Vivien Leigh, una carrera de triunfos en el cine

No soy una estrella del cine, soy una actriz.”
Vivien Leigh

Vivien Leigh en “Lo que el viento se llevó (1939)” Cortesía Doctormacro.com

Vivien Leigh en “Lo que el viento se llevó (1939)” Cortesía Doctormacro.com

Cuando se habla de grandes actrices, hay que abrir un espacio a Vivien Leigh, quien desde niña sintió gran afición por la interpretación. Vivien actuó en menos de dos decenas de filmes y su fama demuestra su calidad histriónica en cada una de sus apariciones en la gran pantalla.

Vivien Mary Hartley nació el 5 de noviembre de 1913 en Dayeeling, Bengala Occidental, India, prácticamente nacida en las elevaciones alrededor de Calcuta, y a la edad de 6 años sus padres la trajeron de vuelta a Inglaterra. Corría la I Guerra Mundial, su madre era la que había insistido en este retorno a Europa e igualmente de llevar a la pequeña Vivien a estudiar en un convento, donde por cosas de esta vida, conoció a su mejor amiga escolar, Maureen O´Sullivan, la futura actriz, conocida como Jane en los filmes de Tarzán. Vivien cursaba estudios en Inglaterra mientras sus padres continuaban viviendo en Bengala Occidental. En una ocasión, estando su madre en Londres, llevó a su hija a ver una obra teatral, la cual encantó enormemente a la niña, al extremo que la vio 16 veces más. Vivien comenzó a actuar como actriz aficionada, vivía enamorada del famoso actor Leslie Howard. Terminado sus estudios escolares en convento, decidió estudiar interpretación en la Academia Real de Arte Dramático. Su amiga Maureen se había trasladado a Hollywood, donde había comenzado a actuar. A la edad de 19 años, se casó con el abogado Herbert Leigh Holman, del cual tomó su apellido.

En 1934 debutó en el teatro y al año siguiente en el cine en un papel de reparto de la comedia “Things are looking up (1935)” (Cosas que salen la vista) de Albert de Courville y poco después en el drama “Gentlemen’s agreement (1935)” (Acuerdo de caballeros) de George Pearson con Frederick Peisley, pero para ella el teatro era más importante en su vida artística, donde al poco tiempo conociera al gran Laurence Olivier. Fue entonces que actuó en la obra “The green sash” (La faja verde), en la cual no tuvo mucho que hacer, solo poner su lindo rostro, con su cabello oscuro y sus ojos verdes. Laurence Olivier estaba por protagonizar una obra sobre Isabel I, en la que Vivien tuvo un pequeño papel, el suficiente para que ambos comenzarán su relación íntima, algo que se consolidó cuando actuaron juntos en el film bélico “Inglaterra en llamas (1937)” de William K. Howard. En la gran pantalla Vivien volvió a actuar en:

  • El drama “Un yanqui en Oxford (1938)” de Jack Conway con Robert Taylor, Lionel Barrymore y su otrora compañera de escuela, Maureen O’Sullivan
  • La comedia “Callejón sin salida (1938)” de Tim Whelan con Charles Laughton y Rex Harrison

Llegó 1939, año en el que Laurence Olivier interpretó el papel de Heathcliff en “Cumbres borrascosas (1939)”,  Vivien era aceptada, entre muchas candidatas, entre ellas la favorita, Paulette Godard, para interpretar el memorable papel de la temperamental Scarlett O’Hara en el drama “Lo que el viento se llevó (1939)” de Victor Fleming y George Cukor, con el co-protagonismo de Clark Gable, Olivia De Havilland y el de Leslie Howard, que por cosas de la vida, resulta ser el verdadero amor de Scarlett en la película. La actuación de Vivien junto a Gable fue fenomenal y el film se convirtió en un éxito de todos los tiempos.

Vivien Leigh afiches estrella.jpg.png

El matrimonio con Olivier se formalizó en 1940, año en el que continuó su carrera en:

  • Los dramas “El puente de Waterloo (1940)” de Mervyn LeRoy con Robert Taylor nuevamente,
  • “Veintiún días juntos (1940)” de Basil Dean
  • “Lady Hamilton (1941)” de Alexander Korda, en estos dos filmes con Olivier,
  • “César y Cleopatra (1945)” de Gabriel Pascal con Claude Rains y Stewart Granger, donde interpreta el papel de la monarca egipcia
  • “Anna Karenina (1948)” de Julien Duvivier con Ralph Richardson, y encarna a la famosa heroina de la novela de Liev Tolstoy.

Llegada la década de los 50, protagonizó otro famoso drama “Un tranvía llamado deseo (1951)” de Elia Kazan con Marlon Brando y Karl Malden, film basado en la novela del mismo título de Tenessee Williams, donde encarna el papel de una joven de actitud controvertida, con cierto nivel de problemas mentales y de conducta, de nombre Blanche DuBois, que resultó ser otro éxito en su carrera en el cine.

Vivien Leigh afiches.jpg

Posteriormente protagonizaría los dramas:

  • “The deep blue sea (1955)” (El profundo mar azul) de Anatole Litvak con Kenneth Moore, donde aparece como una mujer casada que decide abandonar a su marido para unirse a uno más joven que ella.
  • “La primavera romana de la señora Stone (1961)” de José Quintero con Warren Beatty, donde nuevamente ocurre algo similar que en la anterior película, ya que surge una pasión por un hombre igualmente más joven que ella. Ya en ese entonces Vivien y Olivier habían legalizado su divorcio
  • Su última aparición en la gran pantalla, en el drama “El barco de los locos (1965)” de Stanley Kramer con Simone Signoret, José Ferrer y Lee Marvin, donde aparece como toda una señora rica alemana y muy preocupada por las apariencias.

Vivien Leigh afiches 2.jpg

Vivien fue catalogada como actriz #48 de todos los tiempos por la revista Empire (GB), en octubre de 1997, entre las 100 estrellas más famosas del cine. También catalogada como la actriz #16 dentro de las 50 leyendas más grandes de la pantalla por el Instituto Fílmico Americano.

Obtuvo Oscar como mejor actriz por “Lo que el viento se llevó (1939)” y “Un tranvía llamado deseo (1951)”. Nominada para Globo de Oro como mejor actriz en drama por “Un tranvía llamado deseo (1951)”. Obtuvo premios del Círculo de Críticos de Cine de Nueva York como mejor actriz por “Lo que el viento se llevó (1939)” y “Un tranvía llamado deseo (1951)”.

Obtuvo premio BAFTA como mejor actriz británica y Copa de Zorros en el festival de Venecia por “Un tranvía llamado deseo (1951)”.  En resumen, actuó en 19 filmes entre 1935 y 1965.

En su vida personal, Vivien llegaba a fumar cuatro cajetillas de cigarrillos diariamente, además de padecer de desorden bipolar, depresión maníaca, que le provocaba cambios inusuales en su estado de ánimo. A veces muy feliz u otras desanimada. Falleció en Londres, el 8 de julio de 1967, debido a tuberculosis crónica.

 

Escrito por Esteban Hernández, el 20 agosto de 2019, con información extraida de su obra inédita “Grandes del cine de todos los tiempos” y de IMDB.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .