Los peloteros extranjeros en la pelota cubana

La historia pertenece a los que la prolongan, no a los que la secuestran
Manuel Vázquez Montalbán

El presente artículo es parte del  libro en preparación: De la historia del béisbol en Cuba, Esbozos biográficos de peloteros extranjeros en Cuba. De este autor

Por Esteban Romero

Se sabe que el béisbol en Cuba se juega desde 1868, deporte que fuera prohibido en algún momento de nuestra historia por las autoridades españolas. El primer juego oficial ocurrió el 21 de diciembre de 1874 y una liga oficial se tuvo a partir de 1878. El béisbol nació en los EEUU, y a Cuba llegó gracias a estudiantes cubanos que lo llegaron a practicar en el país vecino mencionado. El más notable de esos cubanos fue Esteban Bellán, quien estudió en la Universidad de Fordham y luego fue el primer pelotero latinoamericano que jugase en las llamadas Grandes Ligas. Por su parte, Nemesio Guilló trajo los primeros implementos para jugar este deporte en Cuba.

Esteban Bellán

Esteban Bellán, primer latinoamericano en jugar en Grandes Ligas

Nemesio Guilló

Nemesio Guilló trajo los primeros implementos beisboleros a Cuba

Aparte de la contribución de los estudiantes cubanos que trajeron este deporte al país, hubo muchos peloteros de varias nacionalidades que participaron activamente en los torneos de la liga cubana. Ese aporte se hizo visible desde la temporada de 1879-80 cuando los norteamericanos Urban “Hick” Carpenter y Jimmy Macullar jugaron para el equipo Colón. Eran dos bateadores que acabaron con el pitcheo contrario, al extremo que los rivales se negaron a jugar con ese equipo, que al final abandonó la justa. Macullar era un excelente pitcher zurdo, pero que también jugaba el SS y los jardines, fue el primer mortal en conectar jonrón en la pelota cubana y el primer lanzador que ponchara a 21 habanistas. Carpenter, cuyo nombre real era Warren William, era catcher, antesalista e inicialista. En Cuba jugó la receptoría, pero al igual que Macullar, lanzaba a la zurda y bateaba a la derecha, o sea que ambos eran una especie de Rickie Henderson. Carpenter jugó en las Mayores desde 1879 hasta 1892, mientras que Macullar, conocido como el pequeño Mac (medía 165 cm), lo hizo de 1870 hasta 1886.

El primer extranjero en el siglo XX fue un isleño, único español en la liga cubana, que este autor personalmente lo tiene por cubano por razones de simpatía y afecto, y no es otro que Alfredo “Pájaro” Cabrera, el famoso torpedero, que fuera igualmente el primer jugador español en las Grandes Ligas. Alfredo se estrenó con el Almendares en 1901. Se dice que Alfredo por ser algo moreno utilizó un pasaporte español debido a su descendencia española y así poder pasar la barrera de color impuesta en la pelota profesional americana. O sea que no está muy claro si era español o cubano en realidad.

alfredo-cabrera

Alfredo “Pájaro” Cabrera, ¿español o cubano?

En 1906 llegó a jugar el lanzador Harry Buckner con el Almendares, convirtiéndose en el primer pelotero negro norteamericano que lo hacía y el segundo extranjero en jugar en el siglo XX. El año de 1907 trajo el primer grupo de peloteros norteamericanos, entre ellos los primeros peloteros negros. Ellos fueron los lanzadores Harry Buckner y Sam Hope con el Almendares, el camarero Charles Grant, el torpedero Grant Johnson, los jardineros Preston Hill y Bill Monroe, y el lanzador, el estelar y siempre recordado en las ligas Negro, Andrew Rube Foster. El Habana trajo al receptor Chappie Johnson y a los lanzadores Ray Wilson, Bill Mack y Dan McClellan. Todos ellos jugaban en las Ligas Negro.

Harry-Buckner vistiendo la franela de los Gigantes Mohawk en 1913

Harry Buckner, primer pelotero negro en jugar en Cuba

El segundo pelotero extranjero no norteamericano fue nada más y nada menos que un alemán, Martin (Marty) Krug, infielder, nacido en 1888 en Koblenz, que jugó con el Almendares en 1914.

Marty Krug

Marty Krug

Además de un español y un alemán, en Cuba jugaron peloteros de los siguientes países:

a. Canadá con 9 peloteros. Los dos primeros fueron ciudadanos oriundos del Quebec, el lanzador derecho Paul Calvert hombre nacido en 1917, y que jugó con el Cienfuegos (1942–43), el Marianao (1946-47), el Habana/Marianao (1947–48), Leones/Santiago (1947–48, equipos de la llamada Federación Nacional, que jugaba en la Tropical), Habana (1948-49); y el lanzador igualmente derecho Jean–Pierre Roy, nacido en 1920 en Montreal, Canadá, que jugó con el Cienfuegos (1942-44, 1945-47), los Leones/Alacranes/Cuba (1947–48), y el Cienfuegos (1948– 49). Calvert jugó algunos años en las Mayores con los Indios, los Senadores y los Tigres, no así Roy.

Paul Calvert

Paul Calvert, primer pelotero canadiense en la pelota cubana

b. Francia tuvo un pelotero. Harry “Duke” Markell, lanzador derecho nacido en 1923 en París y que jugó con el Almendares/Cienfuegos en la temporada de 1952-53.

Harry Duke Markell

Monsieur Harry “Duke” Markell, un francés en la pelota cubana

c. Grecia tuvo una dudosa representación con Alessandro Campanis, más conocido como Al, quien dirigió al Cienfuegos en la temporada de 1953- 54. Dudosa representación, ya que su nombre es enteramente italiano, y aunque nacido en Grecia (Isla Dodescanese en 1916), es probable se haya criado en Italia. Al Campanis fue segunda base y jugó con los Dodgers en 1943. Al tuvo un hijo, Jim, que igualmente fue pelotero en las Grandes Ligas.

Al Campanis

Al Campanis, ¿griego o italiano?

d. Italia estuvo representada por el lanzador derecho Marino Pieretti, que lanzó en Cuba para el Cienfuegos en 1955-56, sus últimos años como lanzador, ya que fue jugador en las Grandes Ligas con los Senadores, las Medias Blancas y los Indios en la década de los 40.

Marino Pieretti

Marino Pieretti, primer azzuro en la pelota cubana

e. México. Varios mexicanos jugaron en la pelota cubana, muchos de ellos son actualmente miembros del Salón de la Fama de su país. En total aparecen 12 nombres de ese país hermano. Los primeros fueron el lanzador zurdo-inicialista Fernando “Cocuite” Barradas, pelotero nacido en 1910 en Rancho de Santa Rita, Veracruz, México, que jugó para el Marianao (1937-38), luego aparece el 2B-SS José Luis “Chile” Gómez, nacido en 1909 en Mazatlán, Sinaloa, que jugó con el Santa Clara (1937–38), y el Cienfuegos (1939-40, 1941-42, 1945-46). El jardinero Manuel Salvatierra (Popeye) jugó en Cuba con el Almendares/Habana en la temporada de 1940–41.

Fernando (Cocuite) Barradas

Fernando “Cocuite” Barradas, de los primeros peloteros mexicanos en jugar en Cuba

Beto Avila

Beto Avila

Entre otros destacados de México que vinieron a jugar a Cuba están también el gran Beto Ávila, que lo hizo con el Almendares (1945-46), el Marianao (1946-47), y el Cuba de la Federación Nacional (1947–48); el inicialista sonorense Ángel Castro, que jugó con el Marianao en 1946- 47, hombre que en 1951 conquistó la triple corona de bateo en la liga Mexicana; el jardinero Jesús “Chanquilón” Díaz, que jugó para el Habana/Marianao (1946-47); el lanzador sonorense Alberto “Coty” Leal, que lanzó para el Marianao (1943-44), el Almendares (1946–47), y el Santiago de la Federación Nacional (1947–48); el destacado inicialista y jardinero Felipe Montemayor, que jugara para el Cienfuegos (1952-53); el camarero Vinicio García, que jugara para el Cienfuegos (1946–47), Cuba/Santiago (1947–48), y Marianao (1953–54); y el jardinero Epitacio “La Mala” Torres, nacido en 1921 en Villaldama, y que jugara para el Marianao (1943-44). El lanzador Alfonso Ramírez lanzó para el Cuba/Alacranes en 1947–48, mientras que Pedro Ramírez igualmente lo hizo para el Marianao en la temporada de 1943-44. El lanzador derecho Daniel Ríos, nacido en Texas, EEUU, pero que se desarrolló durante años en la liga mexicana, puede igualmente ser considerado como otros de los representantes mexicanos en la liga profesional cubana. Daniel jugó para el Marianao en la temporada de 1944-45. Con los Cubans llegaron a jugar peloteros mexicanos como Emilio Ferrer y Francisco Ramírez. Casi todos estos peloteros son actualmente miembros del Salón de la Fama de su país.

Felipe Montemayor

Felipe Montemayor

f. Panamá tuvo cinco representantes, pero observen que hay tres oriundos de la zona del Canal. El primero de todos ellos fue el lanzador zurdo Oscar Levis, que fuera el primer latinoamericano en jugar en la pelota cubana lanzando para el Almendares (1922–23), el Habana (1923-26), el Marianao (1926–27), y el Habana (1927–30, 1931-32). Los otros panameños fueron el lanzador Víctor Greenidge, el torpedero Frank Austin, el lanzador zurdo Patricio Scantlebury, que jugara en la invernal cubana e igualmente con los Cubans en la Liga Internacional, y el infielder Pablo Bernard que jugara para los Cubans igualmente.

Oscar Levis

El panameño Oscar Levis, primer latinoamericano en jugar en la pelota cubana

Pat Scantlebury

Pat Scantlebury

g. El aporte de Puerto Rico no fue muy grande, ya que este país contaba con su propio torneo profesional. No obstante, un pelotero boricua, el jardinero Luis F. Olmo, más conocido como el Jibaro, vino a jugar en la Federación para el Santiago/Leones (1947–48). Los otros boricuas que jugaron en Cuba lo hicieron por la vía de los Cubans de la liga internacional, entre ellos los destacados Nino Escalera, inicialista-jardinero, el lanzador zurdo Luis “Tite” Arroyo, quien después lanzara durante cuatro temporadas con los Yankees, y el antesalista Félix Torres.

Nino Escalera

Nino Escalera

h. República Dominicana estuvo representada por tres peloteros, entre ellos, Juan “Tetelo” Vargas, a quien se le puede considerar como el pionero de la pelota dominicana, hombre que jugaba el infield y los jardines, y que en Cuba jugó para el Habana (1929-30, 1942-43). El Estadio de las Estrellas Orientales en Santo Domingo lleva el nombre de este destacado pelotero. El infielder y lanzador Juan Delfín García (Bragañita) jugó con el Santa Clara en la década de los 30. Igualmente aparece el antesalista-jardinero Pedro Báez (Grillo A) que pereciera en vuelo de Cubana de Aviación de regreso a su país en 1948.

Juan Tetelo Vargas

Juan “Tetelo” Vargas

i. Venezuela tuvo once peloteros, siendo el primero de ellos el destacado lanzador derecho Alejandro Carrasquel, el Patón, quien jugó para el Cuba (1938–39), Almendares/Marianao (1944– 45), Cienfuegos (1946–47), y los Alacranes/ Santiago de la Federación Nacional (1947–48). Carrasquel fue el primer pelotero venezolano en jugar en Grandes Ligas, adonde llegó en 1939, justamente después de haber jugado en el Cuba de la invernal cubana. El Patón, quien era tío del torpedero Chico Carrasquel, jugó en las Mayores con los Senadores por seis temporadas y luego una con las Medias Blancas. Otro que jugó en la invernal cubana fue el inicialista Carlos Ascanio con el Cienfuegos (1940-41, mientras que varios luego jugaron con los Cubans en la Liga Internacional, como fueron el antesalista Luis “Camaleón” García, los infielders Pompeyo Davalillo, Elio Chacón (hijo del cubano Pelayo Chacón), los lanzadores Emilio Cueche, Julián Ladera, Elio Chacón, José Bracho, el receptor Dionisio Acosta, y el jardinero-lanzador Víctor Davalillo.

Alejandro Carrasquel

Alejandro Carrasquel, primer pelotero venezolano en la pelota cubana y en las Grandes Ligas

Luis Camaleón Garcia

Luis “Camaleón” García

Así que peloteros de once países jugaron en la pelota cubana, entre ellos peloteros de cinco países europeos. Muchos aprendieron de esta pelota y se desarrollaron, otros aportaron con su juego y enriquecieron el juego de los nacionales.

Notas: Proximamente se publicarán otras partes relacionadas con la historia del béisbol cubano y la influencia de peloteros americanos en el desarrollo de este deporte en Cuba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s