Una visita a Hawái

E Hoomau Maua Kealoha – (Que nuestro amor dure por siempre)”
Proverbio hawaiano sobre el amor

Honolulu

Jamás pensé que visitaría Hawái, primeramente, por su lejanía, y en segundo lugar, por lo caro que cuesta un boleto de Europa a ese archipiélago. Sucedió como único podría haber sucedido, de visita por razones de trabajo. La vida te da sorpresa y un buen día recibí una invitación para participar en el Congreso Internacional de Protección de Plantas de 2010, evento en el que había participado en sedes anteriores, como Moscú 1975, Washington DC 1979, Londres 1983 y Jerusalén 1998.

Honolulu 3

Honolulu 7

Como era de esperar, llegó un apoyo para dicho viaje. Había que viajar de Roma a Hawái, para lo cual se escogió la ruta Roma-Londres-Los Ángeles. En el último punto hay que chequear pasaporte, visa, y horas después volar a Honolulu, 3976 km, un poco más de cuatro horas y media. Al llegar al destino final, el aeropuerto internacional Daniel K, Inouye, me parecía que había viajado a la Luna. Hay diez horas de diferencia con Europa, casi nada, a lo que hay que sumar el cansancio de un viaje de más de 16 horas.

Yo en Honolulu 2

El autor en Honolulu

Hawái es un archipiélago con ocho islas: Kauai, Oahu, Maui, Molokai, Lanai, Kahoolawe y Big Island (Isla Grande o Hawái). Honolulu es la capital y se encuentra en la isla Oahu, cuya superficie es de 177 km2.

Yo en Heaven Trail, isla Oahu 3

El autor en Heaven Trail, isla Oahu

El evento y hotel donde me albergué estaba en los alrededores del barrio Waikiki, donde hay muchos hoteles y restoranes. Algunas edificaciones del lugar me recordaron mucho a la del Focsa en la Habana. Realmente me agradaba y un colega me preguntó que me gustaba de todo eso, le respondí que él no lo iba a entender. Cuando uno visita un lugar y ve algo que le recuerda el terruño, ya comienza a ver el lugar con un punto de afecto.

Tuve oportunidad de darme un chapuzón en playa, nada del otro mundo realmente. No dudo que hubiera mejores balnearios, pero mi tiempo era limitado y no podía hacer otra cosa que mojarme en aquella playita.

En la Popa del Submarino Bowfin

Junto al Prof. Baruch Rubin en la popa del Submarino Bowfin, Pearl Harbor

Concluido el evento pude visitar dos lugares interesantes de Oahu, una fue la altura de Heaven Trail (Sendero al Cielo), que se halla a 11.8 km de Honolulu, y que se alza a 756 m sobre el mar, sumamente empinado y que este autor pensaba no poder llegar a la cima. Varias veces tuve que parar y tomar respiración. Ya en la cima uno puede apreciar parte del litoral y del Valle Moanalua.

USS Arizona Memorial

USS Arizona Memorial. Foto Hawaii Magazine

Terminada la visita ahí, nos trasladamos al museo existente en Pearl Harbor, lugar que fuera atacado por sorpresa por los japoneses, en la mañana del domingo 7 de diciembre de 1941. El lugar se halla cerca de Honolulu, 11,5 km, unos 15 minutos en auto. Ya estando en el lugar me hacía idea de lo que deben haber sufrido las tropas allí estacionadas con un ataque aéreo inesperado, rápido y sin ninguna piedad.

El museo posee tres áreas: USS Arizona Memorial, el Memorial de La Batalla Missouri y el museo de la Aviación de Pearl Harbor. También está el Museo y Parque USS Bowfin Submarine. El USS Arizona Memorial está construido sobre los restos de la nave hundida, USS Arizona, donde finalmente perecieron 1 177 tripulantes de la misma el día del ataque a Pearl Harbor.

La otra visita fue más tarde a la Isla Grande (Big Island), para lo cual volamos alrededor de una hora de Oahu a este lugar. En mi vida me había sentido tan dentro de un volcán, ni siquiera cuando visité áreas parecidas en Nicaragua. Toda esa isla es volcánica y sus lugares sólidos fueron lavas en el pasado. El nombre oficial de la isla es Hawái, donde hay playas con arena de variados colores y hay dos volcanes muy activos: Kilauea y Mauna.

En zona volcánica de la Isla Grande

En zona volcánica de la Isla Grande

La isla tiene unos 10 mil km2 de superficie. Las carreteras en algunas partes son vías sencillas, en otras autopistas. Por momentos, me daba la impresión de estar en Costa Rica por la vegetación exuberante y la existencia de pequeñas tiendas, muy distantes unas de otras, a lo largo de los caminos que tomamos con el auto.

Una planta llamó la atención del autor, la cual es endémica del lugar. En lengua local se llama Ohelo, es una baya y su nombre científico es Vaccinium reticulatum, pero igualmente se observaron plantas de lejanos lugares, lógicamente allí introducidas, como es el caso del Árbol del Tulipán Africano (Spathodea campanulata) originario del sudeste africano.

Ohelo

Spathodea campanulata en Big Island Hawai

Spathodea campanulata en Big Island.

Pasamos la noche en una mansión de un propietario de un campo de golf, el que estaba aún en construcción. El dueño del lugar tuvo la gentileza de brindarnos sus aposentos y allí descansamos cómodamente.

Al siguiente día continuamos la travesía a través de bosques y áreas, donde se veía lava recién solidificada. En fechas recientes vi por la TV el Kilauea en erupción, algo asombroso y que asusta a todos los mortales. Probablemente lo que más llama la atención al visitante es precisamente estos fenómenos, los que Hawái posee de forma natural.

Sustrato a partir de lava

Sustrato a partir de lava en Big Island

Para el regreso a Honolulu escogí un hotel menos caro en una zona algo más próxima al aeropuerto. Estando ahí me daba cuenta que Honolulu tenía sus diferencias con otras ciudades grandes de EE.UU. Por momentos se me parecía a lares similares de América tropical.

Escrito por Ricardo Labrada, 28 marzo de 2019. Todas las fotos del autor, excepto la del USS Arizona Memorial.

 

Personajes de los comics: Capitán Marvel

Nada que aparezca en una página de un cómics es
 accidental,
antes pasó por nuestra mente e imaginación.”
Will Eissner (1917-2005, dibujante de comics)

Superman también tuvo su émulo y este fue el llamado Capitán Marvel, al que nosotros en Cuba llamábamos Capitán Maravilla. Se trataba de otro personaje con superpoderes, pero no tantos como los que poseía Superman. El Capitán podía volar y podía rechazar las balas disparadas por el enemigo, poseía una fuerza descomunal, era capaz de levantar a todo un tren.

Su creación es de 1939 y la realizó el dúo del guionista Bill Parker con el dibujante Clarence Charles Beck. Su aparición en tira cómica tuvo lugar en febrero de 1940. Este héroe tenía una doble personalidad. Naturalmente era el joven Billy Batson, quien, al formar parte de un equipo de búsqueda de tesoros arqueológicos, se niega a entrar en la tumba de un pueblo antiguo con maldición, por lo que es premiado por poderes sobrenaturales que le permitieron convertirse en el Capitán Marvel con tan solo pronunciar la palabra SHAZAM, que viene a ser un acrónimo de Salomón, Hércules, Atlas, Zeus, Aquiles y Mercurio.

Afiche Capitan Marvel

En más de una oportunidad niños, de los países donde se veía el serial de este personaje, pronunciaron Shazam con la idea de convertirse en el Capitán Marvel. Según leí en revistas en el pasado, más de un niño pronunció la palabrita y se lanzó al aire para volar en ciudades de Estados Unidos. Lamentable, pero sucedió.

El Capitán Marvel superó en popularidad a Superman en la década de los 40. Al final hubo querella judicial, donde finalmente se pusieron de acuerdo, y el Capitán Marvel y Superman terminan como “buenos amiguitos”.

El serial, de 12 capítulos, de este personaje (Aventuras del Capitán Maravillas) se estrenó en 1941, cuyos directores fueron John English y William Witney. La interpretación de Billy Batson corrió a cargo de Frank Coghlan Jr., mientras que el Capitán Marvel fue encarnado por el actor de Oestes, Tom Tyler. En el serial, la batalla es entre Batson y el Capitán Marvel contra un ser malvado, el Escorpión.

Afiche Capitana Marvel

Recientemente, en 2019, se estrenó un filme, donde en vez del protagonismo de un hombre, lo es de una mujer llamada Capitana Marvel. El filme está dirigido por Anna Bowden y Ryan Fleck. La interpretación de esta heroína corre a cargo de Brie Larson. Esta peli ha tenido una buena aceptación del público. Como es natural, los efectos especiales son superiores a cualquier película realizada en 1940.

Escrito por Esteban Hernández, 8 de marzo de 2019, información consultada en IMDB.com

La II serie selectiva de béisbol (1976)

Los acontecimientos, gran número de veces,
se precipitan de una manera extraña.”
Agatha Christie (1890-1976, escritora inglesa)

Equipo Habana campeón II selectiva 1976

El domingo 7 de marzo de 1976 se inauguró la II serie selectiva de béisbol con doble juego. Previamente se entregaron premios al equipo vencedor de la I Selectiva, a sus líderes e igualmente a tres peloteros pioneros de series nacionales, Owen Blandino, Lázaro Pérez y Ramón Hechavarría, por su juego durante 15 series nacionales consecutivamente.

Veamos las nóminas de esos conjuntos en esta II Serie Selectiva:

Pinar del Río

Director: Francisco Martínez de Osaba
Receptores: Jesús Escudero, Arturo Díaz, Juan Castro.
Cuadro: Lázaro Cabrera, Leonildo Martínez, Alfonso Urquiola, Eduardo Laza, Hiram Fuentes, Diego Mena, Félix Iglesias, Roilán Hernández.
Jardineros: Giraldo Iglesias, Juan Hernández, Bienvenido Castanedo, Fernando Hernández, David Sánchez y Miguel López.
Lanzadores: Rogelio García, Jesús Guerra, Julio Romero, Maximiliano Gutiérrez, Porfirio Pérez, Juan Carlos Oliva, Armando González, Lázaro Borroto, Ladislao Lavastida, Francisco Rodríguez.

Habana

Director. Roberto Ledo
Receptores: Pedro Medina, Ernudys Poulot y Rogelio Mediavilla.
Cuadro: Agustín Marquetti, Rey V. Anglada, Rogelio Montes de Oca, Rodolfo Puente, José Ramón Cabrera, Manuel Barrueta, M. González, A. Pérez.
Jardineros: Armando Capiró, Reinaldo Linares, Eulogio Osorio, Antonio Perdomo, Alejo Miranda, Pablo Díaz.
Lanzadores: Santiago Mederos, Florentino González, Oscar Martínez, Enrique Castrezana, Francisco Labrada, Gustavo Moré, José Reyes, Ramón Villabrille, Eladio Iglesias, Enrique R. Lanza y Cosme Hernández.

Industriales

Director: Jorge Trigoura
Receptores: Lázaro Martínez, Gerardo Egües y Leonardo Vila.
Cuadro: Arturo Linares, Eduardo Herrera, Ubaldo Álvarez, Germán Águila, Eduardo Cajuso, Dagoberto Echemendía, Gabriel Ventura.
Jardineros: Julián Villar, Roberto Salazar, Bárbaro Garbey, Ramón Luna, Román Duquesne e Ignacio Peñalver.
Lanzadores: Walfrido Ruíz, Leopoldo Márquez, Julio Rojo, Antonio “Boricua” Jiménez, Nestor Vega, Alberto Brito, Bernardo Moré, G. Rodriguez, Rafael Collazo, Pedro Izquierdo, Mario F. Ramírez.

Matanzas

Receptores: Evelio Hernández, Roberto Masa, Juan Santos, Alberto Torriente.
Cuadro: Antonio Hernández, Félix Isasi, Israel Delgado, Oscar García, Gerardo Rionda, Lázaro Peñalver, Luis J. Siscard.
Jardineros: Wilfredo Sánchez, Fernando Sánchez, Ramón Gómez, Alberto Echevarría y Mario Domecq.
Lanzadores: Luis Fernández, Luis Ortega, Juan R. Bocalandro, Jesús Bello, Jesús Plasencia, Lázaro Alfonso, Leonardo Hernández, Miguel Riverol, Lázaro Padrón, Dagoberto Rodríguez, Estanislao Sánchez, Eduardo Terry.

Las Villas

Director: Servio Borges
Receptores: Lázaro Pérez, Alberto Martínez y Víctor Muñoz.
Cuadro: Antonio Muñoz, Emilio Madrazo, Pedro José Rodríguez, Osvaldo Oliva, Rigoberto Rodríguez, Owen Blandino.
Jardineros: Sixto Hernández, Valentín León, Luis Jova, Héctor Olivera, Silvio Montejo.
Lanzadores: Roberto Ramos, José R. León, Claro Villa, Leonel García, Ramón Macías, A. Peña, Aniceto Montes de Oca, José Ramón Sastre, Eleuterio Molina, Conrado Moré, Lázaro Pérez Hernández.

Camagüey

Director: Carlos Gómez
Receptores: Pedro Cruz, Máximo Pérez, José Ramos.
Cuadro: Felipe Sarduy, Vicente Díaz, Omar Cuesta, Sergio Quesada, Ángel Castillo, Miguel García Sotolongo, René Moya.
Jardineros: Eusebio Cruz, José Prado, José Arias, Sandalio Hernández, Anselmo Hernández, Reinaldo Fernández,  Félix Booth.
Lanzadores: Juan Pérez Pérez, Omar Carrero, Lázaro Santana, Oscar Romero, Gaspar Legón, Alfredo Roque, Félix Raspal, José Sánchez, Regino Robaina, José Cruz, Armando Quintero.

Oriente

Director: Francisco Escaurido
Receptores: Jorge Stable, Modesto Larduet, Ramón Hechavarría.
Cuadro: Elpidio Mancebo, Ricardo Bent, Wilfredo Hernández, Ramiro Tamayo, Agustín Arias, Bragim Assef, Ángel Martínez, Ramón Otamendi.
Jardineros: Fernando García, Jorge Francis, Fermín Laffita, Pablo Espinosa, Pedro Tanis.
Lanzadores: Gregorio Pérez, Braudilio Vinent, Orlando Figueredo, Ramiro Castillo, Enrique Solórzano, Mario Fernández, Heriberto Benítez, Juan R. Gómez, Ariel Martínez, Bárbaro Martínez.

De todo esto, lo que más llamó la atención fue la ausencia de José Carrillo, director del equipo campeón en la I Selectiva, el que fuera sustituido por Francisco Escaurido, manager de la novena Mineros, ocupante del sótano en la XV serie nacional (1975-76).

En el primer turno de ese programa dominical, el flamante campeón Oriente se enfrentó a Pinar del Río, Braudilio Vinent contra Julio Romero, juego que comenzó con agresividad de parte de los pinareños, los que lograron fabricar tres anotaciones en la misma primera entrada, producto de tres incogibles con robo demorado, error y wild pitch. Los indómitos salieron a la riposta y le dieron a la bola en la costura, siete hits y dos errores se combinaron para anotar 6 veces, a la vez que se daba un desfile de lanzadores, Romero, Juan Carlos Oliva- al que Mancebo castigó con enorme doble- Lázaro Borroto, Jesús Guerra, Rogelio García y Francisco Rodríguez. Gregorio Pérez relevó por Oriente y los campeones se llevaron la primera sonrisa.

El segundo juego fue abierto por Changa Mederos por el Habana y Oscar Romero por los camagüeyanos, los que escenificaron un bonito duelo. Changa con mucho dominio sobre su curva y demás lanzamientos, mientras los bateadores rivales le conectaban sólo escasos 3 sencillos. Oscarito, por su parte, se enfrentó a una alineación a base de Anglada, Puente, Capiró, Marquetti y Osorio en los primeros cinco turnos, lo que rindió lo esperado. Así y todo, su trabajo fue bueno igualmente, luego relevado por Lázaro Santana y Gaspar Legón. Finalmente el Habana se alzó con el primer triunfo de los 34 logrados en esa temporada.

Como en la anterior serie selectiva, el conjunto de Oriente salió en punta a base de la combinación pitcheo y ofensiva. Los indómitos pelearon y hasta barrieron en importantes series, sobre todo contra el conjunto Habana. Contra Pinar llegaron a jugar un partido de 18 entradas, que fue sellado y al siguiente día reanudado, pero con 5 anotaciones que le dieron la victoria en el Capitán San Luis. Sólo Camagüey, con su excelente pitcheo, pudo llevarse la subserie, 2-1, contra Oriente.

Así las cosas, a mediados de abril, Oriente seguía en la cima, seguido muy de cerca del Habana y Camagüey. Las Villas, con su escaso pitcheo, y a pesar de tener una tanda ofensiva difícil de dominar, no rendía lo suficiente. Industriales ganaba 1 de cada tres, mientras que los yumurinos continuaban en el mismo pobre papel de la I serie selectiva.

El conjunto Habana atravesó dificultades, ya que Changa estuvo alejado del montículo por gripe y Armando Capiró no estaba produciendo lo suficiente al bate. No obstante, la recuperación tuvo lugar, y este conjunto se fue haciendo más difícil, todo un contrincante de nivel ante el juego de los orientales, que comenzaba a dar sus tropiezos, al extremo de perder 3-0 la subserie contra Las Villas. A mediados de mayo, el Habana subió a la cima, pero Oriente no se daba por vencido y logró ganar la subserie contra los capitalinos, 2-1, en dos peleados juegos y un tercero que fue una práctica de bateo de los indómitos, vapuleando primero a Changa Mederos y luego el resto de los serpentineros que desfilaron por el montículo.

No obstante, es bueno hacer notar el primer juego dominical de los Industriales en su subserie contra Oriente una semana antes de la derrota marrona. Todo el mundo esperaba una barrida de Oriente en el mismo Latino, pero nada de eso. El zurdo Leopoldo Márquez se enfrascó en un duelo con el derecho Gregorio Pérez, al que los azules le habían marcado una anotación. Los ceros caían y los de Oriente veían como Márquez, con su bolita sin velocidad, los dominaba, hasta que le lograron embasar dos hombres, había dos outs, por lo que Escaurido mandó al Chava de emergente por Larduet, cambio necesario y que surtió casi efecto. El veterano receptor enganchó un globito y puso la bola a viajar, de línea entre la banda izquierda y el central, ya se veía picar, mas apareció un Superman, “Bombón” Salazar, corriendo a más no poder y llegarle a lo imposible, cayó y dio dos vueltas, pero con pelota en guante, tercer out y adiós las ilusiones de Oriente de empatar el juego e irse arriba. Les puedo asegurar que he visto muchas jugadas de maravillas de jardineros centrales, como las realizadas por Rafael “Cachirulo” Díaz y Víctor Mesa en series nacionales, así como las de Kevin Pillar, Mike Trout, Lorenzo Cain y Billy Hamilton, entre otros, en las Grandes Ligas. El engarce de “Bombón” en ese juego clasifica como el mejor que haya jamás visto.

En esa subserie de Industriales-Oriente, el antesalista Germán Águila, de los capitalinos, antes de comenzar el segundo juego de la jornada, anunciaba oficialmente su retiro del juego activo.

Las Villas parecía eliminado cuando cayó en sus sub-series contra Matanzas y Pinar, pero este equipo resurgió al barrer en su última sub-serie contra el Habana, en juegos efectuados en el estadio Sandino de Santa Clara. La ofensiva villareña se vio encabezada por el bateo despiadado de Pedro José Rodríguez, el que disparó 5 extrabases incluyendo par de jonrones. En esos momentos difíciles para el Habana, su manager, Roberto Ledo, hubo de ser hospitalizado, por lo que Pedro Chávez tuvo que hacerse cargo de la nave habanera. Ante esa situación, Habana y Oriente estaban abrazados en la cima faltando sólo tres juegos para cerrar el calendario de la serie selectiva.

Le tocaba a Oriente chocar con los inspirados villareños, tarea nada fácil. Por otro lado, ahí estaban al acecho los camagüeyanos, envueltos en una buena racha gracias a los brazos de Carrero y de Gaspar Legón. Precisamente este era el rival final del Habana en la última serie.

Llegado el epílogo de este thriller, les digo que el Habana sacó fuerzas y logró vencer en dos desafíos a los peloteros de la tierra de los tinajones. Changa Mederos y el entonces joven Gustavo Moré se encargaron, con su pitcheo, de garantizar las victorias en cuestión.  Los camagüeyanos cayeron con las botas puestas, ya que Carrero y Legón lanzaron para ganar realmente.

En el caso de los orientales, Las Villas no regaló nada y le infringió par de derrotas a la nave de Escaurido. El último juego concluyó 3-2, señal que ambos conjuntos se fajaron reñidamente. Cosas de la vida, Oriente ganó 33 y perdió 21, lo mismo que en la temporada anterior. Perdió el campeonato por un juego de diferencia con el Habana, y han pasado años, sigo pensando en el fildeo de “Bombón” Salazar y el juego que Oriente no pudo ganar.

Estado final de los equipos selectiva 1976

Pinar del Río tuvo un desempeño peor que en 1975, sus mejores cartas no rindieron lo esperado. Alfonso Urquiola volvió a discutir la corona de bateo hasta el último juego, la que se llevó Bárbaro Garbey. La presencia de Industriales no pintaba realmente mucho en estas series, aunque Oriente no la pensaba así, mientras que los de Matanzas, aún disponiendo de peloteros para dar batalla, continuaron en la misma dirección que en 1975.

Líderes de bateo II Selectiva (1976)

Líderes de bateo II selectiva 1976

Destacados al bate II serie selectiva 1976

El conjunto de Las Villas tuvo un dúo remolcador impresionante, Cheíto y Antonio Muñoz, entre ambos botaron la pelota 23 veces y empujaron 81 carreras, casi nada, pero sin un pitcheo consistente las victorias se les escapaban. El Habana supo alzarse con el triunfo, gracias al juego de la combinación Anglada-Puente, además del pitcheo de Changa, Gustavo Moré y Eladio Iglesias.

Líderes de pitcheo en II Serie Selectiva (1976)

Líderes de pitcheo II selectiva 1976

Destacados del pitcheo II serie selectiva 1976

Ledo recibe de Napoléon Quevedo el trofeo como vencedor del certamen

Roberto Ledo recibe de manos de Napoléon Quevedo el trofeo como vencedor del certamen

 

Escrito por Esteban Romero, 2 marzo de 2019, con información de prensa cubana de 1976 y anotaciones personales.

Sören Peter Sörensen y la introducción de la escala del pH

Lo que sabemos es una gota de agua
lo que ignoramos es el océano”.
Isaac Newton (1643-1727, físico-matemático inglés)

Sören Peter Sörensen

Sören Peter Sörensen

En el mundo de las ciencias nos vemos obligados a tropezar con la escala del pH, índice importante de la acidez de las sustancias, incluida el agua, cuya determinación se hace importante en muchas áreas.

Esa escala fue originalmente descrita en 1909 por el químico danés Soren Peter Lauritz Sorensen Søren Sørensen, hombre nacido el 9 de enero de 1868 en Haurebjerg, sitio cerca de Slagelsem,. Estudió inicialmente medicina pero más tarde cambió para la química, materia en la que se doctoró en la Universidad de Copenhague.

Poco después de su graduación ocupó la jefatura del departamento de química de la famosa fábrica de cervezas Carlsberg. Fue allí que comenzó estudios sobre las proteínas y los aminoácidos, y donde igualmente estudió el efecto de la concentración de los iones sobre las proteínas. El ion H+ era importante, para lo cual introdujo la escala en cuestión, que definió como el logaritmo negativo de la concentración de iones de hidrógeno.

Le llamó pH a la escala, que es la abreviación de Pondus Hydrogenii, o sea Potencial de Hidrógeno.  A su vez elaboró dos métodos para la medición del pH, uno es el conocido usando un juego preseleccionado de indicadores y la comparación de colores de la sustancia objeto de análisis, el cual hoy se hace también con papeles sensibles al cambio de coloración.

El segundo método y más exacto es mediante electrodo, el que al entrar en contacto con la sustancia establece un potencial a través de la membrana de vidrio que cubre al electrodo. Para esta determinación se requiere un electrodo de referencia, cuyo valor no varía.

El conocimiento del pH demostró que los ácidos liberan iones H+ en solución acuosa, mientras de los compuestos alcalinos se combinan con los iones H+ en solución acuosa. Sorensen previamente había indicado en la Carlsberg que era incorrecto calcular el grado de acidez o alcalinidad por la cantidad de ácido agregado a una solución. El pH dependerá de la interacción química del ácido con otras sustancias químicas presentes.

Las determinaciones de Sorensen fueron publicadas en Enzyme Studies II. The Measurement and Meaning of Hydrogen Ion Concentration in Enzymatic Processes, Biochemische Zeitschrift 1909, 21, 131-200).

En la actualidad es importante conocer el pH del suelo para el desarrollo de los cultivos o la plantación de nuevos bosques. El conocimiento del pH es indispensable en un conjunto de operaciones industriales, sea en la producción de químicos, de alimentos y otros productos. En piscinas, el conocimiento y ajuste del pH ayuda a la supresión del crecimiento de las algas. Por tanto, el aporte de Soren Sorensen ha sido de indudable valor, el cual resulta perdurable.

El científico murió el 12 de febrero de 1939 en Copenhague.

Fuentes

 

Escrito por Ricardo Labrada, 21 marzo de 2019

Béisbol en Juegos Panamericanos de Sao Paolo (1963) y la labor de Modesto Verdura

Nadie recuerda las derrotas. La gente recuerda las victorias.”
Rafa Nadal (1984, tennista español, Manacor, Mallorca)

Gilberto Torres al centro, Roberto Ledo a la derecha, y Agustín Mayor a la izquierda

El alto mando del Cuba, Gilberto Torres al centro, Roberto Ledo a la derecha, y Agustín Mayor a la izquierda.

Este fue un torneo más, donde Cuba hizo valer su condición de potencia en el béisbol amateur. Se efectuó en Sao Paolo, en ocasión de los juegos panamericanos allí efectuados en 1963. Los equipos participantes fueron: Brasil, Cuba, Estados Unidos, México y Venezuela. Lógicamente los rivales más fuertes eran Cuba y Estados Unidos, aunque este último no es que haya llevado lo mejor de sí. Recordemos que entonces eran solo equipos amateurs admitidos, por lo que EE.UU. hacía sus selecciones con lo mejor de sus universidades.

El equipo cubano estuvo compuesto por Ricardo Lazo y Ramón Hechavarría como receptores, Daniel Hernández 1B, Urbano González 2B, Jorge Trigoura 3B, Tony González SS, además de Raúl “Güiro” Ortega como reserva del cuadro; en los jardines, Fidel Linares, Santiago Scott, Miguel Cuevas y Pedro Chávez. Lázaro Pérez fue como utility, hombre que podía jugar los jardines, la receptoría  e incluso el cuadro. Los lanzadores fueron Modesto Verdura, Aquino Abreu, Manuel Alarcón, Antonio “Chucho” Rubio, Franklyn Azpillaga y Rolando Pastor, todos dirigidos por el experimentado Gilberto Torres y con la ayuda de Roberto Ledo y Agustín Mayor.

Modesto Verdura

Modesto Verdura

Muchos se preguntarán que hacía Brasil ahí, pues si bien era el anfitrión, era igualmente el más débil del evento, aunque tenía un buen número de peloteros por cuyas venas corría sangre de béisbol, ya que todos eran descendientes de japoneses. Un amigo de ese país, hace algunos años, me dijo que en Brasil había como mínimo 8 millones de descendientes de japoneses, los que practicaban el béisbol asiduamente. Veamos los nombres de aquellos que jugaron en ese equipo en su segundo juego contra el Cuba: Sugata SS, Takaki 2B, Ouba CF, Fukusen 1B, Samir 3B, Kataoka C, Nakagawa RF, Miura LF, Nishiyama emergente, Sakamoto lanzador, Sugeta LF y Sato lanzador. En ese juego, los cubanos se dieron banquete y Miguel Cuevas conectó 3 jonrones, con victoria para Aquino Abreu y marcador final de 17-3. El primer juego entre ambos conjuntos fue otra masacre de 11-2, con Aquino igualmente vencedor. Habría que ver que sucedería ahora, de topar las selecciones de ambos países, ya que Brasil tiene hombres de calidad jugando en las ligas AAA y en las Mayores, y no son necesariamente descendientes de japoneses, que conste.

Artillería cubana Sao Paolo 1963

Todos hablan de las dos victorias del equipo cubano sobre el norteamericano, además de la gran labor de Modesto Verdura, pero señalemos que el Cuba no se fue invicto y que recibió una derrota a manos de México, cuyo anotación final fue de 5-2, con victoria para el lanzador mexicano Luis García y derrota para Chucho Rubio, el cual permitió 4 carreras, todas sucias, pero son carreras. Ese rally de 4 tuvo lugar en el inicio de la cuarta entrada cuando al receptor Ricardo Lazo se le cayó la bola, que habría sido el tercer out de la entrada, después vinieron los cohetes, y Chucho a las duchas. El zurdo de los Pinos, Franklyn Azpillaga, entró para sacar el tercer out de esa entrada. El Cuba ripostó con 2 en la parte baja de ese mismo inning, pero se quedó corto. Pastor lanzó el resto del juego y permitió otra más a la vez que ponchaba a cinco bateadores. Gilberto había usado a Chucho, por haber sido ganador de su juego contra México en los Centroamericanos de Kingston (1962). Para el segundo juego contra México, Gilberto cambió la receta, puso a Manuel Alarcón, quien permitió 3 limpias en las 9 entradas lanzadas, y le propinó 12 ponches- faltó sólo la sangrita para que la borrachera fuera completa- a los mexicanos. Ese juego concluyó 7-3, donde Miguel Cuevas disparó doble y triple, empujó 2, y Chávez igualmente empujó dos más.

Pitcheo Sao Paolo 1963

Contra Venezuela, Gilberto abrió en el primer juego con Alarcón, y fue otra pateadura de 13-3. El cobrero lanzó tranquilo y sin preocupaciones. Lázaro Pérez conectó jonrón, Daniel Hernández disparó triple, Urbano se fue de 4-4, mientras Ramón Hechavarría, detrás del plato, bateó doble y remolcó 4 en este juego.  El segundo juego entre ambos equipos y final del evento fue más cerrado. Azpillaga abrió por el Cuba, pero en el sexto, los venezolanos se rebelaron y le conectaron dos triples y sencillo, combinado con dos bases, por lo que Chucho Rubio entró en su auxilio, que no es que lo hubiera hecho brillante como relevista, ya que permitió 5 hits, 2 carreras, una limpia en 2.2 innings lanzados. Por Cuba hubo dobles de Tony González, Cuevas y Lazo, quien también despachó triple. La victoria se la llevó Azpillaga, al dejar el juego a su favor (5-2) al momento de ser relevado.

Vamos al plato fuerte, el Cuba vs EE.UU., los que se efectuaron en este evento como iniciales en las dos rondas. Gilberto tenía guardado con mucha razón al derecho Modesto Verdura, del cual hay algunos datos que me han aportado personas que jugaron junto con él.

Los Verdura son dos hermanos peloteros, Domingo y Modesto, ambos hombres de velocidad. Domingo las tiraba por encima del brazo, mientras que Modesto tiraba sus veloces rectas por el lado del brazo fundamentalmente. Imagínense un lanzador de velocidad tirando con control por el lado del brazo, no es ninguna broma y es de suponer que muchos bateadores rivales se hayan quedado viscos con los lanzamientos de Verdura.

Modesto Verdura debutó en series nacionales cuando ya tenía 26 años, no era ningún joven, y en Brasil se presentó con un año más de edad, así que no hay por qué dudar que los cazatalentos le hayan echado el ojo al cubano por su forma de lanzar y de dominar a los bateadores. Si se le acercaron y le hicieron alguna propuesta, lo desconozco.

Sobre la novena norteamericana, he hurgado lo más posible para saber si sus integrantes fueron regulares en las Mayores. Veamos, Archie Moore, nada que ver con el famoso boxeador, además de ser blanco, jugó con los Yankees en 1964 y 1965. El derecho Bruckner lanzó en clase A en 1964, luego se retiró. El resto de los peloteros no aparecen como haber jugado en circuitos profesionales después de 1963. Así que la novena norteamericana no era que fuera de las mejores o no se hizo la selección debida. El equipo cubano fue con lo mejor, solo quedó fuera del mismo Raúl “Cunagua” González, líder de los bateadores en la II Serie nacional (1962-63), el cual fue invitado a asistir a los Panamericanos pero no como miembro del equipo.

Tampoco, al parecer, el mentor norteamericano le puso el debido interés al primer juego contra Cuba. No se me ocurre que haya tomado al conjunto cubano como uno más en el evento. Sea como sea, la pagaron con una pateadura de 13-1, donde Verdura paseó la distancia. Solo en el sexto, Moore conectó doble y trajo a Parma con la única de los estadounidenses en el juego. Pedro Chávez disparó par de cuadrangulares, Urbano conectó doble y triple, mientras que Daniel Hernández y Ricardo Lazo despacharon sendos dobles.

1er juego

Cuba

Cuba anotación primer juego Sao Paolo 1963

Estados Unidos

USA anotación primer juego Sao Paolo 1963

(a) Out por Mills en el 3ro; (b) Ponche por Bruckner en el 5to; (c ) Out por Westerbelt; (d) Out por V. Johnson.

Anotación por entradas

Anotación 1er juego Sao Paolo 1963

Errores: Urbano González y A.D. Jardin. Jonrones: P. Chávez (2). Triples: Urbano González. Dobles: Urbano González (2), Daniel Hernández, Ricardo Lazo y W. Parma. Quedados en base: Cuba-8, Estados Unidos-9.

Labor de los lanzadores

Labor de los lanzadores 1er juego Sao Paolo 1963

Golpeado por lanzamiento: Santiago Scott por Westerbelt; Daniel Hernández por V. Johnson. Ganador: Modesto Verdura. Derrotado: Doug Mills.

Para el segundo juego hubo más interés y el resultado fue más reñido. La receta de Verdura se repitió, los estadounidenses fabricaron una por wild del cubano en la parte alta de la primera entrada, insuficiente frente a las 3 anotadas posteriormente por el Cuba.  Verdura permitió 4 imparables, propinó 9 chocolates y cero bases por bolas. El norteamericano Robert Jenkins fue un digno rival, el que sólo permitió 6 indiscutibles, entre ellos dobles de Tony González y de Fidel Linares, este último impulsor de la primera de las tres carreras anotadas por el equipo cubano, y poner en tercera base la segunda que luego se anotó.

2do juego

Estados Unidos

USA anotación segundo juego Sao Paolo 1963

Cuba

Cuba anotación segundo juego Sao Paolo 1963

Anotación por entradas

Anotación 2do juego Sao Paolo 1963

Otras anotaciones: F. Norton anotó por wild de Verdura en el 1er inning. Dobles: F. Norton, Tony González, Fidel Linares. Quedados en base: Estados Unidos-3; Cuba-3.

Labor de los lanzadores

Labor de los lanzadores 2do juego Sao Paolo 1963

Wild pitch: Modesto Verdura. Ganador: Modesto Verdura (2-0). Derrotado: Robert Jenkins (1-1).

 

Escrito por Esteban Romero, 21 febrero de 2019, con información consultada en Bohemia de mayo de 1963 y la guía beisbolera de 1963.

Personajes de los comics: Flash Gordon

En los cómics, las imágenes son en general impresionistas.”
Will Eissner (1917-2005, dibujante estadounidense de comics)

Flash Gordon

Un año después de la invención de Superman, en 1934, hizo su aparición un héroe astronauta, Flash Gordon. Con la diferencia que Superman se hizo famoso después que Gordon.

El personaje en cuestión fue creado por el dibujante Alex Raymond en enero de 1934, y apareció en las tiras dominicales del King Features Syndicate. Gordon fue como una especie de émulo de Buck Rogers, por lo que levantó muchas ronchas entre los promotores de Rogers. La realidad es que en los años 30, Gordon le arrebató la popularidad a Rogers.

Se trataba de un joven deportista, rubio, alto, fuerte, dotado de habilidades para pelear, correr y nadar, todo un olímpico, el que se tropieza, en un vuelo, a la bella Dalia Arden. En el Planeta Tierra estaban sucediendo fenómenos atmosféricos inéditos, por lo que el avión se precipitó y Gordon saltó con paracaídas, no sin antes llevarse consigo a Dalia y salvarle la vida. Ambos cayeron en un lugar, donde el Dr. Zarkoff- vaya coincidencia de darle un apellido ruso- preparaba un viaje fuera de la Tierra a fin de desviar un meteorito, causante de todas las anomalías. Zarkoff obligó a Gordon y a Dalia que les acompañaran, lo que así sucedió.

En el trayecto, Zarkoff se dio cuenta de la interferencia de un Planeta desconocido, con posibilidades de colisión con la Tierra, llamado Mongo, donde ellos aterrizan y son detenidos por fuerzas militares del temible Emperador Ming. De nuevo otra coincidencia, esta vez de malvado, con nombre chino, algo que no fue casual. Podría haber sido el Emperador Saito, pero los autores de Flash Gordon no quisieron ser directos con los japoneses, mejor era dar a entender a alguien con ojos asiáticos. El Emperador Ming parecía realmente a alguien del Asia.

Ming se enamoró de Dalia, envió a Zarkoff a trabajar en sus laboratorios e hizo lo imposible por eliminar a Gordon. Fue con este inicio que se desarrollaron acciones, todas encaminadas a combatir a Ming y sus malévolas intenciones.

Flash Gordon afiches

En Cuba, este personaje apareció en tiras de comics con el nombre de Roldán el temerario, pero en seriales de matiné siempre fue Flash Gordon.

Los seriales realizados en la segunda mitad de la década de los 30 fueron:

  • “La invasion de Mongo (1936)” de Frederick Stephani y Ray Taylor, con Buster Crabbe- el mismo que años después encarnara a Buck Rogers- como Flash Gordon, Jean Rogers como Dalia, el irlandés Frank Shannon como el Dr Zarkoff y  Charles Middleton en el papel del cruel emperador Ming. Serial de 13 capítulos.
  • El siguiente fue “Flash Gordon viaja a Marte (1938)” de Ford Beebe y Robert F. Hill, con similar reparto y constó de 15 capítulos.
  • El tercero y último fue “Flash Gordon conquista el Universo (1940)” de Beebe y Taylor, donde el rol de Dalia lo interpretó Carol Hughes. Este último serial tuvo 12 episodios, y los fans, como el que suscribe, se quedaron añorando uno más.

Ha habido otros seriales o filmes posteriormente, como el de 1954-55, de co-producción germano-estadounidense, donde Steve Holland interpreta el papel de Flash Gordon e Irene Champlin el de Dalia. El serial tuvo 31 capítulos, pero no fue muy visto ni tuvo el éxito del anterior de los años 30.  El mejor intento fue la película,  producción de Dino de Laurentis, “Flash Gordon (1980)”, dirigido por Mike Hodges, donde el atlético Sam J. Jones interpreta el papel de Flash Gordon, Melody Anderson el de Dalia, el israelí Topol el de Dr Zarkoff  y Max Von Sydow  es el Emperador Ming. En realidad esta cinta fue un filme de acción-comedia, que tuvo una banda sonora muy famosa creada por el conjunto Queens.

flashgordon 1980

Hubo otro serial en 2007, con 21 episodios, de Peter Hume, con la actuación de Eric Johnson y Gina Holder en los papeles principales, el que pasó sin gloria y con una pobre aceptación de la crítica popular. En opinión del que suscribe, los seriales de la década de los 30 tuvieron mucha más calidad y generaron más emoción que los filmes o seriales posteriores.

 

Escrito por Esteban Hernández, 4 marzo de 2019, con información consultada en los filmes y seriales mencionados de Flash Gordon.

El asalto a Radio Reloj el 13 de marzo de 1957

“¡Si caemos, que nuestra sangre señale el camino de la libertad!”
José Antonio Echeverría

A continuación se dará una descripción de los hechos, siempre basados en la información brindada por la prensa nacional de aquel entonces, dos días después del asalto en cuestión y del ataque al Palacio Presidencial.

En aquel 13 de marzo de 1957, por los alrededores de Radiocentro se movían jóvenes, casi todos tratando de parecerse a los roqueros del momento, liderados por la imagen de Elvis Presley. Así que no faltaban muchos con largas patillas y motas copiosas. El ambiente era relajado, nadie se imaginaba lo que ocurriría. A las 3:17 minutos de la tarde se detuvieron dos automóviles frente a la entrada de CMQ, en cuyo interior viajaban una docena de jóvenes, uno de ellos descendió y se situó en la acera, siempre mirando todo a su alrededor. El miedo se apoderó de aquellos que presenciaron la llegada de los dos autos, ya que el mozo en la acera portaba arma A su lado apareció una figura que ya era conocida en la Habana y en Cuba, hombre de copiosa mota. Todos comentaron, es Echeverría.

Uno de los autos quedó atravesado en mitad de la calle, obstruyendo el tráfico por ambas vías. En cuanto se asomaron algunas pistolas más, los curiosos comenzaron a alejarse del lugar. Echeverría desde allí ordenó: “¡Que nadie se mueva de sus puestos! ¡Aquel grupo, de espaldas a la pared, con las manos en alto!”. Acto seguido se dirigió a sus acompañantes: “¡Uds. quédense aquí vigilando en contacto con las máquinas. Uds. suban conmigo….!

El portero del lugar, Maximiliano Estévez, no ofreció resistencia y les dejó entrar, pero apenas desapareció el pequeño grupo insurgente, este llamó telefónicamente para dar la alarma. Ya el grupo se movía en dirección al ascensor del lugar, cuando se tropezó con el actor Ernesto de Gali, al que le ordenaron: “¡Ud., mano a la cabeza, y de cara a la pared en aquel grupo!  ¡Pronto!”.

Los radios de los autos se mantenían a todo volumen para oír las últimas noticias, uno de los atacantes se desesperó: “¿Qué pasa? Todavía no han empezado a hablar”. Uno de sus compañeros le pidió calma, ya que aún estaban subiendo. Finalmente llegó el ascensor a la planta baja, donde José Antonio y sus compañeros ocuparon de inmediato, y no pararon hasta llegar al cuarto piso de la instalación. La secretaria de turno se asustó al ver al grupo armado: “No se asuste, señora, somos revolucionarios”, fue la respuesta inmediata de José Antonio.

En el vestíbulo de ese cuarto piso, había quedado uno de los rebeldes, que mantenía encañonado al encargado del control principal, el resto se encaminó por el pasillo de 15 metros de largo y uno de ancho hasta entrar en la redacción del noticiero.

– No se mueva nadie. Nada les va a pasar. Somos amigos- fue la advertencia de José Antonio.

Tres de los rebeldes ocuparon posiciones estratégicas en la redacción de CMQ. Otro se posesionó de la de Radio Reloj. Un quinto fue hasta la oficina de Jorge C. Bourbakis, mientras que José Antonio entró en la cabina de los locutores, eran las 3:25 de la tarde. A dos kilómetros del lugar, un camión rojo se había detenido en la calle Colón, frente a la mansión ejecutiva.

Camión utilizado el 13 de marzo

Camión utilizado el 13 de marzo

José Antonio sin hablar encañonó a los locutores Héctor de Soto y Floreal Chaumont (no deben confundirlo con el atacante Faure Chomón). José Antonio llevaba una parabellum en mano, la que permanecía dirigida a la cabeza de Héctor de Soto, con la otra mano extrajo una carpeta de cartón y ordenó que los locutores la leyeran, de Soto reaccionó y anunció: “Radio Reloj reportando, atacado el Palacio Presidencial. Un grupo de civiles no identificados ha asaltado, hace breves momentos, el Palacio Presidencial usando rifles y ametralladoras. Los atacantes, aprovechando la sorpresa causada, han logrado irrumpir en el interior del Palacio Presidencial, donde el presidente Batista se encontraba despachando.”

Acto seguido, José Antonio le ordenó a Chaumont intercalar una publicidad, nuevamente la señal telegráfica característica de Radio Reloj.

Radio Reloj reportando…. Muerto el presidente Batista. Un grupo de asaltantes ha logrado alcanzar el tercer piso Palacio Presidencial, donde se encontraba despachando Batista. Seguidamente se oyó un nutrido tiroteo en dicha planta, y tres atacantes se asomaron al balcón del despacho, gritando: Hemos matado a Batista.

Ya eran las 3:28, de nuevo Héctor de Soto: para informar de la destitución del jefe del Ejército, General Tabernilla, según información proporcionada por el enviado de la radioemisora, Luis Felipe Bryon desde el Campamento de Columbia. Ya para ese momento eran las 3:30 de la tarde, se habían sentido ya los primeros balazos de la acción emprendida por el grupo de revolucionarios en el Palacio Presidencial.

De Soto prosiguió: “atendiendo a la gravedad de los hechos registrados va a dirigirse al pueblo de Cuba el presidente de la Federación Estudiantil Universitaria, José Antonio Echeverría.” El líder alzó la voz más de lo debido en su alocución, por lo que los compresores del audio instalado en la cabina de control, se desconectaron, y solo se le escuchó el primer párrafo pronunciado:

Pueblo de Cuba, ya el dictador Fulgencio Batista ha recibido su merecido. En su propia madriguera cientos de cubanos honrados y valientes. Ahora, te toca participar a ti, pueblo! Lánzate a la calle para respaldar con tu presencia el triunfo de la revolución. Obrero, abandona inmediatamente tu trabajo y secunda la huelga revolucionaria! Soldado, marino y policía, únete a la lucha junto a tus hermanos, que ya el enemigo común ha sido liquidado!  ¡Pueblo, ayuda a la junta revolucionaria civil militar!”

El compañero que se encontraba en el despacho de Bourbakis, escuchaba todo lo que decía José Antonio y al darse cuenta que ya no estaba en el aire, se lo notificó a su líder: “Estás fuera del aire, creo que debemos marcharnos”. José Antonio no lo pensó dos veces y obligó a los locutores a que le siguieran: “Uds. vienen con nosotros.” Y al personal de redacción: “Que no se mueva nadie.”

Echeverría salió al pasillo con los dos locutores delante y con las manos en alto. Cuando se aproximaron al ascensor, una persona, muy indiferente de las armas que  portaban, le preguntó al mismo Echeverría:

– Dígame joven, ¿es cierto eso que está dando Radio Reloj?
– Es verdad- le contestó lacónicamente Echeverría.

La orden de Echeverría a la salida fue de destruir el trasmisor de CMQ, por lo que las ametralladoras no cesaron de disparar, para primero destruir los cristales que lo protegían y luego dañar los trasmisores. El encargado del cuidado de estos equipos, Manuel Fernández Morales, alias “Bicicleta”, luego decía que era la cuarta vez que le sucedía algo similar en la CMQ. No obstante, los atacantes no pudieron lograr su objetivo en este caso, ya que el mismo encargado aclaró que para eso era necesario una bomba de alta potencia. En realidad solo hubo rasguños de pintura en esos equipos.

Bicicleta en el piso

En toda esa balacera, el locutor De Soto logró escapar, no sin chocar en las escaleras con la actriz Violeta Jiménez que iba subiendo. A las 3:42, ya Echeverría y su grupo lograban salir fuera de CMQ-Radio Reloj, los autos estaban arrancados y esperando por ellos. Hubo unos disparos y un cabo de la policía resultó herido. El primer auto en partir fue en el que iba Echeverría, vehículo que bajó por la calle M hasta Jovellar, giró a la derecha rumbo a la Universidad. En esta esquina y L tuvo un enfrentamiento con un auto perseguidora de la policía, que venía en dirección contraria. El chofer del auto de los estudiantes paró, se bajó y soltó una ráfaga sobre el parabrisa de la perseguidora, Echeverría se echó al suelo a la vez que disparaba sobre el mismo objetivo, la policía ripostaba y Echeverría avanzaba en dirección a la perseguidora, y fue alcanzado por un disparo, cayó a unos dos metros del auto pero se levantó de nuevo, soltó la pistola y extrajo otro revolver que llevaba consigo, pero una ráfaga de ametralladora le alcanzó el rostro y el tórax, había caído valientemente el gran líder y estudiante de arquitectura. La perseguidora retrocedió y se marchó por la calle L.

Interesante que la policía no llegó de inmediato a la CMQ, demos la justificación al hecho del fuerte jaque recibido por parte de los atacantes en el Palacio Presidencial. Diez minutos después fue que se restablecieron las trasmisiones radiales. Goar Mestre, dueño de las emisoras, se apareció en el lugar y preguntó si había habido herido, ninguno, “menos mal”, y por regla, preguntó por los daños materiales. Bourbakis se encargó de redactar las primeras notas sobre la toma de Radiocentro y Radio Reloj, y posteriormente informaba sobre la muerte de José Antonio Echeverría, presidente de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y secretario general del Directorio Revolucionario (DR).

José Antonio Echavarria yace muerto

José Antonio Echavarria yace muerto

En una parte previa a la descripción del asalto a Radio Reloj, Bohemia de marzo de 1957, en su sección En Cuba, escribió sobre José Antonio Echeverría lo siguiente: “JAE se había ganado el respeto de la opinión pública por su coraje. Jamás hurtó el cuerpo al peligro y en cada acto estudiantil, bajo los palos y entre las balas, marchó el primero. En más de una oportunidad le recogieron herido en la zona polémica de Infanta y San Lázaro. A veces, las acusaciones policiales le forzaron a sumergirse en la clandestinidad. Pero siempre, en la tribuna, con la palabra, y en la calle, con el ejemplo, mantuvo su posición de vertical oposición al régimen. Bajo su liderazgo, la causa del estudiantado cubano trasvasó las fronteras nacionales, arrancando acuerdos solidarios en los congresos de Santiago de Chile y Ceylán, en los que participó Echeverría. En el camino de regreso a Cuba, el timonel de la FEU hizo escala en Ciudad México, donde suscribió el famoso pacto insurreccional con el Movimiento 26 de julio, que lidera Fidel Castro. Al decir de sus compañeros de lucha, JAE parecía actuar bajo la convicción fatalista de que su destino no podía ser otro que la muerte a breve plazo. Se recordaba que en ocasión del sepelio de su hermano, Alfredo, víctima de un accidente, se abrazó al féretro.” Era indudable que José Antonio Echeverría era el exponente más vigoroso que hubiera surgido de las aulas universitarias a partir de 1930.

Donde cayó Echeverría

Bohemia también publicó un editorial titulado “¡No más sangre, cubanos!”, donde catalogaba al asalto al palacio presidencial como una acción suicida, loaba la actividad del Dr Pelayo Cuervo a la vez que lamentaba su asesinato, de ahí no pasó.

Esto fue lo que informó Bohemia en su edición semanal del viernes 15 de marzo de 1957 respecto al asalto a Radio Reloj, luego he buscado y leído que, según relato de Otto Hernández Fernández, uno de los asaltantes que lograron sobrevivir aquella gesta, en el primer auto iban José Antonio Echeverría, Fructuoso Rodríguez, Joe Westbrook, el mismo Otto, y Carlos Figueredo como chofer, mientras que los tres que subieron a Radio Reloj eran José Antonio, Fructuoso y Westbrook. En el momento de la refriega en Jovellar y L, una vez Echeverría cayó finalmente, el resto de los estudiantes logró esconderse en la Universidad.

En la noche del 13 de marzo era asesinado el entonces presidente del partido ortodoxo, Pelayo Cuervo, con cinco balazos en el abdomen, en el Laguito, en los alrededores del Country Club de la Habana. Se sabe que este dirigente nada tuvo que ver con el ataque al palacio presidencial, muestra clara de la furia de las fuerzas represivas de Batista, que ya no distinguían entre atacantes y opositores.

Al siguiente día de los hechos del 13 de marzo de 1957, aparecía el Ministro de Gobernación, Santiago Rey, hablando que era hora que los cubanos buscaran vías pacíficas de diálogo con el gobierno y no formas violentas de lucha. Interesantes razonamientos que el 10 de marzo de 1952 no se tuvieron en cuenta, cuando su pariente, Fulgencio Batista, diera su golpe de estado al gobierno del presidente Carlos Prío Socarrás, constitucionalmente electo por el pueblo. La burla fue que Rey lamentaba el asesinato de Pelayo Cuervo y prometía una investigación exhaustiva de los hechos, cuyos resultados jamás se supieron. Aquellas declaraciones de Rey fueron menos dirigidas a los atacantes de Palacio y muy críticas con el periodista norteamericano Herbert Mathews por la entrevista que él realizara a Fidel Castro en la Sierra Maestra.

El que suscribe, después de adentrado en todos estos hechos, leídos y releídos en distintas fuentes, desea recalcar que el coraje de estos jóvenes fue algo increíble, no hubo temor alguno a las armas del ejército y policía del dictador, todo el tiempo marcharon en la búsqueda del combate con el enemigo. José Antonio Echeverría mostró un arrojo y valentía muy propio de sus convicciones patrióticas, muy lamentable su pérdida para la Cuba posterior.

Fuentes

Bohemia, 15 de marzo de 1957.

García Pedro Antonio. 2007. 13 de marzo de 1957: asalto a la madriguera. El blog del compañero. http://politicacubana.blogspot.com/2007/10/el-directorio-revolucionario.html

Sifonte Díaz Y.J. Cuba. 2018. 13 de marzo: La historia del último sobreviviente del automóvil de José Antonio Echeverría. Resumen latinoamericano. http://www.resumenlatinoamericano.org/2018/03/13/cuba-13-de-marzo-la-historia-del-ultimo-sobreviviente-del-automovil-de-jose-antonio-echeverria/

 

Escrito por Ricardo Labrada, 13 febrero de 2019

Lou Klein, el recordista de jonrones en la liga profesional cubana

Para tener éxito, primero tenemos que creer que podemos tenerlo.”
Mireia Belmonte (1990, Campeona olímpica, mundial
y europea en natación en estilos libre y mariposa)

lou klein

Lou Klein

A veces me asombra como algunas personas hablan despectivamente de aquellos peloteros estadounidenses que jugaron en nuestras temporadas invernales. La generalización en este caso es algo vulgar e impreciso, pues muchos peloteros del país vecino vinieron y dieron lo mejor de sí mismo. Pudieron haber casos de jugadores, cuyos rendimientos distaban mucho de ser los mejores, pero por los terrenos donde se jugó la fuerte pelota cubana profesional, pasaron muchos estadounidenses que en realidad brillaron.

Esta vez el artículo va dedicado a un infielder o jugador de cuadro, que jugó varias temporadas en Cuba, se trata de Louis Frank Klein, más conocido por toda la afición como Lou Klein, a quien no le vi jugar, pero sé por mi padre que sí brilló. Soy viejo, pero no tanto como para llegar a verlo jugar en su época. No obstante, tenía las enciclopedias ambulantes en mi casa y en el estadio del Cerro cuando lo podía visitar. Todo el mundo hablaba de su record de 16 jonrones, el que dejaba atrás el establecido, de 15 cuadrangulares, por el camagüeyano Roberto Ortiz, vistiendo la franela del Almendares, en la temporada de 1949-50.

Primeramente, ¿quién era Lou Klein? Hombre de 180 cm de altura, nacido el 22 de octubre de 1918 en Nuevo Orleans, Estado de Louisiana, que se inició como pelotero en 1940 en el equipo de los Isleños del Daytona Beach en la Liga Estatal de Florida (clase D), sucursal de los Cardenales de St Louis. Este equipo actualmente juega en clase A y es sucursal de los Rojos de Cincinnati, no es más Isleños sino Tortugas. Hace poco tiempo pude presenciar un entrenamiento en su parque de Daytona Beach, cuyo director en ese momento era el habanero Eli Marrero, una persona muy agradable en el trato.

Klein pasó a jugar casi de inmediato con los Pájaros Rojos de Columbus en la Asociación Americana, entonces clase AA, y en 1943 dio el salto para debutar con los Cardenales el 21 de abril. Como estaba el país en plena guerra mundial, fue reclutado y perdió todo el año 1944, lo que significó la pérdida de la posición, pues dos nuevos candidatos estaban disponibles, imagínense que uno de ellos era Red Schoendienst, quien fuera todo un maestro durante años jugando alrededor de la segunda almohadilla en la Liga Nacional. El otro fue Emil Verban.

Llegado el caso, en 1946, Klein se anotó en la lista de los “rebeldes”, pues decidió irse a jugar a México, en la liga bien pagada por el Sr. Pasquel, aduanero millonario que se llevó muchas figuras destacadas de la MLB, las que fueron sancionadas por su comisionado.  Así en 1946, jugó con los Azules de Veracruz en la Liga Mexicana, y al año siguiente con los Industriales de Monterrey. Previamente había hecho su presentación en la profesional cubana, jugando para el Habana de Miguel Ángel González, y compartiendo funciones de torpedero con el bigleaguer cubano Antonio Ordeñana. En esa temporada bateó para .275, 4 dobles, 5 triples, un jonrón y 15 empujadas, pero en la siguiente temporada, las cosas fueron distintas, Klein, jugando la antesala, se coronó campeón de bateo, con promedio de .330, aunque solo 3 jonrones y 30 empujadas. El único hombre que se le acercó en promedio ofensivo en esa justa, fue el conocido bateador zurdo, Henry “Ametralladora” Thompson (.320), que jugara el campo corto del mismo Habana en la contienda de 1946-47 y que en ese año aún jugaba regular con el trabuco del Kansas City de la Liga Nacional Negro.

Los “rebeldes” sancionados por la MLB no pudieron integrar equipo de la recién organizada liga cubana en 1947, que se distanciaba de la llamada federación, donde se reunían muchos de los “sublevados” de la MLB. Klein era uno de ellos y jugó en la campaña de 1947-48, con los Leones, dirigidos por Salvador Hernández, conjunto que se llevó el gallardete. En este caso, volvió a defender el campo corto, donde bateó para .269, incluyendo 13 dobles, 4 triples y 3 jonrones. No olvidemos que la federación jugaba en el parque de la Tropical, donde disparar un jonrón no era cosa fácil, por las distancias de home a lo último de los jardines.

En las temporadas de 1948-49 y 1949-50, Klein estuvo ausente. La sanción impuesta a él y otros peloteros más fue levantada, lo que le permitió regresar a jugar en 1949, con los Cardenales como jugador de reserva. Fue su última temporada con este equipo, ya que en 1951 pasó a jugar temporada compartida con los Indios de Cleveland y los Atléticos de Filadelfia, ambos equipos en la Liga Americana. Su carrera como pelotero en las Mayores concluyó en ese año, donde en 5 temporadas, totalizó 16 jonrones y 101 impulsadas, y promedio ofensivo de .259.

El regreso de Klein en la profesional cubana tuvo lugar en la campaña de 1952-53, nuevamente con el Habana, dirigidos por su eterno director, el reglano Miguel Ángel González, conjunto que ganara el campeonato con 6 juegos de diferencia sobre el Almendares y Marianao, ocupantes del segundo y tercer lugar. Fue entonces que Klein se destapó como slugger, promedió .295, conectó 10 dobles, 1 triple y los famosos 16 jonrones, con 54 impulsadas. Los lanzadores castigados, cronológicamente fueron: Pat Glothin, Sandalio Consuegra, Montelongo López, Octavio Rubert, Conrado Marrero, Edward Roebuck (le conectó 2), Agapito Mayor, Duke Markell, Terry McDuffie, Alfredo Ibáñez, Jacko Thompson (le conectó 2), Roque Contreras y Thomas Fine (le conectó 2).

En la Serie del Caribe de 1953, Klein promedió .316, con dos dobles y un jonrón, pero impulsó una sola carrera. El Habana entonces quedó segundo, superado por el Santurce de Puerto Rico, liderados por el pitcheo de Cot Deal y Bobo Holloman, además de la ofensiva de Vic Power, Jim Gilliam (promedió .545), Willard Brown, Bob Thurman y Joe Montalvo.

Klein volvió a jugar como antesalista del Habana en la temporada de 1953-54, cuando solo promedió .246, conectando 14 dobles, dos triples y 7 jonrones, con 36 impulsadas. Fue la última vez que se le vio jugar en terreno cubano.

En ligas menores, jugó con varios equipos hasta 1959. En AA, bateó un total de 35 jonrones y en AAA, 14 solamente. Tuvo una incursión como lanzador en 1955, que fue un desastre.

Igualmente comenzó a dirigir equipos en las Menores, como fueron: Lafayette Oilers (1955), Des Moines Bruins (1956), Memphis Chicks (1957), Fort Worth Cats (1958-1959), San Antonio Missions (1960), Carlsbad Potashers (1961) y Houston Buffs (1961).

Gracias a un invento del ejecutivo Phil Wrigley de los Cachorros de Chicago, Klein pudo dirigir en tres ocasiones parcialmente a este equipo. Wrigley tenía ocho personas que las rotaba en funciones de coach y de director, algo que realmente, al menos para el que suscribe, no tenía mucha lógica. Así, Klein dirigió en 1961 y 1962, y nuevamente en 1965, cuyo balance final fue de 65-82, para promedio de .442.

El recordista abandonó el béisbol definitivamente en 1965. Su fallecimiento tuvo lugar el 20 de junio de 1976 en Metairie, lugar situado al este de Nuevo Orleans, Estado de Louisiana.

 

Escrito por Esteban Romero, 24 enero de 2019, con información consultada en:

  • Baseball-reference.com
  • Figueredo J.S. Cuban Baseball: A Statistical History, 1878-1961. McFarland & Company, Inc. Publishers, Jefferson-North Carolina-London. 544 p.
  • SABR.org

Personajes de los comics: Superman

Los personajes se imponen, son tiranos, aparecen todos los días.
Pero también permanecen más en el recuerdo.”
Caloi (1948-2012, dibujante argentino de comics)

Superman.jpg

El siguiente personaje, en orden cronológico de creación, es el Hombre Hierro, el que lo puede todo con su fuerza, poder de vuelo, visión telescópica y microscópica, visión de rayos-x y velocidad única, el conocido Superman, inventado por el escritor estadounidense Jerry Siegel y el canadiense Joe Shuster en 1933, en Cleveland, Ohio, historieta que vendieran más tarde a Detective Comics, Inc. en 1938 por tan sólo 130 dólares.

La historieta relata el nacimiento de un niño, de nombre Kal-El, en el planeta Kryptón, hijo de padre científico, Jor-El, y su madre Lara Lor-Van, los que a sabiendas que el lugar donde vivían desaparecería,  enviaron al niño en una nave espacial hacia la Tierra. El niño, al llegar a la Tierra, fue recogido por una familia de granjeros, los que le educaron, a la vez que se daban cuenta de los superpoderes del infante, el que termina graduándose de periodista, labor que comienza a realizar en un diario, donde conoce a su amada Lois Lane, la que se enamora de Superman, pero no asi de su compañero Clark Kent, que en realidad es el mismo héroe, solo que guardaba su personalidad para evitar problemas y poder ejercer mejor la justicia contra los malvados. A la figura de Superman hay que agregar la del villano Luthor, hombre que conocía el poder adverso que tenía un mineral llamado kriptonita para reducir los poderes de Superman.

El superhombre se hizo famoso en tiras de comics y luego en el cine a través de seriales de matiné.  Ya en 1941 aparecía este personaje en film animado de Dave Fleischer, mientras que Kirk Alyn, en la misma década de los 40, se convirtió en el primer actor en interpretar este papel en el cine, mientras Noel Neill aparecía como Lois.

Años después apareció un largo serial (1952-58), cuyo protagonista fue  George Reeves con la Neill nuevamente como Lois. Este serial constó de 104 episodios y era muy visto en la Habana, en la sala del desaparecido Cinecito, en la calle San Rafael. Semanalmente aparecía un nuevo episodio con Reeves como el superhombre.

Los Superman.png

En pantalla, Superman se mantuvo gracias a cortos animados, de mucha aceptación entre los niños, pero con el tiempo, parecería que el personaje desaparecía. El director Richard Donner retomó al personaje y llevó al actor Christopher Reeve (ningún parentesco con George Reeves) a interpretarlo. El primer filme se estrenó en 1978, con Margot Kidder como Lois y Gene Hackman como el temible Luthor. Esta cinta tuvo tremendo éxito, sobre todo por sus efectos especiales. En 1980 se estrenó la secuela del primer filme, donde Richard Lester unió esfuerzos con Donner para dirigirlo. Nuevamente repitió el trío ya mencionado. Lester dirigió uno más en 1983, donde Hackman se ausentó, mientras que el malvado fue Robert Vaughn en el papel de Ross Webster. La cuarta y última película protagonizada por Reeve fue dirigida por Sidney J. Furie, con la actuación nuevamente de Kidder y Hackman.

Dos Lois Lane

Posteriormente se han sucedido seriales con Superman de joven o adolescente, algunas nuevas películas con nuevos interpretes del personaje, pero a criterio del que suscribe, tanto George Reeves en su extenso serial, como Christopher Reeve en sus cuatro filmes, lograron dar una idea muy certera del Superman inventado por Siegel y Shuster.

Los malvados Hakcman y Vaugh

 

Escrito por Esteban Romero, el 3 marzo de 2019, con información consultada en línea

La I Serie Selectiva de béisbol (1975)

Una historia no es sólo verdad cuando se narra cómo ha sucedido,
sino también cuando relata cómo hubiera podido acontecer
.”
Johannes Mario Simmel (1924-2009, escritor austriaco)

Sin lugar a dudas, las series selectivas fueron torneos de tremenda calidad en el béisbol cubano. Su organización, en buena medida, respondía a la necesidad de elevar el nivel de los peloteros cubanos para futuras confrontaciones regionales e internacionales.

Según la VII serie nacional (1967-68), con sus 12 equipos, en mi opinión, fue un verdadero foul a las mallas, luego foul repetido en la XII serie (1972-73), con 14 conjuntos, las series selectivas resultaron salvadoras de esa situación, ya que los buenos peloteros de las seis provincias tuvieron que enfrentarse con la debida frecuencia y así superarse y mejorar en cada nueva aparición. Esas selectivas se jugaron con bate de madera durante las dos primeras, ya que en la tercera hizo su aparición el bate de aluminio.

Las nóminas de los equipos participantes en la I serie fueron las siguientes:

Pinar del Río

Director: Juan “Charles” Díaz
Receptores: Jesús Escudero, Juan Castro y Arturo Díaz.
Cuadro: Lázaro Cabrera, Leonildo Martínez, Alfonso Urquiola, Félix Iglesias, Hiram Fuentes, Roilán Hernández, José Martínez.
Jardineros. Giraldo Iglesias, Tomás Valido, Bienvenido Castanedo, Miguel López, Diego Mena, Roberto Zayas.
Lanzadores: Jesús Guerra, Julio Romero, Rogelio García, Mario Negrete, Maximiliano Gutiérrez, Juan Carlos Oliva, Rodolvado Esquivel, Ciprián Padrón, Lázaro Borroto, Armando González, Adalberto Herrera.

Habana

Director: Pedro Chávez
Receptores: Pedro Medina, Ernudys Poulot y Bárbaro Muñoz.
Cuadro: Agustín Marquetti, José Ramón Cabrera, Ubaldo Álvarez, Manuel Barrueta, Rodolfo Puente, Dagoberto Echemendia, Manuel Álvarez, Andres Pérez.
Jardineros: Armando Capiró, Eulogio Osorio, Héctor Mena, Luis Cárdenas, Julián Mederos.
Lanzadores: Santiago Mederos, Bernardo “Navajas” González, Ricardo Ramos, Oscar Martínez, Ramón Villabrille, José Reyes, Manuel Rivero, Enrique Castrezana, Enrique R. Lanza, José E. González, Jesús Faza y Gilberto de Armas.

Industriales

Director: Orlando Leroux
Receptores: Lázaro Martínez, Gerardo Egües, Rogelio Mediavilla.
Cuadro: Arturo Linares, Rey V. Anglada, Enrique Aballí, Carlos Cepero, Germán Águila, Orlando Santana, Eduardo Cajuso.
Jardineros: Raúl Reyes, Julián Villar, Roberto Salazar, Bárbaro Garbey, Román Duquesne, Ramón Luna.
Lanzadores: Walfrido Ruíz, Leopoldo Márquez, Florentino González, Antonio “Boricua” Jiménez, Alberto Brito, Manuel Pérez Lima, Reinery Amaro, Víctor Lugo, Damaso Ordóñez, Pedro Izquierdo, José E. Medina.

Matanzas

Receptores: Evelio Hernández, Osvaldo Rosell, Juan Santos.
Cuadro: Antonio Hernández, Félix Isasi, José Morgan, Ramón Gómez, Gerardo Rionda, Lázaro Peñalver.
Jardineros: Wilfredo Sánchez, Rigoberto Rosique, Fernando Sánchez, Armando Sánchez, Mario Domecq.
Lanzadores: Luis Fernández, Alfredo García, Eduardo Terry, Dagoberto Rodríguez, Luis Ortega, Lázaro Alonso, Rigoberto Rodríguez, Manuel Rojas, Ángel Lagoa, Eduardo de la Torre, Gaspar Pérez.

Las Villas

Director: Pedro Pérez
Receptores: Lázaro Pérez, Alberto Martínez, Víctor Muñoz.
Cuadro: Antonio Muñoz, Emilio Madrazo, Pedro Jova, Pedro José Rodríguez, Owen Blandino, Adolfo Borrell, Osvaldo Oliva.
Jardineros. Silvio Montejo, Enrique Oduardo, Luis Jova, Valentín León, José Zamora.
Lanzadores: Ramón Macías, Roberto Ramos, Roberto Almarales, Leonel García, Francisco Perdigón, José Ramón Sastre, J. R. León, Tony Simó, César Valdés, Carlos Gálvez,  Aquino Abreu, Conrado Moré.

Camagüey

Director: José Miguel Pineda
Receptores: Pedro Cruz, José Ramos, Vicente Marín.
Cuadro: Felipe Sarduy, René Moya, Ángel Castillo, Vicente Díaz, Osvaldo Cuesta, Eduardo Cuesta, Francisco Bolaños, Félix Booth.
Jardineros: Sandalio Hernández, Anselmo Hernández, Eusebio Cruz, Máximo Pérez, José Prado.
Lanzadores: Omar Carrero, Juan Pérez Pérez, Oscar Romero, Lázaro Santana, Gaspar Legón, José Sánchez, Julio Mantilla, Ricardo Niño, Reinerio Oramas, Roberto González.

Oriente

Director: José Carrillo
Receptores: Jorge Stable, Julio Quiala y Ramón Hechavarría.
Cuadro: Elpidio Mancebo, Wilfredo Hernández, Agustín Arias, Eusebio Bravo, Ricardo Bent William, Ramón Otamendi, Juan Aleaga y Ramiro Tamayo. Al final de temporada, Agustín Lescaille fue subido de la liga de desarrollo.
Jardineros: Fernando García, Fermín Laffita, Oscar Rodríguez, William Mendoza, Osvaldo Calzada, Jorge Causillo.
Lanzadores: Braudilio Vinent, Gregorio Pérez, Orlando Figueredo, Rafael Castillo, Mario Fernández, José Antonio Yake, Heriberto Benítez, Ariel Martínez, Gerardo Hernández, Rodolfo Patiño, Francisco Ramos, Juan Gómez Ortiz.

La primera serie selectiva se inauguró el domingo 23 de febrero de 1975, con doble juego efectuado en el Estadio Latinoamericano. En el primer turno, Pinar contra Camagüey, y Habana contra Oriente en el segundo, pero antes de dar la voz de play ball, tuvo lugar una emotiva ceremonia en la que se despedía del juego activo un grande de la pelota cubana amateur, como lo fue Urbano González.

El primer juego de este torneo fue una joya de excelente pitcheo. Por los pinareños abrió el derecho Jesús Guerra, por los camagüeyanos, el avileño Omar Carrero. Ese partido se decidió en el mismo primer inning cuando Felipe Sarduy sacudió hit por su mano, salió al robo y el receptor Jesús Escudero cometió error en tiro, por lo que Sarduy llegó a tercera, a continuación passball del mismo Escudero trajo la primera y única de ese desafío. Carrera sucia, pero carrera al fin. Guerra solo permitió dos imparables en el resto del encuentro, mientras que Carrero no daba bases y permitía 4 incogibles para llevarse la victoria.

Se esperaba un duelo en el segundo juego, los abridores Changa Mederos por los habaneros y el meteoro de la Maya, Braudilio Vinent por los orientales, pero no fue así. Los serranos fabricaron dos carreras por sendos triples de Ramón Otamendi y Agustín Arias, ambos combinados con wilds de Changa, pero los habaneros igualmente castigaron a Vinent a partir del sexto episodio, cuando le conectaron cinco imparables de forma consecutiva y así fabricar rally de 4 anotaciones. El zurdo Mario Fernández salió al rescate por Oriente y lo hizo bien hasta el inicio del noveno cuando el Habana nuevamente amenazó seriamente. Antes es bueno decir que el marcador estaba 4-3 a favor del Habana en el octavo, cuando Changa se equivocó y el guantanamero Fernando García le botó la pelota con un corredor en circulación para poner el marcador 5-4. Ante la amenaza de la novena entrada, el manager Carrillo no dudó en utilizar al derecho Gregorio Pérez de relevo, el que sacó los dos últimos outs del juego. La victoria correspondió a Mario Fernández y la derrota para Changa.

Los Orientales lograron una racha impresionante a inicios de temporada, la cual prácticamente les garantizó la victoria, eso a pesar de haber sufrido una racha adversa en el último tercio de campeonato. Para que se tenga una idea de lo reñido de esa parte final de la serie, Pinar fue a Santiago a discutir el primer lugar, los vegueros hubieran podido ascender a la cima caso de barrer contra los orientales, algo que parecía lograble, ya que Maximiliano Gutiérrez primero y  Jesús Guerra después, silenciaron la ofensiva oriental. A esto debemos sumar que Julio Romero lanzó un gran juego en el tercer desafío, en el que tuvo ventaja de 3-1 hasta el octavo cuando Elpidio Mancebo disparó línea silbante, para anotarse un doble y empujar las dos que empataban el desafío. En el noveno, el mismo lanzador Mario Fernández se encargó de encaramar la bola a 362 pies del plato para dejar al campo a los vegueros y eliminarlos de toda posibilidad de triunfo en el campeonato. A su vez, Camagüey, otro de los firmes rivales de Oriente, con esta victoria solo les daba oportunidad de un empate al final de temporada, lo que no sucedió, pues Matanzas se les atravesó con buen pitcheo del novato Eduardo Terry. Así y todo, Oriente no pudo vencer en su último juego al Habana en el Latino, el cual fue decidido por imparable de Ernudys Poulot como emergente ante los envíos del derecho Ariel Martínez. Ese juego no definía nada, pero para Oriente era importante demostrar que la victoria de Matanzas sobre Camagüey no era la que los definía como campeones de la I Selectiva. Muy a su pesar, el reñido juego contra el Habana no se tradujo en la esperada victoria para el conjunto oriental.

Oriente, equipo campeón I selectiva 1975

Oriente, equipo campeón I selectiva 1975

Estado final de los equipos en la I selectiva

Estado final de los equipos selectiva 1975

Líderes de bateo

Líderes de bateo I selectiva 1975

Líderes de bateo I selectiva 1975 B

Líderes de pitcheo

Líderes de pitcheo I selectiva 1975

Ases del pitcheo I selectiva 1975.png

En esta serie ocurrieron dos hechos dignos de destacar. El primer jonrón por el jardín central del remozado estadio Latinoamericano en eventos nacionales (no en internacionales) lo conectó Fernando Sánchez. El primer juego de 0 hit 0 carreras en selectivas lo logró Oscar Romero de Camagüey sobre Industriales. Perdió el juego perfecto en la sexta entrada por un error de Omar Cuesta sobre rolata de Carlos Cepero, único embasado en el juego por los azules. Según dijo el receptor Pedro Cruz, Oscarito traía ese día mucho en la recta y un tremendo control, realizó sólo 93 lanzamientos, tiró 67 rectas, 22 curvas y 2 knuckles.

Al finalizar la serie se efectuó un juego de las Estrellas, el campeón Oriente contra una selección de peloteros de los conjuntos perdedores dirigidos por José Miguel Pineda. El resultado final fue derrota para los campeones de 4-3, a la cuenta de Braudilio Vinent, bateado libremente en la misma primera entrada del juego. Hit de Puente, rolata al pitcher de Urquiola, triple de Marquetti por la banda izquierda del terreno, hit de Capiró y jonrón de Muñoz para concretar el rally de 4 carreras. Vinent se recuperó y tiró seis escones posteriormente. Por los orientales, Fernando García, sobre el primer envío del derecho Jesús Guerra, disparó jonrón, mientras Mancebo lo imitó, pero en la novena entrada, con uno en circulación, le siguió base a Laffita, por lo que Guerra fue sustituido por Julio Romero, quien dominó a Eusebio Bravo y luego ponchó a Agustín Lescaille (entró a jugar a finales de esta I selectiva), de emergente por el lanzador Mario Fernández (hombre de poder al bate), por lo que así se logró el out 27.

 

Escrito por Esteban Romero, 1 marzo de 2019, con información consultada de la prensa cubana de la época.

Mi Habana: sus iglesias

La Iglesia es santa, pero, sin duda, sus miembros son muy pecadores.”
Matilde Asensi (1962, escritora española)

Cuba fue un país colonizado por España, proceso en el cual intervino muy activamente la iglesia católica. Por esa tradición religiosa, el país cuenta con más de 600 templos, y lógicamente, la capital, por número de habitantes y amplitud, es la ciudad que posee más iglesias.

Este artículo se refiere solo a las iglesias católicas, o sea la de otras religiones aquí no se hablará.  Trataremos de reseñar por orden de antigüedad.

La Iglesia San Francisco de Asís o San Francisco Nuevo está en la calle Cuba esq. a Amargura, Habana Vieja, templo que es propiedad de los franciscanos. Su construcción se desarrolló en el período de 1608 al 1663.

Iglesia y Plaza de San Francisco de Asis

Iglesia y Plaza de San Francisco de Asis. Cortesía Juan Carlos González Villaveirán

La Iglesia del Santo Ángel Custodio, la que se halla en la calle Compostela e/ Cuarteles y Chacón, Habana Vieja, frente a la Loma del Ángel y al fondo el antiguo Palacio Presidencial. Inicialmente era una ermita de los franciscanos, cuya creación data de 1604. Luego, en 1689, el obidpo Diego Evelino de Compostela, retocó la edificación y la convirtió en la Parroquial Auxiliar, consagrada al Santo Ángel Custodio. Sus reformas continuaron, en 1704 se edificó su torre y en 1720 el obispo Gerónimo Valdés colocó un sistema de piedra al espacio del techo mayor del altar, que aparece al fondo de la iglesia. Este templo se presenta hoy como las mejores obras en estilo gótico en la capital cubana.

santo Ángel custodio en la habana

Iglesia del Santo Ángel Custodio en La Habana. Cortesía de Juan Carlos González Villaveirán

Hay quien dice que la iglesia más antigua de la capital es la del Espíritu Santo, ubicada en la esquina de Acosta y Cuba en la Habana Vieja, pero ésta fue construida en 1638. Estaba dedicada a los negros libres. El obispo Jerónimo Valdés la convirtió en iglesia parroquial de la ciudad. Este templo tuvo el derecho a dar asilo a los perseguidos por la justicia desde 1722. El autor recuerda que la misma estuvo ocupada por el gobierno en los años posteriores a 1960. La misma se sometió a una restauración, y sus servicios religiosos se dan desde hace algunas décadas.

iglesia del espíritu santo

Iglesia del Espíritu Santo en la Habana. Cortesía de Juan Carlos González Villaveirán

La Iglesia del Santo Cristo del Buen Viaje se halla en la calle Villegas entre Lamparilla y Teniente Rey, en la Habana Vieja, construida en 1604, e inicialmente era una modesta ermita conocida como la Ermita del Humilladero, la que pertenecía a los congregantes de la Orden Tercera Franciscana. En este lugar radicaba  la meta del Vía Crucis, desde donde partía una ceremonia homónima que iba del Convento de San Francisco y atravesaba de este a oeste la ciudad por la calle de Amargura. Ya de este lugar solo queda el recinto y una cubierta de alfarjes de la nave central. A su lado, en 1640, se construyó la Plaza del Cristo, que igualmente se le identificaba como Pla Nueva, mientras que la ermita se convirtió en Nuestra Señora del Buen Viaje. A finales del siglo XVII hubo una nueva reconstrucción, conducida por el obispo de Compostela, con la cual la Iglesia Parroquial Mayor, elevada a  parroquia en 1703, la segunda de la ciudad, después de la del Espíritu Santo. Una nueva reconstrucción tuvo lugar en 1755 y su estructura posee dos campanarios. La población de la Habana llama a este Iglesia sencillamente como la del Cristo.

iglesia santo cristo del buen viaje

Iglesia Santo Cristo del Buen Viaje. Cortesía Juan Carlos González Villaveirán

Pensaba que la más vieja de la Habana era la Iglesia de Nuestra Señora de la Merced, la que está ubicada en la esquina de la calle Cuba y Merced, y donde el que suscribe recibió la primera comunión. Bella iglesia, y no es porque sea de mi barrio de crianza. Realmente no es la más vieja, aunque en 1630 ya había una modestia iglesia, pero la que actualmente existe fue inaugurada en 1867.

Iglesia la Merced

Iglesia la Merced. Cortesía Jandro Hernández Labrada

 

Iglesia la Merced

Frente de la Iglesia la Merced. Cortesía Jandro Hernández Labrada

La Iglesia de San Francisco de Paula aparece al final de la Alameda de Paula o Avenida del Puerto en la Habana Vieja. En sus inicios, desde 1664,  era un hospital para mujeres y una ermita. En 1730 un ciclón las destruyó, y su reconstrucción en estilo barroco se llevó a cabo a partir de 1745. Desde ese entonces fue Real Hospital de la Habana e Iglesia de San Francisco. En 1937 se pretendió demoler la iglesia, pero la protesta popular, encabezada por Fernando Ortiz y Emilio Roig, evitó esta acción. Esta iglesia en 1951 se convirtió en Instituto de Investigaciones Folclóricas. Luego, de 1988 a 1996 fue sede del Centro de la Música. Actualmente es parte de las iglesias que componen el casco histórico de la ciudad.

La Iglesia de San Francisco de Paula

La Iglesia de San Francisco de Paula en un día lluvioso en la Habana. Foto del autor

Todo el que va a la Habana quiere ver su famosa catedral, la que se construyó en 1749 por la Orden de los Jesuitas. Su nombre exacto es la Catedral de la Arquidiócesis de San Cristóbal de La Habana, ubicada en la calle Empedrado entre San Ignacio y Tacón, frente a la plaza conocida como la Plaza de la Catedral, con muchas mansiones coloniales a su alrededor.

Catedral Habana JC

Catedral de la Habana. Cortesía Juan Carlos González Villaveirán.

La actual Iglesia María Auxiliadora fue construida durante la gestión del Obispo Diego Evelino de Compostela en  1702. El templo se halla en la calle Compostela, nombre dado a la misma en honor al obispo mencionado, esquina a Teniente Rey, frente por frente a la antigua droguería Sarrá. El propósito del lugar era alojar monjas Carmelitas Descalzas, recién llegadas a Cuba desde Cartagena de Indias, Colombia. Fue por eso que inicialmente se le llamó Capilla de las Carmelitas Descalzas. A mediados del siglo pasado, la iglesia estuvo en manos de los salesianos, y en la Habana Vieja, muchos la identificaban como la iglesia de San Juan Bosco. El autor en una ocasión, en la década de los 90, quiso visitar a esta iglesia, la que mejor llegó a conocer en su adolescencia, lamentablemente entonces estaba casi en estado para demolición. Años después se restauró, aunque no la he visto por dentro.

Iglesia Compostela y Tte Rey

Actual Iglesia María Auxiliadora, antes Capilla de las Carmelitas Descalzas o Iglesia de Santa Teresa, y luego de San Juan Bosco. Cortesía Juan Carlos González Villaveirán.

La parroquia del Sagrado Corazón de Jesús y San Ignacio de Loyola, se halla en la calle Reina # 463, Centro Habana. Su construcción fue iniciada en 1914 e inaugurada el 3 de mayo de 1923 por el obispo, Monseñor Pedro González Estrada. Esta es una iglesia, aunque moderna, tiene una bella arquitectura, que llama la atención de los turistas. Su construcción fue gracias al dinero de familias acaudaladas de la capital.

Iglesia de Reina

Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús y San Ignacio de Loyola.

La iglesia San Juan Bosco, en la Víbora, posee una elevada torre, que sobrepasa al resto de las construcciones vecinas. Su construcción se inició en 1944 y se concluyó en 1947.  El templo está muy cerca del paradero de buses de la avenida de 10 Octubre. Mucha gente pasa por ahí y en el ajetreo de lograr un transporte para poderse trasladar, poca atención presta a esta elegante iglesia.

Iglesia San Juan Bosco

Iglesia San Juan Bosco. Cortesía Jandro Hernández Labrada.

Santuario Nacional de San Lázaro, es una famosa pequeña iglesia cubana dedicada al venerado santo católico, en la localidad de El Rincón, cuatro kilómetros al oeste de Santiago de las Vegas, municipio de Boyeros en La Habana. En 1781, se construyó el Real Hospital de San Lázaro, en la Caleta de Juan Guillén, que es hoy la calzada que llamamos San Lázaro en la Habana. Ese edificio tenía dos plantas, con una iglesia en su parte anterior, templo que solía ser visitado por leprosos y devotos de San Lázaro o Babalú Ayé. Posteriormente este templo se movió temporalmente hacia al Mariel y por último a su actual ubicación en El Rincón, donde existe una pequeña ermita y un  hospital que trata enfermedades de la piel. Miles de personas, nacionales y turistas visitan este lugar, convertido en Santuario Nacional. El día de mayores visitas es el del 17 de diciembre, consagrado a San Lázaro nacionalmente.

Santuario de San Lázaro en el Rincón

Santuario de San Lázaro en el Rincón

El Santuario de Nuestra Señora de Regla, la Patrona de la Bahía de La Habana y también de Yemayá, edificación realizada entre 1811 y 1818, lugar sencillo, sin ostentación. Se trata de una virgen negra, convertida en símbolo e ídolo del pueblo de Regla. Cada siete de septiembre miles de cubanos van a la a celebrar el día de la Virgen, muy venerada a nivel nacional, jurada en 1708 como Patrona de la Bahía y a cuyos pies se depositó la llave de San Cristóbal de la Habana.

La Virgen de Regla en el poblado homónimo, la habana. Cortesía Mairim Labrada

Iglesia de Nuestra Señora de Regla en el poblado homónimo, La Habana. Cortesía Mairim Labrada

 

Escrito por Ricardo Labrada, el 14 de setiembre de 2018, con información consultada en EcuRed, Wikipedia.com, Tripadvisor, onlinetours.es y otras.

Frankie Carbo y el crimen organizado en el boxeo rentado

Chicos valientes asumen negociaciones faustianas para obtener
peleas donde podrían aspirar a títulos de campeonato, para
luego ser robados y explotados por promotores rapaces
.”
Pete Hamill (1935, escritor estadounidense)

Tema recurrente, aunque nunca resuelto, el del crimen en el boxeo profesional, donde se arreglan peleas obligando a determinados rivales a caerse ficticiamente, ya que el vencedor debe ser aquel, que de acuerdo a las apuestas, rinda más a los mafiosos del negocio.

Frankie Carbo

Frankie Carbo

Una figura de este ambiente nefasto fue Frankie Carbo, un verdadero killer, el que asesinó a dos traficantes de bebidas de Nueva Jersey, en 1943, en una de las esquinas próximas al conocido Madison Square Garden. Carbo fue condenado, pero pocos meses después, el hombre se paseaba por la 8va avenida como si nada hubiera ocurrido. Desde hacia tiempo estaba en la venta ilegal de bebidas y quien se interpusiera, recibía castigo de muerte del killer. A finales de la década de los 30 e inicios de los 40, Carbo cayó en prisión 17 veces, vaya cosa, entraba hoy y salía la semana que viene.

El mafioso mataba y luego la sentencia declaraba homicidio casual. Así sucedió con un hombre de apellido Weber, chofer de alquiler, al cual Carbo le exigía una especie de pizzo, soborno extorsionado a propietarios y comerciantes, muy practicado por la mafia en los lugares, donde funcionan. Weber dijo que no y se acercó decididamente al cuerpo de Carbo con un taco de billar, por lo que el agredido reaccionó disparándole.

¿Quién era Carbo? Un siciliano, de nombre Paolo Giovanni Carbo, nacido en 1904 en Agrigento, allí donde  uno encuentra restos de la antigua Grecia, y que nada tienen que ver con la Cosa Nostra imperante en la bella isla del Mediterráneo. Otras fuentes afirman que nació en Nueva York. Sea donde haya nacido, ya en edad infantil, participó en actos de delincuencia, por lo que a los 11 años de edad se ganó una condena en el Reformatorio del Estado de Nueva York. Salía de la prisión y a ella regresaba, mientras su persona se iba convirtiendo en un notable gunman, el del gatillo alegre, con tantos méritos, que logró integrarse en la reconocida familia Lucchese. Más tarde se refinó y se dedicó al negocio del boxeo. Ya tenía autoridad y un currículo difícil de superar, ahora podía mandar y arreglar combates con los más famosos púgiles, el dinero le llegaba y sin necesidad de matar a nadie, al menos si no le molestaban.

Los legisladores de Nueva York lo tenían en la mirilla, elaboraron varias medidas contra él, pero Carbo estaba protegido y nada le salía en su contra, ni siquiera una multa de transito. A eso sumemos que algunos grandes promotores del boxeo, como fue el caso de Jim Norris, aseveraban que con Carbo jamás había hablado de boxeo. Sin embargo, el gánster no se cansaba de arreglar peleas para el bienestar de su bolsillo.

En Nueva York era una figura conocida, eso a pesar de residir oficialmente en Hollywood, no de California, sino el del Estado de Florida, lugar poco distante de Miami. En la Gran Manzana, su apodo era Mr. Gray (Sr. Gris). Su poder era el de una mano larga, capaz de sobornar árbitros, jueces, entrenadores y púgiles. El boxeo estaba para darle ganancias, mientras que las grandes masas acudían a ver incrédulos a vencedores y derrotados ficticios. Carbo también era de los que no pagaba impuestos, los evadía a su antojo.

Sus tentáculos igualmente llegaron a la Habana. No fue por casualidad que asistiera a la pelea del 5 de octubre de 1952, en el estadio del Cerro, en la que Billy Graham, el mismo que había perdido su título frente a Kid Gavilán en Nueva York, un año antes, ahora iba por la revancha en la Habana contra el campeón cubano. Tampoco fue casual que Fernando Balido, uno de los managers de Gavilán se apartara definitivamente de su pupilo ese día, según alegó “por indicación médica”.

En ese mismo año de 1952, en Filadelfia, Gavilán había derrotado por KO técnico a Gil Turner. Las ganancias de la pelea, para ser distribuidas entre el cubano, sus managers y entrenadores, desaparecieron misteriosamente. Lo interesante de este thriller fue que Carbo tampoco fue “beneficiado”, ¡qué extraño!

Gavilán y sus sequitos habían caído en las garras de Carbo. Vean la foto complaciente del cubano después de haber sido derrotado por Bobo Olson en Chicago, en abril de 1954. En una de las esquinas de ese combate estaba Carbo.

Gavilán después de la derrota a manos de Bobo Olson

Gavilán después de la derrota a manos de Bobo Olson

Luego vino otro arreglo, la pelea Gavilán-Saxton, la que el cubano perdió por decisión unánime. A esto hay que agregar lo escrito por el periodista Bud Schulberg del Observer:

Frankie Carbo, el gánster y comisionado no oficial del boxeo, controlaba a una serie de peleadores welters y de los pesos medianos…No toda pelea era arreglada, pero de vez en cuando Carbo y sus lugartenientes, como Blinky Palermo en Filadelfia, arreglaban algunos pleitos. Cuando la pelea de Kid Gavilán-John Saxton fue ganada por Saxton por decisión en Filadelfia, en 1954, yo estaba cubriendo para Sports Illustrated y escribí un artículo entonces, donde decía que el boxeo era un negocio sucio y que requería de limpieza. Era un secreto abierto, toda la prensa sabía que uno u otro combates habían sido arreglados. Gavilán era un boxeador controlado por la mafia, y cuando él peleó contra Billy Graham, estaba claro que a Graham le habían robado el título. La decisión fue comprada. Si estuvo cerca, los jueces habrían ensombrecido el resultado de la forma que ya he dicho.”

Carbo era todo un zar en el boxeo, si Ud. quería pelea en el Madison Square Garden, sin la venia de Carbo nada era posible. Ni los políticos, ni la policía interferían en los negocios de Carbo. Podían haber quejas de boxeadores y sus managers, al final la respuesta era siempre la misma: “I´ll look into it and get back to you” (Ya lo veré y luego te digo). Agreguemos a este conjunto a muchos periodistas deportivos, los que callaban por miedo a no ser afectados, ellos y sus familias.

El último manager de Gavilán, el cubano Ángel López, que residía en Nueva York, dueño de restorán y cabaret en el mismo Manhattan, se decidió denunciar el caso de la pelea contra Saxton ante la autoridad, donde declaró que habían sostenido una reunión antes de la pelea, en el hotel St Moritz de Nueva York. Allí Carbo le dijo a López que todo lo que Gavilán tenía qué hacer, era noquear a Saxton. Sin embargo, el arreglo era otro totalmente. Por su parte, Gavilán sabía de los arreglos y cuando la pelea concluyó, él se acercó a Palermo para pedirle la revancha, a lo que el gánster le respondió que haría lo que el jefe (Carbo) ordenara, revancha que nunca llegó a suceder.

Por suerte, en 1960, comenzaron serias investigaciones al respecto. Los nombres de los boxeadores Jake LaMotta y su combate arreglado con Billy Fox, los de Primo Carnera y de Sonny Liston, este último fue la gota que colmó el vaso, todos fueron puestos sobre el tapete. El FBI se metió seriamente en el asunto de Liston hasta descubrir que Carbo y sus aliados, Blinky Palermo, y John Vitale de St Louis, controlaban toda la gestión de peleas de este boxeador afroestadounidense.

En 1960, Carbo se vio obligado a declarar ante el Comité del Senado, donde 25 veces dijo: “No puedo declarar en contra de mi mismo”. Sabía lo que hacía, se apoyaba en la quinta enmienda de la constitución de EE.UU. para no declarar. El fiscal general del proceso, el conocido Robert Kennedy, con pruebas en mano, logró una sentencia de 25 años para Carbo y Palermo, que se hizo firme en 1965. Se les acusó de conspiración y extorsión. Carbo cumplió condena inicialmente en Alcatraz y luego transferido a la prisión en la Isla McNeill del Estado de Washington, donde fue liberado por enfermedad. Su muerte tuvo lugar el 22 de noviembre de 1976 en Miami Beach.

Fuentes

Anon. Kid Gavilan. http://boxrec.com/en/boxer/9014

Nagler Barney. 1959. Otra vez Carbo. Bohemia.

Sussman Jeffrey. 2016. Max Baer and Barney Ross: Jewish Heroes of Boxing. Rowman & Littlefield, 224 p.

 

Escrito por Esteban Romero, 27 febrero de 2019