El valor de la constitución

Con todos y para el bien de todos.
José Martí

Const Francesa

A partir de la segunda mitad del siglo XX se asienta la idea que la democracia es imposible sin una constitución. Es por eso que casi todos los países, que se llaman democráticos, y no es porque se llamen. es que lo sean, adoptan un texto constitucional  como propuesta ideológica y como herramienta política.

La primera constitución es la inglesa y data de 1215. La misma surgió cuando los señores feudales y los comerciantes exigieron quitar poder al monarca Juan I o Juan sin Tierra. La Carta Magna evolucionó y en 1869, se promulgó el llamado Bill of Rights. Claramente, la constitución desde su nacimiento fue para quitarle poderes a los que gobernaban.

Ferdinand Lasalle afirmó que la constitución es la ley fundamental proclamada en el país, en la que se echan cimientos para la organización del Derecho Público de esa nación. Muy claro, aunque cabría ver que entienden por Derecho Público los que gobiernan o los que redactan la constitución en los distintos países.

Esta Carta Magna debe sentar las bases para que sea el gobierno, quien rinda cuentas al ciudadano, y no este último al gobierno. A su vez, la constitución debe garantizar que el hombre sea dueño de su propia vida y destino. La misma debe garantizar las normas que potencien los derechos fundamentales, pero no normas que lo restrinjan, así como dota de facultades a los servidores públicos a fin de proteger, promover y garantizar los derechos fundamentales de los ciudadanos.

La constitución es una respuesta al absolutismo, la que determina las estructuras, funciones y deberes del Estado en beneficio de los ciudadanos en un país. De esta forma, se evita la concentración de poderes, aunque esto en muchos casos no se cumple. Hay constituciones hechas a las medidas de los que gobiernan, de aquellos que se creen vitalicios, aquellos que se equivocan continuamente pero son incapaces de soltar el poder. Esas constituciones no son más que colorete y crayón de labio, para darle forma a algo que carece de contenido democrático.

Si la Constitución viene plagada de poderes para el Estado, con medidas que reducen los derechos individuales, entonces la misma no es más que un estatuto autoritario, que sirve para los fines de quienes gobiernan, pero no para empoderar al ciudadano.

Una constitución justa debe garantizar la libertad de expresión, la libertad de religión, el derecho de ser juzgado por un jurado imparcial del Estado, el derecho a votar en las elecciones que se convoquen, derecho al empleo, y a postularse y ser electo al servicio público.

Otro aspecto importante, la constitución no puede discriminar a nadie por sus creencias religiosas o ideas políticas. La constitución es para todos los ciudadanos de un país, vivan dentro o fuera del mismo. Todo artículo dentro de esa Carta que tienda a mermar estos derechos, dejará de ser un instrumento democrático. La constitución no puede soslayar el hecho de que los derechos son para todo el pueblo sin excepciones.

Las constituciones de países democráticos casi siempre comienzan con enunciados de unidad de todo el pueblo, por ejemplo, en la de los EE.UU:

NOSOTROS, el Pueblo de los Estados Unidos, a fin de formar una Unión más perfecta, establecer Justicia, afirmar la tranquilidad interior, proveer la Defensa común, promover el bienestar general y asegurar para nosotros mismos y para nuestros descendientes los beneficios de la Libertad, estatuimos y sancionamos esta CONSTITUCION para los Estados Unidos de América.

Se habla de todo el pueblo sin excepción. La italiana por su parte, en sus primeros artículos establece:

Art. 1. Italia es una República democrática fundada en el trabajo. La soberanía pertenece al pueblo, que la ejercitará en las formas y dentro de los límites de la Constitución.

Art. 2. La República reconoce y garantiza los derechos inviolables del hombre, ora como individuo, ora en el seno de las formaciones sociales donde aquél desarrolla su personalidad, y exige el cumplimiento de los deberes inexcusables de solidaridad política, económica y social.

Art. 3. Todos los ciudadanos tendrán la misma dignidad social y serán iguales ante la ley, sin distinción de sexo, raza, lengua, religión, opiniones políticas ni circunstancias personales y sociales. Constituye obligación de la República suprimir los obstáculos de orden económico y social que, limitando de hecho la libertad y la igualdad de los ciudadanos, impiden el pleno desarrollo de la persona humana y la participación efectiva de todos los trabajadores en la organización política, económica y social del país.

Fuentes

Anon. ¿Para qué sirve una constitución? Republicanew. https://republica.gt/2015/02/13/para-que-sirve-una-constitucion/

Corral Fabián. 2013. ¿Para qué sirve la constitución? Diario ELCOMERCIO, 22 agosto. http://www.elcomercio.com/opinion/sirve-constitucion.html

Constitución de los EE.UU. 1787. https://www.constitutionfacts.com/content/constitution/files/usconstitution_spanish.pdf

Constitución de la República Italiana. http://www.ces.es/TRESMED/docum/ita-cttn-esp.pdf

González Placencia Luis. 2016 ¿Para qué sirve una Constitución? Animal Político, 29 febr. https://www.animalpolitico.com/blogueros-phronesis/2016/02/29/para-que-sirve-una-constitucion/

 

Escrito por Ricardo Labrada, 22 julio de 2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .