Gene Tunney: otro boxeador de éxito en los pesos pesados

El ejercicio debe ser considerado como tributo al corazón

Gene Tunney

De este boxeador se habló en el artículo dedicado a Jack Dempsey, por lo que algunos aspectos de sus peleas con el matador de Manassa serán omitidos y sólo reflejados aquellos realmente necesarios.

James José Tunney (The fighting marine o el marino combatiente) nació el 25 de mayo de 1897 en Greenwich, Connecticut, en el seno de una familia obrera, la que luego emigró a Nueva York, donde Tunney se crió.

Gene Tunney

Gene Tunney

En su juventud fue alistado por la marina de su país para combatir en la Primera Guerra Mundial, y es ahí que logró su oportunidad para continuar la práctica del boxeo, deporte que desde temprana le había gustado y venía practicando en gimnasio. Para su suerte, Tunney nunca participó en combate, pero si se enorgullecía de haber sido parte de la marina norteamericana.

Durante el período bélico Tunney llegó a vencer a Bob Martin, campeón de los pesados en las Fuerzas Expedicionarias Americanas, en una pelea pactada a cuatro asaltos. De hecho esa era su pelea 18, las que había ganado todas, excepto dos que terminaron en tabla. Igualmente venció a otros veinte oponentes, el último de ellos fue Ted Jamieson, al que venció por puntos en 10 rounds en abril de 1919. Todo esto le valió el título de campeón de los ligeros pesados en las Fuerzas Expedicionarias Americanas.

En 1919 regresó a su país y continuó boxeando con el mismo éxito de siempre. En 1922 entabló con Tommy Loughran, pelea que debió ganar, ya que todos los expertos vieron a Tunney comportarse mucho mejor que su adversario. Previamente había logrado el título en los semipesados al vencer por puntos a Battling Levinsky en enero de 1922. En mayo de 1922, Tunney sufrió su única derrota a manos de Harry Greb, con quien perdió el título de los semipesados. En ese combate Tunney reconoció la superioridad de su rival, quien le fracturó la nariz en el mismo primer round. Los golpes de Greb fueron tan fuertes que cegaron a Tunney, quien soportó 14 rounds. En 1923 volvió a topar con Greb y logró ganarle por puntos para recuperar el título de los semipesados. En diciembre de ese año, nuevamente Greb cayó bajo los puños de Tunney. En 1925,  por cuarta vez se vieron las caras y una vez más Tunney le derrotó, dejando claro su superioridad sobre su temible rival.

En 1924 logró vencer por KO técnico al experimentado Georges Charpentier, a quien doblegó en el round 15 de esa pelea en el Polo Grounds.

Todos los aficionados del boxeo soñaban con una pelea de Harry Wills con Gene Tunney, quien a diferencia de Dempsey, si no estaba de acuerdo en subirse al ring para pelear con un boxeador afroamericano.

Las derrotas de Greb y la situación con Harry Willis hicieron ver a los expertos que el mejor rival para Dempsey por el título de los pesados era precisamente Tunney. Las apuestas daban como favorito a Dempsey ampliamente. La pelea esperada llegó el 23 de setiembre de 1962 en Filadelfia, donde Tunney venció en 10 asaltos, ocho de los cuales Tunney ganó realmente. Al iniciarse esa pelea Tunney fue directo sobre Dempsey y le sonó un directo a la mandíbula que resquebrajó la resistencia del campeón y se dio cuenta que tenía a un león sobre el ring. Tunney supo esquivar las embestidas de Dempsey y le conectó por todos lados. En el cuarto round, Tunney cayó pero se levantó recuperado. Dempsey estaba cansado, no podía rematar a Tunney y en el décimo round, Dempsey no era ni su sombra. Interesante que en esta pelea Dempsey ganó 711 686 dólares, mientras que el vencedor Tunney solo 204 000.

Como era de esperar, la revancha tuvo lugar el 22 de septiembre de 1927 en el Soldier Field de Chicago. Hasta el sexto asalto Tunney iba delante en las boletas mientras Dempsey volvió a mostrar cansancio. En el séptimo ocurrió algo imprevisto, Dempsey logró conectarle fuerte y certeramente a Tunney, quien cayó a la lona. El árbitro Dave Barry se limitó a contemplar como Tunney yacía casi muerto, por causas que nadie entiende, Barry comenzó de forma tardía su conteo, lo cual dio oportunidad a Tunney a recuperarse. También sucedió que Dempsey no se marchó a la esquina neutral como está establecido, por lo que Barry no se apresuró a contar hasta cerciorarse que Dempsey fue adonde debió ir desde el inicio. Pasaron varios segundos y Tunney logró recuperarse. Una vez de pie Tunney fue nuevamente dueño de la situación, Dempsey estaba desesperado, cansado y golpeado continuamente por Tunney. Realmente Dempsey mereció la victoria entonces, tanto él mismo como el árbitro cometieron errores, los que Tunney supo aprovechar bien.

Tunney noqueado en el 7mo round frente a Dempsey

Tunney noqueado en el 7mo round frente a Dempsey

Tunney observa a Dempsey tumbado en el octavo round de la revancha en 1927

Tunney observa a Dempsey tumbado en el octavo round de la revancha en 1927

Después de esta pelea Tunney declaró que él se mantuvo sobre la lona más tiempo al haber visto lo que sucedía, pero que estaba listo para levantarse inmediatamente después que Barry hubiera comenzado el conteo. Digámoslo amablemente, hacemos bien en creerle.

En 1928 Tunney decidió abandonar el boxeo sin sufrir derrota algunas en la categoría de los pesos pesados. En su carrera ganó 65 pleitos, 48 de ellos por KO, 1 derrota y 1 tabla.

Tunney era un hombre preparado y mesurado, de eso da cuenta que tan pronto dejó el boxeo se dedicó a los negocios, sobre todo la inmobiliaria, fue director de varias compañías y corporaciones, e hizo millones de dólares como fortuna. Durante la II Guerra Mundial (1939-1945) fue responsable del programa de educación física de la marina estadounidense. Escribió dos libros autobiográficos: “A man must fight” (Un hombre debe pelear) en 1932 y “Arms for living” (Brazos para vivir) en 1941.

En 1955 fue exaltado al Salón de la Fama del boxeo por parte de la revista The ring. Luego fue exaltado en 1980 al Salón Mundial de la Fama del Boxeo y en 1990 al Salón Internacional de la Fama del Boxeo, en estos dos últimos como uno de los pioneros en ambos sitiales. Como si no bastara, fue igualmente exaltado al Salón de la Fama de los Deportes de los Cuerpos de Marina de los Estados Unidos en 2001.

Tunney falleció, a la edad de 81 años, el 7 de noviembre de 1978 en Greenwich, por lo que muchas de las exaltaciones mencionadas fueron realizadas póstumamente. Al momento de su muerte, Dempseuy declaró lo siguiente: “Mientras Gene y yo vivíamos, ambos compartíamos un período maravilloso del pasado. Ahora siento que me he quedado solo.

La familia de Tunney donó al Museo Nacional Smithsonian varios objetos de su carrera boxística, incluyendo los guantes que utilizó en su última pelea contra Dempsey.

Bibliografía consultada

Anon. Gene Tunney. Buscabiografías. http://www.buscabiografias.com/biografia/verDetalle/5426/Gene%20Tunney

Anon. Gene Tunney, Boxrec.com. http://boxrec.com/media/index.php?title=Human:9046

Anon. Gene Tunney. http://www.cyberboxingzone.com/boxing/tunney-g.htm

Escrito por Esteban Romero, 13 junio de 2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s