Un recorrido por los Países Bajos (Nederland): Ámsterdam

Ámsterdam no es una ciudad de pecado: es una ciudad de libertad.”
John Green (1977, escritor estadounidense)

Molino al viento, Ámsterdam.JPG

Una extensa parte del mundo llama Holanda a los Países Bajos, cuando en realidad Holanda es una parte del país. Su verdadero nombre responde al hecho que una tercera parte de su territorio se encuentra por debajo del nivel del mar.

Plaza Dam

Plaza Dam y el Palacio Real. Foto del autor

DSC03803

Obelisco, en Plaza Dam, de 22 metros de altura en honor a los soldados holandeses caídos durante la II Guerra Mundial. Foto del autor

Nieuwe Kerk o Iglesia Nueva. Foto del autor

Nieuwe Kerk o Iglesia Nueva. Foto del autor

Los Países Bajos fueron parte importante del Sacro Imperio Romano Germánico, los que gozaron de la buena voluntad del emperador Carlos V. Su desgracia vino cuando el heredero del trono, Felipe II, español de nacimiento y crianza, y católico, no vio con buenos ojos la conversión de la población nord-neerlandesa al protestantismo, promovido entonces por el calvinismo y las ideas luteranas. Ese desacuerdo provocó la guerra entre los Países Bajos y España en 1568, la que duró hasta 1648 cuando finalmente se firmó la paz. Los Países Bajos se constituyeron en República[i] independiente, mientras que la otra parte meridional del país, lo que es hoy Bélgica, permaneció católica y parte de los dominios españoles.

Entrada principal del museo nacional

Entrada principal del museo nacional. Foto del autor

DSC03715

Otra entrada al Museo Nacional. Foto del autor

Filas de turistas en canal aledaño a la Estación Central de Ámsterdam. Foto del autor

Filas de turistas en canal aledaño a la Estación Central de Ámsterdam. Foto del autor

Los Países Bajos es un pequeño país, donde uno puede maravillarse de muchas cosas, entre ellas, el arte de robar tierra al mar y convertirla en polders, útiles para la producción ganadera y agrícola. Famosos son sus quesos, sus plantas ornamentales, sobre todo los tulipanes y otras producciones del agro.

Zona Roja 2

Una vista de la zona roja o de la tolerancia. Foto del autor

La capital del país es Ámsterdam, situada en la llamada Holanda Septentrional, donde los múltiples canales dan la impresión de otra Venecia. Esta ciudad no llega al millón de habitantes, y uno puede moverse fundamentalmente en tranvías, botes o lanchas, y buses o autos en menor grado, aunque el medio de transporte preferido de los locales es la bicicleta. Se estima que en este país hay más bicicletas que población. Debido a la cantidad de canales existentes, hay muchos puentes levadizos que permiten igualmente el transito de las embarcaciones.

DSC03707

Salida de lanchas de paseo. Foto del autor

Puente levadizo en Ámsterdam

Puente levadizo en Ámsterdam. Foto del autor

En Ámsterdam no radica el gobierno del país, y lo más llamativo de esta urbe es el orden existente, eso a pesar de tener un movimiento grande, sobre todo de turistas de todo el mundo.

Mercado de flores

Mercado de flores. Foto del autor

Las partes más interesantes a visitar en Ámsterdam son: el barrio Joordan, donde se ubica la casa-museo de Anna Frank, y el canal Brouwergacht; los museos Van Gogh y el Rijksmuseum o Museo Nacional de Ámsterdam, el Museo Madame Tussaud, igualmente aquí presente; el Bloemenmarkt (mercado de flores), mercado flotante de flores, la Plaza Dam, muy céntrica en Ámsterdam, donde se encuentran el Palacio Real, la Nieuwe Kerk o Iglesia Nueva, y donde comienza la calle comercial más famosa de la ciudad, la Kalverstraat; además del barrio rojo o barrio de la tolerancia, donde la prostitución y la marihuana está permitida legalmente.

DSC03751

La cervecería de la famosa Heineken no puede faltar. Foto del autor

Museo Mme Tussaud en Plaza Dam 2

Museo de cera “Mme Tussaud” en Plaza Dam. Foto del autor

Anna Frank

En Ámsterdam fue también donde progresó la elaboración y mercado del diamante, algo que hasta el siglo XVI se había desarrollado en Portugal de manos de sefarditas, los que una vez expulsados de la península ibérica por decreto del tribunal de inquisición de la iglesia católica, se trasladaron inicialmente a Amberes y luego a Ámsterdam, donde continuaron en esta labor.

Museo del diamante 2

Museo del diamante. Foto del autor

Otras vistas de Ámsterdam

Otras vistas de Ámsterdam. Fotos del autor

Fuentes

Anon. Historia de Ámsterdam. https://www.disfrutaamsterdam.com/historia

Moskovic Julio. Historia de la industria del diamante. Monografías.com. https://www.monografias.com/trabajos-pdf5/historia-industria-del-diamante/historia-industria-del-diamante.shtml

[i] Los Países Bajos se convirtieron en Monarquía a partir de 1810 con el reinado de Napoleón I

 

Escrito por Ricardo Labrada, 5 octubre de 2018

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .