Mandela: del mito al hombre (2013)

Dedico este modesto artículo al gran Nelson Mandela en
el tercer aniversario de su fallecimiento
(5 diciembre de 2013)

nelson-mandela

Nelson Mandela

Con mucho interés vi la película cuyo título coincide con el de este extenso comentario sobre el mismo, el que, me disculpan, puede tener algún que otro spoiler para quien no conozca la biografía del célebre personaje.

Se trata de un filme de producción sudafricano-británica, donde el papel de Mandela es interpretado por el actor afro-británico Idris Elba, hijo de padre de Sierra Leona y madre de Ghana. En la interpretación se inició en el Teatro Nacional Musical de la Juventud. En el rol de Winnie Mandela aparece otra afro-británica experimentada, Naomi Harris, cuyos padres son oriundos de Jamaica y Trinidad, respectivamente. La dirección corrió a cargo de Justin Chadwick, cineasta de Manchester y con 23 filmes ya realizados.

naomi-harris-como-winnie-e-idris-elba-como-nelson-mandela

Naomi Harris como Winnie e Idris Elba como Nelson Mandela

La película no es un simple relato de lo que fue la vida del gran Madiba, entiendo que fue una forma de situar las cosas en un contexto distinto a como lo veían algunos independentistas incluido la propia Winnie Mandela, esposa del líder.

La represión de los blancos en Sudáfrica en nada se diferenciaba de la ejercida por Hitler en los territorios ocupados durante la II Guerra Mundial. El racismo de los Boers era criminal en extremo y tampoco se diferenciaba de lo que los nazis hicieron con los judíos en la década de los 40. Esa realidad nefasta queda bien expuesta en el filme, además de cómo surge el movimiento CNA (Congreso Nacional Africano), el cual con mucha razón adoptó la lucha armada para contraponerse al salvajismo Boer.

Como todos sabemos, Mandela fue mandado a podrirse en la prisión. Se trataba de un hombre con cultura, abogado y conocedor de cuáles eran los derechos de su pueblo multiétnico. Esa voz había que ahogarla, pero los blancos nunca contaron que Mandela cambiaría su forma de pensar, al extremo de convertirse en casi un nuevo Gandhi en su tierra.

imagenes-de-mandela-del-mito-al-hombre-2013

Imágenes de “Mandela: del mito al hombre (2013)”

Con la palabra se puede lograr muchas cosas, o sea con la palabra convincente, y Mandela lograba persuadir hasta sus propios carceleros, los que le veían como un hombre incluso superior a ellos. Mandela soportó la cárcel, él si no tuvo amnistía de ningún tipo, y se vio en prisión a lo largo de 29 años. Soportó el ataque inicial y desquiciado de los que lo encarcelaron, se sobrepuso a todo eso y los venció con su actitud.

Nadie le regaló nada a este David real, lo que logró, se lo ganó, y supo conducir a su pueblo por una vía realmente inesperada para el mundo y para los mismos blancos esclavistas en su tierra. Lamentablemente Winnie, muy torturada en prisión, no supo entenderlo en su momento. También se sabe que no le fue fiel. No obstante, eso a él no era lo que más le importaba, sabía perdonar y aquí podría haberlo hecho si ella hubiera abrazado su causa, que no era otra que la paz de todos los pueblos que habitan en África del Sur incluido los blancos.

Cuando veía a Mandela y a sus seguidores alzar su mano derecha incentivando la lucha por sus derechos, recordaba a algunos imitadores falsos actuales, los que hacen algo parecido pero dentro de una democracia, nada que ver con el gran líder sudafricano. Levantar la mano era una ofensa al régimen opresor, era un acto por la libertad y no una payasería política de los que desean revoltura a fin de socavar la democracia existente.

Hay líderes que han hablado de principios, algo a veces abstracto, y que sólo cabe en sus cabezas. Algunos se atreven a afirmar que esos principios son los que quiere su pueblo, saben que mienten, pues los pueblos necesitan orientación en cada momento. Mandela supo aprovechar la brecha de una apertura por parte de los blancos, y por ahí trató de entrar sin hacer concesiones en su forma de pensar y de defender a su pueblo. Estaba convencido que continuar la violencia se traduciría en más odio y muertes de todos los bandos, donde incluso la peor parte sería llevada por los suyos por la carencia de armamento moderno que si poseían los blancos.

Aquí está el punto de coincidencia con Gandhi, cero odio, si al entendimiento, ninguna represalia. Sus armas morales desarmaban al enemigo y éste no tenía otra opción que acordar la paz y  vetar completamente todas las leyes del apartheid, algo que por la vía armada habría durado mucho tiempo y sacrificado a muchas vidas.

Mandela fue grande en la lucha contra el opresor, más grande en prisión y enorme como primer mandatario de su país. Su sencillez era algo inusual en un mundo donde abundan los falsos salvadores de la Tierra, que realmente carecen de la debida piedad con su propio pueblo. Mandela fue ejemplo y cuando alguien pregunte cómo quiere que sea su presidente, podemos decir sin pensarlo mucho, como fue Nelson Mandela.

Aunque Idris Elba no se parece mucho físicamente a Mandela- le vi más corpulento de lo que fue el líder sudafricano- supo hacer su papel, mientras que Naomi Harris fue una Winnie muy convincente. El resto del reparto hizo lo suyo, y la película merece la pena verla por todos en este mundo, al menos por aquellos que mucho valoramos la libertad.

 

Escrito por Esteban Hernández, 6 diciembre de 2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s