Benito Juárez, Benemérito de la Patria y de las Américas.

Nada de contemporizaciones con los hombres viciados
y con los que se han acostumbrado a hacer su voluntad
como moros sin señor
”.
Benito Juárez

Benito Juárez

El 21 de marzo se cumplieron 211 años del nacimiento del patriota mexicano Benito Juárez en San Pablo Guelatao, Oaxaca, México, hijo de padres indígenas pobres, Marcelino Juárez y Brígida García, los cuales murieron cuando el niño Benito tenía tan solo 3 años de edad, por lo que fue  criado por un tío, hasta que cumplió 12 años, conjuntamente con su hermana Josefa. Ya en ese entonces comenzó sus estudios para sacerdocio en la ciudad de Oaxaca, los que luego cambió para estudiar leyes y ciencia en el Instituto de Artes y Ciencias de la ciudad ya mencionada, estudios que concluyó en 1831.

Un poco más tarde Juárez obtuvo un puesto de trabajo como regidor del ayuntamiento de Oaxaca y, un año después, diputado al Congreso del Estado, donde siempre demostró su honestidad, a la vez que solía vivir humildemente, algo que jamás cambió en su vida personal.

En 1843 se casó con una joven de solo 17 años, Margarita Maza, oriunda del mismo Oaxca, con la que vivió en las condiciones de  humildad y modestia de siempre, eso a pesar de entrar de lleno en el mundo de la política, sirviendo primero como juez y más tarde como gobernador del estado, que le hizo conocer nacionalmente.

En su trayectoria política Juárez propuso políticas liberales para los distintos problemas que confrontaba la sociedad Mexicana, muy afectada por los 30 años de poder en México del conservador Antonio López de Santa Anna. A pesar de haber estudiado para cura inicialmente en su vida, entendía que la iglesia católica ejercía monopolio económico en muchas partes y a su vez favorecía a la aristocracia nacional. Entendía que México debía adoptar una forma de gobierno basada en un sistema federal.

Juárez y sus adictos no tuvieron mucha suerte cuando los conservadores se hicieron del poder en las elecciones de 1853, los que se encargaron de evitar toda nueva reforma liberal en México. La situación se tornó de represión, y los liberales, entre ellos Juárez, se vieron obligados a exilarse. Esta ausencia de Juárez de prolongó desde finales de 1853 a mediados de 1855, entonces vivió en Nueva Orleans, con pocos medios, y siempre ocupado del destino de su país. Fue en 1855 que los liberales lograron el poder en México, por lo que regresó y  comenzó a trabajar como Ministro de Justicia y de Instrucción Pública.

El derecho de pensar

A mediados de 1856 el gobierno liberal promulgó la ley Lerdo, nombre dado en honor a su autor, Miguel Lerdo de Tejada. Esta era la Ley de Desamortización de las Fincas Rústicas y Urbanas de las Corporaciones Civiles y Religiosas de México, la cual  establecía claramente que la iglesia y las corporaciones civiles debían vender sus bienes inmuebles, pero la misma no tenía nada incluido respecto a confiscación en caso de desobediencia. La compra-venta de estos inmuebles ayudaría a crear un ambiente que favoreciera la aparición de una clase media en México. La ley Lerdo igualmente abolió los fueros eclesiásticos y la secularización del registro de nacimientos, defunciones y matrimonios, lo que dio lugar al Registro Civil.

En ese mismo año, Ignacio Comonfort fue electo presidente y el nuevo Congreso eligió a Juárez como presidente de la Corte Suprema y a su vez, por derecho propio, Vice-Presidente del país.

En 1858 vino la revuelta de los conservadores, la que al final triunfó y obligó a Juárez a retirarse a Veracruz, aunque legalmente le pertenecía la presidencia de México. En la ciudad portuaria, Juárez tuvo que enfrentarse a muchas dificultades. Creó un gobierno, donde no faltaron las rebeliones y las traiciones. La iglesia católica no cejó en sus empeños de favorecer a los conservadores, por lo que Juárez vigorizó las leyes vigentes y llegó hasta confiscar todas las propiedades de la iglesia incluida los cementerios.

Eso de Dios

A pesar de todas estas dificultades, se logró promulgar las leyes de Reforma y proclamar una Constitución más radical que la anterior existente. El gobierno de Juárez fue reconocido por los Estados Unidos en 1859, los que igualmente favorecieron que los  los liberales lograran vencer a los conservadores en 1860. Un año más tarde, Juárez regresó a Ciudad México y fue constitucionalmente electó presidente.

A su regreso al Poder, Juárez encontró vacío el tesoro nacional, lo que obligó al gobierno a suspender el pago de las deudas por dos años, algo que no aceptaron las tres grandes potencias de aquel entonces, Gran Bretaña, España y Francia, a fin de obligar al pago de las deudas a México, organizaron una fuerza interventora, que desembarcó sus tropas en enero de 1862, precisamente en Veracruz.  Gran Bretaña y España se dieron tarde cuenta que Napoleón III buscaba conquistar México y establecer un gobierno encabezado por el archiduque Maximiliano de Austria. Al final retiraron sus tropas previa promesa de Juárez de pagar las deudas. Solo las tropas de Francia permanecieron en territorio mexicano.

Los combates se sucedieron y Francia logró ocupar Ciudad México en junio de 1863, donde se estableció el gobierno previsto de Maximiliano, el cual tuvo el apoyo de las fuerzas conservadoras del país. Este resultado obligó a Juárez y su gobierno emigrar al norte del país, y establecerse en el Paso del Norte, lo que hoy conocemos como Ciudad Juárez, ciudad fronteriza mexicana con EE.UU. Allí estableció un gobierno provisional y se movió por el país ofreciendo resistencia tenaz al invasor extranjero. Finalmente Querétaro fue sitiado en 1867, epílogo de la derrota francesa. Maximiliano fue capturado y fusilado el 19 de junio en el Cerro de Campanas.

La democracia

En 1867 Juárez fue nuevamente electo presidente de México y restauró la República federal. Cinco enmiendas fueron promovidas, aprobadas solo por el Congreso, las mismas fortalecían el poder ejecutivo, las que no fueron bien recibidas por incluso algunos de sus colaboradores, entre ellos Porfirio Díaz y su ministro de interior, Sebastián Lerdo de Tejada, los que al final pasaron a la oposición. A ello se suman dos nuevos levantamientos en su contra.

Juárez no desistió en sus empeños, todo eso a pesar de sufrir un infarto en octubre de 1870  y de perder a su esposa tres meses después. Por lo que en 1871 decidió ser nuevamente candidato a la presidencia, la que finalmente ganó y le costó la rebelión de muchos de sus colaboradores, encabezada por Porfirio Díaz y Lerdo de Tejada, los que proponían nuevas regulaciones a fin de evitar la re-elección del presidente.

Juárez continuó su labor y su lucha contra sus opositores hasta que el 18 de julio de 1872 sufriera un nuevo infarto que le provocara su fallecimiento.

Póstumamente el Congreso de México lo declaró Benemérito de la Patria y de las Américas.

En conclusiones, de su obra se derivaron importantes leyes y medidas para México, a saber:

  • Ley sobre libertad de culto
  • Ley sobre Nacionalización de Bienes Eclesiásticos
  • Anuncio del programa del gobierno liberal
  • Ley de Matrimonio Civil
  • Secularización de los Hospitales y Establecimientos de Beneficencia
  • Cesa intervención del Clero en los cementerios y camposantos
  • Extinción de las Comunidades de Religiosas en México
  • Reglamento para el cumplimiento de la Ley de Nacionalización

Entre sus grandes pensamientos están:

  • El respeto al derecho ajeno es la paz.
  • Libre, y para mi sagrado, es el derecho de pensar… La educación es fundamental para la felicidad social; es el principio en el que descansan la libertad y el engrandecimiento de los pueblos.
  • La democracia es el destino de la humanidad; la libertad su brazo indestructible.

Juárez fue ejemplo de austeridad personal, modestia y honestidad. Este autor intuye que su gran defecto fue permanecer mucho tiempo en el poder, algo que no hay forma de justificar. Fue precisamente su ministro de interior, Lerdo de Tejada, quien le sucedió como presidente, así que los relevos estaban disponibles. Sin embargo, sus reformas ayudaron enormemente a la modernización de México y a su liberación de los residuos del neocolonialismo. El liderato de Juárez fue también decisivo en la victoria de México sobre los ocupantes franceses en el siglo XIX.

Fuentes consultadas

Anon. Benito Juárez. Biografías y vidas. http://www.biografiasyvidas.com/biografia/j/juarez.htm

Anon. Benito Juárez. Busca Biografías. http://www.buscabiografias.com/biografia/verDetalle/683/Benito%20Juarez

Anon. Juárez, Benito (Pablo). 2015. Encyclopædia Britannica. Encyclopædia Britannica Ultimate Reference Suite.  Chicago: Encyclopædia Britannica.

Escrito por Ricardo Labrada, 21 marzo de 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s