Mi Habana: los túneles en la ciudad

Cada edificio debe contribuir a hacer nueva la ciudad.”
César Pelli (1926, arquitecto argentino)

La capital cubana tiene algo que no muchas ciudades del mundo poseen. Se trata de tres túneles subacuáticos que se construyeron en la década de los años 50.

El primer túnel fue el de Línea, iniciado en 1951 y concluido en 1953, con una capacidad de 2500 autos por hora y por senda, la cual actualmente está reducida. Habría que ver cómo funcionan ahora los ventiladores extractores que se ubicaron desde el inicio y cuya función estaba controlada automáticamente, incluso con un medidor de monóxido de carbono en el aire del túnel. Su construcción permitió aliviar el elevado tráfico que se registraba sobre el puente del río Almendares.

Túnel de Línea

Túnel de Línea

El siguiente puente fue el de la bahía, una señora obra maestra, que vino a sustituir la idea de un puente que uniera la Habana con su parte Este, algo que habría resultado engorroso y más costoso debido al relieve llano de toda esa zona. Eso permitía evitar tráfico en la carretera Central. Ya en aquel entonces se construía la vía Blanca, que uniría a la Habana con Matanzas sin tener que transitar por la carretera Central.

En definitiva, la obra del túnel de la Habana fue adjudicada a la Compañía de Fomento del Túnel de La Habana, S.A., mientras que la compañía contratista fue la Societé des Grands Travaux de Marseille, y la inspección quedó en manos de la Frederick Snare Corporation, todo eso mediante la Ley-Decreto No 1550, de 4 de mayo de 1954.

Este túnel fue obra conjunta de franceses, estadounidenses y cubanos, el mismo se construyó a lo largo de 3 años y se inauguró 5 años después del túnel de Línea. La obra realizada incluyó además la Vía Monumental y se dieron los primeros pasos para la construcción de la Habana del Este. El túnel tiene cuatro pistas de tráfico de 3.35 m de ancho cada una, con 733 m de largo.

Túnel de la Habana

Túnel de la Habana

Faltando tres meses para inaugurar el túnel de la Habana, se inició la construcción del túnel de Calzada, el cual une al Vedado con Miramar (Quinta Avenida), lo que conllevó a la demolición del puente Pote, el cual retrasaba el tráfico en la zona. Cada vez que pasaba una embarcación, había que abrir el puente para posibilitar su paso. Este túnel, de la mano de la compañía francesa, encargada del túnel de la Habana, inició y concluyó esta obra en 16 meses. Según los expertos, este túnel supera al de Línea en dimensiones,  seguridad y cementaciones.

Tunel de Calzada (Quinta avenida)

Tunel de Calzada (Quinta avenida)

Como habanero, me enorgullecen estas obras y ruego que quienes gobiernen, le den el merecido mantenimiento a estas importantes vías de la capital cubana.

Fuente consultada: Batista Silva, J.L. 2003. Los túneles subacuáticos de La Habana. http://repositorio.geotech.cu/jspui/handle/1234/214.

 

Escrito por Ricardo Labrada, 30 junio 2018

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .