La antigua ciudad Colonia, Alemania

La historia es la suma total de todas aquellas
cosas que hubieran podido evitarse.”
Konrad Adenauer (primer canciller de post-II guerra
en la República Federal Alemania).

Centro Colonia2

Una ciudad que he tenido la oportunidad de visitar varias veces y que siempre he admirado por su belleza e historia, es Colonia, en alemán: Köln, la cual se sitúa como la cuarta ciudad alemana, superada en importancia por Berlín, Hamburgo y Múnich, aunque en superficie es la tercera de Alemania. Colonia es parte del Estado federado de Renania del Norte-Westfalia, y por esas cosas de la vida, no es su capital, ya que Düsseldorf ocupa ese puesto.

La ciudad está ubicada a orillas del río Rin, poco distante de la ciudad de Leverkusen, donde se encuentra el complejo industrial de la famosa Bayer.

Colonia es una antigua ciudad germánica, fundada en el 38 a.C., que inicialmente se le llamó Oppidum Ubiorum, o sea ciudad de los Ubios, tribu germánica, que habitaba en la  orilla derecha del Rin, la que entró en alianzas con Julio César a fin de protegerse de los Catos, otra tribu germánica. Cuando los romanos se hicieron cargo de la ciudad, su nombre cambió por el de Colonia Claudia Ara Agrippinensium, en honor a la emperatriz Agripina, cónyuge del emperador Claudio y madre de Nerón. Al paso del tiempo, ya en la edad media, en el siglo XII, Colonia pasó a ser una de las ciudades santas del momento, por lo que recibió el nombre de Sancta Colonia Dei Gratia Romanae Ecclesiae Fidelis Filia.

St Apposteln, Colonia 4

Basilica de los Santos Apostoles, Colonia. Foto del autor

Esta ciudad tiene fama por varias razones. En el pasado tuvo el acueducto de Eifel, uno de los más grandes del Imperio romano. Famosos son sus carnavales, considerados como los mejores del mundo, algo que este autor duda, de compararlos con los brasileños. El famoso primer canciller de la República Federal Alemana de la post guerra, Konrad Adenauer, fue alcalde de la ciudad desde 1917, en cuyo mandato se construyó la mayor escuela de música de Alemania en 1925 y cuatro años, después, las fábricas de la Ford, que resultó en un aumento del empleo en este lugar.

No obstante, lo más impresionante de esta urbe es su catedral (en alemán, Kölner Dom), edificación en estilo gótico, que se comenzó a construir en 1248, pero se finalizó en 1880. Duró tanto tiempo por falta de recursos. La mayor interrupción ocurrió en el siglo XVI. La catedral tiene una altura impresionante, 157 metros, que fue superado por el Monumento a Washington (170 metros) en 1884. Allí radica la sede del del arzobispo de Colonia y de la administración de la arquidiócesis de Colonia.

El origen de la catedral de Colonia está ligado a la leyenda de los tres reyes magos. Cuentan que ellos al volver de Belén a sus países, murieron y fueron enterrados en la lejana y fabulosa ciudad de Saba, territorio del actual Yemen. Pasados unos siglos, sus restos fueron desenterrados por una dama y acreditada descubridora de reliquias, santa Elena, madre del emperador Constantino, la que con el apoyo imperial se los llevó a Constantinopla. De allí logró rescatarlos Eustorgio, obispo de Milán, y los llevó en un sarcófago a su diócesis. Siglos después, Milán fue saqueada por el emperador alemán Federico Barbarroja, allá por 1164, y el arzobispo de Colonia, Reinaldo de Dassel, no perdió la oportunidad para hacerse de los restos de los reyes magos, que los trasladó a Colonia y dio lugar en el siglo XII a la construcción de la famosa catedral.

El famoso templo como toda Colonia sufrió de los ataques aéreos aliados desde finales de mayo de 1942. En la mañana pasaban los aviones de la Real Fuerza Aérea Británica y por la noche eran los aviones norteamericanos, operación conocida como Millenium. Colonia quedó destruida casi toda, imagínense ataques diarios frecuentes desde 1942 hasta marzo de 1945. No fueron solo las pérdidas materiales, sino que se redujo la población en más de un 86%, unos muertos, otros huidos, otros escondidos, esas son las consecuencias de una guerra, las que no aprecian aquellos que las promueven y las inician.

 

Fuentes

La Catedral de Colonia (Alemania) – “Kölner Dom”. En el tren de la vida, blog. http://majocobe.blogspot.com/2008/10/la-catedral-de-colonia-alemania-klner.html

García Gual Carlos. 2019. El origen de la leyenda de los Reyes Magos. El País semanal, 8 enero. https://elpais.com/elpais/2018/12/27/eps/1545932850_762596.html?fbclid=IwAR2gJa90CR9BVyQ1PO8tRd6TOQCGCU17_t3ctq_aaxAEafjU_Ryatfn7jSk

 

Escrito por Ricardo Labrada, 18 febrero de 2919. Todas las fotos del autor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .