Las malezas, plagas subestimadas

Desde el punto de vista de la planificación y gestión
de la empresa agropecuaria, el manejo de malezas
no ocupa un lugar relevante en la agenda anual y
mucho menos en la del mediano o largo plazo
”.
Eduardo S. Leguizamón (Investigador CONICET
Fac. Ciencias Agrarias, Universidad Nacional de Rosario, Argentina)

No es con mucho entusiasmo que escribo sobre un tema que ya llevamos décadas insistiendo en lo mismo, las malezas son probablemente las plagas más importantes en cualquier agricultura.

Weeding in Africa

Sin remitirme a la rutina de decir los miles de millones de dólares que se pierden anualmente en el mundo y las pérdidas de alimentos que provocan, vale usar un sencillo razonamiento, si países desarrollados de América del Norte, Europa y Australia prestan particular atención a las malezas, su control y prevención de entrada de plantas exóticas, posibles invasoras una vez se establecen en un nuevo hábitat favorable, ¿por qué no lo hacen los países en desarrollo? ¿Por qué las autoridades de esos países prestan tan poca atención al asunto?

Aquí de lo que se trata es proyectar algo útil para hacer más digno el trabajo de los agricultores, pero no eso. De tanto que se habla a diario en distintos medios sobre la protección de la mujer y los niños, la igualdad de género y otros asuntos relacionados, ninguno se detiene a reflexionar que el trabajo de desyerbe manual en los países del llamado Tercer Mundo lo hacen mujeres y niños esencialmente. Muchas veces son mujeres embarazadas.

En setiembre de 1991 estaba en Gambia, pequeño país de África, allí una mujer con toda la familia, el cabeza de familia ausente, realizaban tareas de desyerbes en un área de maíz. A través de un técnico local, que me sirvió de intérprete, le pregunté qué tiempo les llevaba el desyerbe de todo el campo. Ella me contestó que era variable, dependía de la densidad de la cobertura de malezas, podía llevarse entre una semana o diez días en una superficie de una hectárea. La señora estaba embarazada, tenía como cinco meses de gestación, le pregunté que hasta cuando hacía estas labores, me respondió que hasta que pudiera, a veces hasta un día antes de parir.

Weeding in peanuts

En otra ocasión, a mitad del 2008, visité arrozales de Costa de Marfil, allí vi a un hombre desyerbando manualmente, tarea nada fácil, en un cuadro de 500 metros cuadrados aproximadamente. Él se pasaba días haciendo eso, a veces terminaba y tenía que empezar otro cuadro igual. La dueña de esos terrenos, un poco en broma me dijo que tenía 10 hijas y que se le resolvía el asunto del desyerbe, pues me daba una de sus hijas.

Weeding in rice

En países de África en general, sea del Norte o Sub-sahariana, son las mujeres y niños en muchos casos los que hacen la labor de desyerbe. En Nepal y Egipto son mujeres las que diariamente enfrentan estas faenas. Lo dicho es lo visto en esos lugares, no es que alguien me lo haya contado.

En la Sierra ecuatoriana se cultiva papa, son extensiones de cultivo, donde casi todo se hace manualmente, pero sucede que los desyerbes no se hacen a tiempo, por lo que la papa vive prácticamente cubierta de yerba casi todo su ciclo. A la hora de cosechar se necesitan cuadrillas de decenas de hombre para sacar el tubérculo logrado. Pensemos cuanto se podría aumentar el rendimiento si esa papa estuviera libre de esa maleza en buena parte de su ciclo.

Campo papa infestado Corazón herido

Campo de papa infestado de Corazón Herido (Persicaria nepalense (Meisn.) Miyabe) en la Sierra ecuatoriana, donde la papa es cubierta por las malezas.

No vale la pena hablar de los herbicidas químicos, pues no faltarán aquellos que en su vida no han desyerbado pero quieren todo ambientalmente limpio, sin trazas de químicos, algo loable de poderse lograr realmente, pero las cosas no son como uno quiere.

Hombres desyerbando en papa

Grupo de hombres desyerbando en papa en la sierra ecuatoriana

Llegado a este punto, bien harían  todos los promotores del Manejo Integrado de Plagas y promotores de la llamada agricultura ecológica en igualmente prestar atención al problema de las malezas, lo cual es un problema técnico, económico y social. Los insectos o ácaros no son las únicas plagas, hay que prestar atención a las enfermedades y malezas.

Volviendo al caso de los herbicidas, los agricultores en muchos lugares solo conocen a paraquat o gramoxone, compuesto realmente tóxico y que de usarse, debe ser bien manipulado, algo poco factible cuando se trata de agricultores de escasos recursos, o el uso del muy criticado glifosato, al que se le atribuyen problemas, muchos de ellos no reportados por revistas arbitradas. Hay otras sustancias que pueden ser de utilidad, como bien hay procedimientos que permiten la combinación de labores mecánicas con aplicaciones racionales de herbicidas.

En otros ámbitos regionales e internacionales las malezas fueron atendidas en el pasado, ahora son historia, y pasan como algo de poca importancia para algunas autoridades venidas de esos países pobres que continúan con la misma óptica del problema, con la diferencia que antes sus responsabilidades eran nacionales y ahora abarcan regiones de este mundo.

Escrito por Ricardo Labrada, 25 abril de 2017

Cursos de post-grado sobre manejo de malezas

Avena fatua

Los cursos propuestos serán impartidos por el Dr. Ricardo Labrada, ex-funcionario técnico del Servicio de Protección Vegetal, FAO, Roma.

Además de las exposiciones orales, se entregará material de consulta sobre el tema a los participantes.

Los interesados en organizar alguno de estos cursos podrán contactar al Dr. Labrada por vía E-mail: ricardolabrada@hotmail.com, y así poder detallar las condiciones para tales actividades.

Curso I. Análisis y Manejo del Riesgo de Malezas

 Post-grado para estudiantes de carreras en biología y agronomía

Duración: 4 días

Programa

Introducción

Hoy día se reconocen cinco grandes amenazas: la pérdida de biodiversidad, la pérdida de hábitats, el cambio climático, la sobreexplotación y la contaminación, todos los cuales aparecen de una forma u otra en los programas nacionales de la mayoría de los países desarrollados. Sin embargo, el problema de las especies invasoras aún no ocupa el lugar de importancia que merece.

Se sabe que las especies invasoras exóticas provocan enormes daños en los nuevos hábitats, los cuales van desde desplazamiento de las especies nativas y pérdida de la biodiversidad hasta significativas pérdidas económicas en las naciones o territorios afectados.

Las especies invasoras reconocen fronteras y por eso su diseminación ocurre con facilidad, bien transportada intencionalmente o no por la mano del hombre, como movidas por los efectos del viento y las lluvias a distancias. El actual comercio intensivo de los más variados artículos, incluyendo aquellos provenientes de la agricultura, facilita enormemente el movimiento de estos organismos a nuevos hábitats.

Debido a esta situación se hace imprescindible desarrollar un enfoque común para proteger los ecosistemas y a su vez prevenir la entrada de estos agentes invasores. Por lo general un buen número de plantas han sido y se siguen introduciendo en nuevos territorios sin la realización de un análisis de riesgo que permita aproximarse a la magnitud del problema que pueda tener lugar. Más penoso resulta cuando la especie se encuentra en fase de expansión dentro del nuevo territorio y no se sabe qué medidas adoptar.

Todo esto obliga en la actualidad al análisis sistemático de los riesgos de plantas invasoras y a su manejo en caso de su presencia.

El presente curso pretende introducir al estudiante en las metodologías de análisis de riesgo y manejo del mismo una vez la planta se halle en nuevas áreas. Igualmente se discutirán aspectos relativos a la necesidad de reforzar la legislación fitosanitaria y medioambiental existente, y a la necesidad de la vigilancia sistemática.

Contenido

1er día

  • El atributo invasor de una especie, problema actual de las especies invasoras
  • Necesidad de legislación y de aspectos que aborden las especies invasoras.
  • Tratados internacionales existentes.
  • Principales especies de plantas invasoras en el mundo.
  • Análisis de riesgo de plantas invasoras, metodologías existentes.
Elementos en el analisis de riesgo

Elementos involucrados en el análisis de riesgo de malezas

2do. día

  • Práctica de análisis de riesgo de plantas. Los participantes utilizarán y compararán metodologías para definir el riesgo.
  • El manejo del riesgo de plantas invasoras.

3er. día

  • Prácticas de manejo de riesgo.
  • Vigilancia y métodos de monitoreo de plantas.

riesgo comparativo

4to. día

  • Práctica de monitoreo
  • Resumen final.

Un máximo de 40 participantes es lo óptimo para así poder mejor seguimiento al aprovechamiento de los participantes.

——————————————————–

Curso II. POST- GRADO SOBRE MANEJO MEJORADO DE MALEZAS

Post-grado para estudiantes de carreras en biología y agronomía

Introducción

La incidencia nociva de las malezas es una de las mayores limitantes en la producción agrícola. Las malezas son plantas que causan serios daños económicos y sociales a los agricultores. En el contexto agro-ecológico, las malezas son un producto de la selección inter- específica provocada por los seres humanos desde el momento que comenzaron a cultivar plantas, lo que afectó al suelo y al hábitat en general.  El proceso de selección es continúo y depende de las prácticas adoptadas por el agricultor.

Las pérdidas causadas por las malezas pueden ser de hasta 20- 30 % en los países en desarrollo, o sea en aquellos países altamente dependientes de su producción agrícola.

Es por esta razón que el mejoramiento del manejo de malezas es una necesidad.  Basado en la importancia del manejo de malezas en la agricultura, se propone el presente curso para estudiantes de pre-grado de años finales de carreras de agronomía y biología, así como estudiantes de M.Sc. interesados en materias relativas a la agronomía, protección vegetal y manejo de malezas, así como profesionales igualmente interesados en el tema.

Objetivos del curso

El presente curso en manejo de malezas es recomendado para estudiantes de altos cursos de agronomía, biología y disciplinas relacionadas, así como estudiantes de M.Sc. en aspectos relativos a la agronomía y la protección vegetal, y profesionales dedicados de una forma u otra al trabajo de manejo de malezas.

El objetivo esencial del curso es enfatizar la importancia del manejo de malezas, los métodos corrientemente usados para el control de malezas en el ámbito de pequeñas áreas de cultivo o de grandes extensiones de cultivos industriales, así como el efecto económico y social que las estrategias del manejo mejorado de malezas pueden brindar.

El modelo del curso consiste en primero conocer el sujeto (maleza) y el ambiente donde la planta indeseable crece, a lo que sigue las posibles estrategias a implementar para el control. Todas las estrategias, incluyendo las preventivas, son parte del contenido del curso.

Orobanche crenata

Se impartirán siempre lecturas con la ayuda de presentaciones de power point, y en algunos casos se podrán usar algunos videos. Estas presentaciones serán impresas para su distribución entre los participantes, así como otros materiales útiles al efecto.

Ciclo de vida de una maleza

Contenido

No. Descripción de tópicos Tiempo (horas)
  1 Introducción  (objetivos del curso y fuentes bibliográficas)

 

1.0
  2 Ecología de malezas:

 

– Clasificación de malezas (ciclos de vida, hábitat de crecimiento, modo de trofismo)

– Adaptación de malezas.

– El banco de semillas de malezas en suelo en países cálidos.

– Interferencia (Competencia, Alelopatía y Parasitismo)

 

Objetivos: brindar información básica sobre la clasificación de las malezas, su ecología y principales mecanismos de interferencia con otras plantas.

 

 

 

 

1.0

1.0

1.0

3.0

 3 Principales malezas del mundo, con énfasis en áreas tropicales y sub-tropicales:

 

Objetivo: enfatizar el comportamiento de las malezas principales,  daño que causan a los cultivos, zonas donde predominan.

 

 

 

5.0

 4 Plantas parásitas y mecanismos de acción del parasitismo: Orobanche y Phelipanche spp., Striga spp., Alectra vogelii, Cuscuta spp. Viscum spp.

 

Objetivo: explicar el fenómeno del parasitismo, clasificación de las plantas parásitas, especies principales y cultivos afectados.

 

         3.0
 5 Malezas acuáticas: Eichhornia crassipes, Salvinia molesta, Pistia stratiotes, Alternanthera philoxeroides y Hydrilla verticillata.

 

Objetivo: describir la clasificación de las principales malezas acuáticas.

 

         2.0
 6 Estrategias para el manejo de malezas:

 

– La importancia de los métodos preventivos, análisis de riesgo de malezas y manejo de post entrada del riesgo de maleza.

– Métodos culturales y físicos (rotación de cultivos, cultivos intercaladaos, control manual, remoción mecánica, acolchado y cultivos de coberturas).

– Control químico, clasificación de herbicidas, aplicación de herbicidas, problemas de cambios florísticos y resistencia a herbicidas; el uso de los cultivos genéticamente modificados resistentes a los herbicidas y el análisis pertinente del riesgo de su impacto ambiental.

– Control biológico (clásico, aumentativo y natural), principales éxitos de biocontrol.

 

Objetivo: descripción y estudios en estrategias de manejo de malezas para una idea completa del manejo integrado de malezas, donde las medidas preventivas y de control directo son esenciales para lograr la necesaria reducción de malezas.

 

 

 

 

3.0

 

 

3.0

 

 

 

5.0

 

1.5

7 Manejo de malezas en diferentes sistemas de cultivo:

 

Objetivos: describir los principales métodos de control aplicados en diferentes cultivos, que incluye el control químico racional.

5.0

 

Pistia stratiotes

8 Análisis de la efectividad económica de las estrategias de manejo de malezas 

 

Objetivos: reseñar los métodos aplicables para la determinación de la eficacia económica de la aplicación de cualquier estrategia de manejo.

 

 

1.5

9 Encuesta y monitoreo de malezas

 

Objetivo: describir los métodos visual y de conteo usados para la encuesta periódica de malezas, áreas donde desarrollar los mismos, periodicidad y otros detalles.

1.5
   

Total

42.6

La importancia del banco de semillas de malezas en suelo

Desde el punto de vista de la planificación y gestión
de la empresa agropecuaria, el manejo de malezas
no ocupa un lugar relevante en la agenda anual
y mucho menos en la del mediano o largo plazo“.
Eduardo Leguizamón (investigador,
Universidad Rosario, Argentina)

Si seguimos recordando lo que deseaba aquel funcionario de la agricultura con respecto a la erradicación de las malezas, debemos obligatoriamente detenernos a analizar el llamado banco de semillas de malezas en el suelo, que no es más que el depósito de esas semillas en el suelo, compuesto por dos partes, una viable y otra que permanece latente por un tiempo. Anteriormente dije que no todas las semillas germinan después de su maduración, unas lo hacen y otras esperan a que las condiciones abióticas le resulten favorables o que algunos factores intervengan a fin de evitar inhibiciones propias de las características de las semillas, como es el caso de las parásitas que requieren del estímulo de exudados de otras plantas para poder germinar.

Imaginemos  la cantidad de semillas de malezas que caen al suelo cosecha tras cosecha. En los países tropicales o sub-tropicales, donde pueden haber hasta dos ciclos de cultivo en el año, la cantidad es enorme comparada con la que aporta la vegetación en áreas de clima templado. Usualmente se trata de controlar las malezas en los campos durante el llamado período crítico de competencia con los cultivos, que casi siempre coincide con las primeras semanas del cultivo establecido. Se entiende que luego el mismo cultivo a través de su follaje es capaz de inhibir los nuevos flujos de malezas que puedan emerger, lo cual no es siempre así.

modelo-basico-del-ciclo-de-vida-de-una-planta

Modelo básico del ciclo de vida de una planta

Sabemos que en campos de cultivo coinciden malezas de fotosíntesis C3 y de C4, éstas últimas son susceptibles a la sombra proyectada por el cultivo, pero no así las C3, entre las cuales están muchas de especies de hoja ancha, las que sobreviven y finalmente pueden verter una buena cantidad de semillas en suelo al momento de la cosecha del cultivo. Si el manejo de malezas no es bien conducido, a esa vegetación C3 se pueden añadirse otras especies gramíneas o ciperáceas C4, con lo cual el depósito sería mayor.

Unas semillas pueden ser dañadas por la microfauna del suelo, por la humedad, otras pueden ser enterradas a profundidades del suelo con la labranza, por lo que permanecen latentes en espera que un buen día venga otra labor que las lleve próxima a la superficie. Otras semillas pueden diseminarse por las corrientes de agua, por vía animal, aunque algunas pueden perder su viabilidad en el tracto animal, y por el viento. Se sabe que las plantas dotadas de vilano, conjunto de pelos o escamas que corona el fruto y las semillas de muchas plantas compuestas, facilita el transporte de las semillas por el aire.

Mecanismo de dispersión de semillas

Mecanismo de dispersión de semillas

Germinadas unas, otras dispersas por distintas vías, queda otra parte considerable en el suelo esperando por sus oportunidades. Las semillas u otros propágulos vegetativos pueden permanecer en suelo sin perder su viabilidad por años. Muchas labores de cultivo, sobre todo la labranza contribuye a que éstos pueden un día volver a germinar, crecer y competir con los cultivos en campo. El misterio, por llamarlo de alguna manera, es que poco sabemos de la cuantía de propágulos en el suelo, de cuántos intervendrán en el próximo ciclo del cultivo y cuántos quedarán a la espera de mejores condiciones. Como ya se dijo en una contribución anterior respecto a la latencia de semillas, una rotación inesperada de cultivo puede traer afuera especies desconocidas o no vistas previamente en el lugar, ya que han estado latente por largo tiempo y las condiciones del cultivo predominante, usualmente monocultivo, no han propiciado su germinación y desarrollo ulterior.

ciclo-de-vida-de-una-maleza-anual

Ciclo de vida de una maleza

Basado en lo aquí expuesto es prudente implementar estudios que permitan conocer el banco de semillas de malezas en suelo. Pronosticar las poblaciones de malezas permite planificar adecuadamente los medios para combatirlas. A diferencia de otras plagas, las malezas aún no son pronosticadas. El pronóstico pudiera ayudar a desarrollar mejores
sistemas de manejo de malezas aplicados a tiempo.

A los efectos de prever futuras poblaciones de malezas, con anterioridad se recomendaba el conteo de semillas de malezas del suelo, lo cual resultaba sumamente laborioso y poco económico.

En la actualidad se sugieren algunos métodos más prácticos y menos tediosos, que se basan en la toma de muestras de suelo antes de la plantar el cultivo. Las muestras se ubican en potes y se riegan a fin de provocar la emergencia de las semillas viables de malezas. Las plantas emergidas son contadas y registradas. Este dato da una idea de la futura población de malezas, tanto en individuos como especies (Forcella et al 2003).

Otro método sugerido es el de evaluar la llamada presión de malezas, lo cual se realiza mediante la evaluación visual en pequeñas parcelas en los campos año tras año. El registro sucesivo de las poblaciones dará una idea de la aparición y desarrollo de las malezas en el campo evaluado (Harvey 1998).

Si uno mira la cantidad de estudios sobre banco de semillas de malezas en suelo a nivel mundial, se dará cuenta que un ciclo de cuatro años, éstos se pueden contar con los dedos de una mano. La mayoría desarrollados en agricultura de clima templado y poco o nada en la de países cálidos, donde el comportamiento de las semillas es diferente, incluso puede haber una mortalidad sustancial de la población de semillas debido a temperaturas y humeda elevadas en suelo.

A los efectos prácticos es pertinente prevenir la lluvia de semillas de malezas persistentes en los campos de cultivo, como puede ser el caso del arroz maleza en arrozales, gramíneas de alta nocividad en campos de maíz y caña de azúcar, y otros.  Todo lo que se haga a fin de reducir el banco de semillas en lustros se verá el aporte y beneficio a la producción agrícola del lugar. Una medida siempre necesaria es el uso de semilla de cultivo libre de semillas de malezas y el uso de maquinaria limpia después de utilizada en áreas con alta infestación de malezas.

Bibliografía consultada

FAO. 1997. Consulta de Expertos en Ecología y Manejo de Malezas. FAO, Rome, 22-24 September 1997, FAO Plant Production and Protection Division. (PDF). http://www.fao.org/ag/AGp/agpp/IPM/Weeds.

Labrada R. 2007. Recomendaciones para el manejo de malezas. AGPP, FAO, Roma. ftp://ftp.fao.org/docrep/fao/010/a0884s/a0884s.pdf, 61 p.

La importancia de la latencia en la persistencia de las plantas

Muchas son las lecciones que se pueden extraer del estudio
de las plantas, si se procura el verdadero espíritu de la sabiduría
”.
John Balfour, médico y botánico escocés (1808-1884)

Nunca faltan en esta vida personas que quieren realizar empresas imposibles, las que surgen derivadas de la ignorancia. Como se sabe las malezas es un problema permanente en cualquier agricultura, se puede reducir su presencia, pero su erradicación es prácticamente imposible. He conocido dos personas de países diferentes, ambos dirigentes en la agricultura que han querído erradicar las malezas, su idea carecía de fundamento ya que ignoraba la compleja biología de muchas de esas plantas y los mecanismos que las hacen persistentes, uno de ellos la latencia de las semillas.

Plántula de Eleusine indica

Plántula de Eleusine indica

Retomo el caso de la presencia de Eleusine indica en las aceras de West NY, inmediatamente pensé que para que esta especie sobreviviera el invierno las semillas estaban dotadas de   latencia, algo que debe ser sin dudas un atributo de la mayoría de las especies que crecen y se desarrollan en lugares con inviernos fríos, o sea con temperaturas en algunos días o hasta semanas de cero grado celsio.

La no germinación de las semillas,  aún cuando las condiciones ambientales son favorables, se conoce como latencia (del latin Latens-entis,  significa oculto, escondido o inactivo) o letargo, también se usa el término dormición tomado de dormancy en inglés. La latencia está dada por causas intrínsecas de las semillas así como efectos ambientales.

Una semilla para germinar necesita oxígeno, un balance positivo de O2 y CO2, humedad y temperatura adecuada. Algunos de estos factores en exceso pueden también limitar la germinación.

Por ejemplo, el exceso de agua en los arrozales no es aceptado por muchas plantas, las que no germinan, aunque pueden permanecer viables en el suelo, sobre todo aquellas semillas ubicadas por debajo de los primeros 2-3 cm de la superficie del suelo. Si el exceso es negativo, la deficiencia de humedad igualmente limita la germinación.

La temperatura es esencial, por debajo de 4-5 grados Celsius la mayoría de las plantas no germinan. En el invierno esa vegetación desaparece y espera a que llegue la temperatura idónea, para combinado con otros factores, propiciar la germinación.

El otro factor es la luz, que no en todas las plantas es necesario para la germinación. Hay semillas que germinan a la luz o en la oscuridad, pero hay otras que necesitan luz y otras que son inhibidas en presencia de este factor.

El embrión de la semilla generalmente es capaz de mantenerse vivo durante  un largo período de tiempo, capacidad llamada viabilidad de la semilla, mientras que la facultad de germinar se llama poder germinativo. Unas semillas pueden tener viabilidad y poder germinativo variable, eso depende de la especie en cuestión.

Una semilla puede estar en presencia de los factores ambientales requeridos y no poder germinar. Algunos autores prefieren en este caso llamar a este fenómeno dormición para diferenciarla de la latencia como tal.

Varios autores tienen su forma de clasificar la latencia, personalmente prefiero la d Bibbey (1948) que la clasifica en innata y forzada o inducida. La primera se puede entender como endógena y se describe más adelante. La forzada o inducida se produce cuando las semillas están en condiciones fisiológicas para germinar y se encuentran en un medio que presenta alguna característica muy desfavorable, por ejemplo, deficiencia de oxígeno, elevadas concentraciones de CO2 superiores a las de la atmósfera, temperatura alta, y otros, lo cual puede provocar alteraciones fisiológicas reversibles en las semillas. En estos casos, las semillas pueden caer en una latencia secundaria y que para que logren germinar necesitarán de algún estímulo hormonal.

clasificacion-de-la-latencia-segun-distintos-autores

Clasificacion de la latencia según distintos autores

De hecho la no germinación de la semilla ante la concurrencia de los factores ambientales se debe a muchos factores. Por ejemplo, se sabe que muchas semillas poseen sustancias que inhiben su germinación (latencia química), y que necesitan liberarse de las mismas para poder germinar. Otras, como puede suceder con algunas parásitas, requieren de estimuladores para su germinación. Las cubiertas seminales (latencia exógena) pueden ser de tal naturaleza, que impermeabilizan las semillas a la entrada de humedad y oxígeno. La latencia mecánica sucede cuando la testa es tan dura que no provoca el crecimiento del embrión.

Existe también la latencia endógena que puede ser a su vez fisiológica cuando la semilla no germina hasta que ocurren cambios químicos propios en el embrión, esta latencia igualmente le llaman latencia química como se ha mencionado anteriormente. También puede haber fotolatencia cuando la oscuridad es necesaria o combinación de ésta con la luz para poder germinar o termolatencia, semillas que suelen germinar a determinadas temperaturas.

La latencia de las semillas permite a la planta poder pasar viable los períodos más adversos climáticos. Hay semillas que pueden mantenerse viables por años y solo germinar cuando las condiciones ambientales favorables se den. Por regla general se entiende que las semillas de plantas tienen una vida media que oscila alrededor de los 25 años, lo cual es variable dependiendo de la especie.

Les doy un ejemplo de algo que ocurrió en la década de los 80 en la empresa arrocera de la provincia de Pinar del Río, Cuba. A mediados de los 80 se decidió rotar arroz con frijol o con tomate de siembra directa. Como se intuye, el arroz se cultiva en condiciones inundación, mientras que los otros dos cultivos, si bien requieren irrigación, no necesitan esa enorme cantidad de agua.

El primer año el frijol se cultivó bajo condiciones normales de irrigación, con la aplicación del herbicida trifluralin en pre-siembra. Pasadas las primeras semanas del ciclo del cultivo comenzó a emerger una flora totalmente diferente a la que por años habíamos visto en el arroz. La asterácea anual Parthenium hysterophorus y la solanácea Solanum nigrum formaron parte de esa flora, en la que no se veía arroz maleza, muy común en los arrozales. Varias décadas habían pasado para que las dos primeras especies mencionadas aparecieran, por lo que se mantuvieron latentes y viables en esos suelos, donde el arroz se había cultivado como monocultivo. La exuberancia de ambas especies en frijol y tomate obligó a buscar otras alternativas de control de estas especies de hoja ancha.

parthenium-hysterophorus-y-solanum-nigrum-dos-desconocidas-en-campos-previamente-cultivados-con-arroz

Parthenium hysterophorus y Solanum nigrum, dos malezas desconocidas en campos previamente cultivados con arroz

Para el caso del tomate, sembrado directamente, se decidió aplicar napropamida con una baja dosis de metribuzin, lo cual garantizaba un espectro amplio de acción sobre gramíneas y dicotiledóneas, mientras que en el caso del frijol, se continuó con la aplicación de trifluralin combinado con una aplicación post-emergente de fomesafen para reducir las poblaciones de las dicotiledóneas mencionadas.

No sabíamos nada de la vegetación del lugar, realmente acostumbrados a ver las especies típicas del arroz como arroz maleza, Echinochloa colona, Ischaemum rugosum, Eclipta alba entre otras, aparecieron sorpresas inesperadas y que indican que el conocimiento del banco de semillas viables en suelo es una condición para poder ejercer un buen manejo de malezas.

especies-comunes-en-arrozales-y-luego-no-vistas-al-rotarse-el-arroz-con-otros-cultivos

Especies comunes de malezas en arrozales y luego no vistas al rotarse el arroz con otros cultivos

Todas esas especies están dotadas de latencia por largos años y es así que estas plantas pueden perpetuarse, y otras como Eleusine indica sobrevivir los fríos inviernos neoyorquinos.

Lo que aquí se ha discutido no es solo un problema de plantas terrestres, incluye igualmente las flotantes acuáticas. Un ejemplo es el jacinto de agua (Eichhornia crassipes), especie muy común en países de climas cálidos pero que igualmente hoy día se le encuentra en áreas con inviernos fríos, como el existente en el Delta de Yang Tse en China. La planta en cuestión se presenta con alta abundancia en los cuerpos acuáticos de ríos y canales de la zona, lo interesante es que desaparece llegado el invierno y en el mes de marzo cuando comienza la primavera aparecen las primeras plantúlas  en el agua, señal que las semillas de esta especie logran permanecer latentes durante el invierno para en épocas iniciales de temperaturas más elevadas comenzar a crecer y a desarrollarse al extremo de formar altas densidades de la planta en ríos y canales. Las altas densidades es un producto de la alta presencia de materia orgánica en el agua, la que aquí funge como fertilizante para el crecimiento de la maleza acuática.

trabajadores-en-el-yang-tse-tratando-de-remover-masas-de-jacinto-de-agua

Trabajadores en el Yang Tse tratando de remover masas de jacinto de agua

Información escrita por Ricardo Labrada, 5 octubre de 2016

La importancia de la poliploidía en la adaptación de las plantas

“No es la más fuerte de las especies la que sobrevive,
tampoco es la más inteligente la que sobrevive.
Es aquella que se adapta más al cambio”
.
Charles Darwin

Por costumbre miro las plantas que crecen en el entorno donde viva o donde me lleve un viaje, sea por misión de trabajo o por ocio. Puedo identificar algunas y otras no. Las más identificables son aquellas que existen en Cuba, que fueron las que más frecuentemente encontré en nuestros campos de cultivo o en otras áreas.

Caminaba por las aceras de West New York, estado de Nueva Jersey, me llamaba la atención la presencia de la gramínea anual Eleusine indica, planta oriunda de la India, frecuente en climas cálidos y capaz de crecer hasta 2500 msnm. Sin embargo, desconocía que pudiera crecer en lugares con inviernos fríos. Inmediatamente recordaba que otra gramínea, muy diseminada en el mundo, igualmente de origen asiático, como Echinochloa crus-galli, la había visto crecer en áreas de jardines en Moscú.

Esa capacidad de esas y otras plantas se puede atribuir al fenómeno de poliploidía, que consiste en la existencia de más de dos juegos cromosómicos, creando individuos u organismos poliploides. Para que la poliploidía tenga lugar deben existir defectos de la meiosis en la profase para que los cromosomas homólogos se apareen en la sinapsis y se formen tétradas, los que no se separan durante la anafase, de lo cual surge una célula con todo el set cromosómico y otra carente del mismo. La primera célula pasa a una segunda meiosis, de la que surgen gametos diploides. La unión de estos gametos con otro normal provoca la producción de un cigoto triploide (estéril). Según el número de genomios completos, puede haber triploidía (3n), tetraploidía (4n) y hexaploidía (6n).

Poliploidia

Esquema simple de poliploidia

La poliploidía origina algunas consecuencias en las plantas, el tamaño celular aumenta y su desarrollo será más lento, usualmente el tamaño de las semillas es más grande, con germinación ralentizada e inferior a la que tiene lugar en los diploides. Por tener tamaño más grande le llaman plantas Giga. Su ciclo de vida es más largo con una floración más tarde que en las plantas originales, incluso pueden cambiar de ciclo anual a perenne en ocasiones. Los poliploides suelen resistir mejor condiciones adversas climáticas que los diploides, como también aumenta la resistencia de la planta a las plagas y las enfermedades.

Pienso que para que una planta nueva diploide adquiera poliploidía se requiere de algún factor que estimule este fenómeno, uno conocido es el choque térmico, el cual afecta a las primeras divisiones del embrión y provoca poliploidía total o parcial.

Las especies del género Echinochloa y  Eleusine, entre otras, son diploides y poseen series poliploides. Actualmente, se asume que entre el 30 y el 70% de las Angiospermas son poliploides. Se sabe que las herbáceas perennes muestran mayor porcentaje de formas poliploides que las anuales y éstas menos que las leñosas aunque las herbáceas perennes y las leñosas se comportan de diferente manera en las regiones tropicales.

Escrito por Ricardo Labrada, 2 octubre de 2016

 

La pesadilla del lysenkoísmo en la agricultura de la URSS

La ciencia es el alma de la prosperidad de las naciones
y la fuente de vida de todo progreso
.
Louis Pasteur.

A veces surgen pseudosabios que tienen la fortuna de que algunas personas, por lo general ignorantes en el tema que se trate, le prestan atención, y ese fue el caso de Trofim Denisovich Lysenko, un hombre que toda su vida se enfrentó al mundo científico, a las personas que sabían, estudiaban y valoraban la ciencia que se desarrollaba fuera de los confines de la URSS.

Lysenko era nacido en 1898 en el seno de una familia ucraniana, estudió en Kiev, y tan pronto terminó su carrera de agronomía se trasladó al Asia para trabajar en una estación experimental. Fue en ese lugar donde comenzaron a aflorar sus grandes logros, nuevas formas de fertilizar las tierras, milagrosos aumentos del rendimiento de los guisantes, altas producciones, las soluciones estaban a la mano. La realidad fue que todo aquello era pura propaganda, la producción de guisantes no aumentó y la vida siguió su camino como siempre.

Trofim Denisovich Lysenko

Trofim Denisovich Lysenko

Lo que los cubanos llamamos Palo Periodístico nunca le faltó a Lysenko, el mesías de la agricultura soviética. Su ciencia no existía, mezclaba ideas de aquí y de allá sin ninguna sistematicidad. Inventaba alguna cosita, como eso de enfriar el grano antes de sembrarlo, hacía cruces de esta variedad con aquella otra, digamos que por curiosidad, pues la coherencia en sus investigaciones estaba ausente. Sacaba tal y más cual híbrido, y entonces venía la carta de felicitación de la máxima autoridad con observaciones de donde había más humedad y sol para cultivar los nuevos híbridos.

Lysenko logró disponer de una revista para escribir todas esas ocurrencias, le llamó Vernalización (яровизация-yarovisatsia). Su gran éxito estribaba en que la agricultura soviética, después de la colectivización forzada, necesitaba de poleas para poder estimular la actividad de los agricultores y elevar los rendimientos agrícolas. Lysenko con todo ese aguaje de “ciencia” se hacía imprescindible, pues involucraba a los agricultores en todas sus grandes empresas, generalizar sus “logros”, así no hubiera ninguno, todo era un movimiento de agitación improductivo.

A Lysenko le estorbaba un buen número de científicos, personas que realizaban su trabajo con la debida ética profesional y que en muchos casos, sin proponérselos, desacreditaban las afirmaciones de Lysenko. Era entonces cuando él la emprendía contra esos científicos, los denunciaba como farsantes o por practicar mala ciencia.

Como tenía el apoyo de la máxima autoridad, Lysenko arremetía contra esos “impostores”, no faltaba más. Era necesario censurar a todo aquel que osara criticar a Lysenko, quien logró un poder extraordinario desde 1935. Hubo quien nunca aceptó inclinarse ante esta excelencia y le costó demérito en su trabajo así como falta de consideración. Otros, los carentes de ética, formaron parte de un grupo de apoyo a cuanta idea se le ocurriera a Lysenko, fuera buena o mala, pues era un asunto de supervivencia.

La Academia de Ciencias Agrícolas de la URSS tuvo desde ese entonces a Lysenko como su máxima autoridad, y su mandato afectaba las investigaciones y la docencia en el campo de la agricultura.

Lysenko diserta en presencia de Stalin y Mikoyán en 1935

Lysenko diserta en presencia de Stalin y Mikoyán en 1935

Una de las figuras que más fue afectada por las políticas de Lysenko fue el científico soviético Nikolai Vavilov, quien en su afán de demostrar las teorías del darwinismo, fue sometido a todo un interrogatorio por parte de los órganos de la NKVD, (luego KGB). Él no fue el único, hubo otros más, encarcelados por cortos o largos períodos.

Si algo Lysenko afectó seriamente  en su vida fue el conocimiento de la genética. Sus ideas eran enteramente lamarckianas, o sea que la jirafa estiraba el cuello para alcanzar su alimento y que al final éstas tendrían cuellos más largos que sus progenitores. Lysenko era opuesto a las teorías de la evolución de Darwin, la que estaba basada en la variación natural de las especies. Los conocimientos de Lysenko en fisiología y bioquímica fueron siempre  nulos, por lo que no podía entender nada de lo que sus adversarios plantearan.

No le bastó con emprenderla con Darwin, su siguiente víctima fue Johann Gregor Mendel, el descubridor de las tres leyes de la herencia, gracias a las cuales fue posible describir los mecanismos de la herencia y que en lo sucesivo serían explicados en detalle por Thomas Hunt Morgan.

¿Qué dijo Lysenko al respecto o afirmó en la URSS? Veamos: “El gen es una parte mítica de las estructuras vivientes que en las teorías reaccionarias, como el Mendelismo-Veysmanismo-Morganismo, determina la herencia”. La prensa soviética de entonces exaltaba a Lysenko, quien probó científicamente que los genes no existen en la naturaleza. Semejante estupidez sólo cabe en un lugar donde precisamente la ciencia, al menos en la agricultura, no existía.

Lysenko fue capaz de sobrevivir el proceso de desestalinización iniciado por Nikita Sergueivich Jhruschov, incluso se hizo defensor de la política errada de este dirigente de fomentar el cultivo del maíz en toda la URSS. Jhruschov se ganó por eso el apodo de Kukuruza (maíz).  Si el primer secretario del PCUS así lo quería, Lysenko salía en su defensa y elaboraba otras nuevas ideas para complementar los nuevos planes. Lo que no sabía Lysenko es que el período de Jhruschov duraría bien poco. En la URSS en 1964 ni había maíz ni trigo, había que importarlo, el pan blanco escaseaba o no se veía, no me lo dijeron, lo experimenté en persona.

Los rendimientos agrícolas de la URSS eran históricamente bajos, el trigo no sobrepasaba de 1.5 ton/ha, el maíz no alcanzaba ni 2 ton/ha, en fin la política voluntarista, primero de Stalin y luego de Jhruschov, se tradujo en pobres producciones agrícolas. La URSS se veía obligada a importar muchos de estos granos, mientras que Lysenko apoyaba cuanta idea viniera de las máximas autoridades, daba igual quien fuera. Tenía el arte, como dijera un comentarista sobre él, de endulzar el oído del gobernante de turno.

Por eso la nueva dirigencia soviética, ya cansada de tantos inventos y de fracasos, decidió en 1965 enviar una comisión oficial para ver cómo era la gestión de Lysenko en su granja experimental. Que decepción!! No encontraron ciencia por ningún lado. Al fin el mesías de la agricultura soviética, una especie de Rasputín científico, era destituido y mandado a casa, donde murió en noviembre de 1976.

Antes de esa destitución, el científico Andrei Sakharov afirmó que Lysenko era responsable del vergonzoso atraso de la biología soviética y de la genética en particular, de la divulgación de visiones pseudocientíficas, de la degradación del aprendizaje y por la difamación, despido, arresto, incluso muerte, de muchos científicos genuinos.

Bibliografía

Anon. Caso Lysenko Biologo que Negó la Genetica La Ciencia Marxista de Stalin. Historia y Biografías. http://historiaybiografias.com/vivir_mentir24/

Olarieta Alberdi Juan Manuel. 2012. Lysenko, la teoría materialista de la evolución. Nómadas, 5 enero.  http://pendientedemigracion.ucm.es/info/nomadas/trip/lysenko.html

Schwarz Mauricio-José. 2006. Stanislaw Lem y Trofim Lysenko. El retorno de los charlatanes. http://charlatanes.blogspot.com.es/2006/04/stanislaw-lem-y-trofim-lysenko.html

Escrito por Ricardo Labrada, 4 setiembre de 2016

La importancia de la polinización y protección de los agentes polinizadores

Si la abeja desapareciera del planeta,

al hombre solo le quedarían 4 años de vida

Albert Einstein

Las plantas se clasifican en: plantas sin flor y plantas con flor. Las sin flor pueden ser briofitas (p. ej: los musgos, pteridofitas (p.ej: los helechos) y gimnospermas (p. ej: el pino y el abeto).

Las dotadas de flor son aquéllas con flores complejas. Entre ellas hay una buena cantidad de plantas, muchas de ellas de mucha importancia para la alimentación humana. El elemento más característico de las angiospermas es la flor, cuya función es asegurar la reproducción de la planta mediante la formación de semillas. Las flores son brotes muy modificados que constan de cuatro partes fundamentales, llamados verticilos, dispuestos en series independientes:

  • El cáliz es el verticilo externo y que agrupa a los sépalos, que son hojas modificadas, casi siempre de color verde
  • La corola, formada por los pétalos, igualmente hojas modificadas, con colores más vivos
  • Los estambres vienen a ser el tercer verticilo, que son los órganos que forman el polen. Este verticilo viene a ser lo que se llamada  androceo o parte masculina de la flor.
  • El gineceo es el otro verticilo, que está formado por los carpelos o estructuras femeninas encargadas de formar las semillas. Los carpelos se funden y crean lo que se llama el pistilo.

Las semillas de las angiospermas se forman a partir del óvulo después de la polinización y la fecundación, pero aclaremos que en las gimnospermas existen óvulos y semillas. Los primeros permanecen  expuestos en la superficie de las hojas. La característica de las angiospermas es que la semilla se desarrolla partir del óvulo dentro del ovario y que se desarrolla hasta convertirse en fruto.

La flor tiene la capacidad de atraer con sus pétalos, sea por su  color como por su olor, a los polinizadores. Los estambres u órganos masculinos son los productores de polen, mientras que los pistilos están formados internamente por estigma, estilo, ovario y óvulo. El carpelo recibe el grano de polen y fecundado, se forma el fruto. El carpelo también funge como medio de protección ante la injerencia de los insectos que ingieren óvulos.

El ochenta por ciento de todas las plantas con flores son hermafroditas, es decir, que contienen ambos sexos. Monoicas o unisexuales son sólo el cinco por ciento.

Por fecundación se entiende la unión de las células sexuales (gametos) masculinas y femeninas, lo cual se materializa mediante el proceso de la polinización, por el cual el grano de polen alcanza la ovocélula femenina para producir la unión sexual y culminar en la formación de las semillas.

proceso de polinización

Proceso de polinización

Las plantas pueden auto-polinizarse cuando este proceso ocurre con polen procedente de las anteras de una misma flor (flores monoicas hermafroditas). Tales plantas carecen de una alta variabilidad genética debido a que el polen proviene de la misma planta.

Las plantas alógamas son aquellas donde la polinización es cruzada. Lo deseable es que el polen provenga de otra flor de la misma especie.  De esta forma, las plantas han podido desarrollar diversos mecanismos y elevar su variabilidad.

La polinización cruzada es desarrollada bajo la acción de agentes polinizadores, tales como el viento, las abejas, insectos, pájaros, etc., que transportan el polen en sus cuerpos hasta otras plantas. El polinizador traslada el polen de la antera al estigma, lo que permite que la unión del gameto masculino en el polen con el gameto femenino del óvulo. De acuerdo a los agentes que medien, la polinización puede ser:

– Entomófila, cuando el agente que transporta el polen son  insectos.

– Ornitófila, cuando el agente son los pájaros.

– Anemófila, cuando el transporte del polen  se realiza  por el viento.

 

Dentro de los insectos polinizadores encontramos a los himenópteros como las (abejas, avispas y hormigas; los dípteros como las moscas y los mosquitos); los lepidópteros como las  mariposas o polillas, y coleópteros como los escarabajos. Además de los pájaros, hay mamíferos capaces de servir de agentes de polinización, como son los murciélagos y algunos roedores en Australia. Los primeros son polinizadores de flores que abren en la noche y que poseen un fuerte aroma y abundante néctar. Los ratones son capaces de polinizar flores de color blanco-rosado, que abren sea en la noche como de día.

Abeja doméstica y el Abejorro

Abeja doméstica y el Abejorro

Dentro de los pájaros, los colibrís suelen ser los más activos, sus órganos de succión están bien especializados para esta función de polinización.

El colibrí en acción

El colibrí en acción

No obstante, el principal agente de polinización es el viento y luego las abejas, que son organismos excelentes para esta función. Alrededor de un 30% de las plantas dependen de la polinización cruzada.

En la mayoría de los países productores de dátiles, la polinización se realiza de forma manual por parte operarios que desarrollan este proceso y así aseguran una buena cantidad de plantas fecundadas y, por ende, mayor producción.

Para posibilitar la polinización de los cultivos en invernaderos o protegidos se ha venido utilizando con éxito el abejorro o moscardón (Bombus dahlbonii), insecto parecido a la abeja que tiene hasta 3 cm de largo. Este organismo cuando vuela emite un sonido y suele vivir en enjambres por debajo de musgos o de piedras. Desde los años ochenta este insecto se ha venido utilizando para lograr el cuaje del tomate bajo plástico y de otros cultivos, al extremo que ya casi el 90 por ciento de los agricultores emplean abejorros los polinizadores en sus invernaderos.

El otro asunto es la baja poblacional de las abejas y otros insectos polinizadores debido al uso de plaguicidas, lo cual ha obligado a las agencias de registro de plaguicidas solicitar cada vez más información sobre la toxicidad de los productos químicos que se someten a registro como una manera de prevenir los riesgos en la naturaleza. Los insecticidas suelen ser los plaguicidas más dañinos a los polinizadores, luego le siguen los fungicidas y finalmente los herbicidas. No debe entenderse que todo plaguicida afecta a estos polinizadores, los hay inocuos realmente y son los que deben tratar se utilizarse mayormente, aunque lo más deseable es la reducción de su uso para una menor afectación del ambiente en general. Hay un buen número de insecticidas que afectan seriamente la población de insectos polinizadores. Algunos de los nuevos insecticidas inhibidores del crecimiento del insecto, reducen sostenidamente la población de estos insectos útiles.

La otra opción para elevar la población de polinizadores es la siembra de flora en áreas definidas para incentivar a los polinizadores. Se conoce que hay miles de polinizadores que son atraídos por plantas y las más activas en esta dirección pueden sembrarse oportunamente en áreas aledañas a los cultivos de interés y que requieran de la polinización cruzada.

 Algunas de las plantas más utilizadas para este fin en América del Norte son:

  •  Algodoncillo común (Asclepias syriaca). Tiene un mecanismo de polinización única que requiere tanto de mariposas como de abejas.
  • Mariposa silvestre (Asclepias tuberosa). Esta planta amarillo brillante siente atracción por las flores del naranjo, las que también atraen abejas, mariposas y colibríes.
  • Bálsamo de abeja (Monarda didyma) tiene una historia de amor eterno con mariposas, abejas, colibríes y otras criaturas que buscan el néctar que codician las flores tubulares.
  • Flor cono púrpura (Echinacea purpurea), especie con pétalos pálidos de flores de color rosa, que atraen a las abejas y mariposas.
  • Varilla de oro (Solidago canadensis), con sus bellas flores atrae a mariposas migratorias, abejas y escarabajos.
  • Lavanda común (Lavandula angustifolia), cuenta con flores diminutas de color púrpura pálido, que son uno de los favoritos entre los polinizadores.
Plantas para incentivar la polinización Asclepias syriaca, Asclepias tuberosa, Lavandula angustifolia, Monarda didyma, Echinacea purpurea y Solidago canadensis

Plantas para incentivar la polinización Asclepias syriaca, Asclepias tuberosa, Lavandula angustifolia, Monarda didyma, Echinacea purpurea y Solidago canadensis

Por experiencia personal, hemos constatado que el cultivo del girasol atrae abundantemente las abejas, sobre todo si el cultivo es poco o nada tratado con insecticidas. Este cultivo se da bien en zonas cálidas y está ausente en muchos países del Tercer Mundo, algo que pudiera ser promovido con el triple objetivo de elevar las poblaciones de abejas, producir aceite vegetal y utilizar la torta, después de la extracción del aceite, para alimentar al ganado.  cultivan

La protección a los polinizadores es indispensable en la actualidad. Se trata de un servicio muy útil que nos aporta la naturaleza y el hombre no tiene otra alternativa que incentivarla y protegerla.

Bibliografía consultada

Anon. Agricultura-reproducción.Natureduca. http://www.natureduca.com/agro_reprod_metodos2.php

Anon. Aspectos técnicos de la polinización con abejorros. Agricultura ecológica online. http://www.infoagro.com/agricultura_ecologica/polinizacion_abejorros.htm

Gripp I. Sharon. Pesticide Ed. Program. Pollinator Health and Pesticides. http://extension.psu.edu/plants/tree-fruit/spanish/pest-management/pesticidas-y-la-salud-de-los-polinizadores

Holmgren Lynn. Tipos de flores que se autopolinizan. EHow. http://www.ehowenespanol.com/tipos-flores-autopolinizan-sobre_301752/

Milner Conan. Seis plantas imprescindibles para atraer a los polinizadores. La Gran Época. http://www.lagranepoca.com/archivo/29008-seis-plantas-imprescindibles-para-atraer-polinizadores.html

Escrito por Ricardo Labrada, 6 junio de 2016

El problema del hambre y la producción agrícola (III)

 “Tan solo debes sembrar, lo que puedas abonar

Anónimo

Una de las grandes limitantes en la producción agrícola de los países en desarrollo es la baja productividad de los pequeños agricultores, los que de conjunto con sus familias, se ven obligado a realizar todo tipo de labor manualmente y en el mejor de los casos, por vía de tracción animal, caso de disponer de implementos.

En África al sur del Sahara este problema suele ser más grave que en los países de América Latina, África Septentrional y Asia. En la primera región mencionada, los agricultores, en muchos casos, disponen de medios primitivos para poder realizar las labores de preparación del terreno y labranzas. Por otro lado, mujeres y niños se ven obligados a trabajar casi todo el día para realizar las labores requeridas.

Una de las mayores limitantes es precisamente el desyerbe, pero sobre esto y el manejo de malezas, nos referiremos en un próximo artículo.

Un agricultor y su familia que sólo puede atender un máximo de dos hectáreas, su producción será principalmente para dar de comer a la familia y poco es lo que quedará para poner en el mercado y tener los fondos necesarios para comprar ropa, calzado, medicina y otros elementos necesarios de la vida cotidiana.

La productividad de los agricultores debe aumentarse, o sea elevar los resultados en relación al tiempo utilizado para obtenerlos. Se sabe que cuanto menor sea el tiempo que lleve obtener el resultado, más productivo será el sistema. Si un agricultor puede atender diez hectáreas de terreno y obtener una producción normal de la misma, entonces aumentará la producción agrícola que pondrá en el mercado y, por ende, las ganancias monetarias. Este asunto no es muy atendido por aquellos que hablan de eliminar la pobreza, en ocasiones se mencionan otras cosas, pero no éstas, a la vez que se olvidan del problema social que implica que las mujeres y los niños estén todo el día enfrascados en labores de campo.

Mujeres trabajando en campo en Burundi

Mujeres trabajando en campo en Burundi

Para elevar la productividad hay que en primer lugar mejorar las vías de preparación del terreno, incluido las labranzas. No todo agricultor puede comprar un tractor, correcto, pero si se puede buscar las vías para que una empresa a nivel local pueda dar los servicios de mecanización requeridos a pagar por el agricultor. Como el Estado no puede ser un simple espectador de estas operaciones, aquí si se justifica inicialmente el subsidio estatal de manera que en la medida que el agricultor pueda poco a poco poder pagar sin dificultad por los servicios prestados por una unidad creada a tales efectos. Esa unidad de servicios puede ser estatal o privada.

Los sistemas mejorados de labranza son necesarios. En la producción de muchos granos se sabe que no es necesario realizar la labranza convencional, lo cual ayuda a que se proteja el suelo de la erosión, a la vez que se restaura su fertilidad. Los agricultores deben conocer cómo realizar tales siembras con métodos de mínima o cero labranza.

Las rotaciones de cultivos son esenciales para poder hacer un uso racional del suelo, pero también reducir los problemas de plagas en general. Lamentablemente muchos países carecen de diversidad de cultivos, dependen mucho del nocivo monocultivo por años y hasta lustros o décadas. La explicación siempre es que no existe mercado para otros cultivos en rotación. Nuevamente se puede decir que esto es una actividad del Estado, el que debe propiciar las condiciones debidas para crear los nuevos mercados, en ocasiones puede suceder que la producción de uno de los cultivos propuestos sea de importación, lo cual significaría un ahorro para el país en divisas.

La rotación de cultivos es esencial en una producción agrícola moderna

La rotación de cultivos es esencial en una producción agrícola moderna

La irrigación es otro aspecto fundamental, muchas veces el agua existe pero no así las infraestructuras para canalizar el agua a las áreas de cultivo. La inversión en riego es indispensable en aquellas regiones con inclemencias y posibilidad de sequías. Le toca al Estado nuevamente ver las formas para crear tales infraestructuras. No basta con eso, los métodos de irrigación, con un menor gasto de agua, es una vía para evitar malgasto o manejo inadecuado de los recursos hídricos.

Riego por goteo

Riego por goteo

La semilla es otro dolor de cabeza. Muchos agricultores producen su propia semilla, la que adolece de problemas de calidad, presencia de plagas o de semillas de malezas. Muchas empresas de países en desarrollo producen algo de las semillas necesarias, pero no lo suficiente para cubrir las necesidades. La semilla y el suelo son dos factores decisivos para una normal producción. El Estado debe hacer esfuerzos para crear las unidades requeridas a fin de producir suficiente semilla de calidad en el país.

La producción de semillas es vital

La producción de semillas es vital

La práctica de uso de las coberturas vivas y abonos orgánicos favorecerá la producción a la vez que se protegerá mejor el suelo de las adversidades que sufre con frecuencia. Los sistemas de acolchado, no necesariamente con mantas plásticas, sino con desechos de papel o cartón, ayudan al mejor control de varias plagas y malezas, a la vez que preserva la humedad existente en el suelo.

Todo ese conjunto de medidas puede ser bien popularizado por los servicios técnicos de extensión agrícola, que están ausentes en muchos países en desarrollo. Es necesario crear o fortalecer este servicio y garantizar que sus integrantes técnicos tengan una actualización adecuada en nuevos métodos que ayuden a elevar la productividad del agricultor.  Las vías para trabajar con los agricultores pueden ser diversas, pero las más recomendadas para pequeños agricultores es la de organizar las llamadas Escuelas de Campo, tema que trataremos en próximos artículos con más detalles.

La capacitación de los agricultores

La capacitación de los agricultores

Lo primordial es entender que la productividad de los agricultores debe ser elevada y que la misma conllevará a varios beneficios, extensión del área de cultivo, mayor producción, mejoría social de las mujeres y niños de las familias de agricultores, cuyo tiempo podrá emplearse para otros fines culturales, educacionales y productivos, y mejoría del sistema de cultivo con un número de medidas. La responsabilidad de poder promover y desarrollar todas estas actividades la tienen los gobiernos de cada país. Es asunto de poner en marcha lo requerido, que los resultados serán evidentes a corto plazo.

Un gobierno de por sí solo no podrá hacer mucho de no contar con la cooperación y servicios de otras instituciones y agencias internacionales, pero el Estado es el que debe programar ese desarrollo en consulta con agencias autorizadas y de experiencia en el tema, y entonces recabar ayuda complementaria para su implementación.

Nota: el presente artículo  es un extracto de la ponencia “Manejo mejorado de malezas para mitigar la crisis de alimentos” de Ricardo Labrada, presentada en Lisboa, en ocasión del II Congreso Iberoamericano de Malezas, 10-13 noviembre 2009.

El problema del hambre y la producción agrícola (II)

Si no hay comida cuando se tiene hambre,
si no hay medicamentos cuando se está enfermo,
si hay ignorancia y no se respetan los derechos
elementales de las personas, la democracia
es una cáscara vacía, aunque los ciudadanos
voten y tengan Parlamento.”
Nelson Mandela

El hambre, se sabe, se resuelve con disponibilidad de alimentos y acceso a los mismos. Esos alimentos los da la producción agropecuaria. Ningún país es capaz de abastecerse de por sí solo de todos los alimentos que se requieren. Las condiciones climáticas y otros factores no favorecen que todos los cultivos se puedan producir en un país. Eso implica producir determinados alimentos para poder cubrir su necesidad pero igualmente producir un extra de los mismos para poder exportar y de esa manera poder adquirir otros que no se producen internamente.

Los países llamados en desarrollo tienden a ser productores de pocos cultivos, su producción se ve limitada y no existe diversidad como tal. Hay otras producciones factibles  que no se desarrollan por diversas razones, una de ellas la falta de una política estatal al efecto.

En la actualidad existen distintos tipos de agricultura, unos intensivos, otros extensivos y otros primitivos, unos productivos, otros productivos pero ecológicamente inaceptables, en fin hay de todo, todos miran al aspecto de cantidad de producción, las cuestiones ambientales muchas veces son ignoradas.

Estamos en el siglo XXI, pero agricultura de subsistencia, con nada de insumos, en pequeñas parcelas, donde se cultivan varias plantas, todo destinado para la sobrevivencia familiar, aún existe en muchas partes de África al Sur del Sahara.

Las distintas modalidades de sistemas de cultivo pueden ser clasificadas de la siguiente manera:

• Cultivos en áreas de labranza
• Sistema pastoral: destinado a la producción animal
• Agro-pastoral: combinación de cultivos y producción animal
• De subsistencia: sólo para consumo de la familia del agricultor, sistema muy primitivo y generalizado en áreas de algunos países muy pobres
• Comercial: cultivado para venta, sobre todo cultivos industriales (caña de azúcar, algodón y otros)

agricultura de subsistencia

Agricultura de subsistencia

A su vez estos en función del área que utilice pueden ser:

• Intensivo: Con altos insumos de fuerza laboral o capital relativamente bajo (pueden ser áreas de labranza o pastorales)
• Extensivo: bajos insumos de fuerza laboral o capital, incluye sistemas pastorales extensivos
• Nómada: los productores se mueven en la búsqueda de nuevas áreas de cultivo, por lo general suelen ser pastores y no agricultores, muy común en países pobres y con grandes extensiones de tierra, ej: Mongolia, Kenia
• Itinerante: muy practicado por tribus o en agricultura de bajos insumos pero con disponibilidad de tierra. Cada vez se practica menos este tipo de agricultura por la reducción de tierra disponible.

agricultura nomada en Mongolia

Agricultura nómada en Mongolia

Existen varios factores socio-económicos que afectan a la agricultura, como son:

Fuerza laboral
En los países en desarrollo, los agricultores utilizan abundante fuerza barata en lugar de máquinas. En los desarrollados, donde la fuerza es cara, prevalece la mecanización. En los primeros predominan trabajadores sin formación, en los segundos trabajadores hábiles en el manejo de los implementos y la maquinaria
Capital (finanzas)
Fondos invertidos por el agricultor en su terreno/hacienda. Los fondos ayudan a aumentar los insumos: maquinaria, semillas, fertilizantes, plaguicidas, sistema de irrigación, o para invertir en nuevas áreas.
Tecnología
1- Maquinaria, irrigación, uso de agroquímicos son algunas de las tecnologías que pueden aumentar la productividad en campo. 2- Invernaderos con tecnología computarizada para el control de la temperatura, humedad y nutrientes a la planta. 3- Ingeniería genética para obtener nuevas plantas resistentes y más productivas.
Mercados
Usualmente se cultiva aquello que tiene demanda. Cuando la demanda cae, se buscan alternativas, por ejemplo: Malasia ha cambiado la producción de caucho por la de aceite de palma. Los mercados rigen no solo lo que se cultiva, sino que limitan enormemente la rotación de cultivos. Lo que no interesa, aún siendo útil para el suelo y la agricultura, no se cultiva.
Gobierno
Los gobiernos influyen sobre lo que deben cultivar los agricultores a través de sus regulaciones, subsidios y cuotas, además de ofrecer asesoría y préstamos en nuevas áreas de cultivo a fin de crear nuevas infraestructuras.
Algunos gobiernos tratan de ganar tierra cultivable en el desierto, otros de asentar las familias nómadas en determinadas áreas grandes.

Veamos algunos detalles de las agriculturas existentes:

Agricultura extensiva– Sistema con un relativamente bajo capital de fuerza laboral aplicado a grandes áreas de terreno, que ocasionalmente termina en barbecho. Se practica en áreas de suelos pobres. En muchos países es practicado para áreas de pastoreo, caña de azúcar, arroz y trigo, pero con un mínimo de insumos.

agricultura extensiva

Un área de agricultura extensiva

Agricultura intensiva– Altamente productiva y contaminante, muy practicada en extensas áreas de monocultivo o de rotaciones sencillas. Su práctica implica el uso de fertilizantes y plaguicidas químicos, mecanización e irrigación. Los problemas mayores que se derivan de su práctica son la erosión del suelo de realizarse labranzas continúas, contaminación del suelo y el agua por el uso a veces abusivo de químicos y aparición de biotipos resistentes de plagas.

cultivación intensiva

Cultivación intensiva

Actualmente se han desarrollado nuevos modalidades de producción agrícola, las que más que todo buscan producir con un menor impacto en el ambiente y con producciones lo más sanas posibles:

Agricultura orgánica– basada en el uso de métodos compatibles con el ambiente, con cero uso de químicos sintéticos, no uso de organismos genéticamente modificados. Su práctica implica el uso de rotación de cultivos, enmiendas orgánicas, compost, control biológico de plagas, acolchado y fuerza laboral para la eliminación de malezas. La agricultura orgánica es cara. Su producción se vende en el mercado minorista usualmente a 4-5 veces más de lo que vale la producción convencional. Personalmente hemos visto que las bananeras orgánicas en Ecuador son en un 30% menos productiva que las cultivadas convencionalmente. Es cierto que el fruto es sano y carente de residuos químicos. La pregunta es: ¿Se podrá alimentar a más de 6 mil millones de personas con productos derivados de la agricultura orgánica?

agricultura orgánica

Cultivación de varias hortalizas orgánicamente

Agricultura conservacionista– consiste en el uso integrado de varios métodos tendientes a reducir los problemas de pérdidas de suelo por erosión a la vez que busca elevar su fertilidad. La mínima o cero labranza es indispensable en este sistema protegiendo buena parte de los residuos de cosecha. La rotación de cultivos, sobre todo de leguminosas de corta duración, es también utilizada. El método ha dado resultados satisfactorios en rotaciones de granos y se ha visto un real incremento de la fertilidad del suelo. La aparición de algunas especies perennes de malezas obliga al uso puntual y remedial de la labranza y no niega el sistema conservacionista.

agricultura conservacionista

Agricultura de conservación preserva los rastrojos de la cosecha anterior con cero labranza

Agricultura urbana y periurbana– abarca una mezcla compleja y diversa de actividades productivas de alimentos en numerosas ciudades tanto del mundo desarrollado como del mundo en desarrollo, contribuye a la disponibilidad de alimentos (en particular de productos frescos), proporciona empleo e ingresos. Es una agricultura que invita al uso de procedimientos orgánicos y a la implementación de hidropónicos sin necesidad de utilizar agroquímicos. La pregunta aquí puede ser la misma que ya se hizo para la agricultura orgánica. No obstante, este tipo de agricultura hay que verlo como parte de la solución en la cuestión del hambre. En buena parte del mundo en desarrollo se registra una intensa emigración de la fuerza laboral del campo a las ciudades, más que todo a falta de políticas para incentivar la producción agrícola en las áreas rurales, por lo que la agricultura urbana proporciona empleo a miles de nuevos trabajadores en las ciudades.

agricultura urbana

Agricultura urbana

La solución de la producción está en los campos, los paliativos son reconocidos y admitidos, pero no son la solución total del problema de producción de alimentos. Hay muchas actividades dentro de la producción agrícola que deben ser desarrolladas y fortalecidas, de lo contrario la vida seguirá igual y el hambre seguirá golpeando a millones de habitantes de nuestro mundo.

En un próximo artículo se hablará sobre esos detalles que deben ser desarrollados y fortalecidos en el marco de la producción agrícola.

Escrito por Ricardo Labrada (4 marzo de 2016)

El problema del hambre y la producción agrícola (I)

Un millón de niñitos se nos muere de hambre
y un silencio se duerme contemplándolos”.
Jorge Debravo, poeta costarricense (1938-1967)

Por lo general sobre el tema del hambre y la pobreza hablan aquellos que no la sufren. No puede ser de otra forma, el hambriento no tiene forma de filosofar ni de inventar, excepto imaginarse o soñar que algún día sus necesidades serán satisfechas.

Este mundo es demasiado imperfecto, hasta ahora no ha sido de otra manera. Veamos algunas estadísticas sobre la situación de este problema:

• Uno de cada cuatro habitantes del planeta padece desnutrición o tiene una carencia crónica de vitaminas y minerales esenciales.
• Actualmente hay entre 842 y 1.300 millones de personas que sufren desnutrición.
• Hay casi mil millones de hambrientos, de ellos 213 millones de personas en la India
• Se dice que la producción mundial de alimentos alcanza para dar de comer a los más de 6 mil millones de personas hambrientas. CIERTO!!
• PERO, existe una mala distribución de esos alimentos o Sería mejor decir que nadie va a regalar lo que produce.

El hambre infantil es enorme en este mundo

El hambre infantil es enorme en este mundo

A esto hay algunas otras cosas negativas a agregar, como el 45% de las frutas, hortalizas, raíces y tubérculos producidos en el mundo que van a parar a la basura. Esto implica un gasto de suelo, agua y nutrientes que va a parar al mar o incinerado. ¿Es esto justo? Claro, que no, pero eso es parte de la imperfección existente en el mundo.

Cómo se bota alimentos

El 45% de las frutas, hortalizas, raíces y tubérculos producidos en el mundo que van a parar a la basura

Existe un potencial productivo a nivel mundial, ya que solamente se utiliza una tercera parte de las tierras cultivables.

La erradicación del hambre implica gastar unos 30.000 millones dólares americanos anuales, que es equivalente al:

• 0,004% del volumen de negocios realizado en el mercado de productos derivados,
• el 0,6% del mercado alimentario,
• Una séptima parte de los subsidios a la agricultura en el mundo desarrollado

Existen un sinnúmero de limitantes para poder elevar la producción de alimentos, entiéndase los rendimientos agrícolas. Por un lado no se han manejado de la mejor forma los suelos y eso implica buscar recuperar y elevar la fertilidad del suelo.

Los problemas de plagas y enfermedades están latentes y las soluciones existentes no dejan de ser muchas veces lejanas de resolver el problema a largo y mediano plazo. Se habla de Manejo Integrado de Plagas (MIP), una opción cuyo mensaje es esperanzador, pero que no siempre resuelve el problema de elevar la productividad de los agricultores y los rendimientos agrícolas. El MIP no puede ser religión, tiene que ser más objetivo y aportar métodos que realmente reduzcan los niveles de plagas y enfermedades. La vía de los agentes biológicos funciona pero limitadamente, es imposible tener agentes biológicos de amplio espectro de acción, por lo que su acción es selectiva y no puede ser de otra forma. Otros manejos dentro de la llamada agricultura orgánica pueden ser admisibles desde el punto de vista ecológico y ambiental, pero no así cuando el asunto es de mantener o elevar rendimientos. Personalmente he visto como las bananeras orgánicas en Ecuador producen hasta 30-35% menos que las convencionales. La pérdida se compensa con un pago oneroso de los importadores. Todos quieren alimentos sanos, pero no toda producción es insana por haber sido algo tratada con químicos de baja toxicidad.

Escuelas de Campo

Escuelas de Campo

Es muy correcto trabajar con los agricultores en las llamadas escuelas de campo o introduciendo otras formas participativas, pero para que esto surta efecto en todo el mundo, el mensaje y las enseñanzas deben ser claras. En Hungría organizamos algo parecido hace unos años en el marco de un proyecto con el PNUMA y ejecutado por FAO. El instructor de una de las pocas escuelas organizadas allí, que por coincidencia fue compañero de estudios en la Universidad, me manifestó que para que las escuelas fueran efectivas en países como el suyo, había que traer cosas concretas para que los agricultores se sintieran incentivados y a partir de ahí se podía continuar con otras inventivas desarrolladas conjuntamente con el agricultor. En algunos países de América Latina la situación ha sido muy similar con aquellos agricultores que tienen amplias superficies cultivables. Ellos exigen tecnología, por lo tanto el mínimo que se da en una escuela en Asia o en África no será nunca el mismo en determinados países de economías emergentes o en otros que tienen un amplio sector de agricultura comercial.

El agua es vital para una producción óptima, así que en aquellos lugares donde la irrigación sea posible, utilizada racionalmente, no deberá limitarse. Los países africanos sufren de sequías y tienen extensas áreas cultivables en el Sahel que sufren de carencia de agua, donde aparte del problema de stress de la planta cultivable se elevan las infestaciones de la maleza parásita Striga, muy dada a crecer y prosperar en condiciones semiáridas. La opción del riego por goteo es una forma adecuada de dar agua a la planta a la vez que se hace un uso racional de un recurso tan vital para la población.

Riego por goteo

Riego por goteo

Hay más problemas, pero es mejor abordarlos en un segundo artículo sobre el tema.

Escrito por Ricardo Labrada (2 marzo de 2016)

La necesidad de adopción de la agricultura de conservación

La conservación es un estado de
harmonía entre hombre y tierra
Aldo Leopold (silvicultor, ecólogo
y ambientalista de EEUU, 1887-1948)

El sustrato principal de producción de cultivos es el suelo, por eso tanto este como el agua y el aire es importante protegerles, y darles un uso adecuado con la debida racionalidad.

El suelo se define como la capa superior de la corteza terrestre. Es un sistema dinámico que ejerce numerosas funciones y desempeña un papel crucial para la actividad humana y la supervivencia de los ecosistemas. Los procesos que permiten su formación y su regeneración son extremadamente lentos, lo que le convierte en un recurso no renovable.

Otra definición puede ser: “El suelo es un medio poroso estructurado, biológicamente activo, desarrollado en la superficie continental de nuestro planeta. Este material soporta vida y continúa evolucionando desde su formación, a través de procesos dirigidos por sus influencias biológicas, climáticas, geológicas y topográficas”.

El suelo padece de muchas afectaciones, lo que se traduce en pérdida de sus partículas, pérdida de materia orgánica, pérdida de su estructura y otros. Los problemas que dañan el suelo son diversos, casi todos ellos causados por el hombre, entre ellos el uso excesivo de recursos naturales como en la minería pesada, que causa rotura de los suelos del entorno, el desmonte indiscriminado con la consiguiente tala de árboles, que lleva al suelo a degradarse por quedar expuesto a los elementos (viento y lluvia=erosión eólica e hidríca), la labranza repetida año tras año y el monocultivo.

Igualmente el suelo se afecta seriamente por las inclemencias del tiempo, un fenómeno negativo es la desertificación, de la que hablaremos en otra oportunidad.

Si el uso de un suelo no se desarrolla en forma óptima, este se puede afectar igualmente por acidificación, provocada por la adición atmosférica de ácidos o formaciones de ácidos, evacuación de cationes básicos por lixiviación o recogida de cosechas, oxidación como por ejemplo la nitrificación, y la producción microbiana de ácidos orgánicos entre otros.

La salinización constituye otro proceso negativo a través del cual las sales se concentran en el agua y el suelo. La irrigación es una de las causas, a veces se riega con agua con un nivel algo elevado de sales, algo muy común en las islas, donde se bombea agua de pozos que al final resultan salinas y que conlleva a la elevación del nivel del manto freático y con el poco drenaje, se permite la acumulación de sales en la zona radicular de las plantas.

El suelo es un ecosistema que posee múltiples organismos vivos benéficos, entre microorganismos y otras especies como las lombrices. Proteger esta microfauna y microflora es importante a los efectos de poder tener una producción estable de cultivo.

La estructura del suelo es la forma en que están ordenados las partículas sólidas y los espacios. La descripción de la estructura del suelo se refiere al tamaño y forma de las unidades de suelo o agregados y los espacios de aire o poros dentro y entre ellos. Los agregados están constituidos por partículas de suelo individuales ligados con materia orgánica, arcilla y hierro. Los espacios de aire entre y dentro de las unidades son los más importantes. No solo distribuyen el aire, el agua y los nutrientes a través del suelo, sino que además son usados por las raíces de las plantas para anclar y sostener un cultivo sano. Los buenos suelos tienen una mezcla de poros para la entrada de agua y el drenaje.

Suelo degradado

Los sistemas de cultivo mecanizados implican el uso continuo de implementos de labranza, entre ellos arados, rastras, rotovatores, los cuales a la larga crean pisos de suelo con poca porosidad, y a través de los cuales las raíces de cultivo no pueden penetrar. A veces los poros se sellan, muy usual cuando se usan rejas y arados de vertedera. La compactación del suelo siempre dependerá de la presión que ejercen los implementos que se utilicen.

La compactación del suelo es considerada la forma más seria de degradación de la estructura del suelo. Por suerte, la degradación de la estructura del suelo es reversible y su ocurrencia es controlable.

Una solución viable, sobre todo para la producción de granos en muchos países del mundo, es la adopción de la agricultura de conservación, que comprende una serie de técnicas que tienen como objetivo fundamental: conservar, mejorar y hacer un uso más eficiente de los recursos naturales mediante un manejo integrado del suelo, agua, agentes biológicos e insumos externos.

La práctica de una agricultura de conservación es beneficiosa para la agricultura, el medio ambiente y el agricultor, ya que con ella se busca elevar la fertilidad del suelo y evitar su continua degradación. Tales objetivos se alcanzan con la adopción de técnicas como la reducción y minimización de labores (de labranza), la rotación de cultivos (implica un cambio en los tipos de raíz de los cultivos), el uso racional de fertilizantes químicos, y la utilización de los rastrojos vegetales de las cosechas como medio natural de protección y fertilización de los suelos.

Labranza convencional y erosión evidente del suelo

Labranza convencional y erosión evidente del suelo. Foto del autor

Tales prácticas a mediano y largo plazo reducen la erosión del suelo, sobre todo la eólica, la contaminación del manto freático, elevan la producción de forma estable, y la fertilidad del suelo reduciendo las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera y su negativa influencia en el cambio climático. Igualmente se reducen los gastos de maquinaria y combustible, se eleva la capacidad de retención de humedad del suelo, y se re-establece y aumenta la microflora y microfauna del suelo.

Los tres principios de la agricultura de conservación son:

– Perturbación mínima del suelo (sin laboreo)
– Cobertura permanente del suelo (con residuos de cosechas, con plantas vivas o ambos);
– La rotación de cultivos.

Las prácticas usuales de la agricultura de conservación son:

– Siembra directa o agricultura sin labranza, para cultivos anuales, al menos el 30% de su superficie protegida por restos vegetales
– Mínimo laboreo- las únicas labores de alteración del perfil del suelo son de tipo vertical y permiten al menos, 20%- 30% de su superficie protegida por restos vegetales.
– Cuanto menos se labra, el suelo absorbe y almacena más carbono. Por consiguiente sintetiza más materia orgánica.
– A largo plazo aumenta la capacidad productiva, y al mismo tiempo disminuye el CO2 que se libera a la atmósfera, al no “quemarse” el carbono con el oxígeno debido al laboreo.
– Para su éxito se requiere la preservación de los rastrojos, pues de lo contrario no habrá una buena retención.
– Requiere del uso de herbicidas para el control de las malezas predominantes en siembras directas.
– Sin la rotación y con prácticas de monocultivo no habrá agricultura de conservación, aparte que los problemas de malezas perennes serán grandes.
– En caso de suelos arenosos es pertinente aplicar materia orgánica al mismo.

Maíz con labranza convencional (der.) y con cero labranza (izq.) en Ecuador. Foto del autor

Maíz con labranza convencional (der.) y con cero labranza (izq.) en Ecuador. Foto del autor

La implantación de la agricultura de conservación conlleva los siguientes pasos:

1ra fase: se elimina el arado, una 1/3 parte de la superficie debe permanecer cubierta; se introducen cultivos de cobertura después de la cosecha; se utilizan pulverizadores, gradas de dientes o rotativas.

2da fase: mejora en las condiciones del suelo y la fertilidad; aumento de las malezas y plagas, que deben controlarse, ya sea químicamente o por otros medios.

3ra fase: rotación de cultivos. El sistema general se estabiliza progresivamente.

4ta fase: llega a una etapa de equilibrio y los rendimientos pueden superar a los tradicionales de la agricultura convencional.

Rastrojo que deja el maíz

Quemar rastrojo no es una buena práctica, este preserva humedad, evita algunas malezas y su descomposición se traduce en materia orgánica en el suelo.

Nada es perfecto, este sistema tiene sus inconvenientes iniciales. Se sabe que existe un período de transición, que puede ser de 5-7 años, para que el sistema alcance el equilibrio y se obtengan los rendimientos más óptimos.

Los químicos deben ser aplicados con el debido cuidado y evitar su posible lixiviación en suelo. En áreas no muy cultivadas, el control de malezas inicialmente puede requerir de aplicaciones adicionales de herbicidas o de otras labores de control. La rotación es indispensable, el monocultivo sería fatal, ya que muchas malezas perennes suelen adaptarse bien a un mismo cultivo y la mejor forma de romper su ciclo y adaptación es mediante la rotación, por ejemplo: un cultivo como el maíz o el sorgo seguido de una leguminosa. Es prudente prever en ocasiones rotaciones cortas con cultivos de cobertura, que ayudan tanto a elevar la fertilidad del suelo como reducir las poblaciones de muchas malezas. Varias leguminosas pueden con éxito reducir poblaciones de malezas gramíneas por efecto de cobertura e incluso de alelopatía.

Bibliografía consultada

Altieri, Miguel 1983. Bases científicas de la agricultura alternativa. Berkeley: Universidad de California.

Anon. Conservación de los recursos naturales para una Agricultura sostenible- Soluciones para la compactación del suelo. http://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/?uri=URISERV%3Al28181

FAO. Agricultura de conservación. http://www.fao.org/ag/ca/es/

FAO. 2002. Agricultura de conservación, estudios de caso en América Latina y África. Bol. de suelos de la FAO, No. 78. ftp://ftp.fao.org/agl/agll/docs/sb78s.pdf

Escrito por Ricardo Labrada (29 de enero de 2016)

Jacinto de agua (Eichhornia crassipes), problema solucionable a través del control integrado

Si buscas resultados distintos,
no hagas siempre lo mismo
Albert Einstein

Una de las plantas que más problemas ocasiona hoy día en los cuerpos acuáticos, sean presas o embalses, canales y ríos, es la planta acuática llamada Jacinto de agua (Eichhornia crassipes (Mart.) Solms), flotante, perenne, originaria del Amazonas, la que con el tiempo ha sido diseminada por el hombre en gran parte del mundo debido a la belleza de sus flores. Recuerdo que cuando por primera vez la vi en la presita del parque “Lenin” en la Habana, decidí llevarme algunas flores de la misma consigo a casa. Así que la planta sabe atraer.

Los nombres vulgares de esta planta son los más variados en América Latina, unos la llaman malangueta, otros lirio acuático, lechuguín, en fin, cada país le da su nombre y todos reconocen su belleza y su maldad.

Jacinto de agua

Jacinto de agua

El caso es que el Jacinto se dice que es de lugares tropicales y sub-tropicales, y la vida te da sorpresa, pues hoy día la misma ha invadido con mucho éxito el delta del Yang Tse en China, y se le puede encontrar en cuerpos acuáticos de Melbourne, Australia.

Jacinto de agua en un canal de Colombo

Jacinto de agua en un canal de Colombo, Sri Lanka. En la parte de arriba, la masa removida y abajo, en el agua, la que ya crece. Foto del autor

El Jacinto no es realmente problema en su área de origen, allí hay suficientes agentes que la regulan, pero eso no es así fuera de su hábitat original.  Es cierto que en algunos lugares su población no era nada preocupante, pero el hombre con su actividad “creadora” se encargó de alimentarla para que se diseminara y desarrollara a niveles increíbles.

Sucede que a la hora de crear represas, pues se deforesta buena parte de las orillas y para colmo se ha permitido establecer áreas de cultivo y de pastos. En esos lugares se fertiliza ocasionalmente, lo que sumado a las heces o estiércol de los animales que terminan en el agua después de lluvias copiosas, estos nutren la planta de Jacinto y exacerban su desarrollo.

En la gran presa Daule Peripa de Ecuador, una sola planta madre del Jacinto de agua generó 438 plantas hijas, como promedio. La masa de la planta creció de 18.7 gramos inicialmente a 262 gramos, mientras que la altura inicial fue de 17.25 cm. y más tarde alcanzó 118.025 cm. Las hojas variaron en su ancho de 5.4 cm. a 24.22 cm. Todo esto en una temporada. En la costa de Ecuador son dos estaciones, la lluviosa (invierno) y la seca (verano).

Cuando los niveles de infestación son altos, la planta es capaz de crear un sustrato sobre la cual crecerán otras plantas, que no son propiamente acuáticas. Por otro lado, las partes muertas de la planta- recuerden que es perenne- hacen decrecer el oxígeno en el agua. Si la incorporación de esta materia orgánica al agua es grande, provocaría la muerte de los peces.

En Ecuador se ha visto que poblaciones completas quedan aisladas cuando los ríos son bloqueados por densas infestaciones de esta maleza. Usualmente los habitantes cruzan esas vías con botes rústicos, pero imposible cuando la masa obstruye los pasos.

El otro asunto es el de los métodos de control. Esto es algo donde no existe mucho acuerdo. Países como Australia, África del Sur y algunas partes de EEUU han implementado el control biológico, el cual se basa en la liberación de insectos específicos. Estos organismos, insectos del género Neochetina, fueron descubiertos por un grupo de científicos de USDA en América del Sur, los que vieron la agresividad de los mismos sobre la planta de Jacinto, e igualmente realizaron pruebas de especificidad, donde observaron que estos insectos solo agredían como tal al Jacinto y no a otras plantas. Las pruebas de inanición demostraron la especificidad de Neochetina spp.

Neochetina eichhnorniae y Neochetina bruchi, agentes de control biológico del Jacinto de agua

Neochetina eichhnorniae y Neochetina bruchi, agentes de control biológico del Jacinto de agua

Cuando uno llega a los países que han solicitado ayuda técnica al respecto, lo lógico es proponer el control biológico y lo lógico también es que surjan dudas.

¿Cuando el insecto acabe con el Jacinto que hará? ¿No irá a otra planta u otro cultivo y lo dañará igualmente? Realmente un agente biológico de control no suele ser un kamikaze, o sea no se suicidará, ni tampoco erradicará a la planta objeto de control, lo que ocurrirá es un descenso favorable de la población del Jacinto que nos evita los problemas anteriormente indicados.

A los insectos hay que criarlos y para ello hay que destinar un mínimo de recursos, y personal que lo atienda. Trabajo cuesta que se determine el lugar, que se asignen esos pequeños recursos y el personal, a veces es tanto el trabajo, que no se hace nada.

Hay quienes no entienden de sostenibilidad, para hacerles fácil el término se les puede decir que eso es igual a durabilité en francés. Eso es lo que da el control biológico del Jacinto de agua. Como siempre hay peros, hay que buscar otras opciones, el bicho puede estar al doblar de la esquina, pero ¿Quién lo va a buscar?

Las otras opciones son pan para hoy y hambre para mañana, todas eliminan la planta pero ninguna evitará el rebrote de nuevas infestaciones, no tienen durabilité.

¿Cuáles son esas opciones? La remoción manual, no dejan de ver personas que ven la posibilidad de crear empleos para gente que se encargaría de recoger las plantas. En Colombo, Sri Lanka, hay canales que cuando terminan de remover la yerba, hay que comenzar de nuevo, lo cual no es rentable realmente. Otra vía es la creación de ensenadas de la planta, que se transportan a un embarcadero con ayuda de lanchas remolcadoras. La productividad aquí es superior, pero dentro de un par de semanas, volveremos a lo mismo.

La remoción mecánica es una solución más productiva que la manual, para ello se necesitará dinero para comprar una máquina realmente eficiente. Hay máquinas en venta que no caminan ni diez pulgadas cuando la infestación del Jacinto es elevada. Así que es recomendable ver las opiniones de otros que hayan comprado determinado tipo de maquinaria. Si hay máquinas con eficiencia comprobada. La remoción mecánica como la manual no evita el rebrote del Jacinto.

Otro método, el llamado hidráulico que podemos llamarlo desagüe, se realiza mayormente en las presas, en épocas lluviosas, y consiste en abrir las compuertas y mandar buena parte del Jacinto al mar. Sucede que la planta no va sola, sino acompañada de una buena cantidad de agua dulce. ¿Hasta dónde eso es efectivo si lo miramos desde el punto de vista AGUA?

El uso de herbicidas se ha practicado en varios países. EEUU y África del Sur utilizan herbicidas como 2,4 D y glifosato para el control de la maleza. El método químico tampoco evita el rebrote del Jacinto. En la parte de Uganda del Lago Victoria, pudimos ver en pruebas allí efectuadas, que dos semanas después de la aplicación de glifosato, el Jacinto resurgía con facilidad. Por suerte, una mayoría de los países afectados por la planta no han aprobado el método químico de control. Su aplicación requiere de conocimientos y cuidado, que probablemente en muchos lugares de países en desarrollo no esté disponible. Tampoco se pueden aplicar los herbicidas a toda el área de un golpe, pues el descenso de oxígeno en el agua traería la mortalidad elevada de peces.

Sin lugar a dudas el control biológico es la estrategia más viable de reducción de las poblaciones de Jacinto de agua. Sin embargo, esta reducción es factible de obtener en años de liberados los insectos. En Mali se liberaron los insectos en 1997 sobre masas densas de Jacinto, pasaron unos cuantos años para poder ver el efecto real de control. Como el proceso es largo, lo más indicado es remover mecánica o manualmente la masa de la maleza y poco después realizar la liberación de los insectos. Lamentablemente no todos los interesados en este problema han logrado implementar tal estrategia.

La cría de los insectos es sumamente fácil y no requiere grandes inversiones. Para este fin es necesario disponer de tanquetas plásticas, sobre las cuales se cultivaría el Jacinto de agua y luego se realizaría la cría los insectos sobre la misma. Las tanquetas se mantienen en campo abierto, no requieren de condiciones especiales, sólo que cuando se crían las dos especies de Neochetina es menester tapar las tanquetas en la tarde para evitar el vuelo nocturno de los insectos y que estos copulen, ya que la consanguinidad da colonias poco saludables de las dos especies. Por el bajo coste de estas unidades, es recomendable que se instalen al menos una cercana al cuerpo acuático afectado.

Tanquetas para la reproducción de insectos

Tanquetas plásticas en la Estación La Me, Costa de Marfil, para la reproducción de insectos-agentes biológicos de control de malezas acuáticas. Foto del autor.

El uso de la masa removida no es una actividad de control como tal. El Jacinto de agua es una planta capaz de absorber metales pesados y otras sustancias en buena cantidad del agua, por lo que su uso para alimentación de ganado vacuno o aves debe ser descartado.

La participación de las comunidades es otra actividad a incluir en un programa de manejo integrado del Jacinto de agua, donde las principales actividades serían la organización de talleres periódicos para informar a la población de las comunidades de los problemas que causa al ambiente la presencia de la maleza y del desarrollo de las actividades del programa de control integrado. Estas poblaciones pueden ser efectivamente vinculadas a la liberación de los insectos en determinados sitios, así como realizar remoción manual en pequeñas áreas de esteros u otras.

Nada es imposible, basta tener la voluntad para hacerlo y la reducción de las poblaciones del Jacinto de agua están a la mano de realizarse las recomendaciones dadas. Esperamos que las autoridades de los países afectados por esta maleza tomen todo esto en consideración y se decidan a emprender un trabajo que lo merita, si es que realmente interesa eso que se llama AGUA.

Bibliografía consultada

DeLoach, C.J. & Cordo H. 1976b. Ecological studies of Neochetina bruchi and N. eichhorniae on waterhyacinth in Argentina. J. Aquatic Plant Manag. 14: 53-59

Del Río R. 1997. Informe de Ecuador-Resultados de los Trabajos de Control de Jacinto Acuático en el embalse Daule-Peripa. Memoria reunión regional sobre control integrado del lirio acuático, IMTA, Cuernavaca, México, pp. 17-22. Nov. 24-28. FAO, Roma.

Labrada R. 2012. The present spread of water hyacinth and strategies for its control. Abstract VI International Weed Science Congress. Hangzhou, 17-22 June.

Escrito por Ricardo Labrada (18 de enero de 2016)

La presencia o ausencia de Solanum elaegnifolium Cav. (Trompillo) en los Andes

Según vamos adquiriendo conocimiento,
las cosas no se hacen más comprensibles,
sino más misteriosas”.
Albert Schweitzer (1875-1965)
Filósofo, médico, escritor, Premio Nobel 1952

Si una especie de planta es problemática en buena parte del África septentrional y en el Medio Oriente es la perenne Solanum elaeagnifolium Cav. (SOLEL), conocida vulgarmente como Trompillo o Silverleaf nightshade, la que se le puede encontrar en una variedad de cultivos y suelos en esas zonas, donde fuera introducida. La planta también se le encuentra en países europeos del Mediterráneo.

En cuanto a su origen, unos la ubican en América del Norte, en zonas entre EEUU y México, otros la dan como nativa igualmente de Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay. No obstante, la versión más aceptada es que la planta es originaria de la parte sur de EEUU y el norte de México. Su introducción en los países de Europa, África del Sur y Australia ha sido a través de semillas infestadas con semillas de SOLEL.

Se trata de una planta perenne, con un sistema radicular profundo, muy común en áreas áridas y semi-áridas de clima templado. Resiste bien el frío y la sequía, y regenera con facilidad tras una siega. Su reproducción es por semillas y rizomas, pero la primera vía es secundaria, la vegetativa es la principal. Se caracteriza porque la tuberosidad de las raíces se mantiene unida a la planta madre durante más de un año, por lo que sus reservas, siempre en la corteza, no suelen agotarse con la formación de un nuevo brote aéreo. Por esta razón no es muy fácil el control de la especie con el uso de herbicidas.

Solanum elaeagnifolium

Solanum elaeagnifolium (Trompillo)

La especie es tóxica al ganado y su carácter invasor está demostrado por la facilidad en que se ha diseminado en países del Norte de África, como Marruecos o del Medio Oriente como Siria, Líbano, Iraq y Jordania. Al menos en Jordania, el que suscribe la ha visto crear grandes infestaciones sobre suelos arenosos y con bajo contenido de materia orgánica.

El uso de la planta es muy limitado, pero por su contenido de saponinas, sus bayas han sido utilizadas como jabón. Se habla igualmente de que SOLEL posee propiedades diuréticas.

Flor de SOLEL

Flor de SOLEL

SOLEL tolera el clima del Mediterráneo, con veranos de altas temperaturas y bajas precipitaciones. Por eso se piensa que veranos algo frescos con altas precipitaciones son factores que previenen su diseminación y desarrollo.

La distribución y presencia en muchos países de América del sur es conocida. Sin embargo, la planta está presente en zonas diferentes de Perú, como Cusco, Lima y Ucayali, pero se da como cuarentenaria ausente en Ecuador y Colombia, países que tienen ecosistemas similares a los de Perú. A este punto se podría suponer que la especie puede estar presente en esos territorios en forma no abundante, pero que su desarrollo y diseminación estén regulados por enemigos naturales que evitan que la planta prospere. Es solo una suposición, si está o no presente es lo primero que hay que confirmar. Eso sólo es posible mediante encuestas de campo en varias áreas de los países andinos indicados.

Frutos de SOLEL, tomado de www.wildflower.org

Frutos de SOLEL, tomado de http://www.wildflower.org

De estar presente, se abriría la posibilidad de buscar e identificar los enemigos naturales específicos que regulan la planta, para su ulterior cría y liberación en áreas de los países afectados en otros continentes. Sólo el control biológico clásico podrá realmente limitar la actual distribución de esta maleza en otras partes del mundo.

Bibliografía consultada

Anon. Flora Argentina. SOLANACEAE A. L. de Jussieu. http://www.floraargentina.edu.ar/publicaciones%5CSOLANACEAE-parte12.pdf

Anon. Solanum elaeagnifolium (silverleaf nightshade). Invasive Species Compendium. http://www.cabi.org/isc/datasheet/50516

Blasco-Zumeta Javier. Flora de la ribera baja del Ebro. Familia Solanaceae. Solanum elaeagnifolium Cav. http://www.riberabaja.es/medio-ambiente/flora.dot

CONABIO. Solanum elaeagnifolium Cav.- Trompillo. http://www.conabio.gob.mx/malezasdemexico/solanaceae/solanum-elaeagnifolium/fichas/ficha.htm

OEPP/EPPO. 2007.Solanum elaeagnifolium. Data Sheets on quarantine pests. Bulletin 37, 236–245

ICA. Plagas Cuarentenarias Ausentes. http://www.ica.gov.co/Areas/Agricola/Servicios/Epidemiologia-Agricola/Plagas-Reglamentadas/Plagas-Cuarentenarias-Ausentes/S.aspx

Tiina Särkinen Tiina, Baden María, Gonzáles Paul, Cueva Marco, Giacomin Leandro L., Spooner David M., Simon Reinhard, Juárez Henry, Nina Pamela, Molina Johanny,

Knapp Sandra. 2015. Listado anotado de Solanum L. (Solanaceae) en el Perú. Revista Peruana de Biología, vol. 22, No. 1. http://www.scielo.org.pe/scielo.php?pid=S1727-99332015000100001&script=sci_arttext

Escrito por Ricardo Labrada (16 enero 2016)