La fuerza del nepotismo en el siglo XXI

El nepotismo es desleal e ilegal
a la democracia y a la sociedad
.”
Anon.

La historia de la humanidad recoge muchos casos de la práctica nefasta del nepotismo, la que ha permitido de forma oportunista que los gobernantes otorguen puestos importantes a sus familiares o amigos, así éstos no tengan mérito o conocimiento para ocuparlos.

Los imperios romano y chino hicieron uso del nepotismo continuamente, lo cual generó las dinastías que todos conocemos. Roma, por ejemplo, tuvo gobernantes realmente desordenados mentalmente, el primero fue Calígula, hijo del famoso Germánico y sobrino de Claudio, que llegó al poder gracias a las intrigas de su abuela Livia y con el favor de su padre postizo, Tiberio emperador. Calígula era un hombre pervertido, sádico, que nombró cónsul a su propio caballo, practicaba el incesto con su propia hermana y asesinaba sin ninguna piedad. Un buen día dejó de existir cuando pretorianos y senadores unieron esfuerzo para eliminarlo.

Calígula cena con su caballo, Incitatus

Calígula cena con su caballo, Incitatus

Pero Roma no tenía suerte, el quinto emperador fue Nerón, llevado al poder gracias al matrimonio de su madre, Agripina la menor, con su tío Claudio, su predecesor. Nerón era individuo de comportamiento anormal, con un elevado complejo de inferioridad, quien en su afán de demostrar a todo el mundo un talento que no poseía, terminó incendiando la capital del imperio. Previamente había ordenado la ejecución de su madre. Nerón tenía muchos adversarios, algo que él no ignoraba, por lo que hacía y deshacía para provocar el enojo de sus rivales. Aunque no lo conocí por razones obvias, en estos últimos meses hay alguien que me lo recuerda insistentemente.

La iglesia católica ha sido una de las que más ha hecho uso de esta prerrogativa, basta mencionar el caso del Papa Alejandro VI, o sea Rodrigo Borgia, el que llegó a ser cardenal gracias al nombramiento que hiciera su tío, el Papa Calixto III. Rodrigo a diferencia de su pariente, era hombre de poseer muchas amantes y gustaba del lujo, y llegó al poder supremo de la iglesia después de organizar toda clase de enredos y compra de favores. Tan famoso fue él como su segundo hijo, César, y su única hija Lucrecia, todos hijos de la cortesana Vannozza Cattanei.

Todas las monarquías de forma natural, sean constitucionalistas o absolutas, son nepotistas. Aquí el nepotismo solo desaparecerá cuando la misma monarquía desaparezca.

Han pasado años y los casos de nepotismo se sobran igualmente en gobiernos que se auto-consideran democráticos. Sin embargo, llegado al siglo XXI persisten los regímenes autoritarios con verdaderas dinastías, donde el poder es único y tan parecido al que ostentaron en su época los Calígula, Nerón y Rodrigo Borgia, con menosprecio absoluto a las necesidades y sufrimiento de las grandes masas.

A nivel de grandes empresas privadas y de organizaciones internacionales este fenómeno se trata de prevenir al máximo posible, para lo cual se evita la entrada de parientes. En empresas de poca monta, no es difícil ver la presencia de marido y mujer en puestos importantes, al no haber disciplina y orden al efecto. Este no es el caso de los negocios familiares, donde por fuerza confluyen ambos cónyuges y a veces ellos son los únicos empleados.

 Al nivel de gobierno no parece ser que esta prevención funcione en varios considerados como democráticos. Así vemos que el hijo de fulano es responsable de tal cosa, u otro hijo de otro gobernante o funcionario de gobierno, sin mérito o formación al efecto, se codea como experto en una disciplina ajena a sus conocimientos. No pocas veces el presidente de tal país nombra embajador a su hijo en país de importancia, y así sucesivamente.

Ya no hace falta monarquías para que existan dinastías, las que ocurren con enorme frecuencia en aquellos estados, donde los tres poderes están en mano de una sola persona, a la que llaman o se autotitula presidente.

Sí el país afectado por estas anormalidades de nepotismo es lugar, donde los tres poderes, el ejecutivo, legislativo y judicial, están claramente definidos y son realmente funcionales, entonces hay que comenzar a preocuparse, ya que derrumbar un castillo es siempre más fácil que construirlo.

El nepotismo es infracción de los derechos de muchas personas, con talento y méritos laborales o de estudios, para ocupar puestos estatales de importancia, y no para que hijos, sobrinos, nietos, yernos y nueras de gobernantes se aprovechen arrebatando oportunidades a aquellos que así lo merecen.

Fuentes

Castillo Andujar F. 2008. Nepotismo, clientelismo y fidelidad. De Floridablanca a Godoy (1789-1798). Revistas UCM.es https://revistas.ucm.es/index.php/CHMO/article/view/CHMO0808210179A

Holland T. Augusto, Calígula y Nerón: los despiadados y depravados emperadores que le dieron a Roma los que más deseaba. BBC History Magazine, 29 junio. https://www.bbc.com/mundo/noticias-48763110

Lemus E. El nepotismo en la iglesia. Monografías.com. https://www.monografias.com/trabajos105/nepotismo-iglesia/nepotismo-iglesia.shtml

 

Escrito por Ricardo Labrada, 15 julio de 2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.