabajaba como técnico en la compañía telefónica y viajaba a varios países de América del Sur a dar sus servicios en esta materia. Pues ese vecino me decía que no sabía si Oms o Charleston era el mejor jardinero central que haya visto jugar en la profesional cubana. Hoy en día me llama la atención que no me haya dicho mucho sobre Cristóbal Torriente, que fue, sin lugar a dudas, el mejor jardinero cubano en esa época. Quizá le pasó a él con Oms lo mismo que a este autor con Cachirulo Díaz, muy impresionado con el fildeo de este jardinero, siempre lo tengo entre lo mejor que haya visto jugar en el jardín central.

Volviendo con Oms y Charleston, a ambos el vecino se refería como linces en las bases, excelentes bateadores y fildeadores de los buenos y sin mucho aspaviento. El batazo salía y ya cualquiera de ellos se movía en la dirección justa para llegarle a esas conexiones. Es cierto que los expertos siempre dijeron que Oms era pelotero de cuatro herramientas, ya su fuerza en el brazo no era nada grande. El amigo sí me hablaba de una condición no muy usual en los peloteros de entonces y de ahora, la caballerosidad de Oms en el terreno, incapaz de protestar un conteo o de hacerle alguna mala acción al árbitro o a pelotero rival.

Francisco Alejandro Oms Cosme nació el 13 de marzo de 1895 en Santa Clara, aunque algunas fuentes citan que el pilongo había nacido en igual fecha de 1896. Nació y se crió en el seno de una familia negra pobre, de tres hermanos, cuyo padre, Ricardo Oms, era herrero de profesión. El niño Alejandro, como todo cubano, debe haber jugado pelota de manigua, taco y probablemente cuatro esquinas. Sus hermanos fueron también peloteros. Tito era receptor y Eleuterio jugaba la tercera base. Los tres llegaron a jugar en un equipo llamado Tosca. Alejandro llegó a medir 175 cm y comenzó a jugar con equipos de nombres raros, Chicago y Boston. Lo más probable en que ya en ese momento haya sabido que su juego era en los jardines, sobre todo el central. Sus siguientes conjuntos fueron el Pastora y Dobarganes. Así se mantuvo hasta 1922 cuando debutó en la liga cubana de béisbol vistiendo el uniforme de los leopardos de Santa Clara. Oms era zurdo y jugó desde entonces la pradera central.

Aquel equipo venía dirigido por Agustín Molina, cubano-americano, nacido en Cayo Hueso en 1873, el que jugó la inicial y la receptoría en equipos cubanos y en las ligas negro. El Santa Clara estaba plagado de figuras destacadas cubanas y afro-estadounidenses, entre ellos  Julio Rojo, Eustaquio Pedroso, Matías Ríos, Frank Warfield, Oliver Marcelle, Dave Brown y Bill Holland, pero lo mejor de todo fue que Oms llegó a integrar el mejor trío de jardineros que se haya visto en aquella época: el mismísimo Charleston y el cubano Pablo “Champion” Mesa. Aquel conjunto quedó en el sótano y se retiró tempranamente de este torneo. Debutaba el Marianao y vencía bajo la guía del bigleaguer cubano Baldomero Acosta. En el momento del retiro del Santa Clara, Oscar Charleston bateaba para promedio de .446 y Oms para .436.  Esta temporada tuvo el honor de haber visto el debut de Oms pero también del más grande de todos los tiempos, Martín Dihigo, en el equipo Habana.

El trío de la excelencia en los jardines Pablo Champion Mesa, Oscar Charleston y Alejandro Oms

El trío de la excelencia en los jardines: Pablo “Champion” Mesa, Oscar Charleston y Alejandro Oms.

Otra cosa sucedió en la temporada de 1922-23, los leopardos vinieron para ganar, cuya nómina tuvo algunos peloteros de calidad añadidos. Al trío de Oms-Charleston-Mesa se integraba Esteban “Mayarí” Montalvo, hombre de fuerza al bate; en la receptoría estaba también el experimentado Frank Duncan, mientras que el campo corto era defendido por Walter “Dobie” Moore y la inicial por Oscar Johnson. El staff de pitcheo recibía a los cubanos Pedro Dibut y José de la Caridad Méndez, y a Rube Currie.  Fue una temporada en la que Oscar Charleston se destacó como líder en anotadas (59), bases robadas (31), slugging calculado por el autor (.537) y promedio ofensivo de .375. El líder de bateo fue Oliver Marcelle (.393) seguido muy de cerca por el torpedero Dobie Moore (.386) y el mismo Oms (.381), quien entre sus 53 hits en 139 veces al bate logró 13 extrabases (7 dobles, 4 triples y par de jonrones).

En 1924 se escenificó el torneo Gran Premio, iniciado tres días después de terminado el anterior, en el cual los leopardos se llevaron el triunfo por un pelito. Fueron 25 juegos, Oms bateó para .290, mientras que Charleston (.375) y Cristóbal Torriente (.377) discutían el título de bateo.

En 1924-25 los leopardos vinieron con algunas de las figuras conocidas, excepto Charleston. En esta temporada Oms se coronó campeón de bateo con promedio de .393, aventajando al cienfueguero Cristóbal Torriente (.390) del Habana. Entre los 57 incogibles de Oms, se incluyen 13 dobles, 4 triples y 1 jonrón. No obstante, su equipo se vio tan mal que su dueño, Abel Linares, debido a la poca asistencia de la afición al Boulanger de Santa Clara, decidió llevarlo a Matanzas. Al final este híbrido de Santa Clara/Matanzas superó al Marianao, ocupante del sótano.

En 1925-26 no hubo leopardos en la temporada, de esta forma Oms pasó a jugar con el San José junto con su compañero Pablo Mesa, conjunto ocupante del sótano, Oms bateó para .324, incluido 7 dobles y 2 triples. El líder de bateo fue Jud Wilson con .430. En la catastrófica temporada de 1926-27 Oms jugó poco con el llamado Cuba, así y todo promedió para .500 (de 18-9). En 1927-28 integró el campeón Habana, con el que bateó para .324. Jud Wilson volvió a repetir el campeonato de bateo con promedio de .424. Los logros de Oms aumentaron en la de 1928-29, jugó con el campeón Habana, estuvo 30 juegos consecutivos bateando de hit, en uno de esos juegos conectó 6 indiscutibles, ambos records en la profesional cubana, y promedió .432, igualmente record. Oms fue líder en esa temporada en hits (76) y dobles (18). El villaclareño no se detuvo en la temporada de 1929-30, integró nuevamente el Santa Clara y volvió a llevarse el título de bateo (.380). Su equipo con Molina de timonel perdió el campeonato con el Cienfuegos dirigido por Pelayo Chacón.

En 1930 la situación política del país con el machadato hacía casi imposible la realización de torneos largos. Primero hubo uno de cuatro juegos, que ganó el Almendares. Oms jugó con los leopardos y bateó para .286, luego vino otro campeonato corto, donde el llamado Almendarista se coronó campeón. Oms jugó para el Habana e increíblemente bateó por debajo de los .200. Cualquiera tiene un desliz, pero Oms, con el Habana, lo arregló todo en la temporada de 1931-32 cuando quedó de líder en anotadas (28), en hits (44), jonrones (3), bases robadas (14), con promedio ofensivo de .389 superado por Ramón Couto (.400) del Almendares.

En la campaña de 1932-33 la situación era difícil en extremo en el país, por lo que fue una temporada sin epílogo real, no hubo serie extra. Habana y Almendares terminaron abrazados, ambos distantes del sótano ocupado por el Marianao. Oms integró el Habana, donde bateó para .368. Miguel Ángel González, receptor y manager de su equipo, se coronó entonces campeón de bateo con .432. En 1934-35 Oms estuvo ausente, pero en 1935-36 volvió con sus adorados leopardos y bateó .311, incluido 10 dobles, 3 triples y par de jonrones. Su equipo arrasó y terminó a 6 de ventaja del Almendares. En la temporada de 1936-37 nuevamente Oms estuvo ausente, pero no así en la de 1937-38 cuando los leopardos volvieron a coronarse campeones. Fue una temporada con dos héroes afro-estadounidenses, Sam Bankhead al bate y Raymond “Jabao” Brown en el pitcheo, ambos con el Santa Clara. Oms no se quedó atrás, bateó .315, incluido 2 dobles y 2 jonrones. La siguiente campaña fue triunfo nuevamente para los leopardos, donde extrañamente Oms no apareció.

En la de 1939-40, el villareño jugó para el campeón Almendares, pero con escaso promedio de bateo (.228), con solo dos extravases/dobles. En la temporada siguiente (1940-41) compartió faenas con el Almendares y el campeón Habana, donde su promedio ofensivo fue de  .235. Realmente el gran pelotero cubano estaba en el ocaso de su vida en la profesional cubana.

Alejandro Oms en 1942

La despedida de Oms en esta liga tuvo lugar en el inicio de la temporada de 1945-46. La idea fue de su amigo Adolfo Luque, quien lo trajo a la nómina del equipo. Por un lado, la incorporación ayudaría a Oms a mejorar algo su vida ya precaria, por otro era como rendir homenaje a un hombre que deleitó a toda la afición cubana con sus fildeos, batazos, corrido de bases, jugando la pelota con el debido decoro y empeño. El 12 de octubre de 1946, en el estadio de la Tropical, Oms se enfrentó a los envíos del conocido Pedro “Natilla” Jiménez, al que le trabajó una base. Al siguiente día le tocó batear frente al zurdo Agapito Mayor del Almendares, el que no tuvo piedad de Oms y lo ponchó. Los lanzadores adversarios probablemente no supieran que Oms ya entonces no veía de un ojo. Fue la última vez que se vio jugar al Caballero Oms en la liga cubana de béisbol. Los que le vieron ese día, cuentan que el Caballero era una triste sombra de lo que había sido en el pasado, completamente famélico.

Stats Alejandro Oms

Los records de Oms en la liga cubana fueron los siguientes:

  • Tercer bateador con más alto promedio (.345). Estrictamente en la liga profesional cubana, sin incluir los 3 torneos independientes, Oms bateó para .394 (ver tabla adjunta)
  • Fue cuatro veces líder en slugging: 1924-25 (.559), 1928-29 (.619), 1930 (.572) y 1930-31 (.592).
  • Quinto en carreras anotadas (373). En la liga profesional anotó 331.
  • Sexto en triples (35). En 16 temporadas exactas, sin añadir las tres en torneos independientes, Oms bateó 33 triples.
  • Octavo en dobles (99). De igual manera son 96 dobles.
  • En 12 temporadas bateó por encima de los .300.
  • Tres veces líder de los bateadores: 1924-1925 (.393), 1928-1929 (.432) y 1929-1930 (.380), dos de ellos de manera consecutiva.
  • En 1928-1929, resultó el Jugador Más Útil a su Club.
  • 1931-1932: líder en bases robadas (14).
  • Tres veces encabezó los dobles: 1924-1925 (13), 1928-1929 (18) y 1932-1933 (4).
  • Líder en hits en 1928-1929 (76) y 1931-1932 (44).
  • 1928-1929: 1ro. en veces al bate (176) y carreras anotadas (38),
  • Electo al Salón de la Fama del béisbol profesional en 1944.

Oms tuvo su historia en Cuba, pero también tuvo otra en las Ligas Negro y en las invernales de los países del Caribe, lo cual se relatará en una siguiente entrega.

Fuentes

 

Escrito por Esteban Romero, 10 mayo de 2018

Peloteros destacados de las provincias orientales de Las Tunas, Holguín y Granma

No importa cuán buen manager seas,
siempre vas a perder un tercio de los juegos;
no importa cuán mal manager seas,
siempre vas a ganar un tercio de los juegos;
es el otro tercio el que hace la diferencia
.”
Tom Lasorda, ex pelotero/manager MLB

 Símbolos Las Tunas, Holguín, Granma

Anteriormente se había publicado artículos sobre peloteros destacados en las provincias actuales de Guantánamo y Santiago de Cuba, por lo que es necesario ahora dar los nombres de todos aquellos peloteros de las restantes provincias orientales, que han brillado de una manera u otra en los terrenos dentro y fuera del país.

I. En Grandes Ligas y Ligas Japonesas

Pedro “Preston” Gómez, 2B- SS- Dir., nació el 20 de abril de 1923 en el Central Preston, provincia de Oriente y murió el 13 de enero de 2009 en Los Ángeles. Medía 178.5 cm. Jugó: Cienfuegos (1944-45), Marianao (1945-46, 1947-48). Asociación Americana AAA- Molineros Minneápolis (1944), Mud Hens Toledo/Senadores Charleston (1952). Liga Internacional AA – Bisontes Buffalo (1945). Liga Internacional Florida B – Havana Cubans (1953). Liga Internacional Occidental A- Osos Yakima (1954). Grandes Ligas- Senadores Washington (1944). Es el jugador cubano No. 32 en jugar en Grandes Ligas. Dirigió: Liga Mexicana AA- Diablos C. México (1957-58). Liga Internacional AAA -Cuban Reyes Azúcar (1959, campeón de la pequeña serie mundial), Virginianos Richmond (1963-64). Liga Invernal Venezuela- Tiburones de la Guaira (1972-74). Liga Costa del Pacífico AAA- Indios Spokane (1960-62). Grandes Ligas – Padres San Diego (1969-72), Astros Houston (1974-75), Cachorros Chicago (1980). Segundo cubano en dirigir equipos de Grandes Ligas.

Julio González, lanzador derecho, su nombre es Julio Enrique, conocido en Cuba como Figuritas y como Julio en EEUU, nació el 20 de setiembre de 1920 y murió el 15 de febrero de 1991 siempre en Banes. Medía 178 cm. Jugó: Unión Atlética Amateur- Deportivo Cárdenas (1945-47). Liga Profesional- Marianao (1949-50). Liga Internacional Florida B- Havana Cubans (1948-50). Grandes Ligas – Senadores Washington (1949). Es el pelotero cubano No. 44 en jugar en Grandes Ligas.

Felo Ramírez, narrador-comentarista, nació el 22 de junio de 1923 en Bayamo y murió el 21 de agosto de 2017 en Miami. Fue uno de los narradores-comentaristas más destacados del béisbol en el ámbito mundial y muy especialmente para la tele y radio-audiencia hispana. Desde 1954 narró en más de 30 series mundiales y series del Caribe ininterrumpidamente. Famoso se hizo con la narración del jonrón “y la bola se llevó la cerca”, también famosa fue su narración del hit 3000 del inmortal Roberto Clemente en 1972: “¡Lo logró, lo logró!… ¡un doble de Roberto Clemente contra la pared del left-center! ¡Como él lo quería, limpio completamente!”. Por sus méritos en su carrera recibió el premio Ford Frick del Salón de la Fama de Cooperstown en 2001. Similar reconocimiento recibió en Venezuela. Es miembro también del Salón de la Fama del Béisbol del Caribe.

Willie Miranda, SS, nació el 24 de mayo de 1926 en Velazco, Holguín y murió el 7 de setiembre de 1996 en Baltimore. Bateador ambidextro. Jugó: Almendares (1948-59), Habana (1959-60). Novato del año en la temporada de 1948-49. Series del Caribe- Habana (1949), Puerto Rico (1950), Puerto Rico (1954), Caracas (1955). Grandes Ligas- Senadores Washington (1951), Medias Blancas Chicago (1952), Carmelitas St Louis (1952-53), Yankees Nueva York (1953-54), Orioles Baltimore (1955-59). Es el pelotero cubano No. 52 en jugar en Grandes Ligas. Integró equipo Cuba a los Juegos Centroamericanos- Colombia (1946).

Orientales bigleaguers

Orlando Peña, lanzador derecho, nació el 17 de noviembre de 1933 en Las Tunas. Mide 178.5 cm. Jugó: Almendares (1957-61). Líder en juegos lanzados (37) en la temporada de 1957-58. Líder en juegos completos (15), ganados (15), promedio de ganados (.790) y lanzador más valioso en la temporada de 1958-59. Co-líder en lechadas (3) en la temporada de 1960-61. Décimo en promedio de ganados (.592) en la profesional cubana. Series del Caribe – Caracas (1959), Panamá (1960). Liga invernal Venezuela- Leones Caracas (1963-64, 1966-67), Navegantes Magallanes (1969-71), Tiburones de la Guaira (1971-72). Liga Internacional AAA- Cuban Reyes Azúcar (1957-58, 1960), Jerseys Jersey City (1960-61), Hojas Arce Toronto (1961-62), Alas Rojas Rochester (1971-72). Liga Costa del Pacífico AAA- Angelinos Seattle (1968), Castores Portland (1968), Toros Tucson (1975). Asociación Americana AAA- Reales Omaha (1969). Grandes Ligas- Rojos Cincinnati (1958- 60), Atléticos Kansas City (1962 – 65), Tigres Detroit (1965 – 67), Indios Cleveland (1967), Piratas Pittsburgh (1970), Orioles Baltimore (1971, 1973), Cardenales St Louis (1973-74), Angelinos California (1974-75). Es el pelotero cubano No. 77 en jugar en Grandes Ligas.

Diego Seguí, lanzador derecho, nació el 17 de agosto de 1937 en Holguín. Mide 180 cm. Jugó- Habana (1958-59, 1960-61). Liga Invernal Venezuela- Industriales Valencia (1962-63), Leones Caracas (1966-73), Llaneros Portuguesa (1975-76), Leones Caracas (1976-80), Tigres Aragua (1980-83). Es el segundo lanzador con más victorias de por vida, con 95, el primero en ponches propinados, con 919, y el primero en efectividad con (2.76) en la profesional invernal de Venezuela. Es miembro del Salón de la Fama de Venezuela desde 2003. Liga Costa del Pacífico AAA- Isleños Hawaii (1961, 1966), Mounties Vancouver (1966-67), Isleños Hawaii (1976), Liga Mexicana AAA- Cafeteros Reynosa (1978-79), Broncos Reynosa (1980-82), Leones Yucatán (1983), Bravos León (1984), Acereros Monclova (1985). Grandes Ligas- Atléticos Kansas City (1962-65), Senadores Washington (1966), Atléticos Kansas City (1967), Atléticos Oakland (1968), Pílotos Seattle (1969), Atléticos Oakland (1970-72), Cardenales St Louis (1972-73), Medias Rojas Boston (1974-75), Marineros Seattle (1977).  Fue líder en PCL (2.56) en la Liga Americana en 1970. Es el pelotero cubano No. 93 en jugar en Grandes Ligas. Padre del pelotero David Seguí.

Orlando McFarlane, C, nació el 28 de junio de 1938 en las Tunas y murió el 18 de julio de 2007 en Ponce, Puerto Rico. Medía 180 cm. Jugó: Almendares (1958-61). Liga Internacional AAA- Jets Columbus (1962-63), Mareas Tidewater (1969-70). Liga Costa del Pacífico AAA- Isleños Hawaii (1965), Angelinos Seattle (1968), Isleños Hawaii (1969). Liga Mexicana AAA- Rojos C. México (1971). Grandes Ligas- Piratas Pittsburgh (1962, 1964), Tigres Detroit (1966), Angelinos California (1967-68). Es el pelotero cubano No. 94 en jugar en Grandes Ligas.

Osvaldo Fernández Rodríguez, lanzador derecho, nació el 4 de noviembre de 1968 en Holguín. Mide 185 cm. Jugó: Holguín (1987-95). Selectivas – Mineros (1987-92), Orientales (1993-95). Líder en juegos completos (8) en la zona oriental de la XXX Serie Nacional (1990-91). Líder en juegos completos (11), lechadas (5), juegos ganados (10) y PCL (1.19) en la zona oriental de la XXXI Serie Nacional (1991-92). Líder en juegos iniciados (15) y entradas lanzadas (116.1) en la XVIII Serie Selectiva (1992). Líder en lechadas (5) en la XXXII Serie Nacional (1992-93). Líder en PCL (1.62) en la XXXIII Serie Nacional (1993-94). Líder en lechadas (2) en la XX Serie Selectiva (1994). Co-líder en lechadas (3) (empatado con otros 4 lanzadores) en la XXXIV Serie Nacional (1994-95). Integró equipos Cuba a los Juegos Centroamericanos – San Juan (1993), a los Juegos Panamericanos – La Habana (1991), Mar de Plata (1995), a la Copa Intercontinental – Italia (1993), La Habana (1995), a los Juegos Olímpicos- Barcelona (1992). Grandes Ligas: Gigantes San Francisco (1996 -97), Rojos Cincinnati (2000-01). Pelotero cubano No. 134 en jugar en Grandes Ligas.

Aroldis Chapman, lanzador zurdo, nació el 28 de febrero de 1988 en Cayo Mambí, municipio Frank País, provincia Holguín. Mide 190 cm. Jugó: Holguín (2005– 09). Líder en ponches propinados (100) en la XLVI Serie Nacional (2006-07), y con 130 en la XLVIII Serie (2008-09). Integró equipos Cuba al Campeonato Mundial Juvenil-Sancti Spíritus, Cuba (2006), al Campeonato Mundial – Taipei (2007), al Clásico mundial – C. México/Los Angeles (2009). Liga Internacional AAA- Bates Louisville (2010). Grandes Ligas – Rojos Cincinnati (2010-15), Yankees Nueva York/Cachorros Chicago (2016), Yankees Nueva York (2017). Es el pelotero cubano No. 164 en jugar en Grandes Ligas. Ostenta record Guinness del lanzamiento más veloz en Grandes Ligas, 105,1 MPH, lanzado el 24 de setiembre de 2010 en el Petco Park de San Diego.

Yoenis Céspedes, OF, también llamado la Potencia, nació el 18 de octubre de 1985 en Campechuela, Granma. Mide 175 cm. Jugó: Granma (2003-11). Co-líder en carreras anotadas (89) (empatado con Yulieski Gourriel de Sancti Spíritus) en la XLV Serie Nacional (2005-06). Líder en carreras anotadas (79) en la XLVI Serie Nacional (2006-07). Líder en carreras anotadas (89), co-líder en jonrones conectados (33) (empatado con José Dariel Abreu de Cienfuegos), de hecho Céspedes llegó primero a los 33 y rompió récord de 31 jonrones de Alexei Bell (Santiago de Cuba), y líder empujador (99) en la L Serie Nacional (2010-11). Integró equipos Cuba al Panamericano Juvenil – Curaçao (2003), al Campeonato Mundial Juvenil – Canadá (2002), al Clásico Mundial – México/San Diego (2009). Grandes Ligas – Atléticos Oakland (2012-14), Medias Rojas Boston (2014), Tigres Detroit (2015), Mets Nueva York (2015-16). Líder en asistencias (16) como LF en la Liga Americana, temporada de 2014. En las temporadas de 2013 y 2014 ganó el derby de jonrones de los juegos de las estrellas de la MLB. En el primer derby conectó uno de sus jonrones a 483 pies del plato. Es el pelotero cubano No. 170 en jugar en Grandes Ligas.

Orientales bigleaguers 2

Henry Urrutia, OF-1B, nació el 13 de febrero de 1987 en Las Tunas. Mide 196 cm. Jugó- Las Tunas (2005-09). Integró equipo Cuba al Panamericano Juvenil- México (2005). Liga Internacional AAA- Mareas Norfolk (2013-17). Liga invernal Venezuela- Leones Caracas (2015-17), Cardenales Lara (2017-18). Líder de los bateadores en la temporada 2017-18 en Venezuela. Grandes Ligas- Orioles Baltimore (2013). Es el pelotero cubano No. 176 en jugar en Grandes Ligas. Hijo del pelotero Ermidelio Urrutia y premio de Osmany Urrutia.

Alexander Guerrero, 3B-SS-2B, nació el 20 de noviembre de 1986 en las Tunas. Mide 182 cm. Jugó: Las Tunas (2005-12). Liga Costa del Pacífico AAA- Isotopos Albuquerque (2014). Grandes Ligas – Dodgers Los Ángeles (2014-15). Es el pelotero cubano No. 178 en jugar en Grandes Ligas. Liga Central Japón- Dragones Chunichi (2017), en esta temporada de 2017 Guerrero disparó 35 jonrones, líder en su liga.

Roel Santos, OF, nació el 15 de setiembre de 1987 en Niquero, Granma. Mide 168 cm. Jugó: Granma (2008- 13), Granma/Pinar del Río (2013-14), Granma (2014-15), Granma/Industriales (2015-16), Granma (2016-18). Líder en carreras anotadas (81) en LIII Serie Nacional (2013-14), (85) y bases por bolas recibidas (79) en LIV serie nacional (2014-15), co-líder en bases robadas (29) en LV serie nacional (2015-16). Integró equipos Cuba a los Juegos Panamericanos- Toronto (2015), a las Series del Caribe- San Juan, Puerto Rico (2015), Culiacán, México (2017), al Clásico Mundial- Japón (2017). Liga Canadiense-Americana- Capitales Québec (2016). Liga del Pacífico de Japón- Chiba Lotte Marines (2017).

 II. En otros circuitos profesionales

Heliodoro Díaz, lanzador derecho, también conocido como Yoyo, nació el 5 de junio de 1905 en Puerto Padre y murió en enero de 1989. Jugó: Cienfuegos (1926-30), Regla (1931-32), Santa Clara (1935-36), Almendares (1936-37), Marianao (1937-38), Santa Clara (1938-39). Líder en juegos completos (119 y promedio de ganados (.833) en la temporada de 1929-30. Ligas Negro- Cuban Stars de la Habana (1928), New York Cuban Stars (1933).

Carlos Blanco, 1B-3B, nació el 25 de abril de 1914 en Bayamo, provincia Granma, y murió en 1997 en Cuba. Medía 173 cm. Jugó: Santa Clara (1935-37), Almendares (1937-38), Cuba (1938-39), Habana (1939-47, 1948-49), Marianao (1950-51). Co-líder en triples (5) en la temporada de 1940-41. Décimo de todos los tiempos en triples (29) conectados en la profesional cubana. Bateó en tres temporadas sobre los .300 de promedio ofensivo. Federación nacional- Leones (1947-48. Ligas Negro: NY Cubans (1938 y 1941). Liga Mexicana- Algodoneros Torreón (1943), Tecolotes Nuevo Laredo (1944-46), Industriales Monterrey (1947), Azules Veracruz/Ángeles Puebla (1948), Tecolotes Nuevo Laredo (1950), Tuneros San Luis Potosí (1951), Águila Veracruz/Diablos Rojos C. México (1952), Águila Veracruz (1953), Azul C. México (1954). Hermano de Heberto Blanco y medio hermano de Federico y Carlos De Souza.

Heberto Blanco, 2B, nació el 7 de octubre de 1920 en Bayamo, provincia Granma. Jugó: Santa Clara (1940-41), Habana (1941-47, 1948-50), Marianao (1950-51. Federación nacional- Leones (1947-48). Líder en sacrificios (10) en la temporada de 1949-50. Liga Mexicana- Industriales Monterrey (1943-46, 1948), Azules Veracruz (1948), Tecolotes Nuevo Laredo (1950-51), Sultanes Monterrey (1952), Algodoneros Torreón (1953), Águila Veracruz (1954-55). Hermano de Carlos Blanco y medio hermano de Federico y Carlos De Souza.

Antonio Castaño, OF-3B-Dir., nació el 11 de febrero de 1911 en Palma Soriano y murió el 13 de octubre de 1989 en Miami. Medía 178 cm. Jugó: Santa Clara (1936-41), Habana (1941 – 42), Cienfuegos (1942-44), Marianao (1944 -47), Cuba/Santiago (1947- 48), Almendares (1949-50). Serie del Caribe- Puerto Rico (1950). Igualó récord de hits en un desafío para la Liga Cubana, con 6, frente al Almendares. Liga Internacional AA – Hojas Arce Toronto (1944-45). Liga Mexicana – Azules Veracruz (1946-47), Ángeles Puebla (1948), Azules Veracruz (1948), Charros Jalisco (1949), Azules Veracruz (1951), Charros Jalisco (1952), Águila Veracruz (1952). Liga Internacional Florida B – Havana Cubans (1950). Dirigió: Liga profesional cubana- Cienfuegos (1957-61), campeón en las temporadas 1959-60 y 1960-61. Serie del Caribe- (1960), igualmente campeón. Series Nacionales- Azucareros (1962). Liga Central Mexicana – Rojos Fresnillo (1962). Liga Internacional AAA- Cuban Sugar Kings (1960). Liga Nicaragua- Boer (1962-63). Liga Mexicana AA – Tecolotes Nuevo Laredo (1956), Pericos Puebla (1963 – 65), Petroleros Poza Rica (1966), Pericos Puebla (1968 – 69), Leones Yucatán (1970), Águila Veracruz (1971), Pericos Puebla (1974-75). Liga Invernal Venezuela- Cardenales Lara (1967-68).

Manuel “Chino” Hidalgo, SS, nació el 30 de noviembre de 1918 en Banes, provincia Holguín y murió el 15 de enero de 2010 en Miami. Medía 170 cm. Jugó: Liga Nacional Amateur – Fortuna (1940). Liga Profesional: Habana (1940-41), Cienfuegos- Almendares (1942-43), Almendares (1943-44), Habana (1944 -46), Oriente (1946-47), Habana (1947-52), Cienfuegos (1953-55). Federación Nacional: Oriente (1946-47). Series del Caribe- Caracas (1951), Panamá (1952). Liga Internacional Florida C – Havana Cubans (1946 -1947, 1949-50, 1953 -54), Smokers Tampa (1954). Liga Internacional AAA – Bisontes Buffalo (1948). Liga Mexicana- Leones Yucatán (1954).

Orientales profesionales

Pedro Formental, OF, también llamado Perucho, nació el 19 de abril de 1915 en Báguanos, provincia de Holguín y murió el 15 de setiembre de 1992 en Cleveland, Ohio. Medía 178.5 cm. Jugó: Cienfuegos (1942-45), Habana (1945-53), Habana/Marianao (1953-54), Habana (1954-55). Líder en triples (6) en la temporada de 1943-44. Co-líder en triples (6) (empatado con Hank Thompson) en la temporada de 1946-47. Líder en hits (99), carreras anotadas (51) y de bateo (.336) en la temporada de 1949-50. Co-líder en jonrones (8) y bases por bolas recibidas (53) en la temporada de 1950-51. Líder en carreras anotadas (47), jonrones (9) y carreras impulsadas (46) en la temporada de 1951-52. Líder en dobles (18), carreras impulsadas (57, record para una temporada compartido con Rocky Nelson) y co-líder en bases por bolas recibidas (50) (empatado con Felipe Montemayor) en la temporada de 1952-53. Séptimo en veces al bate (2720), cuarto en anotadas (431), quinto en hits (746), quinto en dobles (106) (empatado con Rafael Noble), tercero en triples (47), cuarto en jonrones (56) y octavo en impulsadas (362) en la liga profesional cubana. Series del Caribe – Venezuela (1951), Panamá (1952), Habana (1953). Ligas Negro- Medias Rojas de Memphis (1947-49). Liga Mexicana- Alijadores Tampico (1943), Azules Veracruz (1944-45), Tuneros San Luis Potosí (1946-47). Liga Internacional Florida A – Havana Cubans (1952). Liga Internacional AAA- Cuban Reyes Azúcar (1954-55).

René Solís, P-1B-OF, lanzador derecho, conocido como Tata, nació el 23 de julio de 1926 en las Tunas y murió el 21 de setiembre del 2013 en Miami. Medía 178.5 cm. Jugó: Unión Atlética Amateur – Deportivo Rosario (1945-47). Líder en ganados y perdidos (18-1) en la temporada de 1947 en la UAA. Liga Profesional- Almendares (1947-51), Cienfuegos (1950-51, 1954-55). Series del Caribe- Habana (1949), Puerto Rico (1950). Liga Internacional Florida B – Sun Sox Miami (1949, 1952), Bravos Fort Lauderdale/Conchs Key West (1952), Indios West Palm Beach (1954). Liga Mexicana AA – Leones Yucatán (1957). Liga Mexicana Central A- Estrellas Yucatecas (1952-54). El primero de noviembre de 1953 conectó 3 jonrones en juego de las Estrellas Yucatecas vs los Piratas de Campeche.

Carlos De Souza, 2B, nació el 6 de junio de 1925 en Bayamo y murió el 27 de noviembre de 2007 en Miami. Medía 173 cm. Jugó: Almendares (1949-51), Marianao (1952-53), Cienfuegos (1954-55). Liga Internacional Florida B-Smokers Tampa (1948-52), Bravos Fort Lauderdale/ Conchas Key West (1952), Smokers Tampa (1953). Liga Mexicana- Azules Ciudad México (1954). Hermano del pelotero Federico De Souza y medio hermano de Carlos y Heberto Blanco.

Asdrúbal Baró, OF-Dir., nació el 21 de noviembre de 1928 en Mayarí, provincia de Holguín y murió el 18 de noviembre de 2004 en la Habana. Medía 175 cm. Jugó: Almendares (1951-54), Marianao (1955- 58), Habana (1959-61). Serie del Caribe- Puerto Rico (1954), Habana (1957), Puerto Rico (1958). Liga Internacional Florida B – Miami Sun Sox (1953). Liga Internacional – Cuban Reyes Azúcar (1954-55). Asociación Americana – Senadores Charleston (1954), Cardenales Omaha (1956, 1959). Liga Mexicana- Petroleros Poza Rica (1959), Tecolotoes Nuevo Laredo (1959), Águilas Veracruz (1960-63). Liga Mexicana Sudeste – Piratas Campeche (1964). Dirigió: Centrales (1965-66).

III. En series nacionales

Manuel Alarcón, lanzador derecho, también conocido como El Cobrero, nació el 19 de febrero de 1942 en finca el Aguacate, cerca del pueblo de Canabacoa, municipio Bartolomé Masó, provincia de Granma, y murió el 25 de mayo de 1998 en La Habana. Jugó: Orientales (1962-65, 1967-68) y Mineros (1968-69, 1971-72). Líder en hits de sacrificio (7), juegos iniciados (10), juegos completos (6) y juegos ganados (7) (empatado con Modesto Verdura) en la II Serie Nacional (1962-63). Juegos completos (5) (empatado con Rolando Pastor) en la III Serie Nacional (1963-64). Juegos iniciados (14) e innings lanzados (94.2) en la IV Serie Nacional (1964-65). Juegos completos (11) en la VI Serie Nacional (1966-67). Líder en ponches propinados (200) y lanzador más valioso en la VII Serie Nacional (1967-68). Integró equipos Cuba a los Juegos Centroamericanos- Kingston (1962), a los Juegos Panamericanos – Sao Paolo (1963), Winnipeg (1967).

Eulogio Osorio, OF-1B, nació el 13 de setiembre de 1943 en Holguín y murió el 8 de agosto de 2006 en La Habana. Jugó: Industriales (1963-64), Occidentales (1964-66), Industriales (1966-67), Habana (1967-68), Industriales (1968-74), Agricultores (1974-77). Co-líder en dobles (8) (empatado con Fidel Linares) en la III Serie Nacional. Líder en veces al bate (429), hits (129), dobles (24) y jugador más valioso en la VII Serie Nacional (1967-68). Líder en hits (58) en la XIV Serie Nacional (1974-75). Líder en dobles (12) en la XV Serie Nacional (1975-76). Líder en bateo (.359) en la XVI Serie Nacional (1976-77). Fue el primer bateador cubano en conectar más de 100 hits en una serie nacional. Integró equipos Cuba a los Campeonatos Mundiales- Habana (1971) y Colombia (1976). Después de su retiro del béisbol jugó softbol, con éxitos igualmente en este deporte.

Agustín Arias, SS, nació el 5 de mayo de 1942 en la Sal, Granma, y falleció el 22 de diciembre de 2016 en Bayamo. Bateaba y lanzaba a la derecha. Jugó: Orientales (1965-67), Oriente (1968-69), Mineros (1969- 72), Serranos (1973-77) y Granma (1978-82). Selectivas: Oriente (1975-76), Orientales (1977-82). Líder en triples (7) en la I Selectiva (1975), co-líder en sacri-fly (5) (empatado con Lázaro Cabrera de Vegueros) en la XX Serie Nacional (1980-81) y líder en hits (84) y de bateo (.402) en la VIII Serie Selectiva(1982). Integró los equipos Cuba a los Juegos Centroamericanos- San Juan (1966, no jugó), Ciudad Panamá (1970), Santo Domingo (1974) y Habana (1982); Juegos Panamericanos- Ciudad México (1975) y al Campeonato Mundial- Managua (1972)

Gregorio Pérez, lanzador derecho, también conocido como “Mano Negra” o “La Calma”, nació el 28 de noviembre de 1941 en Amancio Rodríguez, Las Tunas. Jugó: Granjeros (1964-70), Camagüey (Serie Especial 1970), Granjeros (1970-71), Mineros (1971–72), Oriente (1972–74), Cafetaleros (1974–77), Las Tunas (1977–81). Selectivas – Oriente (1975-76), Orientales (1977–78). Co-líder en juegos completos (8) (empatado con Omar Carrero) en la XIV Serie Nacional (1974-75). Líder en PCL (1.04) en la I Serie Selectiva (1975). Integró equipo Cuba a los Juegos Centroamericanos – Panamá (1970).

Asterio Zaldivar, OF-1B-lanzador zurdo, nació en Amancio Rodríguez, provincia las Tunas en fecha nsc. Jugó: Granjeros (1965-69), Camagüey (Serie Especial 1970). Mineros (1970-72), Oriente (1972-74), Cafetaleros (1974-76), Las Tunas (1977-82). Líder en pelotazos recibidos (8) en la X serie nacional (1970-71). Co-líder en juegos iniciados (15) y co-líder en juegos perdidos (10) en XVIII serie nacional (1978-79).

Eliécer Velázquez, lanzador zurdo, nació y murió en Las Tunas. Jugó: Mineros (1967-68, 1969-70), Oriente (1970-71), Mineros (1971-72), Oriente (1973-74). En 1972 lanzó 44 escones consecutivamente, rompiendo el anterior récord de 41 en poder de Manuel Hurtado. El zurdo Maximiliano Gutiérrez rompió este récord posteriormente.

 Agustín Arias 3.png

Evelio Hernández Soufront, C-Dir., nació el 2 de abril de 1946 en Nicaro, provincia Holguín. Batea y lanza a la derecha. Jugó: Habana (1968-69), Henequeneros (1969-70), Matanzas (Serie Especial 1970), Henequeneros (1970-72), Matanzas (1972-74), Citricultores (1974-77). Selectivas- Matanzas (1975-76). Co-líder en sacri-fly (4) en la serie nacional de 1976-77. Dirigió: Matanzas (1997-98). Integró equipos Cuba a los Juegos Centroamericanos- Rep. Dominicana (1974), a los Juegos Panamericanos – México (1975), a los Campeonatos Mundiales – Managua, Nicaragua (1972), Habana (1973), Colombia (1976).

Rolando Castillo, lanzador derecho, nació en San José del Cautillo, Jiguaní, Granma. Jugó: Oriente (1967-69), Mineros (1969-71). Líder en PCL (0.69) y lanzador más valioso en la IX Serie Nacional (1969-70). Hermano de los lanzadores Rafael y Gonzalo Castillo.

Rafael Castillo, lanzador derecho, nació el 1 de febrero de1952 en San José de Cautillo, Jiguaní, provincia de Granma. De juvenil fue lanzador ambidextro. Jugó: Mineros (1971-72), Serranos (1972–77), Holguín (1977–85). Selectivas: Oriente (1975-76), Orientales (1977- 83). Co-líder en juegos ganados (14) (empatado con Braudilio Vinent de Serranos) en la XIII Serie Nacional (1973-74). Líder en juegos ganados (13) en la VII Serie Selectiva (1981). Integró equipos Cuba a los Juegos Panamericanos – San Juan (1979), a las Copas Intercontinentales – Habana (1979) y Edmonton (1981). Hermano de los lanzadores Rolando y Gonzalo Castillo de Series Nacionales, y miembro de una familia numerosa, donde doce de sus hermanos jugaron béisbol.

Fidencio Serrano, lanzador zurdo, nació en la provincia de Holguín. Jugó: Cafetaleros (1976-77), Holguín (1977-91). Selectivas – Mineros (1986-91). Líder en juegos lanzados (31) en la XXIV Serie Nacional (1984-85), líder (27) en la XII Serie Selectiva (1986), y líder (20) en la XXVI Serie Nacional (1986-87).

Pablo Pérez, lanzador zurdo-OF, nació el 7 de junio de 1957 en Salgacero, Municipio Jesús Menéndez, provincia de Las Tunas. Jugó: Isla de la Juventud (1977-91). Selectivas – Habana (1979-84), Agropecuarios (1986-88). Líder en hits (76) en la XX Serie Nacional (1980-81).Co-líder en triples (4) en la VII Serie Selectiva (1981). Líder en dobles (16) en la XXV Serie Nacional (1985-86). Hermano gemelo del pelotero Pedro Pérez.

Carlos Martí, Dir., nació el 16 de febrero de 1949 en San Pablo de Yao, municipio Buey Arriba, provincia Granma. Dirigió: Granma (1980-2005, 2008, 2014-18). Selectivas- Oriente (1980-83), Mineros (1985-93). Director del campeón Orientales en la VII selectiva de 1981. Director del equipo Granma, triunfador LVI serie nacional (2016-17).

Ermidelio Urrutia, OF-Dir., nació el 25 de agosto de 1963 en Jobabo, Las Tunas. Batea y lanza a la derecha. Jugó: Las Tunas (1979–95). Selectivas: Orientales (1982, 1984-85), Mineros (1986–92), Orientales (1993- 95). Líder en jonrones (20) en la zona oriental de la XXIX Serie Nacional (1989-90), y líder (19) en la zona oriental de la XXX Serie Nacional (1990-91). Líder en dobles (24) en la XVI Serie Selectiva (1990). Líder en bases por bolas recibidas (36) en la zona oriental de la XXXI Serie Nacional (1991-92). Integró equipos Cuba a los Juegos Centroamericanos- México (1990), San Juan (1993), a los Juegos Panamericanos – Cuba (1991), Mar de Plata (1995), a las Copas Intercontinentales – Habana (1987), San Juan (1989), Italia (1993), a los Campeonatos Mundiales – Italia (1988), Edmonton (1990), Managua (1994), a los Juegos Olímpicos – Barcelona (1992). Dirigió: Las Tunas (2006-08, 2016-17). Equipo Cuba- Torneo Alba, Caracas (2007). Padre del pelotero Henry Urrutia y premio de Osmany Urrutia.

Pedro Luis Palma, lanzador derecho, nació el 23 de febrero de 1961 en el barrio El Dátil, Bayamo. Mide 187 cm. Jugó: Granma (1979-93). Selectivas – Orientales (1980), Mineros (1986-91).  Líder en juegos iniciados (23) en la XXIII Serie Nacional (1983-84), (23) en la XXIV Serie Nacional (1984-85), (15) en la XXV Serie Nacional (1985-86), co-líder (16) en la XII Serie Selectiva (1986). Liga Ecuatoriana- San Andrés (1994). Liga Colombiana- Antioquia (1996).

Carlos Barrabí Leyva, C, nació el 28 de octubre de 1959 en Campechuela, provincia Granma, murió en 2002. Bateaba y lanzaba a la derecha. Medía 183 cm. Jugó: Granma (1979-97). Selectivas- Mineros (1986-92), Orientales (1993-95). Jugó en torneos japoneses no profesionales. Co-líder en fly de sacrificios (4) en la zona oriental, XXVIII Serie Nacional (1988-89). Padre del receptor Carlos Miguel Barrabí García.

Pedro Mora, 2B-3B, nació el 13 de febrero de 1960 en Jiguaní, provincia Granma. Batea y lanza a la derecha. Jugó: Granma (1981-97). Selectivas: Mineros (1985-92). Líder en carreras anotadas (49) en la zona oriental de la XXVII Serie Nacional (1997-98). Líder en hits (75) en la zona oriental de la XXVIII Serie Nacional (1998-99). Co-líder en triples (3) en la zona oriental de la XXX Serie Nacional (1990-91).

José Miguel Báez, lanzador derecho, nació el 21 de octubre de 1968 en Las Tunas. Batea y lanza a la derecha. Mide 189 cm. Jugó: Las Tunas (1984–2004). Selectivas: Mineros (1986 – 92), Orientales (1993-95). Líder en juegos iniciados (16) en la XXVIII Serie Nacional (1988-89), co-líder en juegos lanzados (19) (empatado con otros dos lanzadores) en la XXIXSerie Nacional (1989-90), el 11 de noviembre de 1984 implantó record negativo al permitir 7 dobles al equipo Camagüey, el 17 de noviembre de 1998 propinó no hit no run a Metropolitanos en el estadio Latinoamericano. Integró equipos Cuba al Campeonato Mundial Juvenil- Canadá (1986) y a la Universiada – Buffalo (1993).

Eleazar González, INF., nació en Yara, provincia Granma en fecha nsc. Jugó: Granma (1981– 90). Selectivas – Mineros (1986-87). Líder en bases por bolas recibidas (48) en la zona oriental de la XXVII Serie Nacional (1987-88). Liga Nicaragua- Boer (1994-95).

jose miguel baez 3.png

Ibrahim Fuentes, 1B-3B-OF, también conocido como Chenene o Negrito, nació el 12 de octubre de 1963 en Jiguaní, provincia Granma. Jugó: Granma (1982-83, 1984-94). Selectivas: Mineros (1986-92). En la XXVIII serie nacional (1989) impuso record de 14 veces consecutivas bateando de hit, entre ellos 5 jonrones, 2 dobles y 1 triple.

Jorge Hierrezuelo, SS-INF., nació en las Tunas en fecha nsc. Jugó: Las Tunas (1984-97, 1998-99). Co-líder en triples (4) en la zona oriental de la serie nacional de 1988-89. Auxiliar del equipo las Tunas durante varias temporadas.

Jorge Hierrezuelo

Jorge Hierrezuelo

Jorge Luis Dubois, 1B, nació el 7 de enero de 1964 en Sagua de Tánamo, provincia Holguín. Batea y lanza a la zurda. Jugó: Holguín (1986-94). Co-líder en bases robadas (16) en la zona oriental de la XXX serie (1990-91).

Juan Carlos Pérez, lanzador derecho, nació el 17 de mayo de 1969 en Puerto Padre, Las Tunas. Jugó: Las Tunas (1986–97). Selectivas- Mineros (1988-92), Orientales (1993-95). Co-líder en juegos iniciados (13), co-líder en juegos completos (7), líder en entradas lanzadas (111.1), ponches propinados (117) y co-líder en ganados (10) (empatado con Wilson Hawthorne) en la zona oriental de la XXIX Serie Nacional (1989-90). Líder en juegos iniciados (13), entradas lanzadas (106.2) y ponches propinados (107) en la zona oriental de la XXX Serie Nacional (1990-91). Líder en juegos iniciados (15), entradas lanzadas (119.2) y ponches propinados (139) en la zona oriental de la XXXI Serie Nacional (1991-92). Integró equipo Cuba a los Juegos Olímpicos- Barcelona (1992).

Juan Carlos Bruzón, 1B- OF, nació en 1969 en Holguín. Jugó: Holguín (1987-1999). Selectivas – Mineros (1988–92), Orientales (1993– 95). Líder en triples (5) en la XVI Serie Selectiva (1990). Integró equipo Cuba a la Copa Intercontinental – Italia (1993). Liga Septentrional. Goldeyes Winnipeg (2000. Liga Italiana- Paterno (2004).

Ernesto Guevara Ramos, lanzador derecho, nació el 30 de junio de 1971 en Niquero, provincia Granma. Mide 191 cm. Jugó: Granma (1987–2004). Selectivas – Mineros (1989-92), Orientales (1993-95). Integró equipos Cuba al Campeonato Mundial Juvenil – Quebec, Canadá (1989), a los Juegos Centroamericanos – San Juan (1993). El 8 de diciembre de 1992 lanzó un juego de cero hit cero carreras frente a Industriales en el Estadio Mártires de Barbados.

Diego Fonseca, INF, nació en la provincia de Holguín en fecha nsc. Jugó; Holguín (1988-97, 1998-99). Co-líder en triples (4) (empatado con Evenecer Godínez de Santiago de Cuba) en la zona oriental de la XXXI Serie Nacional (1991-92).

Gustavo Labernia, lanzador, nació en provincia de Holguín. Jugó: Holguín (1987-95). Selectivas- Mineros (1989-91). En la XXIX Serie nacional fue co-líder en juegos completos (6) (empatado con Ariel Cutiño de Santiago de Cuba y Juan Carlos Pérez de Las Tunas), y líder en lechadas (3).

Alfredo Fonseca, lanzador derecho, nació el 2 de junio de 1972 en Manzanillo, Holguín. Mide 186 cm. Jugó: Holguín (1989–90, 1991-2000), Industriales (2001-02), Metropolitanos (2002- 04). Selectivas – Mineros (1990-92), Orientales (1995). Líder en juegos iniciados (11) en la XXI Serie Selectiva (1995). Integró equipos Cuba a los Campeonatos Mundiales Juveniles – Canadá (1989), Habana (1990), a los Juegos Universitarios- Buffalo (1993).

José Emilio Lamarque, OF-P, nació el 12 de febrero de 1972 en el municipio Frank País, Holguín. Jugó: Holguín (1990–2004). Selectivas – Mineros (1991-92). Novato del año en la XXX Serie Nacional (1990-91). Líder en bateo (.339) en la zona oriental de la XXXI Serie Nacional (1991-92). Integró equipo Cuba a los Campeonatos Mundiales Juveniles – Canadá (1991), Monterrey (1992).

Luis Rodríguez Williams, OF, nació el 18 de junio de 1971 en Holguín. Jugó: Holguín (1990–2003). Líder en impulsadas (41) en la zona oriental de la XXXI Serie Nacional (1991-92). Integró equipo Cuba a los Campeonatos Mundiales Juveniles – Canadá (1989), Habana (1990).

Roger Poll, OF, nació el 9 de enero de 1976 en Holguín. Jugó: Ciego de Ávila (1994-1999, 2000-08, 2009-10). Fue el segundo pelotero del equipo Ciego de Ávila en llegar a la cifra de los 1000 hits. Integró equipo Cuba a los Campeonatos Mundiales Juveniles- Habana (1998), México (2001).

Amaury Suárez, INF., nació el 4 de marzo de 1963 en Las Tunas. Mide 183 cm. Jugó: Las Tunas (1992-2008). Líder en sacri-hits (22) en la XXXIX Serie Nacional (1999-2000), y líder (14) en la XLIV Serie Nacional (2004-05).

Orientales 3 series nacionales

Luis Miguel Rodríguez, lanzador derecho, también conocido como El Conde o El Cantante, nació el 3 de mayo de 1973 en Báguanos, Holguín. Jugó: Holguín (1993-2008). Co-líder en juegos iniciados (23) y co-líder en lechadas (4) en la XL Serie (200-01). Co-líder en juegos completos (10) en la XLII Serie Nacional (2002-03). Líder en entradas lanzadas (159) en la XLIV Serie Nacional (2004-05). Integró equipo Cuba a los Juegos Olímpicos: Beijing (2008).

Osmani Urrutia, OF-DH, conocido fuera de Cuba como Mr. 400, nació el 28 de junio de 1976 en Macagua 8, Jobabo, Las Tunas. Jugó: Las Tunas (1993-2009). Líder en bateo (.431) en la XL Serie Nacional (2000-01), líder (.408) en la XLI Serie Nacional (2001-02), líder (.421) en la XLII Serie Nacional (2002-03), líder (.465) en la XLIII Serie Nacional (2003-04), líder (.385) en la XLIV Serie Nacional (2004-05), y líder (.371) en la XLVI Serie Nacional (2006-07). Líder en slugging (.752) y jugador más valioso en la XLIII Serie Nacional. Líder en hits (145) en la XLV Serie Nacional (2005-06). Jugador más valioso en la XLVI Serie Nacional (2006-07), Integró equipos Cuba a los Juegos Centroamericanos- Cartagena (2006), a los Juegos Panamericanos – Santo Domingo (2003), Río de Janeiro (2007), a los Campeonatos Mundiales – Taipei (2001), Habana (2003), Holanda (2005), Taiwan (2007), a la Copa Intercontinental – Taiwan (2006), a los Juegos Olímpicos – Atenas (2004), al Clásico Mundial- San Juan/San Diego (2006). Es primo de los peloteros Ermidelio y Henry Urrutia.

Ciro Silvino Licea, lanzador derecho, P, nació el 28 de noviembre de 1975 en Bayamo. Mide 187 cm. Jugó: Granma (1994-2012), Granma/Matanzas (2012-13), Granma (2013-14). Co-líder en juegos iniciados (17) en la XXXVISerie Nacional (1996-97). Líder en juegos completos (16), lechadas (7) y PCL (1.85) en la XXXVIII Serie Nacional (1998-99). Líder en juegos iniciados (25) y entradas lanzadas (194.2) en la XXXIX Serie Nacional (1999-2000). Líder en entradas lanzadas (167.1) en la XLI Serie Nacional (2001-02). Co-líder en juegos completos (10) y lechadas (4) en la XLII Serie Nacional (2002-03). Líder en lechadas (4) y co-líder en ganados (12) (empatado con Carlos Yanes) en la XLIII Serie Nacional (2003-04). Co-líder en ganados (13) (empatado con Pedro Luis Lazo) en la XLIV Serie Nacional (2004-05). Líder en juegos completos (4) y PCL (1.15) en la XLVI Serie Nacional (2006-07). Co-líder en juegos iniciados (20) en la XLIX Serie Nacional (2009-10). Integró equipos Cuba al Campeonato Mundial Juvenil – Canadá (1991), a las Copas Intercontinentales – Barcelona (1997), Sydney (1999), a los Juegos Panamericanos- Winnipeg (1999), a la Copa Mundial – Taipei (2001).

Orelvis Ávila, lanzador derecho, nació el 23 de febrero de 1976 en Las Martinas, Báguano, provincia Holguín. Jugó: Holguín (1996-2008). Co-líder en juegos iniciados (10) (empatado con otros cuatro pitchers) en la XL Serie Nacional (2000-01). Líder en juegos iniciados (24) en la XLIV Serie Nacional (2004-05). Integró equipos Cuba al Campeonato Mundial Universitario – Italia (2002), a la Copa Intercontinental – Habana (2002), a la Copa de las Américas- México (2002).

Danel Castro, SS-2B-1B-DH, nació el 2 de julio de 1976 en Manatí, Las Tunas. Jugó: Las Tunas (1996-2012), Las Tunas/Villa Clara (2012-13), Las Tunas/Holguín (2013-16), Las Tunas (2016-18). Líder en triples (11) en la XXXVII Serie Nacional (1997-98). Integró equipos Cuba al Campeonato Mundial Juvenil – Canadá (1994), a los Juegos Panamericanos – Winnipeg (1999), a las Copas Intercontinentales – Barcelona (1997), Sidney (1999), a la Serie del Caribe- Isla Margarita, Venezuela (2014).

Yordanis Scull, OF, también llamado “El Niño”, nació en 1980 en Amancio, provincia Las Tunas. Mide 175 cm.  Jugó- Las Tunas (1999-2000, 2001-13). Líder en carreras anotadas (62) y hits (115) en la XLIII Serie Nacional (2003-04). Líder en bases robadas (35) en la XLIV Serie Nacional (2004-05). Líder en veces al bate (381) y co-líder en triples (11) (empatado con Yulieski Gourriel) en la XLV Serie Nacional (2005-06).

Wilber Pérez, lanzador zurdo, nació el 24 de octubre de 1976 en Manzanillo, Granma. Mide 182 cm. Jugó: Isla de la Juventud (2000-17), Isla de la Juventud/Industriales (2017-18). Líder en juegos iniciados (21) en la XLVI Serie Nacional (2006-07). Co-líder en ponches propinados (97) (empatado con Noelvis Entenza) en la L Serie Nacional (2000-01). Integró equipo Cuba al Clásico Mundial- Japón (2013).

Ramón Tamayo, INF- OF, también conocido como El Travieso, nació el 22 de setiembre de 1979 en Bayamo. Mide 178 cm. Jugó: Granma (2002–13). Líder en carreras anotadas (87) en la XLVIII Serie Nacional (2008-09). Hijo del ex Infielder Ramiro Tamayo.

Yordanis Samón, 1B-OF, nació el 19 de octubre de 1981 en Bayamo, Granma. Mide 186 cm. Jugó: Granma (2002-12), Granma/Isla de la Juventud (2012-13), Granma/Holguín (2013-14), Granma (2014-16), Matanzas (2016-17), Industriales (2017-18). Novato del año en XLII serie nacional (2002-03). Líder en dobles (36, record nacional para serie nacional) en la XLV serie nacional (2005-06). Líder en hits (133) en LI serie nacional (2011-12). Líder en hits (126), carreras anotadas (65), dobles (27) y carreras impulsadas (76) en LVI serie nacional (2016-17). Liga Mexicana (AAA) – Piratas Campeche (2013).

 Orientales 4 series nacionales

Yunior Paumier, 2B-3B, nació el 14 de noviembre de 1994 en Holguín. Mide 183 cm. Jugó: Holguín (2002-11), Holguín/Sancti Spiritus (2011-12), Holguín (2012-15), Holguín/Matanzas (2015-16), Holguín/Granma (2016-17), Holguín/Las Tunas (2017-18). Líder en bases por bolas recibidas (72) en LV serie nacional (2015-16). Integró equipos Cuba a la Liga Canadiense-Americana- Cuba (2016) y a la Serie del Caribe- Culiacán, México (2017).

Yoalkis Cruz, lanzador derecho, nació el 28 de mayo de 1979 en Majiboca, Las Tunas. Jugó: Las Tunas (2003-12), Las Tunas/Industriales (2012-13), Las Tunas/Matanzas (2013-14), Las Tunas/Isla de la Juventud (2014-15), Las Tunas (2015), Las Tunas/Granma (2016-17), Las Tunas (2018). Co-líder en juegos iniciados (20) en la XLIX Serie Nacional (2009-10). Líder en entradas lanzadas (153.1) en la L serie nacional (2010-11). Líder en juegos iniciados (23) en la LIII serie nacional (2013-14) y (22) en la LV serie nacional (2015-16). Integró equipo Cuba al  Premier 12 de béisbol- China Taipei/Japón (2016).

Yosvany Alarcón, C, nació el 15 de octubre de 1984 en Jobabo, Las Tunas. Mide 181 cm. Jugó: Las Tunas (2004-13), Las Tunas/Artemisa (2013-15), Las Tunas/Pinar del Río (2015-16), Las Tunas (2016-18). Líder en jonrones (17) en LV serie nacional (2015-16). Integró equipos Cuba a la Serie del Caribe- San Juan, Puerto Rico (2015), a la Liga Canadiense-Americana- Cuba (2016), a los Juegos Centroamericanos- Veracruz (2014), a los Juegos Panamericanos- Guadalajara (2011), Toronto (2015), al Premier de béisbol- China Taipei/Japón (2016), al Clásico mundial- Japón/Taipei (2017).

Lázaro Blanco, lanzador derecho, P, nació el 23 de febrero de 1986 en Yara, Granma. Mide 190 cm. Jugó: Granma (2004-15), Granma/Ciego de Ávila (2015-16), Granma (2016-17). Líder en juegos iniciados (24), juegos completos (24) y juegos ganados (14) en LIV serie nacional (2014-15). Líder en entradas lanzadas (127) en LV serie nacional (2015-16). Líder en juegos ganados (14), PCL (1.63) en XXVI serie nacional (2016-17). Lanzador más valioso en LIV serie nacional (2014-15). Integró equipos Cuba a la Serie del Caribe- Culiacán, México (2017), a los Juegos Panamericanos- Toronto (2015), a la Liga Canadiense-Americana- Cuba (2016), al Clásico Mundial – Japón (2017).

Orientales 5 series nacionales

Luis Ángel Gómez, lanzador zurdo, nació en 1987 en la provincia de Holguín. Jugó: Holguín  (2005-11, 2012-14, 2015-17), Holguín/Las Tunas (2017-18). Líder en promedio de juegos ganados (.800) en LVII serie nacional (2017-18).

Luis Ángel Gómez

Luis Ángel Gómez

Alberto Soto, lanzador derecho, nació el 13 de junio de 1988 en Cauto Cristo, Granma. Jugó: Granma (2004-13), Granma/Santiago de Cuba (2013-14). Novato del año en la XLV Serie Nacional (2005-06). Lanzador más valioso en la LI Serie Nacional (2011-12). Integró equipos Cuba a los Campeonato Mundiales Juveniles- Taipei (2004), Sancti Spíritus, Cuba (2006), a la Copa Mundial– Panamá (2011), a los Juegos Panamericanos– Guadalajara (2011).

Carlos A. Santiesteban, lanzador derecho, nació en 1987 en Holguín. Mide 178 cm. Jugó: Holguín (2004-17). Líder en juegos lanzados (26) en la LVI serie nacional (2016-17).

Yordan Manduley, SS-2B, nació el 9 de febrero de 1986 en Buenaventura 1, provincia Holguín. Mide 170 cm. Jugó: Holguín (2005-12), Holguín/Villa Clara (2012-13), Holguín (2013-17), Holguín/Granma (2017-18). Asociación Canadiense-Americana- Quebec (2015-17). Integró equipo Cuba a los Panamericanos- Toronto (2015). Ostenta el record de más hits (130) por un pelotero holguinero, alcanzado en la LI serie nacional (2011-12).

Orientales series nacionales 6

Pablo Millán Fernández, lanzador derecho, nació el 5 de agosto de 1989 en Gibara, Holguín. Mide 183 cm. Jugó: Holguín (2007-12, Holguín/Matanzas (2012-13), Holguín (2013-14). Líder en PCL (1.52) y mejor relevista en la LI Serie Nacional (2011-12). Integró equipos Cuba al Campeonato Panamericano Juvenil- México (2007). Liga California (A)- Terremotos Rancho Cucamonga (2015).

Jorge Yhonson, OF, nació el 30 de agosto de 1986 en Puerto Padre, las Tunas. Jugó: Las Tunas (2006-18). Líder de los bateadores (.407) en la LVII (2017-18) serie nacional.  Guante de oro como jardinero en LV serie nacional (2015-16).

Yunieski Larduet, OF, nació en 1985 en el Municipio Colombia, Las Tunas.Mide 178 cm. Jugó: Las Tunas (2006-18). Co-líder en triples (6), bases robadas (21) y líder en sacri-hits (19) en la LVII Serie Nacional (2017-18).

Rafael Viñales, C, 1B, LF, nació en 1992 en el poblado de Managua, Municipio Manatí, Las Tunas. Mide 178 cm. Jugó: Las Tunas (2010-15), Las Tunas/Camagüey (2016-17), Las Tunas (2017-18). Líder en carreras impulsadas (80) en la LVII Serie Nacional (2017-18), temporada regular en la que conectó 19 jonrones.

Guillermo Avilés, 1B-OF, nació el 20 de enero de 1993 en Bayamo, Granma. Mide 182 cm. Jugó: Granma (2012-15), Granma/Ciego de Ávila (2015-16), Granma (2016-18). Líder en sacrifly (10) en LV serie nacional (2015-16). Jugador más valioso del play off, LVI serie nacional (2016-17). Integró equipos Cuba al Campeonato panamericano juvenil- Veracruz, México (2010), Colombia (2011), al Campeonato mundial juvenil- Ontario, Canadá (2010), a la Serie del Caribe- Culiacán, México (2017), al IV Clásico Mundial- Japón (2017).

Yoelkis Céspedes, OF, nació el 24 de setiembre de 1997 en Campechuela, Granma. Mide 175 cm. Jugó: Granma (2016-17). Líder en triples (8) en LVI serie nacional (2016-17). Integró equipos Cuba a la Serie del Caribe- Culiacán, México (2017), al Clásico Mundial- Japón/Taipei (2017). Hermano de Yoenis Céspedes.

Fuentes

Figueredo Jorge S. 2003. Who´s who in Cuban baseball -1878-1961. McFarland & Co., Inc., Publishers, Jefferson, North Caroline.

Romero Esteban (inédito). De la historia del béisbol en Cuba: esbozos biográficos de destacados peloteros cubanos.

 

Escrito por Esteban Romero, 8 abril de 2018

¿La reaparición del jonrón dentro del terreno?

El carril hacia la base me pertenece como corredor.
Las reglas me dan ese derecho. Y siempre llego a la
almohadilla a toda velocidad, con los pies por delante.”
Ty Cobb

El colorido del béisbol está en las buenas faenas de los lanzadores, los tiros acertados desde cualquier base y a distancia desde los jardines, los batazos contundentes, sean éstos largos o alineados con velocidad, y el corrido de bases. Una hazaña muy común en la época de la bola muerta fue el jonrón dentro del terreno, el que ahora, para suerte de este deporte, parece que resucita de parte de peloteros con muchos deseos de jugar la pelota caliente.

Primeramente es oportuno ver quienes fueron en el pasado los grandes de este tipo de batazo. En una temporada sencilla  los líderes fueron los jardineros Sam Crawford con 12 en 1901, jugando para los Rojos de Cincinnati en la Liga Nacional, y Ty Cobb para los Tigres, con 9 en 1909. Cosas de la vida, Crawford pasó a jugar con los Tigres en 1903, equipo en el que estuvo hasta 1917, su última temporada en las Mayores, mientras que Cobb se inició en 1905 con los felinos y jugó el central, mientras Crawford lo hacía en el derecho. Dicen los que les conocieron que solo se hablaban para pedir el batazo de fly en el terreno. Así y todo, fue Cobb quien propuso la inclusión de Crawford como miembro del salón de la fama en 1956.

En el pasado varios peloteros han logrado dos jonrones dentro del terreno en un juego de la MLB. Tom McCreery del Louisville, el 12 de julio de 1897, fue el primero en lograr esta hazaña. El primero en la Liga Americana en lograrlo fue Monte Cross de los Atléticos de Filadelfia el 28 de abril de 1902. En esta lista igualmente aparece Ty Cobb en la temporada de 1909.  Los últimos peloteros en conectar dos jonrones dentro del terreno en un juego en las Mayores fueron el torpedero Greg Gagne de los Mellizos de Minnesota el 4 de octubre de 1986 en la Liga Americana, y el antesalista-jardinero Hank “Ametralladora” Thompson de los Gigantes de Nueva York el 16 de Agosto de 1950 en la Liga Nacional, muy conocido por las viejas generaciones en Cuba, ya que este pelotero afroamericano jugó con el Habana tres temporadas, de 1946 a 1949, además fue el tercer pelotero afro en jugar en las Grandes Ligas, sólo precedido por Jackie Robinson y Larry Doby.

De por vida el jardinero Jesse Burkett es el que más jonrones de este tipo ha logrado en la MLB, en total 55 jugando en ambas ligas, seguido de Sam Crawford con 51 y el antesalista Tommy Leach con 48. Ty Cobb logró 46 y es el líder en la Liga Americana, superado por los 48 de Leach en la Liga Nacional. El gran Honus Wagner logró también 46 jonrones dentro del terreno en su carrera.

JDT Max en MLB

En la medida que la era de la bola muerta pasaba a mejor vida, se imponían los jonrones con fuerza y más allá de los límites de cualquier parque.

El pelotero latino con más jonrones dentro del terreno es el gran Roberto Clemente, con 8, mientras que de los cubanos están el torpedero Bert Campaneris, y los jardineros Tony Oliva y José Cardenal, cada uno con 3. Clemente fue el primer pelotero en las Mayores que conectó este batazo para decidir un juego, lo cual ocurrió el 25 de julio de 1956. Esa hazaña fue luego repetida por otros 15 peloteros, entre ellos el venezolano Bobby Abreu el 27 de agosto de 2000 y el boricua Rey Sánchez del Tampa Bay, en juego de once entradas, el 11 de junio de 2004, pero el de Clemente fue el más emocionante de todos y el único en su clase, ya que lo realizó con las bases llenas y con anotación adversa para su equipo de los Piratas.

Roberto Clemente 2

Roberto Clemente

Max JDT cubanos en MLB

En la pasada temporada de 2017 hubo unos nueve jonrones dentro del terreno, entre ellos uno del segunda base Brian Dozier de los Mellizos contra los Medias Blancas en abril. Luego, en junio, lo lograron el jardinero-inicialista Joey Gallo de los Vigilantes y el torpedero venezolano Orlando Arcia de los Cerveceros. En agosto, hubo tres más, Charlie Blackmon de los Rockies, jonrón logrado cuando el jardinero Hunter Pence de los Gigantes perdió la pelota con las luces. Daniel Descalso del Arizona se anotó otro contra los Astros, pero el jardinero Byron Buxton de los Mellizos le puso la tapa al pomo cuando logró uno con el impresionante recorrido de las bases en solo 13.85 segundos, record de todos los tiempos. En setiembre, el jardinero central de los Dodgers, Chris Taylor se anotó un jonrón de este tipo y así salir de un prolongado slump al bate. En octubre, en pleno play off, el novato dominicano de 20 años, Rafael Devers, de los Medias Rojas, logró el JDT en juego contra los Astros. Así este pelotero se convirtió en el pelotero más joven que se anota un JDT en play off de Grandes Ligas.

El pasado año, pero en Ligas Menores, el infielder J.P. Crawford, jugando para los Iron Pigs de Lehigh Valley, sucursal de los Filis, en la Liga Internacional (AAA), se anotó espectacularmente un JDT con las bases llenas en juego de julio de 2017.

En Ligas Negro, nuevamente el tropiezo de no tener estadísticas claras al efecto, pero nadie puede dudar que este tipo de jonrón haya abundado con la calidad de peloteros veloces como Oscar Charleston, Papa Cool Bell y otros muchos más. Un detalle al efecto es que el jardinero Wilard Brown, proveniente de los Monarcas de Kansas City, debutó en Grandes Ligas con los Carmelitas de la Liga Americana en 1947. Brown jugó poco y no bateó tanto como se esperaba de él, había llegado algo viejo. Así y todo, se anotó un jonrón y fue dentro del terreno. Cuentan que a su regreso al dugout no hubo felicitaciones de ningún tipo de parte de sus compañeros de juego. Brown regresó con los Monarcas en la siguiente temporada.

Wilard Brown

Wilard Brown

En la profesional cubana, el que suscribe recuerda haber visto al jardinero Pedro Cardenal, con el Cienfuegos, anotarse un JDT, en la temporada de 1956-57, pero el que tiene el mayor mérito es James “Papa Cool” Bell, también con el Cienfuegos, el que se anotó 3 batazos de este tipo en juego del 1 de enero de 1929, escenificado en el Aida Park de Cienfuegos. Las víctimas fueron los lanzadores del equipo Habana, el panameño Oscar Levis, Cliff Bell y Martín Dihigo.

James Papa Cool Bell

James “Papa Cool” Bell

En Series Nacionales, los primeros jonrones DT fueron logrados por Owen Blandino el 15 de marzo de 1964 y por Eduardo “Tiburón” Morales, como bateador zurdo, el 2 de abril igualmente de 1964.

Lograr el JDT es algo que no es exclusivo para peloteros rápidos en las bases. Si el batazo es de difícil fildeo, a veces el viento puede ayudar a desviarla, o que no sea bien medida la conexión por los jardineros y que el corredor se percate de esa situación, entonces se podrá lograr el JDT con el debido empeño. En la MLB, Ted Williams, hombre nada rápido, se anotó un batazo de este tipo en setiembre de 1946 en el League Park de Cleveland. En Series Nacionales, el jonrón 100 de por vida de Antonio Muñoz, otro que no era nada veloz en bases, fue un JDT, logrado frente a los envíos del pinareño Porfirio Pérez, el 17 de mayo de 1983, en el Estadio Sandino de Santa Clara.

Ya en la temporada de 2018 de la MLB, con solo menos de un mes de transcurrida, se han conectado cuatro JDT. Ellos han sido logrados por Carlos Correa de los Astros, el lento Edwin Encarnación de los Indios, Eduardo Núñez de los Medias Rojas y Aaron Hicks de los Yankees. Curiosamente el JDT de Encarnación refuerza claramente lo expuesto anteriormente, la velocidad en bases de un pelotero no es la única herramienta para conseguir este tipo de anotación.

 

Escrito por Esteban Romero, 15 abril de 2018, con información extraída de:

  • baseball-almanac,
  • baseball-reference,
  • Torres, Ángel. 1997. La leyenda del béisbol cubano: 1878-1991. Angel Torres Publishing Company. 308 p.
  • La obra inédita del autor “De la historia del béisbol en Cuba, esbozos biográficos de peloteros extranjeros en Cuba”.

Robo de segunda, tercera y home en una entrada

Jamás he pasado un día de mi vida sin
aprender algo nuevo acerca del béisbol
Connie Mack (1862-1956, pelotero, manager
y dueño de equipo en la MLB)

El béisbol no es solo para batear jonrones o largos batazos. En este deporte se lanza, se corre y se golpea la bola, cuyo objetivo es el de fabricar carreras o no dejarse anotar.

El robo de bases es un componente de la ofensiva de cualquier equipo, el que parece haber perdido su importancia ahora que en la pelota se impone la fuerza al bate. No obstante, el 31 de marzo de 2018, en juego de los azulejos de Toronto contra los Yankees de Nueva York, el jardinero central del conjunto canadiense, Kevin Pillar, realizó una hazaña algo olvidada en las Grandes Ligas. El pelotero de 29 años robó segunda, tercera y home en una misma entrada cuando lanzaba el derecho Dellin Betances y recibía el receptor Gary Sánchez. Al ver el video de los robos en más de una ocasión, un nombre vino a la mente del que suscribe, Ty Cobb, quien lo había hecho y más de una vez.

Para estar más seguro, lo indicado fue adentrarse en los numeritos de años atrás. Baseball-almanac es una herramienta muy útil en estos casos, el que rápidamente da todo lo requerido y con detalles.

En las Mayores el primer osado en realizar este difícil corrido fue el famoso John McGraw en 1899 vistiendo el uniforme de los Orioles de Baltimore, entonces equipo de la Liga Nacional, contra los Beaneaters de Boston, el 4 de julio del año indicado. Otro grande, Honus Wagner, le imitó el 1 de agosto de 1899 en juego de los Coroneles de Louisville contra los Gigantes de Nueva York en Louisville. Wagner repitió la hazaña el 13 de agosto de 1902 vistiendo la franela de los Piratas de Pittsburgh contra los Bravos de Boston en Boston.

Robadores McGraw y Fultz

En la Liga Americana, el primero fue el versátil Dave Fultz de los Atléticos de Filadelfia en juego del 4 de agosto de 1902 contra los Tigres de Detroit. Ty Cobb ejecutó esta acción por primera vez el 22 de julio de 1909 en juego de los Tigres contra los Medias Rojas en Detroit. Cobb lo volvió a hacer 3 veces más, el 12 de julio de 1911, el 4 de julio de 1912 y el 10 de agosto de 1924, siempre como integrante de los Tigres de Detroit.

No obstante, Wagner no se quedó atrás y lo realizó dos veces más, el 25 de agosto de 1907 contra los Gigantes y el 2 de mayo de 1909 contra los Cachorros de Chicago.

Robadores, Wagner y Cobb

Así que tanto Wagner como Cobb robaron 3 bases seguidas en una entrada en cuatro ocasiones. Hay dos peloteros más que lo lograron hacer en dos oportunidades, el jardinero de los Piratas, Max Carey, el 13 de agosto de 1923 contra los Dodgers de Brooklyn, y el 26 de mayo de 1925 contra los Cachorros, mientras que en la Liga Americana fue el torpedero Jackie Tavener de los Tigres, el 10 de julio de 1927 contra los Yankees, y el 25 de julio de 1928 nuevamente contra los Mulos.

Robadores, Carey y Tavener

En la Liga Nacional se ha logrado esta hazaña 27 veces, la última tuvo lugar el 16 de agosto de 2017 realizada por el inicialista-jardinero de los Padres, Will Myers, contra los Filis. En la Americana han sido 25 veces, la penúltima se realizó por el versátil Chris Stynes de los Reales, el 12 de mayo de 1996, contra los Marineros de Seattle, lo que indica que hubo una sequía de 22 años entre los robos de Stynes y los de Pillar.

Robadores Myers y Pillar.png

En una información encontrada se afirma que Jackie Robinson realizó la hazaña el 23 de abril de 1954 en juego de los Dodgers contra los Piratas en Pittrburgh, el que se extendió a 13 entradas, con victoria de los de Brooklyn 6-5. Realmente robó las tres bases pero no en una misma entrada. Al chequear los numeritos de este partido se ve que el gran pelotero robó home cuando lanzaba el abridor de los Piratas, Bob Friend, mientras que la segunda y la tercera fue robada al relevista Joe Page, por lo que la acción no fue realizada en un mismo inning.

El único pelotero latino que ha logrado estos tres robos ha sido el panameño Rod Carew, en la tercera entrada de juego entre los Mellizos y los Tigres el 18 de mayo de 1969 en Detroit.

Carew robando base

Carew robando base

El que suscribe no tiene la menor duda que en las Ligas Negro este tipo de hazaña debe haberse realizado y más de una vez, pero las estadísticas de estos circuitos no es que estén a la mano. Por más que se busca, no se encuentra nada al efecto. Peloteros como Oscar Charleston, Papa Cool Bell, Ray Dandridge, entre otros, es muy probable que hayan realizado este triple robo.

En la pelota profesional cubana si se dio este triple robo de un pelotero en un inning, lo realizó el cienfueguero Bienvenido “Pata Jorobá” Jiménez de los Cuban Stars, el 18 de diciembre de 1918[1], contra el Almendares, cuyo receptor era el reconocido Gervasio “Strike” González en su última temporada como pelotero activo. Lo interesante es que Jiménez hizo este triple robo dos veces en ese juego, además de robarse otras dos bases, para concluir el partido con 8 robos. Realmente es el único pelotero en el béisbol organizado profesional que haya llegado a robar segunda, tercera y home en un inning dos veces en un mismo juego. Además, Bartolo Portuondo del mismo Cuban Stars, igualmente robó cinco bases, para establecer un record de 13 bases robadas en un partido por peloteros de un mismo equipo.

Bienvenido Jiménez

Bienvenido Jiménez

Escrito por Esteban Romero, 11 abril de 2018, con buena parte de la información extraída de baseball-almanac.com

[1] Unas fuentes dicen el 18 de diciembre de 1918 y otras el 22 de ese mes y año.

Las combinaciones cubanas de segunda base y campo corto en las Grandes Ligas

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros
es como ser incesantemente niños
.”
Cicerón  (106-43 AC, escritor, orador y político romano)

El 20 de abril de 2018 debutaba el espirituano Lourdes Gurriel Jr. jugando la segunda base de los azulejos de Toronto en el Yankee Stadium. El debut del pelotero cubano 201 en las Mayores no es que haya sido sorpresa. Se veía venir, tal y como sucederá con otros jóvenes peloteros cubanos. Lo interesante de este debut fue que Gurriel Jr. lo hizo haciendo combinación alrededor de la segunda con el villareño Aledmys Díaz, y no era la primera vez que esto sucedía.

Gurriel Jr. y Aledmys

Veamos, después de chequeados los box scores de varios juegos en el pasado, años y equipos en que jugaron varios infielders cubanos, se puede afirmar que la primera vez, que defendieron dos cubanos la segunda y el campo corto en las Mayores, fue el 15 de agosto de 1964 en juego de los Rojos de Cincinnati contra los Colts 45 Houston, en el Colt Stadium de Houston. Ese día el villareño Hilario Sablón, conocido en las Mayores como Chico Ruíz, abrió como segunda y primer bate, mientras que el matancero Leonardo Cárdenas cubría el campo corto y aparecía como séptimo bate. Esta combinación se mantuvo hasta el 9 de setiembre, ya que el 10 se incorporó el camarero regular, Pete Rose. Sablón entonces pasó a jugar la antesala, estaba en su primer año como bigleaguer.

SAblón y Cárdenas

Por coincidencia, en esa misma temporada, el 25 de setiembre, en el Connie Mack Stadium de Filadelfia, Tony Taylor abrió como segunda base y séptimo bate de los Filis. Su compañero como torpedero fue el mexicano Rubén Amaro, hijo del cubano Santos “Canguro” Amaro. Más tarde entró el torpedero regular de este equipo al campo, Bobby Wine, pero poco después Octavo “Cookie” Rojas apareció como emergente y se quedó como torpedero, para así convertirse en la segunda pareja cubana alrededor de segunda. Taylor y Rojas volvieron a acoplar alrededor de la intermedia en los juegos del 28 y 29 de abril de 1965.

Taylor y Rojas

Pasaron décadas para que hubiera otra combinación cubana. La misma llegó con un león habanero, Yunel Escobar, y una avispa santiaguera, Adeiny Hechavarría. Fue en un juego en el Roger Centre de Toronto, el 19 de agosto de 2012, cuando los azulejos fueron apaleados por los Vigilantes de Texas 11-2. En esa temporada, Adeiny jugó un total de 8 desafíos como segunda base, por lo que es de esperar que la combinación se haya repetido posteriormente. Los azulejos entonces estaban dirigidos por un ente alérgico a los cubanos, John Farrell. Por lo que terminada la temporada ambos cubanos fueron canjeados a los Marlins. Adeiny se quedó en este equipo, pero Yunel fue nuevamente canjeado al Tampa Bay.

Adeiny y Yunel

Así que históricamente ha habido cuatro combinaciones cubanas de segunda y SS: Hiraldo Sablón (Chico Ruíz)- Leonardo Cárdenas, Tony Taylor-Octavio Rojas, Adeiny Hechavarría-Yunel Escobar, y Lourdes Gurriel Jr.- Aledmys Díaz.

 

Escrito por Esteban Romero el 22 de abril de 2018, con información extraída de baseball-reference.com

 

 

El primer one-two cubano en la historia de la MLB

El béisbol es un juego de pulgadas.”
Branch Rickey (1881-1965, pelotero y
ejecutivo en las Grandes Ligas)

El día 1 de abril de 2018 sucedió algo inédito en la pelota de las Grandes Ligas. Un one-two, o sea tercero y cuarto bate, ambos cubanos. Ocurrió en el juego dominical de los Dodgers contra los Gigantes, el que terminó con victoria para los primeros 9-0, lechada a cuatro manos, de parte de los zurdos Rich Hill, Tony Cingrani, y los derechos Josh Fields y el venezolano Wilmer Font. Yasiel Puig alineó como jardinero derecho y tercero al bate, mientras que el receptor Yasmani Grandal fungió como cuarto. En ese juego el cienfueguero se fue de 4-3, incluido doble, y Grandal, de Güira de Melena, bateó de 4-2, ambos empujaron cada uno una carrera. En el siguiente juego del 2 de abril, nuevamente la dupla cubana fungió de tercero y cuarto. Fue un partido de extra-inning, 15 entradas, que el Arizona se llevó 2-1. Puig bateó de 8-1, pero Grandal de 6-3, incluido doble y jonrón, además de 2 bases por bolas y 2 carreras empujadas. En lo sucesivo no hubo más, difícil entender que un manager cambie continuamente su alineación cuando la misma funciona.

puig-y-grandal.pngDejando ese asunto a un lado, el que suscribe se dio a la tarea de buscar posibles one-two cubanos en el pasado. Las posibles variantes fueron las de Héctor Rodríguez y Orestes Miñoso en la temporada de 1952, la de Zoilo Versalles-Tony Oliva en los Mellizos en 1965 y 1966, luego las de Tany Pérez con Leonardo Cárdenas en los Rojos de Cincinnati en 1966 y 1967, y la última fue la de José Canseco y Rafael Palmeiro con los Vigilantes de Texas en 1993.

En ningún caso se dio one-two cubano con anterioridad, pero si se pudo ver algunas cosas interesantes. Héctor Rodríguez tuvo una primera mitad de temporada de otra galaxia con los Medias Blancas de Chicago en 1952. Se lesionó y ahí paró todo lamentablemente. Al momento de su lesión era el líder de los bateadores en la Liga Americana. Inicialmente fue octavo bate del equipo y luego ascendido a sexto y quinto, mientras Miñoso alineó fundamentalmente como segundo al bate. Héctor estuvo como regular hasta el 19 de junio de ese año. La segunda mitad de la temporada para el pelotero de Alquizar fue todo lo contrario y así terminó para siempre su carrera en las Mayores.

Héctor y Miñoso

Algo interesante, del 15 de agosto al 15 de setiembre de 1965 la alineación de los Mellizos de Minnesota contó con 3 cubanos en fila, Versalles como hombre proa y torpedero, el habanero Hilario Valdespino en el jardín izquierdo y segundo al bate, y Tony Oliva como jardinero derecho y tercero. Esta misma alineación fue utilizada desde el 12 de abril de 1966, jornada inaugural de los Mellizos, hasta el 22 del mismo mes.

Versalles-Oliva.png

El torpedero Leonardo Cárdenas y el avileño Tany Pérez jugaron juntos en las temporadas de 1966 y 1967. Junto con ellos también estaba el villareño Hilario Sablón, más conocido como Chico Ruíz en las Grandes Ligas. Cárdenas disparó 20 jonrones en 1966, pero Tany entonces comenzaba, luego se estableció pero la ofensiva de Leo decayó, por lo que no llegó realmente a suceder un one-two de ambos. Igualmente no se puede perder de vista que la llamada máquina roja tenía hombres como Pete Rose y Johnny Bench en su alineación, por lo que Cárdenas era poco probable que fuera tercero o cuarto en ese conjunto.

Cárdenas y Tany Pérez

La tercera opción fue la de Rafael Palmeiro y José Canseco, los que solamente el 5 de abril de 1993 alinearon con Rafie como segundo y Canseco como tercero. Este era otro equipo lleno de figuras ofensivas de calidad, entre ellos Iván Rodríguez, Juan “Igor” González y Rubén Sierra entre otros.

Palmeiro y Canseco.png

Escrito por Esteban Romero, el 19 abril de 2018, con información extraída de baseball-reference.com

 

La historia se repite, Sandy Nava, Alfredo Cabrera y ahora Nestor Cortés Jr.

Antes que nada sé verídico para contigo mismo
William Shakespeare

En días pasados leía que ya una fuente cubana en el exterior daba por hecho que el lanzador zurdo Nestor Cortés Jr., de los Orioles de Baltimore, era el jugador cubano 201 en las Grandes Ligas. Esa fuente afirmaba que era un error de baseball-reference.com en dar a Cortés como nacido en Hialeah cuando en realidad había nacido en Surgidero de Batábano y llegado a los EE.UU. cuando solo tenía siete meses de nacido.

Nestor Cortes Jr.

Nestor Cortes Jr.

De inmediato el que suscribe se lanzó a la búsqueda de información sobre el 201. Muy lamentablemente no se encontró nada que dijera de sus orígenes en Batábano. Todas las fuentes consultadas de Ligas Mayores, Ligas Menores e incluso Escolar, dan a Cortés como nacido en Hialeah el 10 de diciembre de 1994. Si lo inscribieron así sus padres en EE.UU. y así aparece, no hay forma de cambiarle su lugar de nacimiento.

En realidad se podía decir que si tomamos como cierto su nacimiento en Cuba, entonces Cortés tendría que ser equiparado con otros casos dudosos de extranjero o norteamericano cuando en realidad se dice o se afirma que son cubanos.

El primero que se recuerda es el caso de Sandy Nava, al cual todas las referencias en EE.UU. dan como nacido el 12 de abril de 1850 en San Francisco y como descendiente de madre mexicana. Su nombre real es Vincente Simental, que le viene del primer apellido de su madre, el cual se llamó más tarde Vincente Irwin cuando su madre se casó con una persona de origen inglés de nombre Irwin. Algunos historiadores en Cuba, por el contrario, afirman que Nava nació en Cuba y de padre presumiblemente español, el que emigró a EE.UU. para no tener que pasar el servicio militar durante la época colonial en Cuba. Entonces todo parece indicar que su padre no lo inscribió e incluso lo abandonó en California, nada claro este asunto. Los historiadores en EE.UU. afirman que Nava era su apellido y que siempre buscó ocultarlo para poder jugar en las Mayores. Extraño, ya que en aquella época ni a los negros se les prohibía jugar en las Mayores, así que el asunto de Simental o Nava es un misterio mayor que el quererse llamar Sandy Irwin. Tampoco se sabe mucho del progenitor de este pelotero. Hace un tiempo leía otra conjetura que daba a Nava como el primer pelotero español en los grandes circuitos del béisbol. Este pelotero fue de hecho el segundo de origen hispano-americano (el primero fue el cubano Estaban Bellán) en jugar en las nacientes Grandes Ligas. Debutó como receptor en el equipo Providence Grays en 1882. Con los Grays jugó hasta 1885 y luego con los Orioles de Baltimore (1886-87), siempre como receptor de reserva y ocasionalmente en los jardines o como torpedero. Su promedio ofensivo de por vida fue de escaso .177. Falleció el 15 de junio de 1906 en Baltimore.

Sandy Nava

Sandy Nava

El siguiente caso fue el de Alfredo “Pájaro” Cabrera, el cual aparece como nacido el 11 de mayo de 1881 en Islas Canarias. Debutante en la pelota cubana a la edad de 21 años, donde jugó a lo largo de 19 temporadas en varias posiciones. A su retiro fue árbitro y también director de equipos en Cuba. El final de su carrera fue como jefe de mantenimiento de terrenos, primero del parque de la Tropical y después del Coloso del Cerro hasta el final de la profesional cubana. El espigado y trigueño Cabrera, al que personalmente le conocí, de ser de Canarias, es de hecho el primer africano y primer español en jugar en las Grandes Ligas al debutar en el equipo de los Cardenales de St Louis en 1913. En realidad jugó en las Mayores en un juego con dos veces al bate y no hit como torpedero. Puede que haya nacido en Canarias, isleños son muchos los que han vivido en Cuba y son parte integral de la población de nuestra nación, pero tampoco es de dudar que haya sido otro cubano. Las conjeturas son que presentó un certificado de nacido en España a las autoridades de la MLB por lo trigueño que era.

alfredo cabrera

Así que sí aceptamos a Néstor Cortés Jr. como pelotero cubano, habría que ver si es el 201 o el 203, ¿No cree, Ud., lector?

Fuentes consultadas

Anon. Sandy Nava. https://www.revolvy.com/main/index.php?s=Sandy+Nava&item_type=topic

https://www.ecured.cu/Sandy_Nava

https://www.ecured.cu/Alfredo_Cabrera

González Echevarría, Roberto. 1999. La gloria de Cuba- historia del béisbol en la isla. Editorial Colibrí, Madrid, España. 720 p.

McKenna B. Sandy Nava. SABR. https://sabr.org/bioproj/person/1ac63c02

 

Escrito por Esteban Romero, 16 abril de 2018

Nota: No ha pasado ni un mes que este artículo se publicó y vemos con alegría que a Nestor Cortés Jr. se le reconoce como cubano y nacido en Surgidero de Batábano, antigua provincia Habana. Cortés se convirtió así en el pelotero cubano 201 en jugar en Grandes Ligas. Al parecer se hicieron las debidas aclaraciones del lugar de nacimiento de este joven pelotero. Curiosamente y posteriormente a este reconocimiento otro Junior cubano debutaba en las Grandes Ligas, Lourdes Gurriel Jr., que es el 202.

Esteban Romero, 4 mayo de 2018

 

Los jonroneros cubanos: III Pelota amateur incluida las series nacionales

I. Antes de 1962

Hablar de la calidad del béisbol amateur cubano de antes de 1962 no es difícil, ya que por en esas contiendas participaron muchos peloteros que luego triunfaron en la pelota profesional e incluso algunos en las Grandes Ligas.

El periodista Marino Martínez Peraza, en un gran esfuerzo personal, escribió un libro muy valioso titulado “Por amor a la pelota: historia del béisbol amateur en Cuba”, en el cual aparecen datos muy interesantes sobre esta pelota desde que se crearon la Liga Amateur y la Unión Atlética Amateur en 1914 y 1922, respectivamente. No obstante, se nota la carencia de estadísticas, que no estaban a la mano del autor. Algo muy similar sucede con los numeritos de la Liga Pedro Betancourt o de las Ligas Azucareras. Realmente aquellos que están dentro de Cuba son los que deben ir al rescate de esas estadísticas.

Dicho lo anterior, no resulta fácil hablar de los hombres de poder de esa pelota con números a la mano, y cuando eso sucede, se puede pecar de injusto con algún que otro pelotero. Del libro de Martínez Peraza, emerge un nombre como máximo jonronero en la temporada de 1942 con 8 jonrones, se trata del receptor-inicialista Andrés Fleitas, oriundo del Central Constancia, Abreus, provincia de Cienfuegos, quien jugó en la Unión Atlética Amateur con el  Cienfuegos (1936-38) y el Hershey (1938-42). Si bien su hermano Ángel llegó a las Mayores, Andrés no tuvo igual suerte, aunque cabe señalar que luego brilló en la profesional cubana, donde jugó entre 1942 y 1955.

En esa temporada de 1942 de la UAA, hubo otros bateadores que lograron acercarse a Fleitas. Uno de ellos es A. Villaverde del Círculo de Artesanos, que disparó 6 jonrones. El otro es el famoso torpedero Antonio “Quilla” Valdés del Hershey, que disparó 4 cuadrangulares, a los que hay sumar dos más conectados en el campeonato mundial de ese año en la Habana, donde quedó de líder en ese departamento.

jonroneros-amateur-1.png

En 1943 el líder jonronero de la UAA fue el jardinero Armando “Jo Jo” Báez del Regla, el que disparó 6 cuadrangulares. Su bateo fue de ayuda para que su equipo terminara en sexto lugar en una justa vencida por el Deportivo Matanzas.

El artemiseño Francisco Quicutis igualmente se paseó entre los bateadores de más poder de la UAA. Famoso por su poder fue el reglano Jorge “Jorocón” Garcia, del cual no tenemos números al efecto, solo comentarios muy útiles de la lejanía que alcanzaban sus batazos. Otro destacado fue Jorge Torres, que jugaba con el Madruga, que logró la triple corona de bateo en 1958. Este pelotero conectó 8 cuadrangulares en esa contienda. Por la información de series nacionales, Torres era receptor, jugó en la regional occidental con el Habana y luego con los Occidentales en la segunda serie nacional de 1962-63.

De la Amateur salieron peloteros de poder como Roberto Ortiz, el que igualmente jugó con el Hershey, Napoléon Reyes de la Universidad, Pedro Chávez con los Artesanos, Mario González del Cubanaleco, Pedro Antón del Catalina de Güines, Jorge Trigoura del Teléfonos, Tomás Soto con el Regla entre otros tantos buenos peloteros que luego jugaron en las series nacionales o en la profesional cubana.

Otro tanto se puede decir de la Liga Pedro Betancourt y de las Ligas Azucareras, de donde salieron peloteros de inmensa calidad como Orestes Miñoso, Asdrúbal Baró, Juan Delís, Tany Pérez, todos ellos peloteros de éxito en el profesionalismo, como también Miguel Cuevas, Erwin Walters entre otros.

Las series nacionales fueron posibles gracias a la existencia de estas ligas amateurs, pues nadie hace a un pelotero en un santiamén, me refiero al tiempo transcurrido entre la final de la pelota profesional en 1961 y la inauguración de la primera serie nacional en 1962.

II. Series Nacionales (hasta la XXIV serie, 1984-85)

Algunos peloteros que venían de las ligas amateurs llegaron algo tarde en su carrera a las series nacionales o no en su mejor forma. El caso más evidente es el del toletero habanero Mario González Rodríguez, el que jugó cuatro series y conectó un total de tres jonrones en 505 veces al bate.

Jonroneros amateur 2

Ante todo el nombre del primer pelotero en conectar jonrón en serie nacional, Raul Díaz de Quesada, que lo logró el 17 de Enero de 1962 frente a los envíos del lanzador zurdo Franklyn Aspillaga del equipo Habana. Vale la pena añadir que el jardinero Díaz de Quesada (hermano del lanzador Ricardo), vistiendo la franela de Las Villas, fue el líder de los bateadores en la primera regional oriental, en la que bateó de 39-17 para promedio de .436. El mismo lanzador Azpillaga, de los Pinos, la Habana, soportó igualmente el primer jonrón conectado por un lanzador en series nacionales, su verdugo fue Ceferino Zaldívar del equipo Orientales.

Daniel Hernández

En las primeras series los jonroneros destacados fueron el camagüeyano Rolando “Gallego” Valdés, líder en las dos primeras series nacionales con 3 tablazos en cada una, dos de ellos conectados en un juego del 2 de marzo de 1962, epílogo de la primera serie; Jorge Trigoura con 3 igualmente en la tercera serie (1963-64), y el gran Don Miguel Cuevas, que disparó 5 en la cuarta serie y que realmente sería el jonronero más consistente en las diez primeras series nacionales. En la segunda serie (1962-63), Daniel Hernández de los Orientales disparó el primer jonrón con las bases llenas en estas lides, ocurrió el 16 de marzo de 1963. La víctima de este batazo fue el estelar lanzador Aquino Abreu de los Azucareros. En la tercera serie (1963-64) se dispararon los primeros jonrones dentro del terreno. El primero, conectado por bateador derecho, pertenece al antesalista Owen Blandino, el cual lo logró el 15 de marzo de 1964 frente a un envío de Cecilio Soto de los Industriales, mientras que el primero conectado por bateador zurdo fue obra de Eduardo “Tiburón” Morales el 2 de Abril de 1964 sobre lanzamiento del derecho Isidro Borrego de los Occidentales.

Jonroneros series nacionales I

En la V serie nacional (1965-66) el matancero Lino Betancourt quedó de líder en jonrones con 9 y su compañero Erwin Walters disparó 7 en la VI serie. En estas dos series debutaron tres futuros sluggers, el primero fue  un moreno con apellido italiano, Agustín Marquetti Moinelo, oriundo de Alquizar, hombre de poder, cuyos batazos viajaban a una velocidad enorme. Sonaba el tac del bate y la bola se perdía rápidamente en las gradas del sol del right field. Igualmente debutó el jardinero Raúl Reyes, pelotero que entonces pasó inadvertido vistiendo la franela de Occidentales. Reyes hizo historia en la VII serie (1967-68), cuando se convirtió en el primer bateador de  series nacionales en conectar tres jonrones en un juego y establecer record de 11 carreras impulsadas en un desafío. Por su parte, en la VI serie debutaba un pelotero espigado, con tremenda fuerza en las muñecas y brazo derecho potente, que le permitía desenvolverse como torpedero, lanzador, inicialista y jardinero, que responde al conocido nombre de Armando Capiró.

El avileño Felipe Sarduy se llevó el liderato de jonrones (13) en la VII serie nacional, pero en la VIII, Marquettí enseñó su poder, disparó 19 cuadrangulares.

Para no caer en muchos detalles, se puede decir que llegada la X serie nacional Cuba disponía de cuatro sluggers capaces de llevar la bola lejos con sus batazos. El primero es el legendario Miguel Cuevas, mientras que Marquetti asombraba con sus misiles, Reyes con sus batazos y Capiró disparando verdaderos mamuts del centro hacia al left.

Jonroneros series nacionales II

En la VII serie igualmente debutaba un poste enorme, nacido en Condado, provincia de Sancti Spíritus, jugaba entonces el jardín derecho. Se trata de Antonio Muñoz, más conocido como el Gigante del Escambray, que luego se destacara jugando la primera base. A Muñoz le demoró disparar su primer jonrón, el que logró el 16 de febrero de 1969. Sus batazos eran largos y aflaizados, pero no lograban rebasar las cercas. Por eso fue frecuente bateador de dobles e incluso en la llamada serie especial de 1970 logró el título en triples con 8. Un amigo, profesor de la Universidad Central de las Villas, me contaba años después, cuando Muñoz era el rey del jonrón, que Preston Gómez, quien con alguna frecuencia visitaba Cuba, había visto el swing del Gigante. Preston le aconsejó que con su fuerza, él no tenía necesidad de hacer un swing tan aparatoso. Al parecer aquello funcionó, pues Muñoz de bateador de dobles se convirtió en jonronero. Así que Cuevas se retiró en la XIV serie y ya entonces Muñoz se mantenía en el trío de excelencia del jonrón junto con Capiró y Marquetti. Reyes, por su parte, decayó a partir de la X serie nacional y no fue más referencia de jonrón.

Jonroneros series nacionales III

Al grupo de jonroneros se agregó Pedro Medina, el que debutó en el XI serie (1971-72), que resultó ser el máscara de más poder en las series nacionales. XI Serie Nacional, cuyo calendario fue idéntico al anterior. En esta serie debutó el receptor capitalino Pedro Medina, probablemente el receptor de más poder en la historia de las series nacionales. Conjuntamente con él debutaba el matancero Fernando Sánchez en el equipo Henequeneros, otro de gran poder. El grupo de rompecercas se vio aumentado con el debut de dos grandes bateadores de poder, el primero fue Pedro José “Cheito” Rodríguez, debutante en la XII serie nacional (1972-73) conjuntamente con el pinareño Fernando Hernández, un hombre que sacaba con velocidad su bate y ponía la bola a viajar, y el guantanamero Reinaldo Fernández, el que siempre jugó en equipos camagüeyanos. El luego conocido Sr. Pelotero, Luis Giraldo Casanova, se estrenó en la XIII serie nacional (1973-74) con Forestales.

Jonroneros series nacionales IV

Mientras estos debuts se sucedían, en la duodécima serie (1972-73) Armando Capiró, vistiendo la franela del Habana, disparó 22 jonrones y dejó atrás los 19 de Marquetti en la VIII serie nacional. En aquel momento Capiró estaba que le daba al más pinto de los lanzadores y con fuerza. En la XIII serie (1973-74), ocurrió la explosión del Gigante del Escambray, cuando sonó 19 cuadrangulares, la misma cantidad que Marquetti pero en 21 juegos menos de temporada.

Como hecho curioso y para siempre recordar, en la XI serie nacional ocurrió algo increíble, un bateador conectando dos jonrones en una entrada, y para hacer las cosas menos creíbles, lo realizó el lanzador derecho camagüeyano Modesto Gil, Granjeros, el 18 de febrero de 1973 en el Latinoamericano. Esta hazaña fue luego repetida por varios peloteros, pero el hecho que el primero haya sido un lanzador es algo realmente inédito.

A partir de 1973-74 había toda una tanda del terror en el equipo Cuba. De todos ellos, los batazos que más impactaron al que suscribe, por la lejanía y velocidad que alcanzaban, eran los de Cheito, un hombre que si hubiera jugado en Grandes Ligas, se puede asegurar que habría triunfado. Fernando Sánchez disparaba verdaderos misiles también, pero  con el tiempo, Sánchez sin perder su vista al bate, conectó menos jonrones, algo muy similar a lo que le sucedió a Marquetti, el que afirmó en su momento que los expertos le aconsejaron no hacer más el doble swing característico. El resultado fue que el slugger de Alquizar vio su producción de cuadrangulares reducida.

El bate de aluminio hizo su estreno en la III serie selectiva (1977) y fue cuando aparecieron muchos “jonroneros”, algunos muy beneficiados por ese metal. La tabla 1 refleja los líderes en jonrones en las primeras catorce series nacionales que se jugó con bate de madera.

Tabla 1. Líderes jonroneros (con bate de madera) en las primeras 16 series nacionales y primeras dos selectivas

Líderes jonroneros primeros 16 series nacionales

Los sluggers cubanos siguieron surgiendo y con bate de aluminio, la bola caminaba sola. A los nombres ya mencionados hay que agregar al matancero Lázaro Junco, debutante en la XVIII serie (1978-79), que igualmente disparara enormes cuadrangulares y fuera realmente unos de los jonroneros más consistentes de la pelota cubana. Ya en aquel momento Capiró iba cediendo por problemas físicos, los que en realidad le troncharon una carrera que podría haber sido más productiva durante seis o siete series más. Capiró fue el primero en llegar a 100 jonrones. El gran toletero había acumulado 101 jonrones con bate de madera en 11 Nacionales, la serie especial y 2 selectivas.

Tabla 2. Líderes jonroneros (con bate de aluminio) en las series nacionales de la XVII a la XXXVII

Jonroneros cubanos de la XVII a la XXXVII

En la XX serie nacional (1980-81) debutó otro grande del jonrón, el llamado Tambor Mayor, el oriental Orestes Kindelán, el que hiciera tanta historia como los anteriormente citados. Por coincidencia, igualmente debutaba un camagüeyano de mucho poder, el que también escribiera su nombre en la historia de las series nacionales, se trata del jardinero y luego inicialista Leonel Moa. A esa lista se agrega un bateador extraordinario, le daba a cualquier lanzador y con fuerza, un niño en su debut, por eso así le apodaron, el pinareño Omar Linares, el que debutó en la XXII serie nacional (1982-83).

Jonroneros los grandes.png

En esa década de los 80 tuvo lugar el retiro de importantes figuras del cuadrangular como fueron Armando Capiró, Agustín Marquetti y Antonio Muñoz. A eso hay que agregar que Pedro José Rodríguez fue sancionado por varias series y a su regreso ya no era ni la sombra del gran slugger que había sido desde sus inicios.

Tabla 3. Líderes jonroneros (con bate de aluminio) en las series selectivas de la III (1977) a la XXI (1995)

Jonroneros cubanos de la III a XXI serie selectiva

El bate de aluminio se mantuvo vigente hasta la XXXVIII serie nacional (1998-99) y los líderes durante el período de su uso aparecen en las tablas 2 y 3, donde también se notan algunos nombres no mencionados previamente. Son los casos de Ermidelio Urrutia, jardinero tunero que debutó en la XIX serie nacional (1979-80), un hombre muy eficiente al bate; el inicialista matancero Julio Germán Fernández, el que se estrenó en la XX serie (1980-81); el jardinero habanero Romelio Martínez, un hombre de tremendo poder, lo que demostró desde que debutó en la XXIII serie nacional (1983-84); los antesalistas-jardineros, primero el villareño Oscar Machado, de estreno en la XXV serie (1985-86), y el camagüeyano Miguel Caldés, debutante en la XXVII serie (1987-88); el jardinero guantanamero Ariel Benavides, el que debutó en la XXXI serie nacional (1990-91);  y el jardinero pinareño Daniel Lazo, debutante en la XXXI serie (1991-92).

Jonroneros intermedios

La pelea por el liderato de jonrones en los finales de los 80 se concentró entonces en figuras como Orestes Kindelán, Lázaro Junco, Romelio Martínez y Omar Linares. Alejo O’Reilly y Leonel Moa tuvieron momentos y series de mucho poder, como así lo evidencian las tablas en cuestión.

En cuanto a lejanía de batazos, este autor recuerda tres batazos por el jardín izquierdo en el nuevo Latinoamericano. El primero conectado por Pedro José Rodríguez en juego de entrenamiento del equipo Cuba a los Juegos Panamericanos de México (1975). Aquel batazo fue un flechazo que se perdió en lo alto de las gradas del izquierdo. El segundo fue logrado  por Antonio Pacheco, enorme en la Intercontinental de 1987, mientras que el tercero fue a la cuenta de Julio Germán Fernández en derby de jonrones, batazo que si la memoria no le falla al que suscribe, voló por encima de las gradas. Batazo similar conectó un pelotero coreano en torneo en Cuba. Lamentablemente el que suscribe no conoce su nombre. Por el jardín derecho siguen primando en memoria de este autor los jonrones de Luke Easter y Haitiano González por esa área, que nada tienen que ver con las series nacionales, mientras que por el jardín central hubo uno muy raro conectado por Armando Capiró en el mundial de la Habana (1971). El batazo salió de línea y a medida que volaba sobre el infield, la bola iba cogiendo altura para irse por encima de las elevadas cercas del centro de este estadio.

La salida del aluminio y la llegada de los profesionales a los torneos oficiales regionales e internacionales de béisbol fueron beneficiosos para una pelota que había perdido algo de su brillo. Eso tuvo su reflejo en Cuba, los verdaderos jonroneros permanecieron y los fake sluggers desaparecieron. Igualmente, la llegada de mejor pitcheo, con más variedad de lanzamientos puso en dificultad a los bateadores cubanos, acostumbrados a enfrentarse con frecuencia contra lanzadores de menos recursos en su repertorio e incluso de velocidad reducida.

Jonroneros intermedios 2.lnk.png

No obstante, en Cuba surgieron nuevos jonroneros. La década de los 90 fue dejando a algunos sluggers en retiro. Llegado al nuevo milenio, con el bate de madera presente,  los líderes jonroneros fueron igualmente de abundantes, la explicación está en el pitcheo, el cual comenzaba a bajar de nivel y era incomparablemente inferior en general al de las primeras 25 series. Eso no quiere decir que no hubiera estrellas en el pitcheo, pero éstas eran ya escasas. Tampoco la calidad de los bates de madera usados fue la mejor en varias temporadas. La tabla 4 muestras los líderes jonrones en series nacionales desde la 39 serie hasta la actualidad.

Tabla 4. Líderes jonroneros (con bate de madera) en las series nacionales de la XXXIX a la LVII

Jonroneros cubanos de la XXXIX a la LVII serie nacional

Nuevo nombres surgieron a partir de la nueva era del bate de madera. El primero es Joan Carlos Pedroso, el que debutara en la XXXVIII serie nacional (1998-99) y que conectara todos su jonrones en la nueva era del bate de madera. Pedroso fue dos veces rey de los jonroneros. Otro inicialista, el matancero Michel Abreu, había debutado con anterioridad, en la XXXIV serie nacional (1994-95), y desde su debut mostró su extraordinario poder.

Es imposible dejar de destacar los nombres del segunda base Oscar Macías, el antesalista Gabriel Pierre, el torpedero Alexander Guerrero, el inicialista Julio Germán Fernández, los jardineros Lázaro Madera, Amaury Casañas, Reutilio Hurtado, Víctor Bejerano, el designado y receptor Yosvany Peraza, el oportuno Lourdes Gurriel, el inicialista Juan Carlos Millán, el recepto Osvaldo Arias, el jardinero Yoelvis Fiss, el igualmente oportuno inicialista Agustín Lescaille, los jardineros o inicialistas Fausto Álvarez, Alexander Malleta, Daniel Lazo, Ermidelio Urrutia y el receptor Eriel Sánchez, hombre de poder que cambiaron la decoración de muchos juegos o produjeron los batazos decisivos en muchos desafíos en varias oportunidades.

El santiaguero Alexei Bell fue como una combinación de poder y velocidad en las bases, una especie de José Canseco en series nacionales. El oriental fue hombre de poder y logró romper el record de jonrones en una temporada de su coterráneo Orestes Kindelán, al disparar 31 cuadrangulares en la XLVII serie nacional (2007-08). Bell en esa temporada robó 25 bases. Una temporada después comenzó una disputa jonronera por tres notables sluggers, los orientales Alfredo Despaigne, Yoenis Céspedes y el cienfueguero José Dariel Abreu. Bell no se incluyó más en la lista, lesiones dificultaron que tuviera una temporada como la que tuvo en 2007-08. A ese conjunto de sluggers hay que sumar a Yulieski Gurriel, un bateador eficiente, que se había llevado el liderato de cuadrangulares en la XLV serie nacional (2005-06).

Jonroneros últimos

Tanto Despaigne como Céspedes y José Dariel han mostrado su clase no solo en Cuba sino en circuitos mayores, el primero en Japón y los otros dos en la MLB, donde son considerados bateadores de cuidado. Céspedes tiene un swing compacto y cuando choca, la bola camina. Abreu es hoy en día bateador de todas las bandas y con mucho poder. Con la salida de estos peloteros del escenario de series nacionales, han surgido otros bateadores de poder. Uno de ellos fue el granmense Urmari Guerra, que ya tampoco juega en los campeonatos nacionales, además de los receptores Yosvani Alarcón y Osvaldo Vázquez. El designado Lázaro Cedeño mostró poder en la serie LVII (2017-18).

Tabla 5 Máximos jonroneros en series nacionales (solo se incluyen aquellos que tienen 200 o más jonrones)

Máximo jonroneros en series nacionales

En el pasado ha habido otros peloteros que han despuntado como sluggers, pero bien por no entrenar lo debido y caer en la rutina de los ponches, no llegaron a sostenerse como tal. De esos rompecercas sin éxito el autor recuerda al bateador zurdo Omar Pérez con el equipo Habana en la serie de 1970-71. Su físico era muy parecido al de Mickey Mantle y por eso el público le apodó como Omar “Mickey” Pérez. La fábula duró poco, si bien el nuevo Mickey le daba durísimo y largo, así también se ponchaba con una enorme frecuencia. El otro era el artemiseño Pedro Peñalver, quien con los Constructores levantó expectación por su poder. Lamentablemente Peñalver fue breve historia al convertirse en bateador habitual de 3 strikes.

El antesalista del equipo Habana, Andy Morales, igualmente pintaba como uno de los nuevos sluggers en la pelota cubana, pero todo eso se esfumó el día que se marchó del país y luego no pudo adaptarse al fuerte régimen de las Grandes Ligas.

La comisión técnica, bajo la guía de Juan Ealo, desde inicios de las series nacionales trabajó con algunos bateadores buscando más productividad en cuadrangulares. Un caso fue el del santiaguero Elpidio Mancebo, hombre que producía los batazos más fuertes en las series nacionales. No obstante, Mancebo, pelotero debutante en la II Serie Nacional, hasta la VI serie no había producido ni un solo cuadrangular. Otro con el que se trabajó fue con Felipe Sarduy. Ambos eran bateadores zurdos. Al parecer algunas correcciones funcionaron, Sarduy como ya se apuntó, largó 13 jonrones en la VII serie, mientras que Mancebo tuvo una gira en México previa a los juegos panamericanos de Winnipeg y en esos desafíos tuvo uno de dos jonrones, lo cual repitió en uno de los partidos del torneo oficial mencionado. En el juego inicial de la VII serie nacional disparó dos jonrones en el mismo estadio Latinoamericano. Mancebo en la VIII serie se convirtió en el segundo bateador en conectar 3 jonrones en un juego de series nacionales, y para añadir más hazaña, llegó a conectar 7 extrabases consecutivamente, record que aún perdura en los torneos del país. Las correcciones funcionaron, pero ni Mancebo ni Sarduy cambiaron su paciencia al bate, continuaron siendo bateadores de tacto, Mancebo trabajaba muchos boletos y no se iba con las malas, por lo que esa mentalidad de jonrones nunca los cegó y siempre fueron eficientes bateadores de promedio en sus equipos.

Jonroneros made.png

En cuanto a records alrededor del jonrón, Capiró fue el primero en llegar a 100 jonrones, todos con madera, esto ocurrió el 16 de marzo de 1977. Antonio Muñoz fue el primero en llegar a 200 y 300 jonrones, pero una parte con aluminio. Con bate de madera, el primero en llegar a 200 y a 300 fue el inicialista Joan Carlos Pedroso. Lázaro Junco fue el primero en llegar a 400 jonrones. La lista de los máximos jonroneros aparece en la tabla 5. Romelio Martínez fue el que tuvo mejor promedio de jonrones por veces al bate al lograr un cuadrangular cada 12.84 turnos oficiales.

Joan Carlos Pedroso

Joan Carlos Pedroso

Dos jonrones con las bases llenas en un juego lo han logrado Raúl Reyes, Evenecer Godínez, Doelsis Linares, Michel Enríquez y Alexei Bell. Este último lo logró en un mismo inning, el 3 de noviembre de 2009, contra Camagüey. En ese partido el santiaguero impulsó 12 carreras e igualó el récord de empujadas del pinareño Fernando Hernández. Por su parte, Fausto Álvarez ha botado la bola dos veces en una misma entrada. Primero lo logró contra los lanzadores de Villa Clara en 1991, y repitió la hazaña contra Matanzas en 2002. Como ya se dijo, el primero en conectar dos jonrones en una entrada en series nacionales fue el lanzador camagüeyano Modesto Gil. El primer novato que logró batear 20 o más jonrones en una temporada fue Kendrys Morales en la serie de 2001-02.

El 11 de febrero de 1987 Luis Ulacia se convirtió en el primer bateador en series nacionales que disparaba dos jonrones a ambos lados del plato en un mismo juego. Otros dos peloteros que han logrado igualar esta hazaña han sido el villareño Léster Benavides y el espirituano Frederich Cepeda.

Jonroneros hazañas

Orestes Kindelán estuvo a punto de lograr batear cuatro jonrones en siete oportunidades, algo que nunca pudo lograr. Otros intentos infructuosos tuvieron Víctor Mesa, Pedro Luis Rodríguez, Julio Germán Fernández y Yosvany Peraza, todos en tres oportunidades. La hazaña se consumó el 10 de diciembre de 1989 cuando el inicialista Leonel Moa de Camagüey disparó cuatro jonrones contra los lanzadores de Granma. El matancero Alberto Díaz repitió la hazaña el 17 de diciembre de 1995 contra serpentineros camagüeyanos. Dos temporadas después, Omar Linares lo consiguió el 8 de abril de 1997 contra lanzadores de Villa Clara durante la II Copa Revolución.

III. En eventos internacionales

La tabla 6 muestra los líderes jonroneros cubanos en torneos de Juegos Centroamericanos y del Caribe, donde resaltan algunos peloteros como el reglano “Jorocón” García en 1935, el matancero Edmundo Amorós en 1950, así como los 15 tablazos de Pedro José Rodríguez en Medellín (1978), dos de ellos conectados en una entrada contra los lanzadores boricuas.

Tabla 6  líderes jonroneros cubanos en torneos de béisbol en Juegos Centroamericanos y del Caribe

Líderes jonroneros cubanos en Centroamericanos y del Caribe

*Co-líder

En juegos Panamericanos (tabla 7), sobresale Orestes Kindelán con dos títulos obtenidos. Claramente se ve que los grandes jonroneros en series nacionales fueron los que casi siempre dominaron. Cabe destacar que en los juegos de 1963 en Brasil, Pedro Chávez le conectó dos jonrones al pitcheo de los estadounidenses, uno de ellos con las bases llenas, y el otro con dos en bases para impulsar siete carreras y garantizar la victoria al equipo nacional. Los tres jonrones de Cuevas en el mismo evento fueron en el desafío contra el equipo anfitrión.

Tabla 7 Peloteros cubanos, líderes jonroneros en torneos de béisbol en Juegos Panamericanos

Líderes jonroneros cubanos en Panamericanos

En campeonatos o series mundiales, Cuba igualmente tuvo líderes en jonrones repetidamente (tabla 8). Luis Giraldo Casanova fue líder en cuatro ocasiones consecutivas, lo que da una idea de la consistencia de bateo del Sr. Pelotero. Muñoz, Capiró, Kindelán se llevaron estos lideratos dos veces, mientras que Alfredo Despaigne despachó 10 en 2009, máximo alcanzado por un bateador cubano en estas lides. En el torneo de 1973 en Cuba, Fermín Laffita conectó dos jonrones en una entrada.

Tabla 8 Peloteros cubanos, líderes jonroneros en campeonatos o series mundiales de béisbol

Líderes jonroneros cubanos en Mundiales

En Copas Intercontinentales (tabla 9), sobresalen los estelares de siempre, Luis Giraldo Casanova en 3 ocasiones, Omar Linares y Orestes Kindelán, ambos en dos ocasiones, sin dejar de mencionar a Pedro José Rodríguez, el que desbarató al pitcheo rival norteamericano en la Habana (1979).

Tabla 9 Peloteros cubanos, líderes jonroneros en Copas Intercontinentales

Líderes jonroneros cubanos en Copas Intercontinentales

En juego olímpicos Cuba tiene un solo liderato de jonrones alcanzado por Orestes Kindelán (7) en Atlanta (1996), evento en el que Omar Linares le conectó 3 jonrones al pitcheo de Japón en el juego decisivo.  Kindelán igualmente ha conectado dos cuadrangulares enormes en el ya demolido Fulton County Stadium de Atlánta. El primero se lo conectó Hideo Nomo en el  Primer Juego de las Estrellas, organizado por la Asociación Internacional de Béisbol en 1990. Aquella bola caminó en condiciones, hay quien habla que se fue sobre los 520 pies, no se niega, pero sin una medición como las de hoy día, todo se puede interpretar como ilusión óptica. El segundo fue otro jonronazo durante las olimpiadas de Atlanta (1996), que sí se considera el batazo más largo conectado en ese parque. La bola caminó a lo alto de las gradas y fue a dar contra una ventana, que se entendía, hasta ese momento, inalcanzable. Las medidas de ese parque entonces eran de 330 pies por el izquierdo, 385 pies por el center-left y 402 por el centro.

Si de largos jonrones se trata en eventos internacionales, hay que significar uno que conectara el matancero Juan Luis Baró Peña el jueves 26 de septiembre de 1985 en el estadio Quisqueya de Santo Domingo, en desafío de Cuba contra la selección de Puerto Rico en el marco de la competencia de Meteoro de la Confraternidad, en la que participaron equipos de Cuba, Puerto Rico, Panamá, Venezuela, Curazao y República Dominicana. El lanzador víctima del batazo, que recorrió más de 411 pies, fue Geraldo Rosado. Baró participó en 17 series nacionales con equipos de Matanzas y Cienfuegos, en los que conectó solo 157 jonrones, eso a pesar de ser considerado un pelotero de cinco herramientas y con un poder indudable.

En los Clásicos de béisbol se debe destacar el bateo de José Dariel Abreu y Alfredo Despaigne, los que dispararon 3 jonrones cada uno en el III Clásico (2013).

De todos estos bateadores, Orestes Kindelán sobresale con un total de 101 cuadrangulares conectados en eventos internacionales. Muchos de esos jonrones sirvieron para decidir campeonatos a favor de Cuba. Dos también para recordar son el conectado por Antonio Muñoz en Tokyo (1980), juego que concluyera 1-0 a favor de Cuba. El otro, igualmente importante, de Lourdes Gurriel en Parma.

Después de este largo recorrido por el mundo del jonrón en la pelota amateur y de series nacionales en Cuba, amigo aficionado, Ud. podrá sacar sus conclusiones de quienes fueron los mejores. Los grandes han sido unos cuantos y cada cual escogerá a su criterio.  Ud. tiene la palabra.

 

Escrito por Esteban Romero, 30 marzo de 2018, con información extraída de guías nacionales y el libro “Por amor a la pelota: historia del béisbol amateur en Cuba (2009)” de Marino Martínez Peraza. Se agradece algunos datos facilitados por el colega Osvaldo Rojas Garay desde Santa Clara.

 

 

Nóminas de los equipos campeones de la XLI a la LVII serie nacional

Ganar requiere talento,
repetir requiere carácter.”
John Wooden (1910-2010, entrenador
de baloncesto en EE.UU.)

A continuación las nóminas de los equipos campeones de referencia:

XLI Serie Nacional 2001-02

Hector-Hernández

Holguín  (55-35   .611)

Director: Héctor Hernández

Receptores: Carlos González, Ernesto Martínez y Eddy Suárez.

Cuadro: Gabriel Rojas, Juan Pacheco, Carlos Enrique Pérez, Karen García, Ordanis Duboys, Roinier Varona, Lázaro Bent, Juan Rondón y Rainier Rodríguez.

Jardineros: Luis E. Rodríguez Williams, José Lamarque, Oscar del Rosario, Waldo Denis, José Basteiro, Yoanis Quintana y Maikel Peña.

Lanzadores: Juan Enrique Pérez, Javier Fernández, Orelvis Ávila, Yoanis Duboys, Luis Miguel Rodríguez, Reinaldo Silva, Félix Borbón, Oscar Gil, Miguel Ángel González, Yisney García y Dimitri Camarero.

XLII Serie Nacional 2002-03

Rey Vicente Anglada

Industriales  (66-23    .742)

Director: Rey Vicente Anglada

Receptores: Joel Galarraga, Alden Mesa y Alejandro Regueira.

Cuadro: Antonio Scull, Kendrys Morales, Abdiel Quintana, Rudy Reyes, Enrique Díaz, Alexis Navarro y Yunel Escobar.

Jardineros: Javier Méndez, Carlos Tabares, Yasser Gómez, Doelsis Linares, Yoan Limonta, Yasser Otamendi y Donel Linares.

Lanzadores: Luis Alberto González, Jorge Luis Machado, Francisley Bueno, Yadel Martí, Yamel Guevara, Osbeck Castillo, René Espín, Deinis Suárez, Heriberto Collazo, Asley Sánchez, Frank Menéndez y Roberto Ibáñez.

XLIII Serie Nacional 2003-04 

Frank Montieht

Frank Montieht

Industriales  (52-38   .578)

Director: Rey Vicente Anglada

Receptores: Roberto Sabates, Joel Galarraga, Alden Mesa y Alejandro Regueira.

Cuadro: Kendrys Morales, Antonio Scull, Stayler Hernández, Enrique Díaz, Rudy Reyes, Abdel Quintana, Yunel Escobar y Alexis Navarro.

Jardineros: Yasser Gómez, Carlos Tabares, Doelsis Linares, Brian Camacho, Eliú Torres y Yasser Ottamendi.

Lanzadores: Yadel Martí, Jorge L. Machado, Francisley Bueno, Sandy Ojito, Osbeck Castillo, Asley Sánchez, Roberto Ibáñez, Heriberto Collazo, Frank Menéndez, Rene Espín, Yamel Guevara, Dennis Suárez y Frank Montiel.

XLIV Serie Nacional 2004-05 

Norge Luis Vera

Norge Luis Vera

Santiago de Cuba (55-35  .611)

Director: Antonio Pacheco

Receptores: Rolando Meriño, Alexis Durrutí, Reinier Pérez.

Cuadro: Pedro Poll, José Julio Ruíz, Manuel Benavides, Héctor Olivera Amaro, Yeison Pacheco, Alexander Jorge, Luis Miguel Navas, Glauber Kindelán, Maikel Castellano.

Jardineros: Rey Isaac, Reutilio Hurtado, Alexei Bell, Ronnier Mustelier, Edilse Silva.

Lanzadores: Norge Luis Vera, Ormari Romero, Danny Betancourt, Osmel Cintra, Alexis Pagan, Rubén Rodríguez, Pedro Agüero, Yunier Sánchez, Jesús Vega,  Félix Rivera, Alberto Bicet, Albert Carrión, Osmany Tamayo.

XLV Serie Nacional 2005-06

Alexander Malleta

Alexander Malleta

Industriales (56-34   .622)

Director: Rey Vicente Anglada

Receptores: Alden Mesa, Alejandro Regueira, Frank Camilo Morejón, Yairón Larrinaga.

Cuadro: Antonio Scull, Alexander Malleta, Abdel Quintana, Rudy Reyes, Enrique Díaz,   Serguei Pérez, Rafael Fuentes y José Griffith.

Jardineros: Carlos Tabares, Yasser Gómez, Doelsis Linares, Yoandry Urgellés y Yasser Otamendi.

Lanzadores: Yadel Martí, Deinis Suárez, Arleys Sánchez, Frank Menéndez,Frank Montieht, Maicel Díaz, Ian Rendón de la Nuez, Odrisamer Despaigne, Reinier Roll Valdés, Carlos Puente, David Álvarez, Darwin Beltrán  y Sandy Ojito.

XLVI Serie Nacional 2006-07

José Julio Ruíz

José Julio Ruíz

Santiago de Cuba (57-32  .540)

Director: Antonio Pacheco

Receptores: Rolando Meriño, Reinier Pérez, Alexis Durruthí, Miguel Angel Tellez.

Cuadro: Pedro Poll, José Julio Ruíz, Héctor Olivera Amaro, Alexander Jorge, Luis Miguel Navas, Edward Laverdeza, Maikel Castellano, Michel Gorgüet, Adeiny Hechavarría.

Jardineros: Reutilio Hurtado, Alexei Bell, Edilse Silva, Ronnier Mustelier.

Lanzadores: Norge Luis Vera, Ormari Romero, Danny Betancourt, Osmel Cintra, Félix Rivera, Alberto Bicet, Albert Carrión, Neorvis García, Yaumier Sánchez, Leodanis Menéndez, Angel Puig, Reinier Roibal, Félix Fuentes Ortiz, Denni Alá.

XLVII Serie Nacional 2007-08

Alexei Bell

Alexei Bell

Santiago de Cuba (61-29   .678)

 Director: Antonio Pacheco

Receptores: Rolando Meriño, Alexis Durruthy y Miguel Ángel Téllez.

Cuadro: Pedro Poll, José Julio Ruíz, Luis Miguel Navas, Héctor Olivera Amaro, Alexander Jorge, Adeinys Hechavarría, Ronnier Mustelier y Edward Laverdeza.

Jardineros: Reutilio Hurtado, Alexei Bell, Edilse Silva, Maikel Castellanos, Eliécer Bonne, Henry Abad y Ruden Sánchez.

Lanzadores: Norge Luis Vera, Ormaris Romero, Danny Betancourt, Alberto Bicet, Alaín Delá, Osmel Cintra, Yaumier Sánchez, Albert Carrión, Osniel Chivás, David Barriel, Reinier Roibal, Carlos M. Portuondo, Osmani Tamayo, Hailer Montada y Félix Rivera.

XLVIII Serie Nacional 2008-09

Miguel Alfredo González

Miguel Alfredo González

Habana (57-33   .633)

Director: Esteban Lombillo

Receptores: Danger Guerrero, Yanier Cabezas y Alberto Toledo.

Cuadro: Roberto Zulueta, Ernesto Molinet, Rolando Méndez, Michel Rodríguez, Michael González, Misael Noriega y Dayán García.

Jardineros: Juan Carlos Linares, Rafael Orta, Ruby Silva, Orlando Lavandera y Dennis Laza (novato).

Lanzadores: Jonder Martínez, Yadier Pedroso, Yuliesky González, Miguel Lahera, José Ángel García, Gerardo Miranda Jr., Miguel Alfredo González, Yanier Fernández (novato), Richard Aguilera, Ricardo Hernández, Israel Sánchez y Ariel Miranda.

XLIX Serie Nacional 2009-10

Entrevista German Mesa Dt del equipo industriales

German Mesa

Industriales (47-43  .522)

Director: Germán Mesa

Receptores: Jokel Gil, Frank Camilo Morejón, Lisban Correa y Ricardo Gómez.

Cuadro: Alexander Malleta, Rudy Reyes, Roberto Carlos Ramírez, Juan Carlos Torriente, Raiko Olivares, Leugim Barroso y Yasmany Tomás.

Jardineros: Carlos Tabares, Yoandry Urgellés, Irait Chirino, Serguei Pérez, Stayler Hernández, Yasmany Tomás y Eliut Torres.

Lanzadores: Ian Rendón, Arley Sánchez, Odrisamer Despaigne, Alexander Carrera, Joan Socarrás, Yohandri Portal, Roberto Rodríguez, Brian Ruiz, Frank Javier Menéndez, Frank Monthiet, Rodolfo Fernández, Jorge Félix Castillo, Armando Rivero, Alexei Chorot, Carlos Martínez y Ernesto Bazo.

L Serie Nacional 2010-11

Alfonso Urquiola 2

Alfonso Urquiola

Pinar del Río (46-43  .511)

Director: Alfonso Urquiola

Receptores: Yosvani Peraza, Ólber Peña, Lorenzo Quintana y Pedro Luis Rodríguez.

Cuadro: Norlis Concepción, William Saavedra, Osniel Madera, David Castillo, Luis A. Valdés, Dónal Duarte, y los novatos Yanciel Ajete e Ismel Gálvez.

Jardineros: Reinier León, Lázaro Emilio Blanco, Reidel Álvarez, Mijaín Rivera, Humberto Rivera y Osmel Solano.

Lanzadores: Vladimir Baños, Yosvani Torres, Erlis Casanova, Omar Licourt, Michel Martínez, Julio Alfredo Martínez, Jesús Guerra Jr., Irandy Castro, Alaín Castañeda, Isbel Hernández, Armando Martínez, Reinier Verano, Disdiel Martínez y Luis Ariel Gómez.

LI Serie Nacional 2011-12

Roger Machado

Roger Machado

Ciego de Ávila    (54-42  .563)

Director: Roger Machado

Receptores: Lisdey Díaz, Osvaldo Vázquez y Adrián Espinosa.

Cuadro: Yorelvis Charles, Mario Vega, Yorbis Borroto, Jenny Reyes, Raúl González, Yozzen Cuesta, Rubén Valdés, José Adolis Garcia y Daikel Leyva.

Jardineros: Isaac Martínez, Yoelvis Fiss, Ricardo Bordón, Abdel Civil, Humberto Morales y Rusney Castillo.

Lanzadores: Vladimir García, Yadir Rabí, Yánder Guevara, Máikel Folch, José Antonio Barroso, Dachel Duquesne, Osmar Carrera, Lázaro Santana Jr., Yusmel García, Víctor Baró, Ismael González, Yunier Milián, Mario Luis Neira y Ráicel Poll.

LII Serie Nacional 2012-13

Ramón Moré

Ramón Moré

Villa Clara   (87-50    .575)

Director: Ramón Moré

Receptores: Ariel Pestano, Yulexis la Rosa y Javier Fusté.

Cuadro: Ariel Borrero, Ramón Lunar, Andy Sarduy, Yandri Canto,Yeniét Pérez, Luis Ramón Álvarez, Léster Jova. Yuniel Cabrera Fernández, Sandy Fernández García.

Jardineros: Andy Zamora, Yuniét Flores, Dián Toscano, Yuniel Cabrera, Alejandro García y Lázaro Ramírez, Leandro Turiño Thompson y Yordanis Linares Pérez.

Lanzadores: Freddy Asiel Álvarez, Robelio Carrillo, Misael Siverio, Yasmani Hernández Romero, Yosvani Pérez Torres, Luis Borroto, Yolexis Ulacia, Diosdani Castillo, Yasmani Hernández Rojas, Marlon Romero, Yoandy Fernández, Yoandry Ruíz, Alaín Sánchez, Yaniel Blanco, Irving del Río, Eduardo Ferrer Ruiz, Yordanis Casanova Broche y Yordanis Menéndez Pérez.

Refuerzos para la segunda vuelta: Yordan Manduley SS, Danel Castro 2B, Edilse Silva, Jonder Martínez y Dayron Varona OF.

LIII Serie Nacional 2013-14 

Yosvani Torres

Yosvani Torres

Pinar del Río     (52-35    .598)

Director: Alfonso Urquiola

Receptores: Yovani Peraza, Lorenzo Quintana, Olber Peña, Yoel Rojas (n)

Cuadro: William Saavedra, Dayron Hernández, David Castillo, Pedro Luis Dueñas, Luis Alberto Valdés, Yanciel Ajete, Bárbaro Urquiola, Donal Duarte, Randy Arozarena.

Jardineros: Osniel Madera, Yunior Valiente, Reidel Álvarez, Reinier León, Rafael Reyes, Lázaro Emilio Blanco y  Yasel González.

Lanzadores: Yosvani Torres, Vladimir Baños, Erlys Casanova, Julio Alfredo Martínez, Jesús Guerra, Vladimir Gutiérrez, Alaín Castañeda, Isbel Hernández, Yaifredo Domínguez, Yosviel Vilaú, Branlis Rodríguez, Liván Moinelo y Yosvani Álvarez.

Refuerzos para la segunda vuelta: Vladimir García, Giorvis Duvergel, Denis Laza, Yormaris Socarrás y Roel Santos. Al lesionarse Denis Laza entró Andrés Quiala. Darién Núñez sustituyó al lesionado Vladimir García, y Núñez por bajo rendimiento fue sustituido por Osmar Carrero.

 LIV Serie Nacional 2014-15

Yander Guevara

Yander Guevara

Ciego de Ávila     (50-37     .575)

Director: Roger Machado

Receptores: Rudeldis García, Osvaldo Vázquez, Yasmany González, Richard Contreras

Cuadro: Yorelvis Charles, Humberto Morales, Yorbis Borroto, Raúl González, Rubén Valdés, José Ramón Alfonso, Daikel Leyva, Luis Mirabal García, Jorge E. Bordón, Jorge E. Contreras, William Ponce, Yaismel Bravo,

Jardineros: Yoelvis Fiss, Isaac Martínez, Abdel Civil, Luis Robert Moiran, José A. García Arrieta, Gerson Molina, Alexander Jiménez, Dioslandy Arrieta.

Lanzadores: Vladimir García, Yander Guevara, Osmar Carrero, Dachel Duquesne, Yadir Rabí, Lázaro Santana, Leomil González, Yandy Suárez, Denis Castillo, Yunier Cano, Ariel Díaz Prieto, Yunser Corrales, Dannel Díaz Abrahantes, Dainel Jiménez, Ariel Ricardo Rodríguez, Arisley Castillo

Refuerzos en segunda etapa: Ariel Borrero Alfonso, Yeniet Pérez Romero, Giorbis Duvergel Rojas, Orlando Lavandera Álvarez, Ismel Jiménez Santiago, Alaín Sánchez. Giorvis Duvergel fue luego dado de baja y en su lugar entró Andy Zamora (VCL)

LV Serie Nacional 2015-16

José Adolis García

José Adolis García

Ciego de Ávila   (50-37   .575)

Director: Roger Machado

Cuadro: Yorelvis Charles, Humberto Morales, Raúl González, Yorbis Borroto, Rubén Valdés, Daikel Leiva, Jorge Bordón, Yaimel Bravo, Luis Mirabal y William Ponce.

Jardineros: Yoelvis Fiss, José A.García, Abdel Civil, Luis Robert y Gerson Molina

Lanzadores: Vladimir García, Yander Guevara, Yennier Cano, Dachel Duquesne, Osmar Carrero, Yadir Rabí, Denis Castillo, Dannel Díaz, Ariel Ricardo, Yusen Corralez, Leomil González, Yandy Suárez, Dainer Jiménez y Ariolkis Hernández.

Refuerzos en segunda etapa: Ariel Borrero, Yeniet Pérez, Leorisbel Sánchez, Israel Sánchez, Yasmani Insua.  Refuerzos para la final: Guillermo Avilés, Alberto Bicet, Lázaro Blanco

LVI Serie Nacional 2016-17

Lázaro Blanco

Lázaro Blanco

Granma  (52-43    .547)

Director: Carlos Martí

Receptores: Hubert Sánchez, Robert Morales, Edilberto Mendoza, y Darien García Figueredo.

Cuadro: Guillermo Avilés, Alberto Soto Lao, Carlos Benítez, Lázaro Cedeño, Osvaldo Abreu,  Eduardo Ortega, Yulián Milán, Héctor Arias, Wilfredo Sánchez Rosales y Agustín Arias Lago.

Jardineros: Roel Santos, Alexquemer Sánchez, Raico Santos, Leosdani Batista, Yoelkis Céspedes Maceo, Juna Manuel Benítez y Alien Rivero.

Lanzadores: Lázaro Blanco, Leandro Martínez, Yanier González, José Armando Peña, Juan Ramón Olivera, César García, Jorge Torres, Adriel Moreno, Maidel Núñez, Erluis Blanco,  Edgar Escobar, Joel Mojena, Andri Águila, Yosvanis García, Reinaldo Mesa, Carlos René Santana, Miguel Paradelo, Yuri Torres y Juan Danilo Pérez Meriño.

Refuerzos segunda etapa: lanzadores Miguel Lahera, Yoalkis Cruz, Leorisbel Sánchez, receptor  Frank Camilo Morejón y Dennis Laza OF.

Refuerzos fase final: lanzador Noelvis Entenza, infielders Yordán Manduley y Yunior Paumier.

LVII Serie Nacional 2017-18

Carlos Martí

Carlos Martí

Granma  (49-39    .544)

Director: Carlos Martí

Receptores: Hubert Sánchez, Darién García y Robert Morales Tamayo.

Cuadro: Guillermo Avilés, Carlos Benítez, Lázaro Cedeño, Osvaldo Abreu, Yulián Milán Santos, Wilfredo Sánchez Rosales, Dainier López y Héctor Arias.

Jardineros: Alfredo Despaigne, Roel Santos, Yoelkis Céspedes Maceo, Raiko Santos, Agustín Arias Lago, Alexquemer Sánchez, Eliazar González Liens.

Lanzadores: Lázaro Blanco, Leandro Martínez, Yanier González, César García Rondón, Joel Mojena, José Armando Peña, Juan Ramón Olivera, Carlos Santana, Andri Águila Castro, Erluis Blanco, Niobel Piña, Miguel Aliaga, Maidel Núñez y Jorge Torres Aguilar.

Refuerzos: lanzadores-Alaín Sánchez, Ulfrido García, Luis Enrique Castillo, Yosver Zulueta, Yoandry Ruíz Hernández, Leorisbel Sánchez Hernández, el jardinero Geidy Soler  y el receptor Yulexis La Rosa.

Refuerzos fase final: lanzador Raidel Martínez, infielders Yordan Manduley y Raúl González.

 

Compilado y escrito por Esteban Romero, 27 marzo de 2018

 

Nóminas de los equipos campeones de la XXVI a la XL serie nacional

Los ganadores nunca se rinden y
los que se rinden nunca ganan
.”
Vince Lombardi (1913-70, entrenador
estadounidense de fútbol americano)

A continuación las nóminas de los equipos campeones de referencia.

XXVI Serie Nacional 1986-87

Jorge Fuentes

Vegueros (34-13     .723)

Director: Jorge Fuentes

Receptores: Juan Castro, Jorge L. Cornelio, Lázaro Arturo Castro.

Cuadro: José Cano, Alfonso Urquiola, Omar Linares, Giraldo González, Raúl Ajete, Miguel Montalvo, Roberto Moreno, Lázaro Acanda

Jardineros: Luis Giraldo Casanova, Fernando Hernández, Lázaro Madera, Giraldo Iglesias y Rogelio García González.

Lanzadores: Rogelio García Alonso, Omar Ajete, Reinaldo Costa, Domingo Ordaz, Luis Alberto Guerra,  Carlos Pérez, Ovidio Hano, Jesús Bosmenier, Luis A. Hernández, Alberto Torres,  y Humberto Revuelta.

XXVII Serie Nacional 1987-88

Rogelio García Alonso

Rogelio García Alonso

Vegueros (39-9    .813)

Director: Jorge Fuentes

Receptores: Juan Castro, Lázaro Arturo Castro, Jorge L. Cornelio

Cuadro: José Cano, Alfonso Urquiola, Omar Linares, Giraldo González, Roberto Moreno, Luis Álvarez Martínez, Miguel Montalvo.

Jardineros: Luis Giraldo Casanova, Fernando Hernández, Lázaro Madera, Luis Alberto Guerra, Raúl Ajete, Rogelio García González, Jorge L. Charles.

Lanzadores: Reinaldo Costa, Rogelio García Alonso, Omar Ajete, Jesús Bosmenier, Domingo Ordaz, Carlos Pérez, Ovidio Hano, Fidel Azcuy, Luis A. Hernández, Humberto Revuelta, José M. Díaz.

XXVIII Serie Nacional 1988-89

Higinio Vélez

Santiago de Cuba (29-19     .604)

Director: Higinio Vélez

Receptores: Orestes Kindelán, Modesto Larduet, Luis Enrique Padró.

Cuadro: Luis Danilo Larduet, Antonio Pacheco, Evenecer Godínez, Gabriel Pierre, Medardo Barrera, Eddy Cajigal, Alcides Sánchez, Juan Gorguet, Ramón Prades.

Jardineros: Fausto Álvarez, Fidel García, Jorge García, Gustavo León, Francisco Cutiño,  

Lanzadores: Luis Tissert, José Luis Alemán, Wilson Hawthorne, Ariel Cutiño, Adolfo Canet, Eulogio Simón, Luis Felipe Chaveco, Abel Fernández, Guzmán Ortiz.

XXIX Serie Nacional 1989-90

José Antonio Estrada

José Antonio Estrada

Henequeneros (37-11    .771 )

Director: Gerardo Junco

Receptores: Juan Manrique, Jesús Figueroa, Daniel Manrique.

Cuadro: Julio Germán Fernández y Juan Luis Baró (1B), Carlos Kindelán (2B), Armando Dueñas (SS), Eduardo Cárdenas (3B), Alberto Díaz, Roberto Dueñas, Sergio Rodríguez Arcadio, Joel García.

Jardineros: Fernando Sánchez (RF), José Antonio Estrada (CF), Lázaro Junco (LF),  Guillermo Heredia, Wilfredo Menéndez, Jesús Díaz, Félix Hernández Baró.  

Lanzadores: Jorge Luis Valdés, Anselmo Martínez, Jorge Martínez, Carlos Mesa, Bárbaro Amores, Roberto Álvarez, Rolando A. Hernández, Carlos Valido, José Cantero, Rogelio Amores, Ariel Tápanes, Lázaro Sánchez.

XXX Serie Nacional 1990-91

Lázaro Junco

Lázaro Junco

Henequeneros (33-15      .688)

Director: Gerardo Junco

Receptores: Juan Manrique, Marcos Walters, Roberto Dueñas, Daniel Manrique.

Cuadro: Julio Germán Fernández y Juan Luis Baró (1B), Carlos Kindelán (2B), Armando Dueñas (SS), Eduardo Cárdenas (3B), Alberto Díaz, Sergio Rodríguez Arcadio, Joel Garcia,

Jardineros: Fernando Sánchez, José Antonio Estrada, Lázaro Junco, Guillermo Heredia, Wilfredo Menéndez, Jesús Figueroa.

Lanzadores: Jorge Luis Valdés, Jorge Martínez, Carlos Mesa, Lazaro Garro, Bárbaro Amores, Roberto Álvarez, Ariel Tapanes, Rogelio Amores, Rolando A. Hernández, Lazaro Nelson Suárez, José Cantero Morales.

XXXI Serie Nacional 1991-92

Jorge Trigoura 2

Jorge Trigoura

Industriales (36-12     .750)

Director: Jorge Trigoura

Receptores: Armando Ferreiro, Francisco Santiesteban, Ricardo Miranda.

Cuadro: Roberto Colina (1B), Juan Padilla (2B), Lázaro Vargas (3B), Germán Mesa (SS), Luis Álvarez, Alberto Fresneda, Rubén Chiu, Osmani Estrada.

Jardineros: Alexis Cabrejas (LF), Antonio González Vidal (CF), Luis García (RF), Javier Méndez, Orbe Luis Rodríguez, Luis Borrado.  

Lanzadores: Lázaro de la Torre, Leonardo Tamayo, Orlando Hernández, Francisco Despaigne, Euclides Rojas, Osvaldo Fernández Guerra, Iván Álvarez, René Arocha, Jorge Fumero, Juan Antonio Serra, Joel Fuste, Ernesto Noris.

XXXII Serie Nacional 1992-93

Pedro Jova manager

Pedro Jova

Villa Clara  (42-23   .646)

Director: Pedro Jova

Receptores: Ángel López, Julio Inufio, Ariel Pestano.

Cuadro: Jorge Luis Toca, Jorge Díaz, Eduardo Paret, Rafael Orlando Acebey, Osmany García, Eugenio Quiñones.

Jardineros: Oscar Machado, Víctor Mesa, Eddy Rojas, Michel Perdomo, y Amado Zamora, Alfredo Aveillé Cárdenas, Félix Borges, Ortelio Rodríguez, Euclides Hernández.

Lanzadores: Eliecer Montes de Oca, Rolando Arrojo, Jorge Pérez, José Ramón Riscart, Reinaldo Santana, Vladimir Hernández, Ídonis Martínez, Jorge Pérez, Alain Hernández, Jesús Manso, Rubén Santos, Liván Barceló, Alberto Abreu, René Arteaga, Yoide Castillo.

XXXIII  Serie Nacional 1993-94

José Ramón Riscart

José Ramón Riscart

Villa Clara  (43-22    .662)

Director: Pedro Jova

Receptores: Ángel López, Ariel Pestano, Julio Inufio

Cuadro: Jorge Luis Toca, Jorge Díaz, Eduardo Paret, Rafael Orlando Acebey, Osmani García, Eugenio Quiñones.

Jardineros: Oscar Machado, Víctor Mesa, Eddy Rojas, Michel Perdomo, Amado Zamora, Ortelio Rodríguez

Lanzadores: José Ramón Riscart, Eliecer Montes de Oca, Rolando Arrojo, Idonis Martínez, Jorge Pérez, Vladimir Hernández, Yoide Castillo, Arael Sánchez, Alain Hernández, René Arteaga, Jesús Manso, José Orlando Mesa, Pedro Hernández, Orestes Calero.

XXXIV  Serie Nacional 1994-95

Amado Zamora 3

Amado Zamora

Villa Clara  (44-18    .710)

Director: Pedro Jova

Receptores: Ángel López, Ariel Pestano, Julio Inufio, Ángel Sánchez.

Cuadro: Jorge Luis Toca, Ariel Borrero, Jorge Díaz, Eduardo Paret, Rafael Orlando Acebey, Osmani Garcia, José A. Acevedo, Eugenio Quiñones.

Jardineros: Oscar Machado, Víctor Mesa, Eddy Rojas, Michel Perdomo, Amado Zamora, Alfredo Aveillé Cárdenas, Ortelio Rodríguez, Adrián Sarduy, Ariel Sánchez, Rigoberto González, Ariel Saez, Orlando Despaigne, Yosvany Hernandez.   

Lanzadores: Eliecer Montes de Oca, Rolando Arrojo, Jorge Pérez, José Ramón Riscart, Idonis Martínez, Alaín Hernández, Vladimir Hernández, Jesús Manso, Arael Sánchez, Yoide Castillo, Vladimir Hernández, Jorge Pérez, Leonel García González, Pedro Hernández, Rubén Santos, José Orlando Mesa, Alexis Martinez, Isael Pérez, Orestes Calero.

XXXV  Serie Nacional 1995-96

Pedro Medina manager

Pedro Medina

Industriales (41-22    .651 )

Director: Pedro Medina

Receptores: Ricardo Miranda, Francisco Santiesteban, Michel Hernández.

Cuadro: Roberto Colina, Juan Padilla,  Lázaro Vargas, Germán Mesa, Jesús Ametller, Luis Gustavo Pestana, Vladimir Hernández.

Jardineros: Javier Méndez, Carlos Tabares, Orbe Luis Rodríguez, Juan Francisco Cuéllar, William Ortega, Alexander Malleta.

Lanzadores: Lázaro Valle, Orlando Hernández, Jorge Fumero, Luis Alberto González, Ernesto Noris, René Espín, Leonardo Tamayo, Agustín Marquetti Jr., Pablo Miguel Abreu, Juan Rafael Despaigne, Juan Carlos Llánes, Ángel Díaz, Osnel Blas Bocourt.

XXXVI  Serie Nacional 1996-97

José Ariel Contreras

José Ariel Contreras

Pinar del Río  (50-15     .769)

Director: Jorge Fuentes

Receptores: Yosvani Madera, Vladimir García, Lázaro Arturo Castro.

Cuadro: Yobal Dueñas, Renier Capote, Omar Linares, José Antonio Estrada Díaz, Yosvany Barrera, Mario Luis Valle.   

Jardineros: Daniel Lazo, Juan Carlos Linares, Rigoberto Madera, Alberto Peraza, Lázaro Madera, Carlos Joel Noriega.

Lanzadores: Pedro Luis Lazo, José Ariel Contreras, Faustino Corrales, Omar Ajete, Abel Madera, Alay Soler, Raidel Cordero, Federico Estrada, Osvaldo Jiménez Sotolongo, Jorge Ricardo Gallardo, Jesús Blanco, Víctor Cordero.

XXXVII  Serie Nacional 1997-98

Pedro Luis Lazo

Pedro Luis Lazo

Pinar del Río  (56 – 34     .622)

Director: Alfonso Urquiola

Receptores: Yosvani Madera, Lázaro Arturo Castro, Yosvany Peraza, Norlis Concepción.

Cuadro: Juan Carlos Linares, Luis Enrique Gavilán, Yobal Dueñas, Omar Linares, Renier Capote, José Antonio Estrada Díaz, Rigoberto Madera, Humberto Fernández Sánchez, José De Jesús Linares

Jardineros: Daniel Lazo, Rigoberto Madera, Tomás Valido, Juan Carlos Díaz, Yosvani Lazo, Isbel Iglesia, Jesús Toledo,

Lanzadores: Pedro Luis Lazo, José Ariel Contreras, Faustino Corrales, Abel Madera, Alay Soler, Danys Báez, Ismael Cortina, Federico Estrada, Osvaldo Jiménez Sotolongo, Víctor Cordero, Raidel Cordero, Juan Miguel Abreu, Ernesto Pérez Bejerano, Ariel Hernández Padrón, Manuel Roque, Joel Pérez Ortiz.

XXXVIII  Serie Nacional 1998-99

Ormari Romero

Ormari Romero

Santiago de Cuba  (46-44     .511)

Director: Higinio Vélez

Receptores: Rolando Meriño, Frank Tamayo, Luis E. Padró.

Cuadro: Orestes Kindelán, Pedro Poll, Antonio Pacheco, Gabriel Pierre, Manuel Benavides, Luis Miguel Navas, Eddy Cajigal, Alexander Jorge, Juan Pacheco Massó.

Jardineros: Ariel Cutiño, Fausto Álvarez, Reutilio Hurtado, Rey Isaac, Yusbeidis Salazar, Yoleisis Cisneros.

Lanzadores: Norge Luis Vera, Jorge Tissert, Ormari Romero, Osmel Cintra, Alexis Pagán, Alexis Rodríguez, Rubén Rodríguez, Wilson López, Elizardo Guillart, Carlos Meriño, Alexis Pagan, Juan Pacheco Villariño.

XXXIX  Serie Nacional 1999-2000

Norge Luis Vera

Norge Luis Vera

Santiago de Cuba  (62-28    .689)

Director: Higinio Vélez

Receptores: Rolando Meriño, Frank Tamayo y Arnaldo Guerra.

Cuadro: Orestes Kindelán, Antonio Pacheco, Pedro Poll, Gabriel Pierre, Eddy Cajigal, Manuel Benavides, Luis Miguel Navas, Alexander Jorge, Pedro Pérez Cueto,

Jardineros: Rey Isaac, Reutilio Hurtado, Ariel Cutiño, Fausto Álvarez, Yoleisys Cisneros, Edilse Silva, Heriberto Rosales, Arnaldo García

Lanzadores: Norge Luis Vera, Ormari Romero, Alexis Rodríguez, Rubén Rodríguez, Juan Pacheco, Osmel Cintra, Jorge Tissert, Danny Betancourt, Carlos Meriño, Alexis Pagán, Félix Rivera, Osmany Tamayo Varcile, Delvis Domínguez.

XL  Serie Nacional 2000-01

Antonio Pacheco

Antonio Pacheco

Santiago de Cuba  (55-35   .611)

Director: Higinio Vélez

Receptores: Rolando Meriño, Frank Tamayo y Arnaldo Guerra.

Cuadro: Orestes Kindelán, Antonio Pacheco, Pedro Poll, Gabriel Pierre, Eddy Cajigal, Manuel Benavides, Luis Miguel Navas, Alexander Jorge y Pedro Pérez Cueto.

Jardineros: Rey Isaac, Reutilio Hurtado, Ariel Cutiño, Fausto Álvarez, Arnaldo García, Heriberto Rosales, Yusbeidis Salazar y Yoelmis Poll.

Lanzadores: Norge Luis Vera, Ormari Romero, Alexis Rodríguez, Rubén Rodríguez, Juan Pacheco Villariño, Osmel Cintra, Jorge Tissert, Danny Betancourt, Alexis Pagán, Félix Rivera, Wilfredo Almenares y  Enobel Márquez.

 

Escrito por Esteban Romero, 21 febrero de 2018, con información extraída de su propia base de datos.

Nóminas de los equipos campeones de la XI a la XXV serie nacional

Hay demasiado énfasis en el éxito y en el fracaso y muy
poco en cómo la persona progresa a través del esfuerzo
.”
Matt Biondi (1965, nadador estadounidense, ganador
de 11 medallas, de ellas 8 de oro en tres juegos olímpicos)

Continuamos con la información de las nóminas de los equipos campeones en series nacionales de 1971 a 1986. Excusas en caso de cualquier omisión.

XI Serie Nacional 1971-72

Servio y Pedro P Delgado.png

Azucareros   (49 -16    .754)

Director: Servio Borges- Pedro Pérez Delgado (52 -14 .788)

Receptores: Lázaro Pérez, Edgar Domínguez, Juan A. Simón.

Cuadro: Antonio Muñoz, Jesús Oviedo, Emilio Madrazo, Pedro Jova, Osvaldo Oliva, Owen Blandino, José Pérez, Adolfo Borrell, Miguel Díaz.

Jardineros: Silvio Montejo, Enrique Oduardo, Arnaldo Hernández, José Zamora,  Ricardo Valle, Rigoberto Rodríguez, José Rodríguez Lambert.

Lanzadores: Aquino Abreu, Rolando Macías, José Antonio Huelga, Sergio Ferrer, Leonel García, José Ramón Sastre, Andrés Leyva, Héctor Olivera Sr., Román Aguila, Ronel Sardiñas, Enrique Crespo.

XII Serie Nacional 1972-73

Pedro Chávez.jpg

Industriales (53 -25   .679)

Director: Pedro Chávez

Receptores: Lázaro Martínez, Leonardo Vilá, Osvaldo Cuesta

Cuadro: Arturo Linares, Rey Vicente Anglada, Julio Soto, Germán Águila, Carlos Cepero, Roberto Cruz, René Bello, Elio López, Orlando Santana, Bienvenido Ceballos, Jesús Barrero.

Jardineros: Julián Villar, Antonio Jiménez, Eulogio Osorio, Pedro Peñalver, Omar Pérez, Arturo Jiménez

Lanzadores: Santiago Mederos, Manuel Hurtado, Antonio Jiménez, Elpidio Páez, Pedro Izquierdo, Walfrido Ruíz, Andrés Liaño, Pablo Pozo, José Reyes, Rigoberto Sánchez, Juan Chávez, Bruno Couzo, Jose Jaureguí, Mario Ramírez.

XIII Serie Nacional 1973-74

Jorge Trigoura 2.jpg

Habana (52 -26   .667)

Director: Jorge Trigoura

Receptores: Pedro Medina, Rogelio Mediavilla, Carlos Díaz, Bárbaro Muñoz,

Cuadro: José Ramón Cabrera, Enrique Aballí,  Rodolfo Puentes, Ubaldo Álvarez, Rogelio Montes de Oca, Manuel Mederos, Gabriel Ventura, Reinaldo Terry, Antonio Perdomo, Nivaldo Santamaría

Jardineros: Armando Capiró, Pablo Díaz, Roberto Salazar, Juan Molina, Héctor Mena.

Lanzadores: Oscar Martínez, Antonio ¨Boricua¨ Jiménez, Ramón Villabrille, Felipe Alvarez, Leopoldo Márquez, Ricardo Ramos, Gilberto de Armas, Andrés Liaño, Gregorio Martínez, Gerardo Hernández, Manuel Rivero, Emilio Ferro, Julio Rojo, Héctor Camejo.

XIV Serie Nacional 1974-75

Orlando Leroux.png

Agricultores (24-15   .615)

Director: Orlando Leroux

Receptores: Lázaro Martínez, Bárbaro Muñoz, Jorge Tamayo, Francisco Labrada

Cuadro: Arturo Linares, Rey Vicente Anglada, Germán Águila, Carlos Cepero, Antonio Suárez, Reinaldo Herrera, Jesús Barrero, Miguel Urrá Villavicencio, Orlando Santana, Dámaso Ordóñez.

Jardineros: Julián Villar, Eulogio Osorio, Ramon Luna, Julián Mederos, Pedro Izquierdo, José Sierra, Juan C. González.

Lanzadores: Santiago Mederos, Walfrido Ruíz, Gustavo Moré, Cosme Hernández, Reineri Amaro, José Reyes, Héctor Camejo, Mario Felipe Ramírez, Enrique Castresana, Alejandro Bustamante, Gerardo Hernández Suárez.

XV Serie Nacional 1975-76

Ganaderos.png

Ganaderos (29-9   .763)

Director: Carlos Gómez

Receptores: Pedro Cruz, Luis Fuentes, Luis Aguilera.

Cuadro: Felipe Sarduy, Sergio Quesada, René Moya, Omar Cuesta, Reinerio Oramas, Pascual Gainza,  Enrique Paumier, Rafael Perdomo.

Jardineros: Reinaldo Fernández, Eusebio Cruz, Manuel Cairo, José Prado, José Arias, Juan Poll, Jesús Calzado.

Lanzadores: Omar Carrero, Gaspar Legón, Alfredo Roque, Juan Pérez Pérez, José Cruz, Félix Raspall, Armando Quintero, Alejandro Ronquillo, Roberto González, Julián Varona.

XVI Serie Nacional 1976-77 (primera serie con bate de aluminio)

Wilfredo Sánchez

Wilfredo Sánchez

Citricultores (26 – 12    .684)

Director: Juan Bregio

Receptores: Evelio Hernández, Pedro Pablo Rodríguez.

Cuadro: Antonio Hernández, Israel Delgado, Oscar Garcia, Armando Sánchez, Lázaro Peñalver, Luis Javier Siscard, José M. Sánchez, Manuel Castillo.

Jardineros: Wilfredo Sánchez, Gerardo Rionda, Mario Domecq, Lázaro Madan, Luis Ortega, José A. Torres.

Lanzadores: Rafael Rodríguez, Lázaro Alonso, Luis Fernández, Rodolfo MacBean, Mario Bello, Juan Bocalandro, Roberto Sotolongo, Eduardo de la Portilla, Tomas García.

XVII Serie Nacional 1977-78

José Miguel Pineda

Vegueros (36 – 14    .720)

Director: José Miguel Pineda

Receptores: Juan Castro, Heleodoro Pedroso.

Cuadro: Lázaro Cabrera, Luis Ángel Gómez, Alfonso Urquiola, Hiram Fuentes, Roilán Hernández, Carmelo Pedroso.

Jardineros: Luis Giraldo Casanova, Giraldo Iglesias, Fernando Hernández, David Sánchez, Manuel Izquierdo.

Lanzadores: Julio Romero, Maximiliano Gutiérrez, Rogelio García Alonso, Dionisio Pino, Jesús Guerra, Ladislao Lavastida, Adalberto Herrera, Rodovaldo Esquivel, Francisco Rodríguez, José Azcuy, Mario L. Hoyos, Jesús Pérez.

XVIII Serie Nacional 1978-79

Cándido Andrade.jpg

Sancti Spíritus (39-12    .765)

Director: Cándido Andrade

Receptores: Lázaro Pérez Hernández, Víctor Muñoz, Reinaldo Andrade.

Cuadro: Antonio Muñoz, Miguel Rojas, Osvaldo Oliva, Owen Blandino, Ernesto Morell, Rigoberto Rodríguez, Tomás Pérez, Reinaldo Andrade.

Jardineros: Lourdes Gourriel, José Raúl Delgado (C), José Zamora, José Méndez y Lázaro García.

Lanzadores: Tony Simo, Roberto Ramos, Alberto Peña, Claro Villa, Miguel Andrés Brito, Alberto Acosta, Francisco P. Sansariq, Alberto Rivadeneira, Marino Bastida, Juan Ramírez, Jorge Orta, Ulises Infiesta, Isbel Oliva.

XIX Serie Nacional 1979-80

Braudilio Vinent 2

Braudilio Vinent

Santiago de Cuba (35-16  .686)

Director: Manuel Miyar

Receptores: Modesto Larduet, Bernardo Acosta, Erol Correa, Jorge Stable.

Cuadro: Luis D. Larduet, Osberto Núñez, Evenecer Godinez, Ramón Otamendi, Jesús Santos, Víctor Castro, Alejandro Duret.

Jardineros: Fermín Laffita, Radamés Sierra, Orlando Bravo, Leonicio Salazar, Alberto Masagué.

Lanzadores: Braudilio Vinent, José Luis Alemán, Enrique Cutiño, Orlando Figueredo, Pedro Lubín, Ismael Duharte, Isidro Rios, Rey Alá Cortina, Alcibíades Zamora, Manuel Maki.

XX Serie Nacional 1980-81

Luis Giraldo Casanova

Luis Giraldo Casanova

Vegueros (36-15   .706)

Director: José Miguel Pineda

Receptores: Juan Castro, Jorge L. Cornelio, Mario Cordero.

Cuadro: Luis Ángel Gómez, Lázaro Cabrera, Alfonso Urquiola, Carmelo Pedroso, Hiram Fuentes,  Giraldo González, Roberto Moreno, Lázaro Pelegrin.

Jardineros: Luis Giraldo Casanova, Giraldo Iglesias, Fernando Hernández, Diego Mena, Agustín Sierra, Juan C. Romero, José M. Diaz.

Lanzadores: Julio Romero, Jesús Guerra, Maximiliano Gutiérrez, Rogelio García Alonso, Mario Negrete, Luis Hernández, Alfonso Sánchez, Francisco Rodríguez, Fidel Azcuy, Antonio Tamayo.

XXI Serie Nacional 1981-82

Jorge Fuentes

Vegueros (36-15   .706)

Director: Jorge Fuentes

Receptores: Juan Castro, Jorge L. Cornelio, Francisco Rodríguez, Mario Cordero,

Cuadro: Luis Ángel Gómez, Lázaro Cabrera, Alfonso Urquiola, Hiram Fuentes, Giraldo González, Roberto Moreno, Diego Mena, Rafael Illas

Jardineros: Luis Giraldo Casanova, Giraldo Iglesias, Fernando Hernández, Rogelio García González, David Sánchez, Juan C. Romero, José M. Diaz, Raúl González.

Lanzadores: Rogelio García Alonso, Jesús Guerra, Porfirio Pérez, Maximiliano Gutiérrez, Mario Negrete, Alberto Torres, Ovidio Hano, Antonio Tamayo, Alfonso Sánchez.

XXII Serie Nacional 1982-83

Eduardo Martín Saura

Villa Clara (41-8   .837)

Director: Eduardo Martín

Receptores: Alberto Martínez, Luis Fernández, Santos Pérez.

Cuadro: Alejo O’Reilly, Ramon Moré, Pedro Jova, Rafael Orlando Acebey, Lázaro López, Francisco Javier Carbonell, Jorge Yanez, Roberto Rodríguez.

Jardineros: Amado Zamora, Víctor Mesa, Juan Mesa, Valentín León, Rafael Rodríguez, Luis Jova, René Peña, Rafael Cairo.

Lanzadores: José Riveira, José Ramón Riscart, Isidro Pérez, Mario Veliz, Pablo Ubein, Guillermo Martín, Oscar Molina, Arístides García, Dagoberto Martínez, Pedro Álvarez Medina, Rafael Berrio.

XXIII Serie Nacional 1983-84

Tomás Soto

Citricultores (52 – 23   .693)

Director: Tomás Soto

Receptores: Orlando Arencibia, Jesús Figueroa, Daniel Enríquez, Arsenio Pérez

Cuadro: Juan Luis Baró, Israel García, Leonardo Goire, Raúl Rodríguez, Armando Dueñas, Julio Serrano, Jorge L. González, Oscar García, Guillermo Rodríguez.

Jardineros: Lázaro Junco, Wilfredo Sánchez, Pablo Hernández, Leonardo Rodríguez.

Lanzadores: Rolando Arrojo, Rafael Rodríguez, Lázaro Alonso, Anselmo Martínez, Carlos Mesa, Eduardo Terry, Hugo Cruz, José Cantero, Carlos Valido, Bárbaro Pérez.

XXIV Serie Nacional 1984-85

Omar Linares

Vegueros (57-18   .760)

Director: Jorge Fuentes

Receptores: Juan Castro, Jorge L. Cornelio, Cándido Morante.

Cuadro: José Cano, Jorge Luis Paula, Alfonso Urquiola, Giraldo González, Omar Linares, Juan de Dios León, Roberto Moreno.

Jardineros: Luis Giraldo Casanova, Fernando Hernández, Lázaro Madera, Rogelio García González, Giraldo Iglesias.

Lanzadores: Reinaldo Costa, Ovidio Hano, Fidel Azcuy, Omar Ajete, Domingo Ordaz, Alberto Torres, Luis Amaro, Raúl González, Francisco Rodríguez Herrera.  

XXV Serie Nacional 1985-86

Agustín Marquetti

Agustín Marquetti

Industriales (37-11    .771)

Director: Pedro Chávez

Receptores: Pedro Medina, Armando Ferreiro, Humberto Casamayor.

Cuadro: Agustín Marquetti, Juan Padilla, Lázaro Vargas, Rolando Verde, Luis Fuentes, Luis Pestana, Blas Mayeta, Jorge Salfrán.

Jardineros: Antonio González Vidal, Javier Méndez, William Rodríguez, Luis Rivero, Luis Daniel Pérez, Leandro Ricardo

Lanzadores: Ángel Leocadio Díaz, Lázaro de la Torre, Euclides Rojas, Pablo Miguel Abreu,  Francisco Despaigne, Osvaldo Fernández Guerra, Leonardo Tamayo, Rafael Gómez Mena, Juan Carlos Barrutia.

 

Escrito por Esteban Romero, 17 febrero de 2018, con información extraída de su base propia de datos.

 

Ganaderos.png

 

Los grandes curveadores del béisbol cubano: IV. Pablo Miguel Abreu

El dolor es pasajero, pero la victoria dura para siempre.”
Lance Edward Armstrong. (1971, Ex-ciclista estadounidense)

Pablo Miguel Abreu

Esta vez le toca a un lanzador zurdo, altísimo. Se supone, el autor no posee datos exactos, que este pitcher, lo más parecido a un poste, mida unos 190 cm. Su presencia en el montículo imponía, sobre todo cuando levantaba su pie para lanzar, era como un recuerdo del famoso “Vinagre” Mizell con los leones del Habana en la temporada de 1955-56, quien con su pie levantado parecía que quería golpear la nariz del bateador adversario. Le llaman el zurdo de ébano, el autor prefiere llamarle “Arma Letal”. Imagínense a este lanzador, que responde al nombre de Pablo Miguel Abreu Casañas, lanzando una enorme curva, de esas que le rompe la cintura al mejor bateador, y que a ese arsenal añada una recta que oscilaba, según mediciones, entre 95 y 96 MPH. Más letal no se puede realmente ser. Pablo Miguel casi siempre se presentaba con control y ponía la bola en las zonas que más daño hacen a cada bateador rival.

Pablo Miguel, como el resto de los curveadores antes mencionados, es igualmente de la ciudad Habana, donde nació el 23 de marzo de 1967. En el deporte se inició como portero en fútbol. Según él mismo reveló en una entrevista, estaba en el terreno cuando le cayó una pelota de béisbol a su lado, la devolvió con fuerza y eso bastó para que le vieran condiciones para jugar pelota. Algo que parece una fábula cuando después él mismo declaró que comenzó a tirar la curva desde niño, que era muy descontrolado con su recta, la que logró mejorar con el tiempo y el consejo de sus entrenadores. Así que es más apropiado quedarse con esta segunda versión, aunque puede ser que los “cazatalentos” cubanos no hayan sabido que ese niño era un lanzador potencial y le hayan llevado por su físico al fútbol.

Con la escasa edad de 15 años, Pablo Miguel hizo el equipo Cuba al Campeonato Mundial juvenil en Venezuela (1982). Para recordar que ese equipo estuvo integrado por otras figuras que más tarde fueran estrellas, entre ellas Omar Linares con solo 14 años y jugando la intermedia del conjunto, Armando Ferreiro como receptor, Antonio Pacheco como campo corto, Orestes Kindelán sea en la inicial, los jardines y como receptor también, Lázaro Vargas en la antesala, Javier Méndez y Jorge García Carrión en los jardines, así como los zurdos Faustino Corrales, Osvaldo Fernández Guerra, y los derechos Osvaldo Duvergel, René Arocha en el cuerpo de lanzadores.

Su debut en series nacionales no se hizo esperar, lo que sucedió con Metropolitanos en la XXIII  Serie (1983-84), equipo en el que se mantuvo hasta la siguiente temporada.

En 1984 habría podido participar nuevamente en otro campeonato mundial juvenil, pero se lesionó. Así esperó hasta Albany, EE.UU. (1985) para nuevamente ser parte útil del juvenil Cuba, el cual fue también integrado por otros destacados peloteros como Eduardo Cárdenas, Germán Mesa, Víctor Bejerano, Eddy Rojas, Leonel Bueno, Oscar Machado, Raúl Ajete, y los lanzadores Heriberto Collazo, Iván González, Bárbaro Rogelio Amores entre otros. Fue en ese torneo que Pablo Miguel quedó como MVP.

Pablo Miguel Abreu 2

Ya en 1986 Pablo Miguel era una pieza importante del cuerpo de pitcheo de los equipos habaneros, o sea Industriales en las series nacionales y Ciudad Habana en las selectivas. Fue por aquella época que Santiago de Cuba de series nacionales como el nuevo equipo Serranos en selectivas lograron conformar un equipo de figuras jóvenes y con calidad, capaz de destrozar al pitcheo adversario en un santiamén. El one-two era de temer, Antonio Pacheco y Orestes Kindelán, además de Jorge García Carrión, Evenecer Godínez, Fausto Álvarez, el debutante Gabriel Pierre entre otros. El habanero se amarró varias veces en duelo contra estos equipos, contra el cual podía salir con la sonrisa de la victoria como cabizbajo con una derrota. Pablo Miguel era el lanzador indicado, su curva hacía estragos en la ofensiva oriental, se puede decir que los volvía locos. Entre tantos duelos, hubo uno muy en particular que recuerdo como si fuera ahora. Los simpatizantes capitalinos vieron a un Pablo Miguel en forma y avasallando a la ofensiva de los orientales, todos reían con cada ponche que propinaba. Sin embargo, Ud. puede ser lanzador, lograr hasta 27 outs y eso no ser suficiente, pues lo que vale es la anotación, y eso fue lo que le sucedió al estelar Arma Letal, 17 ponches pero salió derrotado del juego.

“Arma Letal” Abreu con control era imbateable, tenía una curva pronunciada, la que hacía un daño enorme. No en balde, fue líder en ponches propinados, con 97 en la XXV  Serie Nacional (1985-86), y en la XIII Selectiva (1987), con 114. Su dominio era impresionante, por lo que igualmente logró destacarse dentro de las filas del equipo Cuba.

Su primera aparición en equipos Cuba de mayores fue en los Juegos Centroamericanos en Santiago de los Caballeros (1986), donde ganó un juego y logró PCL de 2.16. En ese mismo año integró el equipo Cuba al campeonato mundial en Holanda, donde nuevamente ganó un juego, repartió la increíble cifra de 35 ponches y tuvo PCL de 1.55, a la vez que integró el todos estrellas de ese torneo como mejor lanzador zurdo.

Al año siguiente volvió a lanzar en el equipo nacional, esta vez en los Juegos Panamericanos en Indianápolis (1987). Según Abreu, él estuvo a punto de no hacer este conjunto, ya que Kindelán le bateó una línea que le partió la muñeca de su brazo derecho. Las cosas son como son, si Jim Abbott lanzaba y fildeaba con su mano zurda, Pablo Miguel tendría que hacer algo parecido. Le retiraron el yeso, les lanzó a los boricuas a los que dejó en un hit, ayudado también por una tremenda atrapada de Víctor Mesa en el jardín central, que preservó la victoria. Luego vino un juego muy disputado contra los estadounidenses, el que todos recordamos cuando el segunda base Ty Griffith largó jonrón para dejar al Cuba al campo. Su siguiente juego fue contra Nicaragua, al que maniató al propinarles 18 ponches. Como se sabe, el equipo Cuba logró milagrosamente la victoria en ese evento, la historia no es para contarla ahora, pero se puede decir que Pablo Miguel lanzó buena pelota en el mismo.

Poco después tuvo lugar la Copa Intercontinental en la Habana, fue cuando el habanero propinó el primer juego de cero hit cero carreras en Copas Intercontinentales. Los bateadores “agraciados” fueron los del equipo México. En ese torneo Pablo “Arma Letal” ganó 3 juegos y fue factor importante de la victoria del conjunto cubano.

Las lesiones son mortales en la carrera de cualquier deportista y si éstas ocurren en las extremidades más todavía. “Arma Letal” sufrió una caída jugando, según sus palabras, en un partido de cuatro esquinas en la Habana. Lo enyesaron incorrectamente y el resto es historia. El yeso debilita mucho y si éste se pone mal, pues el asunto se agrava. El habanero luchó contra esta adversidad, pero no es que haya podido recuperarse del todo. Eso sucedió antes de la Copa Intercontinental de Puerto Rico (1989), conjunto nacional que fuera el último que él hiciera. Los dolores en el hombro desde entonces le persiguieron. Así y todo regresó con los Metropolitanos en 1990, y en la XXXI serie nacional (1991-92) con dolores y todas esas afectaciones, “Arma Letal” fue líder en juegos iniciados (13) en la serie, algo que indica que tanto manager como auxiliares y equipo médico no estuvieran muy cuidadosos con la salud del hombro del lanzador. Era una temporada de 48 juegos y el zurdo abrió 13 equivalente a un 27% de los juegos de su equipo.  Con los Metros se mantuvo hasta 1994, otro receso nuevamente y regresó con los Industriales para jugar en la serie XXXV (1995-96), su última en serie nacional. Después de eso vino el retiro obligado. Sí, el pelotero no se retira, es la federación la que los obliga a retirarse, inaudito, pero cierto.

En 12 Series Nacionales, Abreu ganó 72 y perdió 48 en 169 juegos lanzados, con PCL de 3.62, promedio de .244 de los bates adversarios, 822 ponches, 531 boletos en 964.2 entradas lanzadas. Entre sus victorias están 11 lechadas.

Las pocas veces que bateó, lo hizo bien. Conectó 8 hits en 32 veces al bate (promedio de .250) incluido un doble y un jonrón. Pablo Miguel jugó los jardines y la inicial en varias oportunidades en los conjuntos capitalinos.

Pablo Miguel en Italia

Pablo Miguel en Italia

Pablo Miguel fue un buen estudiante y por eso luego ha sido un buen entrenador, funciones que realizó y realiza en varios países incluida su tierra natal. Inicialmente sirvió de auxiliar de los Industriales en el período de 1997-2001, casi al mismo tiempo estuvo en Guatemala de 1998 a 2001, todo un lujo para un país, donde no hay realmente tradición beisbolera. Luego se fue a Italia y allí entrenó a varios equipos de la Liga Italiana, entre ellos los tradicionales Nettuno,  Parma, Caserta, además de Reggio Emilia, Colorno, Alguero, Olmedo y Collecchio. Igualmente ha prestado sus servicios en Rusia, en la preparación del equipo nacional para el campeonato europeo de 2014. Igualmente ha prestado sus servicios en México y en Miami, en este último conjuntamente con el estelar Orlando “Duque” Hernández.

Pablo Miguel como entrenador del equipo Rusia

Pablo Miguel como entrenador del equipo Rusia

En una entrevista que él le concedió a Rafael Rofes, Pablo Miguel “Arma Letal” Abreu pedía algo muy sencillo: “aunque sea el último de la cola, pero que se acuerden de mí entre los mejores zurdos de Cuba”. Este autor se permite responder, que él no es ni remotamente el último de la cola, al contrario, entre los mejores cinco zurdos que haya dado la pelota cubana de series nacionales, muy destacado, con triunfos nacional e internacionalmente.

Fuentes

Baseball-reference.com. Pablo Abreu. https://www.baseball-reference.com/bullpen/Pablo_Abreu

Cabrera Boris. 2017. Pablo Miguel Abreu, el Chapman de los 80. Play off magazine 31 agosto. https://playoffmagazine.com/pablo-miguel-abreu-el-chapman-de-los-80/

Rofes Rafael. 2016. Pablo Miguel Abreu: “Aunque sea el último de la cola, pero que se acuerden de mí entre los mejores zurdos de Cuba”. Cronodeportesonline.com 28 junio. http://cronodeportesonline.com/pablo-miguel-abreu-aunque-sea-el-ultimo-de-la-cola-pero-que-se-acuerden-de-mi-entre-los-mejores-zurdos-de-cuba/

Romero Esteban (inédito). De la historia del béisbol en Cuba: esbozos biográficos de grandes peloteros cubanos.

 

Escrito por Esteban Romero, 14 marzo de 2018

 

Los grandes curveadores del béisbol cubano: III. Santiago “Changa” Mederos

Los campeones no se hacen en los gimnasios.
Los campeones están hechos de algo que tienen
muy adentro de ellos: el deseo, un sueño y una visión
”.
Muhammad Ali (1942-2016, Campeón mundial profesional
de los pesos  completos en boxeo)

 

Santiago Changa Mederos

Santiago “Changa” Mederos

Rigoberto Betancourt Herrera había nacido en 1944 en el Municipio Arroyo Naranjo, mientras que el lanzador de este artículo, Santiago “Changa” Mederos Iglesias, igualmente nació en el Reparto Apolo del Municipio indicado, el 8 de setiembre, también de 1944. Así que pudiéramos bautizar a Arroyo Naranjo como la tierra de los curveadores en Cuba.

Al igual que Rigo Betancourt, Changa lanzaba a la zurda y era algo más alto que Rigo, pero no mucho realmente. A temprana edad comenzó a jugar béisbol, jugaba los jardines y alguna que otra vez lanzaba. Durante de la década de los 50 el gran ejecutivo cubano, Bobby Maduro, había organizado a los Cubanitos, que venía a ser la cantera infantil de peloteros de los Cubans, equipo de la Liga Internacional (clase AAA). En los Cubanitos Changa se estrenó más que todo como jardinero, rol en el que se destacó y le permitió viajar a Nicaragua en 1958 para un tope amistoso. El hecho de haber sido jardinero hizo que Changa fuera siempre un bateador difícil de dominar, otra similitud con su coterráneo Rigo Betancourt.

Los Cubans se fueron en 1960 para New Jersey y Changa se quedó en Cuba, joven y con deseos de demostrar sus habilidades. Fue entonces que estimulado por su padre y con la asesoría del ex-receptor de equipos profesionales en Cuba, Gilberto “Chino” Valdivia, todo un maestro de la mascota, decidió dedicarse a lanzar. Changa poseía buena velocidad en su recta y su curva era menester saber controlarla, o sea que cayera en zona.

En la III serie nacional (1963-64), con solo 19 años, debutó Changa en la pelota nacional en el conjunto de los Occidentales dirigidos por Gilberto Torres. Realmente entonces era el clásico bolón, su evidente descontrol no le ayudaba a situarse en planos estelares, pero esto no es problema cuando la persona tiene deseos de superar las adversidades y eso fue lo que parece haber funcionado en Changa. El joven lanzador tenía curva y una recta con buena velocidad, lo cual con control serían armas para poder dominar a los bateadores rivales. En ese primer equipo en series nacionales tuvo la suerte de ser compañero de lanzadores, como Rolando Pastor, Maximiliano Reyes y Ángel “Lumumba” García. En la siguiente temporada fue parte de la nómina de los Industriales, equipo en el que se mantuvo hasta la campaña de 1967-68 (VII serie nacional), en la que ya Changa comenzó a mostrar su clase y su curva hacía estragos entre los bateadores rivales.

La curva de Changa fue como revivir casi la misma de Rigoberto Betancourt, con tremendo ángulo, un lanzamiento que viaja y cuando llega al home, le rompe la cintura al mejor de los bateadores. Por otro lado, el éxito de Changa estuvo al lograr control y la suerte de contar con un receptor experimentado como Ricardo Lazo.

Cuando Changa venía con control, apaga y vámonos, no había realmente rival que le pudiera hacer daño y el estadio Latinoamericano rugía con cada ponche que lograba. De los pocos bateadores que le vi darle a Changa, uno de ellos fue el oriental Fermín Laffita, al que el mismo Rigoberto Betancourt, por coincidencia, lo situó como el más difícil para él dominar.

Changa Mederos 2

En la VII serie nacional Changa blanqueó 8 veces a equipos rivales, algo que se dice fácil, pero que es tremendamente difícil. En la siguiente serie, la VIII (1968-69) y vistiendo el uniforme del equipo Habana, Changa se convirtió de hecho en el mejor lanzador de esa contienda. Fue co-líder en juegos iniciados (25), líder en ponches propinados (208), record que se mantuvo por años hasta que Maels Rodríguez se lo rompió al propinar 263 chocolates en la XL serie nacional (2000-01). Fue también co-líder en lechadas (6) (empatado con Roberto Valdés), co-líder en juegos ganados (17) (empatado con Rolando Macías) y lanzador más valioso de la VIII serie nacional. Además, propinó 20 ponches en juego del 30 de enero de 1969 frente al equipo de Camagüey, que se mantuvo igualmente como record en series nacionales hasta que el zurdo pinareño Faustino Corrales lo rompiera, al abanicar a 22 bateadores el 20 de diciembre de 2000 durante la XL serie nacional. El desempeño de Changa le sirvió para integrar el equipo Cuba al torneo cuadrangular de México (1968) y al mundial de República Dominicana (1969), donde fue uno de los dos habaneros que lograron hacer este último equipo.

En la IX serie nacional (1969-70), nuevamente con los Industriales, Changa continuó con su paso triunfador, fue líder en juegos completos (13), entradas lanzadas (136.2), ponches propinados (143) y juegos ganados (7), mientras que en la serie especial de 1970 fue co-líder en juegos completos (9) y líder en lechadas (7). El dominio de Changa fue extraordinario y cosas de la vida, estuvo a punto de lograr dos cero hits en el curso del año 1970. La primera oportunidad fue en el doble juego del 7 de Enero de 1970, precisamente cuando su compañero, el zurdo Rigoberto Betancourt lograra su primer y único juego de cero hit, cero carreras en series nacionales. Changa estuvo cerca de lograr esa hazaña ese día, pero cosas de la vida no lo logró. La segunda fue lanzando para el equipo Habana frente a los Orientales en juego de la serie especial de 1970. El gran zurdo llegó al noveno sin hits permitidos a sus adversarios, los que contaban en su alineación de aquel día a hombres de experiencia como Elpidio Mancebo, Agustín Arias, Ramón Hechavarría, José Dranguet y José “Chivo” García. Changa sacó el out 25 y el turno le correspondió a Fermín Laffita. Vino una curva que caía algo baja, pero el oriental le sonó el hit que le desbarató el cero hit.

Hay un detalle que nadie dice, aunque muchos deben saberlo. Las estrellas del pitcheo cubano por regla general han sido siempre muy admiradas por el sexo opuesto. Eso sucedía con Alarcón o Roberto “Jabao” Valdés cuando lanzaban con su acostumbrada excelencia en el Latino. Lo mismo comenzó a ocurrir con Changa. Las mujeres mostraban toda su simpatía a gritos por el gran curveador. Este autor vio en persona a una famosa cantante de aquel entonces, cuyo nombre me reservo, gritarle cosas muy agradables a toda voz en el Latino.

Otro detalle reportado, del cual no hay mucha información, es que el zurdo Whitey Ford, as de los Yankees de Nueva York, estuvo en el estadio Latinoamericano y vio a Changa lanzar, del que comentó su excelencia y lo comparó con el pequeño lanzador (168 cm) Bobby Shantz, zurdo que lanzara en 16 temporadas en las Grandes Ligas para los conjuntos de los Atléticos de Filadelfia, los Yankees, los Cachorros, los Cardenales, los Filis y los Colt 45 de Houston. No se puede negar esta información, lo que uno se pregunta cómo Ford cayó en la Habana en momentos que las relaciones estaban sumamente tensas entre Cuba y los EE.UU., más aún ¿qué fue a hacer allá?

Con los Industriales Changa se mantuvo hasta 1974, momento en que este equipo pasó a ser parte de las series selectivas y cambió por el ridículo nombre de Agricultores, Imagínense Uds., un equipo capitalino llamado así. De todas formas, Changa fue pelotero importante en la victoria de los Industriales de Pedro Chávez en la XII serie nacional (1972-73) y luego de los estrenados Agricultores de Orlando Leroux en la XIV serie Nacional (1974-75), cuando fue líder en entradas lanzadas (91.2) y ponches propinados (92).

Changa Mederos 3

Changa integró el equipo Habana en la I serie selectiva, torneo que tenía siete fuertes conjuntos participando. Su equipo quedó en segundo lugar superado por los Orientales, y el curveador resultó ser líder en juegos completos (10) y entradas lanzadas (119.2) en ese fuerte torneo. En la siguiente serie su equipo triunfó. Otra labor destacada tuvo en la IV selectiva (1978) cuando resultó ser líder en promedio de ganados (.778), que fuera su última en su carrera.

La labor perseverante y destacada de Changa le llevó a convertirse en el primer lanzador zurdo en arribar a las 100 victorias en series nacionales e igualmente ser el primero de todos en llegar a los mil ponches propinados, lo que consiguió en juego del 8 de marzo de 1975. En su carrera en 15 series nacionales y 4 selectivas, ganó 123 juegos, 106 completos, 41 lechadas, perdió 67, excelente WHIP de 1.09, PCL de 1.97 y los bateadores le bateaban para .197. Lo mejor de todo fue que ponchó a 1420 bateadores y concedió 633 bases por bolas, lo cual da una indicación de su control en el montículo. Sus 41 lechadas, le hacen ocupar el quinto puesto en este departamento, superado por estrellas del montículo como Braudilio Vinent, Rogerlio García Alonso, Omar Carrero y Jorge Luis Valdés. En promedio de juegos ganados ocupa el décimo puesto, superado por otras estrellas del pitcheo cubano como fueron José Antonio Huelga, Manuel Hurtado, Roberto Valdés, Juan Pérez Pérez y Walfrido Ruíz.

Como ya se dijo, Changa fue un buen bateador, los numeritos a este respecto indican que aunque promedió .164, logró conectar 72 hits en 438 veces al bate, entre ellos 7 dobles, 3 jonrones, anotó 33 e impulsó 34 carreras.

Internacionalmente hizo el equipo Cuba a los Juegos Centroamericanos de Panamá (1970) y Medellín (1978). En los primeros mencionados, logró ponchar a 21 bateadores del equipo mexicano. También integró el Cuba a los Juegos Panamericanos en México (1975); Campeonatos Mundiales en Santo Domingo (1969), Cartagena/Barranquilla (1970), La Habana (1971), Managua (1972) y Colombia (1976). En el campeonato mundial de 1969, Changa vino al rescate de Roberto “Jabao” Valdés e hizo un buen relevo frente a la escuadra estadounidense en el juego decisivo de esa competencia. Buenas actuaciones también registró en los Panamericanos de 1975, cuando logró una victoria y su PCL fue de 1.37, mientras que un año después, en el mundial de Colombia, lograba igualmente un triunfo con PCL de 1.37. Su peor desempeño en estos eventos lo tuvo en los juegos Centroamericanos de Medellín (1978), único en el que fuera castigado por los bateadores rivales, al registrar pobre PCL de 22.50.

En el período de su apogeo como lanzador, que comenzó en 1968, Changa fue casi siempre miembro de los equipos Cuba. Estuvo ausente en los equipos del campeonato mundial de la Habana (1973), y de los juegos Centroamericanos de República Dominicana (1974) solamente.

Lamentablemente, una vez más, un accidente de transito se llevó de esta vida a una estrella cubana del béisbol. Eso fue lo que le sucedió al inmortal Changa Mederos el 10 de diciembre de 1979 en la intersección de la Carretera del Lucero y la Calzada de Managua. De los traumas recibidos en el accidente no pudo recuperarse y murió cinco días después.

Como este autor le vio muchas veces lanzar, en el mismo estadio Latinoamericano, puede afirmar que la curva de Rigo se perdió en 1967, pero para suerte vino una igual de grande, la de Changa Mederos, probablemente el mejor lanzador zurdo en la historia de las series nacionales en Cuba y uno de los grandes curveadores cubanos de todos los tiempos.

Fuentes

Anon. 2018. Santiago Mederos- Biographical information. Baseball-reference.com. https://www.baseball-reference.com/bullpen/Santiago_Mederos

Manzano Rógerio. Santiago Mederos. Desde mi palco de fanático. https://desdemipalcodefanatico.wordpress.com/jugadores/santiago-mederos-1/

Romero Esteban. 2015. Los mejores lanzadores cubanos en series nacionales (I). https://deportescineyotros.wordpress.com/2015/12/24/los-mejores-lanzadores-cubanos-en-series-nacionales-i/

 

Escrito por Esteban Romero, 3 marzo de 2018

Los grandes curveadores del béisbol cubano: II. Rigoberto Betancourt

El esfuerzo continuo, no fuerza o inteligencia, sino
el esfuerzo, es la clave para liberar todo nuestro potencial
.”
Liane Cardes.

Rigoberto Betancourt

Esta vez el artículo es sobre un lanzador zurdo, más bajito de estatura que Camilo Pascual, medía 167,64 cm. Se trata de Rigoberto Betancourt Herrera, pelotero nacido en 1944 en el municipio Arroyo Naranjo de la capital cubana.

Cuando Rigo debutó en series nacionales, los cubanos en todo el país pudieron ver una curva enorme lanzada por este gran lanzador, de la que se puede afirmar sin temor, que es hasta ahora una de las dos más grandes lanzadas en estos torneos nacionales post invernal profesional cubana. La otra le pertenece a Changa Mederos, de quien se hablará en un siguiente artículo, pero la de Rigo era enorme, enorme.

El pequeño gran zurdo aprendió a jugar la pelota, como todos los cubanos, en pitenes, en los que lanzaba o jugaba alguna otra posición, ya que bateaba bien, aunque él mismo afirmaba que lanzar le encantaba. Lo interesante es que su gran curva era casi siempre lanzada con tremendo control. Le preguntaron cómo se hizo de esa curva y de ese control, respondió que eso era fácil, mucha práctica diaria hasta dominarla. Muy buen mensaje para esos muchachones que hoy en Cuba tratan de abrirse paso pitcheando, pero que parece que no entrenan lo suficiente.

Cuando tenía 16 años Rigo se presentó a prueba ante los cazatalentos de los Cubans. ¡Qué decepción! A Rigo le dijeron que ellos buscaban hombres más altos, y ahí se quedó todo. Cuatro años después fue reclutado por el Servicio Militar Obligatorio y logró lanzar para el equipo de la DAAFAR en la provincial habanera, conjunto donde estuvo bajo la guía del experimentado José “Guanabana” Quintana y es muy probable que haya perfeccionado su curva.

El desarrollo alcanzado por Rigo en la provincial le sirvió para debutar en la V serie nacional (1965-66) con los Occidentales de Gilberto Torres. La curva del habanero comenzó a hacer de las suyas y el 30 de diciembre de 1965 logró record de 18 ponchados en juego contra el equipo de Granjeros, y no piensen que este equipo de la zona oriental venía con palomitas al bate. Entre sus artilleros estaban Miguel Cuevas, Daniel Hernández, Rolando “Gallego” Valdés, Abilio Amargo, Angel Galiano, Asterio Zaldivar y Eusebio Cruz, todos hombres capaces de conectar y hacerlo con fuerza. No obstante, la curva de Betancourt era veneno y dejaba descolgado al más pinto de los bateadores. Rigo ganó el juego de las estrellas de esa temporada, el cual terminó 3-1 a favor de los Occidentales sobre los Orientales. Terminó esa temporada con 103 ponches (líder) y fue escogido novato del año, algo muy merecido.

rigoberto-betancourt

Acto seguido Rigo integró el equipo Cuba a los juegos centroamericanos de San Juan, Puerto Rico (1966), donde a pesar de no haber pasado del primer inning en el juego final contra la selección de Puerto Rico, logró impresionar a todos con su enorme curva, al extremo que Carlos “Patato” Pascual, hermano de Camilo, llegó a hablar con algún jefe del equipo- este autor se imagina haya sido el mismo manager Gilberto Torres- al que le habló de la posibilidad de contratarlo. A Rigo le informaron de todo eso, algo que años después Patato mismo confirmó, pero al zurdo habanero le agregaron la coletilla que si se iba, trabajo le costaría volver a Cuba, donde ya era todo un héroe. Rigo estaba recién casado y su padre estaba convaleciente, por lo que la oferta no prosperó.

En la VI serie (1966-67) nuevamente Rigo vino lanzando con excelencia y maravillando a los aficionados con su impresionante curva. Terminó como líder en ponches propinados (126), juegos ganados (10, empatado con Rolando Macías de Las Villas) y en lechadas (5, empatado con Roberto Valdés de Orientales), además de lanzador más valioso de la Serie. Con todos esos numeritos y demostrando un dominio elevado de las novenas más ofensivas del país, sea Industriales u Orientales, era de esperar a que el habanero nuevamente integrara el equipo Cuba a los juegos panamericanos en Winnipeg, Canadá.

Previamente integró una selección de peloteros, supuestamente menores de 23 años, algo que no era cierto, que viajó a México para enfrentarse a selecciones de este país como preparativo para los juegos panamericanos. Fue mucho ponche marca Betancourt y no tequila que tomaron los peloteros mexicanos durante esta gira. Si la memoria no le falla a este autor, Rigo llegó a ponchar unos 20 peloteros mexicanos en uno de esos juegos.

Le tocó al habanero lanzar contra el mismo México el 26 de julio de 1967 en los panamericanos. Como para que lo festejaran en toda Cuba, 18 ponches a este equipo y solo 4 hits de los rivales, en juego que concluyó 4-1 a favor de la selección nacional. Previo a ese juego, un cazatalento de los Filis se le acercó a Rigo, el que le pidió que firmara. El habanero le preguntó cuánto le daban si ponchaba a quince, la respuesta no se hizo esperar, 125 mil verdes, cifra grande para aquel momento. Como ya se dijo el habanero ponchó 3 por encima de lo prometido, el cazatalento ya tenía el contrato en mano, que Betancourt no quiso firmar, no quería abandonar Cuba. Luego volvió a lanzar en la etapa de todos contra todos y ganó su segundo juego, su PCL fue de 2.45, pero en el segundo juego del play off no pudo aguantar la ofensiva del equipo norteamericano al explotar en la quinta entrada y dejar el juego 5-3 a favor de los estadounidenses. El matancero Jesús Torriente entró de relevo, Cuba respondió a la ofensiva y Pedro Chávez decidió el juego con doble para marcador final de 7-5. Esa fue la última presentación de Rigo en juego de evento oficial internacional.

El autor no está de acuerdo con una afirmación de persona que sabrá mucho de béisbol, no se discute, pero que realmente no creo haya visto a Rigo lanzar en sus momentos de excelencia. Su afirmación en inglés fue que el habanero era ligeramente superior a la media de los lanzadores cubanos en aquel momento. No, señor, Rigo era muy superior y su curva entonces no la tenía nadie más que él, la que nos hizo recordar la misma que lanzaba Camilo Pascual.

Su brazo comenzó a sufrir y fue escogido para lanzar con el conjunto Habana en la VII serie nacional (1967-68), a la postre campeón en esta temporada, pero no llegó a lanzar en esta contienda. Betancourt sufrió problemas circulatorios en su brazo de lanzar y la sangre se llegó a coagular en su codo, por lo que fue intervenido quirúrgicamente. El sufrimiento comenzó en la fecha indicada y no en 1969. Regresó para lanzar con los Industriales en la VIII serie nacional (1969-70), luego lanzó para el Habana de Pedro Chávez en las series de 1970-71 y 1971-72, pero ya Rigo no era el mismo, aquella curva era cosa del pasado.

No obstante, con el mismo conjunto Habana dirigido por Pedro Chávez, Rigo logró juego de cero hit, cero carreras el 7 de enero de 1970 contra el equipo Oriente, conjunto que no traía estrellas como tal, pero sí una constelación de jóvenes y experimentados peloteros orientales, entre ellos Fernando García, José García, José y Juan Dranguet, William Mendoza, Jorge Francis y Miguel Telémaco, pero hubo un bateador que puso el cero hit en peligro y ese fue el jardinero Luis Mesignak, cuya línea al montículo golpeó fuertemente su brazo de lanzar y fuera atrapada de rebote por el antesalista Germán Águila, con lo cual se consumó el out. Al final logró terminar su tremenda faena, con anotación de 1-0, pero el dolor persistió hasta el final del juego, su brazo izquierdo estaba fracturado. Sus tres últimas temporadas fueron lanzadas para el efímero conjunto de los Constructores.

Como anécdota o caso inédito, el autor presenció un hecho nada agradable en juego dominical del Habana durante la llamada serie especial de 1970. Rigo lanzaba y en un momento del juego salió del montículo disparado hacia al home, fue, le quitó la bola al receptor Lázaro Martínez a la vez que le daba la espalda. Lázaro fue detrás de él como si le pidiera disculpa, Rigo movía su pie en la lomita con la cabeza hacia abajo. Al final se entendieron y el juego caminó por su curso. El público, sin conocer las particularidades del incidente, la cogió con Lázaro, momento en que sentí más piedad por él que por el mismo Rigo. Nunca antes había visto algo igual. Hoy en día es muy habitual ver las malas formas de los receptores cubanos con los lanzadores, algo igualmente criticable, ya que eso no es forma de ayudar a tu compañero. Lo peor de todo es que muchas veces los managers no hacen nada para evitar tales situaciones. La realidad es que Rigo afirmó de siempre sentirse bien cuando tenía a Lázaro Pérez detrás del home, quien le recibió al habanero en sus dos primeras series con Occidentales.

En resumen, Rigoberto Betancourt lanzó en un total de ocho temporadas, en las que ganó 38 y perdió 27, con PCL de 2.51, promedio ofensivo de los bateadores rivales de .216, a la vez que abanicaba a 573 bateadores en 569 entradas lanzadas. Concluyó su carrera con el codo calcificado.

A su retiro se dedicó a entrenar jóvenes en Arroyo Naranjo, donde mismo nació y se crió. En 1978 pasó a formar parte del cuerpo de profesores de la Academia provincial de béisbol en la Habana.

En 1999 Betancourt fue parte de la delegación cubana que visitó Baltimore para asistir al enfrentamiento entre los Orioles y el equipo Cuba. Fue entonces, sin contrato ni ofertas, que el habanero decidió quedarse en los EE.UU., único de ese grupo que no regresó a Cuba. Los avatares en su nuevo país de residencia comenzaron entonces, falta de empleo, o de buenos empleos, alejado de su país. En una declaración dijo: “Pensé que vendría aquí a disfrutar los frutos de mi trabajo, ese era mi objetivo… pero todo ha salido mal”. En fin, todo un rosario de penas. Para colmo murió a la edad de 59 años, el 17 de julio de 2003 en el Centro Médico Palm Springs de Hialeah.

No obstante, la curva de Rigo será siempre recordada como una de las que más parecido tuvo con la que lanzó el gran Camilo Pascual. Otro elemento positivo de su carrera fue aconsejar trabajar mucho en el control y repetir tantas veces como fuera necesario un lanzamiento para así lograr dominarlo. Con esfuerzo e insistencia, él decía todo se podía lograr.

Fuentes

Anon. 2003. Fallece en Miami el ex lanzador Rigoberto Betancourt. Cubaencuentro, 18 de julio, http://arch1.cubaencuentro.com/deportes/noticias/20030718/ce82fb51f81c98a64e1d59f50514cf4d.html

Corsa Lisette. 1999. Striking out on his own. Miami NewTimes, 29 julio. http://www.miaminewtimes.com/news/striking-out-on-his-own-6358252

Pádura L. y Arce R. 1989. Ponchar era una fiesta. En “Estrellas del béisbol”. Editora Abril, pp 106-115.

Romero E. (inédito) De la historia del béisbol en Cuba: esbozos biográficos de destacados peloteros cubanos.

 

Escrito por Esteban Romero, 2 marzo de 2018

Semana del 23 al 28 febrero

Yuli Gurriel estará fuera de juego por seis semanas alejado de juego por una intervención quirurgica en una de sus muñecas, mientras que Yoenis Céspedes padece de dolores en su espalda y jugará según como se vea en el día a día.

A continuación la labor de los peloteros cubanos y los de origen cubano en la semana en cuestión en el entrenamiento primaveral de la MLB. Mis excusas caso de alguna omisión involuntaria.

Ofensiva peloteros cubanos spring training

Pitcheo peloteros cubanos spring training.png

Compilación de Esteban Romero, 1  marzo 2018

 

 

Los grandes curveadores del béisbol cubano: I. Camilo Pascual

De tanto leer sobre Camilo Pascual,
¿quién mejor para escribir que
aquel que sí le vio lanzar?

El autor

Camilo Pascual Cienfuegos

En este mundo hay muchos lanzadores de excelente velocidad, control, repertorio variado que incluye variantes de rectas, la slider y la curva, pero esta última no es que todos la logren lanzar pronunciadamente. Por eso hay que decir que se lanzan curvitas y curvas, éstas últimas marean al mejor de los bateadores, pero no son muchos los lanzadores que logran lanzarla con precisión.

Una buena curva supera bien los 140 grados y puede alcanzar valores de 160 o más grados de ángulo, todo está en el arte que tenga el que la vaya a lanzar. Entre los grandes curveadores del béisbol de Grandes Ligas aparecen los nombres de los zurdos Sandy Koufax, Warren Spahn, Steve Carlton, Tom Glavine, los derechos Christy Mathewson, Satchel Paige, Don Drysdale, Bert Blyleven, Tom Seaver y  Greg Maddux entre otros. Eso sin dejar de mencionar al activo zurdo Clayton Kershaw de los Dodgers. Entre ese grupo de estrellas y dominadores de la curva sobresalen dos nombres de lanzadores cubanos, el derecho Camilo Pascual y el zurdo Miguel Cuellar.

Cuellar logró su ascenso al estrellato casi 10 años después de su debut en las Grandes Ligas en 1959. El villareño tenía buena recta, logró con el tiempo lanzar una curva grande, pero su éxito se concretó cuando añadió a su repertorio la screwball o bola de tornillo. Le recuerdo lanzando con el Almendares en la profesional cubana. Su debut ocurrió en la temporada de 1956-57 en la profesional cubana y en 1957 con los Sugar Kings de la Liga Internacional (clase AAA), pero en aquel entonces no tenía una curva pronunciada como tal.  Muy distinto sucede con Camilo, al que el autor vio muchas veces como buen aficionado del Cienfuegos, por lo que les puedo asegurar que aparte de la enorme curva de Warren Spahn vista por la TV en la segunda mitad de los años 50 en Cuba, otra de igual calidad, en mi opinión, fue la de Camilo.

El habanero, nacido el 20 de enero de 1934 en San Miguel del Padrón, se inició en la pelota aún adolescente lanzando para el equipo amateur El Ferroviario. Su debut en la profesional cubana fue casi de inmediato, adonde llegó con 18 años de edad en la temporada de 1952-53, vistiendo la franela de los Tigres del Marianao, conjunto con el que estuvo hasta la siguiente temporada, en la que fue canjeado al  Cienfuegos por una ridícula docena de bates. No se entiende en realidad que motivó ese canje absurdo, Camilo venía de lanzar bastante bien con los Havana Cubans en la Liga Internacional de la Florida en la temporada de 1953. Vean, lanzó en 25 juegos, ganó 10 y perdió 6, con 93 ponches y 68 bases por bolas, PCL de 3.00, y de los lanzadores usuales de este conjunto fue el que menos hits permitió, 126 en 141 entradas. Había dominio y hablamos de un muchacho de apenas 19 años.

Los Tigres después lo lamentarían, pues Camilo, con mucho amor propio y deseos de demostrar su clase, desarrolló una curva de barril, que el gran Ted Williams llegó a considerar como la mejor en su época en las Grandes Ligas. Esa curva con una recta veloz y un cambio efectivo se convirtieron en las armas de su repertorio.

Camilo terminó la temporada de 1953-54 con registro de 4 victorias y 5 derrotas, PCL de 1,95, pero en la siguiente temporada no pudo lanzar, ya que los Senadores no se lo permitieron. Este es otro detalle interesante que hace notar que ya los entrenadores en Grandes Ligas veían un futuro en el lanzador cubano, ¿cómo a los ejecutivos de los Tigres se les ocurrió el disparatado canje? La temporada de 1954-55 de la profesional cubana fue la más afectada por las prohibiciones. Ni Orestes Miñoso, ni Miguel Fornieles, ni Sandalio Consuegra pudieron jugar en la misma, ya que los Medias Blancas de Chicago les prohibieron jugar, algo negativo para los mismos peloteros y que Miñoso reflejó en su autobiografía. Les prohíben jugar pero no les suben el salario, ya que jugar en la profesional invernal aportaba un extra al bolsillo de cada jugador.

En la temporada de 1955-56 debutó como abridor un joven pinareño con una recta supersónica, Pedro Ramos, el que hizo buen dúo con Camilo dentro del conjunto de los Elefantes, los que se llevaron sin mucha dificultad el título de esa temporada. Entonces el manager Oscar Rodríguez ponía a Camilo a lanzar en los juegos nocturnos y muy pocas veces en los juegos dominicales. Camilo se enfrascaba en duelos contra lanzadores de experiencia, sea contra el Habana y el zurdo Vinegard Bend Mizell o contra el Almendares y el zurdo Joe Hatten. Muy pocas veces contra el Marianao, ya que su equipo y los Tigres eran normalmente los que se enfrentaban en el primer turno del doble dominical.

Camilo Pascual Senadores

Una sola vez  se le vio lanzar fatal, fue en un juego dominical del 8 de enero de 1956, cuyo boxscore fue conservado por Severo Nieto y publicado en su libro sobre Conrado Marrero. Ese juego lo iniciaron los zurdos Seth Morehead por el Cienfuegos y Hatten por el Almendares, al que los elefantes le cayeron a tronco, siete carreras, incluido jonrones de Ultus Álvarez y Prentice Browne, en la misma primera entrada, pero los alacranes no se amilanaron, expulsaron a Morehead temprano, al que el guanabacoense Látigo Gutiérrez relevó pero no aguantó. Oscar Rodríguez venía decidido a llevarse la victoria ese día y apeló a su mejor lanzador, Camilo Pascual, en función de relevo por primera y única vez en esa temporada. Lamentable, no era su día y el habanero perdió el juego, el que finalmente concluyó 19-12 a favor del Almendares. El autor no recuerda haberle visto más bombardeado como le sucedió en ese juego. Por coincidencia fue la última victoria del manager-lanzador Conrado Marrero en la profesional cubana. En lo sucesivo, nunca más se vio que algún equipo castigara a Camilo. Podía perder pero siempre por escaso margen.

En esa temporada de 1955-56, Pedro Ramos ganó 13 juegos y Camilo 12 de los 40 que ganaron los elefantes. Camilo llegó a ponchar a 103 bateadores, con PCL de 1.91, que le valió el MVP de esa temporada y aparecer en el todos estrellas como mejor lanzador derecho de la temporada. En la Serie del Caribe no se detuvo y logró la primera victoria para su equipo, luego imitado en el segundo juego por Pedro Ramos. Los Elefantes perdieron ante el Caguas de PR, pero Oscar Rodríguez se las ingenió para poner al relevista Látigo Gutiérrez a abrir y lanzar el juego completo contra el Chesterfield de Panamá, a los que blanqueó y los dejó en par de hits. La escena quedó preparada para el remate final por parte del dúo Camilo-Ramos. El habanero se encargó de amarrar cortico al Valencia venezolano y luego Pedro Ramos siguió su ejemplo derrotando al Caguas. Camilo repartió 13 ponches en este evento, 3 más que sus compañeros Ramos y Gutiérrez.

Vino la temporada de 1956-57, Cienfuegos se presentó fuerte como en la anterior, pero más fuertes resultaron ser los Tigres de Marianao bajo la dirección de Napoleón Reyes. No obstante, Camilo fue un monstruo en esa campaña al lograr los lideratos de mejor promedio de ganados (15-5, .750), juegos completos (16), ganados (15), lechadas (6), ponches (153) y PCL (2.04). En la de 1957-58 el habanero solo lanzó en 3 juegos y su ausencia afectó enormemente a los elefantes, que volvieron a su sótano habitual, mientras que en la de 1958-59 ganó 9 y perdió otros tantos, con PCL de 2.11. Realmente en estas dos temporadas no era el Camilo acostumbrado, pero que conste, nunca se le vio castigado ofensivamente. Así y todo, Camilo integró como refuerzo al equipo Almendares, campeón de 1958-59, a la serie del Caribe, donde ganó los dos juegos que abrió, a la vez que repartió 16 ponches y concedió solo 2 boletos.

Es bueno recalcar que Camilo era un lanzador de mucho control sobre sus lanzamientos, la bases por bolas no tenía nada que ver con su arte de lanzar y de ahí su excelencia. Muchas curvas de Camilo, de esas que van por el aire y que el bateador no sabe dónde realmente va a caer, terminaban ponchando a los bateadores rivales, los que abanicaban descolgados totalmente.

Otro Camilo hubo en la temporada de 1959-60, los elefantes trajeron un trabuco muy difícil de vencer, y con un trío de lanzadores en forma, Camilo, Pedro Ramos y Raúl “Salivita” Sánchez (MVP de la temporada), no era difícil esperar que el Cienfuegos se llevara el banderín.  Nuevamente Camilo ganó 15 y perdió 5 (.750, líder empatado con Salivita, 12-4), completó 13 juegos, ponchó a 163, líder en todos esos departamentos. Los elefantes ganaron 48 juegos, Camilo, Ramos y Salivita ganaron 39 juegos. Esa aplanadora acabó sin problemas contra todos sus adversarios en la serie del Caribe de 1960. Nuevamente Camilo ganó 2 juegos y uno de ellos fue lechada, a la vez que repartía 15 ponches y solo concedía 5 bases.

Lo afirmo sin temor alguno, el mejor lanzador que haya pasado por Series del Caribe ha sido Camilo Pascual, cuyos triunfos sirvieron para que los equipos cubanos se llevaran tres títulos de serie del Caribe. Sus registros aquí están, tres series del Caribe, ganó 6 y completó 5 en 52.1 entradas lanzadas, propinó 42 ponches, o sea 4.2 por cada base por bolas concedida o 7.22 ponches por cada nueve entradas, PCL de 1.89,  increíble WHIP de 0.80. Eso se llama lanzar con excelencia, algo que los actuales lanzadores cubanos deben aprender y emular con estas estrellas cubanas del béisbol.

En la última temporada de la profesional cubana (1960-61) a Camilo se le prohibió lanzar en los dos primeros tercios de campaña. Los debutantes Mellizos de Minnesota en la Liga Americana habían puesto su primera prohibición con el brazo del cubano. Su debut entonces fue en el juego de las Estrellas de esa última temporada, el que por la ausencia de peloteros norteamericanos se realizó entre selecciones de Cienfuegos-Habana contra otra de Marianao-Almendares. Camilo abrió, para recibirle estaba detrás del plato su mejor compañero de receptoría, Rafael Noble, el que en esa temporada jugó con el Habana. Se recuerda como si fuera hoy una de sus curvas grandes lanzadas al primer bate, si la memoria no falla, era Ángel Scull, el que al final le trabajó la base por bolas, luego se acabó la fiesta, tres llegaron y tres quedaron, escón para la selección de tigres y alacranes, lanzó solo esa entrada, y su selección posteriormente ganó este desafío. En lo sucesivo, en esa temporada, Camilo solo lanzó 8 entradas, permitió 5 hits, 4 bases, 9 ponches y PCL de 1.13. Suerte la del Cienfuegos en esa contienda de tener a Pedro Ramos ganando 16 juegos de los 38 obtenidos para llevarse el banderín nuevamente.

Hace unos años, durante la década de los 90, el autor visitó Maracay, Venezuela, por razones de trabajo, y por esas cosas de la vida, después de concluido el trabajo, un profesor local me llevó a una cafetería-bar para charlar un rato. Comenzamos nuevamente por asuntos de trabajo y terminamos hablando de pelota, en particular de dos grandes serpentineros cubanos, Diego Seguí y Camilo Pascual. El primero es todo un ídolo en Venezuela, pero a Camilo se le trata con mucho respeto y admiración, ya que  el habanero logró allí lanzar, no fue mucho,  lo hizo ya en el ocaso de su carrera. Lanzó en 1968-69 para los Tigres y en 1970-71 con los Leones de la capital. Tuvo otra incursión con los Tiburones, pero el autor no ha encontrado sus estadísticas en este último conjunto. En esas temporadas lanzó en 29 desafíos y logró 11 victorias con 2 derrotas, PCL de 2.77. En la campaña de 1970-71, Camilo lanzó en 13 juegos, 81.2 entradas, logró 7 victorias con ninguna derrota, propinó 62 ponches y PCL de 2.22. Sin embargo, hay un detalle que no se debe pasar por alto. En el equipo de Cienfuegos sus tres lanzadores estelares, Camilo, Ramos y Raúl Sánchez eran excelentes bateadores, y Camilo ha dejado hasta ahora su huella como bateador en Venezuela, ya que ostenta el récord de más extrabases conectados en una entrada. Fueron dos dobletes disparados en la sexta entrada de juego efectuado el 6 de noviembre de 1970 de los Leones contra los navegantes de Magallanes. En un artículo publicado en junio (2017) en este mismo sitio, se mencionó que Pascual tiene dos jonrones con bases llenas de 5 conectados en su carrera en Grandes Ligas.

Camilo Pascual

En Grandes Ligas a Camilo le tocó bailar con la más fea, jugar para los Senadores, conjunto sotanero por excelencia. Al habanero le tocó muchas veces abrir el juego inaugural y contra la seria ofensiva de los Yankees, de la cual no escapaba ni el más pinto en la década de los 50. Muchos batazos largos, algunos de Mickey Mantle, tuvo que soportar Camilo en esas primeras temporadas en la Liga Americana.Mickey Mantle cuenta una anécdota en su libro “1956, mi verano favorito”. Resulta que Mantle en esas primeras temporadas del habanero le conectaba con fuerza y despiadadamente. Cuando Mantle le sonaba su jonrón, Pedro Ramos salía del dugout con una toalla abierta, la que movía como si se tratara de revivir a un boxeador de un KO. Era una broma realmente y parece que Camilo la aceptaba, a fin de cuentas jugaban juntos todo el año, en invierno con el Cienfuegos y en el verano con los Senadores. Si bien Camilo era castigado, algo que cambió con el tiempo, Ramos recibía también su cuota de jonrones de parte de Mantle, pero sucedió que un buen día le tocó al jardinero central y slugger de los Yankees enfrentarse a Ramos y conectarle un jonronazo que muchos dijeron que había caminado 500 pies o más. Lo interesante es que mientras Mantle le daba la vuelta al cuadro, él mismo cuenta que vio como Camilo se asomó fuera del dugout toalla en mano e imitar al mismísimo Ramos.

Si bien Camilo no ganó más de 8 juegos por temporada desde 1954 a 1958, ya en 1959 ganó 17 y perdió 10, incluido 6 lechadas y 17 juegos completos, líder en la Liga Americana, y su equipo tuvo resultado de 68 victorias con 86 derrotas ocupando el sótano (octavo lugar).  En la temporada de 1960 Camilo continuó su ascenso al ganar 12 y perder 8, con unos Senadores vencedores en 73 juegos y derrotados en 81, esta vez ocupando el quinto lugar. Esta franquicia se transformó en los actuales Mellizos de Minnesota en 1961, entonces Camilo ganó 15 y perdió 16, pero con 6 lechadas y 221 ponches, líder en ambos departamentos en su liga. Como ya se mencionó, la nueva franquicia de los Mellizos no dejó lanzar a Camilo en la profesional cubana de 1960-61 hasta finales de esta temporada y por un número limitado de entradas, ocho en total.

En sus dos siguientes temporadas con los Mellizos, Camilo logró record de 20-11, con 18 juegos completos, 5 lechadas y 206 ponches, líder en esos tres departamentos; y 21-9, con 18 juegos completos y 202 ponches en 1963. Su excelencia continuó en 1964 al ganar 15 y perder 12, a la vez que ponchaba a 213 bateadores, pero cosas de la vida, no se llevó el liderato en este departamento, que le habría proporcionado el cuarto sucesivamente. Al analizar las estadísticas, se ve claramente que la eficiencia de Camilo comenzó a descender a partir de 1965, cuando ganó 9 y perdió 3, lanzó 100 entradas menos que en las anteriores, y ponchó a 96 bateadores adversarios. Mala suerte, pues su equipo fue ese año el campeón de la Liga Americana, se enfrentó a los Dodgers de Walter Alston y sucumbieron en 7 juegos.

A Camilo le tocó abrir el tercer juego de la serie, en partido que vio a cuatro cubanos al campo por los de Minnesota, Zoilo Versalles como hombre proa, Tony Oliva como jardinero derecho y tercer bate, e Hilario Valdespino como emergente. A Camilo le anotaron 3 limpias entre el cuarto y quinto innings, fue todo lo que lanzó, y se llevó la derrota. Los Mellizos se aferraron al dúo de Jim Kaat y Mudcat Grant, y no hubo más espacio para que el cubano lanzara.

A partir de 1966 ya la eficiencia se vio más reducida, el cubano ya venía confrontando problemas de dolores en su brazo, por lo que los Mellizos le canjearon junto al infielder Bernie Allen por el lanzador derecho Ron Kline a la nueva franquicia de los Senadores. De este equipo pasó a los Rojos de Cincinnati en 1969, que lo liberaron posteriormente. Los Dodgers le firmaron como agente libre en 1970, nuevamente liberado. Los Indios le contrataron en 1971, lo pasaron por horas a los Padres, donde no llegó a lanzar, regresó con la Tribu, pero en junio fue nuevamente liberado y aquí terminó la carrera de Camilo en las Mayores. En sus últimas seis temporadas ganó 29 y perdió otro tanto, su mayor ineficiencia se notó en su incursión con los Rojos de Cincinnati en 1969, en los que tuvo PCL de 8.59 en 5 juegos lanzados.

En juegos de estrellas de Grandes Ligas participó desde 1959 hasta 1962, luego fue nuevamente incluido en 1964, en total siete veces presente en estos partidos. En juego de 1961 lanzó 3 entradas de forma inmaculada con cuatro ponches.

En resumen, en 18 temporadas, Camilo lanzó 529 juegos, 2930.2 entradas lanzadas, 404 juegos iniciados, ganó 174 juegos (cuarto lugar entre los lanzadores cubanos en la MLB), 36 lechadas (10 más que Adolfo Luque, tantas como Miguel Cuellar, y 13 menos que Luis Tiant Jr.), 10 salvados, perdió 170, en 529 juegos lanzados, 2167 ponches propinados y WHIP 1,287.

A su retiro se dedicó a funciones de cazatalento o de auxiliar de equipos, en las que no le fue nada mal. Primero trabajó para los Atléticos de Oakland en el período de 1982-88. Uno de sus hallazgos principales tuvo lugar en 1982 cuando firmó al joven oriundo de Regla, de nombre José Canseco, un  verdadero slugger para su equipo y novato del año en 1986. Camilo también hizo este trabajo con los Dodgers desde 1989, y entre sus hallazgos aparece el ahora manager de los Medias Rojas de Boston, el boricua Alex Cora, y los venezolanos, el lanzador  Omar Daal, el infielder Miguel Cairo, ambos en 1990, y el jardinero, aún activo, Franklin Gutiérrez en 2000.

Camilo Pascual es miembro del Salón de la Fama de los Mellizos desde julio 2012, donde ocupa el segundo lugar en lechadas propinadas, con 31, tercero en ponches (1 885), cuarto en innings lanzados (2 465) y quinto en juegos ganados (145). De hecho fue el primer lanzador con los Mellizos en lograr 20 juegos ganados (1962). Su registro con esta franquicia combinada de Senadores-Mellizos fue de 145-141 con PCL de 3.63 en 529 apariciones en el montículo.

En 1996 fue uno de los primeros electos al Salón de la Fama del Caribe, junto al dominicano Rico Carty, el mexicano Héctor Espino y el norteamericano William Brown. En 2014 fue uno de los pocos peloteros cubanos de Grandes Ligas escogidos para el resucitado salón de la fama cubano, aunque muchos años antes había recibido ese honor en el salón existente en Miami.

Fuentes

Baseball-reference.com. Camilo Pascual. https://www.baseball-reference.com/players/p/pascuca02.shtml

Bjarkman C. Peter. 2015. Camilo Pascual. Oct. 1. Society for American Baseball Research. http://sabr.org/bioproj/person/f407403b

Figueredo, Jorge S. 2003. Cuban Baseball, A Statistical History, 1878- 1961. Jefferson, North Carolina: McFarland & Company Publishers.

Mantle Mickey & Pepe Phil, 1991. My favorite summer, 1956. Island Books, NY, 336 p.

Nieto Fernández Severo. 2000. Conrado Marrero, el Premier. Editorial Científico Técnica, la Habana, 281 p.

Piña Cámpora T. 2014. Serie del Caribe-Historia de la Confederación. 96 p.

Torres, Angel. 2005. La Leyenda del Béisbol Cubano, 1878-1997.  Pico Rivera, California: Best Litho Printer.

 

Escrito por Esteban Romero, 27 febrero de 2018

Nóminas de los equipos campeones en las 10 primeras series nacionales

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros
es como ser incesantemente niños
.”
Cicerón (106 AC-43 AC, escritor, orador y político romano)

A continuación y con el ánimo que no se pierda la información existente de nuestras series nacionales, reproducimos las nóminas de los equipos campeones en las diez primeras series nacionales, además de la llamada serie especial de 1970. En próximas entregas se seguirán dando las nóminas campeonas en las sucesivas series nacionales.

I Serie Nacional 1962

 Fermín Guerra

Occidentales  (18-9   .667)

Director: Fermín Guerra

Receptores: Lázaro Pérez, Juan “Coco” Gómez, Inocente Aparicio, Bárbaro Rosales

Cuadro: Eladio Sauquet, Tomás Soto, Félix Zulueta, Urbano González, Jorge Trigoura, Raúl Ortega, Eugenio Hernández, Miguel Porcel,  Mariano Álvarez Montalván, Pedro Carvajal, Ángel Duarte.

Jardineros: Pedro Chávez, Antonio Jiménez, Erwin Walters, Fidel Linares, Ramón Quijano, Mario González, Lino Betancourt, Jesús Romero.

Lanzadores: Manuel E. Hernández, Rolando Pastor, Antonio Rubio, José Manuel Mesa,  Fernando Sanfeliz, Mario Carballo, Constantino de la Peña, Marcos Páez, Fernando Sanfeliz, José Pedroso.

II Serie Nacional 1962-63

Ramón Carneado

Industriales  (16-14   .533)

Director: Ramón Carneado

Receptores: Ricardo Lazo, Jesús Juffré, Raúl Díaz.

Cuadro: Pedro Antón, René Espinosa, Urbano González, Jorge Trigoura, Raúl Ortega, Félix Rosa, Eugenio Hernández, Emilio Villavicencio, Germán Águila.

Jardineros: Pedro Chávez, Lázaro Pérez, Antonio Jiménez, Humberto Silveiro (2B), Pablo Cruz, Ángel Fuentes, Santiago Scott.

Lanzadores: Manuel Hurtado, Orlando Rubio, Rolando Pastor, Rigoberto Roberts, José Francisco Norat, Cecilio Soto, Gilberto Bernal, Félix González, Félix Ramos, Raúl Estévez, Pedro Prado, Otoniel Estévez.

III Serie Nacional 1963-64

Urbano González

Urbano González

Industriales  (22-13   .629)

Director: Ramón Carneado

Receptores: Ricardo Lazo, Lázaro Pérez, Jesús Juffré.

Cuadro: Eladio Sauquet, Urbano González, Jorge Trigoura, Raúl Ortega, Tony González, Germán Águila.

Jardineros: Eulogio Osorio, Antonio Jiménez, Pablo Cruz, Pedro Antón, Ramón Quijano, Rodolfo Díaz, Raúl Díaz, Raúl Egües, Elio Santiuste.

Lanzadores: Manuel Hurtado, Orlando Rubio, Franklin Azpillaga, Raúl López, Alfredo Street, Orlando Rubio, Antonio Rubio, Vicente Llanos, Rafael Torres, Oscar Reyes, Anselmo Marquetti.

IV Serie Nacional 1964-65

Pedro Chávez

Pedro Chávez

Industriales  (25-14   .641)

Director: Ramón Carneado

Receptores: Ricardo Lazo, Lázaro Pérez, Jesús Juffré, Lázaro Martínez.

Cuadro: Pedro Chávez, Lino Betancourt, Rolando Quicutis, Urbano González, Eulalio Linares, Germán Águila, Tony González, Tomás Soto, Alejandro Martín.

Jardineros: Raúl Egües, Pedro Antón, Pablo Cruz, Orestes Noroña, Mario González, Ángel Suárez, Carlos Chapotín, Ramón Quijano, Carlos Botella, Pedro Antón.

Lanzadores: Manuel Hurtado, Maximiliano Reyes, Raúl Martínez, Ihosvany Gallegos, Ernesto William Alfonso, Antonio Rubio, Ángel García, Raúl Martínez, José Montano.

V Serie Nacional 1965-66

Manuel Hurtado

Manuel Hurtado

Industriales  (40-25   .615)

Director: Ramón Carneado

Receptor: Ricardo Lazo, Lázaro Martínez, Jesús Juffré.

Cuadro: Pedro Chávez, Rolando Quicutis, Urbano González, Germán Águila, Tony González, Eulalio Linares, Elpidio Páez, Alejandro Martín.

Jardineros: Agustin Marquetti, Antonio Jiménez, Eulogio Osorio, Ángel Suárez, Ramón Quijano, Manuel Toledo, Euclides Hernández, Angel Fuentes.

Lanzadores: Manuel Hurtado, Maximiliano Reyes, Alfredo Street, Ihosvany Gallegos, Maximiliano Reyes, Orlando Rubio, Santiago Mederos, Franklin Azpillaga, Walfrido Ruíz, Andrés Liaño,  Alfredo Street, Ramón Linares, Inocente Álvarez, Rodolfo Díaz.

VI Serie Nacional 1966-67

Roberto Ledo

Orientales  (36-29    .554)

Director: Roberto Ledo

Receptores: Ramón Hechavarría, Julio Quiala, César Torres.

Cuadro: Juan Serrano Ramos, Andrés Telémaco, Agustín Arias, José García, Norge Sandó, Israel Maturell, Martín Ferrer, José Carrera, Enrique Ramírez.

Jardineros: Elpidio Mancebo, Félix Herrera, Miguel Cuevas, Fermín Laffita, Hermes Kindelán, Miguel Telémaco, Roberto Alcantara.

Lanzadores: Manuel Alarcón, Roberto Valdés, Roldán Guillén, Justino Gavilán, Emilio Vargas, Ernesto Verdecia, Ramón Larry Picanes, Alfonso Pino, Mario Ferrer, Armando Zamora, Gerardo Bring, Israel Boloy, Ceferino Záldivar.

VII Serie Nacional 1967-68

Juan Coco Gómez.png

Habana   (74-25   .747)

Director: Juan “Coco” Gómez

Receptores: Lázaro Martínez, Jesús Juffré

Cuadro: Pedro Chávez, Rodolfo Puentes, Antonio González, Germán Águila, Ernesto Sotolongo, Osvaldo Hernández, René Salazar.

Jardineros: Arturo Linares, Armando Capiró, Eulogio Osorio, Pedro Rangel, Arturo Sánchez, Américo Santiesteban, Angel “Jabao” Suárez (no llegó a jugar).

Lanzadores: Julio Rojo, Andrés Liaño, Leopoldo Valdés, Ihosvany Gallegos, Rigoberto Betancourt, Franklyn Aspillaga, Rolando Solís, Antonio “Boricua” Jiménez, Orlando Rubio, Serafín Zaldivar, Maximiliano Reyes, Luis Barreiro, Freddy César.

VIII Serie Nacional 1968-69

Servio Borges.JPG

Azucareros    (69-30   .697)

Director: Servio Borges

Receptores: Lázaro Pérez, José Gómez, Rodolfo Salazar,

Cuadro: Jesús Oviedo, Emilio Madrazo, José Pérez, Alfredo Aveillé, Owen Blandino, Francisco Cantero, Rigoberto Rodríguez Gómez, Leonel Sánchez,

Jardineros: Silvio Montejo, Enrique Oduardo, Jorge Estrada, Antonio Muñoz, Wilfredo Hernández, Rafael González, José Zamora.

Lanzadores: Aquino Abreu, Rolando Macías, José Antonio Huelga, Carlos Gálvez, Aniceto Montes de Oca, Rodoberto Pan, Román Águila, Andrés Leiva, Eleuterio Molina, Leonel García, Luis Cabrera, Enrique Crespo, Rafael Rojas, Manuel Hernández.

IX Serie Nacional 1969-70

Los tres mosqueteros.png

Henequeneros (50-16  .758)

Director: Miguel Ángel Domínguez

Receptores: Evelio Hernández, Osvaldo Rosell, Guillermo Herrera

Cuadro: Tomás Soto 1B, Félix Isasi 2B, Armando Sánchez 3B, José Morgan SS, Lázaro Madan, Lázaro Peñalver, Reinaldo Isasi, Ramón Gómez,

Jardineros: Rigoberto Estrada, Rigoberto Rosique, Wilfredo Sánchez, Marcial Rionda.

Lanzadores: Alfredo García, Gaspar Pérez, Jesús Torriente, Jesús López, Rolando Tamayo, Ernesto William Alfonso, Juan Martínez, Orlando Albelo, Alberto Vera, Félix Ramos, Rodolfo Fernández, Reinel Rodríguez, Julio Castanedo.

Serie Especial 1970

j-a-huelga

José Antonio Huelga

Las Villas (56-33  .629)

Director: Servio Borges

Receptores: Lázaro Pérez, Edgar Domínguez, José Gómez y Miguel Díaz.

Cuadro: Jesús Oviedo, Emilio Madrazo, Osvaldo Oliva, Owen Blandino, José Pérez, Julio Soto, Rigoberto Rodríguez.

Jardineros: Silvio Montejo, Enrique Oduardo, Antonio Muñoz, Juan Díaz, Jorge Estrada, Luis Vara, José Zamora.

Lanzadores: Aquino Abreu, Rolando Macías, José Antonio Huelga, Gaspar Legón, Román Águila, Rodoberto Pan, Carlos Gálvez, Eleuterio Molina, Enrique Crespo, Ronel Sardiñas, Orestes Miranda, Pablo Ubeín Sánchez, Aniceto Montes de Oca, Leonel García.

X Serie Nacional 1970-71

Antonio Muñoz

Antonio Muñoz

Azucareros   (49 -16    .754)

Director: Servio Borges

Receptores: Lázaro Pérez, Edgar Domínguez, Miguel Díaz.

Cuadro: Antonio Muñoz, Jesús Oviedo, Emilio Madrazo, Alfredo Aveillé, Osvaldo Oliva, Owen Blandino, Julio Soto, José Pérez, Leonel Sánchez.

Jardineros: Silvio Montejo, Enrique Oduardo, Juan Díaz, Arnaldo Hernández, Ibrahim Martín, Diego Silé, César Valdés.

Lanzadores: Aquino Abreu, Rolando Macías, José Antonio Huelga, Gaspar Legón, Ronel Sardiñas, Eleuterio Molina, Leonel García, Aniceto Montes de Oca, Andrés Leiva, Víctor Muñoz, Pedro Pérez Torriente, Román Águila, Carlos Gálvez, Vicente Díaz Corrales.

 

Escrito por Esteban Romero, 14 febrero de 2018, con información extraída de su base propia de datos.

David Ortiz, un extraordinario bateador designado

Lo del juego no es sólo llegar,
si no mantenerse
.”
David Ortiz

David Ortiz

Se habla mucho de Edgar Martínez como notable bateador designado, algo que no se pone en duda.  Sin embargo, si se confrontan las estadísticas veremos que el dominicano David Ortiz, más conocido como Big Papi, le supera en muchos aspectos ofensivos y personalmente no debe haber dudas para que sea elegido al Salón de la Fama en 2021, o sea en la primera oportunidad de su elección.

Ortiz tiene muchas virtudes personales y como pelotero, su carisma es innegable, ya que sabe atraer sea fans latinos como estadounidenses, siempre sonriente, cruel al bate con sus adversarios al campo y capaz de jaranear en cualquier situación dentro del juego.

David Américo Ortiz Arias nació el 18 de noviembre de 1975 en Santo Domingo, República Dominicana, en el seno de una familia humilde, por lo que la práctica del béisbol le servía para poder gastar sus energías y a la vez encaminarse en algo que le pudiera dinero para poder vivir y darle apoyo a sus familiares. Así que supongo que en las calles de la capital, David o futuro Papi tendría algún lugar para jugar a la pelota. Le ayudaba el físico que desarrollaba a la vez que zurdo, toda una ventaja para ser un buen bateador.

Se sabe que el Big Papi terminó la secundaria en el Centro de Estudios Espaillat de Santo Domingo. Ya en ese entonces el Papi tendría más de 190 cm, todo un poste, útil para jugar la inicial, pero sin olvidar que desde 1973 la Liga Americana acepta los bateadores designados, que se dedican exclusivamente a batear.

En 1992 un cazatalento de los Marinos de Seattle le contrató, quien le firmó por el nombre de David Arias. Sucede que en los países angloparlantes el último apellido es el que vale. Infinidad de peloteros latinos han tenido problemas con sus nombres. Por ejemplo, el lanzador cubano, oriundo de Guanabacoa, René “Látigo” Gutiérrez, de siempre apareció registrado como René Valdés, este último, su segundo apellido. Así las cosas, el Big Papi fue Arias como primer apellido por un tiempo.

El Seattle le envió a jugar a las menores y así se mantuvo hasta que en 1996 fuera canjeado a los Mellizos de Minnesota, donde alternó entre sucursal de las menores y circuito mayor entre 1997 y 1999. Fue en ese franquicia que se le llamó por su primer apellido, David Ortiz. Como regular jugó en el 2000 en 130 juegos, de ellos 88 como designado y el resto como inicialista. Su ofensiva entonces fue modesta, sobre todo en lo que a jonrones se refiere. Conectó 36 dobles, 1 triple, 10 jonrones, con 63 remolcadas.

Desde su debut con los Mellizos, David confrontó dolencias en sus muñecas y sus rodillas, un verdadero hándicap para un hombre que se esperaba bateara largo y tendido. No obstante, en 2001 y 2002 pudo aumentar su producción de cuadrangulares. Así y todo, los Mellizos le vieron como una carga y lo liberaron en diciembre de 2002. En enero de 2003 los Medias Rojas le contrataron como agente libre. Fue en esa temporada de 2003 que se dio a conocer ampliamente y este autor le conoció como un bateador de cuidado.

Sacaba el sable como si fuera un samurái y largaba unos batazos enormes. Enseguida hizo one-two con su compatriota Manny Ramírez, ambos hacían caminar la bola en condiciones. En esa temporada de 2003, Ortiz empujó 101 carreras, a la vez que conectaba 39 dobles, 2 triples y 31 jonrones. Esos numeritos y su desempeño diario provocaron la ira del viejo George Steinbrenner, dueño de los Yankees, el que le pedía cuenta a su gerencia por no haber firmado a este pelotero. El viejo nunca les perdonó a sus ejecutivos que no hubieran visto con tiempo el potencial del dominicano. Eso pasa en todas las familias y no la de Steinbrenner ¿Acaso los Mellizos no se apresuraron al liberarlo?

David Ortiz 2.jpg

Los Medias Rojas sucumbieron contra los Yankees en el play off del 2003, pero los bates de Boston se mostraron despiadados y seguros de una revancha. En el 2004, Ortiz aumentó su producción en todo, 139 remolcadas, con 47 dobles, 1 triple y 41 jonrones. La bola que conectara, sin lugar a dudas la ponía a llorar. Boston se llevó el derecho a jugar en la serie mundial al vencer a los Yankees remontando 3 juegos abajo, donde Ortiz disparó 3 cuadrangulares e impulsó 11 carreras, que le valió el MVP de esas series. En la mundial los Medias Rojas le propinaron espesa pollona a los Cardenales, mientras que el dominicano bateaba 4 hits, entre ellos un doble y un jonrón e impulsaba 4 para la goma.

En 2005 aumentó su producción de jonrones a 47 a la vez que se llevaba el liderato de impulsadas (148). Esta vez los Medias Rojas no pudieron contra los Medias Blancas en la primera ronda de play off, cuando fueron barridos en 3 juegos. En 2006 siguió el impulso, 54 jonrones y 137 impulsadas, líder en ambos departamentos, y eso que en esa temporada sufrió problemas cardiacos y dificultad para dormir. En 2007, aunque no se llevó liderato entonces, empujó 117 y botó la bola 35 veces, todo eso afectado por una rotura de menisco, y serias molestias  en el hombro y el cuádriceps. Su equipo nuevamente se coronó campeón de la Liga Americana venciendo a los Indios de Cleveland, serie en la que Ortiz conectó 7 hits, de ellos 3 dobles y 1 jonrón, además de 3 empujadas. En la serie mundial Boston logró imponerse nuevamente, esta vez sobre los Rockies de Colorado y por pollona igual a lo alcanzado en 2004. Esta vez Ortiz conectó 5 hits en 15 veces al bate, entre ellos 3 dobles y 4 impulsadas.

Las lesiones fueron siempre una pesadilla para Ortiz a lo largo de las temporadas de 2008 y 2009. Incluso en la última mencionada, el dominicano vino a batear su primer jonrón en su turno al bate 179. En 2010 hubo una recuperación, conectó 32 jonrones e impulsó 32 carreras.

El año 2011 trajo buenas nuevas para Ortiz, cuando superó precisamente al boricua-estadounidense Edgar Martínez en carreras impulsadas (1004) como bateador designado. Terminó esa temporada con 29 jonrones y 96 impulsadas. En 2012 llegó a los 400 jonrones en su carrera.

En la siguiente temporada de 2013, Ortiz bateó 30 jonrones e  impulsó 103 carreras. Ya entonces llevaba 7 temporadas con 30 o más jonrones y más de 100 empujadas. Ese año los Medias Rojas volvieron a coronarse campeones de la Liga Americana. En el play off final contra los Tigres conectó un jonrón y remolcó 4 carreras, pero en la serie mundial contra los Cardenales nuevamente, la producción fue mayor, 11 hits incluido 2 dobles, 2 jonrones y 6 empujadas, ofensiva que le valió el título de MVP de esta serie mundial.

Del 2014 al 2016, Ortiz siempre bateó no menos de 35 jonrones e impulsó más 100 carreras. En 2016, su última temporada, se retiró como líder en remolcadas con 127. Esa temporada la jugó como si tuviera quince, se puede asegurar que el Big Papi, de haberlo querido, podría haber seguido jugando y rindiendo para su equipo, aunque las lesiones ya eran una verdadera carga pesada a su edad.

La trayectoria de David Ortiz es realmente impresionante y productiva. En su carrera en las Mayores conectó 2472 hits en 8640 veces al bate, promedio ofensivo de .286. Entre sus hits se incluyen 632 dobles, 19 triples y 541 cuadrangulares, además de haber impulsado 1768 carreras. El OBP del dominicano fue de .380 y slugging de .552. Su producción no fue en balde, ya que se tradujo en tres anillos de serie mundial, además de sub-campeonatos al nivel de la Liga Americana. Su excelencia ofensiva le valió ser electo para el juego de las estrellas en diez ocasiones, de 2004 al 2008, luego del 2010 al 2013, y en 2016. Obtuvo un total de siete bates de plata en las temporadas de 2004 al 2007, 2011, 2013 y 2016.

En su carrera tuvo también incursiones en el béisbol invernal de su país. Dionisio Soldevila (2012) nos aporta datos sobre su productividad en estos torneos. Jugó seis temporadas siempre con el Escogido, éstas fueron las de 1997-98 y hasta el 2003-04. En apenas 828 turnos al bate, Ortiz disparó 24 cuadrangulares y remolcó 152 carreras, acompañado de un promedio de .279. En dos oportunidades, Ortiz conectó al menos cinco vuelacercas con el Escogido (1999-00 y 2000-01) y cinco veces pasó de las 20 remolcadas en una campaña. Su mejor año lo registró en el 2002-03, cuando bateó .351, con cuatro vuelacercas y 23 impulsadas. Su equipo fue a tres finales, una contra el Licey y dos contra las Águilas, pero en ninguna los Leones lograron vencer.

David Ortiz Escogido

Como pelotero siempre se le vio al campo muy amistoso con todos los latinos, sean dominicanos, cubanos, boricuas, venezolanos. Recuerdo ver a Ortiz en los derby de jonrones, en que participó Yoennis Céspedes y en los que el cubano venció, animándolo todo el tiempo. El mismo Ortiz venció en el derby de 2010, sus batazos entonces eran verdaderos mamuts.

Creo que un ponche que él nunca olvidará es el que le propinó el lanzador cubano Pedro Luis Lazo en el primer clásico de béisbol (2006). Realmente pensé en ese momento tan complicado que Ortiz le daría el batazo de gracia a Lazo, pero cosas de la vida, el cubano se las ingenió y el ponche enfrió al gran dominicano y a su equipo en general. Fue esa la única vez que Ortiz integró el conjunto de su país a este evento.

Durante algún tiempo se ha hablado que Ortiz ha consumido sustancias prohibidas, pero hasta ahora todo ha sido especulación ¿Dónde están las pruebas? ¿Cuántas veces el análisis de orina dio positivo? esos análisis se hacen por sorpresa una vez concluido un juego. Así que a falta de evidencias, mejor callar y no desprestigiar.

A su retiro, Ortiz ha creado una fundación para ayudar a los niños, se llama David Ortiz Children’s Fund, y para este empeño también organiza un torneo de golf, cuyos fondos sirven para esta fundación.

Fuentes

Baseball-reference.com

Soldevila Dionisio. 2012. David Ortiz más productivo que Berroa en pelota RD. Hoy digital, 28 octubre. http://hoy.com.do/david-ortiz-mas-productivo-que-berroa-en-pelota-rd/

 

Escrito por Esteban Romero, 12 febrero de 2018

Peloteros destacados del Municipio Isla de la Juventud

Cada día es una nueva oportunidad.
Puedes construir sobre el éxito de ayer
o poner tus fracasos en el pasado y empezar de nuevo.
Así es la vida, con un nuevo juego cada día y así es el béisbol
.”
Bob Feller (1918-2010, lanzador Indios Cleveland)

Símbolo Piratas Isla de la Juventud

El municipio de Isla de la Juventud no es secreto que posee una baja población si se le compara con otros municipios. Es el único que de hecho posee un equipo en series nacionales desde la temporada de 1977-78, en cuyos inicios se nutrió de muchos peloteros de familias que emigraron a la isla para trabajar en la agricultura. Esta emigración fue de varias partes del país, pero sobre todo de las provincias orientales. Es así que entre los primeros peloteros destacados aparecieran los nombres de los tuneros gemelos Pablo y Pedro Pérez, el santiaguero Juan Carlos Calvo, los lanzadores granmenses Gervasio Miguel Govín y Wilber Pérez, el persistente lanzador Carlos Yanes de Cumanayagua, los lanzadores bigleaguers Liván Hernández (Santa Clara) y Ariel Prieto (Habana) y otros más. No obstante, con el tiempo aparecieron los primeros pinos nuevos del municipio, los que se desarrollaron y han alcanzado logros dentro de este deporte.

Los equipos de este municipio en sus primeros lustros de existencia fueron débiles en extremo. Sin embargo, esa debilidad fue desapareciendo y ya hoy todos los conjuntos saben que la Isla juega buen béisbol, agresivo, al extremo de haber ocupado altas posiciones en las últimas series nacionales.

Esta vez no haremos diferencias entre peloteros de series nacionales y profesionales, todos han salido de las series nacionales, por lo que la lista se dará en orden de debut en el circuito cubano de béisbol. No obstante, cabe aclarar que el primer pelotero a mencionar no jugó en series nacionales, se trata del lanzador Tomás Baldomero Miquillón Ortiz, nacido el 27 de febrero de 1903 en Isla de Pinos, el que integró equipo Cuba a los Juegos Centroamericanos- México (1926). En ese torneo, donde solo participaron las escuadras de Cuba y México, le lanzó al conjunto anfitrión, al que venció 8-3 permitiendo solo 3 hits.

Armando Johnson Záldivar, OF-3B-Dir., nació el 15 de junio de 1958 en Isla de la Juventud, es lo que aparece reportado oficialmente como lugar de nacimiento, de lo cual este autor no está seguro. Jugó: Isla de la Juventud (1977-91). Dirigió: Isla de la Juventud (1996-2014).

Alexander Ramos, 2B, nació el 31 de marzo de 1969 en Nueva Gerona, Isla de la Juventud. Jugó: Isla de la Juventud (1987-2004). Selectivas: Agropecuarios (1987-92), Occidentales (1993-95). Novato del año en la XXVII Serie Nacional (1987-88). Líder en hits (100) en la XXXIV Serie Nacional (1994-95), (72) en la XXI Serie Selectiva (1995), y (147) en la XL Serie Nacional (2000-01). Co-líder en impulsadas (61) (empatado con Ariel Borrero) en la XLIII Serie Nacional (2003-04). Ostenta el récord de 1 112 juegos consecutivos jugados en Series Nacionales. Integró equipo Cuba a los Juegos Panamericanos- Santo Domingo (2003).

Aleydis García, lanzador derecho, nació el 14 de abril de 1973 en Nueva Gerona, Isla de la Juventud. Mide 179 cm. Jugó: Isla de la Juventud (1991-92, 1995-2004). Líder en promedio de juegos ganados (.900) en la XXXIX Serie Nacional (1999-2000).

Orlis Luis Díaz, OF, nació el 3 de febrero de 1969 en Nueva Gerona, Isla de la Juventud. Jugó: Isla de la Juventud (1991-2006). Selectivas: Orientales (1993), Occidentales (1994-95). Líder en triples (6) en la XXI  Serie Selectiva (1995). Líder en hits (117) en la XXXIX  Serie Nacional (1999-2000). Líder en carreras impulsadas (87) en la XL  Serie Nacional (2000-01). Auxiliar equipo Isla de la Juventud durante varias temporadas.

Isla peloteros

Juan Carlos Moreno, SS, también llamado El Foca, nació el 28 de setiembre de 1975 en Nueva Gerona, Isla de la Juventud. Mide 175 cm. Jugó: Isla de la Juventud (1994-2008). Integró equipos Cuba al Campeonato Mundial Juvenil – Canadá (1991), a los Juegos Centroamericanos – Maracaibo (1998), a los Campeonatos Mundiales- Italia (1998), Holanda (2005), y a la Copa Intercontinental- Sidney (1999).

Michel Enríquez, 3B, nació el 11 de febrero de 1979 en Nueva Gerona, Isla de la Juventud. Mide 175 cm. Jugó: Isla de la Juventud (1997-2014), Isla de la Juventud/Pinar del Río (2017-18). Líder en veces al bate (389), carreras anotadas (81), hits (152), dobles (35) y jugador más valioso en la XXXVIII Serie Nacional (1998-99). Líder en dobles (49) en XLI Serie Nacional (2001-02). Líder en slugging (.690) y promedio ofensivo (.447) en la XLV Serie Nacional (2005-06). Líder en OBP (.476) en la XLVI Serie Nacional (2006-07). Líder en dobles (35), bases por bolas recibidas (89) y promedio ofensivo (.403) en la XLVIII  Serie. Nacional (2008-09). Posee record de hits (152) y dobles (37) para una serie nacional alcanzado en la serie 48. El 23 de diciembre del 2000 conectó dos jonrones con las bases llenas en juego contra el equipo de Guantánamo. Integró equipos Cuba al Mundial Juvenil – Sancti Spíritus, Cuba (1996), Moncton (1997), a los Juegos Centroamericanos: Cartagena (2006), a los Juegos Panamericanos: Winnipeg (1999), Santo Domingo (2003), a los Campeonatos Mundiales- Taipei (2001), Habana (2003), Holanda (2005), a las Copas Intercontinentales- Sydney (1999), Habana (2002), Taiwan (2006), a los Juegos Olímpicos – Atenas (2004), Beijing (2008), al Clásico Mundial- San Juan y San Diego (2006). Liga Mexicana AAA- Piratas Campeche (2013)

Luis Felipe Rivera, 1B, nació el 1 de agosto de 1977 en La Fé, Isla de la Juventud. Mide 183 cm. Jugó: Isla de la Juventud (1996-2004, 2005-16). Líder en hits (136) en la XLI Serie Nacional (2001-02). Integró equipo Cuba al Clásico Mundial- Japón (2013).

Danni Aguilera, lanzador derecho, nació en la Isla de la Juventud en 1983. Mide 185 cm. Jugó: Isla de la Juventud (2002-17). Líder en juegos salvados (17) (empatado con Orestes González de Pinar del Río) en la XLIII Serie Nacional (2003-04) y en la LI Serie Nacional (2011-12) con 27.

Sergio Espinosa, lanzador zurdo, nació el 2 de enero de 1986 en la Isla de la Juventud. Mide 178 cm. Jugó: Isla de la Juventud (2004-08). Líder en juegos salvados (14) y mejor relevista en la XLVII  Serie Nacional (2007-08). Liga Estado Florida A- Stone Crabs Charlotte (2010-11). Liga Meridional AA – Biscuits Montgomery (2010-11). Asociación Canadiense-Americana- Osos Newark (2012-13). Liga Invernal Dominicana-  Gigantes Cibao (2013). Liga Invernal Venezuela- Águilas Zulia (2013). Liga del Pacífico México- Venados Mazatlan (2014). Liga invernal Puerto Rico- Criollos Caguas (2012), Senadores San Juan (2014). Liga Mexicana AAA- Pericos Puebla (2014).

Isla peloteros 2 - copia

Dainier Gálvez, 2B-SS, nació en 1986 en Isla de la Juventud. Mide 173 cn. Jugó: Isla de la Juventud (2004-16), Isla de la Juventud/Ciego de Ávila (2016-17), Isla de la Juventud (2017). Líder en pelotazos recibidos (24) en la XLVII  Serie Nacional (2007-08) y (19) en la LIV  Serie Nacional (2014-15). Líder en sacri-hits (19) en la LI  Serie Nacional (2011-12) y (22) en la en la LIV  Serie Nacional (2014-15). Integró equipo Cuba al Torneo Rotterdam (2017).

Félix Pérez, OF-1B-DH, nació el 14 de noviembre de 1984 en Isla de la Juventud. Mide 188 cm. Jugó: Isla de la Juventud (2005-08). Liga Meridional AA- Carolina Mudcats (2010-11). Liga Internacional AAA- Bates Louisville (2011-14). Liga Mexicana AAA- Sultanes Monterrey (2015-17). Liga del Pacífico Japón- Águilas Doradas Tohoku Rakuten (2016). Liga invernal Puerto Rico- Leones Ponce (2010-12). Liga invernal Venezuela- Águilas Zulia (2012-13), Leones Caracas (2014-15), Tigres Aragua (2015), Leones Caracas (2016-17). Liga del Pacífico México- Tomateros Culiacán (2013). Serie del Caribe- Isla Margarita, Venezuela (2010). Es el pelotero extranjero con más jonrones (25) y carreras impulsadas (123) en la liga invernal Venezuela.

Félix Pérez Isla destacado VEN

Raisel Iglesias, lanzador derecho, nació el 4 de enero de 1990 en Isla de la Juventud. Mide 185 cm. Jugó: Isla de la Juventud (2010-13). Co-líder en juegos perdidos (9) en LII Serie nacional (2012-13). Integró equipos Cuba al Clásico Mundial- Taichung, Taipei, Fukuoka y Tokyo, Japón (2013). Liga Internacional AAA- Bates Louisville (2015). Grandes Ligas- Rojos Cincinnati (2015-16). Pelotero cubano No. 187 en jugar en Grandes Ligas y primero de la Isla de la Juventud en jugar en este circuito.

Raisel primero Isla en MLB

Andy Ibáñez, 2B, nació el 3 de abril de 1993 en Isla de la Juventud. Mide 173 cm. Jugó: Isla de la Juventud (2012- 14). Líder en dobles (29) en la LII  Serie Nacional (2012-14). Integró equipo al Clásico Mundial- Japón (2013). Liga Texas AA- Frisco Roughriders (2016-17).

 

Escrito por Esteban Romero, 31 enero de 2017, con información extraída de su obra inédita “De la historia del béisbol de Cuba: esbozos biográficos de destacados peloteros cubanos”.

 

 

 

Peloteros destacados de la anterior provincia Habana (actualmente Artemisa y Mayabeque)

Es difícil vencer a alguien que nunca se da por vencido.
Babe Ruth

 Símbolos Artemisa-Mayabeque

Esta vez le toca a los peloteros de la otrora provincia Habana, donde no se incluyen peloteros de la capital y tampoco aquellos que hayan nacido en época que un determinado territorio haya sido parte de otra provincia anteriormente. Esos son los casos de José M. Pedroso y Juan Carlos Millán, por solo citar dos ejemplos. La desaparecida provincia Habana siempre aportó peloteros a las mejores selecciones del país incluido el equipo Cuba. Hombres como Pedro Chávez, Quilla Valdés, Urbano González, Agustín Marquetti, Romelio Martínez y otros más fueron baluartes en las victorias de sus equipos.   

En circuitos amateurs: Unión Atlética Amateur y Series Nacionales

Antonio Valdés, SS, también conocido como Quilla, nació el 28 de octubre de 1911 en Quivicán y murió el 3 de abril de 1996 en Miami, EE UU. Liga Amateur- Central España (1928-30), Círculo Artesanos (1930-31), Central Hershey (1932-50). Líder de bateo en la UAA en las temporadas de 1935 (.379) y 1937 (.395), y 2do. en bateo (.439) en la temporada de 1947. Integró equipos Cuba a los Juegos Centroamericanos – Panamá (1938), a los Campeonatos Mundiales- Habana (1942, 1943), Caracas (1944), Managua (1950). Líder en jonrones (2) e impulsadas (14) en el campeonato de 1942.

Pedro Chávez, 1B-OF-Dir., nació el 7 de junio de 1936 en la finca Santa Rita, en las inmediaciones de San Antonio de los Baños. Jugó: Unión Atlética: Santiago Sport Club (1955), Círculo de Artesanos de San Antonio de los Baños (1956-59). Liga Pedro Betancourt: Araujo (1957). Se llevó la triple corona en esta justa invernal. En series nacionales: Occidentales (1962), Industriales (1962-63), Occidentales (1963-64), Industriales (1964-67) y Habana (1967-69). Líder en triples (7), carreras impulsadas (27), co-líder en sacri-fly (3) (empatado con Julio Bécquer Pino de Azucareros), slugging (.496), OPS (.953) y promedio ofensivo (.333) en la III Serie Nacional (1963-64). Líder en slugging (.424) y OPS (.834) en la IV Serie Nacional (1964-65). Co-líder en sacri-fly (5) (empatado con Félix Rosa de Occidentales y Rafael Herrera de Henequeneros) en la V Serie Nacional (1965-66). Líder en hits (78), sacri-fly (4, empatado con Emilio Madrazo de Las Villas), OBP (.385), slugging (.429), OPS (.814), promedio ofensivo (.325) y jugador más valioso en la VI Serie Nacional (1966-67). Líder en slugging (.455) y OPS (.860) en la VII Serie Nacional (1967-68). Dirigió: Habana (1971-72), Industriales (1972-74, 1985-86). Selectivas: Habana (1975), Ciudad Habana (1986-87). Obtuvo títulos como manager con Industriales en las serie nacionales de 1972-73 y 1985-86. Integró equipos Cuba a los Juegos Centroamericanos – San Juan (1966), a los Juegos Panamericanos- Chicago (1959), Sao Paolo (1963) y Winnipeg (1967), al Campeonato Mundial- San José (1961). Dirigió equipos Cuba a los Campeonatos Mundiales- Habana (1984) y Holanda (1986), Copa Simón Bolivar (1985), a los Juegos Centroamericanos- Santiago de los Caballeros (1986). En todos esos torneos que dirigió, el equipo Cuba resultó vencedor.

Urbano González, 3B-2B, nació el 25 de mayo de 1939 en Catalina de Güines, provincia Habana. Batea a la zurda. Jugó: Unión Atlética Amateur- Catalina de Guines (1955-60) y en Liga Pedro Betancourt. Series Nacionales: Occidentales (1962), Industriales (1963-67), Habana (1967-68), Industriales (1968-70), Habana (1970-71), Industriales (1971-72) y Constructores (1972-74). Líder en veces al bate (122), carreras anotadas (20) y hits (19) en la I Serie Nacional (1962), Co-líder en sacri-fly (3) (empatado con Tomás Soto de Occidentales) en la II Serie Nacional (1962-63). Líder en hits (56), de los bateadores (.359) y jugador más valioso de la IV Serie Nacional (1964-65). Líder en veces al bate (250) y hits (76) en la V Serie Nacional (1965-66). En 2864 veces al bate en series nacionales se ponchó 67 veces y jugó 50 partidos consecutivamente sin la sombra de un ponche. Integró equipos Cuba a los Juegos Centroamericanos- Kingston (1962), San Juan (1966), Panamá (1970), a los Juegos Panamericanos – Chicago (1959), Sao Paolo (1963), Winnipeg (1967) y Cali (1971), y a los Campeonatos Mundiales- San José (1961), Colombia (1970), Habana (1971) y Managua (1972).

Antonio Jiménez Casa del Valle, OF-INF, conocido como Ñico, nació el 17 de enero de 1941 y murió el 26 de marzo de 2015 siempre en Güines, actual provincia Mayabeque. Jugó: Occidentales (1962), Industriales (1962-64), Occidentales (1964-65), Industriales (1965-69), Habana (1969-72), Industriales (1972-74). Líder en veces al bate (127), triples (5) y bases robadas (8) en la II Serie Nacional (1962-63). Líder en carreras anotadas (30) y bases robadas (16) en la IV serie nacional (1964-65). Líder en carreras anotadas (72) en la VII serie nacional (1967-68). Líder en carreras anotadas (84) y bases robadas (49) en la IX serie nacional (1968-69). Líder en carreras anotadas (53), co-líder en triples (6) (empatado con Pedro Cruz) y bases robadas (43) en la X serie nacional (1970-71). Líder en bases robadas (28) en la XI serie nacional (1971-72). Líder en veces al bate (324) y bases robadas (36) en la XII serie nacional (1972-73). Integró equipos Cuba a los Juegos Centroamericanos- San Juan (1966) y a los Juegos Panamericanos- Chicago (1959).

 Habana amateurs

Maximiliano Reyes, lanzador zurdo, nació el 10 de julio de 1943 en Quivicán, actual provincia Mayabeque. Batea y lanza a la zurda. Jugó: Occidentales (1964-65) Industriales (1965-69, Habana (1969-70), Industriales (1970-72), Constructores (1972-73). Líder en lechadas (3) en la III Serie Nacional (1963-64). Co-líder en ganados (6) (empatado con Gaspar Pérez), líder en promedio de ganados (1000), en PCL (1.57) y lanzador más valioso en la IV Serie Nacional (1964-65). Integró equipo Cuba a los Juegos Centroamericanos – Puerto Rico (1966, no jugó).

Agustín Marquetti, 1B-OF, nació el 28 de agosto de 1946 en Alquízar, actual provincia Artemisa. Jugó: Industriales (1965-67), Habana (1968-69), Industriales (1969-72), Constructores (1972-78), Industriales (1979-87). Selectivas- Habana (1975-85), Ciudad Habana (1986-87). Líder en triples (5) en la V Serie Nacional (1965-66). Líder en jonrones (19), impulsadas (85) y pelotazos recibidos (15) en la VIII Serie Nacional (1968-69). Líder en jonrones (12) en la Serie Especial (1970). Líder en jonrones (11), impulsadas (53), slugging (.511) OPS (1,009) y jugador más valioso en la XI Serie Nacional (1971-72). Líder en pelotazos recibidos (12) y sacri-fly (7) en la XIII Serie Nacional (1973-74). Líder en dobles (12) en la XVII Serie Nacional (1977-78). Líder en dobles (17) en la VI Serie Selectiva (1980). Integró equipos Cuba a los Juegos Centroamericanos – Santo Domingo (1974), Medellín (1978), a los Juegos Panamericanos- Cali (1971), México (1975), San Juan (1979), a los Campeonatos Mundiales- Santo Domingo (1969), Cartagena – Barranquilla (1970), Managua (1972), Habana (1973), Colombia (1976), Italia (1978), y a la Copa Intercontinental – Habana (1979).

Elpidio Páez, P-INF, nació en Quivicán en fecha nsc. Batea y lanza a la derecha. Jugó: Industriales (1965-67), Industriales (1969–70), Habana (1971–72), Industriales (1972-74), Agricultores (1974–76). Selectivas- Industriales (1975). Líder en juegos salvados (10) en la X Serie Nacional (1970-71), líder en juegos lanzados (32) y salvados (11) en la XII Serie Nacional (1972-73), líder en juegos lanzados (36) y salvados (7) en la XIII Serie Nacional (1973-74).

Oscar Martínez, lanzador derecho, fecha nsc. en Güira de Melena, provincia Artemisa. Jugó: Industriales (1968-69), Habana (1969-70, Serie Especial (1970), Industriales (1970–72), Habana (1972-74), Metropolitanos (1974–76), Habana (1977-79, 1981-83). Líder en promedio de ganados (1000) en la XXI Serie Nacional (1981-82).

Bernardo González, más conocido por el mote de Navaja igual que su padre, el que fuera un destacado pelotero amateur con el Deportivo Rosario de la UAA, lanzador derecho, nació el 20 de agosto de 1952 en Aguacate, Municipio Madruga, actual provincia Mayabeque. Jugó: Habana (1970-71), Industriales (1971-72), Constructores (1972-75), Metropolitanos (1977-78), Integró equipos Cuba al Campeonato Mundial Juvenil-  Maracaibo Venezuela (1970), al Campeonato Mundial- Managua, Nicaragua (1972). Auxiliar del equipo Habana durante varios años.

Navaja González padre e hijo

Pedro Luis Rodríguez, C-Dir., nació el 8 de diciembre de 1961 en Los Palos, Nueva Paz, actual provincia Mayabeque. Jugó: Habana (1981-95). Selectivas – Habana (1982-85), Agropecuarios (1986-92), Habana (1993-95). Co-líder en triples (6) (empatado con Antonio Pacheco) en la XXII Serie Nacional (1982-83), líder (5) en la XXVI Serie Nacional (1986-87), co-líder en dobles (16) en la XIII Serie Selectiva (1987), líder en carreras anotadas (59), hits (87), dobles (17) y bateo (.446) en la zona occidental de la XXVII Serie Nacional (1987-88), jugador más valioso de la Serie, líder de bateo (.380) en la XVII Serie Selectiva (1991), líder en dobles (12) en la XVIII Serie Selectiva (1992), co-líder en triples (5) (empatado con José Antonio Estrada) en la XXXII Serie Nacional (1992-93), líder en hits (100) y co-líder en triples (6) (empatado con José Antonio Estrada) en la XXXIII Serie Nacional (1993-94), líder en dobles (13) en la XX Serie Selectiva (1994). En la serie nacional 1987-88 estableció astronómico promedio ofensivo de .442. Integró equipos Cuba a los Juegos Centroamericanos- México (1990), a los Juegos Panamericanos- Habana (1991, no llegó a jugar), Mar de Plata (1995), a los Campeonatos Mundiales- Italia (1988), Edmonton (1990), Managua (1994), a las Copas Intercontinentales – Habana (1987), San Juan (1989). Dirigió: Habana (1997-99).

Luis Ignacio González, OF, nació el 31 de julio de 1965 en Melena del Sur, actual provincia Mayabeque. Mide 181 cm. Jugó: Habana (1984-95, 1999-2006). Selectivas- Agropecuarios (1990- 92), Occidentales (1993-95). Líder en carreras anotadas (49) en zona occidental de la XXX Serie Nacional (1990-91). Líder en carreras anotadas (52) y hits (71) en zona occidental de la XXXI Serie Nacional (1991-92)

Gerardo Miranda Balmaseda, OF-3B, nació el 24 de setiembre de 1964 en Güira de Melena, actual provincia Artemisa. Jugó: Habana (1984– 96). Selectivas: Agropecuarios (1985 – 92), Occidentales (1993-94). Líder en carreras anotadas (63) en la XVI Serie Selectiva (1990). Líder de los bateadores (.390) en la XIX Serie Selectiva (1993). Conectó 3 triples en un juego, lo que sucedió en la serie XXIX (1989-90).

Esteban Lombillo, OF-Dir., nació en Artemisa. Batea y lanza a la derecha. Jugó: Habana (1979-81). Dirigió: Habana (2004-11), (Artemisa (2011-13). Director triunfador en la XLVIII Serie Nacional (2008-09).

 Habana amateurs 2

Lemay de la Rosa, lanzador zurdo, nació el 17 de agosto de 1976 en San José de las Lajas, Habana. Jugó: Habana (1994-2004). Líder en promedio de juegos ganados (.933) en la XL Serie Nacional (2000-01). Integró equipos Cuba al Campeonato Mundial Juvenil – Canadá (1993) y al Campeonato Mundial- Taipei (2001).

Romelio Martínez, OF, nació el 22 de agosto de 1965 y murió el 17 de diciembre de 2017, siempre en Bejucal, actual provincia Mayabeque. Jugó: Habana (1983-98, 1999-2000). Selectivas- Habana (1985), Agropecuarios (1986-92), Habana (1993-95). Líder en bases por bolas recibidas (58) en la XXVI Serie Nacional (1986-87), en la XIII Selectiva (67) (1987), (56) en la XIV Selectiva (1988), y (49) en la XXVIII Serie Nacional (1988-89). Líder en carreras impulsadas (64) en la XVI Serie Selectiva (1990), (47) en la zona occidental de la XXX Serie Nacional (1990-91). Líder en jonrones (20) e impulsadas (57) en la XVII Serie Selectiva (1991). Líder en jonrones (19) en la zona occidental de la XXXI Serie Nacional (1991-92), y (10) en la XX Serie Selectiva (1994). Líder en jonrones (16) y co-líder en bases por bolas recibidas (36) (empatado con Gabriel Pierre) en la XXI Serie Selectiva (1995). Posee la mejor frecuencia de jonrones en series nacional, al conectar un cuadrangular cada 12,84 veces al bate. Integró equipo Cuba a los Juegos Panamericanos- Habana (1991).

Oscar Macías, 2B, nació el 1ro. de febrero de 1969 en Güira de Melena, actual provincia Artemisa. Mide 175 cm. Jugó: Habana (1984-2003). Selectivas- Agropecuarios (1985-92), Habana (1993-95). Líder en carreras anotadas (45) en la zona occidental de la XXXI Serie Nacional (1991-92). Líder en impulsadas (81) y en sacri-fly (8) en la XXXVIII Serie Nacional (1998-99). Líder en slugging (.490) en la XXXIX Serie Nacional (1999-2000). Co-líder en jonrones (23) (empatado con Roberquis Videaux) y en pelotazos recibidos (19) en la XL Serie Nacional (2000-01). Integró equipos Cuba al Campeonato Mundial Juvenil- Canadá (1987), a los Juegos Centroamericanos- Maracaibo (1998), a las Copas Intercontinentales- Sydney (1999), Habana (2002), a los Juegos Olímpicos- Sidney (2000).

Pedro Arozarena, 1B-OF, nació el 8 de junio de 1971 en Mariel, actual provincia Artemisa. Jugó: Habana (1994-2007). Co-lider en dobles conectados (28) (empatado con Leslie Anderson de Camagüey) en la XL Serie Nacional (2000-01). Conectó tres jonrones, en juego contra el equipo de Isla de la Juventud, el 20 de febrero de 2003 en el estadio 26 de julio de Artemisa. Integró equipo Cuba al Campeonato Mundial Juvenil – Canadá (1989).

Michel Rodríguez, 3B, nació el 3 de setiembre de 1977 en San Antonio de los Baños, actual provincia de Artemisa. Jugó: Habana (1994- 2011), Artemisa (2011-14). En 19 series nacionales bateó para promedio de .309 producto de 1374 hits en 4450 veces al bate, incluido 244 dobles, 21 triples y 78 jonrones, además de 595 empujadas y OPS de .828. Integró equipo Cuba al campeonato mundial juvenil en Boston (1995). Obtuvo la triple corona de bateo en la Liga Española de Béisbol con los Astros de Valencia en 2017.

Jonder Martínez, lanzador derecho, nació el 22 de junio de 1978 en el Mariel, actual provincia Artemisa. Jugó: Habana (1996-2011), Artemisa (2011-14), Matanzas (2014-18). Líder en lechadas (3) en la XLVI Serie Nacional (2006-07). Líder en lechadas (49), PCL (1.55) y lanzador más valioso en la XLVII Serie Nacional (2007-08). Co-líder en lechadas (2) en LIV serie nacional (2014-15). Líder en juegos ganados (12) en LV serie nacional (2015-16). Lanzó juego de cero hit cero carreras contra Ciego Ávila el 6 de marzo de 2008 en el estadio “José Ramón Cepero” de Ciego de Ávila. Integró equipos Cuba a los Campeonatos Mundiales Juveniles- Boston (1995), Sancti Spíritus, Cuba (1996), a los Juegos Centroamericanos – Cartagena (2006), a los Juegos Panamericanos – Río de Janeiro (2007), a los Juegos Olímpicos- Atenas (2004), a los Campeonatos Mundiales – Cuba (2003), Taipei (2007), Holanda/Italia (2009), a la Serie del Caribe- Isla Margarita, Venezuela (2014), y al Clásico Mundial- Japón (2017).

Habana amateurs 3

José Ángel García, lanzador derecho, también conocido como el Barbero, nació el 23 de febrero de 1981 en Guanajay, actual provincia Artemisa. Jugó: Habana (1998-2011), Artemisa (2011-16), Artemisa/Granma (2016-17), Artemisa/Las Tunas (2017-18). Co-líder en juegos salvados (16) (empatado con Orestes González de Pinar del Río) en XLII Serie Nacional (2002-03). Es líder en juegos salvados (200) en series nacionales, Integró equipos Cuba al Campeonato Mundial Juvenil- Taipei (1999), a la Serie del Caribe- Culiacán (2017) y al Clásico Mundial- Japón (2017).

Yulieski González, lanzador zurdo, nació el 20 de junio de 1980 en Alquizar, actual provincia Artemisa. Mide 180 cm. Jugó: Habana (1997-2011), Artemisa (2012-17). Líder en ponches propinados (111), juegos ganados (15) y promedio de juegos ganados (1,000) en la XLVII Serie Nacional (2007-08).Co-líder en juegos completos (6) (empatado con otros 4 lanzadores), entradas lanzadas (142), co-líder en juegos ganados (11) (empatado con otros 3 lanzadores) y lanzador más valioso (título compartido con Vladimir García de Ciego de Ávila) en la XLIX Serie Nacional (2009-10). Integró equipos Cuba a los Campeonatos/Copas Mundiales- Holanda (2005), Italia (2009), Panamá (2011), a los Clásicos Mundiales- San Juan y San Diego (2006), C. México- San Diego (2009), a los Juegos Centroamericanos – Cartagena de Indias (2006), a los Juegos Panamericanos – Guadalajara (2011), y a las Copas Intercontinentales- Taiwan (2006), Taichún, Taipei (2010).

Juan Carlos Linares, OF-P, nació el 7 de setiembre de 1984 en Bauta, actual provincia Artemisa. Mide 178.5 cm. Jugó: Habana (2002-09). Líder en slugging (.586) y OPS (1,045) en la XLVI Serie Nacional (2006-07). Integró equipos Cuba al Panamericano 15-16 en México (2000) y al Panamericano Juvenil- Camagüey (2001). Liga Internacional AAA – Medias Rojas Pawtuckett (2012-2013). Liga Mexicana AAA- Vaqueros Laguna (2014-16), Rieleros de Aguascalientes/Bravos de León (2017). Liga Invernal Venezuela – Maracaibo (2012-13), Águilas Zulia (2013-14), Cardenales Lara (2014). Liga Invernal Dominicana- Gigantes Cibao (2013).Liga Mexicana del Pacífico- Tomateros Culiacán/Yaquis Obregón (2014), Naranjeros Hermosillo (2015), Cañeros Los Mochis (2016).

Yadier Pedroso, lanzador derecho, nació el 9 de abril de 1986 en Guanajay, actual provincia Artemisa, y murió el 16 de marzo de 2013 en la autopista de la Habana en accidente automovilístico. Medía 180 cm. Jugó: Habana (2005-11), Artemisa (2011-13). Líder en PCL (1.91) en la XLVIII Serie Nacional (2008-09). Líder en ponches propinados (128) en la LI Serie Nacional (2011-12). Integró equipos Cuba al Campeonato Mundial Juvenil- Taipei (2004), a los Clásicos Mundiales- Puerto Rico-San Diego (2006), México-San Diego (2009), Japón (2013), a la Copa Intercontinental- Taichún, Taipei (2010), a los Juegos Centroamericanos-Cartagena de Indias (2006), a los Juegos Panamericanos- Guadalajara (2011), a los Juegos Olímpicos- Beijing (2008), a la Copa Mundial- Italia (2009), Panamá (2011). Hijo del lanzador José Manuel Pedroso.

Ruby Silva, OF, nació el 25 de junio de 1989 en Artemisa. Mide 178.5 cm. Jugó: Habana (2007- 09). Líder en triples (10) en la XLVIII Serie Nacional (2008-09). Integró equipo Cuba al Panamericano Juvenil- México (2007). Liga Costa del Pacífico (AAA)- Cachorros Iowa (2015). Liga Mexicana (AAA)- Vaqueros Laguna (2016). Liga Invernal Puerto Rico- Leones Ponce (2013-14). Liga invernal Venezuela- Tigres Aragua (2014).

Denis Laza, OF, nació el 1 de enero de 1985 en San José de las Lajas, Mayabeque. Mide 177 cm. Jugó: Habana (2008-11), Mayabeque (2011-12), Mayabeque/Pinar del Río (2012-15), Mayabeque (2015-16), Mayabeque/Granma (2016-17), Mayabeque (2017). Líder en pelotazos recibidos (19) en LVI serie nacional (2016-17). Integró equipos Cuba a la Serie del Caribe- Culiacán, México (2017). Hijo del pelotero Rolando Laza.

En Grandes Ligas

Jacinto Calvo, OF, nació el 11 de junio de 1894 en Quivicán y murió el 15 de junio de 1965 en Miami. Medía 175 cm. Jugó: Almendares (1913), Habana (1913 – 16), Orientals (1917), Habana (1918-21), Almendares (1921), Habana (1922-23), Habana- Marianao (1923-24), Habana (1924-25), Almendares (1926- 27). Séptimo en bateo (.307) de por vida en la profesional cubana. Grandes Ligas- Senadores Washington (1913, 1920). Sexto pelotero cubano en jugar en las Grandes Ligas.

Baldomero Acosta, OF-Dir., también conocido como Merito, nació el 19 de mayo de 1896 en Bauta, otrora provincia Habana y murió el 17 de noviembre de 1963 en Miami. Medía 170 cm. Jugó: Habana (1913- 1916), Orientals (1917), Habana (1918-20), Almendares (1920-21), Marianao (1922-25). Grandes Ligas- Senadores Washington (1913-16 y 1918), Atléticos Filadelfia (1918). Es el séptimo pelotero cubano en jugar en Grandes Ligas. Dirigió: Marianao (1922-24, 1930, 1932-33, 1943-44); Liga Central B – Aviadores Dayton (1929). El 2 de diciembre de 1918, jugando los jardines, realizó un triple play sin asistencia.

Adrián Zabala, lanzador zurdo, uno de los mejores de todos los tiempos en Cuba, nació el 26 de agosto de 1916 en San Antonio de los Baños, actual provincia Artemisa y murió el 4 de enero de 2002 en Jacksonville. Medía 178 cm. Jugó: Unión Atlética Amateur- Fortuna Sports (1933-35). Líder en promedio de pitcheo en la UAA en 1933, 6-0. Profesional cubana- Marianao (1936-37), Cuba (1938-39), Almendares (1939-41), Cienfuegos (1941-50), Habana (1950-55), Cienfuegos (1954-55). Co-líder en juegos lanzados (22) (empatado con Ramón Bragaña), líder en juegos completos (14) y lechadas (3) en la temporada de 1942-43. Líder en promedio de ganados (.750) en la temporada de 1945-46. Líder en juegos completos (13) en la temporada de 1946-47. Jugador más valioso (premio compartido con Silvio García) en la temporada de 1950-51. Cuarto en temporadas lanzadas (17), primero en juegos lanzados (330), noveno en juegos completos (73) y tercero en juegos ganados (90) (empatado con Carlos Royer) de por vida en la liga profesional cubana. Series del Caribe- Caracas (1951), Panamá (1952), Habana (1953).  Grandes Ligas- Gigantes Nueva York (1945, 1949). Es el jugador cubano No. 39 en jugar en Grandes Ligas.

Julio Moreno, lanzador derecho, más conocido como Jiquí, nació el 28 de enero de 1921 en Güines y murió el 2 de enero de 1987 en Miami. Medía 170 cm. Jugó: Unión Atlética Amateur- Círculo Artesanos (1939-44). Líder en juegos ganados (20) y ponches propinados (276) en la temporada de 1943 de la UAA. Líder en juegos ganados (26-3), ponches propinados (319), PCL (1.19) en la temporada de 1944 de la UAA. En 1944 lanzó juego de cero hit frente al Santiago de las Vegas y ponchó en otro juego a 21 bateadores del Vedado Tennis. Integró equipos Cuba a los campeonatos mundiales- Series Mundiales- Habana (1941), Habana (1942), Habana (1943), Venezuela (1944). Profesional cubana- Marianao (1944-48), Cienfuegos (1948-49), Habana (1950- 56), Cienfuegos (1956-57) y Habana (1960-61). Líder en ponches propinados (106) en la temporada de 1952-53. Líder en PCL (2.03) en la temporada de 1960-61. Serie del Caribe- Caracas (1951), Panamá (1952), Habana (1953). Liga Internacional Florida B – Havana Cubans (1947–50). Liga Internacional AAA – Cuban Reyes Azúcar (1954- 55),  Soles Jacksonville (1962). Liga Mexicana AA- Azules Veracruz (1945), Leones Yucatán (1956), Pericos Puebla (1961-62, 1963-64, 1966). Grandes Ligas- Senadores Washington (1950-53). Es el pelotero cubano No. 49 en jugar en las Grandes Ligas.

Héctor Rodríguez, 3B- SS, nació el 13 de junio de 1920 en Alquizar, actual provincia Artemisa y murió el 1ro. de setiembre de 2003 en Cancún, México. Bateaba y lanzaba a la derecha. Jugó: Almendares (1942-47), Alacranes (1947-48), Almendares (1948-56), Habana (1956-61). Novato del año en la temporada de 1942-43. Líder en veces al bate (205), co-líder en carreras anotadas (29) y líder en triples (5) en la temporada de 1944-45. Líder en bases robadas (15) en la temporada de 1946-47. Líder en triples (9) en la temporada de 1949-50. Líder en impulsadas (50) en la temporada de 1950-51. Co-líder en triples (6) (empatado con Regino Otero) en la temporada de 1951-52), y co-líder (5) (empatado con Orestes Miñoso) en la temporada de 1952-53. Líder de por vida en veces al bate (4699), carreras anotadas (574), hits (1237), triples (79) y carreras impulsadas (522) en la liga profesional cubana. Series del Caribe- Habana (1949), Puerto Rico (1950), Puerto Rico (1954), Caracas (1955). Liga Negro- New York Cubans (1944). Liga Mexicana –México (1943), Tampico (1945-48), Veracruz (1948-49), San Luis de Potosí (1950-51), Rojos México (1962- 63). Grandes Ligas- Medias Blancas Chicago (1952). Pelotero cubano No. 54 en jugar en Grandes Ligas.

Wenceslao González, lanzador zurdo, también llamado Vince en EEUU, nació el 28 de setiembre de 1925 en Quivicán, otrora provincia Habana y murió el 11 de marzo de 1981 en Ciudad del Carmen, Campeche, México. Medía 183 cm. Jugó: Marianao (1954-55), Habana (1955-57). Liga Mexicana – Azules Veracruz (1948-49), Diablos Rojos C. México (1950), Tuneros San Luis Potosí (1951), Diablos Rojos C. México (1955, 1957-58), Petroleros Poza Rica (1958), Pericos Puebla (1960-61), Diablos Rojos C. México (1963), Sultanes Monterrey (1964). Grandes Ligas- Senadores Washington (1955), lanzó 2 innings en un solo juego. Es el pelotero cubano No. 62 en jugar en Grandes Ligas.

Bigleaguers habaneros.png

Miguel de la Hoz, INF, nació el 2 de octubre de 1938 en el Central Gómez Mena, San Nicolás, actual provincia Mayabeque. Mide 178.5 cm. Jugó: Almendares (1957–61). Serie del Caribe- Caracas (1959). Grandes Ligas- Indios Cleveland (1960-63), Bravos Milwaukee (1964-65), Bravos Atlanta (1966-67), Rojos Cincinnati (1969). Es el pelotero cubano No. 83 en jugar en Grandes Ligas.

Hilario Valdespino, OF, también conocido como Sandy en EEUU, nació el 24 de enero de 1939 en San José de las Lajas, actual provincia Mayabeque. Mide 173 cm. Jugó: Habana (1958- 61). Novato del año en la temporada de 1959-60. Liga Mexicana AAA- Sultanes Monterrey (1973), Indios Ciudad Juárez (1973), Petroleros Poza Rica (1974). Grandes Ligas- Mellizos Minnesota (1965-67), Bravos Atlanta (1968), Astros Houston (1969), Pilotos Seattle (1969), Cerveceros Milwaukee (1970), Reales Kansas City (1971). Es el pelotero cubano No. 106 en jugar en Grandes Ligas.

Minnie Mendoza, 3B-2B, en Cuba se le conoce como Rigoberto Mendoza, nació el 16 de noviembre de 1933 en Ceiba del Agua, antigua provincia Habana. Mide 180 cm. Jugó: Habana (1959-61). Liga Mexicana AA, y AAA en 1973- Tecolotes Nuevo Laredo (1956), Sultanes Monterrey (1973). Liga Internacional AAA- Cubans Reyes Azúcar (1956). Grandes Ligas – Mellizos Minnesota (1970). Es el pelotero cubano No. 117 en jugar en Grandes Ligas

Juan Carlos Díaz, 1B, nació el 19 de febrero de 1974 en San José de las Lajas, actual provincia Mayabeque. Mide 185 cm. Liga Mexicana AAA- Tecolotes Nuevo Laredo (2008). Grandes Ligas- Medias Rojas Boston (2002). Es el pelotero cubano No. 148 en jugar en las Grandes Ligas.

Raúl Valdés, lanzador zurdo, nació el 27 de noviembre de 1977 en Mariel, actual provincia Artemisa. Mide 178.5 cm. Jugó: Habana (1996-2002). Co-líder en juegos iniciados (25) (empatado con Julio César Villalón) en la XXXVIII Serie Nacional (1998-99), co-líder (23) en la XL Serie Nacional (2000-01), líder (25) en la XLI Serie Nacional (2001-02). Liga invernal Dominicana – Gigantes Cibao (2003 -04), Toros del Este (2004 – 05), Leones Escogido (2006 -07), Gigantes Cibao (2010), Toros del Este (2010), Leones Escogido (2010), Toros del Este (2014-18). Grandes Ligas: Mets Nueva York (2010), Cardenales St Louis (2011), Yankees Nueva York (2011), Filis Filadelfia (2012-13), Astros Houston (2014). Pelotero cubano No. 162 en jugar en Grandes Ligas. Liga Central Japón- Dragones Chunichi (2015-17).

Habana Bigleaguers 2.png

José Iglesias, SS-3B, más conocido como Candelita, nació el 5 de enero de 1990 en San José de las Lajas. Mide 178 cm. Jugó- Habana (2006-08). Integró equipo Cuba al Panamericano Juvenil- México (2007). Liga Internacional AAA- Medias Rojas Pawtucket (2011-13). Grandes Ligas – Medias Rojas Boston (2011-13), Tigres Detroit (2013, 2015-17). Pelotero cubano No. 167 en jugar en Grandes Ligas.

Yasmani Grandal, C-1B, nació el 8 de noviembre de 1988 en Güira de Melena. Bateador ambidextro y mide 185 cm. Grandes Ligas – Padres San Diego (2012-14), Dodgers Ángeles (2015-17). Es el pelotero cubano No. 171 en jugar en Grandes Ligas.

Jorge Soler, OF, nació el 25 de febrero de 1992 en Melena del Sur, provincia Mayabeque.  Mide 190 cm. Jugó: Habana (2009-11). Integró equipo Cuba al Campeonato mundial juvenil- Thunder Bay, Canadá (2010).  Liga Costa del Pacífico AAA- Cachorros Iowa (2014-15), Storm Chasers Omaha (2017). Grandes Ligas- Cachorros Chicago (2014-16), Reales Kansas City (2017). Es el pelotero cubano No. 184 en jugar en Grandes Ligas.

Jorge Soler

Jorge Soler

Miguel Alfredo González, lanzador derecho, nació el 23 de setiembre de 1986 en el Mariel, provincia Artemisa, y murió el 23 de noviembre de 2017 en la Habana. Medía 187 cm. Jugó: Habana (2005-11). Integró equipos Cuba a la Copa Mundial- Italia (2009), Panamá (2011), y a los Juegos Panamericanos- Guadalajara (2011). Liga Internacional AAA- Puercos de Hierro Lehigh Valley (2014). Grandes Ligas- Filis Filadelfia (2014). Es el pelotero cubano No. 185 en jugar en Grandes Ligas.

 

 

 

Ariel Miranda, lanzador zurdo, nació el 10 de enero de 1989 en San José de las Lajas, actual provincia Mayabeque. Mide 185 cm. Jugó: Habana (2007-10), Mayabeque (2010-12), Mayabeque/Isla de la Juventud (2012-13). Liga Internacional AAA- Mareas Norfolk (2016). Grandes Ligas- Orioles Baltimore (2016), Marineros Seattle (2016-17). Pelotero cubano No. 196 en jugar en Grandes Ligas.

En la profesional cubana

Santos Amaro, OF-3B-C-Dir., muy conocido como el Canguro, nació el 14 de marzo de 1908 en Aguacate, actual provincia Mayabeque, y murió el 31 de mayo de 2001 en Veracruz, México. Medía 188 cm. Jugó: Santa Clara (1936-41), Almendares (1941-46), Alacranes-Cuba (1947-48), Almendares (1948-50). Líder en hits (78) y carreras impulsadas (49) en la temporada de 1938-39. Co-líder en carreras anotadas (29) y co-líder en hits (59) en la temporada de 1944-45. Décimo en veces al bate (2463), sexto en hits (725) y noveno en impulsadas (321) en la liga profesional cubana. Serie del Caribe- Habana (1949), Puerto Rico (1950). Liga Mexicana – Águilas Veracruz (1938, 1940-45), Azules Veracruz (1940), Alijadores Tampico (1941 – 48), Azules Veracruz (1948), Águilas Veracruz (1949-55). Dirigió: en la Federación Nacional – Cuba (1947-48), Liga Mexicana – Águilas Veracruz (1951-56), Rojos México (1959), Águilas Veracruz (1960-63), Broncos Reynosa (1964). Su hijo Rubén Sr. y su nieto Rubén Jr. jugaron en las Grandes Ligas, su otro nieto David Amaro llegó a jugar en las Menores.

Javier Pérez, 2B-3B, nació en 1915 en San Antonio de los Baños. Bateaba y lanzaba a la derecha. Medía 175 cm. Jugó: Almendares (1935 -36), Marianao (1936 – 38), Cuba (1938 – 39), Cienfuegos (1940 – 41), Cienfuegos – Almendares (1942-43), Almendares (1943-44). Co-lider en veces al bate (200) (empatado con Justo Lopez) en la temporada de 1935-36. Ligas Negro- Gigantes Bacharach Atlantic City (1933-34), Águilas Brooklyn (1935), New York Cubans (1935), Grises Homestead (1937-38), New York Cubans (1942-45)

Pedro “Natilla” Jiménez, P-Dir., lanzador derecho, nació en 1918 en Jaruco, Santa Cruz del Norte y murió el 8 de marzo de 1979 en la Habana. Medía 180 cm. Jugó: Unión Atlética Amateur- Hershey (1937-43). Líder en pitcheo de la UAA en 1938 y 1939. Integró equipos Cuba a los Juegos Centroamericanos- Panamá (1938), a los Campeonatos Mundiales – Habana (1939), Habana (1940), Habana (1941), Habana (1943). Fue el primer pitcher cubano que obtuvo una victoria en Series Mundiales, hecho ocurrido en el estadio de La Tropical ante Nicaragua. La anotación final resultó de 4 x 3 en diez entradas, el 12 de agosto de 1939. Jugó en Liga Profesional- Habana (1944-47). Líder en juegos lanzados (32), juegos completos (9) y ganados (13) en la temporada de 1945-46. Líder en juegos ganados (13) en la temporada de 1946-47. Liga Internacional AAA- Indios Indianapolis (1945); Liga Mexicana- Industriales Monterrey (1946-47). Dirigió: en series nacionales a Orientales (1962–64), Las Villas (1966-68).

Habana profesionales

Alejandro Crespo, OF-C, nació el 26 de febrero de 1915 en Güira de Melena, provincia Habana, y murió el 7 de noviembre de 1980 en La Habana. Medía 182.5 cm. Jugó: Cienfuegos (1939–46), Cuba/Alacranes (Federación Nacional 1947-48), Cienfuegos (1948-51), Habana (1950-53), Marianao (1953-54). Líder en jonrones (3) y bases robadas (15) en la temporada de 1940-41. Líder en dobles (12) en la temporada de 1941-42. Líder en hits (63), dobles (12) y bateo (.337) en la temporada de 1942-43. Líder en veces al bate (208) y dobles (11) en la temporada de 1943-44. Co-líder en hits (59, empatado con Santos Amaro) y co-líder en impulsadas (29, empatado con Andrés Fleitas) en la temporada de 1944-45. Líder en hits (72), carreras impulsadas (35) y jugador más útil en la temporada de 1945-46. Líder de los bateadores (.326) en la temporada de 1948-49). Líder de por vida en dobles conectados (130) (empatado con Héctor Rodríguez), segundo en carreras impulsadas (415), cuarto en veces al bate (2886), cuarto en hits conectados (794), sexto en carreras anotadas (369)  en la profesional cubana. Series del Caribe- Caracas (1951), Panamá (1952), Habana (1953). Ligas Negro- New York Cubans (1940, 1946). Liga Mexicana – Unión Laguna (1941-42), Algodoneros Torreón (1943), Tecolotes Nuevo Laredo (1944-45), Ángeles Puebla (1947), Azules Veracruz (1950-51).

Carlos Colás, C, también conocido como Sunset o Charlie, nació el 4 de diciembre de 1917 en Caimito del Guayabal, actual provincia Artemisa, y murió el 8 de enero de 1992 en La Habana, coincidencia de nacer y morir en una misma fecha de años distintos. Medía 175 cm. Jugó: Cienfuegos (1940-46), Cuba (1947-48), Habana/ Almendares (1948-49). Ligas Negro- New York Cubans (1940-41). Liga Mexicana- Algodoneros Torreón (1942 -43), Tecolotes Nuevo Laredo (1944 – 45), Rojos C. México (1946 – 47), Sultanes Monterrey (1952-53), Águila Veracruz (1954).  Integró equipo Cuba al campeonato mundial en la Habana (1940). Hermano del pelotero José Luis Colás. Jugó por un tiempo en la invernal de Venezuela, donde impuso record de 3 triples en juego efectuado el 12 de diciembre de 1950.

Fuentes

Baseball-reference.com

Figueredo Jorge S. 2003. Who´s who in Cuban baseball -1878-1961. McFarland & Co., Inc., Publishers, Jefferson, North Caroline.

Romero Esteban. 2017. Michel Rodríguez logró la triple corona ofensiva en la Liga Nacional División de Honor de España. Deportescineyotros.wordpress.com. https://deportescineyotros.wordpress.com/2017/08/11/michel-rodriguez-logro-la-triple-corona-ofensiva-en-la-liga-nacional-division-de-honor-de-espana/

 Romero Esteban (inédito). De la historia del béisbol en Cuba: esbozos biográficos de destacados peloteros cubanos.

 

Escrito por Esteban Romero, 15 enero de 2018

Peloteros destacados de la provincia de Ciego de Ávila

El béisbol es el único deporte que conozco donde estando uno
a la ofensiva, el otro equipo controla la pelota.”
Ken “Hawk” Harrelson (1941, ex pelotero-narrador deportivo)

Símbolo de los Tigres de Ciego de Ávila

La provincia de Ciego Ávila surgió con la nueva estructura territorial de 1976, por lo que a partir de 1977, la misma tuvo un equipo de béisbol en series nacionales, el cual ya ha logrado coronarse campeón en tres oportunidades. Antes camagüeyanos ahora avileños, no importa, ya que en esta zona muy productiva de Cuba, conocida como la tierra de la piña, de siempre se jugó pelota y de ahí surgieron algunos peloteros destacados, uno de ellos es el miembro del Salón de la Fama, Tany Pérez. Así que veamos quienes son esos peloteros.

  1. En circuitos profesionales incluida las Grandes Ligas

Antonio “Haitiano” González, OF, nació el 28 de agosto de 1931 en el Central Cunagua, provincia Ciego de Ávila. Mide 173 cm. Jugó: Cienfuegos (1958-1961). Líder en slugging (.422) y bateo (.310) en la temporada de 1959-60. Líder en carreras anotadas (42) en la temporada de 1960-61. Serie del Caribe- Panamá (1959). Liga Internacional AAA- Cuban Sugar Kings (1958-59). Liga Mexicana AAA – Charros Jalisco (1972). Grandes Ligas- Rojos Cincinnati (1960), Filis Filadelfia (1960- 1968), Padres San Diego (1969), Bravos Atlanta (1969- 70), Angelinos California (1970-71). Liga Central Japonesa- Toyo Carp Hiroshima (1972)

Tany Pérez, 1B-3B-2B-Dir., conocido como Tony en EEUU y su nombre real es Atanasio, nació el 14 de mayo de 1942, en el Central Violeta, Ciego de Ávila. Mide 185 cm. Liga Costa del Pacífico AAA- Padres San Diego (1963-64). Grandes Ligas- Rojos Cincinnati (1964-76), Expos Montreal (1977-79), Medias Rojas Boston (1980-82), Filis Filadelfia (1983), Rojos Cincinnati (1984-86). Escogido para el juego de las estrellas de 1967 al 1970, de 1974 al 1976. En el juego de 1967 fue escogido como el más valioso. En 23 temporadas en Grandes Ligas disparó 379 jonrones y empujó 1652 carreras. Es el pelotero cubano No. 105 en jugar en Grandes Ligas. Miembro del Salón de la Fama de Cooperstown desde 2000. Dirigió: Grandes Ligas- Rojos Cincinnati (1993), Marlins Florida (2001). Quinto cubano en dirigir equipos de Grandes Ligas. Durante varias temporadas, auxiliar de tercera base de los Rojos Cincinnati. Padre del pelotero boricua Eduardo Pérez.

Oscar Sierra, OF-1B-C, también conocido como el Gallego, nació en el Central Stewart, ahora Venezuela, Majagua, provincia de Ciego de Ávila, el 19 de noviembre de 1927. Mide 178.5 cm. Jugó: Almendares (1949-50), Cienfuegos (1951-54), Habana (1954-59). Novato del año en la temporada de 1951-52. Liga Internacional AAA- Cuban Reyes Azúcar (1955-1957). Asociación Americana AAA – Cardenales Omaha (1958), Coroneles Louisville (1958).

Avileños profesionales.png

Rusney Castillo, OF, nació el 7 de setiembre de 1987 en Morón, Ciego de Ávila. Jugó: Ciego de Ávila (2008-13). Líder en bases robadas (50) en la L Serie Nacional (2010-11). Líder en dobles (28) en la LI Serie Nacional (2011-12). Integró equipos Cuba a los Juegos Panamericanos- Guadalajara (2011) y a la Copa Mundial- Panamá (2011). Liga Internacional AAA- Medias Rojas Pawtuckett (2014-17). Grandes Ligas- Medias Rojas Boston (2014-16). Es el pelotero cubano No. 186 en jugar en Grandes Ligas.

Adonis García, INF-OF, nació el 12 de abril de 1985 en Ciego de Ávila. Mide 173 cm. Jugó: Ciego de Ávila (2003-05), Villa Clara (2005-06), Ciego de Ávila (2006-10). Liga Internacional AAA – Ferroviarios Scranton/Wilkes- Barre (2013-14). Serie del Caribe- Navegantes Magallanes (Isla Margarita, Venezuela, 2014). Grandes Ligas- Bravos Atlanta (2015-17). Pelotero cubano No. 190 en jugar en las Grandes Ligas. Hermano de José Adolis García.

José Adolis García, OF-2B, nació el 2 de marzo de 1993 en Central Bolivia, Ciego de Ávila. Mide 185 cm. Jugó: Ciego de Ávila (2011-16). Líder en hits (110) en LIV serie nacional (2014-15). Líder en carreras empujadas (71) en LV serie nacional (2015-16). MVP de la LV serie nacional (2015-16). Disparó tres jonrones en un juego en dos oportunidades, la primera en el Estadio Latinoamericano el 17 de diciembre de 2014 contra Industriales, y la segunda vez el 9 de enero de 2016 en el estadio José Ramón Cepero contra Las Tunas. Integró equipo Cuba a los Juegos Panamericanos- Toronto (2015), a la Serie del Caribe- Santo Domingo (2016). Jugó: Liga Central Japonesa- Gigantes Yomiuri (2016). Hermano de Adonis García.

II En Series Nacionales

Felipe Sarduy, 1B-OF-Dir., nació el 1 de mayo 1943 en Ciego de Ávila. Jugó: Orientales (1963-64), Granjeros (1964-65), Orientales (1965-66), Granjeros (1966-69), Camagüey (1969-70, Serie Especial 1970), Granjeros (1970-72), Camagüey (1972-74), Ganaderos (1974-77), Camagüey (1977-84). Selectivas–Camagüey (1975-76), Camagüeyanos (1977). Líder en dobles (14) en la VI Serie Nacional (1966-67). Líder en jonrones (13) en la VII Serie Nacional (1967-68). Líder en bases por bolas recibidas (85) en la VIII Serie Nacional (1968-69), y líder (47) en la Serie Especial (1970). Líder en dobles (16) en la XI Serie Nacional (1971-72), y co-líder (13) (empatado con Reinaldo Fernández) en la V Serie Selectiva (1975). Implantó récord a la defensiva, con 642 lanzamientos sucesivos sin cometer errores. El 2 de marzo de 1969 Sarduy completó una racha de 29 juegos bateando de hits, que en su época fue récord. Integró equipos Cuba a los Juegos Centroamericanos- San Juan (1966), Panamá (1970), a los Juegos Panamericanos – Winnipeg (1967), a los Campeonatos Mundiales – Santo Domingo (1969), Cartagena-Barranquilla (1970).  Dirigió: Camagüey (1990-94, 1995-97, 2011-12)

Lázaro Santana, lanzador derecho, nació el 24 de diciembre de 1946 en Baraguá, Ciego de Ávila. Jugó: Granjeros (1964- 65), Orientales (1965–66), Granjeros (1966–69), Camagüey (1969- 70), Granjeros (1970–77), Ciego de Ávila (1977-81). Selectivas- Camagüey (1975-76), Camagüeyanos (1976–80).  Co-líder en juegos lanzados (28) (empatado con Raúl López) en la V Serie Nacional (1965-66). Líder en juegos lanzados (43) en la VIII Serie Nacional (1968-69). Líder en juegos completos (9), entradas lanzadas (99) y co-líder en juegos ganados (8) (empatado con Omar Carrero) en la XV Serie Nacional (1975-76). Líder en juegos iniciados (11), completos (10), entradas lanzadas (93.1) y co-líder en ganados (8) en la XVI Serie Nacional (1976-77). Co-líder en lechadas (3) (empatado con Aniceto Montes de Oca) y líder en juegos ganados (10) en la III Serie Selectiva (1977). Integró equipos Cuba al Campeonato Mundial – Santo Domingo (1969), a los Juegos Centroamericanos – Medellín (1978) y a los Juegos Panamericanos – Puerto Rico (1979).

Vicente Díaz, 3B, nació el 14 de marzo de 1946 en Ciego de Ávila y murió el 22 de marzo de 2006 en La Habana. Jugó: Orientales (1965- 66), Granjeros (1966-69), Camagüey (1969-70), Granjeros (1977- 79). Selectivas – Camagüey (1975-76), Camagüeyanos (1977-79). Tercer pelotero en llegar a 1000 jits en Series Nacionales y primero como bateador derecho. Integró equipos Cuba a los Juegos Panamericanos – Cali (1971) y al Campeonato Mundial – Habana (1971).

Omar Carrero, lanzador derecho, nació el 13 de mayo de 1949 en Florencia, Ciego de Ávila y murió el 12 de setiembre en Ciego de Ávila. Jugó: Granjeros (1971–72), Ganaderos (1974–77), Ciego de Ávila (1977–81, 1984- 85). Selectivas- Camagüey (1975–76), Camagüeyanos (1977–81, 1985). Co-líder en lechadas (6) (empatado con Oscar Romero de Granjeros y Jesús Guerra de Vegueros) en la XIII Serie Nacional (1973-74). Co-líder en juegos completos (8) (empatado con Gregorio Pérez de Cafetaleros) en la XIV Serie Nacional (1974-75). Líder en lechadas (4) y juegos ganados (10) en la I Serie Selectiva (1975). Líder en ponches propinados (94), lechadas (5), co-líder en juegos ganados (8) (empatado con Lázaro Santana de Granjeros), promedio de juegos ganados (1,000%), PCL (0.46), de hecho triple corona del pitcheo, mejor lanzador y jugador más valioso en la XV Serie Nacional (1975-76). Líder en lechadas (6) y PCL (0.62) en la II Serie Selectiva (1976). Líder en PCL (1.86) en la VI Serie Selectiva (1980). Líder en juegos salvados (3) en la X Serie Selectiva (1984). Lanzó juego de cero hit cero carreras el 27 de enero de 1981 contra el equipo Las Tunas. Integró equipos Cuba a los Juegos Centroamericanos – Santiago de los Caballeros (1986), a los Juegos Panamericanos – México (1975), a los Campeonatos Mundiales – Colombia (1976), Holanda (1986).

Avileños series nacionales.png

Manuel Álvarez, lanzador derecho, nació en Ciego de Ávila. Jugó: Granjeros (1973-77), Ciego de Ávila (1977- 87). Selectivas – Camagüeyanos. Líder en PCL (1.17) en la XXIII Serie Nacional (1983-84). Auxiliar de pitcheo por varios años en el equipo Ciego de Ávila. Integró equipos Cuba a los Campeonatos Mundiales Juveniles- Venezuela (1972), México (1973).

Regino Robaina, lanzador derecho, nació en Ciego de Ávila en fecha nsc. Jugó: Granjeros (1974-77), Ciego de Ávila (1977-80, 1981-87). Selectivas – Camagüeyanos (1984). Co-líder en lechadas (3) (empatado con Ángel Leocadio Díaz) en la X Serie Selectiva (1984), y co-líder (4) (empatado con Lázaro de la Torre) en la XXV Serie Nacional (1985-86).

José García Arrieta, OF, nació en la provincia de Ciego de Ávila. Jugó: Ciego de Ávila (1983-92). Co-líder en pelotazos recibidos (10) (empatado con Luis Cuesta del Habana) en la XXIV Serie Nacional (1984-85), co-líder en igual departamento (6) (empatado con otros 3 peloteros) en la XXVI Serie (1986-87), y líder (16) de la zona oriental en la XXX Serie Nacional (1990-91). Co-líder en bases robadas (14) (empatado con Henry González de Holguín) en la XXIX Serie Nacional (1989-90).

Jorge Luis Duquesne, lanzador, nació en la provincia de Ciego de Ávila. Jugó: Ciego de Ávila (1986-94). Co-líder en juegos salvados (3) (empatado con Rubén Rodríguez de Santiago de Cuba) en la XXIX Serie Nacional(1989-90).

Yovany Aragón, P-Dir., nació el 2 de mayo de 1974 en Florencia, Ciego de Ávila. Batea y lanza a la derecha. Jugó: Sancti Spíritus (1992-2008). Co-líder en juegos completos (14) (empatado con Gervasio Miguel Govín de la Isla de la Juventud), y ponches propinados (177) (empatado con Maels Rodríguez de su mismo equipo) en la XXXIX Serie Nacional (1999-2000). Líder en juegos completos (10) (empatado con otros dos lanzadores) y entradas lanzadas (164) en la XLII Serie Nacional (2002-03). Integró equipos Cuba a los Juegos Centroamericanos – Maracaibo (1998), a los Juegos Panamericanos- Santo Domingo (2003), a los Campeonatos Mundiales – Italia (1998), a los Juegos Olimpicos- Sydney (2000). Dirigió: Sancti Spíritus (2012-15).

Mario Vega, 2B, nació el 8 de junio de 1976 en el Central Bolivia, Ciego de Ávila. Bateador ambidextro. Jugó: Ciego de Avila (1992-2013). Integró equipo Cuba a los juegos olímpicos- Atenas (2004).

Roger Machado, C-Dir., nació el 3 de marzo de 1974 en Morón, provincia Ciego de Ávila. Jugó: Ciego de Ávila (1993-2007). Dirigió: Ciego de Ávila (2007-17). Triunfador en las series del 2011-12, 2014-15 y 2015-16. Integró equipos Cuba a la Copa Intercontinental- Sydney (1999), la Copa Challenger en Canadá (2002), la Serie de las Américas en México (2002), la Copa Intercontinental de La Habana (2002); a  los Juegos Panamericanos-  Santo Domingo (2003), al Preolímpico de las Américas- Panamá (2003), a la Copa del Mundo –  La Habana (2003); a la Copa Mundial- Holanda (2006) y al I Clásico Mundial de Béisbo- Puerto Rico (2006). Dirigió equipos Cuba al III Torneo Challenger- Canadá (2013) y a los Panamericanos- Toronto (2016).

Isaac Martínez, OF-DH, también conocido como El Chispa, nació el 22 de julio de 1975 en Baraguá, Ciego de Ávila. Jugó: Ciego de Ávila (1993- 94, 1996- 2013), Ciego de Ávila/Isla de la Juventud (2013-14). Líder en sacri-fly (10) en la LI Serie Nacional (2011-12). Integró equipos Cuba a los Juegos Panamericanos- Winnipeg (1999) y al Torneo Challenger- Canadá (2013).

Yorelvis Charles, 3B-SS-2B-1B, nació el 25 de setiembre de 1979 en Morón, Ciego de Ávila. Jugó: Ciego de Ávila (1995-2017). Líder de los bateadores (.353) en la XXXIX Serie Nacional (1999-2000). Co-líder en sacri-fly (7) (empatado con otros dos peloteros) en la XLIV Serie Nacional (2004-05). Integró equipos Cuba a la Copa Intercontinental- Habana (2002) y a los   Juegos Olímpicos – Atenas (2004).

Danny Miranda, INF., nació el 12 de noviembre de 1978 en Ciego de Ávila. Jugó: Ciego de Ávila (1996–2004, 2005-08). Co-líder en triples (8) (empatado con Yuniesky Betancourt) en la XLI Serie Nacional (2001-02). Integró equipos Cuba a los Campeonatos Mundiales Juveniles- Boston (1995), Sancti Spíritus, Cuba (1996).

Yorbis Borroto, SS, nació el 6 de febrero de 1986 en el central Ciro Redondo, antiguo central Morón, provincia Ciego de Ávila. Jugó: Ciego de Ávila (2002-17), Ciego de Ávila/Matanzas (2017-18). En febrero de 2015, Borroto conectó dos jonrones en una misma entrada durante un juego contra el equipo Granma. Integró equipos Cuba a la XVII Copa Intercontinental de Béisbol en Taichung, Taipei (2006) y a los Panamericanos- Toronto (2015).

Maikel Folch, lanzador zurdo, nació el 11 de enero de 1980 en Florencia, Ciego de Avila. Jugó: Ciego de Ávila (2003-13). Líder en promedio de juegos ganados (1,000) en la XLV Serie Nacional (2005-06). Co-líder en juegos completos (6) (empatado con otros 4 lanzadores), lechadas (2) (empatado con otros 3 lanzadores) y juegos ganados (11) (empatado con otros 3 lanzadores) en la XLIX Serie Nacional (2009-10). Lanzador más valioso en la XLVIII Serie Nacional (2008-09), premio compartido con Yuneski Maya de Pinar del Río. Integró equipos Cuba al Clásico Mundial- Puerto Rico-San Diego (2006), a la Copa del mundo- Nettuno, Italia (2009).

Vladimir García, lanzador derecho, llamado el Cañón de la Trocha, nació el 5 de noviembre de 1972 en Morón, provincia Ciego de Ávila. Mide 189 cm. Jugó: Ciego de Avila (2006-16), Ciego de Ávila/Pinar del Río (2013-14), Ciego de Ávila (2014-17), Ciego de Ávila/Artemisa/Industriales (2017-18). Líder en juegos salvados (14) en la temporada de 2006-07, (25) y mejor relevista en la serie nacional 2008-09. Líder en ponches (115), co-líder en juegos ganados (11) y lanzador derecho más valioso en la serie nacional 2009-10. Líder en juegos completos (11) y lanzador más valioso de post temporada en la serie nacional 2011-12. – Líder en juegos iniciados (24), entradas lanzadas (156.7), ponches propinados (99) y co-líder en lechadas (3) (empatado con Ismel Jiménez) en la temporada de 2012-13. Integró equipos Cuba al Campeonato Mundial Juvenil- Sancti Spíritus, Cuba (2006), al Clásico Mundial – C. México- Los Angeles (2009), Japón (2013), a la Copa Mundial – Italia (2009), a la Copa Intercontinental – Taichún, Taipei (2010), y a las Serise del Caribe- (2016), Culiacán, México (2017).

Raúl González Isidoria, INF-OF, nació el 22 de julio de 1987 en Majagua, Ciego de Ávila.  Mide 185 cm.  Jugó: Ciego de Avila (2005-13), Ciego de Ávila/Matanzas (2013-17), Ciego de Ávila/Granma (2017-18). Integró equipos Cuba al Clásico Mundial- Japón (2013).

Avileños series nacionales 2.png

Yoelvis Fiss, OF, nació el 19 de octubre de 1979 en Municipio Bolivia, Ciego de Ávila. Mide 178.5 cm.Jugó. Ciego de Ávila (2000-13), Ciego de Ávila/Isla de la Juventud (2013-14), Ciego de Ávila (2014-17). Integró equipo Cuba al III Torneo Challenger- Canadá (2013).

Dachel Duquesne, lanzador derecho, nació el 9 de junio de 1987 en Ciego de Ávila. Mide 188 cm. Jugó: Ciego de Ávila (2008-12), Ciego de Ávila/Artemisa (2012-13), Ciego de Ávila (2013-17), Ciego de Ávila/Matanzas (2017-18). Líder en juegos iniciados (22) en LVI serie nacional (2016-17). Jugador más valioso de post temporada en LV serie nacional (2015-16). Integró equipos Cuba a la Serie del Caribe- Santo Domingo (2016) y a la Liga Canadiense-Americana- Cuba (2016).

Avileños series nacionales 3.png

Osvaldo Vázquez, C, nació el 20 de mayo de 1990 en Ciego de Ávila. Mide 175 cm. Jugó: Ciego de Ávila (2008-17), Ciego de Ávila/Matanzas (2017-18). Líder en pelotazos recibidos (15) en LV serie nacional (2015-16). Líder en jonrones (14) en LVI Serie nacional (2016-17). Integró equipos Cuba al Premier de béisbol- China Taipei/Japón (2016) y al Clásico Mundial- Japón (2017).

 

Escrito por Esteban Romero, 16 enero de 2018, con información extraída de su obra inédita “De la historia del béisbol en Cuba: esbozos biográficos de destacados peloteros cubanos”.

 

 

Avileños series nacionales 3.png

Los jonroneros cubanos: II en Grandes Ligas y Ligas de Japón

El béisbol va de talento, trabajo duro y estrategia.
Pero en el fondo, va sobre amor, integridad y respeto
.”
Pat Gillick (1937, Ejecutivo de la MLB, miembro del
Salón de la Fama)

  1. En Grandes Ligas

Los peloteros cubanos de las primeras décadas del béisbol de las Grandes Ligas en el siglo XX no resultaron ser bateadores estelares de poder. El primer cubano en sobrepasar la cifra de 10 o más jonrones fue Roberto “Tarzan” Estalella, cuando disparó 11 tablazos de esta categoría en  1943 con los Atléticos de Filadelfia. El matancero logró conectar 44 jonrones en 9 temporadas, o sea menos de 5 jonrones por temporada.

Roberto Estalella

Roberto Estalella, primer pelotero cubano en sobrepasar los 10 jonrones en la MLB

Algunos destacados en la pelota profesional cubana como lo fue Roberto Ortiz, solo pudo conectar 8 jonrones en 6 temporadas, con un máximo de 5 en 85 juegos con los Senadores de Washington en 1944, mientras que Napoleón Reyes bateó 13 cuadrangulares en cuatro temporadas, de ellos 8 en 1944 con los Gigantes en 116 juegos.

La llegada de Orestes Miñoso cambió algo este panorama. El matancero conectó 10 vuela cercas en su año de novato (1951), luego tuvo 6 temporadas de 15 o más jonrones, de ellas 4 con 20 o más jonrones, con un máximo de 24 (record para pelotero cubano en las Mayores) en 1958 con los Indios de Cleveland. En total disparó 186 jonrones en 17 temporadas. Rafael Noble, quien también venía de las Ligas Negro como Miñoso, disparó un máximo de 5 jonrones en 55 juegos en 1951 con los Gigantes de Nueva York y un total de 9 en 3 temporadas.

Edmundo Amorós tuvo una temporada de 16 jonrones en 1956 y en total disparó 43 en 7 temporadas. Mejor le fue en la clase AAA de las menores, donde conectó 108 cuadrangulares en 6 temporadas, con un máximo de 23 en la temporada de 1953. Carlos Paula, primer pelotero negro en la nómina activa de los Senadores de Washington, bateó 6 jonrones en 115 juegos en 1955. Su total fue de 9 cuadrangulares en 3 temporadas. En las menores consiguió conectar 72 en 7 temporadas. El torpedero Humberto Fernández solo bateó 40 jonrones en 8 temporadas, pero consiguió la mitad de esa cifra en 1962 vistiendo la franela de los Tigres Detroit.

Román Mejías conectó 24 jonrones en 1962 con el Houston, empatando la marca de Miñoso en 1958, luego disparó 11 en 1963 con los Medias Rojas. Fue todo lo más grande que logró en batazos de cuatro esquinas. En total conectó 54 en 9 temporadas. El poderoso Panchón Herrera jugó 3 temporadas en las Mayores. En 1960 disparó 17, pero se ponchó 136 veces, líder en ese departamento negativo en la Liga Nacional en esa temporada. Su total de jonrones fue de 31 en las Mayores.

Mñoso y Mejías

De los peloteros que debutaron la década de los 60 aparece Zoilo Versalles, el que conectó 95 jonrones en 12 temporadas. En una contienda bateó 17 (1962), en otra 20 (1964) y luego 19 (1965). Tony “Haitiano” González conectó 103 jonrones en 12 temporadas, con un máximo de 20 vuelacercas en 1962. Leonardo Cárdenas totalizó 118 jonrones en 16 temporadas, con una contienda de 20 en 1966 con el Cinci y otra de 18 en 1971 con los Mellizos. El receptor Joaquín Azcue  bateó 50 jonrones en 11 temporadas, con un máximo de 14 en 1963. José Cardenal registró 138 jonrones en 18 temporadas, con máximos de 16 en 1966 y 17 en 1972. Su coterráneo y pariente, Bert Campaneris, bateó 86 jonrones en 19 temporadas, con un máximo de 22 en 1970. Paulino Casanova conectó 50 jonrones en 10 temporadas, con un máximo de 13 en 1966 vistiendo la franela de los Senadores de Washington.

Las cosas mejoraron cuando el pinareño Pedro “Tony” Oliva se estableció como pelotero regular de los Mellizos de Minnesota. Oliva disparó 32 jonrones en 1964 y se convirtió en el primer pelotero cubano que llegaba o rebasaba la cifra de 30 jonrones por temporada. Oliva, uno de los mejores bateadores cubanos que haya pasado por la MLB, conectó un total de 220 jonrones en 15 temporadas. Tuvo también campañas de 25 jonrones en 1966, 24 en 1969, 23 en 1970, y 22 en 1971.

Pero si de jonrón se trata, mención aparte y muy notable merece el avileño Tany Pérez, un hombre que en 23 temporadas bateó 379 cuadrangulares. Logró un máximo de 40 en 1970 (record para peloteros cubanos). Previamente había establecido record de 37 en 1969. En otras 7 temporadas bateó 20 o más jonrones. No es por gusto que aparece como miembro del Salón de la Fama.

Oliva y Tany

En la década de los 80 debutaron dos peloteros que se hicieron sentir como verdaderos sluggers. Uno de ellos es el reglano José Canseco, el que conectó 462 cuadrangulares en 17 temporadas, con máximos de 44 (líder) en 1991, 42 (líder en la liga americana) en 1988 y 46 en 1990. Doce temporadas con 20 o más jonrones, de ellas ocho con más de 30, y de éstas tres con más de 40. En 1988, Canseco se convirtió en el primer jugador de la historia de las Ligas Mayores en conectar por lo menos 40 jonrones y robar 40 bases, exactamente 42 cuadrangulares y 40 bases robadas. Canseco era un hombre de poder y creo que con un poco más de esfuerzo, habría llegado a incluirse en el grupo de los 500 o más cuadrangulares. Es cierto que su carrera se vio manchada por el asunto del dopaje. No obstante, el cubano es probablemente el hombre de más poder que haya pasado por las Mayores.

Los batazos de Canseco fueron monstruosos por la lejanía en que ponía la bola. El famoso ejecutivo Billy Beane, que entonces estaba como pelotero de los Atléticos, dijo de un tablazo de Canseco en Toronto, lo siguiente: “Fue un jonrón de proporciones bíblicas”. Por su parte, el designado de ese equipo Dave Parker añadió: “Se lo pueden decir a los nietos, pero la bola no puede caminar más de lo que esa ha caminado”. El batazo en cuestión fue disparado el sábado 7 de octubre de 1989 sobre los envíos del zurdo Mike Flanagan en juego entre los Atléticos y los Azulejos, que concluyó 6-5  a favor de los Atléticos y puso a los Azulejos contra la pared al ponerse la serie 3-1 a favor de los de Oakland. El batazo de Canseco se estimó que recorrió 540 pies, luego esa cifra se estimó a 443. Así y todo, muchos cronistas insisten en que el batazo recorrió los 540 pies y aparece entre los 10 batazos de mayor recorrido en la historia de las Mayores.

El siguiente jonronero fue el gran Rafael Palmeiro, bateador zurdo, quien sí logró rebasar la marca de los 500, totalizó 569 cuadrangulares en 20 temporadas, con máximos de 39 en 1995 y 1996, 37 en 1993, 38 en 1997, 43 en 1998, 47 en 1999, 43 en 2002, catorce veces conectó 20 o más jonrones, de ellos 10 sobre los 30, y de éstas últimas 4 sobre los 40. Recordemos como ya se apuntó con anterioridad en otro artículo que Palmeiro es el pelotero cubano con más grand slams en las Mayores, en total 12. Ni Canseco, ni Palmeiro lograron temporada de 50 jonrones o más, y como el reglano, al final Palmeiro, uno de los pocos con más de 500 jonrones y más de 3000 hits, se ha visto involucrado igualmente en el problema del uso de sustancias prohibidas, lo que le ha penalizado a no ser aún aceptado para entrar en el Salón de la Fama de Cooperstown.

Canseco y Palmeiro

Kendrys Morales, pelotero procedente de las series nacionales, ascendió a las Mayores en 2006. Realmente al cubano le costó tres temporadas consecutivas convencer al manager de los angelinos, Mike Scioscia, que estaba listo para jugar la inicial y ocupar un turno de responsabilidad al bate en su equipo. Cuando se le dio esa oportunidad en 2009 el bate de Kendrys se hizo sentir, fue entonces que disparó 34 jonrones y le discutió el MVP a Joe Mauer de los Mellizos. Ya nadie dudaba de la clase de Kendrys, pero las cosas son como son. En la temporada de 2010, en el juego del sábado 29 de mayo frente a los marineros de Seattle, el cubano vino en el décimo inning y disparó jonrón con las bases llenas frente a los envíos del relevista derecho Brandon League, para darle el triunfo 5-1 a su equipo. Kendrys estaba eufórico y al arribar a home dio un salto, que podemos catalogar de casi mortal, se fracturó el tobillo, y esto lo mantuvo alejado del juego durante el resto de esa temporada, por toda la siguiente, con regreso en 2012, en la que pudo jugar 134 desafíos y disparar 22 jonrones. Terminada la contienda del 2012, los angelinos le canjearon a los marineros a cambio del lanzador zurdo Jason Vargas. En lo sucesivo ha sido bateador de más 20 jonrones por temporadas. Sin embargo, seguro estamos de que las cosas habrían sido diferentes de no haberse lesionado seriamente como le sucedió en el 2010. Hasta ahora Kendrys acumula 190 jonrones en 11 temporadas, cuatro de ellas incompletas, seis temporadas de más de 20 jonrones, dos de ellas de más de 30.

De los siguiente debutantes, el pinareño Alexei Ramírez y villareño Dayán Viciedo, aunque venían precedidos de buenos registros de jonrones o poder en series nacionales, ellos lograron éxitos en algunos momentos en eso de conectar cuadrangulares. Ramírez jugó nueve temporadas y disparó 115 jonrones, 21 de ellos en 2008, su temporada como novato. Viciedo jugó cinco temporadas y bateó 66 jonrones, con un máximo de 25 en 2012, y dos temporadas más de más de 20 jonrones. El villareño sufrió de lo mismo que Panchón Herrera y fue su pobre tacto al bate, lo que conllevó a repetidos ponches o batazos inofensivos.

El 2012 vio el debut de un jonronero de series nacionales, Yoenis Céspedes, con los Atléticos de Oakland. Realmente lo ha hecho bastante bien desde su debut. El oriental tiene cinco temporadas con más de 20 jonrones, de ellas una, en 2015, con 35 cuatriesquinazos. Yoenis tiene el mérito de haber ganado dos derby de jonrones consecutivamente en juegos de estrellas. Lo logró en 2013 en el Citi Field de Nueva York y en 2014 en el Target Field de Minnesota. De esta manera igualó una hazaña solo lograda en las Mayores por Ken Griffey Jr., el que se llevó los derby de 1998 y 1999. Vale la pena aclarar que Griffey Jr. igualmente consiguió llevarse otro derby en 1994, por lo que posee tres y seguido de los dos del cubano Céspedes. Este pelotero oriundo de Campechuela acumula 154 cuadrangulares en 6 temporadas.

Uno de los hombres de las porfías jonroneras en Cuba con Céspedes es el cienfueguero José Dariel Abreu, el que debutó en Grandes Ligas en 2014, y lo hizo a la grande, 36 jonrones y 107 impulsadas, que le ayudó a llevarse el título de novato del año. Abreu ha continuado su marcha jonroneril, en 2015 conectó 30, en el 2016 un total de 25 y en 2017 la botó 33 veces. Una consistencia hasta ahora no observada en otros peloteros cubanos del pasado y del presente. Pito Abreu acumula ya 124 jonrones.

Los neojonroneros cubanos en la MLB

De series nacionales también viene Yasiel Puig, el que debutó en el 2013. Este otro cienfueguero tiene poder, pero ha adolecido de disciplina de bateo, algo en que los técnicos han trabajado corrigiendo errores e instándolo a tener más paciencia en el home. La temporada de 2017 mostró los adelantos del Caballo Loco cuando disparó 28 jonrones en la temporada regular, primera con más de 20 cuadrangulares, además de 3 en la post temporada, dos de ellos en serie mundial. En sus cinco temporadas acumula 85 jonrones.

Cubanos, pero de formación estadounidense, son el receptor Yasmani Grandal y el inicialista Yonder Alonso. El primero es ambidiestro como Kendrys y tiene poder natural a ambas manos. Sin embargo, su tacto no siempre es el mejor. En la temporada de 2017 fue una evidencia de este problema. De entrar en contacto más con la pelota, Grandal producirá más jonrones sin lugar a dudas. En seis temporadas acumula 89 jonrones, con un máximo de 27 en 2016, pero en las últimas temporadas, 2016 y 2017 ha totalizado 246 ponches en 828 veces al bate.

De Yonder se pensó que sería sensación en 2017 cuando inició la temporada liderando en jonrones e impulsadas, pero luego bajó la marea, por lo que el habanero terminó con 28 jonrones e incluso fue canjeado a los marineros de Seattle. Yonder debutó en 2010 con los Rojos de Cincinnati y en dos temporadas con este equipo fue jugador de cambio. Pudo jugar regular la inicial a su llegada a los Padres de San Diego en 2012, donde se mantuvo hasta el 2015. En ocho temporadas acumula 67 jonrones. Veremos que podrá aportar en temporadas sucesivas, a partir de 2018 jugará con los Indios de Cleveland.

Yulieski Gurriel debutó en la temporada de 2016 y hasta ahora acumula 18 jonrones en las Mayores. En la Serie Mundial de 2017 disparó dos jonrones.

En las Mayores también jugaron el santiaguero Orestes Destrade, bateador ambidiestro, que conectó 26 jonrones en cuatro temporadas, con un máximo de 20 en 1993. De este pelotero se hablará más cuando se aborde la pelota en ligas japonesas. El habanero Eli Marrero fue jugador de cambio, sobre todo con los Cardenales de St Louis. En diez temporadas acumuló 66 cuadrangulares, con un máximo de 18 en 2002.

De más reciente debut son los habaneros Yasmany Tomás y Jorge Soler. El primero, bateador derecho, debutó en 2015 y se vio como una esperanza de poder en las filas del Arizona. Sin embargo, en la temporada de 2017 estuvo alejado de juego debido a varias molestias en hombro y espalda. Hasta ahora acumula 48 jonrones en tres temporadas, cifra que deberá ascender de presentarse saludable en lo sucesivo, ya que si una cosa se puede asegurar y es que Yasmany tiene poder.

En cuanto a Soler, el que debutó en 2014, se puede decir lo mismo, tiene un poder extraordinario y puede convertirse en un temible bateador, todo está que aprenda a batear los rompimientos, una asignatura pendiente para el cubano. En cuatro temporadas ha acumulado 29 jonrones en las Mayores.

Los neojonroneros cubanos en la MLB 2

La tabla 1 muestra los máximos jonroneros cubanos en post temporadas, incluyendo series mundiales. 

Tabla 1. Jonroneros cubanos en Post temporada

 Peloteros      jonrones  P.temp.
Amorós           1 (1)              3
Tony Oliva       3                  3
Versalles          1                  1
Campaneris    3 (1)            6
Tany Pérez     6 (3)             6
Canseco          7 (3)             5
Palmeiro        4                   3
Morales          4                   6
Céspedes       4                    3
Puig                3                   5
Grandal         1                   3
Gurriel          2 (2)             1

  •    Entre parentesis aparecen los jonrones en series mundiales
  1. En Ligas Japonesas

El máximo jonronero cubano en el beísbol de Japón es el santiaguero y bateador ambidiestro Orestes Destrade, quien jugó cinco temporadas en ese béisbol, de 1989 al 1992 y en 1995 con los Leones Seibu de la Liga del Pacífico Japonesa. En esas temporadas Destrade conectó un total de 160 jonrones, de ellos 32 en 1989, al año siguiente 42, en 1991 fueron 39 y en 1992 un total de 41, o sea 4 temporadas de más de 30 jonrones, dos de ellas de más de 40, casi nada. En 1990 fue MVP en su liga, donde jugó la inicial. Aclaramos que Destrade es también un producto del béisbol estadounidense. Se formó en una escuela superior de Miami. Por sorteo en 1980, los angelinos le quisieron contratar, pero no firmó. En 1981 firmó y pasó a formar parte del sistema de los Yankees. En 1986-87 jugó con el Columbus Clippers de la Liga Internacional (clase AAA), en los que conectó 44 jonrones en esas dos temporadas. Debutó en Grandes Ligas con los Yankees en 1987. Durante el entrenamiento primaveral de 1988, los Yankees le canjearon a  los Piratas de Pittsburgh a cambio del lanzador zurdo dominicano Hipólito Peña. Con los bucaneros jugó en 1988 y tuvo la desgracia de ser la primera víctima del pitcheo del zurdo Randy Johnson, quien logró su primer ponche en las Mayores. Más tarde jugó para los Marlins (1993-94) a su regreso temporal de Japón. El santiaguero después de su retiro se ha dedicado a funciones de narrador-comentarista deportivo. Este autor le recuerda por sus interesantes comentarios durante el Clásico beisbolero de 2006. 

Otro santiaguero, Alfredo Despaigne, le sigue los pasos a su coterráneo Destrade. Hasta la fecha acumula 89 jonrones en 4 temporadas en ligas japonesas. Logró conectar 12 (2014), 18 (2015), 24 (2016) con Chiba Lotte en Liga del Pacífico Japonesa, y en 2017, vistiendo la franela del  Fukuoka SoftBanks disparó 35 para convertirse en líder de la Liga del Pacífico Japonesa. El poder de Despaigne es indiscutible. Sin embargo, le recuerdo cuando asistió a las Olimpiadas de Beijing integrando el equipo Cuba, donde bateó muy bien y no era solo poder. Sea Despaigne como Céspedes y Abreu han evidenciado la calidad de los hombres de poder de series nacionales.

Un jonronero de series nacionales es el matancero Michel Abreu, quien nunca recibió la confianza para poder ascender a ligas mayores. Se mantuvo en ligas menores desde 2009 al 2012 hasta que se decidió ir a jugar a Japón, adonde llegó con la edad 34 años. Así y todo jugó dos temporadas para el Hokkaido Nippon Ham en Liga del Pacífico del Japón, donde conectó 32 jonrones en 144 juegos.   

Jonroneros cubanos en Japón

El tunero Alex Guerrero igualmente fue un destacado en batazos largos con su equipo en series nacionales. Tuvo la suerte de jugar dos temporadas con los Dodgers, pero al final se le dio de baja. Cuando más caliente estuvo madero en mano, el manager Don Mattingly de los Dodgers entonces lo mantuvo en el banco y como bateador emergente. Guerrero se marchó a Japón y allí debutó en 2017, donde conectó 35 jonrones jugando para los Dragones Chunichi en la Liga Central Japonesa.

Otros peloteros como Leslie Anderson y Frederich Cepeda jugaron también en estos circuitos. El primero llegó con 32 años, el Tampa nunca le dio la oportunidad de subir incluso cuando estaba caliente al bate. Jugó con los Gigantes Yomiuri de la Liga Central Japonesa en 2014-16, con los que conectó 23 jonrones en tres temporadas, con un máximo de 15 en 2014. Cepeda jugó en igual conjunto en 2014, donde disparó 6 jonrones, mientras que en 2016 su bateo fue nulo.

Por las ligas japonesas han pasado algunos peloteros cubanos, ex- jugadores de las Grandes Ligas. Le doy estos nombres, Humberto “Chico” Fernández, Román Mejías y Tony “Haitiano” González, habrán llegado ya viejos a estos circuitos, no se discute, pero sea como sea no pudieron conectar ni un solo cuadrangular. Decepcionante fue también la incursión de Omar “Niño” Linares en la Liga Central del Japón vistiendo la franela de los Dragones de Chunichi en las temporadas del 2002 al 2004. El gran bateador cubano, hombre de indudable poder, llegó tarde a estas justas, ya tenía 34 años de edad y más de 20 jugando pelota entre juvenil y adulto, además de varias lesiones. En esas circunstancias solo conectó 11 jonrones en los 132 juegos en los que participó en esas tres temporadas.

Omar Linares

Las próximas entregas serán sobre los jonroneros en series nacionales y con breve parada inicial en la pelota de las ligas amateurs.

Fuentes consultadas

Baseball-almanac.com

Baseball-reference.com

Romero Esteban. 2015. Las vicisitudes de Orestes Miñoso. https://deportescineyotros.wordpress.com/2015/09/20/las-vicisitudes-de-orestes-minoso/

Romero Esteban. 2016. Atanasio “Tany” Pérez, el mejor pelotero avileño de todos los tiempos. https://deportescineyotros.wordpress.com/2016/02/29/atanasio-tany-perez-el-mejor-pelotero-avileno-de-todos-los-tiempos/

Romero Esteban. 2017. Los Grand Slams de los peloteros cubanos en MLB y en series nacionales. https://deportescineyotros.wordpress.com/2017/05/17/los-grand-slams-de-los-peloteros-cubanos-en-mlb-y-series-nacionales/

Newhan Ross. 1989. Upper-Deck Home Run Doesn’t Measure Up for Canseco. LA Times, 8 octubre. http://articles.latimes.com/1989-10-08/sports/sp-435_1_home-run

 

Escrito por Esteban Romero, 5 enero de 2018, con información principalmente extr

 

 

 

Los jonroneros cubanos: I Pelota cubana 1874-1961

Si consigues tres strikes, ni el mejor abogado
del mundo te sacará del apuro

Bill Veeck (1914-1986, dueño y promotor de
Equipos de béisbol en la MLB)

Home-Run-Book

Hablar de este tema no es tarea fácil a la vista de los más conocedores de la historia del béisbol cubano, el que nació oficialmente el 27 de diciembre de 1874. Dar nombres absolutos de mejores jonroneros de todos los tiempos no es posible realmente.

La pelota ha vivido diversas etapas, una de ellas es conocida como la era de la bola muerta, que se extendió desde los inicios de la pelota hasta el año 1920, cuando el pelotero Ray Chapman recibió un pelotazo mortal de parte del lanzador Carl Mays, lo que dio lugar en parte a que se cambiara la pelota que se usaba entonces. La pelota más usada fue la que inventó un lanzador de los Medias Blancas de Chicago (White Stockings) de nombre A.G. Spalding, la que tenía un núcleo de caucho, favorable a los lanzadores y que  se estandarizó desde entonces. Según baseball-reference.com el promedio de carreras por juego con esa pelota era de 3.94 y el de jonrones era escasamente de 0.13. La bola cambió en 1910 cuando la misma venía con un centro de corcho. En 1911 se registró un promedio de 4.51 carreras y 0.21 jonrones por juego. En 1920 la Spalding introdujo lana australiana en el interior de la pelota, la que se vio que caminaba más. El promedio de jonrones fue de 0.48 por juego en 1925. A esa pelota le llamaron bola-conejo.

Así que durante la etapa de bola muerta, la pelota no caminaba lo suficiente para producir jonrones y más carreraje en los juegos. A esto hay que añadir las distancias del home con las cercas, si existían, en los estadios o parques cubanos. Se sabe que en el primer Almendares Park, ubicado frente a la Quinta de los Molinos, la cerca imaginaria del parque era una arboleda. El historiador Ángel Torres decía que talmente pareciera que las cercas de este parque estuvieran en otro pueblo. Probablemente la situación era parecida en la segunda versión de Almendares Parks, o del parque del Vedado, sede del equipo Habana, o del Boulanger Park en Santa Clara. El estadio de la Tropical, inaugurado en 1930, tenía 398 pies por el jardín derecho, 505 por el jardín central, y 498 por el izquierdo, realmente una barbaridad, donde dar un jonrón se convertía en toda una hazaña.

La primera parte de estos artículos se dedica a la pelota cubana hasta 1961 cuando la profesional desapareció en Cuba. Lamentablemente se carecen de datos estadísticos para hablar con propiedad de la pelota amateur de aquellos tiempos, sea la Unión Atlética Amateur o la misma liga invernal Pedro Betancourt. Algo se dirá al respecto antes de hablar sobre las series nacionales, las que se diferencia en períodos de bate de madera, de bate de aluminio y nuevamente madera, mientras que los jonroneros cubanos de las Grandes Ligas y Ligas Japonesas se abordan por separado igualmente.

Cuando uno revisa los lideratos de jonrones en las primeras temporadas de la profesional cubana, se da cuenta que en muchos casos los campeones en este departamento fueron peloteros que a lo sumo conectaban uno o dos jonrones por temporada, lo cual tiene que ver con lo que ya hemos apuntado de los parques y la pelota usada. Añado que ese cambio continuo que vemos ahora de pelota no existía entonces. Rymer (2013) apuntaba que en el béisbol antes de 1920, si la pelota no caía en las gradas a manos de algún fanático, no había cambio entonces, lo cual conllevaba a que se continuara usando una pelota sucia, húmeda a veces, deteriorada y menos dura. Con una esférica así, había que ser un todopoderoso para poderla llevar lejos.

En las primeras etapas del béisbol en Cuba, entre los nombres que más uno encuentra ocupando esos lideratos en cuadrangulares están los de:

  • Alfredo Arcaño, jardinero que jugó casi siempre para el Habana entre 1890 y 1908, y que fuera cuatro veces campeón jonronero.
  • Valentín González, jardinero y bateador derecho, también conocido como Sirique, que jugó para el Habana (1892-95, Habanista (1898-99), y Habana (1900-01, 1903-11). Sirique llegó a jugar en ligas menores en EE.UU. En la profesional cubana fue líder en jonrones en las temporadas de 1894-95 y 1897-98, en ambas con tres cuadrangulares, luego con dos en 1904.
  • Luis Padrón, conocido como El Mulo, bateador derecho, medía 173 cm, hombre que lanzaba, jugaba la antesala y los jardines, que jugó para entre 1900 y 1919. Co-lidereó el departamento de jonrones (1) con José María Magriñat, fue nuevamente líder (2) en la temporada de 1902, co-líder en jonrones (4) (empatado con Julián Castillo) en la temporada de 1907, líder en jonrones (3) en la temporada de 1908, (3) en la temporada de 1908-09, y co-líder (1) en la temporada de 1910. Padrón fue un pelotero muy conocido en las llamadas Ligas Negro, al jugar en ese circuito desde 1909 hasta 1916.
  • Julián Castillo, 1B, erróneamente conocido como Costello en algunos box scores en EE.UU., bateador derecho, jugó entre 1903 y 1913. Castillo, además de haber tenido poder, fue un excelente bateador en la profesional cubana al quedar como sexto de todos los tiempos en promedio ofensivo (.310). Al igual que Padrón, se destacó en las Ligas Negro, donde jugó en el período de 1904-12.
  • Agustín Parpetti, 1B- OF, también conocido como Pulpita, bateador derecho. Medía 180 cm., jugó para varios equipos entre 1906 y 1927. Fue líder en jonrones (2) en la temporada de 1906, co-líder en jonrón (1) en la temporada de 1910, líder (3) en la temporada de 1910-11. El inicialista cubano fue un hombre muy versátil, en 1908 cubrió siete posiciones para su equipo en las Ligas Negro, en los que jugó con tres equipos desde 1908 hasta 1923.

Primeros jonroneros cubanos

La nota destacada fue cuando debutó el cienfueguero Cristóbal Torriente, hombre que la llevaba lejos, de lo cual da fe sus lideratos de jonrones como también de triples, este último factible en estadios con dimensiones enormes por cualquier banda. Torriente tenía una característica, bateaba a la zurda, algo que lo diferenciaba de los anteriores mencionados. El miembro del Salón de la Fama de Cooperstown jugó entre 1913 y 1927. Fue líder en jonrones (2) y slugging (.481)[1] en la temporada de 1913-14; en triples (5)y slugging (.508) en la temporada de 1914-15; en triples (6) y jonrones (2), y slugging (.547) en la temporada de 1915-16; en triples (5), co-líder en jonrón (1), en slugging (.540) en la temporada de 1919-20; co-líder en triples (4) (empatado con Marcelino Guerra) y co-líder en jonrón (1) en la temporada de 1920-21; en jonrones (4), y slugging (.540) en la temporada de 1924. En Ligas Negro jugó en varios equipos desde 1914 hasta 1932. Seamheads.com/Negrolgs/, la web más autorizada en materia de Ligas Negro, reporta 55 jonrones conectados por el cienfueguero en 14 temporadas.  En la pelota cubana, según reporta Figueredo, Torriente conectó un total de 18 jonrones en 12 temporadas. Muchos batazos largos de Torriente en la pelota cubana terminaron en triples. En la pelota cubana fueron 39 batazos de tres bases. En parques con cercas más próximas y no tan lejanas, Torriente habría tenido más jonrones en la pelota nacional.

Los batazos de Torriente en los torneos cubanos eran recordados por muchos fanáticos de aquella época. Hubo otros dos peloteros que se destacaron en la conexión de cuadrangulares, pero sin llegar a la excelencia de Torriente, es el caso de Marcelino Guerra, inicialista-receptor y jardinero matancero, conocido igualmente como Vaselina, bateador derecho, que jugó entre 1910 y 1927. Fue líder en jonrones (2) en la temporada de 1913, en triples (3) en la temporada de 1913-14, en jonrones (3) en la temporada de 1918-19, co-líder en jonrón (1) en la temporada de 1919-20, co-líder en triples (4), co-líder en jonrón (1) y líder en slugging (.446) en la temporada de 1920-21. Guerra jugó en las Ligas Negro en el período de 1916-24. El otro es el matancero Esteban Montalvo, bateador zurdo, que jugó de 1922 a 1929, y fue líder en jonrones (5) en la temporada de 1924-25 y co-líder en jonrones (3) (empatado con José Pérez) en la de 1925-26. Montalvo jugó cuatro temporadas, en el período de 1923 al 1928, en las Ligas Negro, donde conectó 28 jonrones. Murió a temprana edad en 1930.

En la década de los 30, se pueden destacar dos nombres como hombres de poder. El primero es Jacinto Roque, conocido como Jiquí, jardinero y receptor, bateador derecho, que debutó en 1931 y se mantuvo jugando hasta 1948. Jiquí fue co-líder en triples (3) (empatado con Eddy Gutiérrez) en la temporada de 1932-33, co-líder en jonrones (5) (empatado con Willie Wells) en la temporada de 1935-36 y líder en slugging (.473) en la temporada de 1942-43. En las Ligas Negro se desenvolvió entre los años de 1929 a 1937, y en la liga mexicana desde 1938 hasta 1946.

El otro destacado fue el matancero Roberto “Tarzán” Estalella, antesalista y jardinero, bateador derecho, que jugó entre 1931 y 1953. Estalella fue líder en jonrones (3) y slugging (.488) en la temporada de 1932-33; co-líder en jonrones (5) (empatado con Herman Andrews) en la temporada de 1936-37; co-líder en jonrones (4) en la temporada de 1937-38; líder en triples (4) en la temporada de 1941-42; líder en slugging (.476) en la temporada de 1943- 44. Es séptimo de todos los tiempos en jonrones (46) en la liga profesional cubana. De Estalella se volverá a hablar en la parte concerniente a los cubanos en Grandes Ligas. Fue precisamente por su juego y su fuerza al bate que se ganó el derecho a jugar en el circuito mayor del béisbol. En el marco de los campeonatos de la llamada federación cubana de béisbol, Estalella consiguió disparar 8 cuadrangulares en el campeonato de 1947-48, último de este efímero circuito. Es séptimo de todos los tiempos en jonrones (46) en la profesional cubana.

jonroneros cubanos pro 2

En la década de los 40 irrumpieron en juego nuevos jonroneros, algunos de ellos excelentes bateadores.  El primero digno de mencionar es al camagüeyano Roberto Ortiz, jardinero y lanzador derecho, el cual medía 190 cm, un verdadero poste. El guajiro venía de destacarse jugando con el Hershey (1937-38) en la Unión Atlética Amateur, en 1938 integró equipo Cuba a los Juegos Centroamericanos en Panamá, y en 1939 dio el salto a la profesional cubana, donde jugó hasta 1956. Lamentablemente cuando le vi batear en 1956, ya Ortiz no era el bateador temible que fue en su época de esplendor. El guajiro fue co-líder en jonrones (2) (empatado con Alberto “Sagüita” Hernández) en la temporada de 1942-43; líder en jonrones (11) en la temporada de 1946-47, y co-líder en jonrones (15) (empatado con Don Lehnhardt) en la temporada de 1949-50. Esos 15 jonrones de esa temporada eran record para la profesional cubana, el cual fuera luego roto en 1952-53 por el estadounidense Lou Klein. Ortiz es tercero en jonrones (63) de por vida en la pelota profesional cubana. Las hazañas del camagüeyano bate en mano no se limitaron al ámbito cubano, en México partió la bola a su antojo. Jugó en este circuito de 1944 a 1956, con un receso de tres años de 1952 a 1955. En la Liga Mexicana, también fue campeón de jonrones durante cuatro temporadas consecutivas, y fue el primero de dos bateadores que obtuvo cuatro títulos seguidos de slugging.

Claro Duany fue otro de gran poder, bateador zurdo, y medía también 190 cm, otro poste, éste hecho en Caibarién. Duany jugó desde 1942 hasta 1955.  Fue líder jonronero (3), en slugging (.644) en la temporada de 1944-45; líder en slugging (.449) en la temporada de 1947-48, y es décimo en jonrones (37) de por vida en la profesional cubana. La nota más destacada en su curriculum como pelotero la registró el 26 de octubre de 1945 cuando disparó, frente a los envíos de Pedro”Natilla” Jiménez, un jonrón a más de 450 pies, distancia que pasó sobre la segunda cerca del jardín derecho del parque de la Tropical. Si el difunto narrador Bobby Salamanca lo hubiera visto, habría dicho que Lola se fue de parranda por el jardín derecho. La realidad es que aquellos que vieron ese batazo, hablaron de él y hasta hoy día se conserva en la memoria de la historia del béisbol cubano. Duany es décimo en jonrones (37) conectados en la profesional cubana.

En esa década de los 40, hubo dos grandes bateadores, a los que se puede considerar como hombres capaces de hacer caminar la bola cuando era el caso. Uno de ellos fue Pedro Formental, más conocido como Perico, bateador zurdo, el que debutó en la profesional cubana en 1942 y se mantuvo hasta 1955. Perico fue co-líder en jonrones (8) en la temporada de 1950-51; líder en jonrones (9) en la temporada de 1951-52, y es cuarto en jonrones conectados (56) en la profesional cubana. El oriental se destacó en la Liga Mexicana y fue miembro de los equipos Havana Cubans (1952) en la Liga Internacional Florida, y de los Cubans sugar kings (1954-55) en la Liga Internacional.

jonroneros cubanos pro 3

El otro virtuoso del bate fue Alejandro Crespo, oriundo de Güira de Melena, el que jugó entre 1939 y 1954 en la profesional cubana, donde fue líder en jonrones (3) en la temporada de 1940-41, además de aparecer entre los mejores jonroneros en varias temporadas.

En esta misma década de los 40 debutó el receptor oriental Rafael “Son” Noble, el que debutó en 1942, luego tuvo un receso de dos temporadas, regresó en 1946, donde se mantuvo hasta 1961. Noble fue solo co-líder jonronero (10) (empatado con Earl Rapp) en la temporada de 1953-54. No obstante, en casi todas las temporadas, sobre todo en la década de los 50, se mantuvo entre los primeros de ese renglón de bateo. Le recuerdo que el bate en sus manos parecía como una varita debido a su corpulencia. El swing no era nada alborotado, si la chocaba, la bola caminaba lejos. El oriental es el líder en jonrones conectados (71) en la profesional cubana.

Un pelotero de cinco herramientas debutaba en esa década de los 40 con el Marianao. Se trata de esa gran estrella del béisbol que fue el matancero Orestes Miñoso, el cual siempre se codeó entre los mejores jonroneros en la profesional cubana. Alcanzó su máximo de jonrones (13) en una temporada, en la de 1952-53, en la misma que Lou Klein estableciera el record de 16. Miñoso bateó 7 o más jonrones en otras temporadas. Aparece como segundo de todos los tiempos en este departamento (66) en la profesional cubana.

La década de los 50 vio debutar algunos monstruos jonroneros. El primero de ellos es Ultus Álvarez, jardinero y bateador derecho, que debutó en 1954 y se mantuvo jugando hasta 1961. En la temporada de 1955-56 Ultus se llevó el liderato de jonrones (10) en disputa con Edmundo Amorós (8) y Orestes Miñoso (8). En ese torneo Ultus conectó batazos decisivos en las victorias del Cienfuegos. En la temporada de 1956, jugando para los Cubans en la Liga Internacional (AAA), impuso record de 16 jonrones dentro del equipo, el que luego rompió nuevamente en 1957 al disparar 18 cuadrangulares. Sin embargo, después de la temporada de 1956-57 en la profesional cubana, su bateo y conexiones de largo metraje decayeron notablemente, lo que le llevó a ser jugador de reserva hasta el final de su carrera deportiva.

Un hombre de poder fue el habanero Carlos Paula, capaz de llevar la bola lejos. Su corpulencia le ayudaba a conectar grandes batazos. Paula, otro poste de 187 cm, debutó en 1952 y se mantuvo hasta 1961 jugando para el Almendares, alcanzó un máximo de 8 jonrones en las temporadas de 1958-59 y 1960-61, aunque nunca fue líder en este departamento. Igualmente fue líder en slugging (.421) en la temporada de 1958-59. Aparte del poder de Paula, es conveniente hacer ver como se divertía el habanero dentro del juego y si el lanzador contrario era el Látigo Gutiérrez, el show era aún más entretenido. Cuando Paula le conectaba de hit al Látigo, él llegaba a primera y le bailaba la rumba sobre la misma base. El que suscribe no conoce una rivalidad similar y diría tan sana, como la sostenida por ese bateador y el relevista mencionado.

jonroneros cubanos pro 4

Un verdadero rompe cercas fue Francisco “Panchón” Herrera, oriundo de Santiago de las Vegas, otro poste de 187 cm., bateador derecho. Le recuerdo por una especie de swing casi plano, perpendicular al home, y rápido. Si chocaba la bola, ésta caminaba rápido y lejos, pero su problema siempre fue chocarla. Su tacto era el mínimo muchas veces y de ahí que los fanáticos le llamaran Ponchón. Herrera debutó en 1954 y se mantuvo hasta 1961. Fue co-líder en jonrones (9) en la temporada de 1957-58 y líder (15) en la temporada de 1959-60. Además, largó 42 jonrones en estas lides para convertirse en el décimo en este departamento en la profesional cubana.

El otro agraciado del poder con el bate fue el pinareño Rogelio “Borrego” Álvarez, bateador derecho, al que guardo en mi memoria como el hombre de más poder que haya visto en la profesional cubana. Borrego debutó en 1958 y se mantuvo hasta 1961, pero previamente había jugado con los Cubans, donde rompió el record de 18 jonrones de Ultus Álvarez al disparar 25 en la temporada de 1958. A eso hay que añadir que en ligas menores en 1957 había conectado 39 cuadrangulares. En un juego sabatino de la temporada 1958-59, Borrego conectó el batazo más largo que se haya dado en el Estadio del Cerro. Según lo que se escribió en aquel entonces en la prensa local, la bola fue a caer a 525 pies en la calle Pedroso. Borrego no era de hacer swings alborotados, se veía que tenía una fuerza única en sus muñecas. Él no era ningún poste, medía 180 cm, pesaba 83 kg. Así que la fuerza radicaba en sus muñecas. El 17 de diciembre de 1959, conectó tres jonrones en un juego contra el Habana.

Tabla 1. Jonroneros cubanos a partir de 1944-45 en la profesional cubana

Jonroneros 1944-45 (1)Jonroneros 1944-45 (2)Jonroneros 1944-45 (3)

En esa década de los 50 hubo dos bateadores zurdos que lograron lideratos o sub-lideratos de jonrones, a los que hay que considerar como notables bateadores capaces de jonronear con frecuencia.

jonroneros cubanos pro 5

El primero de ellos es el conocido Edmundo “Sandy” Amorós, un hombre de baja estatura (170 cm), que debutó en la profesional cubana en 1950 y se mantuvo hasta el final, o sea 1961. Amorós fue sexto en jonrones conectados (49) en la profesional cubana. Tuvo buenos registros de jonrones en varias temporadas en la profesional cubana.

El otro bateador zurdo es el habanero Julio Bécquer Villegas, inicialista, que debutó en 1951 y se mantuvo hasta 1961. Bécquer fue líder en jonrones (15) en la última temporada profesional (1960-61) y fue quinto en jonrones (54) conectados de por vida en la liga profesional cubana.

Zoilo Versalles

Zoilo Versalles

Hubo varios peloteros cubanos que en ocasiones eran parte de los mejores jonroneros en algunas temporadas, esos son los casos de Manuel “Chino” Hidalgo, Pablo García, Oscar Sierra, Fermín Guerra, Lorenzo “Chiquitín” Cabrera, Ángel Scull, Humberto Fernández, Pedro Almenares, Pedro Cardenal y Leonardo Cárdenas, éste último tenía unas muñecas prodigiosas y hasta conectó 3 jonrones en un juego. Hay otros peloteros que no pueden ser pasados por alto en esto de conectar cuadrangulares. Uno de ellos fue el oriental Asdrúbal Baró, el que tuvo temporadas con buenos registros de jonrones. Más notables fueron los casos de Román Mejías, Tony “Haitiano” González y Leopoldo Posada, cuyos registros aparecen en la tabla 1 y 2.  Una nota sobresaliente dio la estrella naciente de Zoilo Versalles en la última temporada profesional, cuando conectó 14 jonrones, solo superado por su compañero de equipo Julio Bécquer.

Tabla 2. Jonroneros cubanos en las dos últimas temporadas de la profesional cubana

Jonroneros 1959-61

De 1953 a 1955 el jardinero Robert Fernández Tapanes,  que jugó para el Lubbock Hubbers de la Liga Texas Occidental- Nuevo México (clase C), disparó 29, 25 y 23 jonrones, respectivamente en esas temporadas. Siempre se le consideró como un bateador de poder, sin embargo, sus registros en la pelota cubana no fueron notables.

Roberto Fernández Tapanes

Roberto Fernández Tapanes

Dentro del equipo de los Cubans en la AAA, los jonroneros cubanos más destacados (tabla 3) fueron Pedro Formental en 1954, Rafael Noble en 1955, luego Ultus Álvarez encabezó este departamento en las temporadas de 1956 y 1957, Rogelio “Borrego” Álvarez lo hizo en 1958, y en 1959 se dio el caso de dos peloteros con 20 o más jonrones, Borrego y el Haitiano González, y otros dos con 10 o más cuadrangulares, Leonardo Cárdenas y Carlos Paula.

Tabla 3. Jonroneros cubanos en los Cubanos Reyes del Azúcar (Liga Internacional, AAA)

jonroneros AAA

Es menester también mencionar a aquellos peloteros cubanos en otros equipos en clase AAA, que se destacaron conectando jonrones. Por ejemplo, Rafael Noble conectó 13, 21, 20 y 15 en las temporadas de 1956, 1957, 1958 y 1959, jugando para los Jets de Columbus, los Bisontes de Buffalo (1957-58) y los Búfalos de Houston, respectivamente. Por su parte, Panchón Herrera disparó 17 y 20 jonrones en 1957 y 1958 con los Marlins de Miami, respectivamente. En 1959, jugando para los Bisontes, alcanzó un máximo de 37 cuadrangulares, en 1962 con igual equipo conectó 32 batazos de vuela cercas, luego jugó cuatro temporadas para el Columbus, equipo en el que consiguió 22, 21, 21 y 15 jonrones. Panchón se ponchaba, muy cierto, pero tenía una frecuencia aceptable de conexión de jonrones.

Tabla 4. Primeros jonroneros en la profesional cubana

Rafael Noble           71
Orestes Miñoso      66
Roberto Ortiz         63
Pedro Formental   56
Julio Bécquer         54
Edmundo Amorós 49
Roberto Estalella   46
Rocky Nelson         44
Panchón Herrera  42
Claro Duany           37

La tabla 4 refleja los primeros jonroneros de la pelota cubana, a los se deben añadir a peloteros como Cristóbal Torriente, Borrego Álvarez y Ultus Álvarez.

Continuaremos en una próxima entrega con los peloteros en las Mayores y Ligas del Japón.

Fuentes consultadas

Baseball-reference.com, Baseball statistics and history. http://www.baseball-reference.com/

González Echevarría, Roberto. 1999. La gloria de Cuba- historia del béisbol en la isla. Editorial Colibrí, Madrid, España. 720 p.

Figueredo, Jorge S. Cuban Baseball: A Statistical History, 1878-1961. McFarland & Company, Inc. Publishers, Jefferson-North Carolina-London. 544 p.

Romero Esteban (inédito). De la historia del béisbol en Cuba: Esbozos biográficos de destacados peloteros cubanos.

Rymer D. Zachary. 2013. The evolution of baseball from the dead-ball era through today. Bleacher Report, 18 junio. http://bleacherreport.com/articles/1676509-the-evolution-of-the-baseball-from-the-dead-ball-era-through-today.

The Negro Leagues Database Blog. http://www.seamheads.com/NegroLgs/index.php

Torres, Ángel. 1997. La leyenda del béisbol cubano: 1878-1991. Angel Torres Publishing Company. 308 p.

 

Escrito por Esteban Romero, 29 diciembre de 2017

[1]Slugging calculado por el autor

[2]Se dan los años jugados registrados por los medios dedicados a la pelota de las Ligas Negro

Peloteros destacados de la provincia de Sancti Spíritus

El béisbol es como conducir, llegar a casa es lo que cuenta.”
Tom Lasorda

Símbolo Sancti Spíritus béisbol

Sancti Spíritus fue creada como provincia en la segunda mitad de los 70 del siglo pasado, en su territorio aparecen las ciudades o pueblos como Trinidad, Cabaiguán, Yaguajay, Taguasco, Fomento, La Sierpe y Jatibonico. En esta nueva provincia, como en todo el país, han surgido peloteros, algunos de ellos verdaderos héroes en eventos internacionales representando a Cuba, veamos.

En ligas menores y profesional cubana

Octavio Rubert, lanzador derecho, nació el 9 de abril de 1925 en Sancti Spíritus y murió el 30 de setiembre de 2005 en Miami. Jugó: Liga Nacional de Béisbol Amateur: Fortuna (1945-46). Liga Profesional: Almendares (1947-54). Líder en PCL (1.63) y promedio de ganados (.889) en la temporada de 1948-49. Líder en promedio de ganados (.833) en la temporada de 1949-50. Series del Caribe- Habana (1949), Puerto Rico (1950), Puerto Rico (1954). Liga Internacional Florida (C) – Indios West Palm Beach (1946-47), Smokers Tampa (1948). Liga Internacional (AAA): Alas Rojas Rochester (1948-49, 1953-54). Liga Mexicana – Sultanes Monterrey (1955).

Cándido Andrade, lanzador zurdo- Dir., nació en 1930 en el Central Narcisa, Yaguajay, provincia de Sancti Spíritus. Medía 190 cm. Jugó: Cienfuegos (1957-59). Novato del año en la temporada profesional cubana de 1958-59. Liga Arizona-México C- Vaqueros Tucson (1957). Liga SurAtlántico A- Patirrojos Savannah (1958). Liga Texas AA- Misioneros San Antonio (1961-62). Liga Internacional AAA- Cubans Sugar Kings (1958-59). Dirigió: Sancti Spíritus (1978-79, campeón de esa serie nacional).

Espirituanos profesionales

En Series Nacionales

Modesto Verdura, lanzador derecho, nació el 14 de marzo de 1936 en Ojo de Agua, Sancti Spíritus. Jugó: Orientales (1962), Azucareros (1962-64), Orientales (1964-65), Centrales (1965–66), Las Villas (1966–1969). Co-líder en juegos completos (6) (empatado con Manuel Alarcón), líder en entradas lanzadas (79.2), ponches propinados (55), co-líder en ganados (7) (empatado con Manuel Alarcón), líder en promedio de ganados (.875), en PCL (1.58), jugador y lanzador más valioso en la II Serie Selectiva (1962-63). Logró la triple corona de pitcheo en la II Serie nacional (1962-63). Líder en promedio ganados (1000) en la VII Serie Nacional (1967-68). Integró equipos Cuba a los Juegos Centroamericanos – Kingston (1962), a los Juegos Panamericanos – Sao Paolo (1963).

Owen Blandino, 3B-OF, también conocido como el Gallo de Cabaiguán, nació el 13 de setiembre de 1938 en Cabaiguán y murió el 3 de mayo de 2007 en Sancti Spíritus. Medía 180 cm. Jugó: Azucareros (1962-63), Granjeros (1963-65), Centrales (1965-66), Las Villas (1966-67), Azucareros (1967- 77), Sancti Spíritus (1977-79). Disparó el primer jonrón dentro del terreno en series nacionales, lo logró a costa de los lanzamientos de Cecilio Soto el 15 de marzo de 1964. Integró equipos Cuba a los Campeonatos Mundiales- Santo Domingo (1969), La Habana (1971), Managua (1972), y a los Juegos Centroamericanos – Panamá (1970).

José Antonio Huelga, lanzador derecho, también conocido como el Héroe de Cartagena, nació el 14 de marzo de 1948 en el central Tuinicú, Sancti Spíritus y murió el 4 de julio de 1974 en accidente en la carretera del Mariel. Jugó: Las Villas (1967-68), Azucareros (1968-72), Las Villas (1972-74). Líder en promedio de juegos ganados (.911) en la Serie Especial (1970). Ostenta el mejor WHIP de los lanzadores cubanos en Series Nacionales, con excelente 0.96. Integró equipos Cuba a los Juegos Centroamericanos: Panamá (1970), Juegos Panamericanos: Cali (1971), a los Campeonatos Mundiales: Santo Domingo (1969), Barranquilla-Cartagena (1970), La Habana (1971) y Managua (1972). Fue en Barranquilla-Cartagena donde lanzó como relevo y ganó los dos juegos decisivos contra el equipo de EEUU.

Antonio Muñoz, 1B-OF, llamado el Gigante del Escambray, nació el 17 de enero de 1949 en Condado, Sancti Spíritus. Jugó: Azucareros (1967-77), Sancti Spíritus (1978-80), Cienfuegos (1980-91). Selectivas- Las Villas (1975-90). Líder en triples (9) en la Serie Especial (1970). Líder en dobles (19) en la X Serie Nacional (1970-71). Líder en carreras anotadas (51), en bases por bolas recibidas (55) y OBP (.455) en la XI Serie Nacional (1971-72). Co-líder en bases por bolas (62) (empatado con Elpidio Mancebo) en la XII Serie Nacional (1972-73). Líder en carreras anotadas (54), jonrones (19), impulsadas (68), bases por bolas recibidas (66) y jugador más valioso en la XIII Serie Nacional (1973-74). Líder en jonrones (12) y bases por bolas recibidas (45) en la I Serie Selectiva (1975). Líder en jonrones (13), impulsadas (35) y pelotazos recibidos (6) en la XV Serie Nacional (1975-76). Líder en carreras anotadas (45), co-líder en dobles (12) (empatado con Armando Capiró), líder en jonrones (12) y bases por bolas (53) en la II Serie Selectiva (1976). Líder en bases por bolas (35) y co-líder en sacri-fly (4) en la XVI Serie Nacional (1976-77). Líder en bases por bolas recibidas (50) en la III Serie Selectiva (1977), (54) en la XVII Serie Nacional (1977-78), (47) en la XX Serie Nacional (1980-81), (63) en la XXIV Serie Nacional (1984-85). Líder en carreras anotadas (54) y bases por bolas recibidas (49) en la IV Serie Selectiva (1978). Líder en bases por bolas recibidas (72) y OBP (.520) en la XVIII Serie Nacional (1978-79). Líder en carreras anotadas (52), jonrones (25), impulsadas (67), bases por bolas recibidas (64), co-líder en sacri-fly (4), OBP (.452), slugging (.783) y OPS (1.235) en la V Serie Selectiva (1979). Líder en jonrones (17), impulsadas (67) y bases por bolas recibidas (57) en la VI Serie Selectiva (1980). Líder en carreras anotadas (51), hits (82), dobles (26), jonrones (18) y bases por bolas recibidas (64) en la VII Serie Selectiva (1981). Líder en hits (77), jonrones (14) e impulsadas (65) en la IX Serie Selectiva (1983). Líder en bases por bolas (52) y sacri-fly (5) en la XXVII Serie Nacional (1987-88). En cuatro juegos sencillos de las series nacionales conectó 3 jonrones en cada juego. Integró equipos Cuba a los Juegos Centroamericanos- Santo Domingo (1974), Medellín (1978), Habana (1982), República Dominicana (1986), a los Juegos Panamericanos- México (19 75), Puerto Rico (1979), Caracas (1983), a las Copas Intercontinentales- Habana (1979), Edmonton (1981), Bélgica (1983), Edmonton (1985), Habana (1987), a los Campeonatos Mundiales- Colombia (1976), Italia (1978), Japón (1980), Cuba (1984), Holanda (1986).

Espirituanos series nacionales

Roberto Ramos, lanzador derecho, también llamado Caña, nació el 2 de setiembre de 1954 en Cabaiguán, Sancti Spíritus. Jugó: Azucareros (1972-77), Sancti Spíritus (1977-84). Selectivas – Las Villas (1975-83). Novato del año en la XII Serie Nacional (1972-73). Co-líder en juegos iniciados (15) (empatado con Rogelio García) en la III Serie Selectiva (1977), co-líder en juegos iniciados (15) (empatado con Asterio Záldivar) en la XVIII Serie Nacional (1978-79). Líder en juegos lanzados (23) en la IV Serie Selectiva (1979).

Lourdes Gurriel, OF-1B-Dir., nació el 9 de marzo de 1957 en Sancti Spíritus. Mide 180 cm. Jugó: Azucareros (1976-78), Sancti Spíritus (1978-96). Selectivas: Las Villas (1978-92), Centrales (1993-95). Novato del año en la XVI Serie Nacional (1976-77). Co-líder en dobles (12) (empatado con otros dos peloteros) en la XVIII Serie Nacional (1978-79). Líder en hits (77) en la XIX Serie Nacional (1979-80). Líder de los bateadores (.430) en la XIV Serie Selectiva (1988). Líder en dobles (19) y jugador más valioso en la XXXIII Serie Nacional (1993-94). Integró equipos Cuba a los Juegos Centroamericanos- Habana (1982), Santo Domingo (1986), México (1990), San Juan (1993), a los Juegos Panamericanos- Caracas (1983), Indianápolis (1987), Habana (1991), Mar de Plata (1995),  a los Campeonatos Mundiales- Japón (1980), Habana (1984), Holanda (1986), Italia (1988), Edmonton (1990), Managua (1994), a las Copas Intercontinentales – Habana (1979), Edmonton (1981), Bélgica (1983), Edmonton (1985), Habana (1987), San Juan (1989), Italia (1993), Habana (1995), a los Juegos Olímpicos- Barcelona (1992). Dirigió: Sancti Spíritus (2002–07). Liga de Nicaragua – Indios Boer (2008).

José Raúl Delgado, C-OF, nació el 25 de agosto de 1960 en Yaguajay, Sancti Spíritus. Jugó: Sancti Spíritus (1978-98). Selectivas: Las Villas (1980-92), Centrales (1993-95). Co-líder en triples (3) (empatado con otros 3 peloteros) en la zona oriental de la XXX Serie Nacional (1990-91). Integró equipos Cuba a los Campeonatos Mundiales Juveniles- Buenos Aires (1977), Venezuela (1978), a los Juegos Centroamericanos- México (1990), San Juan (1993), a los Juegos Panamericanos – Habana (1991), a las Copas Intercontinentales – San Juan (1989), Barcelona (1991), Italia (1993), a los Juegos Olimpicos- Barcelona (1992). Tío de Lourdes y Luis Enrique Gurriel.

Ulisés Infiesta, lanzador derecho, nació en la provincia de Sancti Spíritus. Jugó: Sancti Spíritus (1978–79, 1980-88). Líder en entradas lanzadas (160) en la XXIII Serie Nacional (1983-84).

Miguel Mariano Isla, lanzador derecho, nació en la provincia de Sancti Spíritus. Jugó: Sancti Spíritus (1979-84). Líder en juegos salvados (5) en la serie selectiva de 1981.

Reinaldo Santana, lanzador derecho, nació el 19 de noviembre de 1958 en Caracusey, Cifuentes, Sancti Spíritus. Jugó: Villa Clara (1983–92). Selectivas – Las Villas (1986–90). Co-líder en juegos salvados (5) (empatado con Euclides Rojas) en la XIII Serie Selectiva (1987). Líder en juegos lanzados (27) y salvados (9) en la zona oriental de la XXVIII Serie Nacional (1988-89). Líder en juegos lanzados (26) y co-líder en ganados (10) en la XV Serie Selectiva (1989). Co-líder en juegos lanzados (19) y líder en PCL (2.04) en zona oriental de la XXIX Serie Nacional (1989-90). Integró equipo Cuba al Campeonato Mundial- Edmonton (1989).

Luis Enrique Gurriel, OF, nació el 25 de mayo de 1966 en Meneses, Sancti Spíritus. Jugó: Sancti Spíritus (1985-2005). Selectivas- Las Villas (1987-92), Centrales (1993-95). Líder en sacri-hits (7) en la XXV Serie Nacional (1985-86). Líder de los bateadores (.385) de la zona oriental en la XXIX Serie Nacional (1989-90). Hermano de Lourdes Gourriel.

José Antonio Barroso, lanzador derecho, P, nació el 15 de julio de 1977 en Trinidad, Sancti Spíritus. Mide 176 cm. Jugó: Sancti Spíritus (1995-96), 1998-2000), Ciego de Àvila (2000-2013). Líder en promedio de juegos ganados (.857) en la XLIII Serie Nacional (2003-04).

Espirituanos series nacionales 2

Eriel Sánchez, C, nació el 17 de mayo de 1975 en Fomento, Sancti Spíritus. Batea y lanza a la derecha. Mide 184 cm. Jugó: Sancti Spíritus (1993-2016), Sancti Spíritus/Matanzas (2013-14), Sancti Spíritus/Granma (2015-16), Sancti Spíritus (2016-17). Co-líder en impulsadas (83) (empatado con Antonio Scull) en la XLIV Serie Nacional (2004-05). Líder en sacri-fly (8) en la XLVIII Serie Nacional (2008-09). En 2016 jugando como refuerzo de Granma logró llegar a la cifra de 2000 hits. Integró equipos Cuba a los Juegos Centroamericanos – Cartagena (2006), a los Juegos Panamericanos – Río de Janeiro (2007), a los Campeonatos Mundiales – Cuba (2003), Holanda (2005), Taiwan (2007), Holanda/ Italia (2009), a la Copa Intercontinental- Taiwan (2006), a los Juegos Olímpicos- Atenas (2004), Beijing (2008), a los Clásicos Mundiales – San Juan y San Diego (2006), Japón (2013).

Noelvis Hernández, lanzador derecho-Dir., nació en 1975 en Fomento, provincia Sancti Spíritus. Mide 180 cm. Jugó: Sancti Spíritus (1997-1999, 2002-2014). Líder en PCL (2.29) en XLV  Serie Nacional (2005-06). Dirigió: Holguín (2015-17).

Yolexis Ulacia, lanzador derecho, nació el 6 de agosto de 1977 en Trinidad, Sancti Spíritus. Jugó: Villa Clara (1998–2012). Líder en juegos lanzados (38) en la XLIII Serie Nacional (2003-04). Líder en juegos lanzados (42) y PCL (1.66) en la XLIV Serie Nacional (2004-05). Líder en juegos lanzados (39) en la XLVI Serie Nacional (2006-07). Integró equipo Cuba al Clásico Mundial – C. México y San Diego (2009).

Ifreidi Coss, lanzador derecho, nació el 11 de abril de 1983 en Cabaiguán, Sancti Spíritus. Jugó: Sancti Spíritus (2002-11), Integró equipos Cuba al Campeonato Mundial Juvenil- Canadá (2000), a la Copa Intercontinental – Habana (2002).

Espirituanos series nacionales 3

Ismel Jiménez, lanzador derecho, nació el 2 de octubre de 1986 en Trinidad, provincia Sancti Spíritus. Mide 178 cm. Jugó: Sancti Spíritus (2004–13), Sancti Spíritus/Villa Clara (2013-14), Sancti Spíritus (2014-16). Co-líder en lechadas (4) y co-líder en ganados (13) (empatado con Yuneski Maya) en la XLVIII  Serie Nacional (2008-09). Líder en juegos completos (8) y co-líder en juegos ganados (13) (empatado con Norberto González) en la L serie nacional (2010-11). Líder en entradas lanzadas (135) y ganados (17) en la LI serie nacional (2011-12). Líder en juegos completos (6), lechadas (3) y jugador más valioso en la LII serie nacional (2012-13). Integró equipos Cuba a los Clásicos Mundiales- C. México y Los Angeles (2009), Japón (2013). Serie del Caribe- Isla Margarita, Venezuela (2014).

En Grandes Ligas y ligas japonesas

Kendrys Morales, 1B-OF-DH-P, nació el 20 de junio de 1983 en Fomento, Sancti Spíritus. Mide 182.5 cm. Jugó: Industriales (2002-04). Novato del año en XLI  Serie Nacional (2001-02). Grandes Ligas- Angelinos Los Angeles (2006–10, 2012), Marinos Seattle (2013), Mellizos Minnesota (2014), Reales Kansas City (2015-16), Azulejos Toronto (2017). Es el pelotero cubano No. 153 en jugar en Grandes Ligas y primer espirituano que juega en estas ligas. Integró los equipos Cuba al Campeonato Mundial Juvenil – Canadá (2000), al Panamericano Juvenil- Camagüey (2001), al Campeonato Mundial- Habana (2003), a la Copa Intercontinental- Habana (2002).

Yulieski Gurriel, 3B-2B-1B, nació 17 de febrero de 1982 en Sancti Spíritus. Jugó: Sancti Spíritus (2002-13), Industriales (2013-14). Líder en carreras anotadas (80), hits conectados (126) y MVP de la XLIV  Serie Nacional (2004-05). Co-lider en carreras anotadas (89), co-líder en triples (11), líder en jonrones (27) y carreras impulsadas (92) en la XLV  Serie Nacional (2005-06). Líder en dobles (28) en la XLVI Serie Nacional (2006-07). Líder en carreras anotadas (90) y carreras impulsadas (105) en la XLIX  Serie Nacional  (2009-10). Líder en jonrones (16), carreras impulsadas (69) y slugging (.566) en la LIII  Serie Nacional (2013-14). Líder de los bateadores (.500) y slugging (.874) en la LV  Serie Nacional (2015-16). Integró equipos Cuba al Panamericano Juvenil- Camagüey (2001), a los Juegos Centroamericanos- Cartagena (2006), a los Juegos Panamericanos- Santo Domingo (2003), Río de Janeiro (2007), Guadalajara (2011), a los Juegos Olímpicos – Atenas (2004), Beijing (2008), a los Clásicos Mundiales- San Juan y San Diego (2006), C. México- Los Angeles (2009), Japón (2013), a los Campeonatos/Copas Mundiales- Cuba (2003), Holanda (2005), Taipei (2007), Panamá (2011), a las Copas Intercontinentales – Habana (2002), Taiwan (2006), Taichun, Taipei (2010). Series del Caribe- Isla Margarita, Venezuela (2014), San Juan, Puerto Rico (2015), Rep. Dominicana (2016). Liga Central Japonesa- Yokohama Bay Stars (2014). Grandes Ligas- Houston (2016-17). Pelotero cubano 198 en jugar en las Grandes Ligas. Hijo de Lourdes Gourriel.

Espirituanos en MLB y Japón

Frederich Cepeda, OF, nació el 8 de abril de 1980 en Sancti Spíritus. Bateador ambidextro y lanza a la derecha. Jugó: Sancti Spíritus (1997-2013), Sancti Spíritus/Artemisa (2013-14), Sancti Spíritus (2014-15, Sancti Spíritus- Villa Clara (2016-17), Sancti Spíritus-Pinar del Río (2017-18). Líder en bases por bolas recibidas (86) en la XL  Serie Nacional (2000-01), 93 en la XLIV  Serie (2004-05), 101 en la XLV Serie (2005-06), 86 en la XLVI Serie (2006-07), 93 en la XLVII Serie, y 95 en la XLVII (2007-08). Integró equipos Cuba al Campeonato Mundial Juvenil – Moncton, Canadá (1997), a los Juegos Centroamericanos – Cartagena (2006), a los Juegos Panamericanos – Santo Domingo (2003), Río de Janeiro (2007), a los Juegos Olimpicos – Atenas (2004), a las Copas Intercontinentales – Habana (2002), Taiwan (2006), a los Campeonatos Mundiales – Habana (2003), Holanda (2005), Taiwan (2007), a los Clásicos Mundiales – San Juan- San Diego (2006), México-San Diego (2009), Japón (2013), Japón (2017), a las Series del Caribe- Venezuela (2014), Puerto Rico (2015). Liga Japonesa- Gigantes Yomiuri (2014-15).

 

Escrito por Esteban Romero, 22 diciembre de 2017, con información extraída de su obra inédita “De la historia del béisbol en Cuba: esbozos biográficos de destacados peloteros cubanos”.