VII Serie del Caribe de béisbol (1955)

Cuando me pongo el uniforme, me siento
el hombre más orgulloso de la tierra.”
Roberto Clemente

Santurce 1955

La temporada de 1954-55 en la Liga Cubana resultó en un nuevo triunfo del Almendares, guiados nuevamente por Bobby Bragan. Según los expertos de aquella época, fue una temporada pálida, pues los alacranes se despegaron rápidamente y no hubo pelea como tal por el banderín. Eso provocó la apatía de la afición y su ausentismo en las gradas, lo que se tradujo en pérdidas para el torneo. Entre los peloteros destacados del Almendares en esta temporada están Rocky Nelson nuevamente, quien disparó 13 cuadrangulares e impulsó 57 carreras, líder en ambos departamentos; Ángel Scull, líder de bateo (.370) y bases robadas (12), mientras que Joe Hatten co-lideró, junto con Ed Roebuck del Habana, el de juegos ganados (13), y fue segundo solo de su compañero George “Red” Munger en PCL (2.85). Fue una temporada con algunas ausencias por falta de permiso de sus equipos, fueron los casos de Orestes Miñoso, Sandalio Consuegra y Miguel Fornieles por parte de los Medias Blancas de Chicago, y de Camilo Pascual por los Senadores de Washington. Tres peloteros cubanos, futuros bigleaguers, debutaron en esta temporada, Tony Taylor con el Marianao, Román Mejías con el Almendares y Francisco “Panchón” Herrera con el Habana.

Por lo tanto, Almendares iba por segundo año consecutivo a discutir título en Serie del Caribe, la que se disputaría del 10 al 15 de febrero en el Estadio Universitario de Caracas, Venezuela. Este equipo, como todo conjunto de la Liga Cubana, se pintaba como uno de los favoritos. No obstante, hay que decir que sus ases de pitcheo eran dos zurdos, el cienfueguero bigleaguer Lino Donoso y Joe Hatten, a cuya lista hay que agregar a otro zurdo, Roger Bowman. Eso motivó que la mayoría de los equipos se fortalecieran ofensivamente con bateadores derechos. Bobby Bragan, director de los alacranes, confiaba en lo que pudiera hacer el derecho Red Munger, hombre que había estado lesionado y que a su regreso al montículo no mostró nada de efectividad. Bragan había usado poco a Conrado Marrero en esa temporada, pero existía una esperanza en el derecho Raúl “Salivita” Sánchez, pelotero que había jugado previamente con el Marianao. El Almendares, en detalle, venía con Nelson en 1B, Al Federoff 2B, Héctor Rodríguez 3B, Willy Miranda SS, Lee Walls, Ángel Scull y Earl Rapp en los jardines, y el entonces prospecto de los Yankees, Gus Triandos como receptor. Otros dos lanzadores en nómina fueron los derechos Al Lyons y Gonzalo Naranjo, ambos ya prospectos de Grandes Ligas.

El otro favorito era Puerto Rico, representado nuevamente por los Cangrejeros de Santurce, dirigidos por Herman Franks, además de una ofensiva temible, encabezada por los futuros miembros del Salón de Cooperstown, Roberto Clemente y Willie Mays, además de Buzz Clarkson en la antesala, Bob Thurman en los jardines, Don Zimmer en el campo corto, y Harry Chiti como receptor. El cuerpo de lanzadores era encabezado por Bill Greason, Rubén Gómez, San Jones y el dominicano Jorge o George “Garabato” Sackie entre otros.

Venezuela no perdía las esperanzas de llevarse su primer título. Esta vez los Navegantes de Magallanes, equipo con sede en Valencia, era el representativo de este país, guiado por el experimentado director Lázaro Salazar. Este equipo, terminada la temporada, hizo un canje de peloteros, mediante el cual se hacían de los servicios de los lanzadores Emilio Cueche y José “Carrao” Bracho, además del jardinero cubano Pablo García, quien había jugado poco en esa temporada con el Cienfuegos en la liga Cubana. El Almendares protestó el canje, pero no halló oídos, ni aprobación de parte del comisionado de Ligas Menores, George Trautman. El conjunto trajo a Bob “Televilla” Skinner 1B, Camaleón García 3B, Chico Carrasquel SS, Pablo García, Bob Lennon, Dalmiro Finol y George Wilson compartiendo los jardines, mientras que Guigui St Claire fue el receptor. Los lanzadores Cueche, Bracho, ya mencionados, Ramón Monzant, Bill Kennedy y Joe Margoneri.

Panamá, como siempre considerada la Cenicienta del evento, eso a pesar de haberse coronado campeón en la II Serie (1950), nuevamente fue representada por el Carta Vieja bajo el mando de Al Kubski una vez más. Ray Dabek fue el receptor, con un cuadro a base de Fred Maroleski 1B, Milt Graff 2B, Clyde Parris 3B y Bill Hardin SS. En los jardines con Howard Phillips, Johny Kropf y Guildford Dickens, mientras que los lanzadores fueron Humberto Robinson, Billy Harris, Ernie Lawrence, Alberto Osorio, Victor Stryska y Charles Douglas entre otros. Como se ve, los conjuntos panameños se caracterizaban entonces por una fuerte presencia de estadounidenses y muy baja de peloteros nacionales.

El partido inaugural fue entre Santurce y Almendares, el jueves 10 de febrero, pero antes la primera bola fue lanzada por el tristemente célebre dictador venezolano Marcos Pérez Jiménez, mientras que el receptor del Almendares recibía el lanzamiento. En este desafío los Cangrejeros anotaron 4 carreras en la cuarta entrada para derrotar al Almendares 6-2. Nuevamente Rubén Gómez amarró corto a los alacranes, mientras que el galleguito Don Zimmer, el Popeye americano, que jugara en la temporada de 1953-54 para el Marianao y el Cienfuegos, se encargaba de disparar jonrón por el equipo boricua. En este juego los alacranes batearon tres hits. Era la sexta victoria de Gómez en Series del Caribe y la cuarta a costa de equipos cubanos. A segunda hora, el Magallanes aplastaba al Carta Vieja 9-0, con lechada a la cuenta de Carrao Bracho y derrota de Bill Harris.

Rubén Gómez

Rubén Gómez

Al siguiente día, el primer juego fue entre Carta Vieja y Santurce, todo un duelo de los lanzadores Bill Greason por los Cangrejeros y Ernie Lawrence por el Carta Vieja. Ambos conjuntos conectaron 5 hits, Puerto Rico anotó dos carreras para llevarse la victoria (2-1) producto de jonrón de Zimmer en la primera entrada y otro más del mismo lanzador Greason en la quinta. Panamá hizo una en el séptimo. A segunda hora vino el juego esperado por la afición, Magallanes y Almendares, con los lanzadores Joe Hatten y Emilio Cueche en la lomita, donde ambos cubrieron toda la ruta, pero la victoria le tocó a uno y fue al Almendares 1-0. Magallanes bateó 4 incogibles por 2 del Almendares. Este partido se vio interrumpido durante 45 minutos producto de una protesta y la gritería del público, que se produjo en la séptima entrada cuando Camaleón García abrió la entrada con hit, al receptor Gus Triandos se le escapó la bola y Camaleón se quedó a medio camino, por lo que Triandos lo puso out. Luego Dalmiro Finol disparó difícil batazo por tercera, sobre el cual Héctor realizó un maravilloso fildeo en posición incómoda y tirar a primera. El tiro había sacado a Rocky Nelson de su posición, pero logró hacerse de la pelota y tocar con dificultad al corredor antes de llegar a la inicial. El árbitro de primera, el venezolano Roberto Olivo, cantó out, y ahí fue donde la Mula tumbó a Genaro. El público comenzó a gritar, a abuchear la jugada, por si fuera poco, a lanzar objetos al terreno, algunos que de milagro no golpearon a Rocky Nelson y al árbitro Olivo. Lázaro Salazar protestó la jugada, pero Olivo se mantuvo en su decisión, el público continuó con su alboroto hasta que el árbitro principal Rice pidió cordura, pero a oídos sordos, por lo que terminó expulsando al director del Magallanes, el habanero Lázaro Salazar. Cueche permitió el primer hit del Almendares en la séptima entrada, todo ocurrió después de la tangana prolongada, por lo que su brazo estaba algo frío. Le dio base a Rapp y el hit se lo conectó Rocky Nelson, hubo base intencional a Gus Triandos, pero Rapp anotaba por fly de sacrificio, la que a la postre decidiría el partido. Realmente el venezolano mereció la victoria, pero así es la pelota. La expulsión de Salazar no era muy justificada, ya que él trató de aplacar los ánimos, sin dejar de protestar la jugada. Protesta sí, violencia no.  Destaca la tremenda ética profesional del árbitro Roberto Olivo, quien dejó a un lado su nacionalidad y cantó el out debidamente sin importarle más nada al efecto. Como curiosidad, he buscado el nombre completo del árbitro principal de este juego, quien, al parecer, fue John LaClaire Rice, activo desde 1948 hasta 1973. Coincidió que a partir de 1955 comenzó a trabajar en las Grandes Ligas, y en la temporada de 1953-54 había oficiado en la Asociación Americana.

Bronca de Salazar con Rice

La bronca de Lázaro Salazar con el árbitro Rice

El juego que no se debió perder fue frente al Carta Vieja de Panamá, iniciado por “Salivita” Sánchez por el Almendares y Humberto Robinson por los panameños. La tropa del Canal anotó la primera en el inning de apertura, pero los alacranes ligaron hits del mismo Salivita, siempre fue buen bateador, Héctor Rodríguez y Lee Walls, con base intercalada al peligroso Rocky Nelson, para así anotar dos e irse arriba en el marcador en la tercera entrada, pero los panameños, estimulados por un público que pedía la derrota del conjunto cubano, logró empatar en el sexto capítulo. En el octavo hubo rebelión panameña, pero no pasaron, Red Munger relevó a Sánchez y logró dar el cero con las bases llenas después de haber propinado pelotazo al bateador Dickens. Munger fue sustituido por bateador emergente en el noveno, su puesto lo ocupó el zurdo Lino Donoso, quien liquidó el noveno sin problemas, pero en el décimo se apareció Guildford Dickens para desaparecer la pelota, mientras que el receptor Ray Dabek lanzaba y salvaba juego para su equipo. Esta derrota fue de hecho la que sacó al Almendares de la pelea por la justa. En el juego del cierre, Santurce volvió a ganar, esta vez en duelo de once entradas, con faenas en el montículo de Ramón Monzant por el Magallanes y Sad Sam Jones por los Cangrejeros. El zuliano Monzant, en las primeras 8 entradas, permitió siete hits y dos carreras, la primera empujada por Buster Clarkson en las piernas del Galleguito y la segunda por uno de los dos hits que Clemente le conectó.  Abrazaditos estaban a 2 carreras per cápita, las que anotaron a una por cada entrada inicial del juego, entre ellos cuadrangular de Roberto Clemente, cuando en la undécima resucitó un “muerto” de nombre Willie Mays, quien llevaba 14 veces al bate sin conectar de hit en la Serie. Su resurrección se tradujo en jonrón de 2 carreras para dejar al Magallanes al campo.

Willie Mays

Willie Mays

En el segundo juego, entre Santurce y Almendares del 13 de febrero, los boricuas pensaron que la medicina de nombre Rubén Gómez volvería a funcionar con pocos días de descanso para el lanzador en cuestión. No fue así, Rocky Nelson le conectó jonrón y los alacranes lograron fabricar 6 anotaciones en las primeras 6 entradas, Gómez explotó y se fue hasta con una mano lesionada, pero Santurce no se amilanó y en ese mismo sexto capítulo anotaron 3. A partir del octavo comenzó el desfile de lanzadores del Almendares, primero Donoso, después Munger y finalmente Lyons. En la misma novena entrada, Zimmer volvió a jonronear para empatar el desafío a 6 carreras y poquito después vino el gran Willie Mays, quien sonó línea sólida, válida para empujar la decisiva y dejar al Almendares en el terreno. Así que Mays decidió dos juegos consecutivamente sin posibilidad de apelación. La anotación final 7-6, Santurce bateó 13 hits y el Almendares 9. La victoria correspondió al relevista Garabato Sackie. En este juego sucedió un incidente muy desagradable. El lanzador zurdo Roger Bowman de los alacranes había sido relevado en la octava entrada y al llegar al dugout descargó toda su furia con palabrotas, algunas ofensivas, sobre el jardinero Earl Rapp, lo que al final provocó una riña muy gringa entre ambos. Rapp había mal fildeado dos batazos en esa entrada, así y todo, nada justificaba esa actitud agresiva de Bowman.

George Garabato Sackie

George “Garabato” Sackie

El día de los enamorados de 1955 transcurrió sin amor alguno para el Carta Vieja, apabullado por el Santurce (13-4), y para el Almendares, vencido por el Magallanes 6-4. Harry Chiti conectó jonrón por los del Santurce, equipo que bateó 16 imparables para respaldar la labor de Bill Greason y asegurar la tercera corona consecutiva para equipos boricuas y la cuarta en estas Series. Por su parte, los alacranes fueron fumigados nuevamente por Emilio Cueche, mientras que Joe Hatten no tuvo el dominio de su primera presentación y permitió ofensiva ganadora de los Navegantes, El partido concluyó 6-4, Gus Triandos disparó jonrón por el Almendares.

Bill Greason

La última jornada era de puro entretenimiento, aunque los Navegantes deseaban llevarse el segundo lugar y lo lograron cuando en el partido del cierre de la Serie vencieron al Santurce, su única derrota en la Serie, 7-2. Victoria para Joe Margoneri y derrota para Garabato Sackie. En este desafío, Willie Mays conectó su segundo jonrón de la serie. En el juego inicial de esta jornada final, los alacranes vencieron 3-2 al conjunto Carta Vieja. Fue un bonito duelo entre Gonzalo Naranjo por el Almendares y Ernie Lawrence por los de Panamá. Interesante hacer notar la raquítica ofensiva del equipo cubano, una constante en este torneo. Aquí cinco incogibles que incluyó el segundo jonrón de Triandos.

De esta manera, la tabla final quedó como sigue a continuación:

tabla final serie 1955

Las derrotas del equipo cubano fueron ante lanzadores experimentados, dos de ellos bigleaguers como fueron Rubén Gómez con los Gigantes de Nueva York y Humberto Robinson con los Bravos de Milwaukee. En cuanto a Cueche, excelente lanzador-bateador y jardinero, se mantuvo por buen tiempo jugando la Liga Internacional con los Reyes del Azúcar. No obstante, como quiera que se desea justificar, Bobby Bragan se llevó la peor actuación de conjunto de Liga Cubana en Serie del Caribe. Santurce continuó con la dinastía de los conjuntos boricuas, pero esta sería una victoria final durante la llamada primera etapa que se prolongó hasta 1960. En lo adelante, las cosas cambiarían mucho.

En el orden individual hay que resaltar la labor ofensiva del prospecto de los Dodgers, Don Zimmer, desbordado al bate (20-8, .400 y 3 jonrones). Willie Mays bateó lo que quiso después de haber estado en un letargo de 14 vb sin hit, para al final conectar dos jonrones, empujar 9, anotar 6 y archivar un slugging de .855. Roberto Clemente no se quedó atrás (.577), mientras que Clarkson (.313), Harry Chiti (.333) y Bob Thurman (.318) aportaron a la causa ofensiva a la hora buena.

La figura principal de la ofensiva venezolana fue el cubano Pablo García (12-6, .500), además de Jack Lohrke (.348 y slugging de .478), George Wilson (.381, 5 empujadas y 762 slugging) y Televilla Skinner (.280, con 2 jonrones y 4 empujadas. Por el Almendares, Rocky Nelson, a quien esta vez sí se le permitió jugar en la Serie, se llevó el liderato de bateo de la justa (18-8, .471), algo al parecer casi siempre destinado a bateadores de la Liga Cubana.  Gus Triandos aportó en fuerza al bate, con par de jonrones y 7 empujadas. Por el Carta Vieja, fue el jardinero izquierdo Guildford Dickens el encargado de encabezar la ofensiva de su equipo (.364) y encargado de disparar los dos únicos jonrones del conjunto panameño, uno de ellos decisivo.

Líderes de bateo

Líderes bateo serie 1955

Roberto Clemente

En lo referido al pitcheo, sobresalieron Bill Greason, con sus dos victorias para el Santurce, además de la sólida presentación de Rubén Gómez en el partido inaugural de la Serie contra el Almendares. Sad Sam Jones igualmente aportó una victoria y un PCL notable (1.50). Por los Navegantes, José Bracho volvió a ser el consistente de siempre (2-0, PCL 0.53), mientras que Cueche tuvo menor suerte, pero aun así mostró clase (1-1, 2.00), no fue así para Monzant, el cual perdió un desafío. Por el Almendares, Hatten estuvo bien dentro de lo que cabe (1-1, 2.00), Gonzalo Naranjo lanzó muy bien el juego que se le encomendó (3.00 PCL), Munger, Donoso y Bowman estuvieron por debajo de sus posibilidades. Bragan no pareció ser muy confiado con los brazos de los lanzadores cubanos, es posible que eso le haya pasado cuenta.  Salivita no lo hizo mal, aparte de que la vida posteriormente demostró que era un mejor lanzador relevista. Por Panamá, Humberto Robinson, con su misión de ganarle a los conjuntos representativos de Cuba. Esta vez a Victor Skystra no se le vio casi lanzar. Ernie Lawrence perdió dos juegos con marcadores muy apretados. Con equipos mejores ofensivamente, Lawrence podría haberse llevado la victoria.

Líderes en pitcheo

Líderes pitcheo serie 1955

De esta forma, el Todos Estrellas quedó conformado de la siguiente manera:

C– Harry Chiti- Santurce
1B– Rocky Nelson- Almendares
2B– Jack Lohrke- Magallanes
3B– Buster Clarkson- Santurce
SS– Don Zimmer- Santurce
LF– Guildford Dickens- Carta Vieja
CF– Willie Mays- Santurce
RF– George Wilson- Magallanes
L–    Emilio Cueche
Bill Greason
Sad Sam Jones

El mejor director fue Herman Franks del Santurce y el MVP correspondió a Don Zimmer.

don zimmer

Don Zimmer

Fuentes

Anon. 1955 Caribbean Series. Baseball-reference.com. https://www.baseball-reference.com/bullpen/1955_Caribbean_Series

Figueredo, Jorge S. 2003. Cuban Baseball: A Statistical History, 1878-1961. McFarland & Company, Inc. Publishers, Jefferson, North Carolina-London. 544 p.

Secades Eladio. 1955. Firmamento de los deportes. Bohemia, 13 febr., pp. 85-88.

Secades Eladio. 1955. Firmamento de los deportes. Bohemia, 20 febr. pp. 83-88

Torres, Ángel. 1997. La leyenda del béisbol cubano: 1878-1991.  Angel Torres Publishing Company. 308 p.

Ulacio Alex. 2014. El “Escuadrón del Pánico” de 1955, cuando Willie Mays vino a Venezuela. Desde el Bull Pen, 7 febr. http://desdeelbullpen.blogspot.com/2014/02/el-escuadron-del-panico-de-1955-cuando.html

 

Escrito por Esteban Romero, 2 abril de 2020

2 pensamientos en “VII Serie del Caribe de béisbol (1955)

  1. Hola Don Esteban, hace ya unos años… el 19 de agosto de 2017 para ser exactos usted publico un articulo muy bueno acerca de jugadores de Beisbol que militan o han militado en MLB o sus ligas menores, en este usted no enuncia al final del mismo que habria un segundo articulo para hablar de otros que no estan en ese primer listado y yo de verdad me interese mucho por dicho articulo pero rebuscando en toda la pagina no encuentro una segunda intervencion donde hable sobre esto, me encantaria si usted pudiera hiciera dicha publicacion la espero con ansias… muchas gracias y disculpeme si eh sido muy exigente

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .