En el centenario de su natalicio: el Parque-Museo Jackie Robinson en Daytona Beach, Florida

No me interesa si gusto o no…lo que pretendo
es que me respeten como ser humano“.
Jackie Robinson

nombredelparque

Los verdaderos amantes del béisbol saben bien quién fue Jackie Robinson. La figura de este famoso deportista está muy por encima del pelotero común. Robinson fue ejemplo en muchos aspectos de la vida.

jackierobinsonfamiliar

Afiches en el parque-museo, en los extremos Robinson con sus familiares, al centro con el gran luchador por los derechos civiles Martin Luther King. Foto del autor

Jack Roosevelt Robinson nació el 31 de enero de 1919 en Cairo, Estado Georgia, EE.UU., en el seno de una familia pobre. En la escuela logró sobresalir en varios deportes, entre ellos campo y pista, fútbol, baloncesto y béisbol. Debido a sus registros en esos deportes, logró matricular en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), de donde se retiró en su tercer año, ya que tenía que ayudar económicamente a su madre y su familia. En el ejército de EE.UU. entró en 1942 como candidato a oficial, en 1943 logró grado de segundo teniente, y en 1945 fue dado de baja por razones médica. De ahí decidió dedicarse al deporte, inicialmente fútbol en Hawaii y luego béisbol en las filas del monstruo de la Liga Nacional Negro, los Monarcas de Kansas City.

jackierobinsondeportista

Robinson jugó baloncesto, un atleta de campo y pista, finalmente pelotero de clase. Foto del autor

En las Mayores ya andaba el afán de integrar a los afroamericanos en estas ligas. El osado Branch Rickey, ejecutivo importante antes en los Carmelitas y luego presidente-manager en los Cardenales de St Louis, en ese momento en iguales funciones con los Dodgers, comenzó a investigar cómo introducir a las estrellas de las Ligas Negro en su equipo. Necesitaba un pelotero bueno al campo integralmente y con flema suficiente para resistir las ofensas que le vendrían encima. Se dice que los tres candidatos en el radar de Rickey eran el lanzador Satchel Paige, el receptor Josh Gibson y el versátil Jackie Robinson. Por otro lado, se afirma que el ejecutivo de los Dodgers le echó el ojo también al cubano Silvio García, el que no pasó el examen cuando le aseguró a Rickey que reventaría a quien osara ofenderlo en persona.

Así que después de mucho análisis y espionaje de los cazatalentos, Robinson y el lanzador John Wright, del cual casi nadie habla, fueron los escogidos. Ambos debían debutar en equipo de liga menor, en este caso, los Reales de Montreal, sucursal de los Dodgers de Brooklyn. A Wright, pelotero del que se hablará en otro artículo con más detalles, no le fue bien su adaptación en ese ambiente extraño de blancos. Robinson permaneció en Montreal, donde también sufría de las condiciones nada favorables a que un afroamericano jugara en partido de béisbol de blancos. El entrenamiento primaveral sería en campo de Florida, donde las cosas no eran diferentes respecto al racismo, que era tan grande como en otras ciudades de Norteamérica. Así que desde sus inicios en la pelota de los “blancos”, Robinson se tuvo que enfrentar a una población intransigente, donde se incluían fanáticos, peloteros y hasta del mismo equipo.

Para que se tenga una idea del problema, cuando Robinson debutó en las Mayores en 1947, solo el segunda base Eddie Stansky de los Dodgers apoyó su presencia. El torpedero Pee Wee Reese, quien luego cambió positivamente, no le agradó mucho la idea. Ni que hablar del italo-americano Carl Furillo, opuesto totalmente. Imagínense jugar bien al béisbol, demostrar que lo podía hacer igual o mejor que las estrellas blancas, arriba de eso soportar que le griten negro de m…, que le tiren un gato negro a sus pies o que lo quisieran intimidar hasta con armas. Realmente hay que ser muy flemático, y Robinson lo logró, jugó como el mejor, con tremenda pimienta, bateaba, corría, fildeaba en la posición que le pusieran y en la década del inicio de los 50 se convirtió en la bujía principal del equipo. Al que suscribe no le queda la menor duda que los Dodgers tuvieron un cambio de mentalidad con la entrada de Robinson, luego la de otros afroamericanos, como Roy Campanella, Don Newcombe, Joe Black, Jim Gilliam,  sin olvidar a nuestro gran Edmundo Amorós. Fue así que en 1955 pudieron llevarse su primera serie mundial, victoria que repitieron en 1959.

jackierobinsonpelotero

Robaba bases y varias veces el home, sabía poner la bola en juego. Foto del autor

La forma de juego de Robinson llegó a ser respetada por todos. Billy Martin, que jugara la intermedia para los Yankees durante varios años, fue siempre un individuo poco apto para aceptar el buen juego contrario, menos de un negro, y se puede citar entre los que llegó a respetar a Robinson, una verdadera explosión en un campo de béisbol. Mickey Mantle y Yogi Berra loaban el juego de Robinson.

Le pude ver jugar la antesala en sus dos últimas temporadas con los Dodgers, algo que hacía bien. Su velocidad en aquellos años había mermado por lo que Jim Gilliam y Don Zimmer se ocuparon de defender la intermedia, así y todo era una autoridad para todos sus compañeros. Pee Wee Reese llegó a ser un gran amigo de Robinson, y a Furillo no le quedó otra opción que aceptarlo como compañero y guía.

Regresemos al asunto del entrenamiento de 1946. Sucedió que por leyes de varias ciudades del estado de Florida, Robinson no pudo practicar o jugar. Sólo hubo una que aceptó, Daytona Beach, donde la gente dice que hay muchos tiburones próximos a la Costa, algo que no pude comprobar cuando visité el lugar no hace mucho. Lo interesante fue que el parque de Daytona, situado en una islita en el Río Halifax, avenida 105E Orange, fue rebautizado con el nombre de Jackie Robinson en 1990, donde igualmente se instaló un museo abierto sobre la vida del pelotero.

sitialenhomenajeaj.robinson

Era hombre de pueblo, abogaba por las buenas causas en su país. Foto del autor

Ahora este parque sirve de sede al conjunto de las Tortugas de Daytona, sucursal de clase A de los Rojos de Cincinnati. El parque puede acoger unos 4200 aficionados. Lo interesante, además del juego que se lleve a cabo allí, es el museo alrededor del parque, que está al aire libre, dedicado a la vida de Jackie Robinson y donde el visitante podrá ver los pósters aquí mostrados y otros más sobre su carrera deportiva.

Fuentes

Anon. Jackie Robinson. 1994-2001 Encyclopædia Britannica

Baseball-reference.com

Escrito por Esteban Romero, 1 febrero de 2019

Un pensamiento en “En el centenario de su natalicio: el Parque-Museo Jackie Robinson en Daytona Beach, Florida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .